La reinvención superlativa

Apple event 9/9/2014 announcement

El evento de presentación de Apple volvió a convertirse en un punto central de atención para todos los interesados en la tecnología, pero también para cualquiera que siga con atención el panorama de la innovación o incluso el de la moda. La marca, a lo largo de los años, ha conseguido desarrollar una mística especial en torno a este tipo de eventos que, por el momento, nadie ha conseguido replicar, y que tiene un incalculable valor en términos de marketing. Lo importante en el evento ya no es si se filtran los contenidos o no se filtran, si se colapsa el streaming o se gestiona adecuadamente: lo importante es que, en todos los sentidos, marca la agenda.

El de ayer fue lo que muchos han definido como “el primer evento de la era post-Jobs en Apple“, el primero en el que realmente surge una nueva categoría de producto (que ya ocupa orgulloso su lugar en la banda superior de la página web de la compañía, entre el iPhone y el iPad), y que consagra al fin a Tim Cook como algo más que la sombra del fundador. No solo hablamos de percepciones externas: el propio Cook lo hizo saber a sus empleados en un memo en el que habla de un “nuevo capítulo en la historia de la marca”. Pero sobre todo, el evento sirvió para volver a recordar a todo el mundo la verdadera fortaleza de esta compañía, su verdadera ventaja competitiva sostenible: el haber elevado a una categoría superlativa el concepto de reinvención.

Todo lo anunciado en el evento cae dentro de esta categoría. ¿Un iPhone más grande? Hace ya mucho tiempo que el phablet se había convertido no solo en tendencia, sino en valor probado en términos de adopción hasta el punto de provocar que los dispositivos de Apple empezasen a verse como obsoletos en la comparación. Lo que la marca tenía que hacer, obviamente, era aceptar la tendencia, y dotarla de mecanismos de usabilidad que disminuyesen los problemas de quienes, por el tamaño de sus manos, no se encuentran cómodos manejando un dispositivo de 5.5″ (obviamente, para cualquiera que me conozca, nunca ha sido un problema para mí :-) La introducción del iOS 8 y del iPhone 6, aparte de una ya más que necesaria renovación del modelo principal, supone una ruptura con el pasado: muchas de las características anunciadas en el resto del evento no funcionarán con los modelos anteriores. Si cada anuncio de un nuevo iPhone supone un salto en términos de la cuota de mercado de la marca, este puede serlo todavía más en función del efecto red que plantea con otros servicios y dispositivos.

La plataforma de pago es, de nuevo, un caso clarísimo de reinvención. Hemos visto decenas de intentos de reinventar los pagos mediante tarjeta de crédito, con tentativas que van desde lo más disruptivo a lo más continuista, pero esta parece diferente. El anuncio deja claro lo que Apple entiende por reinvención: vamos a tomar un mercado con una enorme cantidad de transacciones, con un valor potencial descomunal, y vamos a redefinir cómo se hacen las cosas en él. No hablamos de un “nuevo lanzamiento”, sino de un proceso de más de diez años de evolución que incluye múltiples patentes, adquisiciones, desarrollos tecnológicos con fabricantes de chips, y alianzas con los participantes en la industria. Hablamos del primer despliegue masivo que tiene en cuenta a los grandes emisores de medios de pago, los procesadores de transacciones, los bancos, las grandes cadenas de distribución… es la primera vez que un nuevo sistema destinado a sustituir a la anciana tarjeta de crédito tiene de verdad posibilidades de funcionar y de despegar en términos de adopción, más allá de un uso anecdótico o reservado a una pequeña capa de la población. Y de nuevo, hablamos de un servicio cuya adopción puede beneficiar enormemente la cuota de mercado de iPhone, que venía evolucionando a la baja desde hacía tiempo en su mercado principal (fuera de él es directamente un desastre, lo que convierte el lanzamiento de Apple Pay en algo más estratégico aún).

¿Apple Watch? Hace ya más de un año que muchos llevamos en la muñeca un smartwatch, tiempo más que suficiente para darnos cuenta de su valor como dispositivo. Y de nuevo, lo que ha planteado es “hasta ahora, los smartwatches eran de una manera, y a partir de ahora serán de otra”. Es exactamente lo mismo que vivimos con el lanzamiento del Mac, del iPod, del iPhone o del iPad: ninguno de ellos era el primero en su categoría, y todos lograron redefinirla completamente. Venda mucho o poco, el Apple Watch ya ha sido un éxito, porque ha situado a Apple en la posición de definir lo que se entiende por usabilidad, las funciones que debe o no debe incluir, o el tipo de valor que debe generar al usuario. Algo que muy pocas marcas pueden siquiera aspirar a hacer.

Finalmente, como broche, otra de esas cosas que a Apple le gusta hacer: historia. El primer lanzamiento de un disco por parte de un grupo con un nivel de popularidad mundial, con un ámbito puramente electrónico, y en virtud de un gran acuerdo comercial. El último disco de U2, “No line on the horizon”, lanzado en el año 2009, vendió únicamente 1.1 millones de copias: el nuevo lanzamiento de ayer está de manera inmediata disponible en las cuentas de iTunes de los dispositivos de quinientos millones de personas en todos los países del mundo. Que sí, que muchos no lo escucharán, no lo descargarán, no se enterarán o no sabrán cómo llegar a él porque iTunes es un desastre, pero creo que hay que poner en perspectiva lo que supone algo así.

Puedes ser o no un fan de la marca, o entender, como yo lo entiendo, que no hay cosa más absurda y sinsentido que ser fan de una marca. Pero desde el punto de vista de innovación y de la estrategia empresarial, la presentación de Apple de ayer fue una lección magistral acerca del valor de la reinvención, de la reinterpretación y de cómo plantear un desarrollo coherente que maximiza los recursos únicos de una marca. La marca que ha elevado la reinvención a su categoría más superlativa.

 

ACTUALIZACIÓN: Marimar Jiménez cita esta entrada en su artículo de Cinco Días titulado “El inminente estreno de Apple Pay castiga en bolsa a eBay, dueño de PayPal” (pdf).

 

This article is also available in English in my Medium page, “The ultimate in reinvention

38 comentarios

  • #001
    Jacinto Martín-Prat - 10 septiembre 2014 - 13:51

    La verdad Sr.Dans,que su admiración ilimitada,rayana en la pasión – parece que trabaja para él-me ha sorprendido mucho.Llevo desde hace muchos años cerca del mundo de la informática y -!Oh,sorpresa¡- he podido vivir sin tocar un solo producto Apple.Es más,reconociendo los valores de ese sistema,siempre me ha echado para atrás lo carísimos que son,en relación a los demás,y ese estúpido afán de creérse de otra galaxia que,absurdamente,se lo contagian a sus clientes,como si fueran una “familia superior” a los demas,junto al hecho de que su tecnología sea o no superior a los demás – tampoco soy un especialista como para poder confirmarlo o negarlo – es exagerar mucho !No¡ A fín de cuentas son ordenadores,teléfonos,cachárros de toda indole que ainque

  • #002
    jump - 10 septiembre 2014 - 14:57

    sin duda en terminos de marketing debemos tomar notas de la presentación. En cuanto al nuevo codiciado modelo de smartphone, y con independencia de la bajada en la bolsa instantánea, no hay un concepto innovador, ni tan siquiera disruptivo. Lo mejor de la sesion fue Apple Pay, admitiendo el error de no haber insertado en el pasado NFC. what is the next big thing? el pago.

  • #003
    Miguel - 10 septiembre 2014 - 14:59

    Con esta foto creo que queda todo dicho. http://img.microsiervos.com/iphone6vsnexus.jpg?ok

    Nada de reinvenciones en este caso. De hecho, en mi opinión es un fracaso de libro.

  • #004
    jose luis portela - 10 septiembre 2014 - 15:28

    Fuera las pasiones que Apple provoca sean buenas o malas, (pura muestra de su gran ventaja competitiva, lo que yo echo de menos del terminal es una batería que esté a la altura de lo que un usuario espera de un producto de alta gama, diferenciador y con un precio superior al resto.

  • #005
    Nacho - 10 septiembre 2014 - 15:48

    Espero que la plataforma de pagos triunfe, ya que parece la mejor colocada, y creo que todos ganaríamos sustituyendo las tarjetas. Pero lo veo un tanto dificil fuera de EEUU, por cuota de mercado, y por costumbres.

    Creo (igual me equivoco), que en Europa hay mucha más dependencia del pequeño comercio, que con esto de los pagos se hace un lio. En pocos años cambiamos de firmar el ticket a meter el PIN, y ahora a los pagos sin contacto. Lo que veo es que en muchos sitios siguen sin tener claro si tienen que pedir el carnet cuando metes el PIN, y aunque tengan datafonos habilitados para pago sin contacto, no saben cómo funciona, y si acercas la tarjeta para hacer el pago, te miran con desconfianza (en algún caso me pidieron que firmara, por si acaso).

    En la keynote, de hecho, tan sólo dijeron que intentarían llegar a otros paises, pero de momento todas las alianzas son en EEUU.

  • #006
    Nacho - 10 septiembre 2014 - 16:00

    @003 La ilustración tiene mucha gracia. Es fantástico que los usuarios de Android ya en 2012 tuvieran disponible NFC. Es una pena que no se decidan a utilizarlo, eso si :P

  • #007
    Daniel Terán - 10 septiembre 2014 - 16:03

    José Luis,

    Es cierto que los usuarios demandaban más batería. ¿Cómo se soluciona eso? O construyes el terminal más grueso o lo haces más grande. Una ventaja de que los nuevos terminales sean más grandes es esa, batería más grande = mayor autonomía.

  • #008
    Pedro Torres Asdrubal - 10 septiembre 2014 - 16:16

    Hace un año y medio yo estaba ahorrando para unas Google Glass. Luego conocimos el Big Brother Yanki y he perdido todo el interés. Recomiendo Apple para los demás. El ipod fue revolucionario, el iphone fue increible, el ipad una genialidad, quitar flash o el nuevo USB, con dos… Yo no veo nada revolucionario en el reloj.

    Si lo vi en las google glass, y visto el Big Brother yanki no lo quiero ni regalado.

    +1 a #3 aunque yo sigo con el S2, que mas de 200€ en un smartphone es capricho. Como economista entiendo que la novedad se usa como elemento discriminador para cobrar precios muy por encima de los costes marginales.

    Good things come to those who wait.

    #4 yo se lo echo en falta a todos los terminales. Los móviles entran por la vista… A mi S2 le he puesto una batería doble, de 3500mah y ¡se acabo la miseria!

  • #009
    David - 10 septiembre 2014 - 16:17

    Lo de U2 regalando su disco es simplemente patético pero tiene su lógica… ya nadie los compra de lo malos que son. Lo que usted considera una genialidad por parte de Apple no es más que una desesperada campaña de marketing de unos casi-ancianos que hace ya 20 años que no tienen nada que decir en el mundo de la música por tener un poco de visibilidad.

  • #010
    Jorge Molinera - 10 septiembre 2014 - 16:48

    Desde el profundo respeto que tengo a lo que sueles decir, Enrique, tengo que confesar que esta vez no estoy de acuerdo con tus observaciones. Se nota (al menos yo noto), mucha distancia entre las últimas keynotes (léase novedades de los de cupertino) con antaño.

    Cada vez se nota más, que los usuarios (la masa crítica) y los números de los balances tienen más peso específico en las “actualizaciones” o nuevos productos.

    Estoy de acuerdo contigo en que hablar de Apple es hablar del mayor influencer en el mundo del consumo electrónico del mundo, le pese a quien le pese… pero me temo que este título le viene dado más por herencia que por los méritos de los últimos tiempos…

    Puedo decirte que soy usuario de la marca desde hace muuuucho tiempo (más del que me gustaría reconocer)… ;-) pero hace tiempo que no “me tiembla” el pulso cuando veo salir estos chicos a mostrarme por enésima vez su show mediático.

    No quiero caer en lugares comunes, pero creo que la falta de la visión del (toca narices genio y figura de steve) hace que Apple se parezca cada vez más al saltador de pértiga (Serguéi Bubka) que se guarda los records, medidos con la lupa que le dicta unos balances y un mercado que empieza a ser el objetivo, en vez del objetivo de dictar el camino, se está limitando a barrer el que el mismo hace tiempo hizo.

    Y que no se confunda mi torpe comentario, seguiré consumiendo apple, porque aún hoy siguen siendo (a mi juicio) los que me brindan mejor “experiencia”, con lo que eso significa… pero de esto ha pensar que tengo en las manos el testigo de un nuevo socavón, en el mundo de la tecnología … pues creo que desde que tuve el Ipad en mis manos (y sobre todo el Iphone)… no me pasa… (y de eso hace un siglo en edades tecnológicas).

    Lo triste que nadie tiene el “valor” de cojer el testigo (¿quién sera la Apple del propio gigante que se han convertido los de Cuppertino?) pregunta que dejo al aire…

    Por cierto mi propia reflexión en mi blog http://www.jorgemolinera.com/miedo-a-ser-apple/ por si te animas ;-)

    Un abrazo de un seguidor fiel.

  • #011
    oliwankenovi - 10 septiembre 2014 - 17:15

    Hola Enrique,

    creo que te has excedido; Apple es una excelente marca con un ecosistema entre aparatos magnífico y unos productos muy buenos (iphone, ipad y MacBook Air) y otros nos tanto (apple TV por ejemplo).
    Sin embargo en la era post Jobs, Apple ha perdido la “magia” de antaño; Tim Cook se muestra keynote tras keynote como un CEO gris carente de la chispa que tan sólo tienen unos pocos.
    Desde hace tiempo simplemente se dedican a evolucionar sus mejores productos año a año (iPhone, iPad y portátiles), pero sin la revolución que suponían antaño sus lanzamientos.
    El iWatch o como se llame, no es especialmente bonito (veremos en vivo y en directo), no aporta mejoras sobre otros productos del mercado y parece lanzado con calzador (ya se esperaba su lanzamiento el año pasado) como parte de esa necesaria “revolución” que sus seguidores exigimos a una marca de este nivel con su historial reciente.

  • #012
    David - 10 septiembre 2014 - 17:20

    No entiendo por qué a Apple se le otorga sistematamente el don de la reinvención. Reinventaron con el iPhone o el iPod, e inventaron un nuevo nicho con el iPad, como otros lo hicieron en su día con los phablets, los stylus (Galaxy Note) o los netbooks.

    Este año ni el iPhone 6, ni el Apple Watch, ni mucho menos el NFC reinventan nada. El reloj me parece muy similar a un Asus Zen Watch con Android wear. Venderán mucho porque son buenos productos y con un gran marketing, y ojalá eso ayude a extender los pagos por NFC, pero si eso va a depender de los iPhone 6 que se vendan, en España lo llevamos claro.

  • #013
    Antonio Castro - 10 septiembre 2014 - 18:23

    Mis comienzos en informática fueron con un Video Genie (año 1981). Era un ordenador compatible 100% con el software de Tandy TRS-80. En estos 33 años tampoco yo compré jamás un solo Apple.

    Desde que salió Linux he procurado usar el mínimo de software privativo. Algunas veces me he visto obligado a usar S.O. de Microsoft, pero en el caso de Apple siempre pude elegir algo diferente, y así lo hice.

    Para una empresa puede ser muy interesante estar siempre en la vanguardia de la innovación y marcar tendencias nuevas, pero para un usuario, el estar en la cresta de la ola supone estar probando cosas nuevas continuamente.

    Personalemente prefiero llegar un año más tarde a una innovación, que llegar demasiado pronto a veinte de ellas.

  • #014
    Daniel Terán - 10 septiembre 2014 - 18:51

    #009 David, haré como que no he leído tantas sandeces seguidas.

  • #015
    Enrique Dans - 10 septiembre 2014 - 19:27

    Que sí. Que lo que queráis. Que Android (que yo utilizo, por cierto) ya tenía eso y mucho más. Que si es todo imagen. Que no hay nada nuevo. Que es caro. Que sí. Que es EXACTAMENTE lo mismo que dijisteis hace varios años del iPod (bah, hay mejores reproductores MP3), del iPhone (mi Nokia tiene todo eso y más) o del iPad (anda que no hay tablets). Pero dentro de un año, Apple habrá vendido muchos millones de iPhones 6 y 6 Plus, muchos millones de relojes, y lo que es más interesante, todos los smartphones y todos los smartwatches habrán tomado los modelos de Apple como referencia e intentarán parecerse a ellos. ¿Pago electrónico? En un año, estará implantado con un nivel de éxito más que razonable – cuando hasta el momento, y con todos los intentos que ha habido, su uso es simplemente testimonial.

    La diferencia entre un fanboy y un analista es que el fanboy dice “este producto es maravilloso porque es de X, Y o Z” y el analista te dice exactamente las razones por las que X, Y o Z hacen lo que hacen, de la manera que lo hacen, y con el posicionamiento con el que lo hacen. Yo no he dicho que use Apple (uso algunos de sus productos, otros no) ni que Apple sea la bomba. He dicho que es capaz de aprovechar las experiencias de muchos otros para reinventar un producto y posicionarlo como líder de la categoría. Lo ha hecho antes, y lo ha vuelto a hacer ahora…

    Además, sabéis, porque ya me conocéis, que dentro de un año volveré a esta entrada, rescataré este hilo de comentarios, y nos reiremos todos mucho con las cifras de ventas y la influencia que el evento de ayer habrá tenido sobre la evolución de la tecnología.

    No hay como llevar escribiendo una página tecnológica más de once años para tener perspectiva… :-)

  • #016
    Mesosoma - 10 septiembre 2014 - 19:42

    ¿Ya nadie recuerda cuando los smartphones tenía pantallas de dos pulgadas? Con Retina Display ya se puede obtener 350 ppp y 1080 en ese tamaño, beneficioso para la autonomia del aparato y el bolsillo del pantalón, pero esta tendencia de “más grande” es triste.

    Es la primera vez que un nuevo sistema destinado a sustituir a la anciana tarjeta de crédito tiene de verdad posibilidades de funcionar y de despegar en términos de adopción

    El problema del Apple Pay, NFC y similares, al final quien se beneficia de estos son los ciudadanos estadounidenses porque su sistema bancario es moderno como para permitir la existencia de estas plataformas; en el resto del mundo nuestros bancos piensan que todas estas cosas suenan a chino. Lo sé porque en mi tienda física tengo puntos de ventas con NFC, la cual muestra un error cuando mi clientes lo usan, porque el banco no permite el uso de NFC.

  • #017
    Guerson - 10 septiembre 2014 - 21:45

    Como siempre 100% de acuereo contigo Enrique. Todos aquellos q se burlaron de mi iPod, iPhone o iPad ahora tienen uno! Inclusive hasta se compraron una MacBook.

    Es fácil criticar. Y como siempre lo he dicho, el antifanboy es peor que el fanboy! :)

  • #018
    Victor - 10 septiembre 2014 - 22:39

    Apple no vende para especialistas técnicos, sino para gente normal como mi padre de 70 años o mi hijo de 4. El concepto used exoeriencie es lo importante. No se trata de sumar el coste de los chips sino lo sencillo que es de utilizar para alguien anti tecnología. .. Y el iwatch es reinventar en mercado de la joyería. Yo hasta sustituiré mi hublot por uno.
    En términos de marketing doy un 10.

  • #019
    arturo - 10 septiembre 2014 - 22:44

    antes apple marcaba la tendencia, ahora (hace años) la sigue

  • #020
    Vival Galanternik - 10 septiembre 2014 - 22:57

    @Enrique, me atrevo a defender al Galaxy Note 3, que el nuevo iphone 6 plus tenga ventajas, pues las tendra, igual que android tambien tiene las suyas, que se pondran de moda los phablets, pues ya lo estaban.

  • #021
    Enrique Dans - 10 septiembre 2014 - 23:01

    #020: Si podemos defender a quien sea, yo no me estoy metiendo con nadie ni hablando mal de nadie… pero Samsung, con dos versiones ya de su smartwatch en el mercado, o Sony, con tres del suyo, no han pasado de una penetración ridícula de mercado. Y sin embargo, dentro de unos meses, hablaremos de algo completamente distinto con el Apple Watch. A eso me refiero: a la capacidad de Apple de hacer un evento de lanzamiento brutal con una trascendencia que llega a todo el mundo, a la posibilidad inigualable que tiene de redefinir los estándares de la gama, y a la eficiencia que tiene en el go-to-market. Eso se llama REINVENCIÓN: la idea no es suya, los primeros desarrollos no son suyos, otros se lanzan antes y exploran… pero no pasan de explorar. Quien de verdad reinventa y lidera tras esa reinvención es Apple. Hay muy pocas marcas capaces de hacer algo así.

  • #022
    Fernando Cruz - 10 septiembre 2014 - 23:07

    Mi impresión es que Apple se va a forrar. Más si cabe todavía…… Me explico

    El sistema de pagos me parece sencillo, cómodo y si funciona como dicen, seguro. A parte de la facilidad de uso, hay un tema que me parece muy importante: la posibilidad de hacer pagos en tiendas virtuales con el móvil. Sí eso funciona bien, me parece la bomba.

    En cuanto al Apple watch, es difícilmente valorarlo sin tener una experiencia de uso directa. Por lo que he podido ver, me parece que Apple lo ha presentado ahora antes de que le chafen la exclusiva con las filtraciones, véase el iPhone6 que prácticamente ya conocíamos antes de la presentación. De hecho creo que faltan cosas por enseñar, como por ejemplo para que sirven todos los leds de la parte trasera? Si no lo entendí mal, 2 de ellos son para tomar el pulso, pero hay otros dos que parece no tener una función clara. Por lo demás me pareció un interfaz de usuario interesante y que habrá que probar en directo.

    Una última reflexión, Apple lanza aquello de lo que esta segura que funciona en un determinado momento; es decir, Apple hace una presentación y te dice: a principios de 2015, podrás comprarte este aparato y puede hacer esto y va a funcionar perfectamente. Poner NFC sin tener una plataforma de pagos no tiene mucho sentido, ni tampoco presentar experimentos como las google glass.

    Creo que el Apple Watch va a triunfar, pero tengo dos dudas, la batería y el nivel de dependencia del iPhone

    #016 el sistema bancario americano esta bastante atrasado en comparación con el español aunque nos parezca mentira.

  • #023
    Krigan - 10 septiembre 2014 - 23:41

    Vaya por delante que el pasado innovador de Apple me merece mucho respeto, pero el evento de ayer me pareció decepcionante. Para empezar, el Apple Watch me parece feo, demasiado grueso y cuadradote. En cuanto a funcionalidad no le veo nada nuevo. Algunas ideas de su interfaz tal vez sean copiadas por otros, pero no creo que vaya a ser ninguna revolución.

    En cuanto al iPhone 6 y 6 Plus, eso de sacar móviles de pantalla grande es algo que Apple tenía que hacer, y ahí se acaba la historia. La referencia a Jobs es inevitable: Jobs nunca habría sacado un reloj feo, ni tampoco unos móviles que son solo una pantalla más grande. Si vas a hacer algo que otros muchos ya llevan años haciendo, añádele alguna novedad que lo haga especial. Puede ser un procesador de 64 bits y un lector de huellas, por citar un ejemplo del pasado reciente de la propia Apple. En este caso no ha habido novedad, simplemente iPhones de pantalla más grande.

    Respecto al sistema de pagos, está claro que ahí hay una revolución pendiente. ¿Será Apple la primera que consiga tumbar al plástico? Más aún, ¿será la primera que consiga tumbar al dinero en metálico? Ya se verá, pero le veo pocas posibilidades, dado que es un sistema cerrado que otros fabricantes no pueden incorporar a sus aparatos. Tampoco aquí veo esa novedad que nos haga pensar que Apple triunfará donde otros han fracasado.

    Mi postura respecto a las innovaciones es que me alegro cuando alguien las hace, y Apple me ha dado muchas alegrías en el pasado. Nunca he comprado un producto de Apple, demasiado caro y cerrado para mi gusto, pero la innovación es algo que nos beneficia a todos. Lo de ayer fue una decepción.

  • #024
    Alfonso - 11 septiembre 2014 - 00:40

    En mi caso veo el apple watch como lo único realmente innovador.

    Respecto al iphone6 se adapta a las tendencias (tamaño y nfc)que marcaron otros, exactamente lo contrario de lo que pasaba con los primeros iphone, en los que era apple, aunque usara tecnologías ya existentes, abría camino respecto a su interface, diseño, usabilidad, etc. Y lo hacía de forma brillante.

    Y respecto al sistema de pagos, no dudo que obtendrá su cuota de mercado, pero no aporta nada nuevo ni en términos de tecnología ni siquiera en términos de usabilidad respecto a lo que ya te puede ofrecer algún banco español sobre android. Registras las tarjetas en tu movil y luego pagas por proximidad nfc. Esto lo estábamos haciendo hace un par de años en un piloto en el que participó el pueblo entero de Sitches, por poner un ejemplo. Pero claro, casi nadie tiene la potencia de márketing que tiene apple a la hora de popularizar un producto.

    Comentar que en mi opinión la razón por la que no se ha popularizado nfc es porque aunque cada vez hay más terminales que lo admiten no puedes dejar el plástico en casa porque hay muchísimos más que no lo hacen. Y si tienes el plástico en el bolsillo qué tarda más, sacarlo o desbloquear el móvil y meter la password de la app? Además los terminales nfc son más caros, para qué necesita pagar sin contactos una zapatería? Puede hacerlo, pero tendrá que cobrarte más por el zapato y no sé si aporta tanto.
    Aun así si creo que nfc y el pago con móvil se va a extender mucho más gracias a la nueva modalidad HCE que permite independencia respecto al operador telefónico y a la adopción por parte de apple. Pero si quieres revisamos este post dentro de 3 años a ver si sigues llevando plásticos en la cartera, apostaría a que a pocos sitios te atreverás a ir a pagar sólo con el teléfono salvo que ya hayas estado.

    Una última reflexión; este tipo de sistemas de pago no acaba con ninguna tarjeta! Sólo elimina el plástico y el chip, pero lo que hay por debajo es la numeración de una tarjeta de débito/crédito de toda la vida. Es decir, la famosa disrrupción es mínima, cambia el soporte pero no cambia ni los jugadores (salvo añadir un intermediario) ni el modelo de negocio.Otra cosa sería Faster Payments (uk), eso si es disrruptivo aunque lleve años siendo un éxito, en esto invertiría si fuese apple.

    ….perdón por el ladrillo..

  • #025
    Lucia - 11 septiembre 2014 - 03:56

    #15 teniendo en cuenta que el iPad ha pinchado en menos de 4 años….y lo que van a caer aun mas las ventas con el phablet que han sacado (sabiendo que la mayoría de los que se venden eran el iPad mini). Así que hay que hablar menos de ‘reinvención’ y mas de lamida de culo de la prensa tecnológica. Y cada día se le ve mas plumero hasta un punto que hasta los fanáticos van oliendo a podrido….

    Por supuesto, tu tienes un iPad desde el día 1 y en cambio ‘no entiendes’ un producto revolucionario como Surface Pro, así que tampoco nos sorprende esta entrada tan desnortada.

  • #026
    Lucia - 11 septiembre 2014 - 04:06

    #21 Si los palitos de la prensa tecnológica cubrieran de la misma manera los eventos de Apple que los de las demás marcas, se acababa la ‘reinvencion’ que no es mas que pura estupidez bloquear de la que tu formas parte.

    Llevas dando por sentado que el iWatch iba a ser el referente desde hace meses, y da igual lo que saquen o porque vas a decir lo mismo que ahora.

    Tu lo llamas reinvención. Yo lo llamo cortedad de miras y lameculismo. Y es patético que nadie en la prensa tecnológica diga las cosas como son.

    ¿Os acordáis de la chorrada de la era post PC, verdad? Lo que nos vamos a reír con la caída en las ventas del iPad en los próximos 2 años….

    Reinvención…..que le llaman. Vendida de humo palmada por los bloqueos… que le digo yo

  • #027
    Antonio Castro - 11 septiembre 2014 - 08:02

    #015 Que sí. Que lo que queráis. Que Android (que yo utilizo, por cierto) ya tenía eso y mucho más. Que si es todo imagen. Que no hay nada nuevo. Que es caro. Que sí. Que es EXACTAMENTE lo mismo que dijisteis hace varios años…

    Enrique, si te fijas bien, las críticas no van dirigidas a poner en duda el futuro éxito financiero de este tipo de lanzamientos de Apple. También voy a concederte que finalmente en este mundo en que vivimos, el éxito financiero puede ser lo único que cuenta.

    Quizás por esa razón, el ser humano se ha convertido en el ser vivo más estúpido de este planeta. Esta destruyendo el único mundo en el que puede vivir.

    La habilidad de Apple consiste en explotar al máximo la adicción de ciertas personas, con algo más de dinero que la media, para sentirse superiores con un cacharrito que demuestra que están a la última, porque tienen dinero para gastarlo. Joder parezco un comunista o un anticapitalista hablando así y juro que ni de lejos lo soy. Me considero muy independiente y centrado, pero no me gustan los derroteros industriales y financieros de esta época que me ha tocado vivir.

    Estar en la cresta de la ola es muy bueno para la empresa que vende tecnología pero para los idiotas (luego matizo esto) que no hacen otra cosa que tirar su dinero con su adicción consumista, que se meten hasta las cejas en una adicción consumista, la cresta de la ola deja de tener utilidad.

    Estar en la cresta de la ola implica desechar una gran cantidad de aparatos tecnológicos que aún pueden tener utilidad. Implica convertir el fruto del duro trabajo en una gigantesca cantidad de basura tóxica. Son productos que a su vez costaron mucho trabajo desarrollarlos y que van a la basura antes de ser amortizados.

    Yo Enrique de ese saco de los idiotas te saco a ti y a otros muchos, porque a ti te pagan por ser un gran consumidor de tecnología, eres muy útil para incentivar ese consumo, pero habitualmente los adictos a la tecnología usan ese gasto para escapar a sus abobios personales. A mí me parece una adicción en toda regla.

    Enrique a pesar de no tener un pelo de tonto, porque estás sacando mucho partido a ese consumo, que en ti tiene motivaciones profesionales, tu caso no lo considero mayoritario. Seguramente hay bastante más gente capaz de rentabilizar este exagerado consumo tecnológico, pero la mayoría de los que están en la cresta de la ola, no están optimizando sus recursos económicos sino despilfarrando el fruto de su duro trabajo en aparatitos que seguramente no necesitan.

    Cuando la velocidad de cambio en una sociedad es demasiado grande se producen grandes desajustes y yo creo que la innovación que solo busca el crecimiento financiero de las grandes empresas tecnológicas introduce demasiado desequilibrios sociales.

    Yo creo que para que un informe de la ONU diga sobre calentamiento global que es provocado por el hombre, que puede ser irreversible y que puede tener nefastas consecuencias, la situación tiene que ser muy grave y hay que empezar a pensar si el ser humano sobrevivirá a su propia estupidez consumista.

    Hay que mirar a unas pocas décadas vista para darse cuenta de que así, no podemos continuar. No solo no somos optimizadores, somos derrochadores incluso durante una crisis económica dura y llena de incertidumbres.

    La filosofía de Apple nunca me gustó.

  • #028
    jump - 11 septiembre 2014 - 08:40

    son procesos distintos desde la contratacion de primer RrHh. Apple no inveta, pero si reinventa. EL iphone fue un producto nuevo, con un proceso de desarrollo propio. Ahora Apple, Reinventa, es decir, mejora un producto ya existente, dotandoles de mayor usabilidad. Diseñamos el otro dia en clase ambos procesos, y desde la base se diferencian entre si.

  • #029
    Nacho - 11 septiembre 2014 - 10:22

    #024 s terminales que lo admiten no puedes dejar el plástico en casa porque hay muchísimos más que no lo hacen. Y si tienes el plástico en el bolsillo qué tarda más, sacarlo o desbloquear el móvil y meter la password de la app?

    En este caso, sólo hay que sacar el teléfono del bolso, acercarlo al TPV, y posar el dedo sobre el sensor de huella. Mucho más rápido que sacar la cartera, la tarjeta, meterla en el TPV, y en el mejor de los casos acercarla al TPV(si la compra es de más de 20€, hay que meterla en el TPV y teclear el PIN, además de sacar el DNI, con lo que la diferencia es aún mayor).

    Además los terminales nfc son más caros, para qué necesita pagar sin contactos una zapatería? Puede hacerlo, pero tendrá que cobrarte más por el zapato y no sé si aporta tanto.

    No sé lo caros que serán, pero yo veo que los están poniendo en todas partes…ayer lo vi hasta en un kiosko de prensa. De hecho, de momento la mayor ventaja es para sitios donde se hacen pequeños pagos.

  • #030
    Manuel - 11 septiembre 2014 - 13:06

    ¿En qué se diferencia exactamente Apple Pay de Google Wallet (lanzada hace más de 3 años ya)? ¿Qué componente de innovación han aportado a lo ya existente?
    La aportación que Apple hará a esta manera de entender los pagos, que será muy importante y transcendental, es su gran capacidad de movilización sobre toda su base de clientes, algo que Google no ha podido conseguir. Esto todo es muy cierto y tiene un gran valor, pero no le otorga en ningún caso ningún mérito relacionado con innovación o reinvención, sobre una manera de entender algo que lleva más de tres años en el mercado y que ellos únicamente se han limitado a replicar.

  • #031
    Krigan - 11 septiembre 2014 - 14:04

    Alfonso:

    La razón por la cual ningún sistema de pagos por móvil se ha popularizado es porque hay un montón de empresas (emisoras de tarjetas, operadoras de móvil, punto-com, etc) que cada una quiere arrimar el ascua a su sardina para forrarse con el pequeño porcentaje de cada transacción que se queda el intermediario de los pagos. Es un enorme montón de pasta la que está en juego, y mucha gente se la quiere llevar.

    Respecto a la usabilidad de tarjeta frente a móvil, es similar, aunque la propuesta de Apple es que no teclees un PIN, sino que uses el lector de huellas del iPhone, o que uses su reloj (este último sin lector de huellas, ¿habrá que meter un PIN?). La gran ventaja de pagar con el móvil es que en este puedes tener múltiples sistemas de pagos, en competencia entre ellos (cada uno con su propia app, o una misma app manejando varios), mientras que una tarjeta solo sirve para pagar a través del sistema de su emisor (Mastercard, por ejemplo).

    Esta ventaja, pese a ser inmensa, no es fácil de ver por el consumidor ni por las tiendas pequeñas. Estas últimas dependen además de que algún grande implemente un sistema que no les genere dependencia, que es justo lo contrario de lo que los grandes quieren hacer. En este sentido, Apple Pay es más de lo mismo.

    Con todo, los avances están ahí, aunque la adopción vaya a paso de caracol reumático. Primero sacaron NFC, después sacaron HCE (pagos NFC por software, sin Secure Element). La tan necesaria y ansiada disrupción (que recurrir a un emisor de tarjeta sea opcional tanto para el comprador como para el vendedor) es ya técnicamente posible mediante una conexión local (NFC). Y las pequeñas tiendas, aunque la gran mayoría todavía no lo sepan, no necesitan un terminal de pagos que les dé un grande, gracias a HCE pueden usar para cobrar cualquier móvil u otro aparato que soporte HCE.

  • #032
    Pedro Torres - 11 septiembre 2014 - 16:29

    Big Brother is Watching.

    Curioso que en 1984 Apple usara la imagen del Big Brother de Orwell y en 2014 se hayan convertido ellos en Big Brother.

    Aquí un Early-Adopter del sombrero de hojalata ;)

    Llamadme paranoico, pero vivo en una sociedad donde los ciudadanos, quienes estamos aquí, somos considerado niños, menores de edad, con apenas capacidad para votar cada 4 años que “tutor” queremos. Es el problema del referendum catalan.

    Microsoft se empeño en tratarnos como niños y decirnos lo que teniamos que hacer con su software. Hoy el mundo el LIBRE y ABIERTO.

    ¿Van a dejar que una empresa les trate como niños? ¿Van a dejar que la CASTA nos trate como menores de edad?

    Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; cuando llegué a ser adulto, dejé atrás las cosas de niño. Coritios 13:11, aunque lo mio es un guiño a Ghost In The Shell.

    No se trata de Apple V.S. Android, se trata de quienes queremos ser adultos libres y que se nos trate como tal.

  • #033
    Krigan - 11 septiembre 2014 - 19:39

    Nacho:

    Lo de mostrar el DNI viene de la época no tan lejana en que las tarjetas no tenían chip, porque era demasiado fácil clonar una tarjeta con banda magnética, y el PIN también estaba almacenado en la banda, así que el dependiente comprobaba cuidadosamente que el nombre de la tarjeta y del DNI coincidían (la firma ni se molestaban en mirarla desde hace décadas), pero no es necesario en una tarjeta con chip, basta con meter el PIN.

    Cada tienda, e incluso cada dependiente, puede tener su manera de hacer las cosas, pero yo pago con frecuencia importes de más de 20 euros en 3 supermercados de 2 cadenas distintas, con decenas de cajeras diferentes, y desde que dejé de mostrar el DNI nunca me lo han pedido.

    Las tarjetas contactless actuales no las recomiendo, son inseguras precisamente porque no se mete ningún PIN, por eso el importe permitido es tan limitado. Nada impide hacer tarjetas contactless con PIN, bastaría con meter primero el PIN en el terminal NFC de la tienda y pasar después la tarjeta. Supongo que un año de estos las veremos aparecer, cuando los bancos se den cuenta de que están perdiendo dinero en tarjetas perdidas o robadas a lo tonto.

    Aparentemente, los Apple Watch tienen el mismo fallo de seguridad, dado que no hay PIN ni lector de huellas. O tal vez es que Apple Pay muestra tu foto al vendedor cuando pagas con el reloj. Esto es algo que también se puede hacer con una tarjeta, ya sea o no contactless.

    Asimismo, lo de tener la tarjeta en la cartera es una costumbre que podemos abandonar cuando queramos, y una tarjeta contactless debería funcionar sin problemas incluso si la mantienes en la cartera, pasando la cartera por el lector NFC.

    Por tanto, ¿ventajas de usabilidad del móvil frente a una tarjeta contactless bien diseñada? Ninguna. Obviamente la tarjeta no tiene lector de huellas, pero el Apple Watch tampoco. Si se usa la técnica de mostrarle la foto del comprador al vendedor, no necesitas el lector de huellas, ni en el móvil ni en la tarjeta (otra cosa es que el lector sea útil en el móvil para otras funciones como el desbloqueo de pantalla).

  • #034
    Mauricio - 11 septiembre 2014 - 23:44

    El Apple Watch es realmente decepcionante. Se trata sencillamente de un caro accesorio para el iPhone, no de un dispositivo verdaderamente autónomo. Lo único que está haciendo Apple es consolidando la idea de que los smartwatches siempre dependen de un smartphone, con lo que finalmente terminaremos llevando en la muñeca un dispositivo que será todo menos smart. ¿Acaso hubiera sido justificable, por ejemplo, que el iPad necesitase de un iPhone para desarrollar sus tareas más importantes?

    Por el contrario, el Samsung Gear S es un paso en la dirección correcta. Permite hacer y recibir llamadas sin estar necesariamente atado a un smartphone, tiene una pantalla curva que se amolda a la muñeca y unas funciones y especificaciones comparables a las de dispositivos de mucho mayor tamaño. Su único gran defecto es que no tiene una manzana grabada en la parte de atrás, porque si la tuviera es claro que la mayoría de analistas ya lo considerarían revolucionario y media humanidad quisiera adquirirlo.

  • #035
    Pablo Roca - 12 septiembre 2014 - 00:50

    El evento de ayer, pues tampoco estuvo tan mal. La parte de iPhone no fue realmente nada innovador ni especial.

    El Apple Watch es otra forma de ver los smartwaches, Android Gear es un sistema casi exclusivo para notificaciones, el Apple Watch va mas allá, Feo es un rato largo, ahí me decepcionó el Ive, esperaba algo de el como el diseño del Moto 360.

    Por ultimo, lo mas importante de ayer es el Apple Pay. Conseguirá Apple implantarlo y extenderlo? Pues yo creo que si, recuperemos este post dentro de unos años. Creo que el Apple Pay tiene todas las de ganar.

  • #036
    Nacho - 12 septiembre 2014 - 11:34

    #033 Krigan:
    Lo del DNI, efectivamente, depende de quien te cobre, es precisamente lo que trataba de exponer en mi primera intervención, que los “tenderos” aqui tienen ya un cacao impresionante. No tanto en las grandes cadenas, que pueden extender protocolos de forma más o menos ágil, si no sobre todo en el pequeño comercio, que creo que tiene mucho más peso aqui que en EEUU.

    El compromiso de seguridad de las tarjetas NFC actuales me parece razonable, tampoco es tan sencillo vaciar una tarjeta con pequeñas compras antes de que se cancele. El Apple Watch requiere PIN la primera vez que lo usas en el día, y queda activado mientras esté en contacto contigo. También me parece una seguridad razonable. Con la ventaja de que usando Apple Pay, los comerciantes no conocen tu identidad. Lo de las fotografias que comentas me parece bien para esquemas en los que te inscribes voluntariamente (tipo Square), pero no me parece aceptable, ni práctico, como norma general.

    Lo que dices de dejar la tarjeta en la cartera supone usar una sola tarjeta. Eso creo que ahora mismo no es muy realista, ya hay demasiada gente acostumbrada a escoger qué tarjeta usa en cada sitio (yo ahora mismo necesito un Excel para saber con qué pagar :P)

    Así que ¿ventajas para el pago móvil? Me parece que caen por su propio peso, si la alternativa que tú ves es usar una sóla tarjeta, que todos los usuarios envíen su fotografía al emisor, y todos los puntos de venta reciban un equipo capaz de visualizar fotografias, además de mejorar sus conexiones para recibirlas en un tiempo razonable (piensa en todas esas ocasiones en que el datafono con conexión a internet móvil tarda un buen rato en comunicarse con el banco, por que hay mala cobertura). Y todo eso, para seguir usando tarjetas, pq evidentemente, lo mejor del pago móvil vendría despues, cuando se pueda prescindir completamente de ellas, y tener 16 dígitos y una fecha de caducidad no sirva de nada.

  • #037
    Krigan - 12 septiembre 2014 - 18:50

    Nacho:

    Que conste que yo sí quiero que esto de los pagos con móvil se extienda, porque incrementaría mucho la competencia en los sistemas de pago. Lo aclaro para no dar la falsa impresión de que quiero que sigamos con el plástico. Eso sí, el plástico siempre tendrá una ventaja, y es que no te puedes quedar sin batería :-)

    En efecto, uso una sola tarjeta, pero si usas varias Apple Pay no te salva de tener que escoger en cada momento cual usas.

    Lo de la foto me parece el sistema más cómodo y natural, y en todo sistema de pagos (salvo pagar en metálico) tienes que inscribirte previamente. La foto puede estar almacenada en la tarjeta o aparato NFC que estés usando (de hecho los DNI actuales almacenan la foto).

    En cuanto al PIN del Apple Watch, esa información no la dio Apple en su presentación, ni tampoco después, es algo publicado por algunos medios. ¿Por qué? A fin de cuentas eso sí es una innovación, ¿por qué Apple se lo calló? Queda muy bonito mostrar unos segundos de vídeo en los que el comprador simplemente pasa el reloj por el lector NFC, pero resulta que eso no refleja la realidad, hay que meter el PIN cada día que hagas una compra. Si solo sueles realizar una compra en un día, como es mi caso, en la práctica te encuentras metiendo el PIN en cada compra, como antes.

    En definitiva, sigo sin ver una gran diferencia en usabilidad. Si usas el iPhone 6 o 6 Plus te salvas de meter el PIN, si usas el Apple Watch no tienes que sacar la cartera ni el móvil del bolsillo, ni tampoco volverlos a meter, pero habrá muchas tiendas en las cuales, por la posición del lector NFC, no sea cómodo pasar un reloj que tienes en la muñeca.

  • #038
    Germán - 13 septiembre 2014 - 21:21

    Me pregunto como nosotros, como usuarios, vamos a solucionar el problema de que usando este tipo de métodos de pago a través del móvil, si nos quedamos sin batería nos quedamos sin “cash virtual”. O si nos cae el móvil y se rompe. O… bueno, hay un montón de casuísticas.
    La tarjeta de crédito tiene otros pros/contras diferentes, pero no son los mismos que los del pago a través del móvil.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

Un comentario en Menéame

#001
DrCottle - 10 septiembre 2014 - 16:27

No. Lo de ayer (excepción hecha del reloj) fue una tomadura de pelo de proporciones épicas. Lo que Dans llama una lección magistral acerca del valor de la reinvención, de la reinterpretación fue en realidad lo que dicen en mi pueblo que ocurrió con una orquesta no precisamente talentosa:

“Qué tocamos ahora, maestro?”
“¿Pues qué vamos a tocar? Lo mismo, pero más recargado de bombo, que hay gente nueva!!”

Llámalo reinvención, si quieres. Yo lo llamo sacacuartos y engañabobos.» autor: DrCottle