Hablando sobre Google, en ZoomNews

Aurora Muñoz, de ZoomNews, me llamó hace unos días para hablar sobre Google, su hegemonía y su posible crisis comentada como tendencia en un artículo de The Economist, y el pasado domingo publicó un artículo titulado “Google capea el temporal de críticas y ataques legales“, en el que me cita.

Mi tesis al respecto, que tengo desarrollada en una sesión que utilizo a menudo en mis cursos en IE Business School, es la de una supremacía de Google que dura ya más de una década, basada en haber definido las reglas de una web que pasó a ser de verdad una web social cuando empezó a organizar su funcionamiento mediante el sacrosanto algoritmo que toma como base los enlaces entrantes, el PageRank. Tomar como verdad universal y métrica aceptada de la relevancia lo que fuentes externas a la tuya dicen de tu contenido tiene muchas posibles connotaciones y no todas ellas correctas (¿Sensacionalismo como arma? ¿Poder de quienes publican contenidos y establecen vínculos frente a quienes no lo hacen? ¿Efecto “rebaño”?, etc.) pero sin duda ha sido el arma perfecta para la compañía: ayudada por una legión de SEOs que se dedican por un lado a proponer una mejora continua del algoritmo cuestionándolo todos los días y que, por otro, venden sus servicios a las compañías para que “el mundo entero funcione optimizando las reglas dictadas por Matt Cutts“, la empresa de Mountain View ha conseguido ser la que marca cómo se hacen las cosas, anulando las pocas ocasiones en las que otros, como Facebook con el “Like” y Twitter con sus trending topics han conseguido posicionar métricas alternativas basadas en la relevancia en tiempo real.

Mientras la inmensa mayoría de sus competidores sigan interpretando los enlaces entrantes como la métrica universal de la relevancia y sigan, por tanto, jugando al mismo juego que ella en el que invierte más recursos y mejor dirigidos que ningún otro, Google seguirá más o menos cómodamente sentada en su trono. Para la inmensa mayoría de sus usuarios (la compañía jamás ha sufrido una fuga de usuarios debida a ningún tipo de problema, como sí ha ocurrido con otras), Google es un servicio que le proporciona lo que buscan y muchas más cosas de manera gratuita, a cambio de una propuesta de valor intrínsecamente positiva: que los anuncios que ven estén mejor adaptados a sus intereses. Y lo hace, además, con unas reglas razonablemente controlables por aquellos usuarios con inquietudes al respecto, con un dashboard en el que gestionar la mayoría de las variables implicadas o incluso en el que eliminar aquella información (o toda la información) que no queremos ver ahí.

No, la compañía está muy lejos de ser perfecta, tiene comportamientos a menudo cuestionables en términos de competencia inevitables para quien ha sostenido un modelo exitoso durante más de una década y no siempre tiene sus prioridades claras frente a sus usuarios, pero esas cuestiones no van a hacer peligrar su liderazgo. Solo una manera diferente de estimar la relevancia propuesta por alguien que consiga posicionarse como superior en un mercado sujeto a una muy escasa fidelidad (recordemos lo rápida que fue la transición en la llegada de Google frente a los grandes de la “época A.G.” como Altavista, Lycos, Excite y otros) podría hipotéticamente mover la silla de un gigante que es mucho, muchísimo más que una empresa de publicidad, digan lo que digan sus cifras.

Y por cierto, enormemente recomendable para entender la compañía la entrevista del Fortune de esta semana con Larry Page (casi toda la revista de esta semana, incluyendo los artículos sobre personajes tan dispares como Will.i.am o Amancio Ortega, merece una lectura reposada).

20 comentarios

  • #001
    Antonio Castro - 15 enero 2013 - 10:42

    Tampoco yo percibo signos de debilidad en Google aunque la inmensidad de la tarta que maneja es codiciada por gobiernos y lobbies muy poderosos que están intentando ver la forma de sacar alguna tajada con toda serie de pretextos absurdos.

  • #002
    Gorki - 15 enero 2013 - 12:13

    Coincido contigo si la competencia de Google se empeña en considerar la mayor relevancia de los contenidos en función de los link Google tiene asegurada su egemonia porque eso lo domina mejor que nadie y para obtener resultados semejantes prefiero los de Google.

    Si dirigiera Bing buscaria otra métrica para mi buscador. El punto flaco de Google es que Pagerank mide popularidad, que no calidad, y esos dos conceptos aveces coinciden y otras no. Los escritos de Einstein son mas populares y de mas valor que los de Bohr ahí Pagerrank y calidad coinciden. Penélope cruz es mucho mpeor actriz que Nati Mistral, pero es mas popular, el Pagerank de penélope Cruz es mas alto y ahí se equivoca.

    Para luchar contra Google habría que buscar métricas que valoraran la calidad, eso es difícil pues exige el uso de inteligencia artificial, pero no imposible, Cualquiera de un vistazo sabe valorar correctamente la importancia de una página web y lo que hace un hombre con más o menos dificultad, lo puede hacer una máquina.

    El otro punto flaco es la definicion del tarjet para su publicidad contextual, pese a toda la informacion que tiene de nosotros caasi nunca consigue mandar un anuncio que tenga algo que ver con las necesidades del usuario, desde hace días llevo siguiendo la publicidad que me inserta en Gmail e igual daria que la colocara por sorteo entre los usuarios, son ridículas las deducciones que hace, por ejemplo a mi que tengo 70 años, me manda cursos del Imen para buscar trabajo.

    Si pretendiera competir con gogle buscaría sistemas que consiguieran mejores target para la publicidad de los que consigue Google, no creo que sea muy dificil de conseguir. Esos son los riesgos a los que se enfrenta Google en el futuro, el terccero es que tiene una serie de productos que no consigue rentabilizar de ninguna manera y algun día tendrá que pensar en cerrarlos arrostrando la mala imagen que ello le puede producir.

    ¿Realmente es rentable Google Eart? ¿Alguien a calculado qué puede costar er tener actualizada esa información? ¿google Books produce beneficios?

  • #003
    Gorki - 15 enero 2013 - 12:14

    Por dios “egemonia” con h

  • #004
    Pit - 15 enero 2013 - 13:00

    Recuerdo que las autoridades de la competencia y muchos usuarios plantearon en los 90 que la unidad de negocio de SS.OO de Microsoft se separara del resto para segurar la competencia entra aplicaciones de escritorio. Aquello no prosperó, pero debió hacerlo.

    Yo creo que en el caso de Google es aún más necesario: el motor de búsquedas es tan hegemónico que debería segregarse del resto de servicios de forma que todos los actores del sector pudieran usarlo en igualdad de condiciones.

  • #005
    Carlos (econ) - 15 enero 2013 - 13:41

    #004 John Nash y la teoría de Juegos sentaron las bases para leyes antimonopolio, pero con el auge tecnológico es tal el dinamismo, que es más sencillo dejar que caigan por su propio peso.

    La moraleja sería que en un entorno dinámico, quien quiere sangrar a sus clientes muere pronto. Si Google se mantiene en su liderazgo, es porque no aplica prácticas monopolísticas.

    Esa es la revolución de Google en la filosofía empresarial: no se trata de maximizar beneficios, sino de dar el mejor servicio, ser el mejor.

    Afortunadamente Google ha roto los esquemas empresariales.

    En contraste, Apple es un empresa con una Espada de Damocles, pues si bien es admirable su excelencia, la cobran a precios monopolísticos y está por ver si pueden mantenerse a la cabeza de la innovación.

    Hoy las acciones de Apple han caído un 4% por la caída de ventas del iphone5. Soy un late adopter en smartphones y ayer estuve comparando el Samsung Galaxy SIII + MicroSD 64GB por 500€ y un iphone5 64GB por 870€. Han perdido el monopolio de los Smartphones…

    Por cierto, creo que voy a comprar acciones de Google.

  • #006
    Pit - 15 enero 2013 - 14:10

    #05 “Si Google se mantiene en su liderazgo, es porque no aplica prácticas monopolísticas”. Esta frase me parece de una ingenuidad inaudita.

    Cuando un actor tiene cuotas de mercado hegemónicas (superiores al 90%) y las barreras de entrada son tan altas, la autoridades de la competencia deben ser disruptivas y cambiar las reglas del juego y hasta jugadores de equipo si es necesario (como por cierto se hace en la NBA).

    El caso de las telecos es claro: hace años que debió segregarse la red de acceso de telefónica, pero se ha optado por la explotación mayorista que no está dando resultados efectivos. El modelo a seguir es el australiano: van a crear una red de fibra hasta el hogar mediante una empresa adhoc, que la alquilará a los prestadores privados de servicios, de modo que los operadores podrán estar en igualdad de condiciones.

    Google todo lo hace para proteger su preciado tesoro: la búsqueda, que es la que le da ingresos, y se los da en un escenario hipermonopolístico. Se dice que los últimos cambios en el algoritmo se han hecho buscando favorecer a Googleplus, su supuesta niña bonita. Yo creo que es más bien al contrario: como la web es cada vez más social, han metido el paradigma social en el algoritmo para alienarse. Google plus no es un derivada de esta estategia para que el dibujo quede completo. Pero opinio que a Google no le importa gran cosa el número de usuarios activos mientras el binomio búsquedas-publicidad no se resienta.

    En mi humilde opinión, esta situación no debe tolerarse mucho más tiempo.

  • #007
    Gorki - 15 enero 2013 - 15:48

    #005 Carlos (econ)
    Google demostró que la honradez es negocio en el mundo actual. Mientras todos los buscadores Yahoo, Excite, etc. trataban de engañar a sus clientes poniendo en los mejores sitios de sus respuestas, a quien más pagaba, Google fue honrado con sus usuarios y mostraba lo que en su “conciencia digital” creia que era lo mejor. Esto lo captó el usuario y estos se pasaron en masa Google u abamdonando en la miseria a los demás tramposos buscadores.

    El problema es que paso el tiempo del “Don’t be evil”. Hoy Google es una compañía obligada a superar cada semestre los beneficios del anterior. Quien manda en Google son los accionistas, y estos son de la vieja escuela, “obten ya máximo beneficio a cualquier precio” y los rumores de acciones poco honradas de Google empiezan a correr por la red, Una vez es que claudica ante la censura China, otra que parece que prioriza a quien se apunta a Google+ o las páginas web que admiten AdWords, otra señal es que la clara frontera entre quienes pagan por aparecer en las búsquedas y los que no lo hacen se ha diluido y los primeros puestos que son mercenarios se confunden con los de mayor pagerank, cada vez hay mas quejas sobre el uso abusivo de la privacidad de los usuarios y cada vez más veces los estados tiene que actuar más veces de oficio, contra la posicion monopolística de Google. Los usuarios tenemos ir ya con cuidado para que Google no nos engañe y Google ha deja de ser una marca afable.

    A pesar de todo, de momento no tiene competencia, pero si esta aparece, Google puede seguir el camino de Yahoo, que en su tiempo fue también todopoderosa. En Internet te mantienen los usuarios y estos son muy susceptibles y volubles.

    Creo que Google esta sobrevalorada, porque el mercado esperan expectativas de crecimiento y para mi, Google no tiene posibilidad de un gran crecimiento, pues lo ocupa ya todo, y si hace “maniobras” para aumentar su facturación sin crecer, se expone a sentir la ira del usuario. Yo hoy no compraría acciones de Google, en el mejor de los casos seguirán planas.

    Dentro de un año podemos darnos por esta vuelta y ver cual de los dos tiene razón.

  • #008
    Pit - 15 enero 2013 - 16:15

    Gorki, dices que “Google no tiene posibilidad de un gran crecimiento”. No soy experto en mercado publicitario, pero si se hace caso a los que lo son, parece que la tendencia va a seguir siendo la de migrar de medios tradicionales a digitales. Hay muchos miles de millones que van a cambiar de manos en ese proceso, dinero que antes iba a centrales de medios, televisiones y periódicos y ahora van a parar a Mountain View, o mejor dicho a cualquier paraíso fiscal de los que usan.

    No, no van a aumentar ese 88% de tarta que se llevan, pero si aumentará el tamaño de la tarta, y mucho. Y no olvidemos en que Google ha llegado a un tamaño en que el margen de ganancias sobre cada dólar de ventas que añade es mayor que sobre los anteriores…

    Yo, si tuviera dinero que pudiera arriesgar, si compraría unas cuantas GOOG, sólo las autoridades de la UE podrían amenazar su crecimiento a medio plazo, y la crisis política que viven hacen inviable una batalla de ese calibre.

  • #009
    Carlos (econ) - 15 enero 2013 - 17:48

    #007 Gorki,

    Estoy de acuerdo contigo, lo cortés no quita lo valiente.

    Hay una norma del inversor que dice que si te impresiona una empresa, compra acciones. En estos momentos la acción está a 3098 USD (2323€). Dentro de un año veremos quién ha ganado la apuesta.

    Ojala Google represente un punto de inflexión.

  • #010
    Pedro - 15 enero 2013 - 18:04

    La única que puede poner en peligro a Google es el gigante de Microsoft.

    Seguramente una alianza entre éste y Apple (de la misma forma que Apple y Google se unieron contra Microsoft a la salida del iPhone) haga retumbar la morada de Larry Page.

    ¿Para cuando Bing en iOS como buscador por defecto?

    No falta mucho.

  • #011
    CMT - 15 enero 2013 - 19:12

    5 Como? Que Google no es un monopolio???, o casi…

    Refresquemos la memoria: http://www.libertaddigital.com/opinion/enrique-dans/es-google-un-monopolio-38484/

    Y no he sido yo en decirlo, el artículo es de 2007. Ha llovido mucho desde entonces, tanto que el “casi” sobra, con independencia de que en Estados Unidos acaben de archivar una querella contra ellos. Por el bien de la libertad y la libre competencia esperemos que el caso que llevan contra Google no acabe de la misma manera. Por una vez confiemos en que Joaquín Almunia sea capaz de llevar a buen término un caso tan peliagudo como este…

  • #012
    Pedro - 15 enero 2013 - 21:32

    #11 Lo mejor de todo es que la querella que acaban de archivar contra las prácticas monopolísticas que ha hecho Google nos perjudica a todos los usuarios, y según Edans “perjudica a Microsoft”.

    No oiga… no. A Microsoft no. Perjudica a cualquiera que no quiera un monopolio.

    Pero bueno es que aquí se la cogen con papel de fumar y viven en el mundo cuadrado. Utilizan raseros de medir distintos, etc,… Todo muy objetivo y neutral. Como Google. :D

  • #013
    Gon - 15 enero 2013 - 23:31

    Gorki, sobre #002. Yo un día mandé un email aun compañero mío del trabajo, de IBM, y el gmail me empezó a colocar anuncios de IBM. Me pareción un poco invasión de la privacidad. Tampoco es que fuera a visitar la página de IBM, ni nada así.

  • #014
    Organizado - 16 enero 2013 - 09:56

    Hay un par de comentarios de Pit que suscribo al 100%.

    Google no es un monopolio. Es uno de los mayores monopolios del mundo. Cualquiera que tenga una página web puede fácilmente ver el porcentaje de visitas que recibe de Google y el que recibe del siguiente de la lista, Bing, éste último nada más y nada menos que en manos de una pequeña empresa llamada Microsoft.

    Google tiene tal posición de dominio en Internet que se podría decir que tiene a la red en sus manos. Y eso no es nada bueno. De vez en cuando cambian las reglas del juego y perjudican a miles de webmasters hasta el punto de sacarles del mapa completamente.

    Creo que sería magnífico para los usuarios de internet que hubiera una mayor competencia en el sector de los buscadores.

  • #015
    Fernando - Agencia Social Media - 16 enero 2013 - 10:00

    Sin duda yo pienso que Google es un monopolio, no sólo por el aporte de CMT en ese artículo de 2007, sino por la simple definición de la Real Academia de la Lengua Española…
    SInceramente en lo que se refiera a Joaquin Almunia llevar este litigio, dudo mucho de sus competencias.

  • #016
    Carlos (econ) - 16 enero 2013 - 11:42

    Por supuesto que Google es un Monopolio. En concreto, podríamos hablar de un Monopolio Natural.

    La cuestión es ¿se comporta como un monopolio?.

    En economía, nos fijamos en lo que haces, en la política de precios: las practicas monopolísticas son poner precios monopolísticos

    Las leyes anti monopolio americanas no se fijan en el tamaño, sino en las políticas de precios y fue John Nash con la Teoría de Juegos, quien sentó la base teórica que dice que agentes egoístas independientes, empresas, pueden señalar con su política de precios sus intenciones y acordar poner precios monopolísticos, SIN QUE MEDIEN LAS PALABRAS.

    Por tanto, para evaluar si hay una situación de monopolio, no nos podemos guiar por el tamaño de las empresas, sino por el comportamiento de los precios.

    Argumenten que Google pone precios monopolísticos. ¿Es caro el alojamiento en la nube? ¿Los servicios para empresas? ¿Son injustas las subastas de anuncios en Google Addwords? ¿Es caro localizarse con google maps?

    No porque un chaval mida 2m y pese 120kg tiene que ser un matón. Puede ser una persona cariñosa y sensible de la que todos queremos ser amigo.

  • #017
    Enrique Dans - 16 enero 2013 - 11:58

    #016: Sabias palabras. Eso es exactamente. Muchos pretenden absurdamente que hay que sancionar a una empresa por hacer las cosas bien y crecer más que ninguna otra. No se sanciona el éxito empresarial, se sancionan las prácticas contrarias a la competencia. Son cosas completamente distintas.

  • #018
    Pit - 16 enero 2013 - 14:19

    #017 Bueno, Enrique, es una opinión, pero ni mucho menos la única. No se partió AT&T por sus prácticas irregulares, sino para mejorar el mercado de Telecomunicaciones estadounidense. No se va a expropiar la red física de telecomunicaciones de Australia y sustituirla por orra de fibra, dando la vuelta por completo al mercado e imponiendo severos cambios a Telstra, por mala praxis de esta compañía, sino porque se ha estimado que es lo mejor para el interés general.

    Así como los supervisores financieros tienen la obligación de estimar los riesgos potenciales de las entidades financieras, evitando las conductas de riesgo (las consecuencias de que no lo hicieran todos las conocemos), las autoridades de la competencia deben evaluar de foma similar los riesgos globales de los monopolios estratégicos, y el caso de Google es en mi opinión un ejemplo evidente.

  • #019
    Pedro - 16 enero 2013 - 17:49

    #16 Mentira. ¿Qué es eso de los precios? ¿Quién mentira te has inventado? ¿Acaso cobraba Microsoft por Internet Explorer cuando se le acusó de monopolio contra Netscape??

    No inventes anda. Y que Enrique te dé la razón tiene guasa y no hace si no confirmar que no tiene ni idea de lo que habla.

    A Microsoft no se le acusó de monopolio (el monopolio es lícito) se le acusó DE ABUSAR DE SU POSICIÓN DE MONOPOLIO PARA INTRODUCIRSE EN OTROS MERCADOS (esto es, poner IE gratis en Windows y así desplazar del mercado a Netscape).

    Que por otra parte, ES EXACTAMENTE LO MISMO QUE HACE GOOGLE cuando te obliga a registrate en Google + si quieres que tu página posicione más alto. Es decir, UTILIZA SU MONOPOLIO EN BÚSQUEDAS ONLINE PARA INTRODUCIRSE EN OTRO MERCADO (redes sociales) EN EL QUE NO TIENE PRESENCIA.

    La gracia está en que desde aquí, esto se defiende y se dice que muy bien, y al tiempo se le sigue dando cera a Microsoft por “mala” o “porque sí”.

    Vamos, una falta de conocimientos y de coherencia apabullantes. Eso es lo que destila este blog y sus asiduos lectores que le siguen la comba (léase Krigan o Carlos (econ) )

  • #020
    CMT - 16 enero 2013 - 21:15

    #016 Carlos: no puede compararse Google con CAMPSA, aquel monopolio natural que ideó José Calvo Sotelo a finales de la dictadura de Primo de Rivera. Entre aquella CAMPSA y el actual de Google han pasado casi 90 años. De verdad tu y Enrique Dans creeís que el mundo ha evolucionado tan poco desde entonces?

    #012 Pedro, estoy absolutamente de acuerdo contigo. Todo monopolio, sea del tipo que sea, es un atentado contra el derecho de cada uno a elegir lo que más le conviene. Algunos parece que añoran tiempos y regímenes pasados.

    Un saludo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados