Esto ya lo he visto antes

Esto ya lo he visto antes - Expansión (pdf)Mi columna de Expansión de esta semana se titula “Esto ya lo he visto antes” (pdf), y se refiere a muchas de las reacciones que he podido leer a cuenta del evento de presentación de productos de Apple del pasado martes, en el que tuvimos ocasión de ver cómo la marca, ademas de actualizar sensiblemente uno de sus productos principales, anunciaba su debut en un nuevo servicio con un alcance estratégico potencialmente importantísimo, y lanzaba un nuevo producto que puede redundar en unos cien mil millones en el valor de mercado de la compañía. La acción, de hecho, se encuentra ahora mismo en su máximo histórico, y el aspecto de su cúpula directiva se parece seguramente al que tenían hace exactamente un año en la portada de Business Week.

La mayor parte de los que analizan las acciones de Apple tienden a subestimar el efecto que se ha demostrado en numerosas ocasiones que los productos de esta compañía tienen sobre el panorama tecnológico en general. Hablamos de una empresa dirigida por un directivo del área de Operaciones, capaz de hacer lanzamientos masivos con un nivel de coordinación y despliegue logístico al alcance de muy pocas, y de convertir en populares productos y categorías que, antes de su lanzamiento, tenían un impacto o una popularidad muy escasa.

Sí, varias marcas tenían en el mercado terminales de 5.5″… pero la penetración total entre todas era de un escaso 10%… ya hablaremos de esa cifra dentro de unos meses.

¿Smartwatches? Llevo siguiendo el tema desde sus inicios, y en efecto, hay unos quince modelos en el mercado procedentes de otras tantas marcas, algunos con diseños que, con las salvedades que provienen del hecho de hablar de una cuestión de gustos, podrían considerarse incluso más avanzados que el de Apple… pero el uso de smartwatches sigue relegado a un escaso porcentaje de usuarios tecnoadictos. ¿Alguien quiere especular sobre el número de dispositivos que Apple habrá vendido cuando cerremos el primer trimestre del año que viene?

¿Pagos con el móvil mediante NFC? Sí, Google los tiene desde hace tiempo, y hay desarrollos también consistentes de mucho otros, como Square, PayPal, etc. Pero de nuevo… el porcentaje de usuarios que realmente utilizan su smartphone para pagar es ridículamente bajo, y la mayoría de ellos, aparte de ser geeks hasta la médula capaces de expresar el importe de la factura en formato binario en tiempo real, suelen encontrarse con frecuencia problemas cuando intentan pagar en algunos establecimientos. La que ha llegado tras más de diez años de desarrollos tecnológicos con fabricantes de procesadores, patentes y alianzas masivas con todos los actores implicados (todos los grandes emisores de tarjetas, procesadores de transacciones y cadenas de retail de los Estados Unidos) ha sido Apple, no otro fabricante. Y la responsable de que dentro de no mucho tiempo, el pago mediante smartphone se haya convertido en algo habitual en los Estados Unidos será Apple, aunque dentro de un tiempo usemos infinidad de dispositivos para ello y los de Apple hayan dejado de ser mayoritarios.

¿La distribución masiva de un álbum completo de un grupo mayoritario a través de iTunes? Ya veremos si no acaba siendo un hito histórico que convierte los álbumes de nuevo en algo relevante, y que reinventa la manera de distribuir música durante mucho tiempo. Si Apple adquiere los derechos exclusivos de distribución de unos cuantos hits durante un cierto tiempo para distribuirlos así, ya veremos dónde es capaz de situar la popularidad de sus servicios relacionados con la música – ¿o pensamos que la adquisición de Beats fue casual?

Cuando una compañía es capaz de hacer lo que hace Apple, hay que reconocérselo, sin que eso implique ser algún tipo de fanboy. Se pueden hacer análisis serios del impacto de la tecnología sin necesidad de caer en eso, y se pueden leer también sin necesidad de reaccionar como si fuesen algún tipo de ataque a un tercero o una ofensa a alguna religión. Anuncios como el que Apple hizo el lunes ya hemos visto unos cuantos, y hoy pocos discuten el efecto que tuvo sobre el entorno tecnológico el lanzamiento del Mac, el del iPod, el del iPhone o el del iPad. De la presentación del pasado 9 de septiembre se va a hablar durante mucho tiempo.

A continuación, el texto completo de la columna:

 

Esto ya lo he visto antes

El evento de Apple del pasado día 9 tuvo todos los elementos habituales en la marca de la manzana: filtraciones múltiples, muchísima expectación, retransmisión desbordada por el elevadísimo número de usuarios, presentación de varios productos nuevos… ninguna marca consigue generar tal volumen de atención en torno a sus eventos. Este, además, había sido definido por muchos como “el primero de la Apple post-Steve Jobs”.

¿Qué se presentó? Un nuevo iPhone más grande, una plataforma de pagos que pretende sustituir a las tarjetas de crédito, y un smartwatch, o reloj inteligente. Nada nuevo. Apple, en su más genuino estilo de reinvención de productos. Ya hay teléfonos grandes, ya existen plataformas de pago mediante smartphones, y conviven en el mercado unos unos quince modelos de smartwatch.

Las críticas no se han hecho esperar. Sin embargo, hay un hecho: ni las plataformas de pago ni los smartwatches han pasado de una penetración de mercado simbólica y restringida. Las mismas objeciones se hicieron cuando Apple, en 2001, lanzó el iPod: había numerosos reproductores de MP3 con más prestaciones. Pero se comió el mercado, y tras su debut, todos los reproductores de MP3 querían ser un iPod cuando fuesen mayores. Lo mismo, exactamente lo mismo, pasó con el iPhone: no era ni el mejor terminal, ni el más barato. Pero hizo historia. Como el iPad. Y lo mismo va a pasar ahora con Apple Pay y Apple Watch: tras una prehistoria con penetraciones de mercado muy bajas, Apple llega, redefine el producto, y consigue su popularización.

La crítica a quien reinventa algo es fácil de hacer. Pero reinventar acertadamente puede ser una ventaja competitiva muy sólida. Esto ya lo hemos visto antes. Ya hablaremos.

 

This article is also available in English in my Medium page, “I’ve seen this before

27 comentarios

  • #001
    Francisco Mesa - 12 septiembre 2014 - 10:26

    Pues sí. No había visto tantas entrevistas “duras” a las que asiste un CEO de una gran empresa como ha hecho Tim Cook durante sus primeros años tras Steve Jobs. Realmente duras. Demostró con lo que dijo, y cómo lo dijo que por algo está en ese puesto. No generará “empatía” pero demuestra mucho de lo que se dice en este artículo: sabe como funciona el mercado, sabe que la cadena de distribución es clave, especialmente en el lanzamiento, desde hace años Apple no ofrece productos con características técnicas especialmente superiores a su competencia pero es un game changer. Marca tendencias y desde hace años sabe que la tecnología, su tecnología, no depende de megapixeles sino de moda y economía de la atención. A partir de ahí su buena distribución, excelentes resultados económicos, saber tener el producto que el mercado necesita… y todo lo que no vemos que es necesario en una empresa tan exigente como Apple. Un éxito empresarial. No será el dominante como plataforma, pero toda la que tiene es suya.

  • #002
    simon - 12 septiembre 2014 - 10:50

    En líneas generales (como siempre) me parece muy juicioso tu artículo, salvo cuando afirmas “Y lo mismo va a pasar ahora con Apple Pay y Apple Watch…” bueno, quizas sería mas acertado “Y lo mismo va a PUEDE ahora con Apple Pay y Apple Watch” no vaya a ser que pase como con otros productos o servicios fallidos (los menos: Newton, Ping…) de Apple.

  • #003
    Pedro Torres - 12 septiembre 2014 - 11:13

    A este blog pongo por testigo que JAMAS:
    – me pondre otro reloj, sea clásico o inteligente
    – pagare con Near Field Communications
    – volveré a escuchar música
    – usare productos cerrados de Apple

    Y que conste para que en el futuro se me pueda fustigar por no cumplir este juramento.

    No se puede ser siempre un earlyadopter.

    PPSOECIUPDPNV van a tener una cuota de poder mayoritaria en las próximas elecciones. Partidos representativos unidos por la idea que la ciudadanía no merece la emancipación, que tienen que ser TUTELADOS por REPRESENTANTES que decidan por ellos.

    LA CASTA ha demostrado tener capacidad para mover naciones y bloques, pero yo lucho por un futuro donde los ciudadanos seamos mayores de edad para participar, decidir, y equivocarnos en libertad.

    En esta postura vital, Apple hace productos para niños.

    Disculpenme si hablo de mi libro, pero la tecnología esta en el centro del debate de ideas y politico. Mi primer contacto con la democracia directa fue en un chat. La idea del enjambre y de una sociedad conectada que se autogestiona a base de decisiones individuales es lo que alimento la innovación, la filosofia tras esta revolucion, como lo han sido las ideas de Ayn Rand.

    Ya es hora de que l@s individu@s, l@s ciudadan@s, luchemos por conseguir la mayoría de edad, que ya no queremos mas TUTORES, aunque millones esten felices con APPLE o LA CASTA, tomando decisiones por ellos.

  • #004
    Adrián Lijó - 12 septiembre 2014 - 11:26

    Totalmente de acuerdo, excepto en que… fue el martes! ;) :)

  • #005
    Mario - 12 septiembre 2014 - 11:54

    “anunciaba su debut en un nuevo servicio con una importancia estratégica potencialmente importantísima” (redundancia); mejor: “con un alcance estratégico potencialmente importantísimo”, que me parece es lo que quisiste decir.

  • #006
    Enrique Dans - 12 septiembre 2014 - 11:57

    #005: Gracias, Mario. Corregido!

  • #007
    Rubén P. - 12 septiembre 2014 - 12:52

    No creo que en este caso se de lo mismo que con el iPod, iPhone o iPad. Apple redefinió esa categoría de productos al sacarlos, con los nuevos iPhone simplemente es lo mismo pero más grande y caro. Y con el Apple Watch no han aportado nada nuevo al mercado, excepto un sistema mucho más arcaico que el de la competencia. Únicamente con el sistema de pagos veo una posibilidad de revolución pero habrá que esperar en que queda la cosa.

  • #008
    Aitor - 12 septiembre 2014 - 13:08

    #003 Pedro Torres

    Dices: ” Disculpenme si hablo de mi libro, … ”
    ¿Dónde está el libro, cúal es el título.?
    Me da la impresión de que empiezas y no acabas, de que te cortas un poco…

    Y es que últimamente por ahí estoy viendo mucha reminiscencias, recuerdos y reencarnación de la moralina clásica, pero con otro estilo, algo así:
    – “El sexo es pecado” Cosa de personas obsesionadas con el.
    – “De dinero no se habla. Cosa de gente que sabe mucho de dinero y quiere “ocuparse” del tuyo.
    – …

    Lo que más gracia me hace es que esta “moralina” está muy asociado a “La Casta.”
    – Si es mujer, en las fotos suele aparecer con un cacho bolso por delante. En la serie “El cuerpo del delito” lo podeis ver de forma intermitente y alucinante a una persona “nerviosa que parece calmada”. ¡Alucinante!
    – Si es hombre, suele ser el tipo señorito andaluz, con o sin gomina, y en muchos casos un rostro agrio que puede incluir el estilo noble e hidalgo de Don Quijote, mirada perdida incluida.

    Saludos.

  • #009
    Goomer - 12 septiembre 2014 - 14:32

    Pues en este caso, el Apple Watch no me convence. Recuerdo cuando vi por primera vez un video del iPhone, y me quedé con la boca abierta, sin embargo el reloj, me deja bastante indiferente. Me parece algo nuevo la interfaz con la rueda, que soluciona un problema, pero me choca manejar algo digital con una rueda analógica. Y su estética tampoco me llama la atención. Puede que para cuando salga a la venta tengamos ya una nueva generación de los smartwatches de la competencia, veremos cuántos lo copian para comprobar el impacto inicial. Y sobre los pagos, veo complicado extender el modelo fuera de USA, negociar eso en los reinos de taifas europeos, con diferentes distribuidores, debe ser una locura.

    En resumen, venderá muchos millones de relojes pero me da la sensación de que será viviendo de las rentas pasadas. Quizás las siguientes generaciones de relojes mejorarán, los smartwatches android actuales tampoco me convencen demasiado. Estando convencido de la utilidad del concepto smartwatch, los veo aún versiones beta, con todo el potencial que podrán ofrecer en un futuro.

    ¿Quizás es que han lanzado el reloj demasiado pronto?

  • #010
    Vival Galanternik - 12 septiembre 2014 - 15:08

    Estoy de acuerdo, con el reloj y la plataforma de pagos pueden hacer que esos mercados despeguen, pero aún reitero que el Note 3 es un phablet que compite en caracteristicas con el 6+ y estaba primero. (los phablets ya eran populares)

  • #011
    Edgar Chimal - 12 septiembre 2014 - 17:05

    Idea millonaria: Diseñar el mejor gadget del mundo y vendérselo a Apple para su comercialización.

  • #012
    Miguel - 12 septiembre 2014 - 18:40

    Creo que esta vez te equivocas, Enrique. Si finalmente la reinvención no fuera tal, estoy seguro que sabrás dar un paso atrás y reconocer.

  • #013
    Antonio Castro - 12 septiembre 2014 - 19:22

    Reinventar acertadamente es algo demasiado ambiguo Enrique. Recuerdo haber mirado el término innovació en Wikipedia hace un par de semanas por la forma en la que tú sueles usarlo y encontré varias cosas que me llamaron la atención.

    Si miras en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Innovaci%C3%B3n#Enfoque_multidimensional Donde empieza con este precioso párrafo: El número de definiciones del concepto de innovación desde que se inventara parece haber crecido de manera aún más rápida que el número de investigadores de la innovación.
    De las tres dimensiones del la innovación (Innovación como novedad, Innovación como cambio, e Innovación como ventaja) yo solo percibo una de ellas como positiva y es la última. Insisto en que el resultado del conjunto de los innumerables cambios tecnológicos que hemos disfrutado/padecido en las tres últimas décadas, no han servido para hacer de este mundo, un mundo más justo, o más igualitaro, o más respetuoso con el medio ambiente, o quizás más culto pero tampoco estoy seguro. Más bien ha sido todo lo contrario. Dices que criticar la innovación es fácil. En efecto, casi tan facil como alabarla incondicionalmente.
    Perdonamé por no compartir tu entusiasmo cada vez que una gran empresa hace una jugada innovadora que promete nuevos éxitos para la compañía.
    Para mí la innovación que tiene como objetivo lograr más clientes o conseguir que sus clientes gasten más dinero, no implica necesariamente algo que haga de este mundo un mundo mejor.

  • #014
    Krigan - 12 septiembre 2014 - 20:18

    La explosión de los phablets ya había empezado. El 10% de este año puede parecer poco, pero es que el porcentaje del año pasado fue del 2%.

    Para redefinir con éxito un mercado primero tiene que haber una redefinición. No soy capaz de verla en esta ocasión en ninguna de las 3 propuestas (móviles grandes, smartwatch, y sistema de pagos).

    Apple ha tejido una amplia red de alianzas para lanzar su sistema de pagos, pero las alianzas anteriores de algunos otros también eran impresionantes. Ojalá aciertes, sería buena cosa que los pagos por móvil se extendieran, pero para poder decir que acertaste tendría que ser que los pagos por móvil despegasen en USA, pero no en el resto del mundo, dado que Apple Pay solo se puede usar en USA.

    No sé cómo será en otros países, pero aquí el protagonismo de los pagos NFC se lo están llevando las tarjetas contactless. El hecho de que cada vez más comercios tengan lector NFC, más por causa de las tarjetas que de los móviles, podría inducir una popularización posterior de los pagos NFC por móvil, conforme cada vez más gente tenga móviles que lo soporten, y en este fenómeno Apple no habría tenido nada que ver.

  • #015
    David - 12 septiembre 2014 - 20:19

    Estoy de acuerdo con lo que dices sobre el tema de los pagos por NFC, pero creo sinceramente también que hay más cosas que se pueden hacer con NFC que el tema de los pagos, precisamente alguna que otra empresa española lleva trabajando tiempo en NFC y saben de la importancia de que IPhone ya tenga NFC como podéis ver en el siguiente comunicado: LA INCLUSIÓN DE NFC EN EL NUEVO IPHONE 6 NO SÓLO TE QUITARÁ LA CARTERA DEL BOLSILLO (http://bit.ly/1rUFhZf). Veo claramente una oportunidad de negocio que se abre una vez que ya todos los pesos pesados de la industria de móviles y de pago lo han adoptado. Solo nos queda por saber cuanto tiempo tardará en arrancar en España.

  • #016
    PMAG - 12 septiembre 2014 - 20:49

    A ellos no hay que sacarlos mucho de su “usabilidad”, que se lo piensan mucho todo por estar su reputación en juego, y sus factores diferenciadores son su rendimiento, gestión de la memoria, supervisión de su catálogo de apps y el diseño de sus apps, que bueno, para gustos están los colores, y no es por ser de Android, pero prefiero la pantalla HD SuperAMOLED en general, pero para leer prefiero la pantalla Retina, si bien el ojo humano no distingue resoluciones de más de 300 píxeles por pulgada (ppi o dpi en inglés), al final es un factor muy personal. Y eso de la simplicidad de manejo es verdad en algunos casos, pero no siempre se cumple (por ej. iTunes no ha sido para mí nunca algo fácil de manejar, pero claro, es su filosofía y su enfoque).

    Se han quedado estancados, Apple siempre ha sido de ser muy suyos, con el hermetismo que les caracteriza (¿tanta intriga y rumor para qué?, demasiada expectación) en cuanto a incorporar novedades con cuentagotas pero apostando por lo seguro por el buen rendimiento y estabilidad general, pero no me vale esa excusa. Deberían desafiar más a sus competidores, pero ellos siguen su propia línea sectaria para ejecutivos.

    También se puede interpretar al mismo tiempo como una estrategia para diversificar su gama de productos y reservarse ases en la manga, con lo que obtiene mayores beneficios, por su buena campaña de marketing. Esa es para mí la verdad.

  • #017
    skeptic - 13 septiembre 2014 - 00:32

    A mi me parece que cada vez más, Apple vive de éxitos pasados, no veo nada interesante en el iphone 6 y si veo que, por ejemplo, los iphone siguen sin ser resistentes al agua, entre muchas otras cosas.

    Los productos de Apple son sin duda los peores en relación calidad/precio del mercado y se sustentan por los fans de la marca, por razones más románticas que reales.

  • #018
    Krigan - 13 septiembre 2014 - 00:35

    Un artículo interesante sobre el grado de adopción de las tarjetas contactless en diversos países, incluido España:

    http://venturebeat.com/2013/11/19/contactless-payment-to-reach-250m-cards-next-year-u-s-a-is-last-as-usual/

  • #019
    Abelardo Ojeda - 13 septiembre 2014 - 03:53

    Cuando Apple lanzó el iPod, recuerdo los comentarios de la gente en los blogs diciendo lo mismo, que Apple no estaba innovando, que no iba a llegar lejos, que era una pésima idea, que el articulista estaba equivocado… y por supuesto los menos de 100 geeks usando otras marcas, se auto nombraban como “nunca compradores” de Apple o que nunca caerían…

    Seamos honestos, las pocas opiniones vertidas aquí no definen las ventas de mercado, Apple lleva una larga trayectoria de llegar con un producto que puede no ser nuevo pero que esperó para madurarlo y lanzarlo en el momento indicado. No es que un smartphone grande sea innovador, no es que sea innovador un smartwatch. Como siempre la gente olvida cómo está resuelto, que tienen su propio software y que siempre, al final, es lo que se gana a la gente, de otra forma no sería una constante que todas las demás compañías también los estén copiando constantemente.

    A tomar en cuenta que Apple sigue siendo la compañía que desarrolla el software y el hardware en gran parte (y que tiene mucha experiencia en controlar todo el flujo de diseño/producción), a diferencia de otras como Samsung o Google, que dependen unos de otros y que pueden no tener la misma filosofía o visión de producto.

  • #020
    Antonio Castro - 13 septiembre 2014 - 07:45

    Yo creo que estamos perdiendo de vista la esencia de Apple. Apple no solo vende tecnología, vende bastante más, porque vender tecnología es algo que ya hacen muchas otras empresas que no pueden soñar en competir con Apple. Apple vende excelencia. Se trata de la habilidad de hacer que el cliente se sienta especial al poseer un cacharrito último modelo de Apple.

    Lo menciono por tu frase “pasó con el iPhone: no era ni el mejor terminal, ni el más barato. Pero hizo historia.”

    Si Apple quisiera mandar su negocio a la ruina, probablemente lo único que tendría que hacer es abaratar sus precios porque…, plagiando tu frase, ya lo vimos antes.

    La empresa Rolex, fabricante de relojes de pulsera suizos, atravesó un periodo crítico cuando salieron los primeros relojes digitales con patrón de cuarzo porque era mucho más baratos y además eran más preciso. Bajaron el precio de sus relojes para intentar salvar el negocio y el resultado fue desastroso. Contrataron expertos en marquetin que les convencieron de que no estaban vendiendo precisión, no estaban vendiendo relojes, estaban vendiendo lujo y que lo que tenían que hacer era subir los precios y de forma muy importante. Funcionó.

    Apple es especialista en cuidar hasta los más mínimos los detalles porque precisamente sus clientes quieren sentirse especiales. Uno de esos detalles es el precio y eso hay que justificarlo con un buen producto. Yo no digo que eso no sea tecnología. Los es, pero a mí ese ese aspecto de la tecnología no me emociona.

    La innovación de Apple yo no la veo en clave tecnológica sino en clave de mercado, en la función estética de los objetos tecnológicos y en crear nuevas necesidades.

    Los hitos que a mí me emocionan son de otro tipo: El desarrollo de la ARPANET en 1969, la creación de UNIX en 1970, el nacimiento de la web en 1990, la publicación del código de Linux en 1991, el inicio de la Wikipedia en el año 2000. Me emociona igualmente la llegada del hombre a la luna, los transbordadores espaciales, la estación espacial, y otra serie de logros que han supuesto netamente una conquista para la humanidad y donde lo esencial no ha sido la generación de fuertes ingresos para intereses privados que hoy por hoy son los que dominan el mundo hasta el punto de corromper los gobiernos elegidos democráticamente y comprometer muy seriamente el futuro de la humanidad.

  • #021
    Anónimo - 13 septiembre 2014 - 18:04

    #020 Esa excelencia es la diferencia entre tener un problema de fabricación con un dispositivo de otra marca que no sea Apple.

    Ayer mismo fui a recoger al servicio técnico de Sony mi smartphone en garantía que se había quedado mudo y no podía tener una conversación telefónica excepto a través del manos libres. Diez días de reparación sin mi Xperia y arrastrándome con un viejo Nokia sin correo ni ninguna otra modernidad imprescindibles para mi trabajo. Si hubiera sido un iPhone me lo habrían sustituido en el acto por otro a estrenar. Bienvenida sea esa excelencia!

  • #022
    Antonio Castro - 13 septiembre 2014 - 19:06

    #020 Me hace gracia que me reclames a mí.

    Ja, ja, haberte comprado un iPhone o mejor aún, haberte comprado unos cuantos por si te roban alguno o por si la excelencia se queda corta.

    Insisto a mí Apple nunca me gustó y si te arrepientes de no haber comprado a Apple, lo siento, yo no me arrepentí jamás de no haber comprado ni uno solo de sus excelentes productos.

    No digo que sean malos, ni digo a nadie lo que tiene que comprar, digo que no me han gustado nunca. Hay muchos cacharritos tecnológicos que no tengo y que me encantaría poseer. Los de Apple no están en esa lista.

    Las motivaciones que puse aclaro que son subjetivas por si alguien interpretó algo diferente.

  • #023
    Anónimo - 13 septiembre 2014 - 21:27

    #022 No se que gracia puede hacerle algo que no le he reclamado a usted. En fin, que parece molestarle el haberme dirigido a usted; le ruego me disculpe si he herido sus sentimientos.

    Lo decía por sus palabras: “Apple no solo vende tecnología, vende bastante más, porque vender tecnología es algo que ya hacen muchas otras empresas que no pueden soñar en competir con Apple. Apple vende excelencia.”

    Si ahora se retracta de lo que dijo anteriormente yo lo suscribo por usted.

    http://www.macrumors.com/2013/04/22/apple-returns-5-8-million-defective-iphones-to-foxconn/

    Con seguridad, cuando tenga que sustituir mi cacharrito, no repetiré con Sony. Tampoco se si daré el salto a Apple, pero he de reconocer que ninguna marca trata a sus usuarios tan bien como esta.

  • #024
    Antonio Castro - 14 septiembre 2014 - 09:16

    #022 No me molesto, me pareció gracioso, pero no me lo tengas en cuenta.

  • #025
    Lucia - 14 septiembre 2014 - 22:48

    Ya te digo….

    Y cuando Microsoft sacó Windows 8 hubo también mucho expertillo de pacotilla diciendo que “si era un fracaso”, “que Microsoft no se entera” ,etc…

    Y qué pasó? Que se venden 300 millones de ordenadores con Windows al año y las tabletas caen a plomo…(y siendo MUCHO más baratas, que la mayoría son de 7″ y por menos de 100 euros).

    Esto ya lo hemos visto antes. Ya hablaremos.

  • #026
    Ruben - 19 septiembre 2014 - 13:30

    “pasó con el iPhone: no era ni el mejor terminal, ni el más barato. Pero hizo historia”

    En ese punto no estoy de acuerdo. Yo tuve el primer iPhone que salió, importado de Estados Unidos y no sólo era superior a toda la competencia, sino que marcaba como iban a ser los smartphones del futuro con 3-4 años de ventaja, aunque tuviese peor cámara y no era 2g. Y ni falta que hacía, para eso lo conectabas a wifi.

    Entonces recuerdo que tenía un nokia n78 y un LG viewty de pantalla táctil resistiva, cuando toque la pantalla táctil capacitiva del primer iPhone… metí a los otros en un cajón. No existia la App Store, pero tenía otra no oficial y cydia, y iOS que entonces era iPhone OS. SI era una revolución.

    Ahora la tecnología se va igualando y este iPhone 6 tiene en términos brutos la misma que el nexus 4, de 2012. Menos hardware, más optimización es igual a menos coste de fabricación y más beneficios, porque los precios desde luego están muy inflados. Normal al público que en realidad va destinado: exclusividad, aunque en el fondo haya terminales chinos con mejores características.

    En una comparación con el Samsung S5… no hay color. Gana Samsung en casi todo, empezando por la resistencia al agua y al polvo, y terminando por la pantalla. La del iPhone 6 “retina HD” ni siquiera es full HD, un engaño para despistados con dinero en la cartera.

    ¿Y que tipo de revolución es pagar con un movil? ¿quien quiere sacar un movil para pagar? suena a pegarte el vacileo. La mejor revolución posible, es pagar con el dinero contante y sonante, en metálico. Esa si que es una revolución y eso es lo que debemos enseñarle a nuestros hijos.

  • #027
    Alfonso - 19 septiembre 2014 - 19:49

    Un comentario sobre Apple Pay;
    Parece confirmado que en Usa Apple cobrará un 0,15% del importe de cada operación como comisión. Esto es además de las comisiones actuales porque sigues necesitando a Visa, un Banco, etc.
    Veremos que pasa pero es una barbaridad.
    Por ejemplo en España por ley las tasas de intercambio, que es lo que sirve de base para fijar las comisiones que paga el comercio, no pueden superar:
    – TARJETAS DE CRÉDITO: hasta el 0,2% para pagos inferiores a 20 euros y hasta el 0,3% en el resto de los casos.
    – TARJETAS DE DÉBITO: hasta el 0,1% para pagos inferiores a 20 euros y hasta el 0,2% para operaciones hasta 35 euros. El nivel máximo de tasa será, en todo caso, de 7 céntimos de euros, que se aplicará para todos los pagos de importe superior a 35 euros.
    Digamos que Apple encarece entre un 50% y más de un 100% el coste, que al final repercutirá en el usuario para que Apple se forre.
    Comparativamente Google no cobra nada actualmente, aunque hay rumores…

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados