Trump y los tiempos oscuros

Donald Trump's world - Cartoon by Patrick ChapatteMi columna en El Español de esta semana se titula “Tiempos oscuros“, y habla, como no podía ser de otro modo, de la elección de Donald Trump como cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos y de lo que esto puede suponer para el país norteamericano, para los derechos civiles, para la industria tecnológica o para la innovación en su conjunto.

Si la victoria de Donald Trump fue una sorpresa para muchos, los efectos secundarios inmediatos de la misma no lo son en absoluto: brotes epidémicos de ataques racistas en todo el país por parte de votantes que ahora se sienten plenamente legitimados, protestas de los que sienten que “ese no es su presidente” o incluso que sienten la jornada electoral como “un robo y una violación“, e incluso la propuesta de una alternativa secesionista que pretende la independencia de California, un CalExit que daría lugar a la sexta economía más importante del mundo.

Semejantes reacciones no son especialmente sorprendentes si consideramos el perfil del que, si nada ni nadie lo impide, será proclamado nuevo presidente el próximo enero. La industria tecnológica en su conjunto, con la excepción de Peter Thiel, dejó perfectamente claro su rechazo a Trump durante la campaña electoral, y se encuentra ahora con una victoria que glorifica la economía “tradicional”, que desprecia abiertamente la contribución de unas compañías tecnológicas que con la administración Obama se convirtieron en el auténtico orgullo del país, y que promete desde sanciones aplicando la legislación antimonopolio hasta boicots por no abrir el iPhone al FBI (él mismo utiliza un terminal Samsung desde aquel evento), pasando por la eliminación del programa de visado para inmigrantes con perfil tecnológico, la imposición de barreras arancelarias a la importación de productos fabricados en el sudeste asiático o la eliminación de la neutralidad de la red. La única excepción a la catástrofe viene de la prometida rebaja de impuestos a la repatriación de beneficios, que podría llevar a que muchas compañías aprovechasen para llevar ventajosamente al país las cuantiosas sumas generadas por sus operaciones en mercados exteriores.

El panorama es pavoroso para Silicon Valley, como refleja el tono de la carta dirigida por Tim Cook a sus empleados tras el resultado electoral. Un presidente que odia declaradamente el clima inclusivo y abierto de las compañías tecnológicas, que es visto como un auténtico fósil de otros tiempos, que desprecia sin reparos todo lo que no sea masculino, blanco y norteamericano, y que resulta completamente insensible a problemas tan importantes como el cambio climático hasta el punto de condenar al ostracismo a las energías renovables es como para echarse a temblar. Estoy completamente de acuerdo con la inmensa mayoría de lo que Aaron Sorkin dice en su carta abierta:

“It’s hardly the first time my candidate didn’t win (in fact it’s the sixth time) but it is the first time that a thoroughly incompetent pig with dangerous ideas, a serious psychiatric disorder, no knowledge of the world and no curiosity to learn has.”

[Traducción: “No es la primera vez que mi candidato pierde (de hecho, es la sexta vez), pero es la primera que gana un cerdo totalmente incompetente con ideas peligrosas, con un trastorno psiquiátrico grave, ningún conocimiento del mundo y ninguna curiosidad por aprender”.]

Que no sepa manejar un ordenador o carezca completamente de cultura tecnológica es ya lo de menos: con la excepción de Barack Obama, auténtico geek de honor al que echaremos muchísimo de menos, es tristemente habitual, aunque no debería considerarse disculpa, que la mayoría de los políticos sean completos ignorantes en ese sentido. Pero más allá de los lamentos, la industria debería hacer algo de autocrítica: ¿hasta qué punto la victoria de semejante majadero no es el resultado de una brecha social cada vez mayor provocada precisamente por el éxito de la industria tecnológica?

Muchas voces apuntan que en gran medida, la victoria de Trump se debe a Facebook. Por mucho que Mark Zuckerberg lo niegue, la evidencia es que la ausencia de mecanismos de control en la red social llevó a que miles de páginas se dedicasen a esparcir constantemente información tendenciosa y completamente falsa con supuestos escándalos y mentiras de todo tipo que aprovecharon esa característica de la red para difundirse con total eficiencia: en Facebook no puedes publicar una fotografía en la que salga un pezón, pero sí puedes difamar, insultar, mentir y difundir información completamente falsa sin que pase absolutamente nada. Y si bien la idea de un control editorial en una red social puede resultar compleja, la idea de que esa misma red se haya convertido en el lugar en el que millones de votantes hayan visto reafirmadas sus creencias absurdas gracias a la construcción de infinitas cámaras de espejos en las que veían sus fantasmas reflejados en edición corregida y aumentada resulta, cuando menos, pavorosa… y mucho más, si vemos sus resultados.

Pero además del efecto de esas redes sociales en el resultado electoral, debemos plantearnos hasta qué punto la tecnología no se ha convertido en una barrera que lleva a que millones de ciudadanos se sientan excluidos, marginados o frustrados. Para una gran cantidad de ciudadanos, la tecnología se ha convertido en un símbolo de empresas multimillonarias que producen productos caros, que cobran sueldos millonarios y realizan transacciones por mareantes importes de muchos miles de millones, y que les lleva a pensar que sus únicas alternativas de futuro son aprender a programar o endeudarse hasta las cejas para entrar en una universidad puntera, so pena de que llegue un robot y les deje sin trabajo. En realidad, todo esto es mentira y responde a los malditos clichés de siempre: los que estamos de este lado sabemos – o creemos saber – que la tecnología es cada vez más sencilla, más barata, más accesible, más inclusiva, y que el mundo que viene con su desarrollo es mejor que el que había antes… pero ni nosotros mismos estamos seguros de ello, ni mucho menos ellos lo saben, lo creen, lo entienden o lo quieren entender.

Hablamos de un digital divide invisible, que ya no responde tanto al factor económico de tener o no tener dinero para comprarse un smartphone o pagar una conexión, sino a una ausencia de interés, a una inercia que lleva a tener miedo a imaginar un mundo en el que las cosas se hagan de manera diferente. Cuando el Homo technologicus se compara con el ciudadano de a pie, se ve muy diferente, y proyecta una imagen de superioridad, de capacidades mejoradas y de mejor adaptación al entorno que puede llegar a generar rechazo, y que dura… hasta que esos “marginados”, en muchos casos “auto-marginados”, van, votan y elevan al puesto de máxima responsabilidad del país a un impresentable como Trump, que aplica al pie de la letra la definición de populismo y les promete resolver todos sus problemas. En el fragor de la batalla, el descontento con el capitalismo, el hartazgo de los políticos, el odio a las élites y la supremacía de la tecnología acaban en el mismo saco. La industria tecnológica no ha conseguido proyectar una imagen de inclusión y positivismo, sino más bien de todo lo contrario: si no usas nuestros productos, eres un apestado que, además, se quedará pronto sin trabajo.

La victoria de Trump trae, en efecto, tiempos oscuros. Y lo peor es que no es solo culpa de sus votantes.

 

ACTUALIZACIÓN (12/11/2016):  César Dergarabedian me entrevistó para iProfesional hablando sobre este mismo tema, y me cita extensamente en su artículo titulado “Trump impactará en la industria tecnológica como ‘la entrada de los bárbaros en Roma’

 

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “Trump and the dark times to come

 

46 comentarios

  • #001
    Jose Antonio Garcia - 11 noviembre 2016 - 10:35
  • #002
    Garepubaro - 11 noviembre 2016 - 11:08

    Concuerda con los rumores insistentes; EEUU no funciona hoy bien … y se ha salido con la suya en los medios por el efecto hamburguesa chunga; cuanto mas noticias salen de que esos locales de comida rapida son lo peor del mundo, que si son de rata que si le echan acidos, que si la hacen con los pies … incluso con montones de videos muy elaborados que han montado en esas mismas cocinas, continuamente … pues ya la gente no se cree nada de nada de tanto exagerar, los malos son los difamadores y hamburgueserias llenas de gente …

    En cuanto a informatica, pues tanto en EEUU como en Europa hay mas ordenadores, telefonos moviles, pantallas, mp3, conexiones etc de cada uno que personas, y estan cansados de estos inventos

    Responder
  • #003
    Esteban - 11 noviembre 2016 - 11:13

    Llegan tiempos oscuros sin duda. Este período durará más o menos, y ralentizará muchas cosas, no creo que las frene del todo. Pero estaría bien que sirva para que algunos recapaciten sobre su responsabilidad en lo que sucede y vean las cosas desde otra perspectiva: si hubieran supuesto que esto iba a pasar ¿habían hecho las cosas de otra manera?, ¿habrían sido más sensibles con los “excluidos del sistema”?.

    Después de dos guerras mundiales y sobre con la aparición de la amenaza nuclear, surgió la conciencia de que las guerras no pueden ser la solución, bajo peligro de aniquilamiento global.

    No estoy seguro de que esa conciencia permanezca inalterada en nuestros días, pero en todo caso debe aparecer otra conciencia, la de la consecuencias de los grandes cambios que trae consigo la digitalización y la robotización (y la globalización, que no sería posible sin las telecomunicaciones) , y por tanto tomar medidas antes de que al sangre llegue al río. Y me refiero a paliar efectos, calmar miedos…

    Responder
  • #004
    Jesús Martín - 11 noviembre 2016 - 11:36

    Le sigo desde hace mucho tiempo, desde su etapa de columnista en Libertad Digital. Sigo estando de acuerdo en muchas cosas de las que opina, como por ejemplo los temas de propiedad intelectual. Sus opiniones políticas cada vez me parecen mas sesgadas y faltas de objetividad. No me gusta el tono que emplea en esta entrada sobre un presidente electo de EEUU, aunque creo que Vd mismo lo expresa mejor que yo en sus normas del blog:

    “…Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista (o presidente electo). Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. ….”

    Responder
    • Carlos - 13 noviembre 2016 - 04:25

      Yo siento algo muy similar. Llevo siguiendo este blog desde hace más de 10 años. En su momento también me interesaban las opiniones de Enrique sobre propiedad intelectual y me ayudaron a estructurar mejor mi pensamiento.

      Hace poco, en la entrada sobre la renta básica hice un comentario y recibí “respuestas” (descalificaciones, ridiculizaciones y comentarios maleducados) que me parecieron todo lo contrario a las normas del blog que usted cita. Se habla mucho en este blog de los problemas de Twitter con los ataques personales, pero aquí he sentido lo mismo.

      Trump no me gusta, me parece un energúmeno y representa al viejo capitalismo de lo físico. Pero es necesario plantearse por qué la gente ha votado a Trump y éste ha sido elegido democráticamente, más allá de llevarse las manos a la cabeza y echarle la “culpa” a Facebook. Clinton ha gastado en la campaña más dinero que Trump y se supone que tienen toda la experiencia en el manejo de redes sociales que adquirieron durante las campañas de Obama. No es culpa de Trump que el partido demócrata se haya desconectado de la gente y haya puesto a una candidata guerrera y dispuesta a todo por el poder.

      “Can’t we just drone this guy?” — Hillary Clinton refiriéndose a Julian Assange

      Este verano estuve unos días de vacaciones en New Hampshire, poco después de que Clinton hubiese sido elegida en las primarias. Vi bastantes casas con carteles de apoyo a Sanders . ¿A Clinton? No vi ninguna. Cero.

      Si Clinton hubiese ganado los tiempos serían igual de oscuros, o claros, según se quiera mirar. Sigamos cada uno haciendo lo nuestro y buscando la excelencia y probablemente se verán las cosas de otro modo más positivo. Los políticos no son la respuesta; son el problema.

      Responder
      • Catalina Espino - 13 noviembre 2016 - 23:21

        Me ha encantado su comentario y lo suscribo cien por cien. Personalmente, no llevo tanto tiempo leyendo a Enrique Dans, pero no me parece mal que exprese sus planteamientos ideológicos en un contexto tan confuso como el que vivimos. Las opiniones son libres; los hechos sagrados.

        Responder
  • #007
    Luis Hernández - 11 noviembre 2016 - 12:40

    Quiero pensar que, ni siquiera el presidente de los Estados Unidos con todo su poder, va a ser capaz de parar el desarrollo tecnológico.
    Personalmente me preocupa mucho más la lucha contra el cambio climático y la amenaza para la paz mundial.

    Responder
  • #008
    Gorki - 11 noviembre 2016 - 13:01

    Vaya por delante que considero la elección de Trump algo absolutamente peligroso. Sin embargp no podemos tener en cuenta que ha sido elegido por la (casi) mayoría de un pais avanzado, donde el analfabetismo es algo marginal y donde los medios de comunicación, por ejemplo, las televisiones llegan a todos los hogares del país.

    Por tanto, si Trump ha salido elegido, no ha sido debido como comentas a que la red se haya convertido en el lugar en el que millones de votantes hayan visto reafirmadas sus creencias absurdas gracias a la construcción de infinitas cámaras de espejos en las que veían sus fantasmas reflejados en edición corregida y aumentada , porque como tu puedes comprobar, TODOS hemos recibido muchos más imputs en contra de Trump que a su favor. Yo personalmente y creo que como yo todos, no he recibido un sólo mensaje favorable a Trump.sino todos en contra, asi como y tambien es cierto casi no he recibido mensajes ni a favor ni en contra de Clinton.

    Si la red ha cometido un error, es trsnformar a Trump, en el pelele del pin pan pun y quiza sea cierto que el “que hablen de mi aunque sea mal”.es beneficioso en publicidad. Como tu bien apuntas, creo que el descontento con el capitalismo, el hartazgo de los políticos, el odio a las élites y la supremacía de la tecnología acaban en el mismo saco y que eso es lo que ha cosechado Trump. Lo cual, ni es mérto de Trump ni demerito de Clinton, pero estaba ahí esperando que alguien lo abanderara.

    Realmente creo que el triunfo se debe a quienes sienten una inercia que lleva a tener miedo a imaginar un mundo en el que las cosas se hagan de manera diferente. cosa que consideramos mala,. pero creo que en este momento también nosotros sentimos, una inercia que lleva a tener miedo a imaginar un mundo en el que las cosas se hagan de manera diferente..

    Dejemos que demuestren que es lo que son capaces de hacer con sus ideas, que ya habrá ocasión de hacer luego nosotros lo que podamos con las nuestras. Si nosotros tenemos razón, no pasará nada, cuatro años pasan rápido, si no la tenemos, tienen ellos cuatro años para demostrar que estábamos equivocados.

    Eso es lo bueno de la democracia. Cada cierto tiempo hay posibilidad de corregir los errores y excesos de los partidartios de determinadas creencias sociales.

    Responder
    • Renzo - 11 noviembre 2016 - 15:37

      “Dejemos que demuestren que es lo que son capaces de hacer con sus ideas, que ya habrá ocasión de hacer luego nosotros lo que podamos con las nuestras.”
      Ok, cierto, muy cierto, pero el problema es que aquí no estamos frente a ideas que se puedan tomar en consideración, sino a arrebatos de una persona que sólo decía lo que otros querían escuchar, y que luego se desdecía según la necesidad del momento.

      Responder
      • Gorki - 11 noviembre 2016 - 16:45

        No veo arrebatos fuera de los normales en épocas de eleciones, si ideas con las que no estoy de acuerdo, (antiglobalizacion, antiemigrantes ilegales, aranceles a la importación, no a san idad pública, …).

        Lo cierto es que, aunque a mi esas ideas no me gusten nada, muchos americanos han considerado que son convenientes, y por ello han hecho presidente a Trump. ¿No tiene derecho a intentar desarrollarlas en su turno de mando?.

        Quizá si los tecnólogos hubieramos escuchado mejor las demandas de tanta gente, hoy no estaríamos como estamos. Dice Edans y creo que tiene razón ·”La industria tecnológica no ha conseguido proyectar una imagen de inclusión y positivismo, sino más bien de todo lo contrario: si no usas nuestros productos, eres un apestado que, además, se quedará pronto sin trabajo.

        La victoria de Trump trae, en efecto, tiempos oscuros. Y lo peor es que no es solo culpa de sus votantes.”

        Responder
  • #011
    Pepe - 11 noviembre 2016 - 13:40

    La solución es simple: hay que impedir que esos marginados voten

    Responder
    • Gorki - 11 noviembre 2016 - 16:34

      Solución simple,… en efecto.
      ¿Has pensado que ocurre si esos marginados, (que ahora estarán en el poder), piensan igual que tu, e impiden que votemos nosotros?

      Responder
      • Victor - 21 noviembre 2016 - 14:05

        Grandes comentarios, Gorki, y eso que no siempre coincidimos. Creo que esa actitud que tienen, tanto Enrique en ciertas partes de su texto, como comentaristas como Pepe, viene de creer tener la verdad. Es decir, no se plantean que puedan estar equivocados en algunos asuntos, sino que ellos tienen la solucion correcta.

        Eso justifica cualquier medio para conseguir el fin. El problema es la identity politics, que se impuso hace ya decadas. Las ideas politicas ya no son ideas, sino partes de la persona que las enuncia.

        P.D.: Enrique, decir que los incidentes que pones da muestra de lo que nos espera es falaz. Porque entonces, como explicas la cantidad de ataques a personas que apoyaban a Trump? Segurito que ni te has molestado en mirar que esta pasando. Pero vamos, pasan de las palabras a los punos, solo por haber votado distinto… ya no queda claro quienes son los fascistas.
        https://www.google.com/search?q=attack+on+trump+supported&oq=attack+on+trump+supported&aqs=chrome..69i57.3943j0j4&sourceid=chrome&ie=UTF-8

        Responder
  • #014
    Krigan - 11 noviembre 2016 - 13:40

    Trump es un símbolo de la decadencia del Imperio USA. Su propio eslogan (Make America great again) lo dice todo. O articulamos una manera de que los desfavorecidos estén también en el carro de la riqueza (mediante RBU, por ejemplo), o al final estos se rebelan.

    Responder
  • #015
    pepe - 11 noviembre 2016 - 13:40

    Otro progre lloron, joder baya plaga y todavia se queja de la presion en redes sociales, como si los sionistas de la otra tarada no hicieron lo mismo mas el control del 99% de los masmedia.
    Pirate por hai, eleminando RSS anulando suscripcion al El Español

    Responder
    • Raul SB - 11 noviembre 2016 - 19:01

      Balla! Es una pena que entonzes no puedas leer hesto

      Responder
  • #017
    Emiliano - 11 noviembre 2016 - 15:02

    Me parece terrible todo, Obama debe sentirse extremadamente mal por todo lo que este señor hará con sus progresos :-/

    En el ámbito tecnológico, es triste que Trump ataque justamente esa área en la que tanto USA nos dió grandes cosas.

    Esperemos que los diferentes poderes o miembros de su partido no lo apoyen en todo a ciegas.

    Responder
  • #018
    The Apprentice - 11 noviembre 2016 - 15:23

    Enrique y lectores,

    La victoria de Trump tendrá muchísimas interpretaciones, pero culpar a la tecnología….Justamente él se favoreció de The Apprentice un reality basura y no de una red. La televisión sigue siendo el gran poder. En España conocemos a grandes grupos que han dedicado horas a populistas y lo seguirán haciendo…

    Responder
  • #019
    Vincent - 11 noviembre 2016 - 16:46

    Enrique, me parecen de gran valor informativo tus artículos sobre actualidad tecnológica, que leo asiduamente.
    Debo decir sin embargo, que este artículo me parece muy sesgado, con información errónea (opuesta a la realidad en varios casos) y con un tono y argumentos casi infantiles.

    Todo lo que dices está basado en la propaganda con la que la prensa americana (90% de ella liberal y anti-Trump) nos ha bombardeado diariamente sin piedad y sin pudor y sin respeto alguno por ética periodística y el honor a la verdad, durante todo el año.

    He seguido la campaña americana A DIARIO desde hace más de un año, y ver como NYT, CNN, MSNBC, The Economist, etc (todos básicamente), escribían artículos de pandereta contra Trump sin ningún tipo de miramiento ni objetividad, ha sido algo lamentable. Pero que desde luego más lo ha sido el ver a la prensa española repitiendo como loros las opiniones sesgadas de CNN y compañía sin ningún tipo de criterio ni personalidad. El País ha sido especialmente ridículo en su campaña contra Trump.

    Usas el adjetivo OSCURO, palabra con la que el mainstream media americano se puso de acuerdo para denigrar a Trump. El día antes de las elecciones el NYT tuvo la poca vergüenza de definir a Trump como el ogro oscuro (que viene el coco) y a Hillary como la esperanza y la luz del progreso. Menuda pureza Hillary…

    El comentario de que la victoria de Trump se debe a Facebook, es para leerlo cuatro veces, de lo absurdo que resulta. Además, más bien ocurrió lo contrario, con miles de artículos que no se “adecuaban” a la narrativa oficial pro Hillary que eran eliminados y sus creadores baneados durante días. también los empleados de Facebook plantearon a Zuckerberg el censurar a Trump en su plataforma (a lo que este afortunadamente se negó). Y los tweets de Trump y algunos usuarios reconocidos pro Trump como Scott Adams creador de Dilbert fueron “shadow banned” por Twitter, para reducir el impacto de sus mensajes.

    Las protestas y actos de violencia que mencionas los están causando precisamente los contrarios a Trump, con amenazas de muerte, agresiones a votantes de Trump, revueltas, etc, sin aceptar el resultado de unas elecciones democráticas porque no les gusta haber perdido. Es como los anti-Brexit pidiendo que se repitan el referendum, ya que la otra vez no salió lo que querían! Bienvenidos a la era de los lloricas anti-democráticos (irónicamente, estos llaman anti-democrático a Trump, presidente electo por los votantes americanos habiendo tenido toda la maquinaria del sistema en su contra ).

    Llamas majadero a Trump. cayendo en la trampa de los liberales que le colgaron la etiqueta de que era “literally Hitler”. Pues vale, Trump es Hitler…

    Por ultimo, he leìdo la carta completa de Sorkin, (menudo melodrama, nunca he visto a tantos adultos llorar como tras la derrota de Hillary), sufriendo por no saber como explicar que Trump sea el presidente a sus hijos, que crecerán traumatizados por ver a Hitler (literally!) en la casa blanca. Me parece escrita por un niño de 6 años, con argumentos muy pobres, y el wishful thinking del final…(reconoce que nunca ha acertado en sus predicciones, pero asegura que ganarán pronto, y los malos nunca volverán a ganar! lol) madre mía…

    Trump está lejos de la perfección, pero desde luego la derrota de este establishment podrido, de lo políticamente correcto, de la narrativa liberal intolerante con todo aquel que no piense como ellos, es lo mejor que le ha pasado a la libertad de expresión y a la VERDAD desde hace mucho tiempo.

    Responder
    • Gorki - 11 noviembre 2016 - 19:07

      Es fácil acusar a la prensa por haber estado en contra de Trump,`porque efectivamente así ha sido, Ahora bien, ponte en el papel de un director de periódico,
      Dime cual son las facetas de Trump que hubieras defendido en tu periódico
      — El muro con Mexico y que lo paguen ellos
      — Eliminar la normativa de verificación de antecedentes de las personas que compren armas de fuego.
      — Crear una base de datos para los musulmanes del país y limitar su libertad de movimiento y cerrar algunas mezquitas
      — Modificar la Primera Enmienda para restringir las libertades de prensa.
      — Bombardear a ISIS hasta los cimientos
      — Cambiar las relaciones (para mal) con China Corea del Norte y Oriente Medio
      — Cerrar partes de Internet
      — Aplicar la tortura en los intedrrogatorios
      — Detener la financiación de los proyectos espaciales.
      — Anular el acuerdo climático de París
      — Procesará a Hillary Clinton
      — Elegir a nuevos jueces para la Corte Suprema
      — …

      Responder
    • Enrique Dans - 11 noviembre 2016 - 19:21

      Vincent… el mundo hoy está completamente conectado. Cuando hablo y escribo sobre Donald Trump, piensa que hablo del presidente de un país que considero seguramente mi segunda casa, en el que más tiempo he vivido después del mío, con el que me unen muchas cosas y cuya actualidad sigo un montón. Y que me considero suficientemente adulto y formado, aunque esté mal que lo diga, para formarme mi propia opinión leyendo las propuestas del candidato y viendo sus discursos. Haciendo el ejercicio consciente de intentar entenderlo… simplemente no hay manera, no hay por donde cogerlo, es un payaso patético y populista que ha ganado engañando a millones de ilusos o a personas tan que son tan profundamente irresponsables como para votar intentando “castigar” a fantasmas variados. Tengo unas convicciones democráticas muy profundas, pero la democracia no garantiza que un proceso de decisión colectiva tenga el fruto adecuado, óptimo y que debe tener, y menos si alguno de los jugadores no acepta las reglas desde el principio. Si estuviera en los Estados Unidos ahora, estaría en la calle e intentando por todos los medios que este impresentable no llegase a gobernar, fundamentalmente porque nunca debería haber llegado ahí. Habría que denunciar todos sus actos previos a ser presidente, pedir investigaciones sobre todo lo que ha hecho anteriormente – impuestos, bancarrotas y quiebras ilegales, impagos a socios o proveedores, violaciones, abusos, etc. – para lograr que se le pudiese hacer un impeachment antes incluso de que se sentase en la Casa Blanca. Pensar que va a llegar este imbécil y va a cargarse todo el progreso, el valor y los avances conseguidos con un presidente como Obama es para echarse a temblar.

      Responder
      • Garepubaro - 11 noviembre 2016 - 20:18

        Pues leyendote, tiene que ser eso que dicen que gente trabajando 8 horas, viven bajo puentes literalmente, muchisimos con drastica disminucion de poder adquisitivo, falta total de cobertura social … se vive mucho peor que en Europa ya … y mas cosas de un ambiente similar lo que ha traido que gane la irracionalidad de Trump …

        Responder
      • Carlos - 11 noviembre 2016 - 20:32

        Enrique, estás cometiendo un gravísimo error. Trump es un payaso… parece ser, lo seguro es que ha sido un gran bocachancla durante toda la campaña. Pero de ahí no deduzcas que es malo para la democracia Usana… por que no lo es. Lo peligroso sí que es lo que dices de que si estuvieses en USA estarías en la calle. No, no todo vale para mantenella y no enmedalla. Que tu pensaras que era mejor la Clinton como presidenta no te valida para retorcer el argumento y decir que como no ha ganado, tienes que salir a la calle para evitar que se cumpla la voluntad del pueblo. Eso es profundísimamente antidemocrático, y te sitúa peligrosamente en la parte “marfileña” que desprecia al votante medio por patán que no sabe a lo que vota.

        Respecto a lo que dices de que no debería haber llegado siquiera a la carrera presidencial, lo cierto es que mucho menos debería haber llegado su rival, por los preocupantes indicios de que se amañaron las primarias contra Sanders, por el gravísimo episodio de los emilios cuando era Secretaria de Estado, por su actitud cuando el asalto a la embajada de Libia, por ser parte responsable de las mal llamadas “privameras arabes” y del puñetero desastre de Siria (y Libia, Egipto e incluso Tunez). Por ser parte activa e interesada en mantener la confrontación con Rusia a cuenta del desastre de Ucrania. Por ser parte, desde que era joven de un establishment que ha olvidado a la gran mayoría de la población usana, como se ha demostrado en estas elecciones, que en cuanto han tenido oportunidad, le han dicho que no a su candidatura presidencial.

        Obama no ha avanzado una mierda en muchos de los supuestos avances de su mandato: el Obamacare es una mierda pinchada en un palo que lo único que ha hecho ha sido enriquecer a espuertas a aseguradoras y empresas sanitarias de allí. El problema sanitario usano no se arregla metiendo al estado a pagar las facturas, por que solo lo agrava si no va acompañado de otros cambios. En el ámbito internacional Obama ha sido de los presidentes más guerreros de la historia de ese país, y deja una herencia envenenadísima con la historia de Siria y la confrontación con Rusia. Por no hablar de la anuencia con sus aliados de Oriente Medio para crear el ISIS para contrapesar a Hizbola e Iran. En el ámbito económico tenemos que a buena parte de la población usana la situación económica o no ha mejorado desde la crisis, o incluso ha empeorado; ¡es precisamente por eso que ha perdido Clinton! Negar que la globalización está teniendo unas consecuencias muy perniciosas para amplas capas de la población occidental que apenas se están tratando de solucionar es parte del problema. Trump es una reacción a esto (ya veremos si buena o mala, una presidencia nunca es solo su cabeza, también es su equipo) y negarlo es hacer el avestruz.

        En fin, a mi no me ha pillado por sorpresa. En estas elecciones ha pesado mucho algunos asuntos por los cuales, aunque parezca mentira, Trump era mucho mejor candidato que Clinton, y los usanos lo han visto así, y yo creo lo mismo.

        Responder
      • Vincent - 12 noviembre 2016 - 05:12

        Enrique, creo que lo que dices de salir a la calle a internar impedir que gobierne un presidente electo democráticamente es muy grave.

        Por cierto, en la campaña ya intentaron A MACHETE sacar todo los trapos sucios habidos y por haber, y a parte del comentario desafortunado (aunque 11 años antes, en conversación privada y en el backstage de un show de TV) del “grab them by the pussy” , poco más pudieron encontrar (acusarle de violación o acoso sexual es DIFAMACIÓN, ya se ha comprobado que todo era falso y orquestrado por Clinton y sus amigos).

        Hasta wikileaks ha reconocido que NO TIENEN NADA contra Trump, y que el tipo básicamente es transparente (dice que lo que piensa).

        Porque Trump te podrá dejar de gustar, pero a diferencia de Clinton no es corrupto ni necesita dinero Saudí para gobernar. Tiene una independencia que nunca ha existido en la Casa Blanca, y eso es de gran valor para poder tomar las mejores decisiones para su país, sin intereses de terceros de por medio.

        Eso sí, dice cosas que pueden ofender la sensibilidad de alguno que vive en los mundos de Yuppi. (discurso que ya ha empezado a ajustar como presidente, y que ya no necesita utilizar, ya que le agresividad fue necesaria para batir primero a 16 contrincantes republicanos y luego a Clinton con toda la maquinaria de su lado). Ahora escucharemos a un Trump mucho menos virulento.

        Me parece una locura y una irresponsabilidad incitar a tomar acción para evitar un gobierno democrático, hasta dónde estamos llegando….

        Responder
        • Enrique Dans - 12 noviembre 2016 - 07:19

          Nunca he dicho nada de “tomar acción” más allá de lo que las leyes permiten. Pero salir a la calle, protestar y denunciar que ese candidato nunca debió serlo porque incumplía las normas más básicas del juego democrático – reconocer que todos los ciudadanos son libres e iguales, que la mujer tiene los mismos derechos que el hombre y no se puede ir por el mundo “grabbing them by the pussy”, que los gays no son apestados, etc. – es algo que es perfectamente legítimo hacer como ciudadano, y si estuviese en los Estados Unidos lo estaría haciendo.

          Responder
          • Victor - 21 noviembre 2016 - 14:16

            Te sigues aferrando a “porque incumplía las normas más básicas del juego democrático” cuando es falso. Todo lo que ha hecho te parecera’ moralmente malo, pero es legalmente correcto. Ese es uno de los motivos por los que Trump ha ganado: por la estupidez de la correccion politica y el buenismo estupido.

            Y los “ejemplos” que pones, aparte de que legalmente no son nada, me gustaria ver donde ha dicho esas cosas… Otra cosa es que tu deduzcas que quiere decir eso, pero yo lo unico que veo es la misma histeria incredula que vi dias antes de las elecciones por parte del establishment democrata.

            Por cierto, manifestarse porque no te gusta el resultado de las elecciones, cortando autopistas (con el riesgo que conlleva, ha habido accidentes) y el perjuicio economico, NO es legitimo. Porque en ningun momento se ha imcumplido la legalidad en las elecciones, ni Trump. Salvo que uno tenga pruebas, NO ES LEGITIMO. Luego puedes decir que eres muy democrata y tal…

      • Victor - 12 noviembre 2016 - 22:48

        He sido un lector periódico de su blog y primera vez que respondo pero leer de los avances logrados por Obama me recuerda a los chavistas con su bien amado y eterno comandante.Y si Trump es el triunfo de los excluidos, que haciendo un símil son los mildolaristas que sienten que el rumbo de las cosas los convertirán en mildolaristas pero trimestrales.

        Responder
    • Alex - 12 noviembre 2016 - 01:44

      Los partidarios de Trump se pasan la vida clamando contra la dictadura de lo políticamente correcto, pero cuando la gente describe a su mesías y a ellos mismos como lo que son (racistas, misóginos, fascistas, etc.), se indignan muchísimo. Ah claro, es que la incorrección política solo mola cuando no la sufres tú …

      Responder
    • Denis Etienne - 12 noviembre 2016 - 06:45

      ¿Fallarón los métodos estadísticos o la dictadura de los medios fracasó?
      ¿Porqué gano Trump?

      La estadística es un útil instrumento para hacer inferencias especialmente en la ciencias naturales, también es muy utilizada en las ciencias sociales y en las ciencias económicas. Su aplicación se ha extendido a la política y a la mercadotecnia. La utilización de esta herramienta en las ciencias tiene como único fin la busqueda de la verdad. Por desgracia en la mercadotecnia y en la política su fin primordial es persuadir siendo irrelevante la verdad.
      Actualmente los medios “informativos” en especial los medios liberales tanto americanos como europeos quieren darle un carácter cientifico a sus “análisis” utilizando toda clase de encuestas y proyecciones, por supuesto hechas a la medida de su ideología y sin ningún rigor científico. Esto quedo claramente demostrado en 3 sucesos mundiales: 1. Brexit 2. La Consulta en Colombia 3. Las elecciones en USA.

      Para desgracia de los medios y para fortuna de los pueblos, las personas ya no creen a pie juntillas las “noticias” que se trasmiten 24 horas y repetidas hasta el hastío por corifeos sin ética.
      Como decía el gran Abraham Lincoln: Puedes engañar a todos un tiempo; a algunos todo el tiempo; pero no puedes engañar a todos todo el tiempo.

      Toda estas profecias al mejor estilo de Nostradamus, no son más que propaganda negra cuyos métodos serían envidiados hasta por el mismo Gobbels y cuyos promotores son los medios informativos que preteden moldear a su conveniencia la conducta mundial.

      Ahora haciendo un pequeño análisis de las razones del triunfo del Donald Trump.

      1. Morales y culturales.
      2. Económicas.
      3. Políticas.

      Entre las razones morales podemos citar las siguientes:

      1. Imposición del “Matrimonio” Gay, ideología de género, adopción por parte de homosexuales, aborto incluso hasta en el noveno mes. Prácticas reprochables en una sociedad basada en los valores cristianos.

      En las razones culturales se pueden citar:
      1.La amenaza a la 2da Enmienda
      2. La inmigración ilegal que amenaza cada vez más las raices anglosajonas de USA.
      3. La intervención estatal cada vez más amplia en la sociedad americana.

      4. Destrucción de los valores repúblicanos que son la base de USA.

      Las razones económicas:

      1. Despilfarro del Gobierno en el extrajero (ayudas económicas y militares).

      2. Destrucción del parque industrial americano.

      3. Relaciones comerciales injustas en especial con China.

      4. Estancamiento de los salarios reales.

      5. Inversión insuficiente en infraestructura.

      6. Tasas impositivas demasiado altas

      7. Déficit fiscal creciente

      Las razones Políticas:

      1. Partidos políticos que responden más a intereses de poderosos lobbies que a los intereses del Pueblo Americano.

      2. Intervenciones militares que han provocado inestabilidad mundial.

      3. Corrupción

      Por último solo queda agregar que Estados Unidos de América es una república sometida al imperio de la ley (Rule of Law) no a la voluntad de un tirano. Fue electo un presidente no un rey absoluto que pueda hacer lo que le venga en gana.

      Asi que por favor no quieran asustar con suposiciones sin ningún fundamento.

      Responder
      • Enrique Dans - 12 noviembre 2016 - 07:16

        El matrimonio gay no es una cuestión política. Estás hablando de un derecho social para una minoría de la población a los que la ley pretende no reconocerles la libertad para casarse con quien quieran. Eso no es un asunto político, ni una moda que se puede aprobar o impedir al antojo del político de turno: es un derecho social que se conquistó, como todos los derechos sociales, con duro esfuerzo. Esto es como si en 1865, tras la abolición de la esclavitud, hubiese llegado el siguiente presidente a convertirla en legal otra vez… no, perdona, se conquistó ese derecho, no se puede volver atrás. Es completamente absurdo, por muy “democrático” que te parezca. Aquí ya no se puede hablar de democracia, y menos cuando el elegido es homofóbico, considera a las mujeres seres inferiores y es abiertamente racista. Todos esos elementos van en contra de la Constitución norteamericana, y por tanto, esa persona nunca debió llegar ahí.

        Responder
        • Victor - 21 noviembre 2016 - 14:36

          “el elegido es homofóbico, considera a las mujeres seres inferiores y es abiertamente racista.”

          Aparte de los medios democratras que repetian la cantinela, me gustaria ver las citas por las que Trump es definido asi por ti. Es decir, que te hace pensar eso (de forma tan contundente) en base a las palabras de Trump o sus politicas. Porque una cosa es tener dudas (que es razonable, teniendo en cuenta lo que ha propuesto) y otra decir que es, por ejemplo, abiertamente racista…

          Tras seguir las elecciones americanas a fondo y ver los debates y demas, aun no he visto u oido nada que me haga pensar que es abiertamente nada de eso.

          Responder
      • Krigan - 12 noviembre 2016 - 13:16

        ¿¿Imposición del matrimonio gay?? Esta sí que es buena. Nunca se ha obligado a nadie a casarse con alguien de su mismo sexo.

        ¿¿Una sociedad basada en los valores cristianos?? Te recuerdo que en USA también hay ateos, judíos, musulmanes… oh, wait!

        Supongo que eres de los que piensan que Jefferson era cristiano.

        Responder
  • #033
    The Apprentice - 11 noviembre 2016 - 19:14

    Vicent,

    Coincidimos tan sólo en una de tus premisas, Facebook no tiene culpa de nada. Ahora en cuanto al personaje ‘ Trump’ …las comparaciones siempre son simplistas, y odiosas, pero los primeros en felicitar al nuevo presidente fueron personajes de la extrema derecha como Marine Le Pen. Después, Clinton ha ganado en votos, y Trump sí ha tenido apoyo de los medios audiovisuales como la NBC . Por último, no me extraña que hayan protestas porque Trump ha ganado el poder de USA con unos eslóganes muy similares al nazismo : crítica a los discapacitados, burla y ridiculización de la mujer, del musulmán, del otro,. Es un populista que niega el cambio climático. Un racista, misógino. Oscuro, no, tenebroso.

    Responder
  • #034
    Xaquín - 11 noviembre 2016 - 20:08

    Efectivamente fb influyó muy poco en la campaña. Si consideramos la edad media del votante trumpetiano (más de 45 añitos), no concuerda con el usuario medio de las redes sociales. Lo único que tienen a favor de las redes sociales los trabajadores (y trabajadoras!) en paro de los cinturones industriales es tiempo de sobra para navegar… a veces (desde fuera) nos dejamos llevar por la burbuja friki!

    Responder
    • Gorki - 11 noviembre 2016 - 22:28

      Según parece el votante tipo de Trump no es el obrero industrial blanco y sin estudios. El votante medio de Trump tiene mas ingresos que el votante medio de Clinton.

      Hay mucha extrema derecha entre los blancos universitarios USA y esos son los que le han votado.

      http://www.eldiario.es/theguardian/idiotas-peligrosos-progresistas-comprender-estadounidenses_0_571843050.html

      Responder
  • #036
    Pedro Amador - 12 noviembre 2016 - 00:57

    A mi Trump me parece el menor problema. Me preocupan sus votantes.

    Si la tecnología no ayuda a controlar a los incompetentes, me temo que los incompetentes nos controlarán.

    Responder
  • #037
    Javier Lux - 12 noviembre 2016 - 10:52

    Pues yo creo que no será para tanto.

    Primero, el enorme pragmatismo americano, Trump incluido, hará que las cosas se suavicen mucho. Ya estamos viendo “pragmatismo” a raudales con el giro de Paul Ryan.

    Segundo. Trump es consciente que se ha metido en un “fregao” gigantesco. Como hombre de negocios se dejará asesorar y delegará en gente experta infinidad de cosas. Tiene ya 70 años y me da que es como Reagan, le gusta dormir y descansar. Washington esta lleno a rebosar de republicanos con buen juicio dispuestos a hacer el trabajo. El tomará decisiones en base a lo que le digan, fiando algo a su instinto, pero seguro que NO toma ninguna medida en la que sus asesores estén radicalmente en contra.

    Lo dicho, una tormenta en un vaso de agua.

    Responder
  • #038
    The Apprentice - 12 noviembre 2016 - 11:13

    Denia,

    Citas a Abraham Lincoln gracias al cual se abolió la esclavitud, gracias a la decisión de un republicano que hoy estaría conmovido con el retroceso y los eslóganes fascistas de vuestro nuevo presidente.

    Responder
  • #039
    Pau Hortal - 12 noviembre 2016 - 18:02

    Te sigo con atención desde hace ya varios años y admiro tu capacidad para analizar tan adecuadamente la realidad y por plantear de forma, creo que muchas veces genial, alternativas de futuro en los ámbitos de la tecnología y la realidad social. Creo que sin embargo esta vez tus argumentos están…….. , son tendenciosos y además estoy convencido de que no intuyen ni anticipan lo que probablemente va a ocurrir.
    Es posible que Trump no sea el mejor candidato, es probable que en algunos aspectos suponga un retroceso respecto a procesos iniciados en estos últimos años, pero de ahí a…… hay un margen que no deberíamos nadie de traspasar.
    Finalmente recordemos que la democracia sigue siendo el mejor de los sistemas de los que el ser humano se ha dotado para gobernarse a si mismo y que además la sociedad americana ha sabido establecer unos contrapresos en la gestión de lo público que minimizarán (seguro) las posiciones que ha mostrado en la campaña electoral.
    Finalmente, y aunque no esté al 100 de acuerdo creo que deberías de reflexionar sobre lo expuesto por algunos de tus seguidores en sus comentarios. Particularmente interesante me parece la aportación final de Vincent cuando afirma “Trump está lejos de la perfección, pero desde luego la derrota de este establishment podrido, de lo políticamente correcto, de la narrativa liberal intolerante con todo aquel que no piense como ellos, es lo mejor que le ha pasado a la libertad de expresión y a la VERDAD desde hace mucho tiempo.tal como afirma”,
    Probablemente Trump no tenga de entrada el mejor perfil para ser presidente de los EEUU, pero, ni va a ser tan….. y además es el resultado y la consecuencia de un proceso en el que todos somos responsables.
    Pau

    Responder
  • #040
    Vincent - 12 noviembre 2016 - 19:30

    Corto y pego la explicación genial de Scott Adams sobre lo que está pasando con las protestas anti-Trump. Adams da en el clavo y expone la disonancia cognitiva de la gente que vive en la realidad de Trump=Hitler, y no puede entender/tolerar que Trump sea el presidente electo democráticamente.

    Enrique, creo que también describe perfectamente tu reacción y tu sentimiento contra lo sucedido:

    ” The protesters look as though they are protesting Trump, but they are not. They are locked in an imaginary world and battling their own hallucinations of the future. Here’s the setup that triggered them.

    1. They believe they are smart and well-informed.

    2. Their good judgement told them Trump is OBVIOUSLY the next Hitler, or something similarly bad.

    3. Half of the voters of the United States – including a lot of smart people – voted Trump into office anyway.

    Those “facts” can’t be reconciled in the minds of the anti-Trumpers. Mentally, something has to give. That’s where cognitive dissonance comes in.

    There are two ways for an anti-Trumper to interpret that reality. One option is to accept that if half the public doesn’t see Trump as a dangerous monster, perhaps he isn’t. But that would conflict with a person’s self-image as being smart and well-informed in the first place. When you violate a person’s self-image, it triggers cognitive dissonance to explain-away the discrepancy.

    So how do you explain-away Trump’s election if you think you are smart and you think you are well-informed and you think Trump is OBVIOUSLY a monster?

    You solve for that incongruity by hallucinating – literally – that Trump supporters KNOW Trump is a monster and they PREFER the monster. In this hallucination, the KKK is not a nutty fringe group but rather a symbol of how all Trump supporters must feel. (They don’t. Not even close.)

    In a rational world it would be obvious that Trump supporters include lots of brilliant and well-informed people. That fact – as obvious as it would seem – is invisible to the folks who can’t even imagine a world in which their powers of perception could be so wrong. To reconcile their world, they have to imagine all Trump supporters as defective in some moral or cognitive way, or both.

    As I often tell you, we all live in our own movies inside our heads. Humans did not evolve with the capability to understand their reality because it was not important to survival. Any illusion that keeps us alive long enough to procreate is good enough.

    That’s why the protestors live in a movie in which they are fighting against a monster called Trump and you live in a movie where you got the president you wanted for the changes you prefer. Same planet, different realities. ”

    El link al artículo: http://blog.dilbert.com/post/153080448451/the-cognitive-dissonance-cluster-bomb

    Responder
  • #041
    diazepan - 12 noviembre 2016 - 23:55

    Dejenme poner mis dos centavos con este artículo sobre como la correctitud política influyó en el resultado
    https://reason.com/blog/2016/11/09/trump-won-because-leftist-political-corr

    Y cuando habla de correctitud política, no habla de ser amable y tener modales sino de despreciar a cualquiera cuya opinión sobre algo no sea la que debe ser correcta. Por ejemplo: despreciar a cualquiera que opine que las personas del mismo sexo no deban casarse, o que no hay más que dos géneros.

    Responder
    • Alex - 13 noviembre 2016 - 01:27

      Esos liberales intolerantes. Mira que criticar a los que creen que solo pueden casarse ellos e intentan prohíbirselo a los demás …

      Responder
  • #043
    Esteban Caña-Bates - 13 noviembre 2016 - 22:34

    En general, mal artículo. Es interesante que usted mencione las consecuencias negativas de la globalización, pero el mero hecho de mencionar un control censatorio en Facebook me parece ridículo viniendo de un profesional con su trayectoria.

    Su tono denota falta de objetividad política. Dice que va a echar de menos a Obama, cuando el ratio de satisfacción de Obama ha sido negativo desde el último año. ¿Sabía usted que su amigo ha sido el presidente que más gente ha deportado en la historia de los Estados Unidos?

    Concuerdo con usted en que Donald Trump quizás no esté preparado para ser presidente de los Estados Unidos, pero tacharlo de incompetente denota una clara falta de rigor. Existe un Donald Trump fuera de la campaña. Su amplificada posición ideológica responde a tácticas de comunicación política.

    Le seguiré leyendo, pero éste es uno de los artículos menos acertados que ha escrito.
    Un saludo desde Florida,
    Esteban

    Responder
    • Enrique Dans - 13 noviembre 2016 - 22:54

      De aquí en un año me cuentas…

      Responder
      • Victor - 21 noviembre 2016 - 14:43

        …dijeron los analistas sobre quien si Trump seria el candidato republicano.

        Responder
  • #046
    Catalina Espino - 13 noviembre 2016 - 23:14

    Me encantaría creerme a Iñaki Gavilondo. Pero no puedo. Quien no quiso ver la victoria de Trump es porque no quiso. Es cierto lo que dijo #OO2 GAREPUBARO, lo mismo que Car Pàladino para explicar su victoria:”Why does he rise? He’s a guy that gets pummeled and pummeled and pummeled and he doesn’t quit. The American people see that”- La elección de Trump es el final de una época que dará lugar a otros tiempos que sí que puede que sean oscuros porque habrá muchos apagones informativos gracias a la degeneración de los medios de comunicación. Tanto algoritmo nos hace más vulnerable de lo que pensamos.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG