La revolución de los datos

IMAGE: Alexander Bedrin - 123RFMe llama la atención que el tema no oficial, pero si omnipresente de este Mobile World Congress de 2017 sea, mires prácticamente a donde quieras mirar, la revolución de los datos. En muy poco tiempo, hemos pasado de desarrollar actividades empresariales y centrarnos en que su planteamiento sea lo más competitivo posible, a buscar un fin que aunque esté obviamente muy relacionado, se plantee de una manera completamente diferente: centrarnos en que esas actividades generen la mayor cantidad posible de datos.

Tratar de interpretar las series históricas de eventos como el MWC requiere, por un lado, peinar algunas canas y, por otro, tratar de no verlo todo a través de un prisma de un solo color. Para alguien que trabaje en infraestructuras, es posible que todo lo que vea desde que entra en el MWC por el pabellón 1 hasta que sale por el 8 tenga que ver con cloud computing, con integración de datacenters, o con 5G. Para el que trabaje en seguridad, todo lo que verá serán, seguramente, cuestiones relacionadas con este aspecto. Capturar el elemento común, ese “the next element” convertido en tema oficial del evento, requiere una visión de conjunto, una abstracción tomando algunos pasos de distancia. Y mi impresión persistente es que ese tema omnipresente es la reinterpretación de todas las actividades empresariales a través del prisma de los datos: los datos convertidos en la auténtica gasolina que mueve el negocio.

El primer anuncio importante del MWC fue, sin duda, esa 4ª plataforma de Telefonica que reorienta toda la compañía precisamente a eso, a la gestión de los datos del usuario (muy relevante en ese sentido la entrada del propio Chema Alonso en la que describe y trata de aclarar el planteamiento al margen de visiones conspiranoicas): la transformación digital de una operadora es absolutamente necesaria para evitar su comoditización total, y esa transformación requiere una atención exquisita al dato, así que APIficaremos toda nuestra actividad y la haremos girar en torno a eso. Que sí, que el fin último es que los servicios sean mejores y no te quieras ir… pero todo ello, gracias a la generación y la explotación de datos. Todo el negocio, planteado en torno a los datos que generas como usuario, y en la manera de ofrecértelo con las reglas y las garantías adecuadas para que lo entiendas como algo positivo, no siniestro.

Pero en realidad, da lo mismo quién seas: si eres Telefonica, perfecto, la cosa parece clara. Pero si eres una marca de coches – hace cuatro años solo había una, Ford, y este año ya son multitud – el planteamiento será el de reorientar toda la experiencia de un usuario a, de nuevo, la generación de datos. ¿Qué es, como comenté ayer en mi charla en el stand de Seat, el vehículo conectado? Simplemente, una manera de intentar mejorar el conjunto de producto y servicio de una compañía de automoción gracias a los datos que genera un vehículo que almacena y transmite todo lo que hacemos con él. Desde esa Tesla pionera que en 2013 decidió incluir la conectividad total de sus vehículos mediante un acuerdo con AT&T en el precio de los mismos (cuatro años de conectividad prácticamente ilimitada con cada vehículo vendido) hasta que ayer, la primera marca grande, Chevrolet, anunció lo mismo por $20/mes, todo encaja perfectamente: un coche ya no es un vehículo para desplazarte de un punto a otro, sino un enorme ordenador con ruedas convertido en la máxima expresión de la tecnología móvil, y que por tanto, tiene todo el sentido del mundo mostrar en un evento como el MWC. Todo en la idea del automóvil conectado apunta a lo mismo: generación constante de datos para poder convertir la experiencia del usuario en algo infinitamente más versátil, pasar de vender un producto, a vender una solución completa que lo incluye todo, y se basa en la explotación de los datos que el usuario genera con su vehículo. Eventualmente, ese usuario dejará de tener una participación activa en la conducción, o el vehículo podrá dejar de ser suyo y convertirse en un modelo de uso mediante login similar al de un Chromebook (cualquier coche pasa a ser “tu coche”, con tus presintonías en la radio, la posición de tu asiento, tus parámetros de conducción o tus sitios habituales en el GPS en cuanto te identificas al entrar en él), o veremos cómo se integran en el precio y la experiencia del vehículo cuestiones como el mantenimiento o el seguro, pero todas esas posibilidades estarán alimentadas y tendrán sentido gracias a  la generación constante de datos.

La revolución de los datos y la transformación digital se expresa con absoluta claridad en esos momentos, cuando eres capaz de pasearte por la inmensidad de un MWC y cuando vuelves a tu hotel agotado te das cuenta de que todo, prácticamente todo lo que has visto tenía ese hilo conductor común. Si algo va a cambiar en los próximos años va a ser eso, la orientación de toda la actividad empresarial a la generación y explotación del dato, a su análisis constante mediante todo tipo de técnicas de machine learning, y al replanteamiento de las ventajas competitivas de todas las compañías, independientemente de su actividad, en torno a ello. Todo eso que llevas tiempo explicando en clase, esa transformación digital que incluye las relaciones con los clientes, los flujos de datos internos y el replanteamiento del modelo de negocio, convertida ya en un elemento común a todos los negocios, y con la idea de que aquellos que no lo vean, simplemente dejarán de ser competitivos.

Si no has empezado con ese ejercicio, con esa reinterpretación completa de tu negocio – sea el que sea – en torno al dato… ya estás llegando tarde.

 

 

 

This article was also published in English at Forbes, “Data: the next element

10 comentarios

  • #001
    ESCEPTICO - 2 Marzo 2017 - 10:45

    El otro día te pedí que borrarás todos mis posts. Ya que parafraseando a Chema:

    “Tus datos generados, son tuyos. Tú decides que hacer con eso. Estamos a favor de la Data Portability, a favor de que tú puedas hacer lo que quieras con ellos”

    y AHORA TU forma de entender a experiencia de usuario:

    “Y si quieres irte, ya sabes donde está la puerta, pero los comentarios anteriores se quedan, porque en muchos casos son parte de hilos que perderían el sentido si los eliminase, y porque tendría que borrarlos manualmente, y no pienso invertir el tiempo necesario para ello…”

    Simplemente, se puede no estar de acuerdo con la deriva de la línea que últimamente mantienes, y por ello mis posts no son dignos de estar expuestos en tu blog. Si censuras, nunca te he faltado al respeto, ok es tu derecho, pero se consecuente y borra todos mis posts expuestos en tu empresa “Enrique Dans S.L” y deja de lucrarte con ellos.

    Responder
    • JB - 2 Marzo 2017 - 17:06

      Escéptico: confundes posts con datos personales. Bueno, seguramente tú no te confundes sinó que intentas confundir…

      Responder
  • #003
    menestro - 2 Marzo 2017 - 12:11

    Enrique, me parece estupendo que quieras adornar lo que ha presentado Telefónica, pero como ya se ha mencionado, no sólo yo, no es ninguna ‘revolución’, sino un artefacto de marketing para que el usuario acepte de forma explícita el consentimiento en la cesión de datos, que exige la UE a los ISP para poder revender los mismos.

    La coletilla adicional, de que ellos nos protegen de Amazon, Google, o Netflix bloqueando el uso que hacen de esos datos, es simplemente patibularia y conducirá con toda probabilidad, a una intervención de las autoridades de competencia, como ha sucedido anteriormente.

    Todos los tratamiento de datos, incluidos los meta-datos y similares están sujetos a la misma normativa.

    Y se exige que el usuario dé, tanto su consentimiento explícito para su tratamiento ajeno al servicio para el que se han contratado, como la cancelación inmediata y sin otra dilación de los mismos, a través del mismo servicio, a primer requerimiento del interesado.

    Y se aplica para todos, ya sea AT&T, Ford o cualquier servicio IoT.

    Así de sencillo.

    (Lo de Chema Alonso prefiero no comentarlo, ya da bastante verguenza ajena todo este asunto. Y es por algo.)

    Yo también os devuelvo el control sobre vuestros datos. Gratis.

    Política de datos – Facebook

    Tus datos – Google Privacidad

    Individuals in Europe – Privacy Shield

    Responder
  • #004
    Carlos Quintero - 2 Marzo 2017 - 13:28

    Bueno, lo primero que tendrían que hacer las compañías con los datos de un usuario es permitir a este cambiarlos una sola vez (ej: correo electrónico, móvil, dirección) y que se cambien en TODOS los sitios donde quiera que los tengan almacenados sin unificar. En los últimos meses he dejado de usar dos direcciones de correo electrónico que venía usando durante años y el resultado de intentar cambiarlas en algunos de los sitios web que uso han sido lamentables:

    – Mapfre: tienen una web del cliente donde te los puedes cambiar, pero “solo afectan a esa web”. Para cosas importantes como notificarte el progreso de un parte usan los datos antiguos, que para cambiártelos tienes que llamar por teléfono sí o sí (¡toma ya!…). Y si no sabías lo de la doble administración para los cambios, se siente. Hablamos de una empresa para la que al menos en 2013 el cambio de domiciliación bancaria por Internet tenía horario de oficina, puesto en su web. Creo que a día de hoy ya se han percatado que las solicitudes por internet no pueden tener horarios…

    – Apple: cambio mi dirección correo de login para Apple Id y aparentemente todo OK. Pero al cabo de semanas noto que los correos de mis compras siguen enviándose a la dirección antigua. Les abro una incidencia y aparentemente me lo resuelven. Meses más tarde noto que en mi iPad (pero no en mi iPhone) me sigue apareciendo el login antiguo de Apple Id en las notificaciones 2FA para autorizar un acceso. Creo que se va a quedar así hasta que cambie de iPad….

    – Microsoft: llevo cerca de dos meses cambiando mi dirección de correo en todos sus sitios (que por razones personales y profesionales son muchos). Sigo recibiendo correos en la dirección antigua, y en muchos casos no tienen en la parte final el enlace típico para darte de baja o cambiar la dirección de envío. Ya me he rendido.

    Cuando apliquen el “fix the basics” a ese caso de uso ya me pueden empezar a hablar de otros casos de uso.

    Responder
  • #005
    Cristina - 2 Marzo 2017 - 15:55

    Que interesante!!! me ha gustado el hilo conductor, hace poco navegaba y buscaba informacion que no sabia ni de que fuente iba a salir…pero note una clara mejoría en la interpretacion de mis resultados y similitudes de búsquedas.. Tuve como un deja vu donde el tema de la busqueda era el protagonista, y en las similitudes de búsquedas, encontraba nuevos escenarios adecuados a mi estilo de navegación. fue muy sutil pero tuve esa clara percepción y no me molestó, al contrario me ayudaba concretar mi conocimiento.

    Responder
  • #006
    Xaquín - 2 Marzo 2017 - 18:44

    No quiero ser “conspiranoico”, pero aporto mi total desconfianza a esta sociedad, para manejar positivamente los datos personales del ser humano.

    La naturaleza lleva muchos años haciéndolo (ADN) para favorecer una evolución positiva y, por suerte, no tiene “cabezas pensantes” (un poder establecido) que dirija torticeramente el proceso. Y aún así hai fallos, claro.

    Las meteduras de pata que pueden hacer los trumps de esta sociedad establecida ni te cuento.

    Y sigo diciendo que me atraen este tipo de entradas ,donde se plantean retos tecnológicos, a los que debe enfrentarse (por evolución) una humanidad que quiera ser libre.

    Responder
  • #007
    Krigan - 2 Marzo 2017 - 23:22

    Me puedo creer que Chema Alonso verdaderamente crea en lo que predica, pero mi escepticismo es máximo en lo que se refiere a Telefónica. Simplemente no soy capaz de ver a esta empresa haciendo algo que sea mínimamente puntero. ¿No se supone que las telecomunicaciones son el negocio suyo de toda la vida? Pues no empezó a ofrecer FTTH hasta años después de que lo ofreciese el binomio formado por Adamo y el Principado de Asturias. Por supuesto, en otros países ya se ofrecía FTTH antes de que lo hiciesen Adamo y el Principado.

    Otro ejemplo. Telefónica le está dando mucha importancia al mercado de los contenidos de vídeo… pero Yomvi da pena técnicamente si lo comparamos con Netflix y Amazon Prime Video, e incluso con la relativamente atrasada HBO. Baste decir que hasta hace poco Yomvi ni siquiera te conservaba la posición en la que te quedaste viendo un capítulo o peli, y ni siquiera te indicaba por cuál capítulo de una serie vas, que son 2 prestaciones bastante básicas e importantes para el usuario, y muy fáciles de implementar.

    Así que lo siento, no me creo que esta empresa vaya a ser la protagonista de ninguna revolución tecnológica, porque ni siquiera llega al nivel de empresa técnicamente avanzada.

    Por lo demás, ya hemos pasado del “no cobraremos peaje por los datos de nuestros usuarios” al “no sabemos si cobraremos por ellos”. Apuesto a que cuando se produzca el lanzamiento estaremos ya en la fase “solo cobramos un poquito”. Y a encasquetarle la nueva “maravilla” a toda clase de clientes que ni siquiera sabrán en qué momento aceptaron eso, y que por supuesto no verán el más mínimo descuento en su factura. Eso sí, se les hará “pagos” por (hipotético) valor de “muchos euros” en forma de cosas que nunca desearon tener, estilo un paquete de canales de tv.

    Fíjate tú. Si el paquete de tv que nunca contrataste ni ibas a contratar cuesta 10 euros al mes, y te lo enchufan gratis 3 meses, eso son 30 euros que te dan, ¿no? ¡Hay que ver cuánto valen tus datos! Y la bondadosa Telefónica solo cobró 3 euros por dar acceso a esos datos.

    Por ahí van a ir los tiros, y si estoy tan seguro de mi predicción es porque me baso en la suposición de que Telefónica va a seguir siendo lo que ha sido toda su vida.

    Responder
    • menestro - 3 Marzo 2017 - 10:35

      Se puede ser un zoquete y también deshonesto. Nunca lo olvides, Krigan. Somos una potencia mundial en ese tema.

      Los tontos parecen ‘buenos’ y eso es lo que venden.

      Responder
      • Krigan - 3 Marzo 2017 - 18:27

        No conozco mucho la trayectoria de Chema Alonso, así que le concedo el beneficio de la duda, que es lo que suelo hacer.

        Ahora bien, Telefónica… eso es como si me dijeran que una vaca bien entrada en años de repente se va a transformar en gacela. Y se me ocurren otras comparaciones que no serían tan benévolas, pero sí igualmente ciertas.

        En cuanto a Pallete, aparte de que es como dijiste el delfín de Alierta, lleva ya casi 11 meses en el cargo, y todavía no se ve ni el más mínimo atisbo de que esté transformando a Telefónica. No, la Cuarta Plataforma no es un atisbo porque de momento no es nada. Yo me refiero a cosas que ya se hayan hecho en estos 11 meses, y de momento no hay nada de nada, es la vieja Telefónica de toda la vida.

        Y no será porque no haya cosas que cambiar.

        Responder
  • #010
    Sergi Rodrigues - 3 Marzo 2017 - 18:46

    Enrique, ¡me has alegrado el día!

    “Si algo va a cambiar en los próximos años va a ser eso, la orientación de toda la actividad empresarial a la generación y explotación del dato, a su análisis constante mediante todo tipo de técnicas de machine learning,…”

    Soy de los pocos locos q hace 15 años por puro placer me hice el doctorado en IA (en aquel entonces era mision imposible que alguien te contratase para trabajar en eso, aparte de cosas militares o aledañas), y para colmo me dediqué desde entonces a “desarrollar en la nube” ya desde antes incluso, cuando nadie le llamaba nube.

    En fin, esperemos que tus profeticas palabras se cumplan…. me va a sobrar el trabajo, y las ideas de negocio no cesan de brotar!

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG