Hablando sobre libros electrónicos, en ABCD

En ABCD, el suplemento cultural de ABC, Jesús Marchamalo me cita brevemente en este artículo sobre libros electrónicos titulado “La biblioteca de bolsillo“. El artículo es muy indicativo del tono general que se está respirando en la industria editorial española, muy de “esto no ha llegado todavía”, algo que resulta sumamente preocupante. Lo reflejó muy bien esta entrada de eConectados, “Los editores españoles van a equivocarse con el eBook“, que he visto citada en muchos sitios y que estoy de hecho utilizando como referencia en algunas clases.

El pasado diciembre, mi mujer se dio cuenta estando de viaje de que se había olvidado el libro que estaba leyendo, uno de Stieg Larsson de esos que fastidia mucho dejar a medias. Dado que yo llevaba mi Kindle conmigo y ella lo había probado poco, le ofrecí la posibilidad de seguir con su lectura ahí. Pues bien, tardé escasamente cinco minutos en comprobar que no estaba disponible en versión electrónica en español a través de ninguna editorial, y otros cinco minutos o menos en encontrarlo en versión electrónica no en una, sino en varias páginas y formatos. Me lo bajé en un momentito, lo convertí, me lo envié a mí mismo a mi cuenta de Kindle (me había ido sin el cable micro-USB porque no había previsto que me hiciese falta), y ahí terminó la historia. Ni el más mínimo problema, ni el más mínimo remordimiento, ni mi cuenta de Kindle hizo preguntas de ningún tipo. Todo suave como la seda, a la primera. Con los libros, dentro de unos límites razonables, carezco bastante de sensibilidad al precio: de haberlo encontrado fácilmente, seguramente me lo habría vuelto a comprar, a pesar de tener la versión en papel. Pero no pude hacerlo. Si las editoriales españolas quieren pensar que como ellas no han puesto oferta en Internet, no se va a desarrollar el mercado todavía, que el mercado va a esperar por ellas… allá ellas. La oferta ya existe, y en ausencia de otras alternativas mejores, el cliente usa lo que hay. Y además, se crea el hábito. Remember Napster.

En función de cuánto tiempo dejen pasar sin poner oferta de libros y contenidos en español, de cómo de razonable resulte el precio que decidan aplicar, y de cómo gestionen las dependencias del modelo anterior de distribución, el libro electrónico será oportunidad o amenaza. La industria editorial tiene condicionantes que otro tipo de contenidos no tienen, el análisis no es sencillo. Y los árboles están impidiendo a las editoriales ver el bosque, haciéndolas olvidar que aquí lo fundamental es poner el producto en el mercado lo antes posible aunque no se venda o se venda poco todavía. Por el momento, viendo el tono “sin prisa” del artículo de ABC y las declaraciones de los responsables de algunas editoriales, la cosa no tiene muy buen color.

67 comentarios

  • #001
    JFA - 14 Enero 2010 - 15:18

    La cosa pinta mal, sí. Da la impresión de que la industria editorial va por el mismo camino que la musical, esto es, camino al descalabro.

  • #002
    Albert - 14 Enero 2010 - 15:30

    Tú puedes no ser muy sensible al precio, pero yo sí lo soy… ;-)

    Hace poco escuché a un directivo de una editorial española vanagloriarse de lo modernos que eran que vendían no sé qué libro también en formato digital y que lo hacían al mismo precio. Al mismo, remarcó el muy torpe. Como felicitándose por el hecho de que no lo vendían más caro. Torpe, torpe y torpe. Nadie te va a comprar tu puñetero pdf (es un decir lo de pdf) por 25 euros si en internet está gratis. Véndelo a 1 o 2 euros y la gente no acudirá al supermercado gratuito de internet, no compensa. Pero hazlo ahora antes de que sea demasiado tarde y no provocarás, como sí provocaron las discográficas, que se genere todo el sistema de intercambio de libros en internet a coste cero. Que sí, ya está generado, pero todavía no tiene el alcance del mercado de mp3. En sus manos está que lo termine teniéndolo o no.

    Y ojo que con los libros hay un problema aún mayor: su poco peso en bytes. Yo no puedo descargarme (pagando o sin pagar) una película de estreno y en un momento enviársela a todos mis contactos, porque pesa mucho y tendré que buscarme cómo compartirla y bueno… es más engorroso. Pero sí puedo descargar el último libro de Larsson (pagando o sin pagar) y preparar un mail con “CCO: Todos” y “Subject: Adjunto el último de Larsson por si a alguien le interesa” y en apenas cinco minutos todos mis contactos lo tendrán. Sin eMules, uTorrents ni MegaUploads siquiera. Todo de lo más higiénico.

    Amazon, por su parte, tiene la política de vender algunos libros más caros si lo quieres para el Kindle que si lo quieres en papel. ¿?¿?¿? De acuerdo, es tu negocio, gestiónalo como quieras, pero para mí el libro vale 0 euros (en la tienda uTorrent) o 2-5 euros en la editorial oficial. 35 o 40 euros no es un precio válido, lo siento. Al menos no lo es para mí. Vamos, que yo al menos no te lo voy a pagar.

  • #003
    trikar - 14 Enero 2010 - 15:36

    En el FICOD,se dio la primera feria del libro digital.Fui con el Kindle y nadie me pudo ni quiso vender un ebook. Todas temen a Amazon. Bien. Le acusan de monopolio, y el EPUB es otro monopolio de ADOBE que encima no hay un lector que le saque rendimiento a este Standard.Ahora ellas quieren hacer su propio negocio. Cada grupo editorial o cadena está sacando un lector en la mayoria de los casos mediocre. La oferta de ebooks,que es realmente lo importante,es a día de hoy ridícula. Solo la empresa LEQTOR.COM está sacando cuasinovedades,pero de manera vergonzosa. En formato EPUB y con un DRM limitado a 6 copias. Hacen un soberano ridiculo en su web diciendo que es para evitar la pirateria.El 90% de los ebooks que venden por no decir el 100%, estan circulando libres por la red hace meses,en diferentes formatos y sin ningun tipo de DRM. Todo esto lo denuncie en el blog,asi como el resumen de la feria del ebook.

    Amazon me ha confirmado que en breve los editores y autores podrán publicar en su tienda para el Kindle. NO se si tu tendrás mas información al respecto.

    Otra pregunta que lanzo al aire es sobre la guerra de los formatos. Pasó con el VHS y BETA,pasó con el BLueray y el HD_DVD. El EPUB es el formato Standard de los ebook,pero el AZW/MOBI de Amazon es el que mas vende con diferencia. Al final me iré al que me de la mejor oferta y servicio y a dia de hoy es Amazon.
    Saludos.

  • #004
    Alberto - 14 Enero 2010 - 15:45

    Por cierto, ando buscando el libro “Gratis” de Chris Anderson en digital y en español, y no lo encuentro. Me lo compré en papel (19€), y me gusataría tener mi copia digital, pero sólo la he encontrado en inglés. ¿Alguien sabe cómo conseguir este e-book en español? Y si al final lo pirateo démosle las gracias a la editorial española…

  • #005
    José - 14 Enero 2010 - 15:50

    #3 Muy bueno el artículo en tu blog.

    Me ha gustado mucho el comentario número 6, su capacidad para entender la situación actual, sus razonadas explicaciones y argumentos.

    http://adiosaloslibros.es/2010/01/12/polemicaleqtor-com-vende-ebooks-que-ya-estan-en-internet-con-drm/#comments

    Supongo que será otro de esos que, por nuestro bien, quiere potestad para decidir sobre qué podemos hablar o no.

  • #006
    Jorge - 14 Enero 2010 - 16:33

    Y la industria no aprende. Dentro de un par de años, el Gobierno de turno aprobará otra ley para “proteger” a las editoriales de que los usuarios amantes de la lectura nos descarguemos libros de Internet.

    El hombre es el único animal…

  • #007
    Juan Navidad - 14 Enero 2010 - 17:02

    Al contrario de la producción musical, el mundo editorial permite hoy en día que cada persona pueda crearse su propio libro digital y ponerlo a disposición de los lectores/as y si se quiere directamente, sin intermediarios. Esa es la idea básica y la razón por la que voy a volver a poner en marcha mi editorial Costa Literaria.

    El tema del precio es cierto, para empezar, yo creo que no puede valer lo mismo que en papel. Veremos como, con el tiempo, la codicia se la juega a las editoriales -grandes y pequeñas- y nos quieren vender no igual, sino incluso más caro lo que, en realidad, debería valer menos.

    Este año voy a sacar un proyecto de contenidos con algunos gratuitos y otros de pago a un precio módico. Creo que es algo necesario, que tiene demanda y el público tanto en español como en inglés estará dispuesto a dedicar unos pocos euros por conseguirlos… Si queréis hacer un seguimiento de mi proyecto, podéis suscribiros en aprendefacilTV.com y os mantendré informados/as…

    Saludos cordiales,
    Juan Navidad

  • #008
    trikar - 14 Enero 2010 - 17:10

    Ejemplo de un escritor de éxito en USA que publica en su blog,en papel y en Amazon.David Wellington.

    Mientras en España,las editoriales todavía no saben muy bien como lidiar con los libros electrónicos o Ebooks, en Estados Unidos hace años que saben como hacer las cosas. Voy a poneros un ejemplo real de un escritor americano que vende, que se ha traducido una novela en España,de como empezó y como está en la actualidad.

    David Wellington,es un escritor al que le gusta la temática de Terror y vampiros. A finales de 2004,empezó a escribir en su blog una novela de Zombies,llamada “Monster Island”.(traducida absurdamente en España como “zombie Island“) A esta le acompañaron 2 secuelas más,haciendo de la “monster trilogy” un éxito. Las editorial Running Press se puso en contacto con el y sacaron en papel los 3 libros.Con la llegada del Kindle de Amazon, Wellington pudo a su vez publicar su trilogía en Ebook. En España, tenemos editada la primera novela.

    Una vez acabada la trilogía zombie, David comenzó a serializar otra nueva saga en su blog, esta vez sobre temática de vampiros. En 2007 salio a la luz 13 Bullets, su secuela 99 coffins, fue la primera que no era publicada en su blog. El escritor ya tenia una fama,prestigio y posibilidad de editar en papel y en ebook . Por lo que tenemos 4 libros disponibles gratis por el autor, en versión en papel y en ebook que vende y es traducido en otros idiomas.

    En el 2008, Wellington firma un contrato con la editorial Three Rivers Press y publica el tercer libro de su saga de vampiros “Vampire cero“. En Junio de 2009 publica el cuarto libro “23 hours“. Toda la saga como la anterior han tenido múltiples ventas en papel y en ebook.

    A finales de 2009,Wellington da un golpe de efecto y vuelve a publicar en su blog una nueva novela “Frostbite“,amparada por la misma editorial Three Rivers Press que le vuelve a editar en papel y en ebook su novela.

    Si entramos en la web de Amazon,podemos comprar todos sus libros para el Kindle. Si entramos en la web del autor vemos que tienen enlaces a 4 tiendas para comprar el libro.

  • #009
    Gorki - 14 Enero 2010 - 17:25

    De esto ya se ha hablado aquí. La industria del libro sigue el camino de la musical sin que nadie pueda hacer nada para cambiarlo. y lo más terrible es que todos saben que están confundidos y cometen un error, pero un miedo atávico a lo digital, les paraliza, de forma que nada hacen para evitar cometer el error que saben que están cometiendo.

    La gran discusión la organizó Enrique aquí https://www.enriquedans.com/2009/08/el-desarrollo-del-mercado-del-libro-electronico.html y fue tan encendida que iniciada el 8 de agosto recoge comentarios hasta el 7 de Diciembre cinco meses después.

    Yo dije entonces y sostengo ahora que Respecto del modelo de negocio, solo tengo algo claro, un producto digital no se puede monetarizar vendiendo copias,

    Sobre este tema escribí creando bastante polémica aquí http://felixmaocho.wordpress.com/2009/07/08/arte-digital-el-sector-del-libro-y-su-posicionamiento-ante-el-e-book/

  • #010
    Anónimo - 14 Enero 2010 - 17:36

    Cuando aparezca un libro electrónico por debajo de los 150 euros con una calidad aceptable los libreros tendrán que entonar el Game Over, quizá no de un modo fulminante, pero lo que está claro es que para el 2020 será más fácil toparse con un lince que con un alguien que se dedique a esta noble profesión.

    Supongo que grandes, medianas y pequeñas editoriales tiemblan, sudorosas, ante el nuevo tsunami que se les viene encima. Han tenido una década para prepararse pero parece que, como el resto de las industrias del ocio, no han hecho los deberes.

    Su defensa: no convertir los libros “físicos” en digitales para evitar su intercambio; vamos, como intentar ganar una partida de ajedrez solo con los peones.

    Mientras tanto tendremos que soportar que nuestros gobernantes obliguen a los alumnos a gastarse en caros y pesados libros de texto “físicos” al mismo tiempo que predican la escuela digital para salir en el telediario.

  • #011
    fiero - 14 Enero 2010 - 17:48

    Estoy con el #006, esto se arregla con un canon en el ADSL, y todos contentos (o algunos contentos).

  • #012
    Manuel - 14 Enero 2010 - 18:13

    Habrá espacio en el futuro a medio plazo para el libro de papel, pero es evidente que cada vez más reducido.

    El problema con los nuevos modelos de negocio es que necesitan o audacia e inversión-riesgo o masa crítica para desarrollarse.Es como la televisión de alta definición; mientras no existían aparatos poca gente quería hacer costosos contenidos en esa calidad, y mientras no existan esos contenidos poca gente quería comprar aparatos de alta definición. Hoy nos encontramos con que la tecnología ha abaratado tanto los aparatos que lo que se quedó atrás son los contenidos.

    Los gobiernos dan dinero para las reconversiones de todo tipo de industrias. Segúnn eso, no es descabellado que facilite la implantación de empresas de contenidos legales en internet. O todos o ninguno.

  • #013
    Raquel Morente - 14 Enero 2010 - 18:35

    Enrique trás leer una entrada en este blog en la que me aclaraste amablemente varias cuestiones sobre los libros electrónicos pasé por Fnac, a preguntar, me dijeron que ellos no tenían intención de vender e-books ya que venden libros en papel y esto iría contra sus propios intereses, cual ha sido mi sorpresa cuando hace algunas semanas pasé de nuevo por este establecimiento donde ya venden varios modelos de e-books. No se puede ir contra corriente, lo que ocurre es que en este tipo de negocio donde entra el tema de la propiedad intelectual hay muchos intermediarios que quieren ganar mucho dinero. ¿imagina que Stephenie Meyer en su web vendiese sus libros para e-books? al los de Alfaguara les daba un sincope, siempre es lo mismo el dinero.

  • #014
    Jesus - 14 Enero 2010 - 18:37

    #8 Gorki, cometer un error que se sabe que se está cometiendo por un miedo atávico… Genial.
    Respecto al modelo de negocio que no se puede “monetarizar”, creo que es mejor utilizar el término “Negocio Modelo”.
    Que la industria del libro siga el camino de la musical, puede lograrse, pero necesitamos mas gente como tú.

  • #015
    Raquel Morente - 14 Enero 2010 - 19:08

    http://www.librovirtual.org/ , esta web dice “del autor al lector”, puedes ver el libro gratis, si te lo quieres descargar para tu e-book vale unos 2€. Claro está no encontrareis el premio planeta, son libros de autores menos conocidos no por ello menos buenos

  • #016
    Pepe - 14 Enero 2010 - 19:25

    Curiosamente en el ABC cultural de la semana pasada se entrevistó a varios autores sobre el libro electrónico y todos ellos tenian una visión muy positiva del mismo. Incluso alguno ya diferenciaba entre el libro digitalizado y el libro digital.
    Evidentemente todos tenian claro que si bien los editores eran necesarios, no lo era la distribución, pero se lo tomaban como ley de vida

  • #017
    Victor - 14 Enero 2010 - 19:59

    Las editoriales españolas no se dan cuentan de una cosa: son intermediarios, y como tal, prescindibles. Un editor americano no puede publicar en papel el libro en USA y mandarlo a España, pero el libro electrónico lo puedes publicar donde salga de los webs. Cualquier día llegará el editor americano y les dirá “a partir de ahora, solo os damos los derechos sobre edición en papel, los ebooks los venderemos directamente nosotros”. Y las editoriales españolas a comerse los mocos.

  • #018
    gretel - 14 Enero 2010 - 20:14

    Sí, esto me recuerda a la razón por la que me hice una gran defensora de p2p… veía una serie americana en castellano en la tele… y quería verla en inglés… me fui a los grandes almacenes y no estaba… Me sentó mal, porque al ser yo cliente ya (consumía el producto en televisión) no me lo ofrecían para verlo de nuevo en mi casa (y en el idioma que me apeteciera) aún pagando, porque una regla de la industria es no individualizar la demanda y no globalizar el producto (solo miran las ganancias por formato: una cosa es el dvd, otra cosa la tele, otra on line) Y consideré entonces que si yo consumo un producto por un canal (televisión, compra física o cualquier otro medio que contribuya a sus ganancias), deben ofrecerme en estos tiempos la posibilidad de volverlo a consumir por los medios disponibles con los nuevos tiempos (globalización del producto y no diferenciar el formato). Intenté comprar esa serie on line y tampoco estaba disponible… así que no solo pensé lo anterior, sino que no debía pagar cinco veces por lo mismo por consumirlo de otra manera a la original. Así que p2p por obligación, porque para mí es mucho más cómodo que por medio de un spotify (o similar) pagar una cantidad (osea que hay mucho p2p que no tuvimos nunca vocación de ser artesanos 2.0, nos vimos obligados)

    Así es como yo de tener posturas de consenso entre el p2p y la industria comprendí el estado de las cosas. Algunos me dijeron que no tenía razón, que yo tenía que hacer un esfuerzo sobrehumano por encontrar la serie… pero no lo consideré así, no tengo que gastar mi tiempo en algo que me debieran ofrecer on line, ni tengo que esperar a que los grandes almacenes la dispongan (tardaron un año), porque el tiempo de ocio me lo dispongo yo, y como dice el manifiesto Cluestain: no pienso estar esperando, me muevo.

  • #019
    Koyaanisqatsi - 14 Enero 2010 - 20:18

    Un artículo muy interesante. No tengo mucha experiencia con los e-readers pero creo que aún son un poco caros. Además, los e-books tienen que competir con los libros en pdf. etc. que muchas estamos acostumbrados a leer en el portátil o el netbook.

    Dicen que con los e-readers la vista no se cansa pero no me parece argumento suficiente. Sinceramente, prefiero, mientras no me traiga problemas, seguir leyendo en la pantalla del ordenador.

  • #020
    José Carlos Agrela - 14 Enero 2010 - 20:20

    Tengo un eBook desde hace unos meses (me lo regalaron por mi cumpleaños) y a fecha de hoy tengo bastante libros en este formato. Varios de ellos los he comprado porque el precio en formato digital era muy razonable (5-8 euros). Si te ahorras todo el trabajo de impresión, distribución y almacenaje… es lógico ponerlo a este módico precio. Y por ese precio, más que razonable, me apetece pagarlo y que el autor reciba un dinerito por su esfuerzo.

    No los hubiera pagado si hubieran costado 20 euros.. creo que es abuso. Los hubiera buscado por otros canales y no hubiera pagado nada.

  • #021
    Julio - 14 Enero 2010 - 20:23

    Me temo que, no sólo serán los libreros, sino muchos quiosqueros.
    ¿Para qué voy a bajar a por el periódico si lo tengo en internet en su versión digital y en su versión papel está a las 7 de la mañana en mi libro-e por un precio anual irrisorio?

  • #022
    OSSCar - 14 Enero 2010 - 20:23

    Yo he tenido una experiencia parecida, me interese por el libro “Vivir a muerte” de Guy Krivopissko, el cual trata sobr los ultimos testimonios de condenados a muerte en la 2ª guerra mundial, muy recomendable por cierto… busque y busque por amazon.com, por casadellibro.com y nada, no aparecia, me di a la busqueda por google y otros caminos adyacentes, y por fin apareció. Obviamente me lo baje, sin ningun tipo de remordimiento, lo que no voy a hacer es con el frio que hace (y cuando haga calor, por el calor que haga) salir a la calle a buscar el libro… pudiendo conseguirlo desde la comodidad de mi hogar, sea pagando o gratis.

    Asi que señores de las editoriales… espabilen o facilitan ustedes el acceso a la cultura pagando… o nos buscaremos la vida gratis… despues lo llamaran ustedes pirateria…

  • #023
    José Carlos Agrela - 14 Enero 2010 - 20:28

    # 11 Se volvería a repetir el error de mantener una industria deficitaria (sin futuro) con otra que si lo tiene… – Me refiero a la industria del papel, no los contenidos digitales -. Sería imitar lo que actualmente hace el gobierno con el carbón, o el ejemplo del cine y las cadenas de TV.

  • #024
    Benedicto - 14 Enero 2010 - 20:29

    Sin remordimientos … hombre.

    Le sigo hace tiempo y, sinceramente, no puedo estar de acuerdo con su posición en este tema. Verá. No todo lo que es posible es lícito, ni justo, ni ético. Esto usted ya lo sabe, pero parece que hay que recordarlo.

    El argumento de “si hubiera visto un precio justo lo hubiera pagado” tiene un tufillo perdonavidas, compréndalo. “Si lo que me pides me parece justo, lo pago. Si no, lo cojo”. “Si lo que quiero lo vendes, lo compro. Si no, lo cojo”´… hombre, hombre, Sr. Dans. Todos sabemos como funcionan las cosas, pero ese “sin remordimientos” ya es mucho adornarse.

    No hay modelo de negocio que supere al comentado por Albert (002)(eso si, Albert, higiénico no es). El libro del Sr. Larsson tiene un coste. Al final tendrá que tomar la decisión personal de pagar o no pagar. Y para eso solo nos van a servir los remordimientos. Sin remordimientos, la literatura se va al carajo. Escribirlas, editarlas y traducirlas requiere profesionales, y con su falta de remordimientos me temo que el nivel de la literatura en los próximos años lo va a dar Stieg Larsson.

    Por lo demás, es un placer leerle.

  • #025
    Gorki - 14 Enero 2010 - 20:30

    ·#14 Jesus
    Que la industria del libro siga el camino de la musical, puede lograrse, pero necesitamos mas gente como tú.

    Sinceramente no he entendido el sentido de la frase, y no se si es elogiosa o contraria a mi persona.

    Yo con esta industria no tengo más contacto que ser lector y pero ahora nos soy los grandes. Antes si lo fui, la razón del cambio es que me he pasado con armas y bagages a Internet y han pagado el pato, la televisión, los periodicos y revistas y en parte, los libros.

    Por tanto, lo que haga o deje de hacer la industria del libro no depende de mi, ni de cientos como yo, depende de sus dirigentes, y puedo asegurarte, que por todas las informaciones procedentes de esta industria. la política que siguen es:

    a) Obstaculizar el e-book en lo que este en se mano.
    b) Tratar de no digitalizar o hacerlo solo como un derivado del libro en papel
    c) Utilizar el DRM, pese a la seguridad que tiene de que no vale para nada
    d) Vender los e-book en librerías, lo cual no deja de ser absurdo.
    e) Denigrar e insultar a todo el que copie un e-book para él o para otro
    f) Decir que el autor es el que tiene el derecho de permitir hacer copias o no, pero poner la proa a quien presente un libro con licencia Copyleft.
    G) Morir al palo como antes han hecho las discográficas y llorar al Ministerio de Cultura la pérdida de negocio. diciendo que se muere la Cultura.

  • #026
    Enrique Dans - 14 Enero 2010 - 20:51

    #24: Pero Benedicto… aunque hubiera lugar a algún remordimiento por el hecho de bajármelo (que no lo tengo), es que en este caso mucho menos aún: ¡¡es que el libro en realidad ya lo he pagado!! :-)

  • #027
    Manuel Espejo - 14 Enero 2010 - 21:02

    Como persona ciega aficionada a la lectura y profesional de la enseñanza, espero que los libros electrónicos cumplan con las necesidades de accesibilidad que tengo y tienen las personas ciegas, discapacitadas, con diversidad funcional o como se diga. Acabo de comprar mi primer libro electrónico porque creo que hay que pagar lo pagable y me encuentro que no puedo leerlo porque tiene activada la protección contra lectores de pantalla. A ver si cae una de las barreras más estúpidas y más fácilmente eliminable.

  • #028
    A. - 14 Enero 2010 - 21:14

    Albert: ¿sabes cuál es el coste (real) de creación de un libro traducido de unas… no sé, 400 páginas? (vamos a poner un idioma muy extendido como el inglés, nada de sueco o eslovaco que se pagan mejor).

  • #029
    el lector antes conocido como josé - 14 Enero 2010 - 21:25

    Simplemente un dato. Si tenemos en cuenta que la distribución (es decir, transporte, almacenamiento y venta en librería) representa entre el 50 y el 55 % del PVP para los editores medianos y pequeños (para los grandes menos, porque tienen más fuerza para negociar o, en muchos casos, sus propias distribuidoras), es fácil comprender que cuando el mercado del libro digital se estabilice, lo lógico sería que el PVP bajase. Ganaríamos todos: el lector, el editor y el autor.

    Por cierto, yo, que leo en otros dos idiomas (si no, lo tendría difícil), ya he comprado 32 libros digitales (o partes: una de las maravillas es que, según de qué se trate, a veces puedes comprar capítulos sueltos, lo que es genial cuando se trata de ensayo) y la calidad de lectura es simplemente excelente (aparte de que te permite anotar, intervenir sobre el texto, viajar con 32 libros encima sin que pesen más de 300 gramos…).

    Sin embargo, yo creo, y espero, que los dos sistemas, el análogico y el digital, convivirán durante mucho tiempo (o incluso siempre, aunque el papel quede como artículo de lujo). Lo que es seguro es que el futuro es digital.

  • #030
    Jose Gómez - 14 Enero 2010 - 21:35

    Soy fundador del buscador de libros electrónicos Neotake.com.

    Quizás os interese echarle un vistazo.

    Desde aquí hago un llamamiento a editores/escritores y libreros electrónicos. Si estáis interesados en aparecer en las búsquedas, poneos en contacto conmigo por favor.

  • #031
    Jesus - 14 Enero 2010 - 21:50

    #25, ni elogiosa, ni contra tí, es un pesadilla que tengo cuando leo algunas cosas que se dicen.
    Lo de tu contacto con la industria como lector, grande, con armas, bagages, patos, revistas y en parte libros… soy yo ahora el que no entiende nada.
    Por lo demás, puedes seguir con la H, I, J, K…. que ya está claro. La industria de la literatura, afortunadamente no depende de tí. Seguirá dependiendo (espero) de los que saben escribir.

  • #032
    el lector antes conocido como josé - 14 Enero 2010 - 23:02

    #28.

    “Albert: ¿sabes cuál es el coste (real) de creación de un libro traducido de unas… no sé, 400 páginas? (vamos a poner un idioma muy extendido como el inglés, nada de sueco o eslovaco que se pagan mejor)”.

    ¿Por qué lo preguntas?

  • #033
    Aloe - 14 Enero 2010 - 23:15

    Aunque no tenga que ver con los e-books, sino con la disponibilidad de textos digitalizados, incluso para imprimirlos en papel, hay un tema que a mi me induce al ataque de ira al menos una vez por semana: que es el tema de los libros de texto escolares.
    Hemos llegado a un punto de explotación y abuso tales por parte de las editoriales del sector (extraordinariamente bien agarradas al poder, desde luego) que no sé con qué se puede comparar, como no sea con el monopolio señorial del molino de harina de los campesinos pecheros de antes.

    Los libros de texto de primaria y secundaria (etapas de educación obligatorias, por cierto, y ahí está la gracia: clientela cautiva y necesidad de que tales libros sean aprobados por la autoridad competente y “elegidos” por cada colegio, dos cosas que deben ser una barrera de entrada del copón) cuestan tales precios que una familia con dos hijos se ha de gastar en ellos más de un Salario Mínimo mensual: entre 700 y 800 euros un juego de primaria más otro de secundaria. Conozco bastante gente que se pasa el curso pagándolos a plazos.

    Si tuviéramos unas autoridades públicas educativas y culturales que merecieran algo más que desprecio, los materiales, recursos, libros y cuadernillos en pdf, etc., deberían estar disponibles hace años para todo el mundo en esas webs inútiles que nos cuestan un pastón público. De forma voluntaria, desde luego, pero como opción de referencia, gratuita y a voluntad.

    Y el propio colegio, el propio profesor o la misma APA, podrían hacerlos imprimir en una reprografía, con su gusanito, sus tapas, y su todo, por unos 30 euros el juego completo (según mis cálculos): alrededor de un diez por ciento del precio que tienen la desfachatez de cobrar ahora las editoriales.
    Sin hablar de la posibilidad inherente de elegir, por cada profesor, lo que quiere usar y de descartar lo que no le hace falta, lo que podría bajar ese precio mas aún. Y sin hablar de que los profesores motivados y competentes podrían “customizarse” los libros, o podrían crearse obras derivadas, o colectivas, vía wiki.

    Se supone que la implantación del uso de ordenador en las escuelas va a ir adelante, y si fuera cierto, o si implicara dejar de usar libros en papel, todo esto carecería de sentido en dos o tres años. Sin embargo, yo no me creo que se dejen de utilizar los libros escolares en papel en mucho tiempo, y tampoco tengo la seguridad de que sea posible o deseable. E incluso en ese caso, tal como están las cosas, los materiales en formato electrónico serán también un monopolio de las editoriales y Microsoft, a precio de oro igualmente.

    ¿Por qué no se le mete mano a este tema, en teoría perfectamente al alcance de una Consejería o Ministerio? Pues porque a ver quien le pone el cascabel al gato, y le pisa a los grandes grupos editoriales el negocio más mollar, más monopolístico, más abusivo y más descarado que vieron los tiempos. Y, desde el punto de vista de su sentido económico, más estúpido.

    (Nota: Sé que en algunas CCAA, no en la mía que es Madrid, los libros escolares se facilitan a los alumnos gratis, o casi. Pero eso, hoy por hoy, solo traslada el abuso desde las familias implicadas a los contribuyentes, porque seguro que las editoriales siguen haciendo el mismo o mayor negocio con su cliente Consejería… y eso sin pensar peor de lo que ya pienso).

  • #034
    Gorki - 14 Enero 2010 - 23:17

    #31 Albert
    Pues bien, y de los que saben esitar añado.

  • #035
    el lector antes conocido como josé - 14 Enero 2010 - 23:39

    #32. Tu cabreo es más que comprensible.

    Hace poco me quejaba en este mismo blog, como han hecho otros, de que el primer reflejo de las editoriales haya sido el de poner los libros digitales al precio de los de papel (no sólo en Eepaña). En el sector, en principio, impera el inmovilismo. Hay demasiados intereses en juego. Los libreros y los distribuidores no tienen nada que ganar con la nueva tecnología, sino todo lo contrario. Y defienden lo suyo, como es normal. Más patético es, en mi opinión, el caso de los editores, supuestos defensores de la cultura (algunos no sólo la defienden, sino que la han creado, es cierto), todos más o menos subvencionados, que llevan años quejándose de que el gran beneficiario de este negocio es el distribuidor, que además les tiene en sus manos y “ahora” que llega una tecnología que podría permitirles solucionar de una vez varios problemas y aumentar su (estrecho) margen de beneficio, no mueven ficha hasta el último momento. Una pena. Sobre todo, porque esta tecnología podría permitir una verdadera reducción del PVP y, por tanto, a largo plazo, una verdadera democratización de la cultura. Naturalmente, para eso hay que arriesgarse, investigar, etc. Mejor no contar con ellos. En mi opinión, esta gente (lo mismo que los grandes estudios cinematográficos, por ejemplo, cuyos derechos sobre esas pelis que todos tenemos en mente son prácticamente eternos, ya que al ser personas jurídicas y no físicas nunca caducan) no defiende la cultura, sino que la tiene secuestrada y el rescate lo pagamos en cómodos plazos, como tú dices.

  • #036
    Una maestra - 14 Enero 2010 - 23:39

    #32: las familias que ***realmente*** no pueden costearse los libros de texto reciben subvenciones en todas las CCAA. Deberíamos adoptar el sistema canadiense: los libros se entregan a los alumnos en depósito a principio de curso; cuando el alumno devuelve el libro en buen estado a final de curso, se le devuelve el importe depositado como fianza y el libro pasa a otro estudiante el curso siguiente.

    Puedo asegurarle que en mis clases no ha visto jamás a un solo alumno que se haya privado de tener su XBox, su PSP o su Wii (muchos de ellos tienen 3 o 4 de estos aparatos, que en conjunto tienen un coste mucho más elevado que todos los libros escolares juntos). A ojo de buen cubero, la media de gasto en regalos navideños superfluos (juegos, maquinitas, zapatillas de deportes y vestimentas caras) en mis clases es de unos 300 euros por niño. Me parece absolutamente hipócrita criticar el dinero que una familia gasta en libros cuando los gastos superfluos abundan en nuestras escuelas. Y no precisamente en libros ni en material escolar.

    Menos demagogia.

  • #037
    Andrés Lomeña - 15 Enero 2010 - 00:35

    Sólo una precisión: un libro digital SÍ cuesta dinero. Una trabajadora de la editorial Random House comentaba hace poco en El País que cuesta entre 200 y 800 euros (y no porque lo diga ella, yo he trabajado en una editorial y digitalizar podía costar unos 500 euros).

    Una novedad quizá NO vale nada porque ya ha sido escrita en digital (aun así, habrá que maquetarla bien y eso cuesta dinero).

    Un libro antiguo (y aquí en España se ha empezado a digitalizar muy muy tarde, así que por antiguo entiéndase de 2004) hay que pasarlo a formato digital y eso tiene un coste… por eso vamos tan mal.

    Un ejemplo: el premio Nobel Le Clezio no está digitalizado. Si alguien quiere leerlo en su e-reader, la editorial tiene que invertir dinero y entonces venderlo a 1 o 2 euros puede que no le salga rentable (Le Clezio venderá muy poco aquí).

    Lo que está por venir va a ser muy interesante. Yo creo que se crearán DOS mercados bien diferenciados, el de papel y el digital.

  • #038
    edhelday - 15 Enero 2010 - 03:17

    Un tema paralelo es el de los audiolibros. He descubierto que es genial poder escuchar libros mientras trabajo. Se aprovecha muy bien el tiempo de trabajo y a la vez se culturiza uno.

    Yo mismo me he creado algunos a partir de PDF/DOC mediante voces Loquendo, incluso en una ocasión escaneé el libro “La puerta al país de las mujeres” y pasé por OCR para poder pasarlo a audio (no lo encontraba en PDF), pero otros audiolibros los bajé directamente. Algunos los tenía en papel, otros los compré en papel después y no los he leído, sólo oído.. y otros no.

    En suma, que es una pena que no sea fácil conseguirlos por cauces “oficiales”, especialmente considerando lo buenas que son la versiones que encarga la ONCE (para los invidentes) con locutores profesionales, que alguna he escuchado también. Que los pongan en la red a precio razonable de una vez, por favor, porque merece la pena. Incluso tengo ganas de ir a trabajar.

  • #039
    edhelday - 15 Enero 2010 - 03:25

    Ah si, acabo de leer el comentario de que esto se resuelve aplicando un canon en el ADSL…

    ¡¡Ya tardan!! Gravar con un canon el ADSL implica reconocer las descargas como copia privada. Estoy convencido de que por eso no lo hacen.

  • #040
    el lector antes conocido como josé - 15 Enero 2010 - 06:41

    #37.

    Claro que cuesta dinero. ¿Cómo no va a costar? El que puedan reducirse los gastos por determinados conceptos, no quiere decir que no haya que seguir pagando todo lo demás. Y si algún día los libros salen directamente en formato digital, los gastos de edición, corrección, maquetación, revisión de la maqueta, etc., etc., seguirían siendo los mismos. Y el editor tendrá que seguir repercutiendo el alquiler, las nóminas, la luz… Y a ser posible, que lo será, al menos eso espero, ampliar su margen de beneficio gracias a esta tecnología tan “diabólica”.

  • #041
    Albert - 15 Enero 2010 - 08:43

    Por alusiones (028)… :-p

    Ignoro el escandallo exacto de un libro en formato digital y tampoco me interesa sobremanera. Pero si el de uno en formato papel incluye un montón de procesos y materiales que el digital no tiene y termina pudiéndose vender a, pongamos, 40 euros y con ello sale margen para que el de la tienda pague sus costes y obtenga beneficio, para que el de logística haga lo propio, etc etc… es evidente que el coste unitario de producirlo está muy por debajo de los 40 euros. Y este coste he dicho antes que incluye muchos procesos y materiales que el digital no incluye. Así pues el escandallo del digital tiene que permitir venderlo notoriamente por debajo de esos 40 euros. Si, pese a ello, pretendes vendérmelo por los mismos 30-40 euros me parece genial, es tu negocio y lo gestionas como quieres, pero yo no te lo voy a comprar porque es mi cartera y la gestiono como quiero… y terminaré teniendo el libro igualmente. Después podrán retozar en el barro y hablar de piratería tanto como quieran, eso sí.

  • #042
    Albert - 15 Enero 2010 - 08:54

    Añado un apunte sobre este tema. A lo largo de mi vida he tenido que consultar algunos cientos de libros técnicos de los que raramente bajan de 50-60 euros. Evidentemente no podía comprármelos y recurría a las bibliotecas (públicas y de universidades), así que en realidad no pagaba ni un céntimo por leerlos ni por tenerlos unas semanas en casa mientras los necesitaba. Pero es pesado ir por ellos, acarrearlos, devolverlos… Ahora con el Kindle es facilísimo y comodísimo tenerlos, así que si me los ofrecen a un precio muy ventajoso (pero mucho, recuerden que vengo del precio que pago en la biblioteca: 0 euros + unos cuantos inconvenientes) preferiré pagar ese precio y ahorrarme los inconvenientes. Realmente creo que si se hicieran las cosas bien con el libro digital se podría ganar dinero y quien tendría que ver negro su futuro serían las bibliotecas físicas.

  • #043
    A. - 15 Enero 2010 - 09:57

    #41: Puedes hacer el cálculo tú mismo. Has de pagar a un traductor, un corrector de estilo y un corrector ortotipográfico (esto, aclaro está, si quieres crear un libro con un mínimo de calidad hecho por profesionales), todo ello coordinado por la persona encargada de la edición (ya son 4 personas mínimo trabajando; en un libro de 800 páginas, estaríamos hablando de 5 o 6 meses de trabajo; no sé qué consideras tú un sueldo “digno”, pero puedes empezar a multiplicar). Quitas los costes de distribución, pero para hacer el libro más atractivo seguramente se empezarán a incluir contenidos “extra” (como se hace con los DVD), lo que tendrá un coste añadido. Al final el coste es menor, pero no tanto como decís (un libro que en papel cuesta 30 euros no puede pasar a costar 1 euro porque tú así lo quieras.

    #42: “Pero es pesado ir por ellos, acarrearlos, devolverlos… Ahora con el Kindle es facilísimo y comodísimo tenerlos, así que si me los ofrecen a un precio muy ventajoso (pero mucho, recuerden que vengo del precio que pago en la biblioteca: 0 euros + unos cuantos inconvenientes) preferiré pagar ese precio y ahorrarme los inconvenientes”.

    ¿Y cuál es, en tu opinión, ese precio tan “ventajoso” por un libro que en papel cuesta 40 euros? ¿Cero? ¿1 euro? ¿1,50? ¿Si te dan a elegir entre libro completamente gratis (como aquí defendéis muchos) y pagar 12,95 euros o 16,95 (por ejemplo, lo estoy inventando), para un libro técnico… ¿qué eliges?

    Aquí está el problema: que en el fondo los que tenéis que elegir si queréis pagar o no sois los lectores. Hasta ahora nadie ha limitado el acceso a la cultura de nadie: existe una cosa llamada “biblioteca pública”, como tú muy bien apuntas. Ahora negáis la mayor (que los creadores – incluidos los editores que coordinan los trabajos de edición – puedan vivir de su trabajo) y seguís pataleando para tener cosas gratis o cuasi-gratis.

    Eso sí: la PSP que no os falte de regalito de reyes. Yo lo llamo hipocresía.

  • #044
    A. - 15 Enero 2010 - 10:02

    Además no haceis más que contradeciros. Por un lado decís que ha de ser “el mercado” y “los consumidores” los que den vida o muerte a la creación (si eres bueno triunfas, si no, te dedicas a otra cosa). Por otro lado, habláis de “cultura” y del “secuestro de la cultura”. ¿Qué opciones le quedan a una editorial minoritaria que no traduzca bestsellers? (por lo general, la calidad del libro suele ser inversamente proporcional al esfuerzo publicitario que se dedica al mismo). Las opciones son dos: vivir de las subvenciones (cosa a la que también os negáis) o vivir del patronazgo privado.

    Me pregunto cuántos de vosotros estaríais dispuestos a formar una editorial minoritaria poniendo dinero de vuestro bolsillo y vigilando todo el proceso de producción de un libro para que “florezca la cultura”. Eso sí: hacedlo gratis, ¿eh?

  • #045
    A. - 15 Enero 2010 - 10:13

    Por otro lado NADIE prohíbe actualmente a los creadores que así lo deseen optar por la autoedición y autopublicación a través de Internet. Existen ya, desde hace años, servicios muy interesantes como Bubok o Lulu.com que ofrecen todo tipo de servicios editoriales: desde el PoD en versión básica, a servicios de corrección y edición profesional de pago. Lo que no podeis hacer es obligar a nadie a que cambie: si vuestra teoría es correcta (a saber, que Carlos Ruiz Zafón tiene “secuestrada la cultura” – espera que me da la risa), ya lo pagarán. Pero resulta que el mundo del libro tiene una serie de condicionantes que no tiene el de la música (aquí ya no vale lo de “pues dedícate a dar conciertos”); el primero de ellos es que ya hoy en día infinidad de autores prácticamente están regalando sus obras. Son poquísimas las personas que viven de escribir libros. Y los autores llevan siglos conviviendo con las bibliotecas. Pero como no todos somos Marcel Proust (a saber, personas crónicamente enfermas, con posibles y gente alrededor que nos cuide y nos alimente cuando nos dedicamos a escribir) y como tenemos el mal hábito de querer comer todos los días, hacemos un poco de todo para sobrevivir, no sólo escribir. Pensad en esto: gran parte de todo lo que ya leeis ha llegado a vuestras manos casi casi de forma gratuita.

    ¿Qué modelo proponéis? No hablo de los grandes grupos mediáticos (Planetas, Mondadoris y demás) que no tendrán ningún problema para sobrevivir (mal que bien, lo harán). Os pregunto por los más pequeños.

  • #046
    Jesus - 15 Enero 2010 - 10:22

    A. Absolutamente de acuerdo.

  • #047
    Albert - 15 Enero 2010 - 10:31

    A., temo que me pones en un bando en el que yo no me he posicionado. Aunque entiendo que no hablas estrictamente de mí sino en general. Pero por aclarar un poco… para empezar no tengo PSP. Ni Wii, ni Play2, ni 3, ni XBox, ni coche tuneado, ni home cinema de 3000 euros, ni pantalla de 50 pulgadas, ni nada que se le parezca… ;-) (¡por dios, qué vida tan triste tengo ahora que lo pienso!).

    Pero al grano:

    Al final el coste es menor, pero no tanto como decís (un libro que en papel cuesta 30 euros no puede pasar a costar 1 euro porque tú así lo quieras.

    No se trata de lo que yo quiera o no. Mis deseos, en muchos ámbitos, son inalcanzables y soy de fácil conformar. Yo aquí estoy hablando de lo que yo voy a pagar. O sea, de mis realidades. Libros electrónicos a 50 euros (hablo de los técnicos) no los voy a pagar. Puede gustar más o menos, pero es lo que hay, no los voy a pagar. Pero es que tampoco los pago ahora ni los he pagado nunca porque no podía permitirme, por ejemplo, comprar 6 de esos por trimestre universitario.

    ¿Y cuál es, en tu opinión, ese precio tan “ventajoso” por un libro que en papel cuesta 40 euros? ¿Cero? ¿1 euro? ¿1,50? ¿Si te dan a elegir entre libro completamente gratis (como aquí defendéis muchos) y pagar 12,95 euros o 16,95 (por ejemplo, lo estoy inventando), para un libro técnico… ¿qué eliges?

    Depende mucho del libro, la verdad. Por un libro al que realmente le vea valor sí estoy dispuesto a pagar. ¿Qué cifra exacta? No lo sé, dependerá, veremos. Por poner un ejemplo, en su día trabajaba con una determinada tecnología de la que existe en internet un foro de preguntas y respuestas en español buenísimo. Es un foro público y gratis, tienes toda la información sin restricciones por cero euros. No obstante, tienen sistema de donaciones y en más de una y de dos ocasiones hice mis aportaciones de 10 euros, porque le otorgaba mucho valor a ese producto. Pues supongo que con los libros llegado el caso actuaré igual. Si percibo que el valor que me aporta el libro vale lo que me piden por él, pagaré. Si no, no. Pero como ahora, como todo el mundo. Compras lo que te parece que te compensa y no compras lo que no. Lo único diferente es que tendrán que saber gestionar muy bien la dificultad que supone el hecho de que ahora haya métodos tan fáciles de disponer del mismo bien sin pagar nada. Pero eso es una dificultad, no una condena definitiva. Fíjate que el mercado de música y películas en internet tiene ya años, y cada vez que voy a la FNAC veo mucha gente en esas secciones. Y peor que lo han hecho discográficas y productoras no creo que vayan a hacerlo editoriales (aunque ciertamente apuntan maneras).

    Ahora negáis la mayor (que los creadores – incluidos los editores que coordinan los trabajos de edición – puedan vivir de su trabajo) y seguís pataleando para tener cosas gratis o cuasi-gratis.

    No me verás patalear. Me gusta tu producto/precio, te lo compro. No me gusta e internet me lo ofrece gratis, me lo cojo. No me gusta e internet no me lo ofrece gratis, mala suerte. No hay pataleo alguno, hay adaptación a la situación existente.

  • #048
    A. - 15 Enero 2010 - 10:41

    Albert: gracias por tu respuesta.

    En primer lugar, y especialmente en el caso del libro, vuelvo a insistir en la necesidad de distinguir entre “mercado” y “cultura”, conceptos que se entremezclan demasiado sin precisar exactamente a qué nos estamos refiriendo. Si nos ceñimos a un contexto puramente mercantilista, entonces tenéis razón: sobrevivirán los que más vendan. Lo cual, naturalmente, es una verdadera tragedia si de lo que hablamos es de “cultura” en general. Lecturas agotó en unas horas su número especial sobre la cirugía estética de la Esteban con 400.000 ejemplares. Naturalmente, poquísimos son los libros que alcanzan ese nivel de ventas durante todo su “ciclo de vida” (lo sé, es un ejemplo demagógico, pero por exagerar un poco).

    Lo que yo pregunto es: si a alguien le dan a elegir entre CERO euros (con la cultura de las descargas gratuitas que YA existe, ojo, no en una situación abstracta) y tener que pagar ALGO (lo que sea: 1 euro, 5, o 16) por el mismo material… ¿qué elegirá la mayoría? No nos engañemos, Albert. Y el mundo del libro no es el de la música: no hay 40 principales de libros, no hay emisoras de radio con audiolibros, no hay conciertos. Es decir: no hay ninguna vía más que el libro en sí para poder ganar un poco de dinero (que no hablamos de millones, ¿eh? Hablamos en muchísimos casos de muy pocos cientos de euros al año).

    Pero las cosas cuestan: el traductor cobra, los correctores cobran, la persona que coordina toda la edición cobra. Mi pregunta es: ¿cómo se garantizan esos sueldos? ¿Cómo garantizar que las personas que se dedican a esas labores puedan seguir cobrando, aunque sea un sueldo mínimo, por su trabajo? (y en muchos casos hablamos de trabajos que requieren años y años de especialización, ojo, uno no es traductor por haberse ido un verano de Erasmus a Edinburgo). Ni en los posts de Enrique Dans ni en ningún otro lugar he visto un análisis serio basado en un conocimiento sólido del sector. Enrique Dans va a editar su propio libro, y… ¿cómo lo ha hecho? Siguiendo los canales TRADICIONALES de edición. ¿No te parece un poco contradictorio, que quienes más insisten en el “cambio de modelo” luego se aferren a las estructuras ya consolidadas? Lo mismo puedo decir de otros, que ya tienen firmados contratos con grandes grupos editoriales (me viene a la cabeza Planeta). ¿Cómo se come eso? Me recuerda a una famosa activista anticapitalista y alternativa que publica todos sus libros con el grupo editorial más grande (y más conservador) del país. ¡Toma hipocresía! No se puede estar en misa y repicando.

    Supongo que estarás conmigo en que es peligroso que la creación de cultura dependa exclusivamente del patronazgo, ya sea público o privado. ¿Soluciones?

    Todavía no he escuchado ninguna solución realista que sea respetuosa con los intereses de todos. Incluidos los de los pobres libros.

  • #049
    Albert - 15 Enero 2010 - 11:17

    No nos engañaremos, mayoritariamente escogerán la alternativa de los cero euros como ya ocurre ahora con la música y películas. Lo que ya no tengo tan claro es de quién será culpa. Básicamente veo tres actores: internet, las editoriales y los lectores (las personas me refiero). Podemos echar las culpas al primero, a internet, a la tecnología, al P2P y demás… pero no parece muy realista. Nos gustará más o menos pero raramente la tecnología retrocede y no parece que en este caso los tiros vayan a ir por ahí. Así pues nos quedan editoriales o lectores. De los lectores, como personas que son, no nos puede sorprender en absoluto que apliquen la opción que económicamente les resulte más ventajosa (que no necesariamente tienen que ser los cero euros, porque los cero euros también tienen inconvenientes en forma de tiempo perdido, ediciones tal vez no traducidas al idioma que uno preferiría, etc). Creo que el hombre ha demostrado sobradamente no ser demasiado capaz de actuar en pro del beneficio común a largo plazo, así que no pidamos ahora grandes cambios ahí. Así que nos quedan las editoriales. Éstas, como empresas, también se suelen mover por el interés económico… pero tendrán que saber ver qué les resulta más rentable y qué cambios importantes tendrán que hacer en su modelo de negocio para poder seguir ganando dinero.

    Estoy contigo, sí, en que es indeseable que la creación de cultura dependa de mecenazgos y patrocinios varios. ¿Soluciones? No lo sé, no es mi negocio, no me corresponde a mí buscarlas. Yo aquí me declaro usuario/lector y, como expuse, actuaré en mi mejor beneficio corresponda eso en cada caso a pagar mucho, poco o nada. En general es muy complicado, sí, porque para músicos e incluso actores el directo es una opción validísima, pero para escritores no. No creas que no me preocupa el tema, porque sí que lo hace, pero yo tampoco adivino solución. Pero pese a no adivinarla, sí creo que no pasa por vender el libro electrónico prácticamente al mismo precio que el ejemplar en papel. Replicar un ejemplar en papel me sale casi más caro que comprarlo original. Replicar uno electrónico, gratis. Obviar eso, un error.

    PD. Un placer.

  • #050
    A. - 15 Enero 2010 - 11:22

    “Estoy contigo, sí, en que es indeseable que la creación de cultura dependa de mecenazgos y patrocinios varios. ¿Soluciones? No lo sé, no es mi negocio, no me corresponde a mí buscarlas.”

    Aquí voy. Que yo, Albert, sí creo que a los lectores nos corresponde (me incluyo, porque también soy lectora) exigir ciertas cosas. Te voy a poner un sencillo ejemplo. Compras un libro técnico. Te gastas 40 euros. La traducción es pésima y el libro no te sirve para estudiar porque te confunde. ¿Qué haces?
    No conozco a nadie (y cuando digo “nadie” es nadie) que haya hecho lo que como lector habría que hacer: coger el libro, llamar a la editorial y exigir la devolución del importe o la sustitución de tu ejemplar por una edición revisada. Yo lo he hecho en una ocasión, y la editorial en cuestión me envío a casa por mensajería una edición revisada (era un libro que iba por la sexta edición). Consideré que era responsabilidad mía, como lectora/consumidora, exigir a la editorial que o bien me ofreciera una versión mejorada del producto, o bien que me devolvieran el dinero. Es un derecho que tiene el lector, pero ¿a cuántos lectores conoces que lo ejerciten? Ésta es, precisamente, la diferencia entre un lector informado y un mero “consumidor” de libros.

    p.d. lo mismo digo :-)

  • #051
    Julio - 15 Enero 2010 - 11:30

    #36 Si bien es cierto que existe esa actitud de que los niños tienen demasiadas cosas superfluas, eso no tiene nada que ver con lo que plantea #33.

    El estado debería tener muy en cuenta los beneficios macro y micro económicos tanto de la cultura como del software libre.
    Es el estado el que debiera fomentar y ser el motor de esta revolución ( en este caso me refiero a los contenidos que se ofrecen a nuestros niños de hoy en las escuelas).

    Yo no estoy en contra de los contenidos privativos, pero lo que no puede ser es que desde el colegio (léase administaciones públicas) se ofrezcan materiales que te obliguen a usar una determinada herramienta y para que no inculpas la ley te obliguen a aceptar unas condiciones de licencias leoninas y evidentemente desembolso económico por tu parte.

    Un saludo.

  • #052
    Daniel Canomanuel - 15 Enero 2010 - 11:36

    El 28 de octubre publiqué en mi Blog el siguiente post: 8.500 libros en español en Amazon.com. La noticia hace referencia a un acuerdo que Amazon ha firmado con Publidisa para comenzar a vender libros en español de más de 200 editoriales mediante un sistema de impresión bajo demanda y sin stock. ¡Qué buena noticia! La relación está iniciada y la puerta abierta. Soy optimista y espero que las editoriales decidan que los libros, demás de en formato papel, se vendan en formato e-book. Son las editoriales las que deben de tomar esta decisión. ¡Aunque sea al mismo precio! La editorial se ahorra el coste de impresión pero paga un porcentaje a Amazon.com como canal de distribución. Mucha gente estaría incluso dispuesta a pagar lo mismo (¿o incluso más?) que por un libro físico. Ventajas: no tengo que ir a comprarlo a la librería, no me ocupa espacio en casa, lo puedo llevar a todas partes en mi e-book, no se deteriora, etc. Pero, por favor, eliminemos este problema de oferta de producto ya…

    Un saludo, Daniel Canomanuel

  • #053
    Aloe - 15 Enero 2010 - 12:02

    36# “Una maestra”:
    No sé si se pueden decir más cosas fuera de tiesto y más falsedades en menos espacio del que empleas en tu comentario.
    En primer lugar, es MENTIRA que todas las familias a las que el pago de los libros supone un sacrificio reciban becas o similar. Y cada vez es más MENTIRA, a medida que la asfixia presupuestaria lleva a recortes a entes como el Ayuntamiento de Madrid, y no será el único.

    En segundo lugar, lo que dices del préstamo de los libros a los alumnos, es precisamente lo que he mencionado yo que ya se hace en algunas CCAA: y, como decía, lo único que produce en el tema que menciono es trasladar el robo descarado desde las familias a los contribuyentes. Y vete a saber si no sale incluso más caro.
    Para muchas familias implicadas puede ser mejor, y un verdadero alivio. Pero el hecho en sí es igual de descarado o MÁS descarado, porque lo que se paga con dinero público parece que no lo paga nadie, así que parece que da igual lo que cuesta.

    Porque el tema principal no es (o no sólo) si tantas o cuantas familias pueden o no pagar los libros con facilidad. Sino si está justificado ese precio que es un robo, si está justificado el absurdo sistema vigente para hacerse con material y contenidos escolares, y si está justificado que se abuse de nosotros, aprovechando que la enseñanza es obligatoria y los libros han de ser impuestos por el centro, sin que cada familia pueda elegir.

    ¿Encontrarías justificado que a ti por un chándal y unas deportivas te cobraran sí o sí 600 euros? No ¿verdad? No lo valen ni de lejos, y tú quieres poder elegir, y pagar lo que cuestan las cosas: a lo mejor quieres pagar una marca cara, pero quizá prefieres pagar sólo lo que vale el bien en sí.
    Pues sin embargo puedes pagar los 600 perfectamente, y encima seguro que te gastas mucho más dinero en cosas menos importantes que el deporte, como televisión plana, peluquería o cambiar de coche: así que siguiendo tu razonamiento, si te estafan 600 euros hoy por un chandal, y 600 euros mañana por un juego de compases, y así sucesivamente, como “los puedes pagar, y te gastas dinero en otras cosas…” pues a callar ¿no?

    Finalmente: No digas “demagogia” cuando vienes con que si tus alumnos tienen la Wii o el pecua más chulo: lo que tengan los alumnos de tu clase importa un huevo, y no es significativo de nada. Vete a las estadísticas de los sueldos que gana la gente, y vete a la ley que dice que la enseñanza obligatoria es gratuita. Oficialmente se considera de baja renta una familia que ingresa menos de 700 euros al mes por persona (simplificando un poco), y entran en ese capítulo una gran proporción de familias, y precisamente más entre las que tienen hijos.
    Pero como decía, eso no es lo principal: que pueda pagar la estafa no es un motivo para dejarme estafar.

  • #054
    Jose Miguel - 15 Enero 2010 - 12:17

    Coincido plenamente contigo. Recientemente he comprado un ebook a mi mujer, y me ha pasado lo mismo. He contactado con un par de editoriales para regalarle un par de libros actuales en formato ebook (que siempre ofrece unas garantías de visualización), y ninguna ofrece ese servicio, así que no me ha quedado más remedio que buscar una versión en intenet, por la que hubiera pagado. Los lectores de ebook son uno de los regalos estrella de estas Navidades, pero a las editoriales no se les ha ocurrido que tienen una oportunidad de negocio y posicionamiento única en estos tiempos.

    Además, en un futuro para los chavales debería ser casi obligado, en vez de cargar con mochilas llenas de libros de texto, deberían poder llevar sólo el ebook.

    Algunos creen que es el futuro, pero no se dan cuenta de que el ebook es el presente, y si no saben establecer en españa buenas políticas de venta de libros ahora, puede que la gente no se acostumbre a comprar, y sí a compartir ebooks…

    Cuánto daño están haciendo al desarrollo los lobbies anti-tecnología en este país…

  • #055
    Krigan - 15 Enero 2010 - 12:31

    Se ha dicho en innumerables ocasiones:

    – El DRM sólo fastidia al que compra, no al que piratea. Están tratando de cobrar por algo que es inferior a lo gratuito. Y no sé qué quieren proteger si esos sistemas DRM llevan años rotos.

    – El precio elevado es absurdo. Ni hay demanda para ese precio (por lo cual es contrario a la ley de la oferta y la demanda), ni está orientado a costes (por lo cual es contrario a la ley del coste marginal). Un precio elevado en los elibros es contrario a todas las leyes de la economía.

    – Si tú mismo no lo ofreces para la venta ¿cómo esperas que te lo compren? Una vez se hayan habituado a ir a la “biblioteca p2p”, porque es el único sitio donde encuentran lo que quieren, ¿de verdad crees que vas a poder sacarlos de allí?

    No son competitivos en calidad (el DRM es “defectuoso por diseño”), no son competitivos en precio, y están pasando del posicionamiento en el mercado. Si lo estás haciendo todo mal, ¿cómo esperas tener éxito? ¿Por tu cara bonita?

  • #056
    Krigan - 15 Enero 2010 - 12:39

    #10 En Gran Bretaña ya venden un lector por 145 euros. En España ya venden otro por algo menos de 200. Sony ya lleva medio año vendiendo en Estados Unidos uno de los suyos por 200 dólares (unos 135 euros). Que en España se vendan a menos de 150 euros, y en otros países a menos de 100, es algo que seguramente ocurrirá este mismo año.

  • #057
    trikar - 15 Enero 2010 - 13:07

    El Amazon Kindle vale 190€ al cambio.
    Saludos.

  • #058
    DNS - 15 Enero 2010 - 14:23

    En algunas ocasiones me he posicionado como firme defensor del libro como soporte de una obra. O me estáis convenciendo, o estaré abriendo los ojos, la cuestión es que el libro como soporte ya lo valoro actualmente solo para algunas obras concretas y estoy obrando en consecuencia, es decir, compro menos libros y de manera más seleccionada.
    La desventaja real es que por el momento estoy “en proceso” de adaptación.
    Solo he descargado un libro (2.0) y lo tengo en el escritorio de mi ordenador. Reconozco que este soporte me ha permitido una lectura más cómoda y ágil, aunque también algo más desordenada, en relación con la cantidad de veces que he ido al sumario para ver un contenido determinado.
    Por otra parte mi hijo de 7 años me está pidiendo los libros del “Capitán Calzoncillos” (algunos sabréis de lo que hablo) en el ordenador y la verdad es que ando perdido y doy por supuesto que no podré conseguirlos.

    De la reflexión me nace la duda de llevar el contenido docente a este soporte. Modestamente creo que podemos llegar (puede que me esté pasando) a que el Lazarillo de Tormes no lo lea ni el profesor. Busco un resumen, trabajo en torno a la obra, pero no tengo razón alguna para afrontar una lectura de la misma. Creo que en el proceso de aprendizaje hay determinadas cuestiones que, aunque solo sea porque queda tiempo para llegar, todavía debemos tratar de mantener. Es posible que más que ruptura debamos hablar de transición y también es posible que la transición se iniciara hace tiempo. En este punto quizás se debería trabajar hacia el cambio ordenado.
    ¿No habrá por ahí alguna comisión ministerial dedicada ya a esto?

  • #059
    DNS - 15 Enero 2010 - 14:29

    Solo una cosa más.
    Entiendo que dependerá de los entornos pero siendo realista, en mi caso en particular, no creo que la penetración actual y a medio plazo de Kindle sea tan masiva como parece desprenderse aquí.
    Cálculos aproximados de respuesta acertada a la pregunta: ¿sabes qué es Kindle?:
    -En mi grupo de amigos: aprox. 60%
    -En mi empresa: 10%
    -En mi entorno social: 15-20%
    Sobre si lo tienen ya ni hablamos. Conozco solo 1 persona que lo tiene.
    Son datos subjetivos pero es la realidad, o al menos la mia.

  • #060
    Albert - 15 Enero 2010 - 15:31

    DNS, y eso sin olvidar que muchos de los que te han dicho que sí que saben lo que es el Kindle, si les hubieras dejado alargar la respuesta te habrían dicho… ¡pero como no voy a conocer los kindle huevos, me encantan! :-p

  • #061
    enjuto_mojamuto - 15 Enero 2010 - 15:50

    Aquí van unas ideas, unas posibilidades que se me ocurrieron hace poco que se podrían desarrollar técnicamente y tecnológicamente para esto de los libros electrónicos:

    https://www.enriquedans.com/2009/12/el-caso-de-la-prensa-y-el-telegrafo.html#comment-137042

  • #062
    enjuto_mojamuto - 15 Enero 2010 - 16:22

    Y aquí va otro comentario que hice sobre estos temas a principios de diciembre, en el que citaba y reproducía unos buenos comentarios sacados de http://barrapunto.com :

    https://www.enriquedans.com/2009/12/una-reunion-sin-dialogo.html#comment-134545

  • #063
    Domenec - 15 Enero 2010 - 16:41

    Si es que la industria cultural en España no da ni una.

  • #064
    alf - 15 Enero 2010 - 20:04

    Ese comentariasta que ha soltado eso de que las editoriales han comenzado a digitalizar como desde el 2004 qué ha querido decir?. Es que hace 20 años no había ordenadores?. Es que Paco Humbral o Lucía Etchevarría entregaban sus libros en un largo pergamino escrito con una pluma de ganso en vez de un cd o un diskette de esos negros y grandes?. Joder, es que yo aún conservo mis trabajos de la facul escritos en un pentium dos del 1993 y no me dedicaba profesionalmente a la escritura. Bukoski, uno de los escritores más apegados a su máquina de escribir acabó usando un mac de los primeros y eso que murió en 1991.

  • #065
    Vicens Jordana - 15 Enero 2010 - 22:38

    Hola a todos:
    me gustaría explicaros mi propia experiencia como escritor en esto de internet, mas que nada es que ya empiezo a estar un poco harto de que se hable en defensa de nuestros derechos cuando lo que se está defendiendo es a la industria.
    Este año voy a sacar dos novelas, una acabada hace 3 años y la otra este año. Las novelas saldrán en formato pdf gratuitamente, audionovela leída por mi a 6 € y en papel a 15 €, teniendo en cuenta que el que la compre en papel ya le incluye también el audio, y de entrada solo se venderá por internet.
    La pregunta puede ser: ¿donde está el negocio? Para entenderlo os desglosaré un poco los costes.
    La corrección, tanto ortográfica como orto-tipográfica me cuesta unos 700 € por una novela de 280 páginas.
    La maquetación y diseño de portada me cuesta 700 € también.
    La impresión de 2000 ejemplares me costará unos 2000€.
    Pagarle a una persona durante 6 meses para que promocione mi libro son 1500 €.
    La gravación del audio 1000 €.
    Total 5400 €.
    Necesito vender 400 libros para amortizar la inversión y creo que tengo 400 amigos.
    A partir de aquí, teniendo en cuenta que guardo para gastos (impuestos e imprevistos) 5€ de cada libro si vendo 3000 libros al año vivo muy bien.

    En una editorial me dan de media el 6% del precio final del libro. Es decir: de un libro de 15€ me gano 90céntimos por libro. Si quiero ganar 30000 € al año tengo que vender 33000 libros.

    Para mí, un autor desconocido, no hay color. Y si la cosa funciona ya contrataré a un editor para no tener que encargarme yo de todas estas cuestiones en próximas ediciones, y poderme dedicar a lo mío, escribir. En mi opinión en el futuro el editor seguirá siendo necesario pero no las editoriales.
    Hoy en día del valor final de un libro solo, como mucho, el 10% se gasta en el contenido, por tanto es lógico que sea el escritor el que trabaje para el editor. Pero en el cibermundo eso ya no será así y será el editor (una mezcla entre editor y agente) el que trabajará para el escritor.
    Se oyen muchas tonterías y todo el mundo infla los precios de lo que cuestan las cosas para así poder justificar el abuso. De entrada ya hace muchos años, mas de 10 seguro, por no decir 15, que los impresores te exigen pdf para hacer las planchas, de lo que se deduce que todas las obras impresas en los ultimos 15 años deben tener su pdf correspondiente. Bajarlo de resolución para poder venderse en internet no cuesta ni 15 minutos.
    Los pdf pesan poco, con un servidor de 80€ al año hay de sobras para asumir todas las descargas de una editorial media.
    Me parece increíblemente estúpido plantearse las ganancias unidad por unidad. Yo considero el pdf como promoción, es como regalar un residuo de la versión impresa que no me cuesta nada. El negocio está en el audio y en el libro. Y el audio yo mismo lo pondré en los torrens y en emule por si alguien no tiene 6€.
    En el negocio editorial no hay ninguna promoción que tenga garantías de éxito… pero si hay una verdad inamovible: vende mas quien mas se lee. Si una persona se pasa 10 horas pegado a un texto que yo he escrito seguro que luego habla de mí, y si se habla mucho de mi libro seguro que se vende. Es decir cómprame el libro y si no lo compras al menos leelo y habla de él, otros lo comprarán.
    Algunos especulan con el fin de los escritores pero yo veo que hoy en día hay más escritores que nunca, solo hay que sumar los de siempre a los bloogers; veo un futuro donde una persona pueda vivir de lo que escribe vendiendo tan solo 3000 ejemplares al año, cosa que hoy es imposible. Veo un mundo donde el escritor tendrá mucho más poder sobre su obra y un libro será más un producto de autor.
    Y no creo que desaparezca para nada la obra impresa, somos fetichistas y siempre lo seremos, leer gratis siempre ha sido posible, en mi pueblo hay biblioteca pero ninguna librería.
    Es fácil escuchar la voz de algunos escritores encumbrados defendiendo el copyright y me hacen pensar en el síndrome de Estocolmo. Aunque si lo piensas bien, si mañana viene planeta y me ofrece 600000€ por una novela mía… yo me vendo, (señores de planeta, esto es una oferta) el hecho es que nadie muerde la mano que le alimenta, aunque esta mano esté vieja y tenga los días contados.
    No hay que confundir el capitalismo con el feudalismo. Aquí no impera la ley del mercado sino que unos cuantos señores feudales se aprovechan del poder adquirido durante una época en la que eran necesarios para boicotear nuevos modelos de negocio con los que los suyos obsoletos no pueden competir. Y si a la industria de la música le cuesta cambiar cuando es una industria de 70 años imaginar la del libro que son 500.
    Lo peor del caso es que como el perro del hortelano ni comen ni dejan comer.

    Si a alguien le interesa escuchar mi novela, mientras no acabe la web y esté todo perfecto, que aun le quedan unos meses, está colgada gratuitamente aquí, http://poderato.com/vicensjordana/motor-origen-por-vicens-jordana ,eso sí, agradecería comentarios aun que fuera para decirme: esto es una mierda.
    Vicens Jordana

  • #066
    ebc - 25 Enero 2010 - 20:00

    Hola, parece que he llegado un poco tarde a los comentarios a este artículo. Os escribo desde el centro neurálgico de un grupo editorial multinacional y el pánico a la llegada del libro electrónico lo vivo desde dentro. No puedo estar más de acuerdo con el Enrique Dans teniendo en cuenta que:
    1. Los e-reader de 8 pulgadas (el tamaño preferido por los lectores según estudios nuestros) bajaran a 99 USD en 1 año y mejoraran sus prestaciones rápidamente (y su apariencia, ya que son feos refeos)
    2. Las librerías y los libreros tienen un negro futuro y una buena parte de ellos cerrarán. Los grandes editores que venden a día de hoy el 98% de sus libros a través de ellos se equivocan en basarse en las librerías como canal de distribución del futuro. Os cuento un caso: al inicio de los años 80 la cadena de tiendas de conveniencia VIPS quería vender prensa y basó su apuesta en tener los diarios del día siguiente a la 1 de la noche (seguro que muchos de vosotros cerraba la noche comprándose El País antes de regresar a casa a dormir), El gremio de kiosqueros, pomposamente autodenominado Asociación de Vendedores Profesionales de Prensa se plantó y obligó a distribuidores y editores a cortar el suministro a VIPS. VIPS apostó por el futuro y propuso la solución de que los diarios fueran vendidos al kiosquero más cercano y que VIPS a su vez se los comprara a ese kiosquero agraciado por la suerte, compartiendo márgenes. Así se hizo y hubo quiosqueros que de la noche a la mañana ganaron millones de pesetas mensuales. Poco a poco VIPS se fue asentando y cuando tuvo fuerza suficiente les dijo a los editores y distribuidores: “o me servís directamente o dejo de vender prensa”. Obviamente ganó, abrió el camino para que ahora un diario se pueda comprar en mil sitios que no son kioscos y se cepilló al kiosquero más cercano, que tras unos añitos de gloria, tuvo que cerrar el kiosco. De estas cosas hay que aprender. Señores editores: no es incompatible el cuidado del canal librerías con la apuesta de futuro de venta de contenido digital, el problema es el miedo y la falta de ideas para afrontar el cambio.
    3. La gran plataforma de venta de libros digitales formaba por los 4 grandes del sector quiere que el PVP de un libro digital sea en torno al 70% del PVP de librerías. Craso error, gran error. El publico lo percibirá como un robo y descargará los libros de forma ilegal. Hay que hacerlo barato, muy barato. Por otro lado tenemos a los agentes literarios que viven de trocear derechos (le venden el mismo texto a un editor español, a otro argentino, a otro uruguayo, etc.. y así obtienen muchos mejores beneficios) y ahora topan con Internet sin fronteras, lo que significa que solo podrán venderle los derechos a un distribuidor por lengua. Problemón para los autores, que verán bajar sus ingresos de forma considerable y no tienen la opción de dar conciertos a 60 € la entrada. Redundará esta disminución de ingresos en una bajada de la calidad de lo publicado: SI, sin duda. Sin pasta ni habrá tiempo, ni dedicación ni profesionalidad.
    4. Cierto es que habrá millones de libros autopublicados y pocos de estos autores conseguirán asomar la cabecita por la superficie. La autopublicación será semejante a lo músicos actuales que cuelgan su video en Youtube a la espera de que el cazatalentos se fije en ellos y les fiche. Hay millones buscando discográfica y decenas encontrándola. Pero es el mismo proceso que hoy le ocurre a un novato buscando editor, con una gran diferencia: ahora una editorial decide si mereces apoyo o no, en esta nueva era lo decidirán los lectores directamente. ¿es esto bueno? Remember Belen Esteban, la princesa del pueblo.
    5. Las librerías no serán cafés, o si. Lo claro es que serán cualquier cosa menos librerías. Se unirán al gremio de las tiendas de discos, de los videoclubes, de las agencias de viajes, de las oficinas de correos, de los estancos que venden sellos y pólizas, etc..

    Cerrando: el modelo cambia sin remedio y nadie sabe cómo hacer dinero del nuevo mercado. Si alguien lo sabe, que me llame, soy todo esperanza.
    ebc196@hotmail.com

  • #067
    Pedro Marco - 28 Enero 2010 - 12:01

    Un par de dudas en cuanto a uso:
    1.- ¿Que tal estos e-book para ficheros PDF y HTML?
    2.- Uno de mis usos principales sería para leer documentación técnica informática. Suelo leer capitulos sueltos de un texto, o trozos de uno o varios capítulos dentro del mismo documento. Me interesa saber si a partir del índice de contenidos del texto puedo ir a un capítulo concreto.
    3.- Además, en la documentación es habitual que haya enlaces a otro capítulo dentro del mismo documento. ¿estos e-book permiten utilizar dichos enlaces?
    4.- En resumen, tengo la sensación que el e-book es básicamente para lectura secuencial de un texto, o sea, lo que solemos hacer con una novela, pero no tanto para documentos técnicos en los cuales vas saltando de una parte a otra del documento.
    5.- ¿Es factible marcar un texto dentro del documento para su lectura posterior en profundidad? ¿Es factible imprimir el texto marcado, o un capítulo concreto?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados