El vehículo eléctrico y la voluntad de cambio

IMAGE: Creative Commons CC0 1.0 Universal Public Domain DedicationUn estudio llevado a cabo por un club de usuarios de Tesla demuestra que las baterías instaladas en sus vehículos pierden capacidad a un ritmo muy inferior con respecto al garantizado por la marca: alrededor de un 5% en los primeros 80,000 kilómetros, pero mucho más despacio a partir de ahí, lo que permite anticipar que mantendrán un 90% de su capacidad a los 300,000 kilómetros, y todavía un nada despreciable 80% a los nada menos que 800,000 kilómetros de vida, que merced a las características mecánicas de un motor eléctrico, resultan perfectamente realistas. Uno de los argumentos principales para dificultar el leasing de este tipo de vehículos, la incógnita sobre su valor de recompra derivada de la posible depreciación de sus baterías, prueba ser completamente falso: en los Estados Unidos, el 80% de los vehículos eléctricos se adquieren en régimen de leasing. Sí, su precio es todavía algo más caro, pero sus costes de operación y mantenimiento son dramáticamente inferiores, lo que justifica ya plenamente su adquisición en un muy elevado número de casuísticas.

Las evidencias son claras: la ansiedad debida a la autonomía de los vehículos eléctricos es, cada vez más, cosa del pasado. Los vehículos eléctricos, en su estado actual, son capaces de sustituir en torno al 90% de los vehículos que circulan incluso sin necesidad de infraestructuras de carga (utilizando únicamente la carga nocturna en el domicilio), y podrían ser protagonistas, si se llevase a cabo una transición, de un verdadero impacto sobre el cambio climático, con una reducción de más de un tercio de las emisiones. En Suecia se están probando incluso carreteras con infraestructuras de carga durante la circulación incorporadas. El hecho de que sean cada vez más las marcas del segmento más elevado que ponen en el mercado vehículos eléctricos de alta gama y autonomía elevada (además del conocido Tesla, cabe destacar el Jaguar I-Pace o el anunciado Porsche Mission E, ambos con 480km. de autonomía), existen evidencias cada vez más palmarias: UPS convierte progresivamente su flota de camiones de reparto en eléctricos y afirma que es el principio del fin para los motores de combustión. Londres lleva a cabo una transición a taxis eléctricos, capaces de gestionar la pesada carga de trabajo de un vehículo de transporte urbano con pequeñas paradas ocasionales de 25 minutos para cargar. Los autobuses se convierten en la nueva frontera del vehículo eléctrico y empiezan a generar volúmenes considerables de ahorro de combustible en algunos países, y surgen incluso aerolíneas que se plantean la transición a aviones eléctricos en diez años, con Noruega decidida a convertir todos sus vuelos internos y de corto alcance en eléctricos en 2040. Si te gustan los iconos, pronto podrás tener hasta una Harley-Davidson eléctrica.

¿Rangos reales de autonomía? Los 180 km de un Kia Soul o un BMW i3, los 200 de un Hyundai IONIQ o un Volkswagen eGolf, los 240 de un Nissan Leaf, los 300 de un Renault Zoe, los 380 de un Chevy Bolt o los 500 de un Tesla Model 3, por no entrar ya en vehículos en gamas de precios sensiblemente elevadas, vienen a demostrar dos cosas: por un lado, que las prestaciones de autonomía se han incrementado de manera sensible a lo largo de los últimos seis años y, por otro, que son muchísimas las personas que podrían funcionar de manera habitual con este tipo de vehículos. Los vehículos eléctricos son sencillamente mejores, pueden servir a muchos países para cortar significativamente la dependencia del petróleo importado, y pueden contribuir de manera importante a salvar el planeta.

Hasta aquí, todo bien. Avanzar en la transición del vehículo de combustión interna al vehículo eléctrico y acostumbrarse a las características de su uso, incluida su menor autonomía, sería simplemente una cuestión de voluntad, de comunicación de sus ventajas y de responsabilidad. Sin embargo, ¿cuál es la realidad de esa transición? Que la gran mayoría de las marcas de coches prefieren dilatarla lo más posible, y que incluso las que ya tienen modelos con cierto éxito en el mercado, prefieren no anunciarlos para no canibalizar las ventas de los otros, o no fabricarlos masivamente hasta dentro de unos años. ¿La excusa? Que el mercado no acepta vehículos con tan poca autonomía, como si todos recorriésemos todos los días más de cien kilómetros, o que no hay suficientes infraestructuras de carga, cuando lo normal sería, precisamente, no tener que depender en absoluto de ellas en el uso cotidiano. Motores híbridos  dimensionados de manera que la autonomía en uso exclusivamente eléctrico resulta completamente ridícula, que utilizan el motor eléctrico prácticamente solo para obtener mejores prestaciones, o que simplemente suponen un leve lavado de cara cosmético de la conciencia ecológica del usuario, una forma de hacerle sentir mejor mientras arrastra kilos y kilos de baterías propulsadas la mayor parte del tiempo por su motor de gasolina. La gran realidad es que nos hemos acostumbrado a utilizar vehículos absurdamente sobredimensionados para la gran mayoría de los casos de uso en los que incurrimos, y plantearnos aunque sea un mínimo cambio de hábitos es algo que nos resulta incómodo.

Decir que queremos un mundo mejor y más limpio queda muy bonito. Pero para cambiar el mundo hace falta algo más que tecnología: hace falta voluntad.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Do we have the will to switch to electric vehicles?

 

25 comentarios

  • #001
    Oscar - 25 abril 2018 - 18:21

    Mi duda es ¿Tenemos capacidad para generar toda la electricidad necesaria en caso de que nos volquemos al 100% en el motor eléctrico?. Por supuesto será progresivo, ¿Pero tendremos la capacidad de absorber tanta demanda?

    Responder
    • Mariano - 27 abril 2018 - 13:23

      Lo que no tenemos es posibilidad de seguir manteniendo el ritmo de consumo de petroleo, ya que el mismo se esta agotando.

      Asi que si hay que hacer mas electricidad se hara mas electricidad

      Responder
  • #003
    marcelo - 25 abril 2018 - 18:52

    Sí, posiblemente falte voluntad política y empresarial… pero desgraciadamente también falta mucho mucho mucho litio para hacer las baterías que sustituyan a miles de millones de motores de combustión, el otro día leí que ya ahora mismo el precio de las mismas no les estaba bajando precisamente a los fabricantes, por mucha economía de escala que le metiesen, así que plantearse una sustitución a total es una bonita ilusión con la tecnología actual. Petroleo todavía hay un montón pero el litio es y será escaso, y por lo tanto, caro… y encima es utilizado en hacer baterías para todo, no solo coches.

    Responder
    • Krigan - 25 abril 2018 - 20:18

      Que yo sepa, los precios de las baterías de litio siguen cayendo a todo trapo. Este artículo es de enero de este año:

      https://insideevs.com/lithium-battery-pack-prices-to-fall-from-209-per-kwh-now-to-100-by-2025/

      Responder
  • #005
    Gorki - 25 abril 2018 - 19:07

    El triunfo de los coches eléctricos sólo depende de las baterías, pues su único problema proceden de su poca autonomía y sus largos tiempos de recarga. .

    La solución está en tener otras baterías mas densas, que se experimentan. pero que aun no existen, o algo más sencillo, tener baterías de recambio. Si en su día se inventaron las casas de postas, donde las diligencias cambiabas los caballos, no creo que sea tan difícll establecer hoy unos centros. donde el cambio de baterías se haga en cuestión de unos minutos. Bastaria que las baterías fueran como el Butano que cada uno “adquiere” una bombona que le da derecho a las sucesivas recargas,, con compromiso de recompra del “casco”·cuando deje de utilizarlas..

    Si los diferentes fabricantes establecen un estándar de batería común para todos y un sistema de extracción y cambio operativo, tendremos coche eléctricos triunfando en seis meses. No creo que sea difícil, sólo la ambición de dominar el mercado, les impide hacer algo que sería magnífico para todos, (incluido los usuarios).

    Responder
    • Enrique - 27 abril 2018 - 09:06

      Los Superchargers de Tesla ya recargar el 80% en 20 minutos y en un corto futuro lo harán en mucho menos.
      No creo que triunfe tu modelo de negocio.

      Responder
  • #007
    Xaquin - 25 abril 2018 - 19:21

    Hace falta voluntad, hace falta educación, hace falta saber… y no tanto por parte de “los poderes establecidos” (incluídos empresarios varios), que también, como por parte de la población “de a pié” (o en coche eléctrico).

    No se muy bien, pero le estoy notando al blog un tufillo kantiano de cuidado… y puestos a pensar, pienso que al señor Kant no le disgustarían los “algoritmos pensantes”, siempre que fuesen un mínimo ilustrados.

    Responder
  • #008
    nick - 25 abril 2018 - 19:34

    No creo q el problema sea la voluntad. El problema es que sólo podemos tener UN coche….. y este ha de ser lo más polivalente posible. Hoy por hoy el coche eléctrico es un vehículo LIMITADO para un sector de la población que solo recorre menos de 100km al día y tiene un chalet para poder cargar su juguete durante la noche. Y q no le duela la tripa a tu nene y tengas que pedir un taxi por que no puedes usar tu coche en una urgencia por que se está…… cargando.
    Yo necesito un coche tanto para trabajar….. ir a la oficina (menos de 100km) pero también para ir una vez a la semana a Valladolid. (No capital, por si piensas en el AVE) y además los fines de semana hago muchas salidas de más de 400km y allí lo de las electrolineras es ciencia ficción. En la actualidad, los coches eléctricos son un anacronismo, son coches de Gama ALTA para darles un uso de coche URBANO….. vamos, un sin sentido para el 90% del público objetivo. Gastarse 100K€ en un tesla para ir a llevar al niño al cole. Por eso simplemente no triunfan…. aunque nos lo intenten meter con calzador y con ayudas públicas.
    Hago unos 25K Km al año…. yo no puedo comprarme un coche eléctrico.

    Responder
    • Lucio M - 25 abril 2018 - 23:57

      Tienes razón. Habrá que regresar a usar carretas tiradas por uno mismo, porque eso de los autos de combustión interna es algo que la gran mayoria de la actual población mundial no puede adquirir.

      Más o menos de eso iba tu comentario, ¿no?

      Responder
    • José Antonio - 26 abril 2018 - 17:18

      Es curioso, porque yo tengo un coche eléctrico y… no vivo en una casa con garaje si no en un piso con parking comunitario. Y no he tenido el más mínimo problema para ponerme un enchufe y cargar mi coche por las noches, seguramente debido a que la Comunidad no puede ponerme el más mínimo impedimento porque tengo la ley de mi parte. La misma ley que tienes tú. Todas las mañanas cuando voy a cogerlo me lo encuentro con el “depósito” lleno, y puedo hacer 100Km por poco más de 1€. Y no, no costó 100.000€, lo compré de segunda mano por 20.000€. Es que se nos olvida que no es necesario que sea nuevo. Si le duele la tripa a tu nene y tienes que coger un taxi, pues oye, tampoco va a ser una tragedia, supongo que no le duele la tripa tooooodos los días del año. ¿Y el resto de días que te estás ahorrando una pasta en gasolina, impuestos, peajes, zonas azules y mantenimientos además de contribuir a tirar menos veneno a nuestro aire?. Como dice Enrique, hace falta voluntad, pero voluntad por parte de todos, voluntad para informarse y no desinformarse, con eso ya habríamos ganado mucho.

      Responder
  • #011
    Krigan - 25 abril 2018 - 20:04

    Impresionante lo de China, que casi todos los autobuses eléctricos del planeta están allí, que Shenzhen ya tiene todos sus buses eléctricos, y que en el resto de China van camino de eso a velocidad de vértigo.

    Impresionante también lo de Noruega, que hasta los aviones de corto alcance van a ser eléctricos, que va camino de convertirse en la primera economía libre de petróleo del planeta, y con electricidad casi al 100% renovable.

    ¿Y España? Ni está ni se la espera. Aquí tenemos energía solar de sobra, pero no la aprovechamos, sino que desincentivamos su uso mediante el patético “impuesto al Sol”. Somos la anti-China y la anti-Noruega, pero luego nos lamentaremos de ir más atrasados que ellos.

    Responder
    • Gorki - 25 abril 2018 - 21:33

      ¡ Buenos modelos !- China, el país mas contaminantes del mundo, que obtiene la mayoría de la energía que consume de quemar carbón y Noruega, un país que deben creer que el CO2 se queda en el país que quema el petróleo, pues extrae sin tasa en el Mar del Norte todo el petroleo que pueden, pero no lo consumen en casa, lo exportan a todos los lados.
      También debe ser muy ecológico Arabia Saudi que no consume ni el 1 por mil de petroleo que extraen.

      Responder
      • Krigan - 25 abril 2018 - 23:10

        China se estuvo despreocupando durante mucho tiempo del tema ambiental, y el resultado fue el que fue.

        Las principales ciudades chinas acabaron teniendo un aire irrespirable, y eso que no tenían ni de lejos tantos coches como aquí. Pero, como dices, quemaban muchísimo carbón para producir la electricidad para los hogares y sus numerosas fábricas.

        Ahora lo están corrigiendo, y no solo con los buses eléctricos, sino también instalando fotovoltaica a marchas forzadas. China se está convirtiendo en toda una potencia mundial en la producción de electricidad fotovoltaica.

        Noruega exporta petróleo. ¿Y? El problema es nuestro, que se lo compramos. Y sí, la contaminación del petróleo afecta sobre todo al país que lo quema, no al que lo produce.

        Una de las razones por las cuales China quemaba tanto carbón es porque no querían depender del exterior en algo tan vital como el suministro energético. El carbón abunda en China, el petróleo no.

        Esta es otra de las cosas que deberíamos aprender de ellos. Aquí a la gente le dices de eliminar la dependencia energética del exterior y te miran como si les estuvieras hablando en klingon. Dan por asumido que nunca jamás de los jamases puede presentarse un problema de suministro de petróleo, y además es imposible.

        Si llega a presentarse un “escenario Mad Max”, habrá 2 civilizaciones que sobrevivan, la china y la noruega. En España volveríamos a la Edad de Hierro, mientras en Shenzhen los chinos seguirían yendo a trabajar con normalidad en sus autobuses eléctricos.

        Responder
    • Iván JMG - 28 abril 2018 - 18:33

      No, no contaminan, lo hacen las fuentes de energía siempre que no sean renovables, pero sea como sea no es culpa del coche.

      Responder
  • #016
    Asier - 25 abril 2018 - 22:34

    En el primer párrafo: “un club de usuarios de Tesla hace un estudio sobre sus baterías”.

    Y un poco mas abajo: “Uno de los argumentos principales para dificultar el leasing de este tipo de vehículos, la incógnita sobre su valor de recompra derivada de la posible depreciación de sus baterías, prueba ser completamente falso”

    Supongo que empezaremos a tomar como estudios cientícos, los que puedan realizar los integrantes de club de fans de apple sobre los iphone.

    He dejado de leer tras ese párrafo.

    Vengo a diario y lo seguiré haciendo porque me encanta el blog.

    Pero por la misma razón me ha parecido oportuno este conentario.

    Saludos.

    Responder
    • Jesús Pérez Serna - 26 abril 2018 - 09:15

      Si hubieras seguido leyendo hubieras visto que el argumento se demuestra falso no por un estudio de usuarios, sino por la realidad de que “en los Estados Unidos, el 80% de los vehículos eléctricos se adquieren en régimen de leasing.”
      Son adquisiciones, no opiniones.

      Responder
  • #018
    eldelaplazoleta - 26 abril 2018 - 03:58

    Hablando sobre la degradación que sufren las baterías de los coches Tesla, creo recordar un video, del tipo éste español que tiene un modelo “S” en Noruega (si la memoria no me falla) y cuelga videos en Youtube, donde venía a corroborar un poco lo que aquí se está comentando. En contra de todos los datos que afirmaban que las baterías bajarían de rendimiento entre un 8-10% pasados un determinado número de Kilómetros recorridos y sus relativos ciclos de carga, él mismo explicaba que las baterías de su coche apenas se habían degradado un 2-3% llegado a ese punto. No sé si es algo extrapolable al resto de baterías de la marca (Tesla), o al resto de baterías eléctricas en general.

    Los coches de Tesla van conectados permanentemente a la fábrica, por tanto los datos de todos y cada uno de sus coches estarán registrados. Supongo que en algún momento harán un estudio (si no lo han hecho ya) y verificarán o desmontarán la información.

    De ser cierto, la principal conclusión que yo saco es que la batería que se instale en un vehículo se estrenará con él y con él se irá al desguace en la mayoría de los casos. La vida media de un coche particular actual, en mi opinión, está en torno a los 300.000 y los 500.000 Kms, como mucho, dependiendo del uso y el mantenimiento que le hayas dado. Para recorrer medio millón de kilómetros hay que “zapatear” bastante si no eres profesional (taxista, transportista, etc), y los que hacen un uso intensivo del coche los suelen cambiar más a menudo, antes de llegar a esas cifras para evitar problemas en la carretera.

    Se ha planteado varias veces la cuestión de que las baterías fuesen intercambiables, tanto para la recarga de las mismas (una verdadera locura) como para la sustitución a varios años vista (entorno a los 10-12 años), y así poderle dar una segunda vida al coche usado. Si al final se confirma que la degradación no es tan acusada como se declaró en un principio, la mayoría de los coches particulares “nacerán” y “morirán” con la misma batería. Se creará un mercado de segunda mano donde los coches con varios años de uso se valorarán dependiendo del desgaste de sus baterías y de los ciclos de recarga restantes. Habrá gente a la que le valga un coche teniendo una batería con la mitad de autonomía de cuando se estrenó. Quién sabe si veremos coches plantados en las huertas para usarlos como sustitutos de generadores eléctricos, o en los garajes de los domicilios para usarlos en su último ciclo de vida como fuente alternativa de almacenaje y alimentación de la red eléctrica interna.

    Si puedes estirar un coche hasta los 15-20 años, no le veo sentido invertir una cantidad importante de dinero que vale renovar las baterías y tener que tirar otros 15-20 años más para amortizar el gasto. A no ser que el coche esté inmaculado (para la reventa) después de 20 años de uso y te hayas fundido, literalmente, las baterías. O bien el precio de recambio de baterías de desploma y no hay problema en cambiarlas, o estás muy encariñado con tu coche y las cambias por puro placer, de lo contrario aguantarás el coche a medio gas hasta que lo jubiles porque la batería no da más de sí.
    Resumiendo: si tienes pasta, cuando la batería decaiga, lo venderás y te compraras uno nuevo. Si no tienes dinero estirarás la batería del coche ya sea comprado nuevo o de segunda mano hasta que lo retires de circulación. Cambiarle la batería será algo excepcional.

    #001 Sí. Sin ninguna duda. Al principio habrá desajustes propios del desarrollo del cambio de modelo energético pero la tecnología y la capacidad están ahí ya disponibles.

    Hay quien dice que las redes eléctricas en Europa están infrautilizadas: https://elperiodicodelaenergia.com/las-redes-electricas-de-europa-estan-infrautilizadas-y-pueden-hacer-frente-al-boom-de-vehiculos-electricos/
    Yo no llego a tanto, visto lo visto en anteriores inviernos en Alemania, norte de Europa y Francia. Lo que sí se sabe es que en España tal afirmación es cierta. La “cagada” de Gobierno y empresas eléctricas al instalar plantas de generación de ciclo combinado, absolutamente infrautilizadas y que nos cuestan un riñon tenerlas activas, pueden hacer de España uno de los países mejor preparados para la transición energetica. Aquello de hacer de los fallos una virtud. Hay capacidad de generar energía más del doble de la que consumimos, sin tener en cuenta las futuras instalaciones de plantas de energía renovable. Será por sol… otra cosa es que lo aprovechemos.

    Por último, y acabo (por fin (lol) ), cuidado con “los rojos que vienen”, los chinos. Que no se duerman el resto, que quién golpea primero golpea dos veces y los chinos se han tomado en serio el tema. Son como los japoneses de mi época, copiaban una cosa y la hacían mejor y más pequeña. Hasta ahora en China solo copiaban de manera ínfima pero están empezando a crear sus propios productos de calidad y a precios más que competitivos. Para muestra las marcas de teléfonos móviles Xiaomi, Huawei, etc. Con los automóviles eléctricos (coches, autobuses, camiones, motos, hasta patinetes) van a por todas.

    Responder
    • Krigan - 26 abril 2018 - 21:27

      Pues sí, China se está tomando muy en serio el tema, y ya no solo por los vehículos en sí, sino también por el lado del necesario suministro eléctrico, con la instalación masiva de fotovoltaica. Pero es que además en muchos procesos de fabricación el coste de la energía es importante, y la fotovoltaica es cada vez más barata.

      Pronto será la forma de electricidad más económica (ya es una de las que más), lo cual mejorará sustancialmente la competitividad de muchas fábricas chinas. Como dices, más nos vale no dormirnos.

      Responder
  • #020
    Luis Hernández - 26 abril 2018 - 09:07

    Según estos datos y estos datos cada español recorre diariamente aproximadamente unos 30km. en coche. Para ello dedica unas 260 horas al año, más otras 75 horas para buscar aparcamiento.

    Llevo ahora algo más de un año desplazándome en bicicleta electrica, a razón de 34 km diários (algo más de una hora diaria), usándola casi todos los días salvo cuando llueve o nieva. En total cerca de 6000Km. Por increible que parezca, tardo prácticamente lo mismo que en coche, no dedico ningún tiempo a encontrar aparcamiento, el coste en electricidad es inapreciable, disfruto enormemente de mis desplazamientos mientras hago ejercicio al ritmo que me apetece llevar, y el mantenimiento es mínimo.

    Las baterías eléctricas apenas se han degradado en este tiempo, aunque el indicador de la batería restante me parece menos fiable con el tiempo. Eso si, en invierno, con temperaturas bajo cero (bien abrigado se va perfectamente) las baterías pierden cerca de un 30% de autonomía, que se recupera con el buen tiempo.
    He cambiado los discos de freno 4 veces y la cubierta trasera y la cadena una vez.
    El motor no necesita aceite, ni mantenimiento alguno. No se calienta, no emite ruidos y tiene el tamaño de la palma de mi mano.
    Llevo un par de alforjas que monto y desmonto en apenas 10 segundos, donde llevo ropa para cambiarme, el cargador, comida… y aun me sobra espacio. Con un remolque para bicis podría hacer la compra perfectamente.

    La bicicleta eléctrica, como las motos eléctricas (Xiaomi acaba de anunciar una por menos de 1000€ con 120 km. de autonomía) son una alternativa real para los desplazamientos diários. La única pega que le veo, sobre todo en desplazamientos interurbanos, es la falta de seguridad debido a carreteras que no se han diseñado pensando en este tipo de vehículos.

    Responder
  • #021
    Juan - 26 abril 2018 - 09:52

    Dices ” incluso sin necesidad de infraestructuras de carga (utilizando únicamente la carga nocturna en el domicilio)”.

    La mayoría de la gente (en las ciudades, al menos) vivimos en bloques de pisos. Muchos de ellos sin parking, así que cargar por la noche en el domicilio no es viable.
    Incluso en aquellos edificios con parking, lo habitual es no tener tomas de electricidad individuales por plaza. Hablamos de invertir en recablear todo el parking, instalar contadores y algún sistema de seguridad que evite que el vecino cargue en tu enchufe.

    Llegaremos a ello, ojalá más pronto que tarde, pero sí necesitamos infraestructuras para todos aquellos que no vivimos en unifamiliares.

    Responder
    • Jose Antonio - 26 abril 2018 - 17:23

      No tienes ninguna necesidad de instalar un contador ni de recablear ninguna instalación. Yo utilizo mi propio contador y mi coche eléctrico es un electrodoméstico más de mi casa. He tirado mi propio cable hasta mi plaza. No he necesitado ni siquiera subirme la potencia contratada, dado que cargo de madrugada. Como sistema de seguridad, un simple cajón con un candado del cual sale el cable con el conector hacia el coche. Lo tengo así desde noviembre de 2017 y no me ha pasado nada. Y sí, estoy de acuerdo en que la dificultad es con los usuarios que no tienen plaza de parking propia, ahí es más complicado ciertamente.

      Responder
  • #023
    isangi - 27 abril 2018 - 12:17

    Ese perdida en las baterias es excepcionalmente buena.

    Interesaría ver también como es la perdida respecto al tiempo, y, por ejemplo despues de 6 meses parado un coche electrico.

    Responder
  • #024
    Jose Luis - 6 mayo 2018 - 09:29

    Aparte de voluntad, también hay que facilitar la transición y la conversión. Estoy restaurando un coche de 41 años y puesto que está completamente desmontado, quería aprovechar para convertirlo a 100% eléctrico y ha sido
    imposible, no por cuestiones técnicas, sino por la complejidad y elevadísimo coste de su homologación para q pueda circular. Para que os hagáis una idea, cuesta más homologarlo que motor+batería+instalación.

    Responder
  • #025
    Refulge - 7 mayo 2018 - 20:44

    A mí me hace mucha gracia lo de la voluntad de cambio. ¿Por qué no se mira la voluntad de cambio en los barcos, uno de los tipos de transporte mas contaminante tanto para el aire como para el mar? ¿O porqué no se pone el foco en el aislamiento térmico de los edificios, otro de los máximos contaminantes en las ciudades debido a la ingente pérdida energética que generan? ¿O a la agricultura y ganadería, que igualmente son infinitamente más contaminantes que el transporte con los pesticidas y metanos generados? ¿Por qué no se le exige a la Administración que cambie todos los autobuses por eléctricos primero, si eso es lo que queréis? ¿Por qué no abrimos la mente en vez de volcarnos en los prejuicios arrastrados de épocas pasadas en los que la contaminación era sólo el humo QUE SE VEÍA de los tubos de escape? ¿De dónde sale la electricidad en España, de quemar qué? ¿Queréis contaminar más con un eléctrico que con un motor de combustión? Fijación absurda con el coche y prejuicios absurdos sin mirar más allá del dedito que nos hacen mirar en vez de al cielo de cosas mucho más trascendentales que hay detrás…

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG