Entrevista en El Correo Gallego

Todos los cambios generan resistencia, pero el progreso se acaba imponiendo -El Correo Gallego (pdf)Mayra Machado estuvo en mi casa hace algunas semanas para entrevistarme para una sección de El Correo Gallego titulada “Oro en paño”. Salió el pasado martes destacada en portada (pdf), bajo el título “Todos los cambios generan resistencias, pero el progreso se acaba imponiendo” (pdf).

Hablamos de los orígenes de mi vocación tecnológica, de la llegada a IE Business School y la forma en la que llegué a convertirme en profesor, el doctorado, el blog, el libro, y de cómo hemos ido viendo el impacto de la tecnología en cada vez más ámbitos, hasta convertirse en un elemento central de nuestras vidas.

¿Tenemos que preocuparnos por el impacto del desarrollo tecnológico en nuestras vidas? No, más bien debemos preocuparnos cuando vemos que alguien intenta blindarse ante ello y trata de impedir que le afecte. ¿Es malo que los niños estén en las redes sociales? No, lo malo es que no estén, porque sin duda revela algún tipo de proceso de exclusión social.

Formato corto y respuestas directas. Entrevista larga, personal, completa y agradabilísima, y ademas, para uno de los periódicos de mi tierra :-)

9 comentarios

  • #001
    Antonio Castro - 15 Mayo 2015 - 08:22

    A mí me parece muy sensato preocuparse por el progreso, porque no todo lo que entendemos por progreso está libre de efectos colaterales negativos. Lo que sí que creo que es un error es intentar frenarlo o incluso detenerlo. No me parece posible ni deseable.

    El progreso simplemente debe ser encauzado. Por ejemplo actualmente existen muchas oportunidades que se desperdician en el campo de las energías sostenibles, y en el campo de la cultura. Podríamos decir que están sufriendo toda clase de obstáculos por parte de unos lobbies que no han sido capaces de subirse a ese tren del progreso y que creen que este se puede detener.

    Un efecto muy negativo del progreso es la forma en que está influyendo en el mundo laboral, porque cada vez se puede generar más riqueza en forma de servicios o productos haciendo un uso cada vez menor de trabajadores. El verdadero problema es que se continua educando a las personas con los supestos laborales de hace 50 años y cuando los estudiantes salen de la universidad no son capaces de enfrentarse a ese mundo laboral porque el trabajo por cuenta ajena está dando paso a otras fórmulas.

    Las personas que nos gobiernan suelen ser analfabetos tecnológicos especializados en la ingeniería social (en su acepción de ciencia para influir sobre la población). Por ello se han convertido en una parte fundamental de los peores problemas en todas las sociedades avanzadas. Lo que ven en la tecnología son las mejores herramientas para la ansiada manipulación social.

    • karlggest - 15 Mayo 2015 - 10:38

      Hola.

      No creo que el progreso tenga un impacto muy negativo en el mundo laboral. Creo que el conservadurismo es el que causa más problemas. El progreso tecnológico ofrece nuevas tareas para que la fuerza laboral, pero el sistema empresarial y financiero tradicional se resiste a cambiar.

      Salud!!

      • Observador - 15 Mayo 2015 - 13:17

        Tu comentario sólo puede deberse a 3 cosas:

        1) No tienes la información suficiente o eres demasiado ignorante como para tejer unas conclusiones válidas.

        2) Hablas del tema como pudieras haber escrito sobre longanizas de Burgos.

        3) Eres programador.

        Sólo por curiosidad, ¿cuál de todas sería la correcta para que alguien pueda escribir la gilipollez que has escrito, que además no responde a lo comentado por Antonio Castro?

        La capacidad que tenéis algunos para extraer conclusiones es directamente proporcional al cómo está España, eso sí lo tengo claro. Sois JODIDAMENTE lamentables.

        A todo esto, la cuestión no es progreso Vs conservadurismo, es otra cosa, pero imagino que al no tener ni puta idea, no da para más que para titulares llamativos como el de El Portero Gallego.

    • Observador - 15 Mayo 2015 - 13:21

      Antonio, no mezclemos churras con merinas al más puro tecnócrata, coño, que siempre estáis con la misma historia. Que no es cuestión de si el “progreso” es mejor o peor, que ese argumento ya toca bastante los cojones, hombre. La cuestión es si se está encauzando de la forma correcta, como luego tú mismo comentas. Esa es la única cuestión que el tipo que vive de la tecnología no te va a saber explicar porque para él todo “progreso” es ya de por sí “progreso” (en su simple forma de pensar).

      La cuestión es bastante más compleja que saber si el “progreso” trae más “progreso” que lo que no sea “progreso”.

      Que parecéis políticos, joder.

      • Antonio Castro - 16 Mayo 2015 - 14:24

        Y tú no mezcles comentarios irrelevantes con descalificaciones a todo lo que no entendiste, o sea a todo.

        • Observador - 16 Mayo 2015 - 14:42

          Lo entendí todo perfectamente, menos esto…. no sabría cómo calificarlo, mejor hazlo tú:

          Lo que sí que creo que es un error es intentar frenarlo o incluso detenerlo. No me parece posible ni deseable.

          Con lo bien que ibas y de repente vuelves a argumentos vacuos de tipos que no tienen nada que decir más allá de lo que les puede interesar. Argumentos que no tienen ninguna finalidad más allá del “que vienen los neoluditas!!”, que serían los mismos argumentos que llevan las sagas de desgraciados usando generación tras generación.

          Te voy a explciar rápidamente vuestro problema: el fundamental es que sois capaces de meter a un Presidente de Telefónica en el mismo saco que un N.G. Carr o similares. A todo esto vosotros le llamáis “frenar” la tecnología o “detenerla”, cuando es obvio que el primero no tiene ni puta idea y el segundo sí entiende de qué va la historia. Vosotros, que tampoco tenéis ni puta idea más allá de lo que os pueda venir bien, metéis en el mismo saco a un Presidente del Atlético de Madrid que a alguien que dice que la piratería no puede conducir a la sostenibilidad del mismo modelo que supuestamente defendéis. Básicamente porque no tenéis ni puta idea y en vuestra cabeza reflexionáis con la típica dicotomía de programador español: “si no es A, debe ser B”.

          No sé cómo explicar que yo no descalifico a nadie, sino que simplemente describo lo que hay. Te lo puedo asegurar. Lo que no voy a hacer es describir una auténtica imbecilidad como “genialidad”, como podrás comprender.

          Dejaros de tópicos, que ya dáis un asquete considerable.

  • #007
    @fley1967 - 15 Mayo 2015 - 18:03

    El progreso es que, en mi caso, no mi puesto de trabajo (no confundir mi puesto de trabajo con mi empresa, la cual podrá desaparecer o no, ya se vera), sino como se trabaja a fecha de hoy May. 15, 2015 no será ni de cerca parecida a la de hoy, o te subes a la tecnología …o terminaras en la cola del INEM (si es que no desaparece también…). Todas las grandes instituciones de conocimiento como Universidades, Business Schools, bibliotecas, medios de información, etc serán de aquí a 10 años prácticamente virtuales, es estúpido y contaminante que yo me tenga que desplazar a un aula, cuando me puedo conectar desde casa con al profesor y mis 23 compañeros de clase, ese es el futuro y el que no se suba a ese carro, que se dedique a la recolección dela remolacha, que le ira mejor y si no al tiempo…

    • @FLEY1967 - 16 Mayo 2015 - 09:08

      Sorry, quería decir que:

      “…no será ni de cerca parecida a la dentro de unos años…”

  • #009
    Gorki - 16 Mayo 2015 - 15:51

    Lo razonable será pensar que en muchos casos el hombre será sustituido por una máquina, porque ellas dan mejor productividad, Algo que por otra parte, no es nuevo, viene ocurriendo desde el comienzo de la Primera Revolución Industrial.

    La única novedad, es que los sustituidos ya no son los obreros sin cualificación, los llamados cuellos azules, (blue collar), sino empleados cualificados, cuellos blancos, (white collar), algo que nos afecta muy directamente a los que habitualmente comentamos aquí y que por ello lo vemos con mucha prevención.

    Mi opinión, es que si se nos sustituye, será porque la máquina o robot que lo haga, lo hará por la misma razón por la que ham sustituido a los blue collar, porque con ello se conseguirá más productividad, lo que quiere decir más producción de bienes y menos coste de los mismos.

    Evidentemente eso supone menos trabajo a repartir en las industrias afectadas, exactamente igual que ha supuesto anteriormente el sustituir la manufactura, por la producción mecanizada en serie, no reconocerlo es un absurdo. Pero hasta ahora, se ha solucionando por dos caminos, desviando una parte de la mano de obra hacia los servicios, con áreas tan importantes como con las relacionadas a con el turismo, el comercio y la banca, de mínima generación de puestos de trabajo en los inicios de la Primera Revolución Industrial y por otro lado dotar a la sociedad de servicios como sanidad y educación universales inconcebibles en el siglo XIX. Algo que ha sido posible hacer porque la gente tiene mas tiempo libre y dinero para disfrutar de bienes de lo que tuvo en el siglo XIX, por lo que ha podido gastar mas y pagar muchos más impuestos.

    También ha habido un acortamiento generalizado de las horas anuales trabajadas por los trabajadores en su conjunto tanto en la duración de la jornada, como en los dias trabajados en la semana, como en el disfrute de vacaciones, asi como una mayor edad de incorporación al trabajo y anticipación de la jubilación.

    Por ello espero que en el futuro, a medida que disminuyan puestos de trabajos en muchos negocios, aparezcan nuevos áreas en el sector terciario, hoy poco desarrolladas, así como aumentar servicios sociales hoy no cubiertos que absorban los excedentes de trabajadores sustituidos por máquinas, a la vez, que se reduzcan las horas efectivamente trabajadas, bien por acortamiento de la jornada, o por el acortamiento de la vida laboral.

    Lo que no tiene ningún sentido, es que gracias a la tecnología vayamos a producir más bienes y más baratos, pero nadie los pueda goar porque todos estamos en el paro.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados