Veinticinco años de web

Veinticinco años de web - Expansión (pdf, haz clic si no quieres dejarte los ojos en el intento :-)Quise dedicar mi columna de esta semana al veinticinco aniversario de la presentación de la propuesta de Sir Tim Berners-Lee que dio lugar a la World Wide Web. Se titula simplemente “Veinticinco años de web” (pdf), y en ella intenté resaltar su fortísimo potencial para redefinirlo todo, desde las industrias, hasta el modo en que nos administramos y gestionamos como sociedad.

Además de la propuesta de Carta Magna formulada por el propio Berners-Lee y en la iniciativa Web we Want, me inspiré en el Take Action de Google y en el envío que hicieron para celebrar el aniversario, en el que pedían a los usuarios que compartiesen en tus redes sociales una ilustración en función de si recordaban el mundo antes de la web, o si para ellos la web siempre había estado ahí.

A continuación, el texto completo de la columna:

 

Veinticinco años de web

Esta semana se han cumplido veinticinco años desde que Sir Tim Berners-Lee escribió la histórica propuesta que, tras ser aprobada por el CERN, dio lugar a la World Wide Web, el sistema de documentos unidos mediante enlaces a través de internet a los que accedemos mediante un navegador.

Veinticinco años. Un momento que divide ya a los habitantes del mundo entre los que aún recuerdan cómo era el mundo antes de la web, y los que nunca han conocido el mundo sin ella. Entre los primeros, otra división: los que nunca han entendido el cambio que ha supuesto (y menos aún el que va a suponer), y los que han encontrado alguna de sus infinitas propuestas de valor y han entendido el descomunal papel que juega en la redefinición de nuestro entorno.

La web lo ha redefinido prácticamente todo, y algunos de los mayores avances de la humanidad están encerrados esperando lo que aún le queda por redefinir. Industrias enteras reconvertidas a pesar de la feroz resistencia de directivos que, en muchos casos, nunca llegaron realmente a entender lo que estaba pasando, y que trataron de oponerse a los cambios como si de verdad fuese a tener algún efecto que un dinosaurio se opusiese a la glaciación.

Aún quedan muchas industrias por reconvertirse al nuevo entorno. Y entre otras, la más importante, la que sin duda más va a resistirse a los cambios: la política. Esa misma política que no ha dudado en utilizar la red para espiarnos a todos, llegando incluso a infectar nuestros ordenadores, mientras nos decía que “era por nuestra seguridad”. Esa misma política que tenemos que aniquilar, contra la que nos tenemos que defender.

Veinticinco años. Y tanto por hacer.

4 comentarios

  • #001
    Miguel Alvim - 14 marzo 2014 - 10:57

    Merecido homenaje Enrique. Me quedo con tu última frase: 25 años. Y tanto por hacer..

  • #002
    Antonio Castro - 14 marzo 2014 - 17:32

    Ahora todos vivimos en la misma aldea, pero cada barrio tiene su cultura y sus normas. No hay un ordenamiento global. Las lagunas legales para los asuntos que trascienden las fronteras de esos barrios son enormes. En efecto, está todo por hacer.

    Yo me pregunto, ¿dentro de otros 25 años habremos avanzado significativamente en la armonización de la vida en la aldea global o continuaremos con estos malditos Reinos de Taifas?

  • #003
    Sunfas Tradelo ("Garepubaro") - 14 marzo 2014 - 20:47

    #002 hoy aldea, mañana gobierno global … pero seguira con la desaprobacion y descontento de muchos … sera el “poder omnimodo” y sin escapatoria, no es tan facil, mas vale dejalo estar que las cosas sigan su curso

  • #004
    Daniel Peris - 15 marzo 2014 - 11:56

    25 años y MUCHO por hacer. =)

    Gracias a la web estamos donde estamos

    Un abrazo Enrique!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados