Apagando la BlackBerry

CrackberryMe encuentro en El Mundo (gracias, Alberto) un artículo, “Apague la BlackBerry (lo dice el jefe)“, que comenta la reciente recomendación del Ministerio de Ciudadanía e Inmigración de Canadá, de apagar la BlackBerry de siete de la tarde a siete de la mañana, durante reuniones, fines de semana y vacaciones. Y me llama la atención, porque recuerdo que esa fue precisamente la base de mi resistencia inicial a utilizar ese dispositivo, seguramente el que más ha hecho por mi conectividad, junto con la “jabonera” de Vodafone, desde que el mundo es mundo y yo un paranoico permanentemente conectado a la red.

Mi discusión con mi amigo Oscar Castellano, de RIM (ahora en Miami) era, precisamente, en esos términos: para mí, la BlackBerry parecía la forma de convertir el e-mail de algo cómodamente asíncrono, a algo incómodamente síncrono. El argumento de Oscar, en cambio, era del tipo “ya eres mayorcito para saber cuando consultarlo y cuando no”.

¿Mi experiencia, basada ya en un buen montón de años de uso de BlackBerry? Que como tantas otras veces, la tecnología va por delante del desarrollo de sus protocolos de uso. En el tiempo que llevo usándola, la proliferación de este dispositivo a mi alrededor en entornos directivos ha sido impresionante , un crecimiento espectacular. Pero pocas de las personas que me he encontrado empuñando una BlackBerry sabían de verdad utilizarla y, en general, la usaban para poco más que hablar por teléfono y leer correos. Y, sobre todo, la usaban mal, como esas personas que necesitan imperiosamente contestar a todas las llamadas estén donde estén y estén haciendo lo que estén haciendo. Para determinados volúmenes de correo habituales en nuestros días, llevar la BlackBerry configurada para que suene o vibre con cada mensaje recibido es tener ganas de convertir el aparato en algún tipo de dispositivo erótico-festivo, función para la que claramente no está diseñado. Una cosa es aprovechar tiempos muertos para revisar el correo, y otra saltar de la silla con cada correo recibido como si fuera el último.

La BlackBerry es un aparato sensacional. Robusto, flexible, con tarifa plana, con un teclado cómodo y con un montón de opciones y posibilidades en función de las aplicaciones que le instales: una verdadera delicia a la que saco muchísimo partido y sin la que hoy en día me siento casi desnudo. Sus limitaciones, que por supuesto las tiene, no eclipsan su funcionalidad. Creo sinceramente que es un aparato que multiplica la productividad en las empresas. Pero usarla con propiedad para evitar que se convierta en intrusiva o adictiva cuesta, y ver cómo se emite nada menos que una recomendación ministerial para que se apaguen las BlackBerries a determinadas horas (función que, además, aparece en los parámetros generales del aparato) no deja de ser un reconocimiento de eso, de que los protocolos asociados a su uso en muchos casos no se desarrollan adecuadamente. Es un aparato para toquetearlo, configurarlo, ajustarlo, explorarlo, instalarle cosas… no para simplemente recibirlo, meterlo en el bolsillo y convertirse en esclavo de sus caprichos. Mucho mas poderoso que ese simple teléfono móvil al que recuerda por su forma. La tecnología existe. Ahora sólo nos queda aprender a utilizarla.

30 comentarios

  • #001
    Enrique Burgos - 6 febrero 2008 - 11:09

    Sin duda es el “gadget”, hace 1 año que padezco el famoso Crackberry….con una Pearl.

    Correo corporativo, Gmail, Twitter, Google Maps, Cargar en fotos en Flickr,….no se como exprimirla mas,…asi es logico que me funda la bateria a diario….

    Solo le falta poder grabar videos y colgarlos en Youtube…y por pedir..Firefox.

    Una maravilla, vamos….

    www.enriqueburgos.com

  • #002
    kiki - 6 febrero 2008 - 11:15

    A mi me parece una chulada, claro que como no soy comercial a mi no me dan la blackberry.
    Eso sí hay gente que tiene la imperiosa necesidad de estar mirando su correo para ver si hay algo interesante, consultando blogs por si se han actualizado, etc. Estoy seguro que es una patología y habría que hacerselo mirar. Yo soy un enfermo pero me parece que Enrique también es de la cofradia del “no puedo estar desconectado” y si le metes en un sitio sin cobertura y sin internet puede empezar a convulsionar en unas horas :)

  • #003
    Mauro - Fotomaf - 6 febrero 2008 - 11:22

    Como todo en esta vida hay que saber hacerle buen uso, sin caer en el abuso ;)

  • #004
    Nacho - 6 febrero 2008 - 11:32

    Hmmm, interesante, acabo de tocar un tema muy relacionado en mi blog sobre esto: vivir de forma reactiva (reaccionando a eventos externos, por ejemplo, la blackberry sonando) o vivir de forma proactiva (tú decides tus reacciones a los eventos externos, por ejemplo, la blackberry sonando :-P). En http://www.blogoscopiosociatico.com/2008/01/se-te-estruja-la-agenda.html

    He oido que incluso hay residencias de desintoxicación de blackberry… Supongo que la clave está en administrarse bien el tiempo y no dejarse llevar por lo que la blackberry pide.

  • #005
    ismael - 6 febrero 2008 - 11:56

    Hola Enrique

    Vaya por delante que no tengo Blackberry.
    Y vaya por delante que comparto 99% tus reflexiones en esta entrada, sin fisuras.

    Peeeeeeeeeeeeeeeero ;)

    Me parecen algo aventuradas afirmaciones del tipo
    – “Pero pocas de las personas […] sabían de verdad utilizarla”
    – “sobre todo, la usaban mal”
    – “configurada para que suene o vibre con cada mensaje recibido es tener ganas de convertir el aparato en algún tipo de dispositivo erótico-festivo, función para la que claramente no está diseñado”
    – etc.

    Aunque seguramente tengas razón, y aunque seguramente comparto esos mismos juicios… se me antoja que son eso, juicios, juicios de valor.

    Es probable que alguna gente necesite leer el correo en cuanto llega.
    Es probable que alguna gente necesite la ubicuidad del correo, pero no necesite navegar o utilizar otros miles de aplicaciones.

    En definitiva, es probable que haya gente que no tenga tus/mis necesidades y que, sencillamente, utilizan de distinta forma las mismas tecnologías – lo que no significa que a la mínima oportunidad no intentemos darles la brasa sobre cómo nosotros creemos que debería ser, en lo que me considero el primer culpable ;)))

    Un saludo :)

  • #006
    Iñaki Silanes - 6 febrero 2008 - 12:47

    Ismael (#5), yo pensaba como tú, que “hay gente para todo”, y que cuando uno no entiende por qué hacen otros lo que hacen, puede ser por ignorancia propia, y que quizá hay otras maneras de hacer las cosas, no necesariamente peores, o incluso mejores que las de uno.

    Con el tiempo me he dado cuenta de que esto es ser demasiado generoso. La gente funciona mal. La gente es ignorante. La gente hace lo que no debe cuando no debe. Normalmente, cuando alguien hace algo que nos parece una barbaridad (p.e. mandar un e-mail en HTML), si nos sentamos a reflexionar… resulta que es una barbaridad. No había “razones ocultas” para hacerlo: es que lo ha hecho mal y punto.

    Supongo que esto va por ciclos. Cuando tenga más años, y más experiencia, quizá vuelva a mi modo de pensar “inocente”, suponiendo que cuando la gente hace algo aparentemente irracional, tendrán alguna razón oculta. Lo dicho: cuando tenga más años.

  • #007
    Gorki - 6 febrero 2008 - 13:27

    Soy antiguo, aún prefiero trabajar por lotes, que trabajar on-line.
    Posiblemente tenga razón eDdans y la BB te permita conectarte y desconectarte a placer. Sin embargo, éso mismo me lo permite hacer mi portátil y no tengo que llevarlo encima constantemente.
    .
    Entiendo que la posible ventaja de la BB sobre un portátil es precisamente llevarla siempre encima y conectada, salvo excepciones, como ir a un concierto, o en funerales. vamos un trato igual que el que se da al móvil. Y si eso tiene ventajas, también tiene claros inconvenientes, como los que resaltan en Canadá. .

  • #008
    navegando - 6 febrero 2008 - 13:38

    “Y, sobre todo, la usaban mal, como esas personas que necesitan imperiosamente contestar a todas las llamadas estén donde estén y estén haciendo lo que estén haciendo”

    Vaya, me suena exactamente a definicion de Twitter

    – “Dando clase a mis alumnos del IE guachipeich”
    – “Cogiendo el avion hacia Bilbao (he comprado unos bombones en el duty free!)”
    – “Blogueando sobre la web 2.0”

    En fin, cosas veredes Sancho

  • #009
    ati - 6 febrero 2008 - 13:39

    Particularmente me quedo con la fascinante imagen ilustrativa del post.

    Al principio la obvié, pero mis ojos perdidos han acabado cayendo sobre ella.

    Tomo nota.

  • #010
    David Serra - 6 febrero 2008 - 14:01

    Totalmente de acuerdo contigo, Enrique. La blackberry ha representado un serio avance en todo aquello que va ligado a mis acciones profesionales cotidianas. De todas formas, hecho de menos cierta pedagogía de uso, algo así como un manual que ejerciera de guía para poder exprimir sus posibilidades reales y objetivas.
    Reconozco que aposté por ella al leer tus notas del blog y me sirvieron de mucho a la hora de plantear ciertos despropositos servidos de la mano de Movistar (el icono del navegador e-motion; …); su funcionalidad con mac, etc.
    En fin, Enrique. Sería estupendo que algún día explicases de forma práctica, cuales son las mejores prácticas con nuestro gadget favorito…

  • #011
    Pasaba por aqui - 6 febrero 2008 - 16:03

    Yo es que veo a Enrique escribiendo estas cosas y luego veo este anuncio y no puedo parar de deshuevarme.

    The best, the boss, the one… XDDDD

    Tío, Enrique, no me lo borres, que es buenísimo!!

  • #012
    El Pepe - 6 febrero 2008 - 16:46

    …La BlackBerry es un aparato sensacional. Robusto, flexible, con tarifa plana, con un teclado cómodo y con un montón de opciones y posibilidades en función de las aplicaciones que le instales: una verdadera delicia a la que saco muchísimo partido y sin la que hoy en día me siento casi desnudo….

    y 1 y 2 y 3 y 4 y ….

    …y van 23 post hablando de la dichosa BlackBerry!!!. Cuanto te pagan por este esfuerzo querido amigo?.

  • #013
    Jordi Pérez - 6 febrero 2008 - 17:06

    Totalmente de acuerdo.
    Recientemente lo comentaba con un compañero. Me preguntó que porqué revisaba la Blackberry, — “si hace media hora que has hecho la pausa para comer, y hasta dentro de 1 hora no vuelves a entrar… eres un adicto!!” Le contesté que, bien usada, tu blackberry no estresa, sino que desestresa.
    No se trata de correr cada X tiempo a ver si has recibido un e-mail… sino de consultar tranquilamente si hay algo urgente, y si no, pues a seguir disfrutando de tu tiempo libre… saber que cuando vuelvas no tendrás ningún pollo en tu mesa… saber que no tienes nada en tu tejado. O por ejemplo, si llegas tarde al despacho, y ves algo urgente en tu buzón, pues lo puedes gestionar sin problemas… sin encontrarte el marrón calentito en tu mesa.
    Si tuviera que dar nombre al servicio que me da mi BB, diría que a mi me ha ofrecido tranquilidad.

  • #014
    Marc - 6 febrero 2008 - 17:10

    Bueno, yo vendi la mia al cabo de tres meses precisamente porque vi que me habia convertido en un autentico adicto :S Todo el dia controlando la lucecita por si acaso pasaba de verde a roja buff
    Un tiempo despues aun se me iba la vista a las blackberry de los comerciales de mi cliente…

    Bueno, aproveche que me iba a vivir a Paris y la mia era de Vodafone, para darla de baja y venderla.

    Saludos.

  • #015
    Inma Castellanos - 6 febrero 2008 - 17:27

    Hola Enrique!!

    coincido con “ati” en que la ilustración del post es muy buena. El post también, claro. Sin embargo a la ilustración le falta la versión femenina de la misma: ¿no imaginas a la chica con las muñecas sobre la nuca del hombre, sujetando su BB…, y mirando por el rabillo del ojo???. Mi BB duerme de 23:30 a 7:00 y, fuera de esas horas, llevarla conmigo a todas partes me da la absoluta tranquilidad de saber que “nada” me va a pillar por sorpresa.
    Mi nivel de estrés ha disminuido considerablemente disponiendo de ella y es que, como bien dice el refran: “mujer prevenida vale por dos”. Tanto es asi que, cada mañana antes de salir de casa, veo en mi BB, gracias a las cámaras de la DGT, como estan las posibles rutas desde mi casa a la oficina y optimizo al maximo el recorrido.

  • #016
    alfredo garcia - 6 febrero 2008 - 17:45

    Ya se que no tiene que ver con ello pero quisiera informar a al señor Dans de los siguiente por si le hiciera falta para su colummna de L.D. Visto en el Blog de David Bravo:

    Declaraciones en los Goya del productor y presidente de Filmax, Julio Fernández

    – ¨Las compañías de telefonía saben si alguien está bajando productos. Es igual que cuando controlan a pederastas y terroristas. Sólo el pasado año hubo 200 millones de bajadas en España. Lo que sucede aquí no pasa en ninguna parte del mundo. Somos el segundo país, después de China, en piratería”.

    El productor y presidente de Filmax, Julio Fernández, cargara contra la piratería tras recoger su quinto Goya ha trascendido que se enfrenta a penas de cárcel que van de los SEIS A OCHO AÑOS DE CÁRCEL por haber cometido supuestamente otra clase de piratería. La Fiscalía de Cataluña lo acusa de delitos de ALZAMIENTO DE BIENES Y APROPIACIÓN INDEBIDA por descapitalizar la compañía Ivex Films. Los acreedores le reclaman nada más y nada menos que 50 MILLONES de euros. Está previsto que el juicio se celebre la próxima semana en la Audiencia de Barcelona”.

  • #017
    Jesus J - 6 febrero 2008 - 17:53

    Por no hablar (y se debería y mucho) de los graves problemas de seguridad corporativa que “el aparatito” está generando.

    Alguien se preguntará ¿cuáles?…imaginad que el Director General, Financiero,……..pierde su BB, “sólo” está perdiendo su agenda completa, su buzón de correo, vamos “la madre del cordero”…….
    Es curioso como estos aspectos son generalmente obviados frente a la “querida” funcionalidad…

    Saludos

  • #018
    Enrique Dans - 6 febrero 2008 - 18:07

    @Jesus J: no tengo yo, como maliciosamente insinúa El Pepe, ningún interés en vender BlackBerries (simplemente tiendo a hablar habitualmente de los aparatos que uso, pero ahí cada cuál que crea lo que quiera), pero precisamente eso que señalas es el punto fuerte de BlackBerry: con una sola ación, puedes “matar” una BlackBerry que se ha extraviado o ha sido robada. BlackBerry está diseñada para dar tranquilidad a los administradores de sistemas, de ahí que sus principales clientes sean agencias estatales norteamericanas que suelen tener cierto cuidado con ese tipo de cosas.

  • #019
    Menestro - 6 febrero 2008 - 18:12

    Lo de la barba verde siempre es una opción…
    Pero la verdad, además de obsoleto, tiene un sonido y una cobertura que da verdadera pena. Y en cuanto al uso, bueno, la adicción al Blackberry es un clásico. Aquella época hace 10 años que mostraba el pager como un símbolo de estatus profesional, al estilo de los médicos de guardia, “la empresa depende de mí, tengo que estar localizable 24 horas” creó el objeto de culto, convirtiéndolo en un éxito entre todos aquellos que deseaban demostrar cierto nivel profesional. Una ridiculez que además de acabar con la poca vida social que tiene una persona con esa autoestima, aparentando una sofistificación laboral inexistente, provocaba un habito de consulta convulsiva al estilo de un ratoncito apretando la palanquita, con el propósito de obtener una cierta perspectiva de importancia.
    A la vez, ¡oh! milagro para los conductistas, se desarrollaban nuevos hábitos sociales evitativos, como interrumpir conversaciones, apartar la mirada para consultar el cacharrito, alejarse de alguien y mantener conversaciones en tono alto y apresurado después de recibir un mensaje (el sonido y la coberturas penosas), aparentar urgencia o acontecimientos inesperados en todo tiempo y lugar… un show.

    Creo que el gran fracaso de la Blackberry fue no conseguir un manos libre eficaz para obtener una completa zombificación del usuario. Así también podría encender un cigarrillo y rascarse mientras recibía los pitiditos de llegada de mensaje.

    Eso sí, tenemos que agradecerles las magnificas parodias que se tienen que apuntar los publicistas para darle cierto atractivo a un aparatito infame que debería figurar en las demandas de divorcio.

    (Hola divorciados geekitekis, yo os saludo)

    Lo gracioso es el titulo; ahora resulta que en vez de revolucionar los procesos de negocio, hay que apagarla para preservar la buena imagen del vendedor más “cool” de la Blackberry en España.

    Triste.

  • #020
    Fernando Font Saravia - 6 febrero 2008 - 18:28

    La tecnología nos ofrece posibilidades, en el caso de la nota, este artefacto simplemente nos brinda un servicio. Más allá de comprar o no, apagar o no… debemos reveer nuestras tendencias obsesivas y de personalidad. El día de mañana habrá cosas nuevas y tenemos que estar preparados para saber medirnos.

  • #021
    Jesus J - 6 febrero 2008 - 18:33

    Hola de nuevo Enrique. Estoy seguro de que no tienes ningún interés en vender BlackBerries ;-), sólo quería poner de manifiesto los problemas de seguridad que generan, y te aseguro que son reales.
    Estoy de acuerdo en que la mayor parte de nosotros no “exprimimos” al máximo nuestros “gadgets”, y el nivel de aprendizaje y uso actualmente creo que cuanto más arriba en la escala directiva, más bajo es (esto seguro que con el tiempo cambiará).
    Efectivamente desactivar la BB lleva una única acción, pero hasta que la persona encargada de llevarla a cabo se entera, normalmente pasan horas desde que haya sucedido el robo/perdida/…. Si eso lo unimos a la negativa de los usuarios a poner al aparato un “protector de pantalla” protegido con contraseña…….tenemos el lío!!!!!
    Otro saludo!

  • #022
    Ignacio Roda - 6 febrero 2008 - 18:43

    Bueno, me parece absurdo lo que proponen los canadienses. El que pilla una blackberry es precisamente porque quiere estar conectado a cualquier hora.

    Sobre si se le saca provecho o no, cada cual la usará para lo que la necesite. Yo no utilizo Twitter (ni apenas sé lo que es). ¿Quiere decir eso que no sé utilizar la blackberry?

  • #023
    Manuel Benet - 6 febrero 2008 - 20:08

    Algunos no están tan seguros de que Blackberry sea tan seguro, valga la redundancia…

    Véase el gobierno Francés y las limitaciones impuestas por el gobierno australiano en la transmisión de cierto tipo de información.

    http://www.msnbc.msn.com/id/19330478/

    http://www.agimo.gov.au/publications/2005/october/protective_markings

  • #024
    Guzmán Urrero - 7 febrero 2008 - 09:26

    Una obviedad: ante cualquier novedad tecnológica siempre habrá un porcentaje de usuarios que ignoren sus protocolos. ¿Gente inoportuna? Siempre la habrá. Y también maleducada u obsesiva.
    Es lo que pasa cuando algo (sea un gadget o una utilidad) se universaliza: que también deja en evidencia nuestras debilidades.

  • #025
    Fer - 7 febrero 2008 - 09:42

    Seguro que la blackberry es un cacharro genial, pero lo de que tenga tarifa plana, francamente, no es una virtud del dispositivo, sino un abuso de las operadoras que benefician a BB frente a otros fabricantes.

  • #026
    jose luis portela - 7 febrero 2008 - 12:46

    tu no lo has podido decir mejor. El mail de la BB es para los tiempos muertos, no para dar brincos cada vez que se ve un nuevo mail. Yo personalmente así la uso, y por su puesto solo suena con el telefono y la apago en todas las reuniones y al llegar a casa, ya que llego siempre sobre las nueve de la noche y entiendo que ya a esas horas, todo puede esperar al dia siguiente

  • #027
    Mik_de_vila - 7 febrero 2008 - 17:28

    Pues yo soy de los que usan la BB en fin de semana. Eso si, de otra manera.
    Por ejemplo, con el café de la mañana veo en google reader los blogs que me faltan por leer (en mi casa de campo sin internet), como mi 8800 tiene GPS, con el programa bbTraker, guardo mi ruta en bici y después la veo en google earth. Me voy de excursión con la family, el manos libres y el GPS de la BB para el coche. Google maps para geolocalización de fotos que subiré a panoramio,… google talk con los friends,…

  • #028
    Antonio Domingo - 8 febrero 2008 - 13:33

    Evidentemente los aparatos no son buenos ni malos, somos nosotros los que los hacemso de una u otra forma. La investigación del átomo fue un avance para la humanidad pero la bomba atómica ha diso una aberración.

    Yo tengo una BB y ha sido un salto cuantitativo de unas características que no puedo describirlo, ya que por lo pronto me evita tener que lleva PDA+movil, ademas me permite Google Maps, correo, twitter, bloguear, ver noticias, juegos (sudoku, chess…) etc, y todo con tarifa plana (menos en el extranjero que ya me dieron un palo de los grandes porque el call center de Vodafone me engañó y me dijo q la navegación fuera de España era sin coste y estuve usándola y luego fueron más de 600 euros) y si quiero la uso y si no quiero no la uso, es una decisión personal, y hay que aprender a vivir conectado ya que la tendencia es esa, pero sin ser adictos.

    Me encanta y le saco mucho partido, aunque, Enrique,como te comenté en Sevilla en el EBE nos ha dado muchos problemas de software, que según tu me comentaste tu no has tenido.
    Saludos.

  • #029
    rvgfox - 10 febrero 2008 - 17:57

    Estoy plenamente de acuerdo con que cada uno ha de ser consciente de lo que “tiene entre manos” y que, en mi caso, es algo que me “ha cambiado la vida” (para bien).
    Y ademas complementa mi ocio como nunca pense que un dispositivo movil pudiese hacerlo….

  • #030
    Buceador - 15 febrero 2008 - 23:20

    Hola Enrique, aquí tienes mi segundo comentario.
    No has pensando en crear un post sobre programas o servicios que suelas utilizar en el día a día con tu blackberry.? Seria realmente interesante conocer como usas un dispositivo que tienes desde… 2004? (creo que es el primer post que he leído tuyo sobre este aparato)

    Pues eso, a ver si te animas, aunque sea simplemente por encima y en un comentario desde aquí

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

Un comentario en Menéame

#001
habladorcito - 6 febrero 2008 - 12:44