¿Los nuevos guardianes de la democracia?

IMAGE: CC BY-SA 3.0 Nick Youngson - Alpha Stock ImagesFacebook anuncia que ha descubierto y presuntamente desmantelado un intento de manipulación dirigido a las próximas elecciones norteamericanas a Congreso y Senado, un total de 32 páginas que, en lo que la compañía denomina un “comportamiento no auténtico coordinado”, habían publicado un total de 9,500 entradas de manera coordinada con 150 campañas publicitarias, con un gasto total de 11,000 dólares, y generando unos 30 eventos desde mayo de 2017. En total, unas 290,000 cuentas seguían al menos una de las páginas, orientadas fundamentalmente a fomentar el enfrentamiento en torno a temas raciales.

Sinceramente, creo que la denominación “coordinated unauthentic behavior” que Facebook otorga a este tipo de campañas de manipulación merece una cierta reflexión. Tengo pocas dudas de que el hecho de que un actor determinado se dedique a crear todo tipo de herramientas, páginas de diversos tipos, cuentas falsas para hacerlas crecer y parecer más importantes de lo que realmente son, campañas publicitarias extremadamente segmentadas para inflamar los ánimos de determinados colectivos, o eventos para crear conciencia de grupo en torno a ciertos temas supone, como tal, una amenaza a la democracia. Estoy seguro de que el hecho de que ese tipo de procesos de manipulación colectiva sean detenidos empleando para ello todos los medios posibles es algo positivo, un esfuerzo que vale la pena hacer, y un claro ejemplo de explotación maliciosa de una herramienta social. Permitir que ese tipo de actores siguiesen utilizando este tipo de metodologías para manipular el voto de los ciudadanos me parecería un desastre para la democracia, por mucho que algunos afirmen que la manipulación, en realidad, no es nada nuevo, que antes se llevaba a cabo mediante los medios de comunicación tradicionales o que cada uno es libre de dejarse influenciar por lo que buenamente quiera a la hora de decidir su voto.

Sin embargo, y a pesar del evidente interés de proteger la democracia frente a procesos de manipulación fraudulentos… ¿estamos seguros de que ese esfuerzo debe corresponder a compañías como Facebook, Twitter u otras que han sido precisamente protagonistas de esos primeros ejemplos claros de manipulación? ¿Realmente estamos en buenas manos si encargamos la protección de la democracia y su funcionamiento razonablemente genuino a este tipo de compañías? No me refiero a que no puedan hacerlo: sin duda, son las mejor situadas para detectar este tipo de fraudes o plantearse neutralizarlos, pero… ¿debe ser ese realmente el papel de las empresas privadas? Hablamos de compañías cada vez más poderosas, cuyo dominio no se ha visto prácticamente ni alterado por la reciente oleada regulatoria o intentos de control por parte de los gobiernos de distintos lugares del mundo, y cuyos objetivos corporativos se establecen en torno a magnitudes como el crecimiento, la facturación o los beneficios, no de elementos como la protección de la democracia o la preservación del equilibrio social. Ese tipo de objetivos corresponden, de manera natural, a las instituciones que la sociedad construye para supervisar su funcionamiento, a eso que denominamos administración y que se construye a distintos niveles, con unas ciertas reglas y sometida a un cierto equilibrio entre poderes y contrapoderes. Subcontratar esa vigilancia y supervisión a compañías privadas, y precisamente a las compañías que, con su previo historial de ingenuidad y falta de vigilancia, lo hicieron posible ya en una triste serie de ejemplos supone, a mi entender, un problema.

De nuevo: estas compañías, como creadoras y gestoras precisamente del sistema que los manipuladores utilizan para llevar a cabo sus campañas, están en la mejor situación para ser quienes patrullen y pongan bajo control esas iniciativas. Pero una buena parte de la coordinación de ese esfuerzo, seguramente, debería estar no tan solo a cargo de personas adscritas a esas compañías, sino de oficiales públicos dedicados a ejercer ese papel de refuerzo o garante de los procesos democráticos. Fundamentalmente, porque las compañías, y consecuentemente, las personas contratadas y pagadas por ellas, tienen otros objetivos prioritarios, y podrían hipotéticamente sostener múltiples tipos de conflictos de interés relacionados con esa función.

Por otro lado, diseñar una estructura que permitiese a oficiales públicos trabajar con las redes sociales para proteger la democracia podría suponer un nivel de supervisión y control que esas compañías no estuviesen dispuestas a aceptar, o ser visto como una posible injerencia del estamento político sobre la actividad de las empresas privadas. De hecho, en algunos países con democracias menos consolidadas, podría incluso terminar actuando al revés de lo esperado, como un organismo que se dedicase a impedir la expresión de movimientos políticos genuinos en las redes calificándolos como “comportamientos no auténticos coordinados”, al tiempo que se intentan proteger, por contra, los de las campañas organizadas por el gobierno de turno.

Sin duda, un problema multifactorial complejo, y una pregunta que queda en el aire: ¿a quién corresponde o debe corresponder, en plena era de la comunicación electrónica, las redes sociales y la ultrasegmentación, la protección de los procesos democráticos y la prevención de la manipulación masiva?

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “The new guardians of democracy?” 

 

14 comentarios

  • #001
    Aitor Menta - 2 agosto 2018 - 12:00

    Cualquier noticia que nos llega parece estar manipulada… entonces la pregunta es obvia
    Están los artículos de este medio manipulados. Están los comentaristas manipulados. Se eligen los comentarios que salen a la luz.

    Si la respuesta es que si, lo suponía, gracias por que quede un 5% de honestidad… Si la respuesta es que no que solo está moderado, entonces la pregunta es quien controla es a la vez promotor del artículo, parece poco fiable el sistema…

    Responder
  • #002
    Gorki - 2 agosto 2018 - 12:54

    Problema complejo por lo que conviene resolverlo como Jack el Destripador, por partes:

    – ¿Debe Facebook ehchar a quien “se dedique a crear todo tipo de herramientas, páginas de diversos tipos, cuentas falsas para hacerlas crecer y parecer más importantes de lo que realmente son”? – Por supuesto, le va en ello la credibilidad de su producto. Igual que Google busca y extirpa los diferentes trucos SEO, que hacen que parezcan relevantes sitios que no lo son. Es la base de su negocio.

    – ¿Nos podemos fiar sólo en esta actividad de control de Facebook? – En absoluto. Igual que si pagas lo que te piden Google te coloca en sitios relevantes aunque no lo seas, y a nadie le parece, (excesivamente), mal, no podemos tener la seguridad fiarnos de que Facebook debidanebte pagado no permita que alguien monte un “chiringuito”, con el fin de que su idea llegue al máximo de personas. En este caso ha habido por medio 11,000 dolares, (inapreciable ingreso para Facebook) y un tema especialmente miserable y peligroso “fomentar el enfrentamiento en torno a temas raciales”, pero ¿Qué habría pasado si el dinero en el asunto hubiera sido 2.000.000 de dolares, y el tema mas “aceptable” como por ejemplo solicitar la creación de una valla entre USA y Mexico?
    Sinceramente no podemos dejar en manos de una empresa privada cuyo fin declarado, (y totalmente legitimo), es conseguir beneficios que cuide la limpieza de la porqueiza en la que vive.

    – ¿Entonces quien tiene que hacerlo?- Evidentemente los servicios de seguridad del Estado, los mismos que vigilan que no haya pedofilia, o venta de narcóticos por la red.

    Claro está que estos servicios pueden permitir la acción de determinados grupos de determinadas tendencia política y perjudicar la de los contrarios. ¡Por supuesto! el grado en que actúen de una forma neutral, dependerá del grado en que la Democracia esté implantada en el país, Sera totalmente maniqueo en China y muy neutral en Suecia, en el resto de los países incluidos USA y España estarán en amplio tramo situado al rededor del punto medio.

    A uno le alegra ver que la Inteligencia USA descubre el apoyo de Rusia al actual Presidente, como le alegra que en el mandato de Rajoy se descubrieran la mayoría de los chanchullos de personas del PP y espera que en el futuro tanto en USA como en España, los servicios públicos tengan un comportamiento igual con una administración que con otra, pero posiblemente es porque soy de natural optimista.
    ,

    Responder
  • #003
    Isangi - 2 agosto 2018 - 12:59

    La responsabilidad es de los gobiernos y de todos nosotros como ciudadanos responsables.

    A corto medio plazo, NI IDEA de como actuar en esto, sinceramente, no hay medida buena factible que no tenga contrapartidas importantes en libertad y/o seguridad.

    A largo plazo para mi está claro: Educar, educar en lógica básica, en psicología básica, en como afetan los sesgos, en pensamiento crítico.
    Pero eso no lo veo posible, primero porque el “largo plazo” no es amigo de los políticos y segundo porque el “pensamiento crítico” (de verdad) es uno de los más fieles enemigos de cualquier partido político mínimamente grande.

    Que respuesta más pesimista me ha quedado…

    Responder
  • #004
    Curioso - 2 agosto 2018 - 15:42

    La democracia la practicaban las élites en la Grecia clásica que tenían sus esclavos. Hoy en día os quejais mucho que cuatro mangantes manejan la opinón pública… Pero la realidad es que siempre ha sido así. Por cierto que poco duran los comentaristas con opinión propia en este blog… Siempre estais los mismos

    Salud y …

    Responder
  • #005
    Benji - 2 agosto 2018 - 16:09

    Pero dejárselo a Facebook (que tiene que responder a sus inversores de toda ideología bajo el Sol) es muchísimo mas seguro que dejárselo a los gobiernos.
    Podría remitirme a China, pero mejor aquí en España. Unidad Editoria y Antena 3 afines al PP, Prisa y Mediaset para PSOE…

    Es imposible que teniendo la herramienta de nombrar “algo” como manipulación, no lo aprovechasen los gobiernos de turno para descalificar verdaderos movimientos ciudadanos.

    Jajajaja. Y en Cataluña y País Vasco sería otra herramienta para nacionalistas, para el PSOE en Andalucía o el PP de Madrid para tapar la corrupción. En fin, Enrique, no lo veo. Mejor que lo haga y controle alguien cuyo dinero debe seguir creciendo.

    Responder
  • #006
    Marcelo - 2 agosto 2018 - 16:40

    Respondiendo a la última pregunta : absolutamente a nadie. Lo único que se debe garantizar es un proceso electoral limpio donde se cuenten todos los votos, meterse a valorar quién manipula a quién y si eso es aceptable o no es una auténtica locura condenada al fracaso más estrepitoso. Por qué todo el mundo echa la culpa de lo de trump a los rusos y no a la Fox news (propiedad de un extranjero, por cierto) y toda la basura que vomita las 24 horas del día? No manipulan La Sexta, la iglesia, los sindicatos, El País o el abc? Los países tienen exactamente los gobernantes que merecen, ni más ni menos, ya es hora de aceptarlo.

    Ahora me acuerdo de un artículo en el país días después del referèndum del brexit donde una académica inglesa analizaba la maravillosa e idealizada democracia griega, y aquello era un indecente circo de corrupción, demagogia, compra de votos y demás miserias de la naturaleza humana, y por supuesto solo votaban unos cuantos. 2500 años después la cosa no ha cambiado demasiado. Por qué iba a hacerlo?

    Responder
    • Pepe - 2 agosto 2018 - 19:05

      ¿No manipulan los políticos cuando después de las elecciones se unen los perdedores para que no gobierne la lista más votada? Y no pasa nada.

      ¿Alguien se imagina si el campeón de la liga de fútbol perdiera el título porque el segundo y el último “pactan una coalición” para sumar sus puntos. Guerra civil…….

      Responder
      • acerswap - 2 agosto 2018 - 22:10

        Eso es algo que da para muchos debates. Por una parte está respetar la decision de la mayoria (que a veces tiene muy poca diferencia con el segundo mas votado). Por otra, que los representantes de varios grupos de personas lleguen a un acuerdo para una posición comun.

        Se pueden encontrar muchos alegatos en favor de cada opcion, y todos ellos muy legitimos.

        Responder
  • #009
    Antonio Gregorio Montes - 2 agosto 2018 - 18:15

    A quien corresponde, lo tengo claro: a ti, a mi… Lo que no tengo claro es la estructura para hacerlo ni los medios

    Responder
  • #010
    Garepubaro - 2 agosto 2018 - 18:32

    Es una campaña viral global, sobre todo de Facebook, otorgandose un poder que no tiene, dice que nos vigilan, que deciden que politicos llegan al poder etc … con estos mensajes virales se las quieren dar que son los mas poderosos e importantes del mundo hoy, ES AUTOPUBLICIDAD de Facebook sobre todo … pero todo es mentira, no pueden nada, ni saben nada de nadie, y solo estan preocupados a ver como mantienen la red social a flote mas bien, que van ha hacer con ella que no lo saben

    Ahora echando un vistazo a las paginas web de Facebook de los partidos politicos, lanzando mensajes a cual mas ridiculo cada dia, y la gente hace como que les sigue la corriente para distraerse sin creerse nada, es patético, ya no aguantaran demasiado en ir pidiendo una cuota, que nadie pagara, y en ir desmontando la red social como hizo MySpace

    Responder
  • #011
    xaquin - 2 agosto 2018 - 20:36

    Los faraones tenían pirámides y esclavos. La Grecia clásica tenia filosofía y esclavos. China se construyó una gran muralla religiosa (y real) pero tenía algo peor que esclavos…

    La tecnología no esclaviza, son los seres humanos. Estamos realmente en la infancia de la “no esclavitud”. Aunque pensamos que ya estamos maduros.

    Y no queremos convencernos de que es la educación no manipuladora la que libera, no el simple cambio de cadenas.

    Responder
  • #012
    acerswap - 2 agosto 2018 - 22:05

    Para empezar, yo creo que la responsabilidad de a quien votan los votantes y si se dejan manipular es de ellos, no de terceros, y deberia educarse a todos en que el voto es algo muy serio y debe ser meditado. Eso como punto basico de partida.

    En segundo lugar, que una empresa privada decida a quienes dar voz y a quienes no DENTRO de su plataforma no es tan descabellado, siempre y cuando la gente sea consciente de que lo que se le muestra está sesgado.

    Lo que si que sería incluso denunciable ante organismos internacionales es que un gobierno se dedique a controlar lo que se puede publicar y lo que no. Sería algo propio de una dictadura censora.

    Lo mas cercano a una solucion sería crear una red social que limite toda expresion politica, aunque claro, quizas seria demasiado aburrida solo con fotos de gatitos.

    Responder
  • #013
    Thomas - 3 agosto 2018 - 11:14

    Me cuesta creer que no se puedan programar detectores automáticos y Advanced Thread Analysis.

    Responder
  • #014
    LEON PARDO - 3 agosto 2018 - 11:43

    Democracia y voto son cosas totalmente distintas, que hay quien crea que democracia y voto son lo mismo está absolutamente manipulado.
    El sistema actual, es lo mas antidemocrático que puede existir, el sistema de partidos favorece descaradamente la corrupción, basta con corromper a unos pocos, incluso a solo uno de los jefes de partido para conseguir lo que se quiera.
    En los parlamentos hay una altísima proporción de funcionarios y abogados, que desde luego no son representativos de la población.
    Un sistema de sorteo como el que se empleaba en la antigua Grecia, sería mucho mas representatitvo y desde luego menos manipulable que lo que tenemos ahora.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG