Tribuna en Expansión: La web, la fricción, tu negocio y tú

En el Expansión de hoy me publican esta tribuna, escrita originalmente el día en que se celebraron los quince años de la web, y titulada “La web, la fricción, tu negocio y tú” (pdf).  Como la versión original del artículo era un poco más larga, y la tuve que recortar para el papel, pego a continuación la versión previa al paso de la tijera:

La web, la fricción, tu negocio y tú

La web cumple quince años. Quince años desde que Tim Berners Lee y Robert Cailliau liberaron su código gratuitamente, desencadenando uno de los procesos de difusión tecnológica más importantes de nuestro tiempo y creando una de las plataformas de desarrollo con más potencial en la historia. Quince años después, en plena adolescencia, es buen momento para pensar en el futuro de la web. Y en el nuestro.

La web es el mayor reductor de fricción creado por el hombre. Entrar en Google y teclear algo produce, en fracciones de segundo, unos resultados que antes habríamos tardado horas en generar, tras minuciosas tareas de documentación y síntesis. Y la fricción, como dice la Economía clásica, es parte importante de los negocios. Para muchos productos o servicios, es la razón de ser: podríamos construir un automóvil, pero la fricción inherente a ello hace que prefiramos adquirirlo a quien tiene experiencia, domina el proceso y ha tratado en más ocasiones con los problemas que conlleva. Podríamos programar un sistema operativo, pero ante la magnitud de la tarea, preferíamos buscar una empresa con equipos de programadores estructurados que le permitían ser más eficiente haciéndolo.

Antes de la web, estas decisiones eran evidentes: a nadie se le ocurría fabricar un automóvil o crear un sistema operativo, lo que permitía a empresas como Ford o Microsoft vivir de desarrollar esas tareas. Hoy, la situación ha cambiado: si bien fabricar un coche sigue aparejando una fricción que hace que pocos se lo planteen, la producción de un sistema operativo ya ha demostrado ser incluso más eficiente cuando se realiza así. Un sistema operativo creado por cientos de personas es hoy el más estable, el más barato y hasta el más bonito, obligando a Microsoft a repensar su modelo de negocio, a intentar mejorar sus tiempos de producción y su calidad, y a tener que competir contra un “enemigo invisible” con infinitos ojos y manos que incorpora mejoras y corrige errores a mayor velocidad que la propia empresa. Ronald Coase y su “The nature of the firm”, revisitados: si la empresa era una respuesta a la fricción inherente a comunicarse y coordinarse fuera de ella, debemos repensarla. Un proyecto como Linux habría resultado impensable antes de Internet. De hecho, fueron estas evidencias, además de una falta de visión palmaria, las que hicieron a Microsoft ignorar la web durante años y llegar tarde a su desarrollo: la empresa no veía claro que el resultado de tanta libertad y falta de fricción fuese bueno para ella, y prefería apostar por modelos cerrados y propietarios como AOL o MSN, donde para dar un paso había que tener el beneplácito del dueño. Afortunadamente, el éxito de la web eclipsó estos modelos: el progreso que la humanidad en su conjunto ha obtenido de ello resulta hoy completamente evidente.

Pero no son las empresas de software las únicas que deben repensar sus actividades a la luz de la web. Todos debemos hacerlo. Para las instituciones académicas, por ejemplo, la web plantea también retos importantísimos. Los trabajos que antes exigíamos a nuestros alumnos se centraban casi en enseñarles a obtener, compilar y presentar la información, algo que hoy pueden hacer en pocos clics, copiando y pegando. Sus trabajos no son necesariamente malos, aunque algunos ni siquiera hayan llegado a leérselos, pero la culpa no es suya: somos nosotros, por pedirles trabajos así. Las clases que impartimos ya no pueden asumir que sabemos más que nuestros alumnos, porque cualquier alumno con un portátil conectado a la web puede, en un momento, obtener información que nosotros no tenemos, y generar una discusión que no nos hemos preparado. Y la solución no es prohibir a los alumnos el uso del portátil en las aulas con excusas peregrinas como que “se distraen”, sino introducirlos nosotros mismos e intentar hacer de la enseñanza un medio con más potencial, que supere las limitaciones  que tenía por culpa de la fricción.

Como directivos, debemos evaluar nuestro negocio a la luz del inmenso reductor de fricción que supone la red. Y además, “son lentejas: si quieres las comes, si no, las dejas”. Es imposible ignorar la web o vivir al margen de ella, porque tarde o temprano te encontrarás con que tus clientes o competidores se comen el plato que dejaste sobre la mesa. Ante esta quinceañera que se pasea ante nosotros con más vida que nunca, no vale mirar hacia otro lado. Reúne lo mejor y lo peor del género humano, porque es reflejo del mismo, y afecta a todo: cómo planteas tu actividad, comunicas, vendes, investigas… no puedes permitirte el lujo de, como dice uno de los autores del muy recomendable Funky business, “seguir en tu puesto por ser experto en lo que era importante ayer”. Desde la web, quince años nos contemplan.

11 comentarios

  • #001
    Aromatico - 13 Junio 2008 - 12:55

    mmmm…. Increíble que la web solo tenga 15 años, cualquiera pensaría que es una especia de abuelo de barba blanca que todo lo sabe. Me parece como si llevara toda la vida aquí. Estaremos “demasiado” atados a la red?

    me interesa mucho, dado mi trabajo en el master de capacitación de emprendedores de la universidad de sevilla, la síntesis de la educación y la web. Opino que la jerarquía ha evolucionado posicionando al profesor a un mero entrenador personal del alumno, a un motivador, a un guía. El constante flujo de información actual hace que la motivación del profesor hacia los alumnos se torne en esencial para el aprendizaje mutuo.

    un saludo a todos y felicidades a los premiados! ;-)

  • #002
    josempelaez - 13 Junio 2008 - 14:43

    Me ha encantado tu referencia a que «si la empresa era una respuesta a la fricción inherente a comunicarse y coordinarse fuera de ella, debemos repensarla». No es frecuente leer o escuchar estos planteamientos.

    Aunque muchos dicen que hoy ya no se compite entre empresas, sino entre “cadenas de suministro” (o “redes de abastecimiento”, como yo prefiero), la realidad observable es que casi siempre se quedan en la frase y no produndizan en sus consecuencias.

    Creo que hay que ir pensando en que las empresas no se dividen en “departamentos funcionales”, o en “unidades de negocio”, sino que forman parte de unas “organizaciones extendidas” donde no todo es negociar quién se va a quedar con la mejor parte del “valor añadido” al satisfacer la variada y variable demanda de los clientes.

  • #003
    Gustavo Mata - 13 Junio 2008 - 15:34

    Magnífico artículo. Enhorabuena.
    Nunca nada antes había generado tanta externalidad positiva como internet. ¡Viva La red! Un par de avances planetarios como éste y arreglamos el mundo de una vez.

    Saludos.

    Gustavo Mata
    http://gustavomata.org/

  • #004
    Juan Navidad - 13 Junio 2008 - 16:17

    Hola Enrique y resto de amigos/as,

    La enseñanza, especialmente la universitaria lleva años reclamando un cambio de formato. Si normalmente se nos enseña a grabar y reproducir información, ahora nosotros mismos/as podemos crearla, generarla y crecer con ella. Cuando comencé a formar a profesorado en esto de internet, al principio se enseñaba a buscar información y a evitar el copiar y pegar con juegos y trucos imaginativos. Hoy los docentes deben saber que lo ideal es que transmitan a su alumnado que internet es mucho más que un interfaz tipo messenger con el que hablar cosas superficiales con nuestros vecinos/as.

    Puede ser mucho más: esa red mágica, una especie de varita mágica a la que podemos pedir qué queremos hacer con nuestra vida. Si hacemos bien nuestros deberes y sabemos planificarnos, internet cumplirá esos sueños y muchos más… Mi vida y la de muchas personas son ejemplo de que eso es posible :P

    Un abrazo,
    Juan Navidad
    www.dinamizaciondeideas.com

  • #005
    Juan Navidad - 13 Junio 2008 - 16:20

    Por cierto,

    Otro de los logros que falta por conseguir es que el concepto de usabilidad salga de la red y se convierta en algo habitual en nuestras relaciones sociales, con empresas, entre empresas y con las instituciones. Es lo que llamo “usabilidad cotidiana”, en síntesis, aplicar el sentido común a nuestro día a día de manera intensiva.

    j.n.

  • #006
    Iván Lasso - 13 Junio 2008 - 16:33

    Sólo un apunte, Enrique. “Revisitado” es un falso amigo que suena fatal. Mejor es el “repensados” (que luego usas en infinitivo) o “revisados”. [grammar nazi off] ;)

  • #007
    Silvia MV - 13 Junio 2008 - 18:00

    Título atrayente.

    ¿Ropa de sport o negocios?

    ;)

  • #008
    Pekata - 13 Junio 2008 - 21:24

    Primero:

    La mayoría de esos “colaboradores” gratuitos a través de Internet para crear un determinado software no lo hacen gratuitamente. Están soportados por grupos de presión. Por ejemplo, los que financian a la Linux Foundation son ¿vaya? = competidores de Microsoft.

    Segundo:

    Ni hinchado a tripis me compraría un Software hecho por alguien que no tiene ni domicilio fijo, ni me da garantías de servicio ni tiene un teléfono al que acudir (y por favor no me salgan con lo del EULA de Microsoft, que si alguien se tomase la molestia de leerlo se daría cuenta que es todo un bulo).

    Tercero:

    Siempre he visto en el trabajo del profesor alguien que retiene información y no la publica ya que si se hiciesen copias de su libro no daría clases y no comería.

    ¿Qué hace realmente un profesor?: Explica las cosas para que la gente comprenda. Pero vaya, si vas a su libro (que insistentemente te ha recomendado que compres), verás que no va al grano y que todo está enrevesado.

    En conclusión, terminas yendo a la Universidad, el Instituto o el Colegio a hacer de “escriba” .

    Que bonito sería Enrique que grabases todas tus clases en video y que colgases todos tus conocimientos en la Wikipedia. Entonces, yo diría… “Este es un tío que predica una cosa y hace esa cosa. Un tío coherente consigo mismo”.

    De lo que se deduce, que todos estas opiniones sólo tienen un objetivo: la autopublicidad que te reportan por tratarse de un tema popular y demandado.

  • #009
    Gorki - 13 Junio 2008 - 23:37

    ¡Vaya pofr Dios!, hoy toca fobias
    Olvidarse que Microsoft tiene cosas en la red como Hotmail; Messenger y Live Spaces y considerar a Linux un contendiente significativo de Windows, ya comienza a ser de visita al sicólogo.

  • #010
    Iván Gutiérrez Mazón - 14 Junio 2008 - 15:37

    Hola Enrique, un saludo desde México, es un gusto escribirte ya que me declaró como muchos “lector fidelizado” de tu blog.

    Me parece muy interesante el tema de la fricción en la educación, ya que muy ciertamente en la actualidad como profesor debes trascender la barrera de “jefe de escribas” a “COORDINADOR DE INVESTIGADORES”.

    Junto con “el abuelo de barba blanca” vinieron varios hijos y nietos (chat, foro, blog, etc..) entre ellos claro el “e-learning” que a mi parecer como profesor es importante antes de hablar de moodle, blackboard o infinidad de herramientas existentes, es vital aplicar de manera robusta un marco teórico “constructivista” en donde generemos consciencia y dejemos al desnudo las “necesidades” y “beneficios” del conocimiento para nuestros alumnos; iniciamos entonces con la premisa esencial de dicho marco: “el receptor del conocimiento debe estar dispuesto a generarlo y a construir aprendizaje”.

    Creo que la web 2.0 es actualmente es un excelente caldo de cultivo para una generación de consciencia y sed de conocimiento, solo nos queda como profesores, ser los capitanes del barco que zarpa al mar de información y regresar a puerto con todas las riquezas que la voluntad y el “esfuerzo” de nuestra tripulación alcancen.

    Un saludo afectuoso desde México.

  • #011
    José Garay (Galileus) - 14 Junio 2008 - 15:43

    Muy buen post!… Aprovecho para dejarte el saludo respectivo…

    Feliz Día Internacional del Blogger!!!

    Saludos desde Lima, Perú!

    International Weblogger’s Day 2008

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados