Edtech: China lo tiene muy claro

IMAGE: 3DFoto - 123RF

Un fantástico artículo en Venture Beat, Education is China’s secret weapon for tech dominance, toca algunos de los conceptos que hemos comentado aquí en varias ocasiones sobre la reconversión del trabajo, y coincide perfectamente con muchas de las observaciones que he podido ir teniendo a lo largo de varios años de experiencia con respecto al panorama educativo en el gigante asiático, cuyas universidades, particularmente en lo referente a escuelas de negocio, me parecieron de un gran nivel y sin nada que envidiar desde un punto de vista metodológico a muchas de las instituciones educativas occidentales que conozco.

Si un país tiene un reto importante por delante en materia educativa, ese es China. Durante años, el país fue la base de una economía de fabricación basada en los bajos costes laborales unitarios, en el ensamblaje manual y en los modelos de producción basados en millones de trabajadores sometidos a tareas repetitivas y alienantes. Durante muchos años, lo más barato en China era fabricar manualmente, lo que generaba algunas complicaciones en el control de calidad, pero permitía abastecer al resto del mundo de muchísimas categorías de productos. El Made in China fue la norma durante muchísimos años: compañías sin excesivo capital intelectual, que fabricaban los diseños que venían del extranjero.

Con el tiempo, China ha ido evolucionando desde el Made in China, hasta el Engineered in China. El país es ya origen de algunas de las categorías de productos más sofisticadas: algunos de los mejores smartphones se diseñan y fabrican íntegramente en China, y las factorías que los producen están robotizadas hasta niveles que superan muchas de las fábricas occidentales que anteriormente eran bandera de este movimiento. Millones de trabajadores manuales con escasa cualificación tienen que reconvertirse y reeducarse para seguir generando valor añadido en una economía cada vez más basada e lo digital, en los servicios, en la fabricación avanzada y en la programación. El país se está convirtiendo en la mayor fábrica de graduados en STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics) del mundo, superando la tradicional hegemonía de la India en ese terreno, y atrayendo inversión y graduados extranjeros por encima incluso de los Estados Unidos.

El régimen que fue capaz de elevar a más ciudadanos por encima del nivel de la pobreza en toda la historia humana pretende ahora protagonizar la mayor transición de nuestra época: el paso a una economía en la que los robots fabrican todo, y los humanos tienen un papel completamente diferente y redefinido, un movimiento cuyo final muy pocos tienen claro todavía, pero que resulta claramente inevitable. Y si algo hay fundamental de cara a esa transición, es el cambio en el sistema educativo, para pasar de un aprendizaje basado absurdamente en la memorización, a otro que refuerza otros aspectos completamente diferentes. Cuando vi, en la escuela de negocios de la universidad de Fudan, clases íntegramente basadas en la discusión activa en lugar de en la absurda toma de apuntes, con profesores chinos formados en universidades extranjeras y metodologías completamente participativas, me di cuenta de que lo que China estaba haciendo era abastecerse de conocimiento para actualizar unas universidades entonces vetustas, y partir ventajosamente desde ahí en una ruta de mejoras que podía resultar imparable. En no muchos años, y esto lo comenté ya tras mi primera estancia en el año 2006, nos parecerá normal que alguien que quiera la mejor formación no vaya a una universidad norteamericana o europea, sino a una china.

Ahora, lo que el gobierno chino pretende es atraer la oleada de la llamada edtech, la tendencia conocida como “la nueva fintech“, y hacerlo de la manera que tiene más sentido: mediante inversión, y mediante oferta de materia prima, en este caso, estudiantes con los que trabajar y hacer pruebas. El boom de la edtech en China ha logrado ya situar a varias universidades del país entre las mejores del mundo, y trata ahora de generalizar una reforma en metodologías educativas apoyada en una gran inversión – 230% de crecimiento en los últimos años, desde los $35 millones en 2012 a los $1089 millones actuales – y en la disponibilidad de una gran cantidad de instituciones en las que desarrollar ensayos y pruebas.

Pasar de tener el país con más obreros del mundo dedicados a tareas repetitivas de montaje, a ser la potencia capaz de protagonizar la transición a la revolución post-industrial no es algo sencillo. A la vista de ejemplos como el de Foxconn, en la que factorías de millones de trabajadores eran automatizadas hasta dejar tan solo un 15% de las personas en planta, algunos se plantearon qué podría hacer China con todas esas personas sin trabajo, en una economía no caracterizada precisamente por amplios niveles de protección social. La respuesta es clara: China no pretende suicidarse económica ni socialmente, sino llevar a cabo esa transición en un tiempo récord, generando modelos educativos a todos los niveles que puedan incorporar a los nuevos desarrollos productivos a toda su ciudadanía. Y para eso, la única apuesta es una educación no basada en el fomento del isomorfismo como parece que estamos empeñados en hacer en el mundo occidental, “homologándolo” todo hasta el límite “no vaya a ser que a alguien se le ocurra hacer algo diferente”, sino precisamente en la capacidad de inventar y desarrollar nuevas metodologías y conceptos al margen de esos “homologadores” que nunca consiguieron llevar a ninguna institución a ningún ranking internacional de nada provechoso.

Si quieres convertirte en el país del futuro, empieza por apostar por la educación.

 

 

(This article was previously published in English at Forbes, “Edtech: no doubts about it in China

 

21 comentarios

  • #001
    Gorki - 26 Septiembre 2016 - 19:08

    ejemplos como el de Foxconn, en la que factorías de millones de trabajadores eran automatizadas hasta dejar tan solo un 15% de las personas en planta,

    Creo que te has pasado tres pueblos, dejemoslo solo en miles de trabajadores que ya está biee.

    Aparte de eso estoy contigo en lineas generales. Es más, yo considero globalmente al pueblo chino mucho más culto que los europeos, aunque eso si, les ganemos en tecnología, (de momento),

    Cuando aquí andábamos con taparrabos, en guerras tribales los ya eran un inmenso país regido por un monarca y mientra aquí nos dedicábamos a coleccionar colonias, (y esclavos), por los cinco continentes, ellos que en muchas épocas históricas han sido sin lugar a dudas la mayor potencia militar del mundo, nunca pusieron un pie fuera de lo que consideraban su interland, del Tibet a Corea y el Japón y de Siberia al Mar de la China.

    Me gustaría saber cuantos países occidentales sabrían asimilar el problema de Honk Kong, como lo han hecho los Chinos. Me fastidia, pero como perteneciente a una raza, que sólo en el último siglo montó por dos veces una guerra mundial,.me siento avergonzado ante un pueblo que solo buscó librarse del yugo de quienes quisieron sojuzgarlo fueran mongoles, ingleses, japoneses o rusos.

    Estoy seguro que el futuro es suyo, pero por otra parte también estoy seguro que son como los Fenicios pero en grande, se conformarán con enviar fuera de China expediciones comerciales a cambiarnos cuentas de vidrio de colores, (transistores), por nuestro oro y nuestro trigo y se lo daremos encantados pensando que hemos hecho un gran negocio, como les entregamos nuestras fábricas, sin disparar un solo tiro, pagando con algo que llamábamos mano de obra barata..

    .

  • #002
    Michel Godin - 26 Septiembre 2016 - 20:33

    Hola Enrique, qué tal?

    No terminé de entender esto: “trata ahora de generalizar una reforma en metodologías educativas apoyada en una gran inversión – 230% de crecimiento en los últimos años, desde los $35 millones en 2012 a los $1089 millones actuales – ”

    Esos montos son… ¿la inversión del Estado en Educación?. Tiene que haber algo mal, tal vez mi interpretación. U$S 1000 millones en términos de PBI Chino es como como decir 0%.

    Como te decía, esto lo mismo lo estoy interpretando mal yo.

  • #003
    Juan Alberto - 26 Septiembre 2016 - 20:54

    Si quieres convertirte en el país del futuro, empieza por apostar por la educación.

    No podría estar más de acuerdo. Más viendo cómo las universidades españolas no aparecen ni una entre las cien mejores del mundo.

    • Enrique Dans - 26 Septiembre 2016 - 20:58

      Y sobre todo, viendo como una panda de burócratas incompetentes que jamás han conseguid hacer nada bueno ni situar a nadie en ningún ranking se dedican a recorrer las universidades españolas diciéndoles con criterios del siglo pasado lo que tienen o no tienen que hacer, los títulos que pueden ofrecer y las horas de clase que tiene que tener cada asignatura. Mientras no nos carguemos esa absoluta y sin sentido exaltación del isomorfismo, no llegaremos a ningún sitio… :-(

      • Gorki - 26 Septiembre 2016 - 21:07

        Lo sencillo que és. Enseñanza publica, si no eres capaz de competir, prohíbe la enseñanza privada por por ley

        http://nadaesgratis.es/gerard-llobet/restringiendo-aun-mas-la-competencia-en-la-educacion-universitaria

        • Daniel Terán - 27 Septiembre 2016 - 01:42

          Sí, porque si malo es que no esté una Universidad española entre las 100 primeras; peor es que no lo esté una Universidad española privada.

        • Jose Antonio Garcia - 28 Septiembre 2016 - 23:25

          Gorki,

          Gracias por el link
          Recomiendo leer los comentarios del link.

          El articulista intenta defender la privada vs. pública,
          Pero algún comentario deja muy en entredicho las supuestas bondades de las privadas…

          Si os interesa China como rol model, mirar lo que se gastan por habitante en educación y lo comparais con España.

          China deja ver lo que quieren…

      • Rodrigo - 27 Septiembre 2016 - 10:57

        Me quedo con esto sobre nuestro país: “homologándolo” todo hasta el límite “no vaya a ser que a alguien se le ocurra hacer algo diferente”.
        Marca España!!!

        Por otro lado me quedo alucinado con lo que cuentas sobre que están adoptando metodos occidentales en las escuelas de negocios chinas, fomentando la discusión activa …
        Estos tíos nos van a comer!!!

    • Gorki - 26 Septiembre 2016 - 21:05

      Tengo entendido y eso puede confirmarlo e Enrique, que al menos la enseñanza universitaria, no es gratuita en China, aunque supongo que tienen algún sistema de becas eficaz. Por lo tanto quienes invierten en educación es tanto el Estado como los particulares.

      Lo que es cierto es que las familias ayudan a estudiar a sus hijos, y los obligan a estudiar duramente, Cualquier profesor de instituto de Madrid, te confirmará que generalmente los mejores estudiantes son chinos o asiáticos.

    • Garepubaro - 26 Septiembre 2016 - 21:36

      Di que si hombre, conozco a uno que se saco el doctorado en quimica, fisica … con veintipocos años en España, un portento, y desde entonces esta en Washington para no volver, pero alli me dice que esta acompañado de hindus, y de otras partes del mundo en las mismas, fenomenos que se instalan en EEUU porque en sus paises no tienen las empresas que le sacan rendimiento, eso si todos sus compañeros buenos estudiantes al menos pudieron quedarse en España como maestro universitario, que formaran a mas gente que se quedara como maestro universitario, que formara a otra generacion de maestros universitarios y a otros que mismamente estaran la mar de bien preparados para irse de España

  • #011
    Pedro - 26 Septiembre 2016 - 23:40

    No os asombre lo de China, es exactamente lo mismo que llevamos haciendo en España durante siglos. O milenios, a saber.

  • #012
    Amaury Reyes - 27 Septiembre 2016 - 09:16

    Genial! Realmente la educación en España es algo que me incomoda mucho. Veo lo que hacen con mi niña, y me preocupa, la falta de visión, la inercia absurda del siglo XX. Un saludo!

  • #013
    rodrigo - 27 Septiembre 2016 - 21:23

    Me quedo con la última oración “Si quieres convertirte en el país del futuro, empieza por apostar por la educación”, no sólo la celebro y firmaría como propia sino que es una de las pocas cosas en las que creo. Pero por otro lado todo ejemplo basado en China que no deja de ser una dictadura hegemónica que ha generado una oligarquia ideológica y corrupta con una economía cerrada al máximo, me parece que hay que matizar un poco ese modelo educativo aún asumiendo que es una potencia y ha logrado los avances indicados en tu artículo, más allá de las aperturas dadas bajo el concepto de economía social de mercado. El modelo educativo occidental no sólo está permimido sino que es un modelo que genera probreza y no hablo de pobreza desde la economía.

    • Garepubaro - 28 Septiembre 2016 - 07:58

      Se dramatiza mucho con China, pero los chinos que estan en España pues les gustaria volverse mejor, asi que no echaran tanto de menos tantas y tantas cosas, como que aqui los terroristas anden no solo vivos sino sueltos y tengan voz, los corruptos pillados sigan en sus mercedes tan panchos, desde luego que no tienen ninguna envidia a semejante “democracia” y que si hubiera un atentado o algun pais ataca China, o trata de entrar en China saltandose una valla invadiendo “ellos siempre estan con China incondicionalmente sea lo que sea, aunque no lleve razon”, cosa que en España lo primero se le echa la culpa al gobierno y luego cae derrotada por cualquier enemigo que salga interior o exterior … pero lo que tiene China como EEUU sera peor educacion de menos calidad que la española pero mejores empresas para que los que todos los que tengan talento se vayan alli, o que funden sus empresas sin haber terminado sus estudios casi siempre apenas haberlos empezado, caso, Bill Gates, Steve Jobs, Facebook, Google el otro y el otro y hasta el infinito …

  • #015
    Antonio M. - 28 Septiembre 2016 - 08:06

    Aterrador como se afianza cada vez más la idea de equiparar -o sustituir ya, más bien- “educación” por “capacitación profesional”.
    El ideal del conocimiento y el progreso humano, redefinido por los intereses especulativos del Dios Mercado. El Alma Mater de las Universidades violada y sacrificada en el altar de la economía especulativa.

    Respecto a China, simplemente ha constatado que el capitalismo funciona mucho mejor sin Democracia; así que podemos darnos por jodidos.

    • Garepubaro - 28 Septiembre 2016 - 14:35

      Me recuerdas a gente que se sacó la carrera de Historia , Antropologia y otras, porque “estaba en su derecho de adquirir cultura como cualquier ciudadano” … no veas despues portando esos solemnes titulos, cuando le dijeron que eso no tenia mucha salida laboral asi, que con esas cosas no les dan para comer … ahi andan como fieras reivindicando sueldo y trabajo a cuenta de estos tan excelentes conocimientos

      • Jose Antonio Garcia - 29 Septiembre 2016 - 00:09

        Entendiendo el argumento.

        Quisiera proponer una reflexión

        Una persona estudia Filosofía. Salidas pocas
        Una persona estudia Teologia, se hace sacerdote, salida bastante sólida. Trabajo seguro.

        ¿Cual es mejor elección?

        Solo vale el sentido económico ???

        Igual el filósofo se puede ganar la vida haciendo otra cosa… Y tiene una cultura que no la tiene el que sólo pega líneas de código, trabajando para una empresa carnicera, … Que es la situación más probable…

        No me parece bien despreciar a las personas que han estudiado humanidades. Guardo muy buen recuerdo de las asignaturas de letras. Aunque prefiero la Ciencia.

        Ps: Doy por sentado que el sacerdote está realizado. Solo lo uso por comparación de dos carreras de humanidades.

        • Antonio - 29 Septiembre 2016 - 08:14

          Efectivamente es ese el matiz, @Jose Antonio Garcia.
          Lo que digo es que el mundo es de los @Garepubaro, que son incapaces ya de separar educación y formación laboral.

          Como él mismo ha dicho, todo consiste en resultar un recurso adecuado a las demandas laborales del mercado en cada ocasión. Todo gira en torno a eso.

          De Ser Humano a Recusrso Humano. A eso hemos llegado.

          En sus propias palabras, anteponemos un cuestionado derecho a la Cultura a las necesidades del mercado, y claro, eso se paga.

      • Antonio - 29 Septiembre 2016 - 08:21

        A mí me recuerdas a cualquier cuñado que sabe perfectamente que los estudios son para capacitarte como un buen recurso empleable.

        “Historia, Antropología y otras”.. ¡Qué pringados!, ¿verdad?

        • Garepubaro - 29 Septiembre 2016 - 10:21

          Ya, cuñado por exponer de lo que se quejan otros … ya …

  • #021
    Marcos Román-González - 30 Septiembre 2016 - 12:20

    Hola Enrique,

    Dejo por aquí alguna referencia reciente de prensa relativa al nuevo currículum chino en Ciencias de la Computación, que se implantará desde los 6 años de edad (al estilo del ya implantado en UK):

    http://www.europapress.es/portaltic/sector/noticia-china-incluira-programacion-educacion-ninos-partir-seis-anos-20160906105946.html

    En la UNED estamos investigando (y tratando de promover) el pensamiento computacional en Primaria y Secundaria:

    http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0747563216306185

    Saludos

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados