La Casa Blanca y el vídeo

videowhitehouseMuchas especulaciones ha disparado el que el último discurso semanal de Barack Obama no apareciese como ha hecho hasta el momento en su canal de YouTube, sino en una solución propia en Flash en la web de la Casa Blanca y con copia adicional en Vimeo: que si Obama había roto con YouTube, que si el tema se debía a las protestas de activistas que reclamaban la protección de la privacidad (una visita a YouTube conlleva, como bien es sabido, la colocación de una cookie de larga duración en el ordenador del usuario, se reproduzca el vídeo o no). Algunos llegaban a pintarlo como que las fantásticas relaciones entre el Presidente y Google se habían enturbiado de alguna manera, como una ruptura: el Presidente no solo visitó específicamente el Googleplex durante la campaña y respondió a preguntas desde allí sobre temas críticos como la neutralidad de la red, sino que ha venido utilizando su canal para probar todas las novedades de YouTube, tales como alta definición, subtítulos o descarga.

En realidad, según el desmentido de la Casa Blanca, las cosas no son en absoluto así: los discursos semanales del Presidente aparecen en su canal de YouTube, sí, pero también han aparecido con regularidad en Vimeo, y resulta perfectamente razonable que así sea. Los contenidos generados por la Casa Blanca son de dominio público por definición, pueden por tanto ser recogidos por cualquier sitio, y no existe ninguna razón lógica para cerrarlos a un proveedor determinado. Lo que en campaña era lógico hacer en YouTube debido a su indudablemente mayor audiencia, desde el Gobierno parece lógico ponerlos en un sitio centralizado, desde donde pueda ser incorporado a cualquier proveedor de vídeo. Es simplemente un contenido más, que puede tratarse como se tratan otros contenidos, y que además tiene la función de recoger retroalimentación, que se expresa en sitios como YouTube o Vimeo a través de los comentarios.

En cualquier caso, me llama cada día más la atención esta tendencia de los poderes políticos hacia el desarrollo de sus propios canales de comunicación: entre WhiteHouse.gov, su blog y sus vídeos, la Casa Blanca, en realidad, tiene una dependencia de eso que una vez se denominó “Cuarto Poder” cada día más escasa: cualquier mensaje puede ser enviado de manera directa, cualquier interpretación o critica puede ser rebatida de viva voz y de manera inmediata. En este caso, estamos viviendo la primera ocasión en la que una administración disfruta conscientemente de esta situación, y creo que es algo que tendrá muchas interesantes consecuencias. En otros países, en los que, por ejemplo, determinadas partes del espectro político tienen más complicada su llegada al público por la connivencia de la prensa con el gobierno – típicamente, a cambio de publicidad institucional – este tipo de canales tendrán un valor muy elevado, porque permitiran a los partidos manejar su propia información y darle salida. En un futuro, en lugar de esos mítines en los que en realidad lo único importante son los veinte segundos de grabación para el telediario, podremos ver canales propios en los que el partido correspondiente decide qué partes son ofrecidas a través de su canal, o lo ofrece en su integridad para quien lo quiera unido a otros muchos tipos de mensajes, actualizaciones, aclaraciones, vínculos al programa, etc. Es la multimediatización de la política: si cada persona puede ser su propio canal de televisión, radio o periódico, los políticos no podían ser menos. Veremos como llevan esta stuación los medios tradicionales.

19 comentarios

  • #001
    Gorki - 3 marzo 2009 - 10:06

    No se por qué os parece una novedad digna de elogio que un dirigente se dedique a dar la matraca al electorado todas las semanas por diferentes medios de comunicacion, es algo que hace Chavéz desde hace años y se le considera un demagiogo..
    .

  • #002
    Albert Medrán - 3 marzo 2009 - 10:49

    Tienes toda la razón Enrique. Las oportunidades nuevas que se abren en la concepción de la estrategia de comunicación y el mensaje por parte de los partidos y las instituciones es enorme. Lo raro es la poca fe que se tiene en el medio en ciertos sectores; supongo que porque la relación con el cuarto poder se alarga en la noche de los tiempos y la resistencia al cambio es, también, enorme.

  • #003
    Albert - 3 marzo 2009 - 12:13

    @Gorki… no descartes que a Chávez se le considere un demagogo por otros motivos bastante distintos al que indicas… Para un ejemplo de demagogia en toda regla puedes leer el comentario #1… ;-)

  • #004
    Mortimer - 3 marzo 2009 - 12:37

    La transformación y la debilitación del poder de los medios es evidente. Y la clave para su supervivencia será el asumir honradamente esa transformación para aprovecharla en su beneficio. Los medios siguen teniendo un valor evidente como eco, como altavoz y como análisis de la información. Además, sus recursos y su capacidad de transmisión están muy muy por encima de los canales propios de las empresas y partidos políticos… al menos en teoría.

    Eso sí, el papel pierde otra batalla más. Leer mañana en la prensa lo que ha dicho Obama hoy en su videoblog es simplemente obsoleto.

  • #005
    Gorki - 3 marzo 2009 - 13:53

    ·#albert
    Mira este video y luego discutimos si Chaves es o no un demagogo

    http://www.youtube.com/watch?v=9ysfIiz7D1U&feature=related

  • #006
    Pancho - 3 marzo 2009 - 13:53

    The Washington Post publicó ayer un reportaje sobre las dificultades de Obama y su equipo para llevar a la práctica sus compromisos de transparencia y participación a través de la Red. Lo bueno es que no queda ninguna duda de que quieren solucionar los problemas. El link a la info es http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2009/03/01/AR2009030101745.html?sub=AR

  • #007
    Manuel Benet - 3 marzo 2009 - 13:56

    El tema de YouTube ha generado como comentas no pocas críticas por el tema de las cookies persistentes, sobre todo porque en un inicio (cosa que arreglaron con una solucion similar a la de EFF.org) la simple visita a una página gubernamental con un video de YouTube era bastante para generar una cookie. Hay que tener en cuenta también que existen políticas muy claras respecto al uso de cookies persistentes en sites gubernamentales (véase el Anexo D del memorando M-03-22, OMB Guidance for Implementing the Privacy Provisions of the E-Government Act of 2002, que modifica al anterior M-00-13, Privacy Policies and Data Collection on Federal Web Sites), que el uso de YouTube violaba (y probablemente Vimeo, aunque en ese caso se avisa claramente de que se está abandonando la web).

    En nuestra línea “paranoica”, hace unos días comentamos estos aspectos en Security Art Work, con la ayuda del blog de Steve M. Bellovin y el de CNET, Surveill@nce St@te.

  • #008
    Albert - 3 marzo 2009 - 15:18

    @Gorki, no me entendiste bien (tal vez no me expresé bien yo). Mis dudas sobre si Chávez es un demagogo (además de cualquier insulto que se te ocurra y que no pongo para que Enrique no me censure) son cero. En eso estamos de acuerdo (creo). Pero no es un demagogo por “dar la matraca al electorado todas las semanas por diferentes medios de comunicacion”, es un demagogo (y un [insulto censurado]) por lo que dice y por lo que hace constantemente.

  • #009
    Manuel Benet - 3 marzo 2009 - 16:19

    Enrique, no sé si es posible que el enlace anterior se haya colado como spam por un exceso de enlaces, porque creo que era relevante… si es por “autoreferencia”, quítala sin problemas.

  • #010
    Gorki - 3 marzo 2009 - 16:35

    Pienso que lo que debería hacer los políticos, no es tanto hablar al pueblo, como escucharlo.
    Son sus obras las que hablan por él, de poco me hubiera valido que Aznar nos contara todas las semanas que hacían las tropas en Irak, debería haber oído la opinión contraria de la gente a meterse en esa guerra..

  • #011
    JV - 3 marzo 2009 - 17:41

    Pero no sólo lo están haciendo los políticos. Lo están haciendo, y mucho más rápido y profundamente que los políticos, las empresas, por ejemplo. Lo que pasa es que a los políticos los seguimos con fervor mesiánico y a las empresas (salvo en Japón en el pasado) no.

    Otra cosa es que el ciudadano medio siga necesitando un intermediario para no tener que tragarse un discurso de Obama entero del que sólo le interesan cuatro cuestiones. En esto no estoy de acuerdo con Enrique y sí con Noam Chomsky: el intermediario no sólo sigue siendo necesario sino que en medio de la tormenta su papel se crece.

    http://www.elpais.com/articulo/cultura/soy/Don/Quijote/molinos/viento/reales/elpepucul/20090302elpepicul_1/Tes:
    Las fuentes de información todavía están en la prensa tradicional. Internet te da más variedad de opiniones, pero si realmente quieres saber los hechos, qué es lo que está pasando en los sitios, las opciones siguen siendo las mismas. No hay tantas fuentes de información como parece. Yo creo que la prensa tradicional va a sobrevivir. Encontrarán una manera de entender y utilizar la Red en su propio beneficio. Eso sí, la calidad sigue disminuyendo. La información es hoy más homogénea que nunca.

  • #012
    Felipe Alfaro Solana - 3 marzo 2009 - 17:53

    Enrique,

    Cuando dices que YouTube instala una “cookie” de larga duracion, ?a que te refieres con larga duracion? Porque YouTube instala 3 cookies: la primera tiene una duracion de 48 horas; la segunda es una “cookie” de sesion que muere cuando se cierra el navegador; la tercera tiene una duracion de 6 meses (y no mas debido a leyes como SOX).

    Para mi 6 meses no es larga duracion, sobre todo si tenemos en cuenta que muchos sitios instalan “cookies” que no caducan nunca.

  • #013
    Felipe Alfaro Solana - 3 marzo 2009 - 17:55

    Y como contrapartida al gobierno americano que permite la libre difusion y la libre expresion, tenemos paises como el Reino de Espana, donde existen organismos censores propios de una dictadura, como el CAC (Consejo Audiovisual de Cataluna), que se dedica a cerrar emisoras de radio que no le gustan, entre otras cosas.

  • #014
    Manuel Benet - 3 marzo 2009 - 19:59

    Felipe, son 6 meses siempre y cuando no vuelvas a ver durante ese tiempo ningún video de YouTube. Lo que se traduce en que la cookie persistente es prácticamente eterna.

  • #015
    Albert - 3 marzo 2009 - 20:10

    Lindo offtopic…

  • #016
    kiki - 3 marzo 2009 - 22:12

    Como dice Gorki, esto es parecido a Hallo Presidente de Venezuela. Los políticos deberían de hablar menos y trabajar mass.

  • #017
    Pablo Herreros - 4 marzo 2009 - 10:09

    Me hace gracia que produzca extrañeza que una organización tenga su propio canal de reproducción de vídeos. Más que nada, porque alucino con que lo natural parezca tenerlo en youtube. Por supuesto que, como dice Enrique, te da una audiencia ya grande, etc. Pero las contrapartidas son tantas para una empresa o institución, que me parece gracioso que se dé por hecho que “lo natural” es tener tus vídeos en youtube.

    A mí me parece que tener una plataforma de pago debería ser lo natural para nosotros, las personas individuales que queremos compartir nuestros vídeos con los amiguetes. Pero no para una organización.

    En mi empresa, los vídeos los tenemos con una plataforma de un tercero que alquilamos, porque lo contrario sería como si tuviésemos emails acabados en @hotmail.com. ¿Os imagináis qué cutre quedaría si en una tarjeta de visita corporativa alguien tiene hotmail?

    Pondré un ejemplo gráfico: eres una empresa y tienes un coche (vídeos) que guardas en un garaje, del que le das la llave a un tercero que se llama Youtube (o Vimeo). Un día te dice youtube: ayer guardaste unas bolsas sospechosas en tu garaje y decidí quitarlas porque no me gustaban (?). Al día siguiente te dice: he decidido que a todos los que entran a tu garaje, les ofrezco cosas que a mí me parece que les interesan, aunque ello haga que salgan de tu garaje para ir a aparcar en otros. Y por fin, otro día te dice: ayer guardaste un coche feísimo y he decidido que te cierro tu garaje y que además no puedes volver a entrar en él porque como te lo dejo gratis, tengo la potestad de quitártelo cuando me dé la gana.

  • #018
    JV - 4 marzo 2009 - 10:23

    En una democracia representativa, los políticos representan a quienes los votan, no trabajan para ellos. Es una diferencia muy notable, creo. El resto es pura demogogia.

  • #019
    Carlos - 4 marzo 2009 - 10:30

    También podría ser algo mucho más simple: Youtube está fallando catastróficamente en los últimos días y está dando problemas a muchos usuarios con el conteo de reproducciones y el Insight, que para miles de usuarios de todo el mundo lleva paralizado desde el fin de semana pasado.

    Youtube no parece tener el más mínimo interés en solucionarlo, por cierto.

    Si Youtube quiere aportar tanta innovación como dice el post, antes deberían cuidar las funcionalidades básicas. Supongo que la Casa Blanca no puede arriesgarse a ofrecer videos en un sistema tan saturado y que está fallando tanto.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados