Noticias y social media: en rumbo de colisión

IMAGE: Bloomua - 123RFUn estudio del Reuters Institute for the Study of Journalism afirma que las redes sociales han superado a los medios tradicionales como fuente de noticias para los jóvenes de entre 18 y 24 años. El estudio es longitudinal, está ya en su quinto año de desarrollo, abarca a unas cincuenta mil personas de veintiséis países, y viene a demostrar que las redes sociales han pasado de ser un simple lugar de descubrimiento de noticias, a convertirse en el sitio en el que esas noticias son consumidas,

Una tendencia que hace tiempo que las redes sociales ya explotan con fruición: mientras muchos aún atribuyen a Facebook un cierto componente “frívolo” relacionado con el interés por saber qué hacen nuestros amigos, familiares o contactos, la gran realidad es que cada vez pasamos más tiempo leyendo noticias provenientes de sus algoritmos de recomendación, un componente que se ha reforzado sensiblemente con el desarrollo de los Facebook Instant Articles. Otras redes, como Snapchat, cuentan con esquemas similares adaptados a sus demográficos como Snapchat Discover, mientras otras, como Twitter o YouTube, tienen desde el principio ese tipo de mecanismos integrados en su funcionamiento.

Para los medios, o para todo aquel que genera contenido, las consecuencias parecen claras: pasar de ser consumidos en sus propias páginas a serlo en las de un tercero implica una importante pérdida de control. Que las redes sociales integren mecanismos para facilitar la contabilización de sus estadísticas o para dar lugar a un reparto razonable de los ingresos publicitarios no deja de ocultar una pérdida de influencia de la cabecera como tal, un cambio importante de las reglas de juego contra el que parece difícil o imposible luchar y al que resulta fundamental adaptarse de la mejor manera posible. Para los usuarios, pasar de seleccionar noticias en función de la cabecera que las publica o de su línea editorial, y pasar a depender de algoritmos de recomendación más o menos sutiles o de procesos de difusión viral implica también una cesión de control, que conduce de manera inexorable a una discusión sobre la naturaleza de esos algoritmos y sobre la posible editorialización de la plataforma. Depender de algoritmos que descansan en la composición de nuestras redes sociales o en las noticias que hemos leído anteriormente, además, genera, por su propia naturaleza, un efecto burbuja que tiende a someternos a puntos de vista con los que nos encontramos cómodos, a visiones provenientes de nuestros amigos, a auténticas cajas de resonancia de nuestras visiones.

Un cambio de hábitos que va a determinar muchas cosas, que coincide en gran medida con la observación casual, y que los medios no van a poder ignorar. En mi caso, tengo claro que las redes sociales conforman una parte muy importante de mi dieta informativa, aunque el uso de un lector de feeds mantenga aún una cierta visibilidad e importancia de la cabecera de muchos de los medios que consumo habitualmente. El uso de medios como la televisión o la radio se ha convertido simplemente en una manera de consumir noticias que ya había conocido anteriormente, en un formato pasivo y relegado a ocasiones puntuales, mientras voy en mi coche o a la hora de la cena. El periódico, prácticamente, ha desaparecido, y solo hago clic en artículos que recibo a través de redes sociales. ¿Y tú? ¿A través de qué canales te informas? ¿Coinciden tu experiencia y tus hábitos con las conclusiones del estudio?

 

This article is also available in English in my Medium page, “News media and social networks: on a collision course

 

8 comentarios

  • #001
    Manuel Matos - 16 junio 2016 - 21:00

    Hola Enrique;

    Yo me mantengo informado sobre lo que pasa en Mi municipio con una app que desarrolle para Mi. En donde un algoritmo determina la relevancia del contenido y asi no pierdo mi tiempo verificando informacion basura. Si deseas avisame para agregar tu comunidad y asi la utilizas. Abajo te dejo el enlace a la app.

    https://play.google.com/store/apps/details?id=com.litcheapp.app

    Saludos,

    Manuel Matos

  • #002
    Gorki - 16 junio 2016 - 21:38

    No me extraña nada el resultado de la encuesta de Reuters, y creo que es extensible al menos como tendencia a futuro, para todas las edades,

    No soy representativo de nada, pero quizá marque algo que pueda ser tendencia. Con mis 73 años, hoy no utilizo al periodismo para estar informado, sino que utilizo fundamentalmente Twitte,r para conocer la actualidad y solo adicionalmente, la radio, que la oigo únicamente, por la mañana cuando me visto y en el coche. He dejado de comprar prensa y he dejado de ver televisión convencional, El 90% de la información y el ocio me llega actualmente a través de Internet.

    Por ese motivo decía yo hace poco, que el problema del periodismo. era mucho más profundo que el de cambiar de tipo de soporte, incluso de cambiar de tipo de modelo de negocio. Que su principal problema es redefinir su papel, pues como los aguadores que traían agua, han dejado de tener sentido, desde el momento que las noticias fluyen y se canalizan sin problema, desde ahí donde se producen a nuestra casa, sin necesidad de nadie que nos las suministre.

    Hace raro el decirlo de quien fue el “Cuarto Poder”, pero hoy no son necesarios.

  • #003
    Mauricio - 17 junio 2016 - 00:10

    La verdad es que cuando tenía entre 18 y 24 años era poca la gente de esa edad que leía el periódico, la web no existía y eran los programas matinales de radio o los noticieros nocturnos de televisión los que hacían que dicho grupo de edad estuviera informado, más por la costumbre de los adultos de encender los receptores a esas horas que por interés personal, salvo personas que por gusto o compromiso social siempre quisieron estar bien informadas.

    Es claro que actualmente la gente de dichas edades vive en las redes sociales y que difícilmente va a entrar al portal de un periódico, pero también es claro que las necesidades de información varían con la edad de la persona, como siempre ha sido. No olvidemos, por otro lado, que los artículos de mayor calidad que circulan por las redes suelen ser de viejos o nuevos periódicos o revistas de prestigio (con formato de portal o blog) y no de sitios de algún aficionado.

    En mi criterio, los que no van a sobrevivir son los periódicos que dan la misma información que otros brindan con mayor calidad. Pero los que se concentren en algo que nadie pueda hacer mejor (como la información local precisa y profunda), muy probablemente podrán sobrevivir dignamente en el entorno digital.

  • #004
    María - 17 junio 2016 - 09:41

    Los feeds y las redes sociales no están reñidos. Dentro de mis feeds tengo redes sociales como reddit. Solo entro en los periódicos a través de ellos. Y sí, hace un montón de años que cumplí 25.

    • Enrique Dans - 17 junio 2016 - 10:35

      No solo no están reñidos, yo es que incluso los considero dos capas necesarias: en los feeds están las fuentes que yo he estimado que debo monitorizar (y me lo trabajo mucho, tengo un indicador señal/ruido que cuido y que me lleva en ocasiones a eliminar algunas fuentes o a pasar a incluir otras), y en las redes sociales (en mi caso sobre todo en Twitter) están las personas que me pueden descubrir otras noticias o temáticas que me interesan. Paso de una capa a la otra a lo largo del día constantemente, y al final, todo lo que termino utilizando o me genera una cierta atención, lo almaceno en Pinterest o en Flipboard. Llevo un cierto tiempo con esa operativa, aunque las herramientas pueden ir variando a lo largo del tiempo, y me funciona bastante bien…

  • #006
    Ignacio - 17 junio 2016 - 10:30

    Yo consumo las noticias del siguiente modo:

    Trending topics de Twitter como portada: Cuales son los temas candentes ahora mismo (sin linea editorial impuesta).

    Cabeceras para obtener la vision de la actualidad desde diversos puntos de vista y con garantias medianamente conocidas (tengo mi propia idea de cuando fiarme de ElDiario.es, el abc, el Espniol o el panfleto de Eduardo Inda).

    Noticias de los contactos de Facebook como mera distraccion/curiosidad, hay demasiado cuniadismo y sensacionalismo, si algo llama mi atencion acabo iendo a las cabeceras tradicionales para informarme desde la linea editorial que me interese.

    Blogosfera para temas especificos no generalistas, como por ejemplo este blog. RSS y netvibes para consumirlos.

  • #007
    Jose Antonio Garcia - 17 junio 2016 - 12:38

    Cuando una persona usa FB o twitter solo para acceder a a la página de un diario, o a un recolector de noticias al estilo del difunto google news, lo que hace es acceder a una información filtrada y por ende sesgada. Cuando accedes a blogs, la información está absolutamente sesgada y afín a una idea, al igual que cuando entras en los diarios o incluso en las agencias. Está dentro de la naturaleza humana y simplemente hay que tener en cuenta que todos somos subjetivos.

    Mi filtro por ejemplo, es que la información dada no sea plumbea, esté enfocada, que parezca que sepa de que hablan, no repetitiva, es decir que no sea de calidad pésima en las formas, en la ideología no filtro, ya me haré mi propia ídea consultando distintos puntos de vista. Considero bueno ir a las fuentes, pero también escuchar las opiniones.

    Cuando una persona joven accede a la información utiliza normalmente el filtro de la estética y de la moda, de ahí que le guste más como viene la información en su red social. Igual que a los niños le gustan los cuentos.

    Pero llega la etapa adulta.

    ¿Donde triunfa un tabloide? Normalmente en las capas populares de la Sociedad que prefieren leer el Sun al Times o al Guardian. Algunos ni eso.

    En la evolución cronológica de una persona, aplicando grandes números, cuánto más tiempo pasa, más recursos culturales tienes a tu alcance, tu propia experiencia debería ser parte de esa culturización. Comenzar a interesarse p.ej. por cine alternativo al de los canales comerciales, puede leer periódicos, libros, revistas, etc. Empieza a interesarse por la política, ciencia, música clásica, algunos por emprender, otros por asociaciones, sindicatos, ONG, religión etc es un proceso en definitiva de evolución cultural y hacerse persona adulta

    Infantilismo Cultural

    Una parte de la población, adulta, en los países desarrollados sufren un síndrome de Peter Pan Cultural en cuanto a su desarrollo, y mantiene unos hábitos infantiloides en su consumo de información.
    Solo leen una determinada prensa(p.ej. Marca), o una determinada cadena de TV ( la suya), solo consume Entretenimiento Masivo(p.ej. telebasura)

    ¿El cambio de hábitos, conduce a un tipo de Sociedad FastFood cultural, vacía? Mi opinión es que no, a pesar del resultado de la encuesta, o al menos eso quiero creer.

  • #008
    Carlos Quintero - 17 junio 2016 - 14:07

    En mi caso:

    Para noticias tecnológicas uso unos feeds con Feedly de fuentes que tengo seleccionadas. A veces Twitter, pero muy poco (demasiado ruido para mi gusto).

    Para noticias generalistas veo las portadas de 4 ó 5 periódicos online, y entro en una o dos noticias a lo sumo. Me basta con leer los titulares. No uso Facebook para esto ni Twitter. Ni por supuesto la TV. No uso mucho el coche, así que no uso la radio (salvo en viajes largos si voy solo).

    En general le veo varios problemas a la prensa:

    – La mayoría de las noticias son bastante irrelevantes, al menos para mí. No necesito profundizar en ellas.

    – La calidad no es muy buena. Me gustan los análisis bien razonados, y a ser posible desde distintos puntos de vista, para entender la complejidad de las cosas. Los periódicos tienen una línea editorial demasiado definida que les resta pluralidad, y repiten sus tópicos una y otra vez para sus lectores (en especial en temas de política). Para obtener análisis de más calidad voy a blogs externos a los periódicos.

    – Los foros, que deberían ser una fuente de enriquecimiento de las noticias, muestran lo peor de las personas: maniqueísmo, descalificación, fanatismo, simplicidad, etc. Sin asomo de inteligencia, análisis de otros puntos de vista, o crítica constructiva y enriquecedora.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados