Modelado 3D: un panorama confuso

3DModelingEl software de modelado 3D está viviendo un momento bastante extraño: por un lado, se habla mucho de su potencial importancia debido a la llegada de impresoras tridimensionales cada vez más sencillas, accesibles y enfocadas al mercado de consumo, que precisan de herramientas para crear los modelos que se desea imprimir en esa nueva dimensión que proporciona la posibilidad de pasar de la pantalla a la realidad en un solo clic. Por otro, se ven movimientos confusos o inusuales en muchos competidores: Google se desprende de SketchUp, Autodesk se enfoca en el desarrollo de programas gratuitos en modo app, o un competidor interesante como Tinkercad abandona el desarrollo de su popular herramienta y decide enfocarse hacia el mercado profesional.

En el modelado 3D se incluye una amplísima gama de herramientas a muy diferentes niveles, con usos y aplicaciones que van desde lo biomédico hasta el cine, pasando por la arquitectura, la ingeniería, los videojuegos o la ciencia. Desde clásicos de toda la vida como AutoCAD, hasta programas de código abierto como Blender, pasando por herramientas gratuitas de uso relativamente sencillo.

Y es precisamente en este último segmento en donde estamos viviendo un panorama más complejo. Que Google se desprenda de SketchUp y lo venda a Trimble puede resultar relativamente razonable dentro de la dinámica de reenfoque y abandono de áreas no prioritarias que caracteriza últimamente a la compañía, y permite a la compañía obtener un beneficio con respecto al precio que pagó por la herramienta cuando la adquirió en el año 2006, aunque no deje de resultar curioso salir de un mercado precisamente cuando todo indica que va a experimentar un fuerte desarrollo.

El caso de Autodesk, creadora del clásico AutoCAD, es muchísimo más interesante, y marca un cambio de estrategia en una compañía que se reorienta hacia la nube y desarrolla líneas de productos para niños, estudiantes, artistas o la comunidad maker. Es en este contexto donde surge 123D, una aplicación de uso sencillo para Mac, PC o iPad que supone una bajada importante de las barreras de entrada frente al uso de las herramientas tradicionales de la compañía, y que se traduce también en acuerdos con fabricantes de impresoras 3D como Makerbot.

Tinkercad es un caso más extraño: de ser una aplicación gratuita, de uso sencillísimo pero potente, con una gran comunidad de usuarios y popularidad creciente, pasa a anunciar de repente que cierra la aplicación y desmonta el equipo dedicado a su desarrollo para dedicarlos a crear Airstone, un entorno de simulación dirigido al mercado profesional. Este artículo en Make: plantea alternativas gratuitas a Tinkercad, y señala, además de las ya mencionadas SketchUp y 123D; a una plataforma online utilizable desde el navegador, 3DTin; a una aplicación disponible solo para Mac, Autodesk Inventor Fusion; y a dos programas disponibles en Windows, Linux y Mac, FreeCAD y OpenSCAD.

Existen ya alternativas de impresoras 3D por debajo de los quinientos euros, y la disponibilidad de software de modelado tridimensional sencillo y accesible es una de las piezas fundamentales en ese ecosistema. La alternativa al desarrollo de modelos tridimensionales para su impresión es el escaneado tridimensional, en el que también se ha avanzado bastante, con modelos ya relativamente accesibles, tecnologías basadas en la nube, e incluso ideas basadas en tecnologías tan disponibles como Kinect.

Un panorama complejo y movimientos difíciles de explicar en un entorno en el que se espera un gran desarrollo, y en el que puede resultar bastante interesante ir teniendo algunas referencias.

11 comentarios

  • #001
    M. EQ. Pablo Esau Hidalgo Pimentel - 20 abril 2013 - 18:59

    Un tema muy interesante y desde mi punto de vista (simulación de fenómenos de transporte para la industria electroquimica) la razón de estos cambios es que las impresoras 3d están dividiendo el mercado en dos sectores muy marcados y con objetivos diferentes.

    El primer sector, sector de consumo, va ligado a la conceptualizacion de proyectos de diseño ya sea con fines ornamentales, artisticos, o de diseño industrial (fundas de teléfono, juguetes, etc.).

    El segundo sector (al cual pertenezco) es el profesional. La simulación 3d es una herramienta que a crecido muchísimo durante los últimos años, con nuevos softwares capaces de realizar simulaciones de multifisica. Se puede diseñar nuevos equipos y determinar si son realmente eficientes. La combinación de impresoras 3d y software simulación da la posibilidad de diseñar piezas optimizadas y construirlas directamente en el laboratorio para así poder probarlas directamente en equipos.

    La división del mercado se centra en eso. El primero debe de ser herramientas fáciles de usar pero potentes para el usuario medio. El segundo mercado es software muy especializado, herramientas de alta tecnología. Ambas herramientas deben ser compatibles y transferibles.

  • #002
    Antonio Castro - 20 abril 2013 - 20:19

    Los modeladores se han dedicado a hacerse la competencia. Hay demasiada divergencia entre ellos y en mi humilde opinión no se han llegado a consolidar estándares fuertes ni existe un líder claro. Los modeladores tienen un trabajo importante de diseño de la interfaz que queda muy a la vista de cualquier competidor que lo quiera imitar. No es fácil consolidar un liderazgo con un software privativo que todo el mundo puede ver como está hecho con solo usarlo. Las ideas no son patentables y en los modeladores la idea es la clave de su éxito. Usé un modelador de terrenos que permitía generar montañas y luego simular efecto de erosión en ellas como lo haría la lluvia. Una idea ingeniosa con resultados espectaculares pero que cualquiera puede copiar. Hay miles de ejemplos.

  • #003
    Gorki - 20 abril 2013 - 23:40

    Hoy he asistido en MakeSpaceMadrid al “parto” de nuestra primera impresora 3D, “hija” de una impresora propiedad de los Makers de Zaragoza, con piezas cortadas en una cortadora numérica laser y parte de los engranajes hechos en impresora 3D, más la “ferreteria” (tornillos sin fin motores etc.) comprada estandar y todo ello, controlado con un Arduino. Pronto otras impresoras 3D hijas o derivadas de esta, formaran parte del parque de máquinas de MakeSpaceMadrid.

    El movimiento es imparable, pero la “masa critica” de usuarios aficionados está en manos de gente que prefiere el software libre, creo que cualquier desarrollo profesional relacionado con el mundo 3D tiene poco futuro en el área de la informática de consumo, no así en el área de las impresoras 3D profesionales.

    En la foto http://photos2.meetupstatic.com/photos/event/1/8/0/8/600_226746152.jpeg la impresora en piezas, las piezas amarillas negras y blancas son las piezas realizadas en otras impresoras 3D para construir esta.

  • #004
    Esteban - 21 abril 2013 - 01:01

    Cuando en su día apareció el software que te permitía componer tu propia música en el PC, con todos los intrumentos que se te ocurrieran, los profesionales de la música temían una invasión de compositores advenedizos que les iban a quitar el trabajo y rebajar la calidad de la música en general. Pero esto no ocurrió. No es lo mismo tener a tu disposicíón instrumentos musicales y un estudio de grabación que saber utilizarlos.

    En el mundo de la impresión 3D creo más en un cambio en el modo de fabricación y de la cadena de distribución que pequeños comercios o particulares diseñando sus propios productos. Incluso es razonable la generalización de las “falsificaciones de calidad”, es decir, la posibilidad de tener un clon exacto de una pieza con diseño de primera calidad a precio reducido.

    Pero el diseño quedará en manos de los mismos profesionales de siempre, o poco más. ¿Cómo podría ser rentable diseñar una pieza para “fabricar” sólo unas pocas unidades?. Y creo que esto deben estar pensando las empresas de software de diseño: que no habrá apenas crecimiento en la demanda de este tipo de software.

  • #005
    Cristina - 21 abril 2013 - 17:30

    Yo estuve analizando los Servicios que ofrecían los fabricantes y vendedores de impresoras 3D. Me llamo la atencion que ellos mismos, aunque no vendieran la impresora, anexaban el servicio de modelado,para personalizar directamente los pedidos o en caso de adquirir la impresora, ellos igualmente te realizaban el modelado si asi, lo requerías.
    Esto me llevo a la conclusión de que lo necesario entonces, en esa cadena de valor, era validar los prototipos y analizar las características del producto en función del mercado al que van dirigidos.
    Autocad en la nube, se me hace un movimiento muy inteligente y me cuadra bastante la división entre uso mas amateur y uso mas profesionalizado en función del resultado que se busque obtener.
    No conozco en profundidad todas las herramientas, pero dudo que sea lo mismo modelar un órgano artificial, una prótesis, una mesa, artesanias, juguetes etc…..

  • #006
    Gorki - 21 abril 2013 - 18:26

    #004 Esteban
    el diseño quedará en manos de los mismos profesionales de siempre, o poco más
    Debemos fijarnos como haces tu en lo que pasó en la musica. Como bien dices el componer se ha quedado en manos de los profesionales, más o menos los de siempree y muchos compositores aficionados. Sin embargo en el mercado hay programas de composición como Cubase, editores de partituras como Musescore, editres de música como Audacity y miles de programas de todo tipo más pues pese a que parezcan pocos los compositores aficionados en conjunto estamos hablando de miles de aficionados.

    Creo que con el diseño 3D pasará algo parecido, habra pocos diseñadores profesionales, más o menos los de siempre y miles de aficionados, que utilizaran variado software. Para mi la diferencia es que como pasó con los “servidores web”, los “frikys” se están anticipando al total de los consumidores, y ellos van a impulsar el desarrollo de herramientas de software libre de forma que cuando entre la masa ya haya probadas herramientas pensadas para el consumo Copyleft que dificulte la aparacion de posteriores programas de Copyright.

    Por otra parte , como pasó en la música, ayer ademas de una Impresora 3D tambien hicimos un scaner 3D, (a mi modo de ver rudimentario, pero que evolucionará rápidamente como evoluciona todo en el mundo digital), El problema no va a ser como los disñadores ponen sus modelos en el mercado, sino como evitan que mediante un escaner 3D y una impresora 3D, de cuarta o quinta generación, pero que estará en manos de particulares, evitan que ese diseño no se reproduzca una y otra vez decontroladamente. Ya hay bases de datos accesibles con multitud de modelos de todo tipo diseñados por aficionados o scaneados a partir de un original.

    No se cuando, pero en un futuro muy próximo, si por ejemplo quieres unas zapatillas, tendrás la posibilidad de “bajarte” de Internet cualquier modelo que saque Reebok, con la misma facilidad que hoy quieres música, te bajas la última creacion de Lady Gaga

  • #007
    José GDF - 21 abril 2013 - 18:59

    Venía a comentar un par de cosas.

    La primera, que Blender, en su próxima actualización, entre otras novedades, trae soporte para impresión en 3D.

    http://wiki.blender.org/index.php/Dev:Ref/Release_Notes/2.67

    La otra cosa que quería comentar es una duda que tengo… Se habla mucho de imprimir en 3D, replicar un objeto real o virtual, pero no se comenta mucho un detalle muy importante… ¿Qué materiales se usan para imprimir? Porque no creo que cualquiera valga. Me imagino que algún tipo de plástico sería lo idóneo.

    A corto plazo no creo que sea tan sencillo “piratear” unas zapatillas, entonces…

    Saludos.

  • #008
    Enrique Dans - 21 abril 2013 - 19:07

    #007: Se usa acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), un plástico específico. Lo has tenido en la mano seguro, es el mismo que se utiliza en los bloques de Lego :-)

    Se trabaja en otros materiales, hay impresoras que trabajan con materiales comestibles, hay algunas que lo hacen con hormigón, con metales… pero por el momento las impresoras 3D más extendidas a este nivel son las que utilizan ABS.

  • #009
    El Major Tom - 21 abril 2013 - 20:51

    #006: Para hacerte las Reebok en casa además de de la impresora necesitarás un montón de herramientas, mira:
    http://www.corbisimages.com/stock-photo/rights-managed/YM019365/employees-making-shoes-at-reebok-factory
    y ser un poco manitas, claro.

  • #010
    Mclera - 21 abril 2013 - 21:56

    En las impresoras de consumo, Makerbot, Reprap, Fabbster, se está extendiendo mucho el uso de PLA, es.m.wikipedia.org/wiki/Poliácido_láctico que es biodegradable.
    Y ya hay mucho gente trabajando en el reciclado, como es el caso de filamaker …

  • #011
    Gorki - 21 abril 2013 - 23:42

    #009 El Major Tom
    Obviamente con una actual impresora que utilizas como materia prima ABS es imposible copiar unas Reebok. pero a mi entender solo es cus estion de poco e tiempo que aparezcan impresoras que puedan manejar varios materiales con diferentes propiedades, Entonces, es decir en un futuro próximo ya si podrán copiarse unas zapatillas en casa.

    De momento las impresoras de calidad, no de aficionado como las que yo tengo acceso hacen las siguientes cosas http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=EnHdRaT9SvM#! y los scaner 3d profesionales, no de aficionado son capaces de reproducir con todo detalle un objeto http://felixmaocho.wordpress.com/2008/12/08/arte-digital-%E2%80%93-solidos-digitalizados/ , de este video saqué la idea de las zapatillas Reebok. Ya se usan en cientos de museos, para intercambiar con otras instituciones duplicados de piezas de su colección.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados