Los políticos y la autenticidad

rosaubicuaInteresantísimo debate el que se ha organizado en la red a cuenta de la supuesta ubicuidad de Rosa Díez, una persona capaz de estar a la vez en un programa en riguroso directo en televisión al mismo tiempo que actualiza (telepáticamente, suponemos, porque no se le vio manejar artefacto alguno) su cuenta de Twitter.

Lo sucedido con Rosa Díez era, evidentemente, algo que tenía que pasar. A medida que los políticos empiezan a utilizar herramientas en una web en la que todo queda recogido y deja pistas de alguna manera en algún sitio, estaba claro que viviríamos situaciones de incoherencia como ésta. Si no hay más, es simplemente porque nadie las ha investigado lo suficiente.

Pero más allá de la casuística o de la atribución a una persona que, además, utiliza su Twitter con un tono completamente personal y directo (por lo cual “ofende” más la constatación de que no es ella quien realmente lo escribe), cabe plantearse una duda más de fondo: ¿en qué consiste la “autenticidad”? ¿Debemos considerar aceptable que un Twitter de Rosa Díez, con su nombre, etc. sea actualizado por un tercero? ¿O que el blog de Pepiño Blanco en el que supuestamente difunde su dosctrina y pensamiento político no sea escrito por él mismo? Todos sabemos perfectamente que Obama no actualiza su Twitter ni su Facebook él mismo, y no pasa nada porque, fundamentalmente, tampoco afirma estar haciéndolo él. Las actualizaciones del Twitter de Obama son un relato de sus actividades narrado por una persona o personas de su equipo, no pretende dar a entender que es él personalmente quien teclea. El blog de la Casa Blanca es eso, el blog de la Casa Blanca, un blog institucional, no personal. Algo completamente distinto a actualizaciones con un tono completamente personal como ésta:

twittrosadiez

¿Hay que redefinir esto de la “autenticidad” en algún sentido cuando se aplica a la política frente a cuando se nos aplica al resto de los mortales? Yo, que soy una persona común y corriente, he escrito personalmente todas y cada una de las tres mil novecientas setenta y cinco entradas de este blog menos una, y si yo no escribiese mi blog, pero lo firmase como tal y alguien lo descubriese, perdería en ese instante toda mi credibilidad. ¿Puede un político hacer eso sin problemas y salir airoso? ¿Varía esto de la “autenticidad” según hablemos de políticos, directores generales o personas normales y corrientes?

El mito a discutir es el de “el político está demasiado ocupado como para dedicarse a esas cosas”, o el de “que gobierne y se deje de bloguear, twittear y esas tonterías”. Lo he comentado muchas veces: no se trata de falta de tiempo, porque tiempo tenemos todos el mismo, veinticuatro horas cada día. Se trata de falta de prioridades. Actualizar un Twitter lleva escasamente medio minuto cada vez que decides hacerlo. Escribir un blog lleva algo más, pero… ¿voy a votar a un político que me dice que entre sus prioridades no está el comunicar directamente con sus electores? En tal caso, que el político me explique “verás, estoy utilizando un asistente, un ‘bot de carne y hueso’ pero que escribe lo que yo le envío”, o que haga abiertamente un blog dedicado a su gestión y escrito por terceras personas, y yo juzgaré si eso me parece adecuado y tengo interés en seguirlo, o no es así. Frente a eso, la posibilidad de que un político, como hacen algunos, escriba directamente en su página – aceptando por supuesto que no tiene porqué hacerlo todos los días y que adaptará la frecuencia a su disponibilidad de tiempo y asignación de prioridades – y sea realmente él o ella ante su electorado. ¿De verdad supone una mala asignación de prioridades que un político dedique tiempo a escribir en una página para que sus ciudadanos lo lean? Lo siento, pero me niego a aceptarlo.

Desde mi punto de vista, mentir en política es y será siempre algo completamente  inaceptable, y las herramientas tecnológicas están, entre otras cosas, para que los electores podamos saber lo que estan haciendo nuestros políticos, no para que nos cuenten batallitas y simulen ser personas encantadoras y cercanas. Lo sucedido con Rosa Díez nos trae un debate necesario: ¿queremos políticos que utilicen las herramientas de la red para comunicarse con su electorado de manera genuina, para acercar su gestión y escuchar la retroalimentación subsiguiente, o estamos dispuestos a aceptar que “como están muy ocupados”, todo sea en realidad una farsa impostada? ¿Debe un político ser alguien que no escribe sus discursos, ni su blog, ni sus actualizaciones en Twitter, ni su programa, ni nada, alguien que está “demasiado ocupado como para hablar directamente con sus ciudadanos”? ¿Entonces para qué lo quiero? ¿Es una figura publicitaria, un simple icono representativo? ¿Nos parece bien que la política se convierta en un mero teatro, o en la era de las herramientas de publicación personales y sencillas, le demandamos algo más?

ACTUALIZACIÓN: desaparece la cuenta de Twitter de Rosa Díez. A falta por el momento de más explicaciones, esto parece la “crónica de cómo estropear lo que podía haberse arreglado con una simple aclaración”. A lo mejor es que efectivamente, esto de Twitter y la conversación son ejercicios de transparencia excesivamente avanzados para la política española…

49 comentarios

  • #001
    alberto sanz - 4 marzo 2009 - 08:44

    Recientemente comenté en un post tuyo que no entendía Twitter, sigo sin usarlo, pero al menos ya le he encontrado una primera y gran utilidad: limpiar el panorama de mentirosos. ( y que yo no lo use no quiere decir más que yo no lo uso )

    Una de las cosas que no entiende la mayoría de la gente es que Internet, la llamada 2.0 no es sólo una plataforma repleta de herramientas con un gran potencial, sino un espacio donde todo encuentra su sitio natural. Se basa en la transparencia y en la honestidad, si no juegas con esas reglas, si te quieres pasar de listo te pasará factura.

    La 2.0 requiere de una evolución en los políticos y en las marcas, quienes mayor interés tienen en conquistarla. Lo primero que hay que tener claro, antes de abrir blog, espacio en facebook, twitter, …, es intentar sobrevivir una semana sin mentir, si lo consiguen tienen una oportunidad.

    Sino que ni lo intenten, porque sus propias mentiras se los comerán por los pies.

    No pretendo ponerlo al mismo nivel, pero nos hablan desde el gobierno que la red es un espacio repleto de pederastas encubiertos y ellos se comportan igual: como mentirosos que se esconden, que engañan, que emplean artimañas, … No respetan nada y sólo buscan la utilidad inmediata del canal, allá ellos, no saben que en este canal son unos advenedizos. Que sigan jugando y al menos quedará cada uno de ellos retratado en su sitio.

    Querida Rosa, lamentablemente has perdido toda admiración que pudiese sentir por ti, te considero una mentirosa y una tramposa, no me inspiras confianza ( ¿ te puedo pedir que dimitas? ) abrazo y buenos días

  • #002
    CRUDArealidad - 4 marzo 2009 - 09:15

    puestos a ser rigurosos, en ese programa hay intermedios de publicidad y hoy en día con una pda con wifi te puedes conectar…….

  • #003
    Gemma - 4 marzo 2009 - 09:23

    Sin duda, falta todavía mucha pedagogía sobre el uso de la web 2.0. La clave es estar o no estar; pero si estás, mejor ser consecuente, sincero y ético. Es triste que muchos de nuestros políticos se hayan subido al carro pero no sepan como manejarlo. Lo que está claro es que yo quiero políticos que me hablen directamente. De la misma forma que pido saber qué contiene un yogur pasteurizado, y la empresa está obligada a explicarmelo; por qué no los políticos me pueden explicar el porqué de sus decisiones? Sin duda, me quedo con los políticos genuinos y que “pierden” unos minutos para contarme lo que estan haciendo y, unos más para escucharme. Al fin y al cabo, es su trabajo. Es lamentable este episodio de Rosa Díez.

  • #004
    JaCordero - 4 marzo 2009 - 09:23

    Nadie obliga a los políticos a tener un twitter. y si deciden hacerlo, debería ser porque les gusta, no porque lo tiene el vecino. Y si deciden que alguien lo haga por ellos, que lo digan, que yo no les seguiré.

  • #005
    Ramón - 4 marzo 2009 - 09:53

    Sin defender a ningún político y por extender un poco la reflexión: ¿y si les comparamos a los arquitectos?

    Frank Gehry, Ricardo Bofill, Zaha Hadid y tantos otros tienen estudios enormes, con cientos de arquitectos haciendo los proyectos que firman ellos (y por los que además se llevan los premios) sin haber realmente realizado el trabajo.

    Estamos rodeados de profesionales en diferentes materias que firman sin hacer el trabajo directo, tan solo por mantener una cierta dirección intelectual, un estilo.

    Me da la impresión que las principales figuras mediáticas de muchas profesiones se han convertido en marcas.

  • #006
    Toni Martín-Avila - 4 marzo 2009 - 09:55

    Hola Enrique,

    Lo que cuentas sobre la obicuidad ocurre con todos los políticos. Otra cosa es que “te pillen”. No veo nada mal que utilice un tercero para gestionar su perfil en la red. Otros tienen 77 asesores en su casa gestionando por ejemplo una intranet privada entre los altos cargos del PSOE para a través de un sharepoint saber que decir, qué y cuando. Asi que con esta anécdota hemos aprendido un poco más como los politicos usan de manera muy inteligente muchos de los recursos de la Red

    Por otra parte me llama la atención que emplees la frase que “Rosa Díez utiliza su Twitter con un tono completamente personal y directo”.

    Por favor!!!… En tu blog respira completamente tu tono directo y personal, es asi como ha progresado la blogosfera. No? . El tema es que esta señora tiene identidad politica y una profesión que si puede y debe manifestarse asi, es decir se lo puede y lo de debe permitir, pero en otras personas leer en su blog por ejemplo un link como “bajarse mi foto en tamaño grande” me parece de lo más hedonista del mundo. Pero es asi como es tambien la blogosfera, hedo-web 2.0

  • #007
    JJ - 4 marzo 2009 - 09:55

    Abre tu mente Enrique que estás hablando de políticos, se te ha olvidado plantear la posibilidad de que Rosa Díez esté creando una organización con estructura de ‘mente colmena’ … a ver si eres capaz de explicar eso =)

  • #008
    Alberto Aliaga - 4 marzo 2009 - 10:06

    ¿Qué les hubiera costado llamar al twitter con el nombre del partido? lo de Díez es un afán de protagonismo donde no se le debería necesitar. Se ha convertido en la única imagen de marca de su partido ninguneando a los demás, y eso a la larga irá en contra del partido.

  • #009
    Adrián García - 4 marzo 2009 - 10:07

    Tenía mis dudas sobre la argumentación hasta leer el último párrafo, ahora que lo he leido entero me doy cuenta de que no tengo por menos que dartela razón.

    La web no es en definitiva un escaparate dónde la gente pueda asomarse a leer tu precio y admirar tu valor, con la web 2.0 tenemos un coloquio real en el que hablas con una persona, opinas y aprendes de lo que otros dicen, pero siempre suponiendo que aquello que lees o aquel con quién hablas es realmente la fuente que deseas, no una marioneta adoctrinada para hacerte creer lo que quiera que creas en aras de un beneficio futuro.

    Es una vergüenza y me uno a tu descontento.

  • #010
    JV - 4 marzo 2009 - 10:30

    No deja de ser curioso que hace unas semanas alabases al PP y que ahora dediques tanto espacio a criticar a Rosa Díez, competidora directa. No digo que no tengas razón en el comentario, pero muchos políticos utilizan esta estrategia a los que habría que denunciar también como farsantes. En lo que a mí respeta, el problema con Rosa Díez, no es que mienta en el facebook o en el twitter. Lo que me preocupa es que dedique su tiempo a criticar aquello que ella misma es: una nacionalista fanática.

  • #011
    Marc Cortés - 4 marzo 2009 - 10:45

    El pasado mes de enero realizamos un Cava&Twitts (evento mensual dedicado a hablar de tecnologia y sociedad 2.0) dedicado a Políticos 2.0. Buscabamos entender y discutir precisamente lo que comentas en tu post. Entre los invitados teniamos, por ejemplo, al Presidente del Parlament de Catalunya, Sr. Ernest Benach, twitero y bloguero, y nos comentaba presciamente la dificultad de hacer entender, a unos, que usar Twitter o facebook para relacionarse y contar lo que hace no es perder el tiempo, y hacer entender a otros que era él y no un tercero quien actualizaba estas herramientas.

    Lo que en el fondo flotaba era que estas herramientas se pueden usar de dos formas: de manera personal, como expresión de una forma de entender la vida, de entender la política como forma de mejorar el entorno y el día a día de los ciudadanos; o como una pura plataforma electoral.

    Creo que ejemplos como el del Sr. Benach podrían cubrir el primer ejemplo y, lamentablemente, ejemplos comom el de rosa Diez cubrirían el segundo caso.

    Aunque no deja de sorprenderme que, si fueras tu Enrique el “pillado” dejando que un tercero actualice tu blog o Twitter serías publicamente machacado y ya verás como al ser un político… acabará sin pasar nada. Curioso cuanto menos.

  • #012
    Gorki - 4 marzo 2009 - 10:50

    No conozco nadie importante que se escriba sus discursos, ni el rey, que no lo hace por mandato constitucional, ni los políticos, tanto en el poder como en la oposición, ni directores de empresa.
    Creo que lo importante no es quien escribe los discursos , sino si lo que se dice en ellos es asumido por quien dice firmarlos, o solo es pasto para el público.

    En el primer caso, no me importa, pues entiendo que quien ocupa puestos de responsabilidad, tenga otras prioridades a escribir discursos. En el segundo caso si, pues es un claro intento de engaño a una audiencia y lo que exijo a las personas es que sea coherente.

    Si lo que dice el twiter de Rosa Diez coincide con su forma de pensar, pues bien, si no, pues mal. Igual pido al resto de los políticos,

    Si Zapatero dice en un discurso que en Marzo van a bajar el número de parados, no me importa que el discurso se lo hayan escrito, lo que me importa es que él crea honestamente que eso va a ocurrir y no esté simplemente largando una trola para ganar tiempo. En este último caso me es indiferente si el personalmente escribió el discurso o se lo escribió alguien de su equipo. .

  • #013
    Pablo Herreros - 4 marzo 2009 - 11:06

    No tengo ningún vínculo con Rosa Díez, más allá de simpatizar con su iniciativa política, pero sí me creo en la obligación de decirte, Enrique, que creo que haces una noticia de un detalle sin importancia. La tendría si el desliz que subrayas fuera realmente definitivo de una conducta general (que Rosa Díez no actualice personalmente su Twitter). Y como he tenido la experiencia de escribirme varios mensajes con ella, opino que lo sucedido en el ejemplo (la pillada no admite discusión), es sólo un caso aislado.

    ¿Por qué? Pues porque he visto cómo ese último día ni respondió a quienes le mandamos mensajes, ni se conectó en todo el día, por ejemplo. Igual que los otros 3 candidatos de su partido en el País Vasco: estuvieron muy activos y contestaban cualquier tema que sacaba la gente durante los 15 días de campaña (se dieron los cuatro de alta sobre primeros de febrero, MaleniSV, Gorka_Maneiro, Rosa_Diez y una cuarta que no recuerdo).

    Mberzosa y yo le planteamos a Rosa el tema y creo que a todos nos convenció sinceramente sobre su autoría. De hecho, si siempre lo hubiera mantenido un tercero de su partido, no habría las lagunas gigantes que podéis ver entre cada período de respuesta. Porque ese tercero se habría molestado en ser regular con su actividad twittera.

    Es cierto que el pantallazo del post da la prueba evidente de que esa actualización no la hizo Rosa Díez; pero creo que, en general, sí lo lleva ella personalmente.

    Termino: que nadie se me tire al cuello ni me acuse de defender a Rosa Díez, pues creo que se ha descubierto un hecho cierto. Pero me parece que se exagera la acusación y, dado que he cruzado mensajes con ella y con la gente de su partido, me veía en la obligación de compartir cómo he vivido yo esos mensajes, que creo que eran y son de ellos mismos.

    Ah, por cierto, hablando de políticos en red, el que me consta que está enganchado a Facebook es Esteban González Pons, que se ha vuelto un loco de esa red en la que hace miles de comentarios (es siempre él quien entra, nadie de su equipo lo hace en su nombre.

  • #014
    Marianna - 4 marzo 2009 - 11:09

    Me interesa muchisimo la tematica de este blog, el estilo, y los enlaces. Sobretodo la coherencia de sus planteamientos. Lo recomendare, lo enazare, lo usare (con la correspondiente discrecion y asumiendo las responsabilidades propias del “fair use”) y lo visitare a menudo.

  • #015
    lluiski - 4 marzo 2009 - 11:15

    Hola
    No te falta razón y darse cuenta de eso es desalentador. Sin embargo, es evidente que cuando un político twittea, facebookera!!, creo que algunos de los perfiles son algos falsos algunos!!
    Te paso este link a un post que escribí sobre el tema hace unas semanas:

    http://www.lluiski.com/2009/02/04/yes-we-khan-y-perfiles-falsos/

  • #016
    Lux - 4 marzo 2009 - 11:28

    Enrique: Creo que pecas de inocente. Tampoco es Rajoy quien admite a sus amigos en el Facebook y tampoco es Ferrán Adriá quien cocina todos los platos en el Bulli, ni es Tom Ford quien da las puntadas a todas las creaciones de Gucci.
    Ellos crean los diseños, los platos o un programa….los curritos los ejecutan, bajo su supervisión y tutela.

  • #017
    Miguel Rebollo - 4 marzo 2009 - 11:33

    Lamentablemente, creo que se trata del efecto Obama mal entendido. Él tuvo una presencia en la red a la que muchos atribuyen que finalmente llegara a la Casa Blanca. La posibilidad de éxito con la falsa idea de que “hay que estar” que tienen muchos asesores de campaña provocan efectos como este. Hay mucha gente que aún no se ha enterado de que va esto: esto es conversación, ni más, ni menos.

    Yo estoy viviendo un efecto parecido a pequeña escala: son las elecciones a rector en la Univ Politécnica de Valencia y el uso que los dos candidatos hacen de la red es bastante penoso. Y se supone que la nuestra es una universidad tecnológica y que esto debería estar más o menos asumido… pero nada más lejos de la realidad: los blogs son panfletos, política de comentarios dudosa, uso de twitter como herramienta de campaña… vamos, un buen ejemplo de como NO usar la web 2.0 para hacer política.

    Afortunadamente, hasta las proximas elecciones creo que nos veremos libres de estos elementos. En parte es una lástima, porque es una buena época para aprender, para aprender las reglas de comportamiento y para que de verdad ellos y nosotros le podamos sacar partido.

    Pero es que que los ciudadanos tengamos la oportunidad de participar de verdad en la vida política y no una vez cada 4 años a más de uno le daría mucho miedo.

  • #018
    trikar - 4 marzo 2009 - 12:08

    Mi voto a un político o partido no va a estar condicionado a que su cuenta de Twitter sea de esa persona o de un becario.

  • #019
    Juan Luis Sánchez Ramírez - 4 marzo 2009 - 12:24

    Vaya, Enrique, has conseguido lo que a mi me faltaba para terminar de ilustrar el caso. La captura de pantalla de la entrevista. Con tu permiso, completaré el post original con ella.

    Gracias por la referencia y sobre el debate, creo que ya se ha expresado con todos los matices lo que yo pienso, así que no creo que pueda aportar gran cosa.

  • #020
    Ana - 4 marzo 2009 - 12:38

    Creo que la decepción con el twitter de Rosa Díez ha venido porque era un twitter escrito muy en primera persona.

    Podemos aceptar que un político no tenga tiempo de mantener su twitter o su blog y que lo haga un asesor con quien él se comunique directamente.

    Pero entonces la cuenta no debería ser de Rosa Díez en primera persona, sino estar configurada como un tiwtter o un blog del partido, de la institución, no de la persona.

    Todos sabemos como se comenta que el twitter de Obama no lo escribe él en primera persona, pero se nos deja claro y aceptamos que sea así. Lo que indigna es la mentira y el todo vale.

  • #021
    Francisco - 4 marzo 2009 - 12:58

    ¿El comentario de que el blog de Pepe Blanco no lo actualiza él es casual, un ejemplo cualquiera o tienes constancia de eso?

    No dudo que es muy posible que no lo actualice, pero tampoco tiene tanta actividad como para que no sea viable, además de que el tono de “pepiño” es bastante reconocible.

    En el caso de que afirmes que Pepe Blanco no es el autor del blog estaría bien saber en que te basas, he visto muchas acusaciones de censura en su blog pero nada sobre ese tema.

    Si la referencia es casual, ya es casualidad que sea el de Pepiño el elegido y no hagas referencia a los dos mil perfiles de facebook de gente del PP ni a sus blogs. No tenías porque hacer referencia a nadie más que Rosa Díez.

    Por cierto, el twitter de esta diputada de IU por Madrid (http://twitter.com/reyesmontiel) es un ejemplo de uso por políticos, esta posteando durante la comisión de no-investigación y bastante creible (aunque sature un poco por exceso).

    Si eso mismo lo hace Esperanza Aguirre seguro que le dedicas un post a lo bien que usa la tecnología… y no tiene nada de malo tener militancia, que conste.

  • #022
    JLP - 4 marzo 2009 - 13:01

    Enrique, tu eres un profesional del blog y evangelizador de las TICs y, por tanto, tu megaproducción de entradas en el blog es un constituyente de tu actividad y obedece a unos fines concretos, nada comparable con los objetivos de los políticos. Pero me sorprende que seas tan “naif” para pensar que los políticos de este país abracen los conceptos Web.20 para comunicarse y establecer un verdadero diálogo con sus electores. Los partidos políticos en este país mantienen una disciplina bolchevique (el que se mueva o manifieste una opinión personal no sale en la foto) y, salvo algún “rara avis”, los pocos que han incorporado estas herramientas y servicios es porque les ha sonado la flauta de algunos fenómenos (campaña de Obama, impacto de las redes sociales, conferencia de algún evangelizador, etc..) y han considerado oportuno incorporarlo como un “instrumento” más en sus campañas, pero sin haber entendido nada. Puro oportunismo.

  • #023
    slash - 4 marzo 2009 - 13:10

    Pues cuando he visto tu entrada…me he asustado, la verdad.
    Creía que te ibas a posicionar políticamente.
    Veo que afortunadamente no ha sido así, y le has dado el enfoque que se le debe dar a estos asuntos…

    Así que simplemente, pues enhorabuena por el análisis y las preguntas que suscita, que me parecen muy interesantes.

  • #024
    Bartolín - 4 marzo 2009 - 13:44

    No tengo por Rosa especial simpatía (digamos que estoy ideológicamente alejada de ella).

    Pero… ¿y si Rosa utilizó una herramienta para que se publicaran automáticamente esos mensajes a una hora determinada salvo que anulara antes la orden de dicha publicación? ¿Y si dió orden telefónica momentos antes de la entrevista de poner ese texto?

    Estamos obviando que el flujo de la información en la red no tiene porqué se sincrona.

    No hace tanto que un video de la Ministra de Cultura fue publicado con sus declaraciones antes incluso que se hiciera pública la información a la que se refería (sentencia relativa a la asignatura de Educación para la Ciudadanía).

    Por otra parte, ninguno de los documentos oficiales que he recibido (ej: Defensor del Pueblo) han sido escritos (algunos ni siquiera rubricados) por la persona correspondiente.

    Creo que le atribuimos al twitter de Rosa Díez algo que no es, y de ahí que luego nos autodecepcionemos. Twitter viene a ser un canal de comunicación personal, pero personal entendido como que la información que contiene es de interés personal y no en el sentido que quién la publica es el propietario y generador de dicha información.

  • #025
    DNS - 4 marzo 2009 - 13:47

    Por una parte, siguiendo el hilo de la conversación, y en referencia a por qué los políticos se incorporan a la web 2.0, yo añadiría las influencias meramente personales. A veces nos los imaginamos con una hilera de ejecutivos atendiéndoles y trabajando para ellos, pero el día a día es más mundano. Al final en ocasiones comes con un político o compartes una caña y posteriormente ves reflejadas ideas, opiniones, etc.
    Creo que lo mejor sería preguntáreselo a ellos, nos sorprenderíamos de la cantidad de hijos jóvenes que tienen la “culpa” de que sus padres estén en este entorno.

  • #026
    Enrique Dans - 4 marzo 2009 - 13:53

    #10: JV, nada que ver, de verdad. Ni pertenezco al Partido Popular, ni mucho menos hago campaña a su favor, ni tengo absolutamente nada en contra de Rosa Díez – es más, me cae fenomenal y mi opinión no es en absoluto que sea una mentirosa, sino que ha caído en un error de inexperiencia. No lo puedo saber, pero mi impresión intuitiva es como la de Pablo (#13), es que habitualmente sí actualiza su Twitter ella, simplemente no lo hizo esa vez o no lo hace en determinadas ocasiones (pero de nuevo, en ésto solo especulo, porque ni he hablado con UPyD ni tengo el gusto de conocer a Rosa).

    #21: Sobre Pepe Blanco, nada que decir más allá de que lo de que no escribe él su blog me consta (o así era al menos cuando recibí esa información hace cierto tiempo), pero por respeto a mi fuente, a quien pondría en una posición muy delicada, no puedo decir más. Y de nuevo, no pretendo hacer campaña ni a favor ni en contra de ningún partido ni intento influenciar el sentido del voto de nadie, porque no me dedico a eso. Pretendo, como en muchas otras ocasiones, generar un debate positivo al respecto, eso es todo.

  • #027
    -N- - 4 marzo 2009 - 14:42

    Pues no se por qué, pero a mi la hora de la entrada que se comenta no me aparece que sean las 10:11 (y he entrado en twitter un par de veces para asegurarme); sino las 1:11 AM (el dia si que es el mismo)

    En cualquier caso si ahora hay que basar la confianza en las personas en el hecho de que “creamos” que pueden o no hacer algo al tiempo es de risa. No creo que ella dijese que lo hizo “a esa hora” (son conjeturas, aunque basadas en observaciones, si). Pudo haber usado un servicio para poublicarlo a esa hora, del mismo modo que tu, Enrique, no escribes en todos tus servicios a la vez y nadie pone en duda ese hecho: usas un servicio que te actualiza varios medios y nadie se rasga las vestiduras.

    Esto es ser un poco extemista.

  • #028
    Francisco - 4 marzo 2009 - 15:42

    Enrique, si tienes datos que indican que Pepe Blanco no actualiza su blog (que por lo demás es anéctico como lo de Rosa Díez, solo muestra el analfabetismo digital de nuestros políticos, no su capacidad) y quieres decirlo, dilo y explica las fuentes.

    Si no quieres “dejar al descubierto a la fuente” pues no digas nada, porque ahora mismo:

    a) no das mucha credibilidad a la afirmación, “lo se porque me lo han dicho” no es demasiado creíble cuando nadie más lo dice en el mundo mundial de la inmesa web 2.0. Y mira que se dicen chorradas en el mundo.

    b) traicionas a tu propia fuente, porque lo que es decirlo, ya lo has dicho, lo único es que escondes la mano, pero si Pepe Blanco lo hace realmente seguir quien te lo ha podido contar no es demasiado complicado, Galiza e pequena.

    c) te expones a que te critiquen por hablar de algo sin poder demostrarlo, es decir, te juegas tu credibilidad en una chuminada como que Pepe Blanco no escribe sus posts (asunto que siendo político sería habitual), y ademas yo te he visto en meneame llamar “mentiroso cabron” (ver http://meneame.net/story/enrique-dans-admin-blogs-mas-importante-espana-8-nivel-mundial/00011) a alguien por acusarte de esto mismo, de tener negros que escriben por ti.

    Y yo estoy convencido de que escribes todos tus blogs y tus tweets que quede claro, y es muy posible que pepiño no lo haga. Pero si lo consideras tan grave como para recurrir al insulto no deberías acusar a otros sin poder mostrar las pruebas. Porque de las cosas graves se habla con pruebas en la mano.

  • #029
    Sonia - 4 marzo 2009 - 16:35

    Leyendo esta entrada me he puesto a dar vueltas a la cabeza y he pensado que es posible que las cartas que me llegan del Santander no las firme Botín en persona y las felicitaciones del Corte Inglés por mi cumpleaños no me las haya metido Isidoro Alvarez en el buzón…

    En fin, me parece que una por una nimiedad,que ni siquiera sabemos si es como parece, se hagan acusaciones de “mentir en política” es bastante grave.
    Supongo que si yo fuera tan rápida a la hora de hacer conclusiones, relacionaría la campaña de desprestigio encabezada por el PP contra UPyD y Rosa Diez (con aportaciones impresentables como las del señor Olazabal) con la famosa foto del “joven” enseñándole a Rajoy una página de Internet y esta entrada.

  • #031
    mertxe - 4 marzo 2009 - 17:07

    Dejando al margen que lo haya hecho Rosa Díez o Perico de los Palotes (creo que le tema no es la persona, sino el uso de la herramienta) a mi me gusta saber quién es la persona detrás del nombre o nick. Yo escribo en Twitter bajo mi nombre y escribo yo. Como en Facebook o en mi Blog. Si otra persona lo hiciera por mí, aunque fuera siguiendo mis directrices, querría que se identificara como “otra persona” o como “mi marca”. Lo que me parece inaceptable es escribir bajo mi nombre, hacer ver que escribo yo in person y que lo haga otro. Es no entender la netiqueta de la web 2.0. Si escribe otro, pues déjalo claro que es muy simple.

  • #032
    Javier Rodríguez - 4 marzo 2009 - 17:37

    Más allá de ser más o menos creyente en la tecnología, lo realmente importante es que no están siendo sinceros. Es exactamente lo mismo que leer un discurso que ha escrito otra persona, no es auténtico, esa persona no esta tránsmitiendo lo que realmente quiere en ese momento, no es más que una actuación…

  • #033
    JV - 4 marzo 2009 - 17:37

    Hola, Enrique: me gustaría conocer tu opinión sobre este tema: Finlandia autoriza a las empresas a controlar los correos electrónicos de sus empleados. Gracias.

  • #034
    Un atento lector - 4 marzo 2009 - 18:01

    Estimado Enrique:

    Sé que esta polémica no parte de ti. Pero igual me siento obligado a decir lo siguiente ya que la reproduces y comentas.

    Desde hace muchos muchos años los políticos han necesitado de personas en las que apoyarse para el trabajo de comunicación. Supongo que compartirás conmigo el hecho de que apoyarse en estos asesores no hace mejor ni peor su trabajo -hablo de los políticos-. Una de las pocos excepciones que no ha necesitado ayudas externas es Churchill, pero Churchill era Churchill y quizas esta autosuficiencia suya justifica esa trayectoria tan llena altos y bajos que tuvo en su vida. Hasta los grandes han tenido asesores de comunicación que se sentían gratificados al ver el éxito de sus obras. Ni siquiera Kennedy se salva, su famoso libro “Profiles in Courage” fue básicamente escrito por su amigo y asesor Ted Sorenson, quien por supuesto escrbíó muchos de sus más recordados discursos. Para la posteridad esos fueron los discursos de Kennedy y el Pulitzer de Kennedy.

    A mi entender aunque te parezca malo, incluso hasta el contestar un blog en nombre de otros es como si le escribieras un discurso a un tercero. El político da la cara. Claro, bajo su aprobación. Son dinámicas distintas pero la esencia del trabajo es el mismo Enrique. Si bien el espíritu de la web se puede entender como sinónimo de transparencia para algunos entusiastas, no implica que todas las actividades en la red sean 100% trasnparentes. La web no va a cambiar la forma de hacer política, la politica será siempre la misma, simplemente los políticos tendrán que amodarse a los nuevos medios. El que ese acomodo suene revolucionario a veces está más en la línea de El Gatopardo: “algo tiene que cambiar para que todo siga igual” y cumple los objetivos de la política.

    Punto aparte.

    Hay una cosa que me sorprende en tu post. ¿Por que poner en evidencia a la relación que Luis Rull pudiera tener con Rosa Diez?.. No se si eres actualmente cliente de Luis pero en todo caso se que os conoceis, por lo que no te son desconocidos eos nombres de Luis Rull y Paco Barranco cuando reproduces el post del Twitter. Como sabrán algunos, Luis está ingresando en el campo de la comunicación a través de su conocimiento de redes sociales y las asesorías que brinda y que lleva a cabo con terceros.

    ¿Era necesario poner en evidencia a los asesores?¿ fue error suyo?.

    Cordiales saludos.

  • #035
    kiki - 4 marzo 2009 - 20:35

    Menuda gumias. Han pillao al becariooooooooooooooooooooooo

  • #036
    Reven - 4 marzo 2009 - 22:35

    Rosa Díez ha borrado su Twitter. No se si lo habéis mencionado antes.

    Un saludo!

  • #037
    Maribel Navascués - 4 marzo 2009 - 22:35

    Hola Enrique, es verdad que damos por hecho que estos mensajes son personales, aunque todos sabemos que los políticos trabajan con asistentes. A mi me sigue sorprendiendo la capacidad que tienes de alimentar este blog. Creo que si decidimos estar en el 2.0, hay que gestionar dónde queremos estar y con quién, y asumir el trabajo y el tiempo que conlleva, esto no se puede delegar…Gracias por el entusiasmo que siempre transmites.

  • #038
    Jorge - 4 marzo 2009 - 23:58

    ¡Ha borrado su Twitter! Patético =S

  • #039
    Trikar - 5 marzo 2009 - 01:23

    ¿Pero está demostrado que ella tenia conocimiento de ese Twitter? Esto lo ha hecho algún listo de su partido y ha metido la pata hasta el fondo. En todo caso, estaría bién que la propia Rosa Diez, salga a la palestra y explique este Twittincidente.

  • #040
    Pablo Herreros - 5 marzo 2009 - 10:00

    Dado que en el #13 he defendido la autenticidad de las conversaciones que creo mantuvimos varios twitteros con Rosa Díez, me siento más autorizado aún para deciros que me parece bochornoso el comportamiento de Rosa Díez al borrar su cuenta de Twitter.

    Me reafirmo en que, por lo que vimos mientras la cuenta vivió, era ella quien contestaba a todo lo importante (puede que algún aviso de actos o envío de artículo sobre UPyD lo hicieran terceros, pero lo esencial creo que lo hacía ella).

    Coincido en que con una explicación hubiera bastado, porque el desaparecer la convierte automáticamente en culpable y en justo blanco de todas las críticas por uso táctico y no estratégico de la herramienta.

    Creo que borrando la cuenta, Rosa Díez hace una pésima gestión de su comunicación y de su imagen. Ella igual creerá que, al borrarse, ha dejado de estar al alcance de cuatro freakies que pululan por la Red, pero en realidad ha calibrado mal: la mayoría de la gente que la seguíamos en Twitter somos periodistas, políticos, o ciudadanos con un alto nivel de influencia y participación en la actualidad informativa y política.

    En mi caso concreto, su reacción de esconder la cabeza sólo me aporta desconfianza hacia su persona y hacia el resto de su actividad pública, cosa que lamento porque tenía un buen concepto de ella que, en ausencia de sus explicaciones, veo empañado.

  • #041
    Luis Rull - 5 marzo 2009 - 14:59

    #34 La respuesta de @rosa_diez a @pacobarranco y a mí fue porque la noche del recuento ambos twiteamos que la echábamos de menos en twitter.

    Esto fue lo que escribí:

    @rosa_diez no da señales de vida en twitter. Estoy un poco decepcionado por ello
    11:36 PM Mar 1st from TwitterBerry

    Ni Enrique Dans ni Rosa Díez son clientes míos.

    Enrique es cliente de la empresa en la que yo estaba antes, Blogestudio, que mantiene este blog. Ya antes de ser cliente (y después), manteníamos (y mantenemos) una buena amistad.

    A Rosa Díez no la conozco personalmente y con gente de UPyD no tengo ni he tenido relación profesional ni de asesoramiento de ningún tipo.

    En mecus no trabajamos con partidos políticos ni con profesionales de la política. No se ha terciado. No lo descarto pero, como no lo buscamos, dudo que ocurra.

  • #042
    Luis Rull - 5 marzo 2009 - 15:07

    ¡Ah!, se me olvidaba: Ser asesor de Rosa Díez tampoco tendría nada de malo… lo que ocurre que no es nuestro campo.

  • #043
    Manuel Velázquez - 5 marzo 2009 - 16:10

    Estoy totalmente indignado con este asunto. Perdónenme la expresión pero… ¡Qué Cagada más grande! Si el error inicial pudo ser simplemente eso, un error (todos nos equivocamos) podría haber corregido con una sincera comunicación.
    Pero esto de cerrar la cuenta sin una explicación, sin decir nada a nadie, por la puerta trasera… en fin, qué políticos tenemos… o mejor dicho, somos una sociedad enferma ya que nuestros políticos son el reflejo de la misma.

  • #044
    Luis Charlo - 5 marzo 2009 - 22:00

    Enrique, muy bien!!

    Gracias por el blog. Espectacular.

  • #045
    Josè Vicente - 5 marzo 2009 - 22:44

    Estimado Enrique, no es la 1ª vez que ocurre como con Rosa Dìez, esto de no estar presente y darle al “twuiteo”. Tambien hay otros que no estan presentes y que hacen polìtica pero con la economia, con el mercado, con la bolsa, con la información “confidencial”. Son los “listos” de la intermediación financiera. Situan a terceros como ellos en posiciones “bajistas” sobre determinados valores, y via Twitter, corren la voz y el rumor que se las pelan para luego no estar. Al tiempo que, seguro que algún que otro banco va estár tras la pista de estos “tocapelotas”. Con permiso del mercado que ya sabeis como se las gasta.

  • #046
    paco - 6 marzo 2009 - 19:51

    Nada que objetar sobre lo de Rosa Díez: lo ha hecho y la han pillado. Lo que llama la atención es el silencio sobre la actitud más que dicutible de otros políticos en la 2.0. Me harto de comentar entradas -sean propias o del “negro” de turno- de José Blanco (lo de Pepiño debe ser para los amigos, y yo no lo soy), Anasagasti y otros, sin que nunca aparezcan. Eso es transparencia, interactividad wébica!
    Siempre nos cebamos con los mismos.

  • #047
    Carlos Suárez Pazos - 8 marzo 2009 - 21:39

    Yo la clave la veo justo al final del post, cuando se pregunta:
    ¿Es una figura publicitaria, un simple icono representativo?

    Pues si, exactamente eso y nada más que eso son la mayoría de los políticos. Como cuando algún deportista anuncia Natillas Danone. No tienen nada que ver con ellas, pero ahí están, a ver si así venden algunas más.

  • #048
    mike - 13 julio 2009 - 17:23

    No seamos ingenuos, los politicos no tienen necesidad de dirigirse a sus electores entre otras cosas porque no responden directamente ante ellos, solo lo hacen ante los jefes de su partido.

  • #049
    andres dacal - 8 septiembre 2009 - 14:16

    La Rosa Diez no ira a ninguna parte, de donde ha salido esta mujer, quien es, a donde se se quiere ir, de donde proviene y que quiere?. EN ESPAÑA SOBRAN POLITICOS, SOBRAN AUTONOMIAS, SOBRAN CONSEJEROS, MINISTROS PARA QUE MÁS, pues aun así sale Rosa Diez y quiere hacer otro partido, a quien se parecerá, tira para la Izquierda, para la derecha, para el cento o para donde tira, pues que se TIRE AL RIO al poder ser al Nervión

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados