El primer día de Apple Pay

Apple Pay logoAyer día 20 de octubre marcó el primer día en el que Apple puso en marcha en los Estados Unidos su anunciado sistema de pago mediante sus dispositivos, Apple Pay, una combinación de transmisión de datos mediante Near Field Communication (NFC) y gestión de los mismos en un secure element, un chip dedicado que almacena información cifrada sobre la transacción.

Entender la importancia de la puesta en marcha de Apple Pay cuando hablamos de un sistema que únicamente funciona en los Estados Unidos y que aún carece de fecha estimada de lanzamiento en otros países puede ser complicado. Después de todo, la idea de los pagos electrónicos y de sistemas que sustituyen a la vieja tecnología de la tarjeta de crédito lleva muchos años barajándose, y hasta el momento, se había constituido en uno de esos elementos que todos queríamos tener, pero que resultaban prácticamente imposibles debido a las múltiples implicaciones que tenían y a las complicadas relaciones de poder que existían entre los diferentes actores implicados. Antes de Apple, hemos visto intentos razonablemente serios de poner en marcha sistemas de pago de este tipo por parte de Softcard (joint-venture que reúne a AT&T, T-Mobile y Verizon, que ha llegado a lanzar programas piloto en Salt Lake City, a anunciar inversiones de más de cien millones de dólares, y a anunciar alianzas con Visa, MasterCard, Discover y American Express), de un gigante como Google con Google Wallet, o de startups con muy buenas ideas y capacidad de ejecución como Square, además de iniciativas menos ambiciosas o relevantes como las de PayPal o muchos otros.

Si quieres una selección de artículos sobre la experiencia del día de ayer, que aparece reseñada básicamente en todas partes, me ha parecido especialmente interesante la lectura de la guía escrita por Quartz al respecto, el artículo de MasterCard en Mashable titulado Death of the wallet?, las experiencias positivas comentadas por algunos que probaron el sistema en TechCrunch, o las no tan buenas comentadas por otros en Cult of Mac.

¿Qué ha hecho diferente Apple a la hora de lanzar Apple Pay? Fundamentalmente, moverse especialmente bien en varios aspectos: por un lado, el desarrollo de tecnología propia y patentes que definen el llamado secure element, la parte protegida del chip en la que se procesan las transacciones. En la robustez de este elemento está en gran medida el futuro de todo el sistema, en muchos sentidos: no solo en la dificultad de obtener acceso al mismo y a su cifrado, sino también en la gestión de su difusión y la cesión de su uso a terceras partes de cara a una eventual difusión del sistema en mercados en los que los dispositivos de la marca poseen cuotas de mercado inferiores a las que disfrutan en su mercado principal. Por otro, la gestión de las alianzas: ningún competidor anterior había sido capaz de apalancar sus planes en un número de acuerdos tan elevado con competidores tan significativos y tan difíciles de poner de acuerdo: compañías emisoras de tarjetas de crédito, de procesamiento de pagos, cadenas de tiendas representativas de todo tipo, y bancos, que ya en el día del lanzamiento se contaban por varios centenares. Frente a semejante despliegue, intentos anteriores que implicaban únicamente a un banco, una compañía de tarjetas de crédito y un solo tipo de terminal en el momento de su debut quedan reducidos prácticamente al ridículo.

En tercer lugar, la promesa de una gestión transparente de los datos, reflejada en una carta de declaración de intenciones del presidente de la compañía que trata de reflejar toda una filosofía corporativa, y por numerosas declaraciones, empezando por el día de la presentación del servicio, que mencionan elementos como la generación de un número único que minimiza el riesgo tanto de robo como de procesamiento posterior de la información como analítica, o el deseo de la compañía de que el usuario sea quien tenga la última palabra en el tratamiento de sus datos. De hecho, el anonimato de las transacciones está suponiendo un verdadero desafío para algunas cadenas de establecimientos que desean utilizar la información de las transacciones como parte de sus programas de fidelización. La postura de la compañía con respecto a temas como el anonimato y el tratamiento de la información de sus clientes está siendo sumamente polémica: el propio gobierno de los Estados Unidos manifiesta su desacuerdo con decisiones como el uso de sistemas de comunicación que impiden la obtención de una clave de cifrado incluso cuando esta es solicitada mediante una orden judicial, discutidos por algunos expertos en seguridad, mientras el nuevo sistema operativo recientemente presentado parece compartir abundante información sobre las acciones del usuario con la empresa o incluso con socios como Bing y obliga a la compañía a dar explicaciones.

Y finalmente, el elemento que suele caracterizar los productos de Apple: la usabilidad. De las incidencias mencionadas durante el primer día de uso, la gran mayoría parecen dirigirse a elementos como la falta de disponibilidad en determinados establecimientos o la escasa preparación de algunos empleados de las tiendas, pero muy pocos con respecto al mal funcionamiento o los problemas derivados del uso de sistema, quejas que sí parecían resultar habituales con respecto a sistemas como Google Wallet.

En el horizonte, además de los posibles avances de competidores como Twitter con su botón “click to buy” o Facebook con la incorporación de tarjeta de crédito al Facebook Messenger, aparece claramente la expansión del sistema a otros mercados, particularmente en países emergentes con niveles bajos de bancarización o de popularización del uso de tarjetas de crédito. Pero sin duda, el despliegue supone una gran apuesta, y el avance más serio que hemos vivido hasta el momento con respecto a esa hipotética “muerte de la cartera” que tanto tiempo lleva anunciándose. Y como experiencia de implantación tecnológica, todo un caso de estudio.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Apple’s first Pay day

20 comentarios

  • #001
    Anónimo - 21 octubre 2014 - 14:13

    Apple demuestra que sin steve jobs sigue innovando

  • #002
    Jose A Rubio - 21 octubre 2014 - 15:08

    Buenos Dias Enrique,

    Vivo en EEUU desde hace un año y medio, sigo prácticamente muchas de las fuentes que lees a diario a parte de la tuya, y como tú estaba ansioso por probar Apple Pay ayer. Ahi va mi experiencia:

    En mi caso fue en Mcdonalds; pedi mi producto y le dije al vendedor “Voy a pagar con esto (enseñándole el móvil)”, “Ah si,” dijo sin mucho entusiasmo. Acerque mi teléfono al terminal (sin tocarlo, como a unos 20cm), puse mi huella y tras una breve vibración, la transacción se completó.
    Arrugué el entrecejo para ver la pantalla porque todo me pareció extrañamente rápido, como cuando algo falla… pero no, todo estaba en orden. Cuando alcé la vista, tenía al vendedor con el ticket en la mano desde hacia unos segundos esperando que lo cogiera.
    El modo on line es todavía mas rapido; no hay formularios, no hay las diabólicas pasarelas de pago, con segundos y terceros validaciones adicionales. Seleccionas Apple Pay, se habilita la huella y transacción completada.
    (Si fuera psicólogo me especializaría en una nueva adición a consumir así, y si trabajara en Apple haría una campaña especifica en recordar que el touch ID no funciona con dedos amputados, porque creo que vamos a ver muchos de ambos casos en el futuro).

    Mi opinion es que esta vez va a funcionar porque es de esas veces que cuando pruebas “las mieles de la lujuria” ya no quieres volver a los viejos hábitos.

    Un saludo

  • #003
    Aitor - 21 octubre 2014 - 15:14

    .
    El embrujo de Apple, la chispa de la vida de Apple, Apple te da alas, es nuestro mundo que bebe un Apple, perdón…
    ¿Voy bien o era de otra forma.?

    Vaya, me he equivocado. Estamos hablando de Apple, empiezo:
    ¿Sabeis lo que es el amor, el “amor brujo”?
    ¿Quereis sentir el “amor” de las personas que dicen:
    “APPLE TE AMO, AMO A APPLE, TE QUIERO APPLE, … ”

    Método y fases: (Se pueden realizar también usando productos NO-Apple.)
    -1ª- Comprese una moderna televisión con los bordes de pantalla blancos.
    -2ª- Comprese un Smarphone “todo blanco” procurando que la iluminación de la pantalla sea la máxima.
    -3ª- Añadanse ademas Ordenadores, portátiles, Tablets, lectores electrónicos, etc. todos igualmente de color blanco. (En los eBooks Readers, si los bordes no son blancos, siga el truco de poner su iluminación al máximo.)
    -4ª- Si su nivel de posesiones, riqueza, derroche o “de tirar el dinero” es la de un currito de “a pie”, 1000 Euros, menos que más. Entonces siga este método:
    Si tiene algún dispositivo de pantalla TFT, ya sea TV, PC de sobremesa u Ordenador Portatil baratillo. Haga lo siguiente: Véalos a oscuras, ahorrara energía, podrá hasta poner la iluminación y los colores al máximo.
    ¡ Todo sea para sentir el embrujo y el hipnotismo de la marca preferida de algunos: Apple.!
    -5ª- … (Como sé que eres una persona inteligente, seguro que encontraras alguna más.)

    ¡ No direis que lo anterior es parecido a la leyenda de Eve, Adam y la manzana. (Escrito en el Idioma de Apple, digo en Inglés).
    -¿Qué sensación tendréis?
    -¿Que sentiréis?
    Fácil, fácil…
    Todo el tiempo tendréis los ojos de personas recien levantadas, ojos rojos que tenemos después de una ducha, rojos de despues de habernos lavado la cara, ojos cansados despues de estar unos dias en la nieve sin gafas protectoras, etc.
    Unos ojos “enfermos” que nos produciran una sensación rara, una sensación de amor a lo blanco y a los vestidos de novia, una sensación de estar todavía durmiendo, una sensación de no saber lo que no os pasa…
    ¡Pero, eso sí, tendréis una sonrisa… de no saber lo que os pasa… maravillosa.!

    Y todo por algo muy simple… !EL COLOR BLANCO!
    Ya lo dice la publicadad: APPLE TE DA ALAS
    Ahhh… quita, que no era eso, era, era…

    Saludos.

    PD.
    Año 2022, año del Duo Sacapuntas.
    Preparación de fin de semana. Mi familia y yo vamos al cine este Sábado.
    – Uso mi iPhone para pagar la compra de “La Película” a APPLE (Linea normal)
    – Mando un mensaje por mi iPhone el código de conformidad de compra y de pago de Apple. (Linea normal.)
    – Luego dejando mi iPhone encendido, el sitio “amigo de Apple” como sabe mi número de teléfono me manda la pelicula que se descarga en un periquete. (Línea 5G)
    – Miro en mi Iphone si la película es apta, moralmente y eticamente, y/o si tiene no afecta a la conciencia mia y a la de “mi familia”.
    – Sabado. Retransmito a la memoria de mi TV Apple Ultra-4K la pelicula, para verla esta tarde.
    (Naturalmente, practicamente todo de color blanco, como se ha dicho.)

    En mi pueblo, los solemos llamar “ATONTAOS” y muchos se quedan con el mote de “TONTOS”

  • #004
    Antonio Castro - 21 octubre 2014 - 17:23

    Yo no voy a prejuzgar ningún resultado inicial. No pondré en duda que tenga una estupenda arrancada de caballo andaluz, pero no descartaría a medio plazo una parada de burro manchego.

    Hay bastante gente que confía en Apple, pero son negocios tan diferentes y requieren estrategias tan diferentes que probablemente terminarán metiendo la pata.

    Enrique, tu pesadilla de la manzana mordida empieza a hacerse realidad, pero veremos a ver cuanto dura.

  • #005
    Gorki - 21 octubre 2014 - 19:32

    Creo que con el tiempo, los billetes y monedas desaparecerán, sustituidos por un sistema de pago como este, o similar, pero se me hace muy cuesta arriba, pensar que va a estar a cargo de una única empresa y además privada como Apple. Mas bien pienso en un sistema privado o publico Open Source, que puedan ser adoptado libremente por los dispositivos que quieran

    En todo caso el sistema de Apple, perdurara para quienes quieran utilizarlo como pasó con la tarjeta de American Expres, que de ser líder absoluta, ha pasado a ser la excentricidad de algunos que se empeñan en utilizarla, barridas por Visa, que da franquicias de su marca, a cualquier banco para que emita las suyas privadas bajo la marca Visa.

  • #006
    Alfonso - 21 octubre 2014 - 20:23

    En mi particular opinión estoy seguro que la usabilidad es la principal aportación de Apple para que la solución se popularice. Respecto a otras afirmaciones, Enrique, discrepo:
    – no sustituye a las tarjetas de crédito, solamente a los plásticos. Lo que damos de alta en Apple Pay es una tarjeta
    – no aporta ninguna tecnología nueva de ‘elemento seguro’ . Esto también existe en Android,se llama HCE
    – no han llegado a una alianza especial, Android HCE ya está certificado por Visa y en vías con MasterCard.

    Por último, añadiría que si han revolucionado en un aspecto no precisamente positivo para el sistema, Apple se queda con un 0,15% del importe de cada transacción. Es decir, este coste se añade a todos los costes que ya tiene una transacción porque no sustituye a ninguno, sólo añade un actor más( resumiendo los costes son tasa de intercambio y coste de procesamiento).
    Para tener una referencia, en España una transacción de tarjeta de débito como máximo puede tener una tasa de intercambio del 0,2%. Es decir, lo que cobra Apple añade al sistema un sobrecoste del orden del 75%¡!
    Este sobrecoste nadie duda que al final lo acabará pagando o el cliente o el comercio, no?
    De momento Google no cobra nada si haces lo mismo con Android HCE.

  • #007
    Observador - 21 octubre 2014 - 20:46

    Que vayan a España y descendientes a ver cuánto dura, jeje. Y de paso que se traigan a Netflix. Seguro que les va genial.

  • #008
    Garepubaro - 21 octubre 2014 - 20:59

    #002 es que juntar las palabras Apple y Pay, es para descabezados sencillamente … eso que cuentas y pagar asi va a traer algo similar a las legiones de ludopatas estos que piden que no le dejen entrar en las salas de juegos, pues lo mismo van a pedir, despues de un tiempo de uso y abuso, que no le deje volver activar eso ni loco …

  • #009
    Stefania Sanchez - 21 octubre 2014 - 21:39

    El modo on line es mucho mas rapido no hay formularios, no hay las molestas pasarelas de pago con segundos y terceros validaciones adicionales. Seleccionas Apple Pay, se habilita la huella y transacción completada.

  • #010
    Krigan - 21 octubre 2014 - 22:12

    Me parece que Apple Pay no lo tiene fácil para llegar a ser una revolución como otras que ha protagonizado Apple en el pasado. No es sino pagos por NFC, solo que usando para autenticar el lector de huellas en lugar de un PIN. Hay en esto una ventaja de usabilidad, pero ¿de verdad hay mucha diferencia? Poca o mucha, ¿será suficiente?

    Para empezar, va a tener que reemplazar a la vieja tarjeta de crédito/débito, la cual ha demostrado tener una inesperada capacidad para aguantar sin despeinarse la competencia de los pagos por móvil. Su más reciente encarnación es la tarjeta contactless. Sacas la cartera, la pasas por el lector NFC (no es necesario sacar la tarjeta de la cartera), y si la compra es de menos de 20 euros, ya has pagado. Y si no, tecleas el PIN y pasas la cartera por segunda vez.

    Vale, si usas más de una tarjeta contactless entonces sí vas a necesitar sacarla de la cartera, para que el pago no vaya a la tarjeta equivocada, y al acabar necesitas volver a meterla en la cartera. Pero con Apple Pay también necesitas seleccionar qué tarjeta virtual usas, si tienes más de una. Aunque sea más rápido y cómodo, no hay tanta diferencia. Y es un problema inexistente para aquellos que usamos solo una tarjeta.

    Además, por muy monstruosas que sean las alianzas de Apple, lo cierto es que una tarjeta te funciona en casi cualquier tienda de todo el planeta (si no es con NFC, será con chip-and-pin, y si no, con banda magnética), mientras que Apple Pay solo funciona en una minoría de tiendas USA. Todavía faltan años antes de que nos podamos dejar la tarjeta en casa.

    Pero el futuro son los pagos por móvil, eso es indudable, aunque ese futuro tal vez se retrase un poquito. Lo cual nos devuelve a la pregunta del principio. Esa ventaja (no muy grande) de usabilidad del lector de huellas, ¿será suficiente para que Apple Pay se lleve el gato al agua?

    Los minoristas USA, ciertamente, prefieren apostar por otro valor diferente. De momento no quieren pagos por NFC, porque los lectores actuales están controlados por Mastercard y cía. Quieren aprovechar la transición a los pagos por móvil para librarse de las comisiones de las tarjetas, ya sean físicas o virtuales (como las de Apple Pay). Así que su apuesta no es por la usabilidad y el NFC, sino por la aplicación automática de promociones y los códigos QR.

    El usuario enciende la pantalla del móvil, la desbloquea, abre una app, pulsa un botón que genera en pantalla un código QR, se lo muestra a la cajera, esta lo escanea, y ¡zas! el cliente ya ha pagado, y se beneficia de toda promoción o programa de fidelización que le corresponda. Cosa que, por cierto, no es posible con Apple Pay.

    La gran pregunta, por supuesto, es ¿qué preferirá el cliente? ¿La usabilidad de Apple Pay o las promociones? En mi opinión, el 90% elegirán las promociones.

  • #011
    Pablo Roca - 21 octubre 2014 - 23:34

    Yo solo digo una cosa.

    Apple Pay va a ser una revolución y creo que se extenderá mas allá de iOS devices.

    Tiempo al tiempo

  • #012
    Krigan - 22 octubre 2014 - 02:15

    Muy interesante este pequeño artículo:

    http://www.cartes-america.com/seminar/Why-HCE-Changes-Everything

    Tradicionalmente en NFC los datos de pago (de una tarjeta virtual, por ejemplo) han estado metidos en un Secure Element, que es un chip o porción de un chip capaz de almacenar una clave, y usarla para operaciones criptográficas tales como cifrar o firmar, pero sin revelar nunca a nadie esa clave.

    En esto de los pagos con móvil todo el mundo quiere llevarse su tajada. Si el Secure Element está en la sim, el operador móvil quiere llevarse un pequeño porcentaje de cada venta. Y si está en el aparato, el fabricante del mismo quiere también meter la cuchara (Apple Pay es un buen ejemplo). Pero hay una cosa llamada HCE que se carga estas pretensiones.

    ¿Qué hace HCE? Elimina el Secure Element, deja de ser algo físico, y pasa a ser algo virtual. Los datos de pago (incluidas las claves) pasan a estar almacenados en la app o en la nube.

    Pues bien, hace cosa de un año Google lanzó Android 4.4 con soporte de HCE, y poco después Visa y Mastercard anunciaron su apoyo. Lógico, a los 3 les interesa que los pagos NFC no dependan de ningún operador ni de ningún fabricante.

    Y ahora Apple lanza un sistema de pagos NFC… con Secure Element, y sin posibilidad de HCE (es necesario que el sistema operativo lo soporte). Y ya de paso, como quien no quiere la cosa, sin anunciarlo apenas, también lanza un aparato sin sim. De momento no es un móvil, es un tablet, pero la intención creo que está clara. Apple quiere que su Secure Element sea el único que se use en sus aparatos, no le interesan las sims competidoras de las telecos.

    Creo que los de Apple se están pasando de listos. Visa y Mastercard van a preferir el sistema de Google, los bancos lo mismo. Esas tajaditas que quieren llevarse las telecos y Apple salen de su bolsillo.

    Un último detalle. Android no solo soporta HCE, también puede ser usado como sistema operativo de un lector NFC. Algo que sin duda los minoristas encontrarán interesante.

  • #013
    Krigan - 22 octubre 2014 - 13:08

    Otro aspecto a considerar es hasta qué punto las guerras por hacerse con el control del naciente pago por móvil entre emisores de tarjetas como Visa y Mastercard, bancos, minoristas, telecos, fabricantes de móviles como Blackberry, Samsung, y Apple, y punto-coms como Google, Square, y Paypal, han contribuido a que los consumidores, simplemente, no paguen por móvil.

    Es cierto que ha habido un fuerte componente de indiferencia por parte de los consumidores, pero es igualmente cierto que en todo proceso de adopción tecnológica los early adopters preceden a la gran masa, son los que inician el proceso, y estos se han encontrado con toda clase de dificultades por causa de estas guerras.

    Para muestra un botón. Google lanzó Google Wallet en USA en el 2011, y se encontró conque las telecos de ese país impidieron su uso en sus móviles subvencionados, porque querían que se usase como Secure Element un elemento que ellas controlan (la sim). Y que les pagasen por ello, claro. El posterior lanzamiento de soporte de HCE en Android a finales del año pasado vino motivado precisamente por esa causa (y desde entonces los consumidores con móvil USA subvencionado y versión de Android 4.4 han podido, en efecto, pagar en tienda con Google Wallet).

    Interesante es también el sistema inicialmente lanzado por Square, y más tarde copiado por Paypal, de que la autenticación del cliente en tienda se haga mediante una foto del mismo almacenada en la nube. La app muestra al usuario un listado de sitios cercanos, el usuario escoge el correcto, el cajero ve en su pantalla la foto del cliente, y se completa el pago.

    Un sistema interesante, con usabilidad a tope, que es compatible con cualquier smartphone porque no requiere de NFC… y que no gusta a los emisores ni a los bancos precisamente por eso.

  • #014
    Opinando - 22 octubre 2014 - 17:31

    Me parto cuando alguien dice que la úsabilidad es una ventaja en Apple. Si, la usabiliesclavitud a TODOS sus productos de gama media…

  • #015
    Comentarista - 22 octubre 2014 - 17:40

    Siendo un sistema que tienen que incorporar todas las tiendas, exclusivo, y que sólo sirve para un teléfono… Además, no se puede usar ni en el IPhone 5s porque no tiene NFC.. Si, como mola Apple..

  • #016
    Krigan - 23 octubre 2014 - 00:18

    En las pasadas revoluciones de Apple (Mac, iPod, iPhone, y iPad) esta dependía solo de ella misma para que todo funcionase como la seda. En Apple Pay la cosa es muy diferente. No basta conque el iPhone 6 funcione perfectamente, también tiene que funcionar la cosa por el lado de la tienda, el emisor de la tarjeta, y el banco:

    http://mexico.cnn.com/tecnologia/2014/10/22/ooops-apple-pay-realizo-cargos-dobles-a-algunos-usuarios

    Vale, posiblemente este y otros problemas que hubo sean cosa pasajera. Pero sigue siendo cierto que esto de los sistemas de pago no es cosa de uno solo. A diferencia de otras ocasiones, Apple no tiene el control.

    Solo una minoría de las tiendas USA tiene lector NFC, y parte de las que lo tienen lo han desactivado. De remate, 2 gigantes como Walmart y Best Buy anunciaron desde el principio que no admitirán Apple Pay. Starbucks tampoco, solo lo admitirá para pagos online.

    Tarjetas de bancos que en teoría apoyan Apple Pay no son compatibles. ¿Problema pasajero? Vaya usted a saber. Igual es que los bancos no tienen tantas ganas de que Apple se quede parte de las comisiones que les reportan esas tarjetas.

    Los lectores NFC actuales están bajo el control de emisores como Mastercard, los cuales, por el mismo motivo que los bancos, tal vez no se sientan muy incentivados para hacer que todo vaya bien. En algunos lectores el pago no avanza si no se pulsa un botón verde llamado “Credit”, y en otros más hay que pulsar además un botón llamado “Cancel” (muy intuitivo). Suficiente para arruinar la usabilidad, que es la única ventaja de Apple Pay.

    Esto de los sistemas de pago es como un ecosistema, y Apple no tiene mucha experiencia en crear ecosistemas. A no ser que consideremos como tal un “walled garden”. Pero claro, eso solo puede funcionar si no dependes de terceros.

  • #017
    fernando_f - 23 octubre 2014 - 13:46

    En el Reino Unido ya existe [para cualquier teléfono] un pago con el teléfono. ¡¡¡Sólo es una aplicación y muy sencilla!!! Finalmente, lo que hay es una relación entre una tarjeta y un dispositivo.

    http://www.flypay.co.uk/

  • #018
    Krigan - 23 octubre 2014 - 17:18

    fernando_f:

    Muy interesante. Gracias por la info.

  • #019
    David - 24 octubre 2014 - 11:45

    Está claro que las tecnológicas como Apple, Amazon, Google, Samsung, etc.. van a fomentar el uso de los pagos electrónicos y van a crear todas las herramientas necesarias para que el uso de únicamente monedas electrónicas se haga realidad en todo el mundo en un corto-medio plazo, alcanzando y desarrollando una economía completamente electrónica basada en el uso de dispositivos móviles como smartphones y tabletas para todas las transacciones.

  • #020
    Krigan - 25 octubre 2014 - 11:28

    Una cadena de tiendas USA deja de soportar Apple Pay (y Google Wallet):

    http://www.pcworld.com/article/2838832/riteaid-blocks-apple-pay-google-wallet.html

    En los primeros días sí que funcionaba. Todo un mazazo, y encima lo han hecho a la chita callando. Antes los usuarios de iPhone 6 tenían que andar mirando a ver si Apple Pay les funcionaba en tal o cual tienda, ahora ni siquiera pueden confiar en que les vaya en una donde ya lo han usado.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados