Nos roban el sol

IMAGE: iimages - 123RFLa entrada en vigor del impuesto al sol en España, una tasa abiertamente diseñada para desincentivar el uso de la generación distribuida de electricidad mediante instalaciones de placas solares en los hogares, demuestra de manera palmaria la vocación del gobierno español por proteger a las empresas de generación de electricidad, convertidas en este país en un auténtico cementerio de elefantes para políticos.

La ley es un auténtico ejercicio de prevaricación, en su definición literal del Diccionario de la Real Academia Española: “delito consistente en dictar a sabiendas una resolución injusta una autoridad, un juez o un funcionario”. Mientras todos los países civilizados se afanan por incentivar, en muchos casos con exenciones de impuestos a su instalación, el desarrollo de la generación distribuida, en España, uno de los países con mejores condiciones para ello, el gobierno intenta por todos los medios evitar que los techos de sus hogares se llenen de placas solares. Llevada por la ley de Swanson, la energía solar y la generación distribuida se están convirtiendo en la gran esperanza de una energía renovable, barata y sostenible en todos los países del mundo. La descentralización de la generación es una tendencia mundial, las placas solares proliferan en los tejados de las casas de todo el mundo, y que sea así tiene todo el sentido. Salvo en España. En uno de los países con mejores condiciones para ello, un gobierno corrupto se dedica a desincentivar esa tendencia.

El sentido de la ley es tan inexplicable y tan arbitrario, que no deja lugar a la especulación. Se controlan todos los posibles factores: por un lado, se tasa la generación de electricidad. Por otro, se fija en cero el precio de la eventual energía excedentaria que se podría inyectar en la red. Y por otro, se tasan también las baterías acumuladoras, una solución que en muchos países se está precisamente incentivando con el fin de evitar la concentración de los picos de oferta o demanda en determinadas horas del día.

La idea de que “el autoconsumidor pueda beneficiarse del respaldo que le proporciona el conjunto del sistema, aun cuando pueda estar autoconsumiendo electricidad” es completamente absurda: el autoconsumidor financia el sistema pagando por la electricidad que utiliza, lo que convierte en una doble imposición el hecho de que tenga también que contribuir a esa  financiación cuando no lo utiliza. La redundancia es tan clara y tan evidente, que solo cabe pensar que el ministro Soria nos está tomando por idiotas. El cargo por autoconsumo para “cubrir los servicios de balance necesarios en el mercado de producción”, cuando en España ese balance es completamente innecesario porque el desarrollo de la autogeneración es aún sumamente escaso, es todo un ejemplo de pre-legislación: vamos a crear una ley “por si acaso en algún momento hubiese que incurrir en algún coste”. Sencillamente demencial. Asimismo, pretender que todos los ciudadanos tenemos que financiar el déficit de tarifa, cuando si una persona decide no utilizar electricidad a partir de ahora, no tendría que hacerlo, es completamente absurdo: ¿por qué debe financiar el déficit de tarifa alguien que genera su propia electricidad, si alguien que no utiliza electricidad no tiene que hacerlo? Todo en esta ley es propio de una antología del disparate. Pero una antología del disparate que drena tu bolsillo y llena el de otros, como ocurre en todos los esquemas de corrupción.

La revista Forbes, en el año 2013, ya se mofó de las pretensiones del gobierno español, tachando el impuesto de absurdo y completamente arbitrario. Ahora, ya lo tenemos encima, ya es ley. Un gobierno agotado que ya ni se preocupa por ocultar las evidencias de corrupción ha consumado un abuso que desincentiva la generación distribuida, auténtica tendencia de futuro, en el país que más podría beneficiarse de ella. Una ley que debería ser derogada en cuanto un gobierno decente tenga la primera oportunidad de hacerlo.

Es más que posible que el próximo día 20 de diciembre esté nublado. Pero cuando vayas a votar, además de otras muchas cosas, acuérdate del sol.

 

This article is also available in English in my Medium page, “A tax on sunshine

 

57 comentarios

  • #001
    Victor - 10 octubre 2015 - 15:16

    El paki de de la esquina ya me ha dicho que a partir de ahora me cobrará los kebabs igual y también me cobrará si no compro kebabs porque el está por si acaso a mi me apetece un kebab y eso hay que pagarlo.

    • hermanomarista - 26 octubre 2015 - 13:05

      No sé porqué se queja tanto la gente: ESTAMOS MEJOR QUE EN ZIMBAWE!!

  • #003
    menestro - 10 octubre 2015 - 15:16

    Dímelo a mí, que he ejercido de asesor oficioso para dos gobiernos extranjeros ya (o tres). No sabes lo difícil que es explicar algunas cosas sobre la economía de este país a empresarios de fuera. Eso sí, el té de las embajadas merece la pena. La valija diplomática tiene sus ventajas, supongo. Qué bueno.

    Por alguna extraña razón, parece que confían en mí.

    Como dijo una vez una funcionaria recién llegada “Yo pensaba que todos los españoles eran como este”. Pobre.

  • #004
    Perico Palotes - 10 octubre 2015 - 16:21

    La revista Forbes fue muy comedida, pues el impuesto al sol, además de ser absurdo y arbitrario, merece toda una larga lista de calificativos negativos dificilmente enumerable….

    Supongo que algún día tendremos políticos más presentables que intentaran poner remedio a tantos perjuicios ocasionados no solo a la ciudadanía española sino a toda la humanidad: menuda panda tenemos, tanto los que colaboraron activamente como pasivamente permitieron que el impuesto al sol viera la luz, mejor dicho, la oscuridad….

  • #005
    José Antonio - 10 octubre 2015 - 16:36

    Cuánta verdad. Va a ser que la esperanza es lo ultimo que se pierde….

  • #006
    Luciano - 10 octubre 2015 - 16:50

    He comprado una casa en marzo, absolutamente decidido a poner placas solares. El aislamiento de la misma y el hecho de que le da el sol a todas horas del dia me parecían argumentos implacables, y la experiencia de varios amigos, que viven en Holanda y Alemania (dos paises mundialmente famosos por su sol permanente) me habian dejado convencido.
    El asunto para mi no era tanto económico como ideológico, pero empecé el análisis teniendo en la cabeza la lógica de payback de la instalación en un cierto tiempo (estimado entre 7 y 12 años por los amigos mencionados)
    Con la sencilla tabla excel diseñada por el amigo alemán para entender cuando se generaba el payback, empiezo a insertar el precio de instalación inicial, precio de kW, la producción minima de la instalación etc… Pero entonces me doy cuenta que tengo que añadir parametros a la tabla excel que utilizó mi amigo (todos los elementos del impuesto al peaje de respaldo al que te refieres) y sacar otras lineas que eran inútiles en España, como las relativas a las subvenciones y exenciones fiscales.
    Resultado: el payback se genera…. nunca.
    Me ha costado bastante tiempo resignarme a que todas las fórmulas de las tablas estaban bien. Entre incredulidad y frustracion.
    Pero eso no fue nada comparado a la vergüenza que sentí cuando le expliqué al amigo alemán antiguo compañero del MBA y que tu conoces bien que tenia que pagar 7 centimos por kW que autoconsumía, y que me pagaban solo 4,7 centimos por kW de produccion excedentaria que reinyectaba en la red.
    Tristeza intergalactica la de no ser español y no poder participar en el derrumbe de este gobierno

  • #007
    Joaquin Manzano - 10 octubre 2015 - 17:23

    Excelente articulo, delata al detalle la actual indefension a todos los niveles del usuario, del contribuyente, del propietario de huertos solares, del fabricante y sus trabajadores de componentes de placas solares…etc
    El actual gobierno plagado de ineptos y los otros corruptos enchufados los ex ministros de las prevendas y de las puertas gitatorias se han cargado no solo una fuente de trabajo y de riqueza si no una de de las energias mas adecuadas en los momentos actuales de crisis energetica. No hay palabras para describir tamaño descalabro por el bien de uno o varios clanes que mueven los hilos del poder a costa nuestra.
    En Alemania es el propio gobierno quien promueve estas normas y por el bien comun benefician al pueblo y alli ganan todos, aqui con todo el sol nos lo quitan para darle los beneficios a unos cuantos.
    En las proximas elecciones hay una gran oportunidad para resarcirse del error y dejar al sol que brille con libertad sobre cada placa solar.

  • #008
    menestro - 10 octubre 2015 - 17:33

    No es un impuesto al sol, sino a la red de distribución.

    Cualquier equipo autónomo desconectado de la red, no tiene ningún sobrecoste, ni impuesto.

    Lo del “Impuesto al Sol” sólo es propaganda de cara menoscabar políticamente al partido que adopta esa medida. Sea de un color u otro, ya que harán lo mismo.

    Ni los paneles, térmicos o electro-fotovoltaicos, ni los sistemas de autoconsumo están gravados, siempre que no exista una conexión a la red eléctrica.

    Las baterías tampoco están gravadas, siempre que no sean acumuladores conectados a la red. Puedes cargar tu coche eléctrico con una Tesla, siempre que no esté conectada al sistema de distribución de las compañías.

    Hay medidas antidumping desde las directivas europeas para evitar la fluctuación de los precios y la legislación española tiene que cumplirlas. En Alemania también se está gravando el autoconsumo.

    Hace pocos años, existía una gran especulación con granjas de energía solar, que estaban fuertemente subvencionadas, aprovechando la capacidad y las infraestructuras de la redes de distribución.

    Eso, encarecía el coste de las infraestructuras de la redes eléctricas para los usuarios finales, a costa de generar beneficios en las inversiones de auto-producción subvencionadas, y cuya producción era redistribuida por la red a otros consumidores.

    La tecnología de las redes de distribución eléctrica actualmente está evolucionando hacia las Smartgrid, que redefine todo el escenario, y que podría crear un mercado paralelo de energía eléctrica, en un sistema que actualmente se rige por la subasta de la producción y sus excedentes. Además estas redes pueden ser usadas para proveer de conectividad a redes de información.

    Por eso, está adoptándose una serie de regulaciones mas estrictas, para luego crear un capítulo aparte en la normativa para el autoconsumo domestico.

    El ministro Soria, claro que no se entera y así se explica de bien. Pero seguro que la yenca la tiene dominada.

    Espero haber puesto alguna ideas en claro.

    http://www.libertaddigital.com/economia/los-huertos-solares-dispararan-la-factura-electrica-un-19-1276345426/

    http://greenzone.co/2014/01/31/read-germany-plans-tax-consuming-electricity-solar-pv-systems

    http://www.smartgrids.eu/

    http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/28443-caen-los-primeros-pequenos-inversores-fotovoltaicos-hay-50-000-pillados-con-la-banca

    • lee mubai - 11 octubre 2015 - 00:57

      pero entonces,tengo que poner dos circuitos en casa? una para autoconsumo y otro diferente? Si la batería no esta conectada a la red, tal y como comentas, como la voy a utilizar durante un 50 % del tiempo?

      son preguntas bienintencionadas

      • menestro - 11 octubre 2015 - 10:14

        A ver, lo explico;

        La polémica viene de lo que se ha dado en denominar el “peaje de respaldo”, que es cuando la red eléctrica del domicilio convive con un sistema de autoconsumo, aunque sea de vertido cero.

        Se supone, que ese peaje se aplica por la reducción del termino de potencia que supondría el autoconsumo y para sufragar de forma solidaria los costes fijos de mantenimiento del sistema eléctrico, por la convivencia de ambos sistemas en la red interior sin medición.

        De hecho, se crea un derecho de acceso para la inspección de la red interior por parte de la compañía, igual que sucede con las instalaciones de suministro de gas.

        De esa forma se duplica el “peaje de acceso”, el cual aumenta cuanto mayor sea la potencia contratada, para redistribuir la carga de los costes fijos de infraestructura entre todas las personas conectadas a la red de suministro.

        Esa, es la parte que no acaba de cuadrar, ya que la liberalidad de mercado, dicta que no se puede gravar en detrimento de otros proveedores energéticos, aunque sean renovables.
        La diferencia, es cuando ésta se convierte una tasa disuasoria que impide el libre mercado o el acceso de otro proveedor, en este caso el autoconsumo.

        Es elección del consumidor decidir cuáles son sus necesidades y contratarlas de forma acorde, eligiendo los diferentes proveedores de las mismas, sin penalizar el uso de una u otra modalidad energética. El gas, la electricidad y el autoconsumo no pueden ser excluyentes. Ni tampoco estar subvencionadas, a costa del precio final para otros consumidores de la red eléctrica.

        De ahí, la queja de la CNMV y la posible armonización de la UE. O en los tribunales.

        El peaje de respaldo se aplica en varios países, Alemania y EE.UU. incluidos, para costear el mantenimiento de la red eléctrica y su convivencia con el autoconsumo.

        Se podría decir, que la alternativa más ecológica sería contratar con proveedores que obtengan la energía eléctrica de fuentes limpias, eliminando barreras y peajes en el mercado de las renovables.

        Puede llegar a ser un fuerte incentivo de marketing, sobre todo al comparar costes de producción, al igual que ahora se anuncian compañías que prometen los precios más bajos, sin que sepamos la procedencia de esa energía. No tiene el mismo impacto ambiental el carbón, que la eólica.

        Es una forma de crear una demanda de consumo responsable y fortalecer el compromiso social de las compañías energéticas.

        Más tarde o más temprano, se tendrá que velar por la protección al consumidor para evitar recargos adicionales por un mismo servicio.

        Es necesario entenderlo en un contexto, en el que muy pronto, la red eléctrica se convertirá en un punto de abastecimiento para automóviles, por ejemplo.

        Y contaremos con instalaciones de recarga en nuestro domicilio, que serán respaldas por la red eléctrica si queremos disfrutar de una alta disponibilidad.

        Todo esto, al margen del color político del gobierno, ya que se pergeño durante el mandato socialista y continuará, independientemente de quién salga elegido. Aunque digan que no.

        • Krigan - 11 octubre 2015 - 12:07

          No veo por qué el que instala paneles en su casa ha de pagar más que el que no los instala. Para empezar, es dudoso que vaya a reducir la potencia contratada. Parte de las horas punta de consumo son nocturnas, así que sin baterías (que se gravan aparte) ya me contarás cómo va a reducir su potencia contratada.

          Pero es que además, ni aunque pusiera baterías, ni aunque redujera su potencia contratada, no tiene ninguna justificación. Se le penaliza una vez por poner paneles. Se le vuelve a penalizar si instala baterías para aprovechar mejor la energía obtenida de los paneles. Se le paga cero patatero por verter electricidad. Y por supuesto, los paneles (y las baterías si las pone) se los paga de su bolsillo. Así ya me contarás cómo le va a salir rentable.

          NO es un sistema pensado para garantizar la sostenibilidad de la red, es un sistema pensado para impedir la transición a la autogeneración.

          Y si la demanda de electricidad va a aumentar, por el previsible auge del coche eléctrico, ¿no deberíamos estar favoreciendo la autogeneración en lugar de impedirla?

          Al final acabaremos importando electricidad fotovoltaica de Alemania. Y pagando TODOS por la ampliación de una red cuya carga no estamos aligerando mediante la autogeneración.

          Es de locos. Que pague más el que menos consume de la red. Más aún, que pague más el que vierte electricidad a la red. Es un sistema totalmente anti-económico.

        • Hiperion - 11 octubre 2015 - 20:33

          No sé si se esta regulando o no en alemania al respecto, ahora me da en la nariz que poco tiene que ver la situación de Alemania con la de España (sin entrar a valorar la diferencia de precio entre un país u otro), lo que yo sí sé es que en España tenemos una parte fija en la factura de la luz, y otra variable.

          La concepto parte fija – subida recientemente, llevando la contraria al espíritu de la normativa Europea, cuya idea es que los usuarios tengan una “penalización” a la hora de malgastar energía, y un incentivo a la hora de ahorrar – es precisamente pagar la conexión a la red, y que la compañía eléctrica pueda proporcionarme el 100% de lo contratado.

          ¿Que sentido tiene el peaje de respaldo cuando YA estamos pagando en la parte fija esos conceptos? Vamos a ver, tanto autogenere como no, al pagar la parte fija, he pagado que la compañía electrica tenga a mi disposición la potencia contratada.

          O dicho de otro modo ¿por que tengo que pagar un extra por la previsión de si necesito o no esa electricidad – perfectamente planificable, por cierto – cuando ya estoy pagando por tenerla disponible? La única manera de que tuviese algún sentido esos peajes, sería eliminando la parte fija de la factura…

    • Krigan - 11 octubre 2015 - 06:32

      Sí es un impuesto al sol, dado que te gravan si generas electricidad solar. Que no graven todos los casos (por ejemplo, una calculadora con célula fotovoltaica, o si eres un productor grande que genera más de 100 kW) no cambia el hecho de que lo que se grava es la energía solar.

      La excusa de la UE no cuela. No puedes decir que es algo a lo que obliga la UE si resulta que somos el único país de la UE que ha hecho algo así. Lo que Alemania planeaba hacer es justo lo contrario, gravar a los grandes, no a los pequeños.

      Difícilmente se puede decir que esto sea una medida contra la especulación en las granjas solares, cuando los productores de más de 100 kW están exentos. Esto es una medida contra la autogeneración.

      Eso es lo que temen las eléctricas, la autogeneración, que gradualmente vayamos dejando de depender de ellas. Por eso se penalizan también las baterías, por eso se penaliza la autogeneración aunque no viertas ni un vatio a la red, y por eso lo que te pagan es cero si viertes tu exceso. Solo si eres pequeño (menos de 100 kW), claro. A una nave industrial sí se le permite autogenerar, a un hogar no.

  • #014
    ana - 10 octubre 2015 - 17:40

    El PP no solo se va ha pegar un ostión el 20 de Diciembre, es que además serán la vergüenza de los libros de historia. Habrá que explicar como unos pocos gobernaban en contra todos y en contra del medio ambiente. La han cagao.

    Hay que tener la cara muy dura para hacer esto. Espero que las eléctricas les paguen muy bien porque el coste electoral va ha ser irreparable. El día 20 de diciembre se darán cuetan del error.

  • #015
    Miguel A. Tovar - 10 octubre 2015 - 17:45

    Es la enésima tomadura de pelo….

    Mientras tenemos que leer noticias como ésta:

    http://m.eldiario.es/canariasahora/politica/vacaciones-Soria-Punta-Cana-presidencial_0_435707211.html

    Aquí está muy bien explicado el invento del mal llamado déficit tarifario:

    La Verdad sobre el Mercado Eléctrico

    En los albores del siglo XXI, el Gobierno que por aquel entonces presidía la Nación tomó una medida dirigida a mejorar la competitividad de las empresas españolas, a contener la inflación para cumplir con los parámetros exigidos por la incorporación a la Moneda Única, y también, por qué no decirlo, con un claro trasfondo electoralista: congelar las tarifas de venta de la electricidad a los consumidores durante años. Cuán desafortunada fue esa política…

    Las tarifas de venta reguladas congeladas, y los costes de generación y los peajes de acceso en aumento, superiores incluso a los precios de venta, empezaron a gestar una gran bola de nieve que se fue retroalimentando año tras año generando una deuda que hoy conocemos como “déficit de tarifa”, que fuimos contrayendo los consumidores con las Compañías Eléctricas, y que no deja de crecer, intereses de demora incluidos.

    Antes incluso de todo esto, se publicó en España la Ley del Sector Eléctrico (Ley 54/1997) atendiendo a un proceso de liberalización que venía impuesto desde Bruselas. Las Empresas Generadoras de Electricidad con fuentes energéticas convencionales (nuclear, hidroeléctrica y carbón) convencieron al regulador de que los precios de venta en el Mercado Mayorista bajarían imposibilitando la recuperación del capital inicial invertido.

    El Gobierno creó entonces una partida de costes que se incluyó en la tarifa eléctrica de venta con el fin de dar estabilidad financiera a estas grandes corporaciones y resarcirlas de las posibles pérdidas que generarían las centrales eléctricas construidas antes de 1997. Los Costes de Transición a la Competencia (CTC) permitirían amortizar completamente todas las inversiones realizadas, estableciéndose un pago máximo total de 8.600 Millones de Euros. Pero lejos de bajar, los precios de mercado se incrementaron. Esto llevó al Gobierno a cancelar anticipadamente en 2006 esta medida, con un importe total pagado por este concepto cercano a los 12.000 Millones de Euros, muy por encima del máximo estipulado.

    El negocio fue redondo para las Eléctricas, amortizaron aceleradamente todos estos activos, y además se beneficiaron de un superávit que incomprensiblemente jamás nos fue restituido a los consumidores.

    Mientras todo esto acontecía, lo que erróneamente se viene denominando “déficit tarifario” seguía creciendo y creciendo. El volumen alcanzado es tal, unos 15.000 Millones de Euros acumulados en 2009, que estas Compañías lo han utilizado con fuerza para presionar al Gobierno de turno, beneficiándose de “favores” en forma por ejemplo de concesiones de prórrogas de explotación de centrales hidroeléctricas y nucleares. Estas instalaciones intensivas en capital, y que están completamente amortizadas de forma acelerada con el importe recaudado por los CTC, se convirtieron en el negocio del siglo. Los costes de generación se limitan a su partida variable imputable, esto es, 3 €/MWh para la electricidad hidráulica, y 18 €/MWh para la nuclear, cuando deberían ser de 39 €/MWh y 44 €/MWh respectivamente considerando sus costes de amortización.

    ¿Cómo pueden entonces decirnos que existe un “déficit de tarifa” cuando en nuestras facturas de la luz pagamos el MWh a más de 110 €? Claro que soportamos los peajes de acceso además de los costes de generación, pero… ¿tan elevada es la diferencia? Y aquí es realmente donde empieza el festival de beneficios caídos del cielo que obtienen las Compañías Eléctricas amparadas por el nefasto diseño de un Mercado monopolizado oculto bajo el paraguas de una falsa liberalización.

    Para hacer más comprensible la exposición, comparemos el Mercado Eléctrico con el de la fruta. Un agricultor cultiva patatas en Galicia, y otro mangos en Granada. Ambos envían su producción a un mercado mayorista, Mercamadrid por ejemplo, donde se subasta el género entre los distribuidores, que se encargan de suministrarlo a las tiendas que lo venden al por menor para que podamos consumirlo los clientes finales. El Mercado Eléctrico funciona de forma similar, las Empresas Generadoras venden su producción eléctrica en el Mercado Mayorista (denominado “pool”) a las Distribuidoras, que hacen llegar a su vez el producto a las Comercializadoras para venderlo al usuario final.

    No obstante, existe una salvedad… No es lo mismo una patata que un mango, pero la electricidad es un producto idéntico independientemente de la tecnología que se haya utilizado para su generación. Para que esta ejemplificación tenga lógica, deberemos considerar que a los consumidores nos es indiferente consumir patatas que mangos. De producirse este hecho, por lógica empezaríamos por adquirir las patatas que son mucho más baratas, y cubriríamos la demanda sobrante con mangos.

    Pero… ¿qué sucedería si el precio de venta de todos los productos intercambiados en Mercamadrid lo estableciese el último vendido (el más caro de entre los más baratos)? Pues que estaríamos pagando las patatas a precios de mango, con el consiguiente aporte de beneficios sobrevenidos al agricultor gallego. Esto en principio no tiene sentido en un mercado competitivo, pero es precisamente lo que sucede actualmente en el Mercado Eléctrico.

    Los consumidores demandamos electricidad de un sistema que no la acumula (se produce en cada momento en función de la cantidad demandada). Las primeras tecnologías en entrar en el “pool” (Mercado Mayorista donde se venden y compran los kWh producidos) son la nuclear e hidroeléctrica, que no se pueden parar, y las Renovables por Ley. En la mayoría de los casos la producción de estas centrales no alcanza a cubrir íntegramente la demanda, y se completa la oferta con electricidad proveniente de centrales basadas en otras tecnologías de generación, priorizando las más asequibles. Y es el último kWh vendido el que fija el precio de venta en el Mercado Mayorista para toda la electricidad comercializada. Es decir, la electricidad hidráulica y nuclear, cuyos costes fueron reducidos artificialmente con los CTC, se está vendiendo a precios de la generada con Gas Natural, mucho más cara, que incorpora además en su escandallo de costes partidas como los Derechos de Emisión de CO2 de las que se benefician las dos primeras tecnologías no emisoras.

    Regresemos nuevamente a Mercamadrid. Supongamos ahora que las patatas al por mayor realmente cuestan 30 c€/Kg y los mangos 150 c€/Kg, la distribución de ambos 20 c€/Kg, a lo que habría que añadir otros 10 c€/Kg en concepto de gastos varios.

    PVP Total patatas = 30+20+10 = 60 c€/Kg.

    PVP Total mangos = 150+20+10 = 180 c€/Kg.

    Supongamos además que el Precio de Venta al Público de estos productos está regulado y fijado en 160 c€/Kg (130 c€/Kg de coste del producto más distribución y gastos varios) en lugar de los 180 c€/kWh que deberían costar las frutas tropicales. Puesto que el precio en Mercamadrid lo fija el último producto vendido, es decir el mango, los productores granadinos están perdiendo 20 c€ por cada kilogramo vendido. Pero el gallego, que es muy listo, argumenta que puesto que a Él también se le imputan unos costes de 150 c€/Kg pero vende a 130 c€/Kg, se le está creando un déficit generado por la tarifa regulada de 20 c€/Kg, cuando la lógica nos dice que en realidad está ganando 100 c€/Kg.

    El regulador no obstante se apiada nuevamente del pobre gallego y acepta que se le adeuden esos 20 c€/Kg. Cuantas más patatas vende este agricultor más gana, además de incrementar el importe de lo que se le adeuda. ¿Y quién le debe esos 20 c€ que se generan con cada kilogramo que vende? Pues la pobre señora pensionista que compra las patatas en el supermercado de la esquina. Cada vez que Mercamadrid abre sus puertas, esta señora le debe más dinero a un agricultor que no conoce de nada y que vive a 700 Km de distancia. A esta señora el regulador le carga además los intereses de demora olvidando que en el pasado le obligó a pagar de su propio bolsillo los tractores utilizados para labrar la tierra, con el agravante que una falta de previsión generó un excedente de tesorería que permitió al agricultor comprarse un Mercedes Clase S negro con asientos de cuero.

    Y ahora llega la crisis. Toca apretarse el cinturón y a la señora le imponen muchos esfuerzos incluida la congelación de su pensión. Pero el agricultor del norte se desentiende completamente, esto de la crisis no se ajusta a su raciocinio. Se ha acostumbrado a su nivel de vida, y a base de lloros, amenazas y coacciones, transmite al Gobierno de turno que es la verdadera víctima del sistema. La señora pensionista tiene que soportar además la tremenda losa que supone la deuda que en realidad no ha contraído, pero al desconocer los mecanismos del mercado, es engañada, no quedándole otra alternativa que dar credibilidad a esta situación y acatar sus consecuencias. Lástima que tampoco sepa que esta deuda artificial que ha contraído equivale en términos monetarios al sacrificio que la situación financiera exige a la sociedad al completo.

    Pero esto no es lo único que se le escapa a la pobre señora. Resulta que el agricultor granadino, el gallego, todas las empresas distribuidoras que compran el género en Mercamadrid y que tienen una completa flota de camiones, y la tienda que vende la fruta pertenecen a un mismo Cártel que acapara la cadena de valor al completo.

    En un determinado momento entra en escena un agricultor de Almería ofertando un producto mucho más sabroso, pero con el único inconveniente de ser más caro. Por supuesto el precio supone un problema, pero este nuevo actor está demostrando que tiene una gran capacidad para reducir sus costes muy rápidamente. Sin la menor dilación, el Gran Jefe del Cártel que controla el mercado con mano de hierro ve peligrar su oligopolio, y le entran las prisas por recuperar ese “déficit” regulatorio generado artificialmente, y culpa al recién llegado de todos sus males, achacándole incluso situaciones creadas antes de su irrupción en el sector. Y el Gobierno de turno, por enésima vez, vuelve a creerse todo lo que el Gran Jefe del Cártel le cuenta, y decide atacar con todas sus fuerzas a este señor de Almería que amenaza con desplazar una oligarquía montada sobre unas bases regulatorias cuya finalidad era la liberalización del mercado.

    Se trata tan solo de un ejemplo. Que no se enfaden los agricultores, ni los gallegos cuya sangre circula por mis venas, ni mis paisanos granadinos. Sólo he pretendido ilustrar y simplificar al máximo lo que actualmente está sucediendo en el Sector Eléctrico.

    Los consumidores de electricidad tenemos que soportar una deuda ficticia con las Compañías Eléctricas generada por defectos en el diseño del Mercado, avalarla con nuestro patrimonio (el Estado), y hacernos cargo de sus intereses de demora. El llamado “déficit tarifario”, que no es más que un déficit regulatorio creado artificialmente, asciende a día de hoy a 15.000 Millones de Euros, que es precisamente el importe que el Gobierno pretende recortar de los gastos con su Plan de Ajuste estos dos próximos años. Este endeudamiento además va a seguir creciendo como mínimo hasta 2013, por un valor estimado en otros 9.500 Millones de Euros.

    Y por si fuera poco, las Compañías Eléctricas, con todos sus tractores pagados por nosotros en exceso, siguen vendiendo las patatas a precio de mangos, obteniendo unos enormes beneficios caídos del cielo (Windfall Profits en inglés, beneficios sobrevenidos en castellano) por valor de más de 3.500 Millones de Euros anuales.

    Nos han inculcado que “hay que pagar por la electricidad lo que realmente cuesta” y que “las Energías Renovables disparan su precio”, todo ello para justificar incesantes y escabrosas subidas de la luz. Comparto la primera afirmación, pero una correcta estimación de los costes de generación implica necesariamente un rediseño del Mercado Eléctrico, puesto que en la actualidad la subida de tarifas perjudica enormemente a los consumidores, genera beneficios sobrevenidos a las Eléctricas, y no refleja el auténtico precio que tendría este bien en un mercado competitivo.

    En cuanto al importe pagado en concepto de primas a la actividad de generación en Régimen Especial (Renovables excepto las grandes Centrales Hidroeléctricas, Cogeneración, y tratamiento, reducción y utilización de Residuos), no es más que un incentivo a la producción eléctrica independientemente de la tecnología utilizada. Pero nuevamente el erróneo diseño del mercado no traslada sus efectos al consumidor final.

    La falta de preocupación y un deficiente control del Sector Financiero desembocaron en la penosa situación que estamos viviendo. Tarde y mal, ya se están tomando medidas. Pero existe aún un sector que campa alegremente favorecido por la regulación, al que no afectan las crisis, ni las variaciones en la demanda del producto que comercializa, y que se mantiene al margen de los esfuerzos y compromisos que obligan los Planes de Ajuste llevados a cabo por los diferentes Estados. Se trata del Sector Eléctrico, mimado hasta el extremo por todos los Gobiernos, con independencia de su color.

    Se está produciendo una transferencia de renta encubierta de los consumidores a las grandes Compañías Eléctricas por valor de decenas de miles de millones de Euros. Esto nunca debió de ser así, y no puede prolongarse por más tiempo. Ha quedado sobradamente demostrado que “correr un tupido velo” no desemboca en nada bueno.

    No cometamos los mismos errores, no tropecemos nuevamente con la misma piedra.

    Copyright 2006 – 2010 Jumanji Solar

    http://www.invertirenbolsa.info/foro-inversiones/showthread.php?4533-Sobre-el-futuro-de-las-el%E9ctricas-y-las-empresas-de-energ%EDas-renovables&p=51505#post51505

    • Victor - 10 octubre 2015 - 19:04

      Yo añadiría una cosa: todo el tema del déficit se basa en unos “costes reconocidos”. ¿En qué consiste eso? Pues es como si yo (eléctrica) digo “este teléfono vale 1000 euros y tu (gobierno) dices “si, vale 1000 euros” y luego yo voy y te meto en mi consejo de administración. Nunca se ha hecho una auditoría independiente al sistema eléctrico, a lo mejor si se hiciera dirían que ni de coña vale 1000 euros, que como mucho 200 siendo generosos.

  • #017
    Jose Lin - 10 octubre 2015 - 18:17

    Es una vergüenza. En mi factura ya viene un termino fijo de potencia. Es lo que pago por tener la energía disponible, gaste o no gaste. Si yo pongo unas placas en mi tejado y gasto menos, ¿por qué tengo que pagar más? Cuando pierdan millones de votos, se extrañarán y preguntarán el motivo al director de campaña.

  • #018
    casimiro - 10 octubre 2015 - 18:22

    Eso es el progreso: Cobrar por lo que hasta ahora era gratuito.

  • #019
    José Luis - 10 octubre 2015 - 19:10

    1.- “El ministro Soria nos está tomando por idiotas”.

    2.- Después de que el PP hace estas (y otras) fechorías continúa siendo el partido nº1 en intención de voto (y el PSOE está nº2, y no sé cual es peor de los dos), y subiendo…

    3.- ¿Conclusión? Creo que la conclusión es muy deprimente…

    Ahí os dejo la intención de voto: https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Sondeos_de_intenci%C3%B3n_de_voto_para_las_elecciones_generales_de_Espa%C3%B1a_de_2015

  • #020
    Eduardo Prida - 10 octubre 2015 - 21:04

    El lobby electrico esta ejerciendo un abuso impresentable, esto ya ha rebosado el vaso de nuestra paciencia, Creo que deberia os organizarnos todos Los consumidores para defender nuestros derechos. Otro abuso que estan llevando a cabo con el cambio de Los contadores a Los nuevos inteligentes, acusandonos de manipular el contador y facturando una multa equivalente a 6horas de consumo por dia durante una año!!!!

  • #021
    Krigan - 11 octubre 2015 - 00:10

    Hay que reconocerle al ministro Soria su mérito. Si a mí me pagasen para diseñar una ley que asegurase que nunca habrá autogeneración en España, no sería capaz de hacer una ley tan eficaz como esta.

    Esto a 2 meses de las eleccciones, y con las corruptelas del ministro Soria saliendo en los medios. Rajoy sí que los tiene cuadrados.

  • #022
    Gorki - 11 octubre 2015 - 00:45

    ¿Alguien me puede decir en que día salio en el BOE la ley que se comenta?

    • Victor - 11 octubre 2015 - 01:26

      Lo anunció el trivago el viernes después del consejo de ministros, saldrá un día de estos

    • Krigan - 11 octubre 2015 - 05:24

      Salió en el BOE del sábado día 10.

  • #025
    Jaume - 11 octubre 2015 - 08:02

    Un ejemplo más de las instituciones económicas y políticas extractivas de España; lo que viene a ser un páis subdesarrollado. No tenemos otra solución que derrocarlas. Lo que ya no tengo claro es que sea suficiente con el voto (viciado)… quizás lo más efectivo sea organizarse económicamente en rebeldía. Creemos que tenemos mucho que perder, pero quizás ya esté en la práctica perdido, así que nuestra unica opción pasa por actuar y recuperarlo.

  • #026
    Generación kWh - 11 octubre 2015 - 10:21

    Hola Enrique,

    En España de puede hacer algo más a parte de quejarse y votar: participar del Autoconsumo Colectivo sumandote a la Generación kWh.

    Como ya te he contado en varias ocasiones, estaria bien que lo tengas presente para tus lectores.

    Abrazo.

  • #027
    José Antonio - 11 octubre 2015 - 11:14

    Buenas, no dudo que haya corrupción, pero parece que el mayor problema de las personas es ‘liberarse’ de las eléctricas, y no delos abusivos impuestos que la política ha generado hacia sus ciudadanos.

    Lo que yo entiendo, en buena lógica, sin atender a intereses de uno u otro, es que si alguien produce energía electrica para vender, es un productor, no un consumidor, y mucho menos un auto consumidor.

    Si ese impuesto al sol que mencionáis, es para quien aísla su vivienda de la red, entonces si es un impuesto al autoconsumo, pero si es para NUEVOS actores que entran en el mercado como productores, es lógico pensar que si participan de beneficios, también deben participar del coste de la red, y mas si generan problemas adicionales, como la gestión de picos en la red.

    Da la impresión que aquí no es una lucha de un lobby contra los intereses de la ciudadanía, sino la lucha de DOS lobbies. Y UNO de ellos tiene ganada la opinión publica.

    Recordad que todos sois consumidores. Y ese sobre coste que genere las minicentrales productoras de energía ( lo que llamáis autoconsumo) las veréis repercutidas en vuestra factura.

    Encima, oigo que no solo no debería ser gravada esta generación de energía electrica, como cualquier otra actividad económica y con ánimo de lucro, sino que habría que subvencionarla. Subvencionarla con dinero de TODOS.

    Pedís una energía electrica mas cara doblemente: en factura y a través de impuestos.

    En mi opinión, solo MENESTRO habla con un poco de sentido. Los demás os dejáis llevar por rabietas y prejuicios.

    • Krigan - 11 octubre 2015 - 12:26

      Tanto la tasa a las baterías (que NO sirven para vender, sino para consumir más tarde lo que tú mismo has producido) como la tasa a la generación fotovoltaica, se cobran ambas con independencia de que viertas a la red. De remate, al que produce más de 100 kW (mucho más de lo que puede producir un hogar por mucho tejado que tenga) se le exime. Y no se paga nada por verter a la red (salvo que produzcas más de 100 kW).

      Absolutamente NADA de esto encaja con tu idea de que esto se hace para cobrarle a pequeños productores que generan para vender. Aquí hay un solo lobby, el de las eléctricas, y un solo objetivo, impedir la evolución hacia la autogeneración.

      Somos todos consumidores. Y lo que se quiere es impedir que nos convirtamos en prosumidores (el que produce y consume a la vez).

      • José Antonio - 11 octubre 2015 - 12:55

        Hola Krigan, la tasa a las baterías se produce en instalaciones no conectadas a la red?

        • Krigan - 11 octubre 2015 - 23:40

          No. Supongo que porque eso significaría gravar cualquier sistema eléctrico que tuviese una célula fotovoltaica y (lógicamente) una batería para cuando hay poca luz, incluyendo las calculadoras fotovoltaicas, los teléfonos de emergencia con célula de las autopistas, y un largo etcétera de sistemas que no disponen de acceso a red, se alimentan del Sol, y (lógicamente) tienen también batería.

          Porque lo que es lógico para los demás casos, que si hay células también haya baterías, para un mayor aprovechamiento de la energía obtenida, no es lógico para los hogares, según el señor Soria, que grava también las baterías.

          Pero solo si mantienes conectado tu hogar a la red, por supuesto. Lástima que la tecnología actual de baterías, y su coste, no permitan acumular el exceso de producción solar del verano para cubrir todo el invierno. Se necesita mucha batería para eso, y es una lástima, ¿verdad?

          Pero no te preocupes, que si algún día se puede hacer (cosa no descabellada dado que el coste de las baterías de litio ha caído grandemente en los últimos años), ya nos vendrán con una nueva tasa que impida que la gente lo haga. De momento al menos, está todo atado y bien atado.

          • José Antonio Mira - 12 octubre 2015 - 12:25

            Pero no te preocupes, que si algún día se puede hacer (cosa no descabellada dado que el coste de las baterías de litio ha caído grandemente en los últimos años), ya nos vendrán con una nueva tasa que impida que la gente lo haga. De momento al menos, está todo atado y bien atado.

            Buenas, llegado este caso SI podremos pensar sin lugar a dudas que se está favoreciendo a un lobby en contra de los intereses de la ciudadanía.

            Pasaría como el CANON a los CD´s. Que independientemente de su uso y su finalidad, TODOS gravaban un canon que iba a parar a manos de la SGAE.

            Pero en este caso, veo que lo que se está gravando son las instalaciones de produccion conectadas a la red. Sea esa conexion para utilizarla cuando no se dispone de energía propia, o sea esa conexion para venderla.

          • Krigan - 12 octubre 2015 - 13:57

            José Antonio Mira:

            Para venderla ciertamente que no. Si tu instalación es de más de 100 kW (una nave industrial, por ejemplo), sí te pagan por verter electricidad a red y NO te gravan. Si es de menos de 100 kW (un hogar, por ejemplo), sí te gravan, y NO te pagan si viertes. No hay ningún caso en el que cobres por verter y te graven.

            No hay mucha diferencia entre esto y lo de la SGAE, dado que todo hogar que autogenere va a necesitar mantenerse conectado a la red en la práctica, por el invierno.

            Y sí que es para favorecer a un lobby, el de las eléctricas, dado que está claramente encaminado a impedir la autogeneración en los hogares. Obviamente la dependencia de los ciudadanos respecto a estas disminuiría grandemente si la autogeneración se generalizase.

            No es lo mismo un hogar actual, que toda la electricidad (un bien imprescindible) viene de las eléctricas, que un hogar con autogeneración y baterías, que 8 meses al año no necesita nada o casi nada la red, y que los 4 restantes solo necesita la red como complemento.

            Además, no todas las aplicaciones domésticas requieren lo mismo. Incluso en invierno estarían sobradamente cubiertas la iluminación (usando bombillas fluorescentes o led, por ley las incandescentes ya no se venden), la batidora, la maquinilla eléctrica, la recarga de aparatos como el móvil y el tablet, el router wifi, etc.

            En muchos hogares la calefacción, el agua caliente, y la cocina ya van por otras vías (gas natural, por ejemplo). Al final el problema acaba por estar en el frigorífico, y en menor medida (porque se puede elegir en parte el momento en que se ponen), en la lavadora y el lavavajillas.

            Este es el escenario que temen las eléctricas. Ya no es “la electricidad”, pasa a ser “ciertas aplicaciones domésticas en invierno”. Hay mucha diferencia de consumo de un frigorífico a otro, existen los electrógenos de gas natural, la tecnología de baterías y su coste están en constante mejora…

            Es este riesgo (para ellas) de evolución lo que las eléctricas quieren impedir con el impuesto al Sol. No les preocupan las grandes instalaciones solares (más de 100 kW), y por eso no van contra ellas. Lo que les preocupa es la autogeneración en los hogares.

          • Enrique Dans - 12 octubre 2015 - 14:05

            Y les preocupa también, en un escenario como el de España, con un porcentaje elevado de segundas viviendas (la casita de la playa), que se convierten automáticamente en un flujo de generación constante durante diez u once meses al año para sus propietarios…

          • Krigan - 12 octubre 2015 - 14:55

            Enrique:

            Sí, es ese tufo a “impidamos que se metan los pequeños”. Más de 100 kW: no pasa nada, todo normal, no te gravan y te pagan a precio de mercado por verter a la red. Menos de 100 kW: te gravan y no te pagan por verter. No vaya a ser que los de la casita en la playa o en el pueblo se saquen una renta 10-11 meses al año, con la cual podrían pagarse los paneles, e incluso obtener beneficio una vez amortizados.

            Y lo que es peor, que se familiaricen con la autogeneración, y se les acabe ocurriendo hacerlo también en su vivienda habitual. Ellos y sus familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo…

            Actualmente esto de la autogeneración está conceptuado como algo de frikis ecologistas. La gente no es consciente de que antes no era rentable y ahora SÍ lo es. Pero si tu vecino instaló paneles solares en su casita en la playa, y le fue muy bien, igual resulta que tu comunidad de vecinos acaba por instalar paneles en la azotea.

            Pero el señor Soria también ha pensado en las comunidades de vecinos, no vaya a ser que se asocien varias de ellas, y consigan poner más de 100 kW en una manzana. Prohibido. Problema resuelto.

          • José Antonio - 12 octubre 2015 - 18:26

            “La gente no es consciente de que antes no era rentable y ahora SÍ lo es.”

            Krigan, este punto me parece muy interesante. ¿Tienes algún link o alguna referencia donde hayan hecho el estudio? Muchas gracias.

          • Krigan - 12 octubre 2015 - 19:26

            José Antonio:

            La Wikipedia, que a su vez enlaza a un estudio del Deutsche Bank (referencia 4, es un pdf):

            https://es.wikipedia.org/wiki/Paridad_de_red

    • Mihai - 20 octubre 2015 - 14:04

      Se ve q no has leído el comentario de M. A. Tovar, que te pongo a continuación donde explica toda las fechorías de las eléctricas:

      Es la enésima tomadura de pelo….

      Mientras tenemos que leer noticias como ésta:

      http://m.eldiario.es/canariasahora/politica/vacaciones-Soria-Punta-Cana-presidencial_0_435707211.html

      Aquí está muy bien explicado el invento del mal llamado déficit tarifario:

      La Verdad sobre el Mercado Eléctrico

      En los albores del siglo XXI, el Gobierno que por aquel entonces presidía la Nación tomó una medida dirigida a mejorar la competitividad de las empresas españolas, a contener la inflación para cumplir con los parámetros exigidos por la incorporación a la Moneda Única, y también, por qué no decirlo, con un claro trasfondo electoralista: congelar las tarifas de venta de la electricidad a los consumidores durante años. Cuán desafortunada fue esa política…

      Las tarifas de venta reguladas congeladas, y los costes de generación y los peajes de acceso en aumento, superiores incluso a los precios de venta, empezaron a gestar una gran bola de nieve que se fue retroalimentando año tras año generando una deuda que hoy conocemos como “déficit de tarifa”, que fuimos contrayendo los consumidores con las Compañías Eléctricas, y que no deja de crecer, intereses de demora incluidos.

      Antes incluso de todo esto, se publicó en España la Ley del Sector Eléctrico (Ley 54/1997) atendiendo a un proceso de liberalización que venía impuesto desde Bruselas. Las Empresas Generadoras de Electricidad con fuentes energéticas convencionales (nuclear, hidroeléctrica y carbón) convencieron al regulador de que los precios de venta en el Mercado Mayorista bajarían imposibilitando la recuperación del capital inicial invertido.

      El Gobierno creó entonces una partida de costes que se incluyó en la tarifa eléctrica de venta con el fin de dar estabilidad financiera a estas grandes corporaciones y resarcirlas de las posibles pérdidas que generarían las centrales eléctricas construidas antes de 1997. Los Costes de Transición a la Competencia (CTC) permitirían amortizar completamente todas las inversiones realizadas, estableciéndose un pago máximo total de 8.600 Millones de Euros. Pero lejos de bajar, los precios de mercado se incrementaron. Esto llevó al Gobierno a cancelar anticipadamente en 2006 esta medida, con un importe total pagado por este concepto cercano a los 12.000 Millones de Euros, muy por encima del máximo estipulado.

      El negocio fue redondo para las Eléctricas, amortizaron aceleradamente todos estos activos, y además se beneficiaron de un superávit que incomprensiblemente jamás nos fue restituido a los consumidores.

      Mientras todo esto acontecía, lo que erróneamente se viene denominando “déficit tarifario” seguía creciendo y creciendo. El volumen alcanzado es tal, unos 15.000 Millones de Euros acumulados en 2009, que estas Compañías lo han utilizado con fuerza para presionar al Gobierno de turno, beneficiándose de “favores” en forma por ejemplo de concesiones de prórrogas de explotación de centrales hidroeléctricas y nucleares. Estas instalaciones intensivas en capital, y que están completamente amortizadas de forma acelerada con el importe recaudado por los CTC, se convirtieron en el negocio del siglo. Los costes de generación se limitan a su partida variable imputable, esto es, 3 €/MWh para la electricidad hidráulica, y 18 €/MWh para la nuclear, cuando deberían ser de 39 €/MWh y 44 €/MWh respectivamente considerando sus costes de amortización.

      ¿Cómo pueden entonces decirnos que existe un “déficit de tarifa” cuando en nuestras facturas de la luz pagamos el MWh a más de 110 €? Claro que soportamos los peajes de acceso además de los costes de generación, pero… ¿tan elevada es la diferencia? Y aquí es realmente donde empieza el festival de beneficios caídos del cielo que obtienen las Compañías Eléctricas amparadas por el nefasto diseño de un Mercado monopolizado oculto bajo el paraguas de una falsa liberalización.

      Para hacer más comprensible la exposición, comparemos el Mercado Eléctrico con el de la fruta. Un agricultor cultiva patatas en Galicia, y otro mangos en Granada. Ambos envían su producción a un mercado mayorista, Mercamadrid por ejemplo, donde se subasta el género entre los distribuidores, que se encargan de suministrarlo a las tiendas que lo venden al por menor para que podamos consumirlo los clientes finales. El Mercado Eléctrico funciona de forma similar, las Empresas Generadoras venden su producción eléctrica en el Mercado Mayorista (denominado “pool”) a las Distribuidoras, que hacen llegar a su vez el producto a las Comercializadoras para venderlo al usuario final.

      No obstante, existe una salvedad… No es lo mismo una patata que un mango, pero la electricidad es un producto idéntico independientemente de la tecnología que se haya utilizado para su generación. Para que esta ejemplificación tenga lógica, deberemos considerar que a los consumidores nos es indiferente consumir patatas que mangos. De producirse este hecho, por lógica empezaríamos por adquirir las patatas que son mucho más baratas, y cubriríamos la demanda sobrante con mangos.

      Pero… ¿qué sucedería si el precio de venta de todos los productos intercambiados en Mercamadrid lo estableciese el último vendido (el más caro de entre los más baratos)? Pues que estaríamos pagando las patatas a precios de mango, con el consiguiente aporte de beneficios sobrevenidos al agricultor gallego. Esto en principio no tiene sentido en un mercado competitivo, pero es precisamente lo que sucede actualmente en el Mercado Eléctrico.

      Los consumidores demandamos electricidad de un sistema que no la acumula (se produce en cada momento en función de la cantidad demandada). Las primeras tecnologías en entrar en el “pool” (Mercado Mayorista donde se venden y compran los kWh producidos) son la nuclear e hidroeléctrica, que no se pueden parar, y las Renovables por Ley. En la mayoría de los casos la producción de estas centrales no alcanza a cubrir íntegramente la demanda, y se completa la oferta con electricidad proveniente de centrales basadas en otras tecnologías de generación, priorizando las más asequibles. Y es el último kWh vendido el que fija el precio de venta en el Mercado Mayorista para toda la electricidad comercializada. Es decir, la electricidad hidráulica y nuclear, cuyos costes fueron reducidos artificialmente con los CTC, se está vendiendo a precios de la generada con Gas Natural, mucho más cara, que incorpora además en su escandallo de costes partidas como los Derechos de Emisión de CO2 de las que se benefician las dos primeras tecnologías no emisoras.

      Regresemos nuevamente a Mercamadrid. Supongamos ahora que las patatas al por mayor realmente cuestan 30 c€/Kg y los mangos 150 c€/Kg, la distribución de ambos 20 c€/Kg, a lo que habría que añadir otros 10 c€/Kg en concepto de gastos varios.

      PVP Total patatas = 30+20+10 = 60 c€/Kg.

      PVP Total mangos = 150+20+10 = 180 c€/Kg.

      Supongamos además que el Precio de Venta al Público de estos productos está regulado y fijado en 160 c€/Kg (130 c€/Kg de coste del producto más distribución y gastos varios) en lugar de los 180 c€/kWh que deberían costar las frutas tropicales. Puesto que el precio en Mercamadrid lo fija el último producto vendido, es decir el mango, los productores granadinos están perdiendo 20 c€ por cada kilogramo vendido. Pero el gallego, que es muy listo, argumenta que puesto que a Él también se le imputan unos costes de 150 c€/Kg pero vende a 130 c€/Kg, se le está creando un déficit generado por la tarifa regulada de 20 c€/Kg, cuando la lógica nos dice que en realidad está ganando 100 c€/Kg.

      El regulador no obstante se apiada nuevamente del pobre gallego y acepta que se le adeuden esos 20 c€/Kg. Cuantas más patatas vende este agricultor más gana, además de incrementar el importe de lo que se le adeuda. ¿Y quién le debe esos 20 c€ que se generan con cada kilogramo que vende? Pues la pobre señora pensionista que compra las patatas en el supermercado de la esquina. Cada vez que Mercamadrid abre sus puertas, esta señora le debe más dinero a un agricultor que no conoce de nada y que vive a 700 Km de distancia. A esta señora el regulador le carga además los intereses de demora olvidando que en el pasado le obligó a pagar de su propio bolsillo los tractores utilizados para labrar la tierra, con el agravante que una falta de previsión generó un excedente de tesorería que permitió al agricultor comprarse un Mercedes Clase S negro con asientos de cuero.

      Y ahora llega la crisis. Toca apretarse el cinturón y a la señora le imponen muchos esfuerzos incluida la congelación de su pensión. Pero el agricultor del norte se desentiende completamente, esto de la crisis no se ajusta a su raciocinio. Se ha acostumbrado a su nivel de vida, y a base de lloros, amenazas y coacciones, transmite al Gobierno de turno que es la verdadera víctima del sistema. La señora pensionista tiene que soportar además la tremenda losa que supone la deuda que en realidad no ha contraído, pero al desconocer los mecanismos del mercado, es engañada, no quedándole otra alternativa que dar credibilidad a esta situación y acatar sus consecuencias. Lástima que tampoco sepa que esta deuda artificial que ha contraído equivale en términos monetarios al sacrificio que la situación financiera exige a la sociedad al completo.

      Pero esto no es lo único que se le escapa a la pobre señora. Resulta que el agricultor granadino, el gallego, todas las empresas distribuidoras que compran el género en Mercamadrid y que tienen una completa flota de camiones, y la tienda que vende la fruta pertenecen a un mismo Cártel que acapara la cadena de valor al completo.

      En un determinado momento entra en escena un agricultor de Almería ofertando un producto mucho más sabroso, pero con el único inconveniente de ser más caro. Por supuesto el precio supone un problema, pero este nuevo actor está demostrando que tiene una gran capacidad para reducir sus costes muy rápidamente. Sin la menor dilación, el Gran Jefe del Cártel que controla el mercado con mano de hierro ve peligrar su oligopolio, y le entran las prisas por recuperar ese “déficit” regulatorio generado artificialmente, y culpa al recién llegado de todos sus males, achacándole incluso situaciones creadas antes de su irrupción en el sector. Y el Gobierno de turno, por enésima vez, vuelve a creerse todo lo que el Gran Jefe del Cártel le cuenta, y decide atacar con todas sus fuerzas a este señor de Almería que amenaza con desplazar una oligarquía montada sobre unas bases regulatorias cuya finalidad era la liberalización del mercado.

      Se trata tan solo de un ejemplo. Que no se enfaden los agricultores, ni los gallegos cuya sangre circula por mis venas, ni mis paisanos granadinos. Sólo he pretendido ilustrar y simplificar al máximo lo que actualmente está sucediendo en el Sector Eléctrico.

      Los consumidores de electricidad tenemos que soportar una deuda ficticia con las Compañías Eléctricas generada por defectos en el diseño del Mercado, avalarla con nuestro patrimonio (el Estado), y hacernos cargo de sus intereses de demora. El llamado “déficit tarifario”, que no es más que un déficit regulatorio creado artificialmente, asciende a día de hoy a 15.000 Millones de Euros, que es precisamente el importe que el Gobierno pretende recortar de los gastos con su Plan de Ajuste estos dos próximos años. Este endeudamiento además va a seguir creciendo como mínimo hasta 2013, por un valor estimado en otros 9.500 Millones de Euros.

      Y por si fuera poco, las Compañías Eléctricas, con todos sus tractores pagados por nosotros en exceso, siguen vendiendo las patatas a precio de mangos, obteniendo unos enormes beneficios caídos del cielo (Windfall Profits en inglés, beneficios sobrevenidos en castellano) por valor de más de 3.500 Millones de Euros anuales.

      Nos han inculcado que “hay que pagar por la electricidad lo que realmente cuesta” y que “las Energías Renovables disparan su precio”, todo ello para justificar incesantes y escabrosas subidas de la luz. Comparto la primera afirmación, pero una correcta estimación de los costes de generación implica necesariamente un rediseño del Mercado Eléctrico, puesto que en la actualidad la subida de tarifas perjudica enormemente a los consumidores, genera beneficios sobrevenidos a las Eléctricas, y no refleja el auténtico precio que tendría este bien en un mercado competitivo.

      En cuanto al importe pagado en concepto de primas a la actividad de generación en Régimen Especial (Renovables excepto las grandes Centrales Hidroeléctricas, Cogeneración, y tratamiento, reducción y utilización de Residuos), no es más que un incentivo a la producción eléctrica independientemente de la tecnología utilizada. Pero nuevamente el erróneo diseño del mercado no traslada sus efectos al consumidor final.

      La falta de preocupación y un deficiente control del Sector Financiero desembocaron en la penosa situación que estamos viviendo. Tarde y mal, ya se están tomando medidas. Pero existe aún un sector que campa alegremente favorecido por la regulación, al que no afectan las crisis, ni las variaciones en la demanda del producto que comercializa, y que se mantiene al margen de los esfuerzos y compromisos que obligan los Planes de Ajuste llevados a cabo por los diferentes Estados. Se trata del Sector Eléctrico, mimado hasta el extremo por todos los Gobiernos, con independencia de su color.

      Se está produciendo una transferencia de renta encubierta de los consumidores a las grandes Compañías Eléctricas por valor de decenas de miles de millones de Euros. Esto nunca debió de ser así, y no puede prolongarse por más tiempo. Ha quedado sobradamente demostrado que “correr un tupido velo” no desemboca en nada bueno.

      No cometamos los mismos errores, no tropecemos nuevamente con la misma piedra.

      Copyright 2006 – 2010 Jumanji Solar

      http://www.invertirenbolsa.info/foro-inversiones/showthread.php?4533-Sobre-el-futuro-de-las-el%E9ctricas-y-las-empresas-de-energ%EDas-renovables&p=51505#post51505

  • #038
    FOTO - 11 octubre 2015 - 12:30

    Viñeta de Manel Fontdevila:

    http://www.eldiario.es/vinetas/Basta-tonterias_10_439656034.html

  • #039
    Lerena - 11 octubre 2015 - 15:22

    El ciudadano medio es un cateto y volverá a votar al PP bajo la consigna de “Mas vale malo conocido que bueno por conocer”.
    Este ciudadano medio no tiene interés en la energía solar ni en “otras cosas modernas”
    El cateto siempre vota “señorito”.

  • #040
    Luis Miguel Llamas - 11 octubre 2015 - 22:30

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, resulta ridículo, incluso llegó a sentir vergüenza ajena, al ver los de mi partido (PP) en precampaña, Mariano ha hecho todo lo contrario de lo que prometió, todo lo contrario a los principios liberales que caracterizan el centro derecha, ha practicado política de izquierdas, se ha rodeado de incompetentes, para evitar que le muevan el sillón. Ha favorecido los medios que le machacaban, y abandonado a los suyos, ha jodido a la clase media que le votaba, y el tonto ni siquiera prevaricador, todavía cree que va a ganar las elecciones. No creo que haya otra opción peor, la campaña del miedo no funcionara, aunque sí que dan miedo algunas,. Lo que resulta evidente es que este acomplejado y farsante presidente no puede seguir impidiendo el desarrollo en España, con sus paranoias retrógradas, y sus complejos. Estamos a punto de un cambio importante en nuestra patria, espero que el nuevo gobierno cambie el rumbo, y liberalice la energía, baje los impuestos, reduzca los funcionarios burócratas, y sea intolerante con los brotes independentistas. ¡Lo normal vamos!

  • #041
    xaquin - 11 octubre 2015 - 23:04

    Aquí (España) no se da un buen desarrollo de la generación distribuida (ni de la invención colectiva, ni…), por ser especialistas (desde siglos) en fomentar el desarrollo de la corrupción generalizada, por que asombrarse una vez más?

  • #042
    Antonio - 12 octubre 2015 - 02:51

    Muy cómico lo que quieren hacer en España, realmente no entiendo que es lo que quieren lograr con esta nueva ley. Que es lo que realmente afecta al gobierno? que las grandes empresas de energía pierdan rentabilidad?

  • #043
    Emily - 12 octubre 2015 - 11:29

    Lamentablemente entre la maraña de intereses creados en torno a la luz solo mírese un recibo de la luz. Y como en España nos cobran 3 y 4 veces por lo mismo cualquier ente público. Pensad por un momento cuando ponemos gasoil al coche si nos dieran un recibo el cual indicara cada centimos (donde van a parar). Le han puesto puertas al campo. Gracias Enrique.

  • #044
    Fernando - 12 octubre 2015 - 15:25

    Por favor Enrique, lee esto:
    http://m.libertaddigital.com/opinion/juan-ramon-rallo/impuesto-al-sol-mitos-y-realidades-76928/

    • José Antonio Mira - 12 octubre 2015 - 17:30

      El enfoque de Rallo esta muy interesante:

      1.- una parte de los costes fijos, se financian vía consumo, lo cual si se consume menos pero se quiere disponibilidad, se tiene que pagar.

      2.- ese gravamen es injusto, al igual que puede serlo para un consumidor que no autoproduce, puesto que no es para costear los costes fijos de la red, sino las innumerables subvenciones politicas. Si no las hubiera habido, ahora no sería necesario el sobrecoste.

      3.- impedir la sana competencia es malo al final para los consumidores. Es deseable la auto producción como una forma de competir.

      Esto me parece más coherente. Que sea la intervención política que muchos han pedido tiempo atrás, lo que ahora hace que haya que poner mas tarifas fijas.

      Muchas gracias por el link, Fernando.

      • Enrique Dans - 12 octubre 2015 - 17:42

        No veo el primer punto. Los costes fijos se financian incluyendo un término a tal efecto en la factura, por tanto, se pagan cuando se consume. Si no se consume, no se pagan, tanto si te has desenganchado de la red y decides vivir sin electricidad como si te la autogeneras con tus placas solares. La idea de que “aunque te la autogeneres, tienes que contribuir por si quieres usar la red” es absurda, porque ya contribuyes a esos costes fijos cuando pagas tu factura, y por tanto, pretender cobrarte aunque no consumas supone una doble imposición. Por muchas veces que se repita una mentira inventada por las eléctricas, no se convierte en verdad.

        • José Antonio - 12 octubre 2015 - 17:48

          Según Rallo no es así. Una parte del coste fijo se financia vía Termino Energia.

          Este coste fijo incluye tanto la parte de subvenciones como la parte de coste fijo, propiamente del mantenimiento de la red.

          • Krigan - 12 octubre 2015 - 19:15

            Rallo se está contradiciendo en sus cuentas. Dice que el coste fijo es transporte y distribución, y que el coste variable es generación. Luego dice que las primas a las renovables son un coste fijo, pero cualquier prima a una forma de generar sería coste variable.

            En cualquier caso, nadie está diciendo que la autogeneración deba recibir ninguna prima. Lo que se dice es que la autogeneración no debe ser penalizada.

            Y si hay que pagar primas comprometidas en el pasado, las reglas de pago deberían ser iguales para todos. Solo que la excusa de las primas es falsa. Ya fueron recortadas el año pasado, con efecto retroactivo desde el 2013. El porcentaje de autogeneración es actualmente próximo a cero. El porcentaje de energía solar es muy bajo en España. Nada de esto cuadra con la idea de que haya que pagar un par de nuevas tasas para hacer frente a unas primas del pasado.

        • José Antonio - 12 octubre 2015 - 18:15

          Cito textual: El Término de energía es un precio que se compone del término de energía del peaje de acceso (fijo) y del coste de producción de la energía eléctrica en cada período (variable).
          El término de energía del peaje de acceso viene determinado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Actualmente está fijado en: 0,044027 €/kWh.

          http://www.controlastuenergia.gob.es/factura-electrica/factura/Paginas/conceptos-factura.aspx#energia

          Perdón por no entrecomillar, pero,estoy con la tablet. En resumidas cuentas, parece que SI, que una parte fija la costeamos vía termino variable.

          Si autoproducir pero seguir conectado a la red, hace que esos costes fijos no los paguen, es lógico que se les impute de otra manera, en vez de imputárselos al resto de consumidores que no se autoproducen.

          • Krigan - 12 octubre 2015 - 19:35

            No, para nada. La manera lógica de evitar ese efecto es pasar a incluir ese coste fijo en la parte fija de la factura, y así todos pagarán por igual.

            Lo de hacer que pague más el que menos consume de la red es totalmente absurdo.

        • Daniel Rodríguez Herrera - 17 octubre 2015 - 17:29

          Queda muy bien eso de apuntarse a eslóganes baratos y acusar a quien no compra tu mercancía de repetir una mentira inventada por las eléctricas. Pero no es muy propio de un académico sino de un tertuliano.

          Rallo explica que una parte de los costes fijos se pagan con la parte variable de la factura. ¿Eso no debería ser así? Quizá, pero como en el sector eléctrico casi todo es política, resulta difícil explicar eso al ciudadano, que bastante cabreado está por los aumentos en la parte fija de la factura de los últimos años. El caso es que sí es así, pero tú desprecias ese hecho y lo niegas porque te obligaría a, cuando menos, rehacer la entrada. Mejor recurrir a la negativa de los hechos y a calificar la discrepancia como poco menos que estar a sueldo de las eléctricas, a las que por otra parte Rallo pone a caldo con notable frecuencia.

          Por otro lado, Un sistema como el del autoconsumo que para sostenerse hoy necesita de ayudas y exenciones no es un sistema viable hoy, por mucho que te ponga la cosa distribuida. Es lo mismo que con las renovables.

  • #052
    Krigan - 12 octubre 2015 - 17:49

    Penalizar la autogeneración supone además un efecto negativo que hasta ahora no ha sido mencionado. El consumo de energía de las familias tiene 3 grandes componentes:

    – El consumo eléctrico doméstico

    – Muchas familias usan además otras fuentes de energía para ciertos usos domésticos. Gasóleo o gas natural para calefacción. Gas butano o gas natural para agua caliente y cocina.

    – El coche: gasóleo o gasolina.

    Un hogar que instale paneles y baterías para reducir la factura eléctrica es un hogar que puede optar también por dejar de usar, al menos parte del año, el gas natural o el butano para el agua caliente o la cocina. Después de todo, el gas no es gratis, y los kWh de la fotovoltaica sí lo son una vez amortizados los paneles y baterías.

    Al cortar de raíz la posibilidad de autogenerar, el señor Soria está impidiendo también este proceso evolutivo, que reduciría aún más la contaminación y nuestra dependencia energética del exterior. Lo mismo es aplicable a la electricidad que actualmente consumimos en casa. Parte viene de renovables (algo más del 40%), pero otra parte no. Con la autogeneración, todos los kWh son de renovable.

    Y luego están los coches. Hay gente que no se cree que el coche eléctrico va a destronar al de explosión, pero lo cierto es que el motor eléctrico acelera más, es más pequeño y ligero, es más barato de fabricar y mantener, tiene el triple de rendimiento energético, recupera parte de la energía en las frenadas, y no consume cuando el coche está parado en un semáforo. A los propietarios de un coche eléctrico les cuesta una miseria “llenar el depósito”.

    ¿Problema? Las baterías son caras. ¿Solución? Las baterías están bajando rápidamente de precio. Un futuro auge del coche eléctrico es algo que está a la vuelta de la esquina. El 100% de la energía de un coche de explosión es no renovable. En un coche eléctrico, con la autogeneración, el 100% sería renovable. Sin ella, solo el 40% lo es.

  • #053
    Anonymous - 13 octubre 2015 - 19:27

    Enrique:

    En tu texto: «La entrada en vigor del impuesto al sol en España, una tasa abiertamente diseñada para desincentivar…»

    Creo que se confunde impuesto y tasa. No siendo lo mismo.

    – Las tasas son contribuciones económicas que hacen los usuarios de un servicio prestado por el estado. La tasa NO ES un impuesto, sino el pago que una persona realiza por la utilización de un servicio, por tanto, si el servicio no es utilizado, no existe la obligación de pagar.

    Este no puede EXCEDER del precio del coste del servicio. Ejemplo: Recoger la basura vale 100 €, hay 10 usuarios. La tasa de basura no puede superar los 10 €.

    – El impuesto es de obligatorio pago por todos los contribuyentes, la tasa la pagan solo para aquellas personas que hagan uso de un servicio, por tanto, no es obligatorio.

    Otra característica de la tasa, es que existe una retribución por su pago, es decir, se paga la tasa y a cambio se recibe un servicio, una contraprestación, algo que no sucede en los impuestos o las contribuciones, que además de ser obligatorio pagarlos, no existe ninguna contraprestación especial.

    >> Que sepas que la Times, que usas en los textos que envías del blog por correo, creo que deberían tener tasa. No, si es otro tipo -mejor sin serifas-. Haber si puedes hacer algo al respecto… ;)

  • #054
    Jesús Moraga - 16 octubre 2015 - 23:23

    Pues a mí, ciudadano de a pie que no entiende mucho de tasas, peajes y déficits de tarifas, le está pasando lo mismo que cuando le pusieron el “canon de la SGAE” a los discos en los que guardaba las fotos: que se me hincha cierta parte del cuerpo mientras que una parte del cerebro, harta y sorprendida de no haberse dado cuenta antes, decide no seguir dejando que una chusma le “chupe la sangre”. Bien mirado, el ministro Soria está consiguiendo lo contrario que pretende: que me haya tirado un verano experimentando con paneles solares casi de juguete (ahora, que aún no son ilegales) para comprobar con asombro que no sería dificl pasar 2 MESES COMPLETOS al año sin consumir ni electricidad ni gas natural de red alguna. El resto del año no me es posible, pero ya han conseguido que esté dándole vueltas….
    Como tantas otras veces, me da mucha pena pensar que dentro de 10 años diremos “¿cómo pudimos dejar que entrasen en vigor leyes tan estúpidas?”..

  • #055
    José Luis - 18 octubre 2015 - 13:03

    Enrique muchas gracias por tu artículo. Es increíble lo que está pasando con la energía solar en este país…Estoy indignado por un hecho que tú recalcas, España es un país de sol, de mucho sol y en el que las placas darían un rendimiento estupendo y un ahorro sistemático a las familias y empresas, pero el sector eléctrico en la mafia…

    Ayer ya leí la noticia de la primera persona a la que se han retiro una placas solares y en la imagen dos Guardias Civiles metían en un Patrol las placas…

    Esto no es una injusticia, es un atropello a las libertades y otra evidente situación de sinvergonzonería energética en este país…eso sí, tu casa deber ser eficiente o el IBI te va a subir…

    Los que abogados por este tipo de energía tenemos que luchar y dar guerra a cualquier Gobierno que nos limite en nuestro derecho a la elección energética.

    Un abrazo a todos.

    José Luis.

  • #056
    iCuma - 18 octubre 2015 - 13:34

    ¿Alguien sabe qué pasaría si todas las viviendas de España encendiesen todas las luces al mismo tiempo?

  • #057
    Miguel Angel - 22 octubre 2015 - 23:39

    Es muy triste comprobar que ahora que el autoconsumo empieza a ser rentable el Gobierno saque un decreto para ponerle un impuesto que provoque que deje de ser rentable. Una vez más el Gobierno regula para mantener los privilegios de las élites perjudicando a los ciudadanos y al medio ambiente. Después dirán que tenemos una balanza comercial negativa porque debemos importar petróleo por valor de miles de millones.
    La excusa para poner el impuesto es que tenemos que colaborar en la distribución de la energía para si la necesitamos. Pero que no se nos olvide que ese impuesto es para pagar los enormes beneficios que tiene la empresa Red Eléctrica de España, monopolio que se encarga de la distribución, en la que cada empleado genera unas plusvalías anuales de 273.500 euros.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

8 comentarios en Menéame

#001
acastro - 11 octubre 2015 - 08:18

El señor Dans, al cual mande a la porra hace poco por su incapacidad para aceptar las críticas. (no he vuelto a comentar nada en su blog, ni pienso hacerlo), dedica al ministro las palabras más valientes que cabe imaginar, calificándolas con la máxima dureza y argumentando cada crítica con razones basadas en hechos incontrvertirbles dando un peso brutal a sus duras acusaciones.» autor: acastro

#002
ulufi - 11 octubre 2015 - 08:48

Es más que posible que el próximo día 20 de diciembre esté nublado. Pero cuando vayas a votar, acuérdate de El Sol» autor: ulufi

#003
borja.garcia.zapardiel - 11 octubre 2015 - 08:54

Se puede decir que estos fascistas no nos van a dejar ni el sol gratis.» autor: borja.garcia.zapardiel

#004
jamaicano - 11 octubre 2015 - 09:09

El gobierno intenta por todos los medios evitar que los techos de sus hogares se llenen de placas solares

Sensacionalista. Este tio no se ha enterado que dicha tasa no afecta a las instalaciones de 10kW. Pero no dejes que la realidad te joda un buen titular» autor: jamaicano

#005
rusadir - 11 octubre 2015 - 09:20

#4 Las instalaciones de menos de 10kW pagan sólo parte fija. Las de entre 10 y 100 pagan parte fija y variable.

Eres tú el que no se ha enterado, o estás intoxicando a conciencia » autor: rusadir

#006
kinotoku - 11 octubre 2015 - 09:23

Tenemos un gobierno formado por delincuentes. La parte peor es que esto no es ninguna excepción.» autor: kinotoku

#007
candonga1 - 11 octubre 2015 - 11:12

#5 Los fanboys de C´s estando de acuerdo con el decreto, o disimulando sus perniciosos efectos…como dice #2, estad atentos a la papeleta que meteis en la urna.» autor: candonga1

#008
acastro - 11 octubre 2015 - 11:39

Creo que este no es el mejor sitio para informarse para decidir el voto. Aquí si que hay muchos fans de una cosa y la contraria.
#7 www.eldiario.es/economia/PSOE-Podemos-Cs-comprometen-autoconsumo_0_413» autor: acastro