“Innovando en las empresas”, columna en La Clave

La Clave me publica esta columna, “Innovando en las empresas“, acerca del perfil de los innovadores tecnológicos en las empresas. Los departamentos de Sistemas corporativos se han vuelto, salvo excepciones, un terreno completamente ajeno a la innovación tecnológica. Por un lado, son juzgados e incentivados por objetivos medidos en función de la estabilidad del sistema y la minimización de los tiempos de downtime, lo que lleva al inmovilismo, al continuismo y a ver cualquier innovación como una amenaza al sacrosanto objetivo de que “el sistema funcione”. Por otro, una visión “industrial” de la tecnología enfocada aún en la mecanización y la productividad por hora lleva a considerar las nuevas herramientas de gestión de información y comunicación como pérdidas de tiempo inútiles, que se reflejan en un comentario habitual: “estoy muy ocupado para esas cosas”. En el medio, un perfil de innovador caracterizado por un uso personal de la tecnología (si la empresa no innova, innovo yo por mi cuenta), que suele tener un ordenador mejor en su casa que el que su empresa le facilita en su puesto de trabajo, y que se preocupa por mantenerse actualizado y comunicado mediante herramientas que lo convierten en una persona más productiva y más abierta a la información.

18 comentarios

  • #001
    kiki - 18 octubre 2007 - 09:32

    Como se nota que vemos los sistemas de información desde la barrera…
    En la empresa los experimentos (innovación) se hacen con gaseosa. Lo primero que tiene que tener en cuenta un CIO (Chief Information Officer) es la disponibilidad de sus aplicaciones de negocio. Si se caen los aplicativos primero te cortan los huevos y luego te echan a la calle. Eso es lo primero que tiene que aprender uno y marcárselo a fuego en la frente a uno y a todos los del equipo. En los ratos de ocio siempre se puede innovar, pero como tu dices en las empresas fundamentalmente españolas innovar es sinónimo de perder el tiempo y generalmente suele estar muy pero que muy mal visto.
    Para innovar lo mejor es llamar a un proveedor que esté un poco atontado (porque generalmente la pérdida de tiempo y dinero la va a asumir el ) y con ganas de vender algo dificil de vender y le propones un piloto. Si el piloto es una mierda la culpa la tiene el proveedor y si el piloto (innovación) resulta bueno te pones la medalla tú. Con este método de innovación uno se implica relativamente poco y si sale bien siempre se puede poner la medallita.

  • #002
    Jane P√?¬ģad - 18 octubre 2007 - 09:52

    Además de lo comentado por kiki hay que añadir el coste que supone innovar, si la mayoria de las empresas no se gastan ni un duro en mantener los sistemas que ya tienen y ven cualquier gasto para mantenerlos como innecesario, de innovación mejor ni hablamos.
    Muy pocos directivos entienden la importancia de sus sistemas de información, los motivos pueden ser muy variados pero parte de la culpa la tiene el propio sector informático que durante años ha vendido auntenticos pufos a precio de oro, y la mayoria desarrollados por personal ajeno a lo que se supone es una ingenieria con 5 años de estudios universitarios, pero bueno de eso mejor no hablar.
    El caso es que parece muy dificil convencer a algunas personas de la importancia que tienen sus sistemas y de la ventaja que puede proporcionale respecto a sus competidores. No lo ven como una inversión sino como un gasto, pero eso si, coches a cargo de la empresa los que necesitemos con tal de aparentar.

  • #003
    Fernando - 18 octubre 2007 - 09:58

    Kiki, tengo claro que una de las funciones principales de un CIO es asegurar la disponibilidad del servicio de las aplicaciones de negocio, pero también lo es (o debería de serlo) dirigir la ejecución de la estrategia tecnológica y sus plataformas, asegurando el liderazgo de la compañía para la que trabaje y en este punto, considero la innovación como algo esencial.

    Planteas la innovación como una pérdida de tiempo y dinero que es preferible que hagan otros, y me parece que esto es tener poca o nula visión sobre el tema, ya que pienso que la innovación (que debe de empezar por uno mismo, continuar luego por toda la compañía e involucrar a los socios o proveedores que hagan falta) es lo único que en un mundo como el actual puede darte una ventaja competitiva frente al resto de compañías.

    Me sorprende también que veas la innovación como un mero medio para ponerte medallas porque no es algo que se compra a un proveedor. Tengo claro que si no innovas, otros lo harán en tu lugar, y tanto tú como tu empresa caeréis en el camino.

  • #004
    Ignacio Roda - 18 octubre 2007 - 10:50

    Tal vez uno de los motivos por los que da miedo innovar, es porque muchas innovaciones se llevan a cabo porque son muy bonitas y ultramodernas, pero no se tiene en cuenta su utilidad real. Así que, a la hora de ponerlas en funcionamiento, se llega a la conclusión de que no sólo no se han optimizado los procesos, sino que se originan más problemas de los que había.

    Hace ya 5 años se hablaba de que los coches iban a convertirse en máquinas virtuales Java (JVM), de forma que si te quedabas tirado en la carretera, el coche, tan inteligente él, automáticamente haría un diagnóstico de la avería, lo notificaría al taller, pidiendo el solito la cita, vendría la grúa, se haría una reserva en un hotel cercano, donde encima la recepcionista estaría buenísima y con ganas de pasar la noche contigo. Y todo sin mover un dedo. Pues bien, el sábado me dejó tirado el coche por una carretera de Castellón. Y doy gracias a Dios de que mi coche no es una JVM, pues 4 días después aún ni sé donde está mi coche. En el seguro dicen que ya está en el taller y en el taller dicen que no les ha llegado. Al final dependo del tío de la grúa, el factor humano, y eso no me lo habría solucionado un super chip en mi coche, siempre necesitaré un teléfono para poder maldecir a la operadora de turno e intentar meterles un poco de presión.

  • #005
    Oscar - 18 octubre 2007 - 10:58

    No cabe duda de que desperdiciar el talento es algo que ninguna organizacion puede permitirse, y tambien es cierto que existen los perfiles que comenta Enrique (personas innovadoras, adelantadas a la capacidad que una cierta empresa u organizacion tiene de absorber innovaciones). La forma en que ese talento se consiga incorporar a las practicas de la organizacion, es otra cuestion.

    Pero es cierto tambien que algunos experimentos se han de hacer con gaseosa. Me pregunto que ocurriria si, por poner un ejemplo, la plataforma que soporta alguno de los MBAs o cursos ‘on-line’ del Instituto de Empresa deja de estar operativa durante dias, hablando de cursos que pueden costar muchos miles de euros. Yo, como cliente me enfadaria bastante (y soy antiguo alumno del IE, por cierto). Por tanto, entiendo que el responsable de sistemas del IE deba ser cuidadoso, como cualquier CIO de cualquier empresa.

  • #006
    José María - 18 octubre 2007 - 11:18

    A ver… no sólo se innova en los departamentos de sistemas, que también, sino en muchos otros departamentos, por ejemplo, en los de I+D+i, cuando existen.
    Yo puedo entender que un CIO tenga como prioridad responder adecuadamente al hoy de su empresa, pero como el hoy siempre caduca y cuando llega un mañana para el que sus sistemas no están preparados… el marrón es de los gordos y yo estoy habituado a ver cómo eso se convierte en una crisis más desfile de CIOs más una pérdida de competitividad en aquellas empresas con respecto a otras mejor preparadas. La razón de que la situación no sea más llamativa es que, como aquí innovar, innovan pocos, pues tu competencia está a tu (baja) altura, pero eso no siempre va a ser así.
    En el caso de los departamentos de I+D+i la situación es más sangrante porque, generalmente se trata a estos departamentos como un área de coste, y no como un área de inversión, y pocos CEOs españoles tienen en cuenta que LO NORMAL es que sólo se tiene éxito en menos del 10% de los proyectos de I+i, eso sí, ese 10% suele ofrecer un ROI que, macroscópicamente, compensa el 90% de estudios, pruebas de concepto y prototipos descartados (que en muchos casos, además, se descartan porque no responden a la situación del mercado actual, pero que después cuesta muy poco mantener en una nevera y tenerlos listos para responder “al mañana”, y eso sin tener en cuenta varios efectos colaterales: imagen de liderazgo tecnológico (con efectos externos e internos), motivación del cada vez más escaso personal técnico cualificado, realimentación realista al comité de dirección para elaborar planes estratégicos a medio-largo plazo, etcétera).

    Como experiencia personal, ante una necesidad de cambio tecnológico que era evidente que iba a surgir a corto-medio plazo tardé 1 año en “comerle el tarro” a la dirección de un departamento para abordar un proyecto innovador, y después un año en convencer al comité de dirección. Esto siendo el asunto evidente y siendo mi pueso de jefe de proyectos de investigación e innovación. ¿Qué habría pasado si yo me hubiera cansado en el mes 11? ¿qué habría pasado si la dirección del departamento se hubiera cansado en el mes 23? Actualmente estimo que el producto realizado nos da un par de años de “adelanto tecnológico” con respecto a la competencia pero sabéis cuál es la respuesta de una compañía que tiene 10 millones de euros de beneficio anuales cuando pido 6000 euros para dar una beca para financiar investigaciones de interés en una universidad puntera… que es muy caro… así que tras un éxito (porque el resultado del proyecto es la tecnología “de producción” actual del 80% de los productos de esta empresa), resulta que además de no dejarme financiar investigaciones en universidades me van a dar 0€ para proyectos de investigación e innovación. Me siento como Esperanza Aguirre tras hablar con Zapatero.

    Termino haciendo citas:

    1. Innovación en empresas tecnológicas (http://jm.sunico.org/2007/09/03/innovacion-en-empresas-tecnologicas/).
    2. Business Time y “Brown-Watch” (http://jm.sunico.org/2007/10/16/business-time-y-brown-watch/).
    3. Sólo innovamos en servicios (http://jm.sunico.org/2007/09/27/solo-innovamos-en-servicios/).

    Es un tema que me preocupa bastante… y si ya es duro en un entorno tecnológico, no quiero ni pensar cómo será en un entorno menos tecnológico. Al final la gente se cansa y pierde la proactividad, y las empresas pierden talento, y los países capacidad de investigación. Y luego los políticos pretenden arreglarlo pagando cursillos sobre el proceso para presentar una patente… me callo lo que pienso.

  • #007
    juan - 18 octubre 2007 - 11:37

    El CIO debe garantizar al estabilidad y disponibilidad de los sistemas, pero empresas con departamentos de innovación, que además basan su negocio futuro en la innovación como por ejemplo las operadoras móviles, tienen a veces departamentos de innovación con 3 niveles donde es difícil llegar al decisor, porque hasta para probar cosas priman criterios ultraconservadores, se quiere asegurar la propia imagen contratando proyectos a las consultoras de siempre (que para los proyectos de CRM, ERP, gestión, son las ideales) y no se confía para nada en las start-ups de innovación.
    Para mi no es problema que en un banco todo se introduzca muy lentamente y sobre pasos seguros, el problema es que en los departamentos de innovación de empresas tecnológicas como operadores haya más niveles que en todo google, y sus responsables directamente “no vean” lo que se oferta

  • #008
    kiki - 18 octubre 2007 - 13:54

    Por alusiones a Fernando.

    Yo todavía no conozco un departamento de sistemas de información con una cajita que ponga “Innovación”, lo que si conozco es obviamente la separación entre equipos dedicados a la producción (que es de lo que hablaba) y de equipos dedicados a desarrollo, organizados en torno a proyectos, que como bien dicen otros por estas líneas serían claramente multidisciplinares, y para lo cual, y ahí le doy la razón a Enrique, deberían ir esponsorizados por alguién de muy arriba en la organización.

    La innovación como tal no va ligada al área de los sistemas de información, que son meras herramientas de los departamentos de las empresas (markéting, compras, facturación, etc,etc), y en líneas generales la innovación le viene impuesta al departamento de sistemas.

    No se si alguién está de acuerdo conmigo pero para mí al oir la palabra innovacion se me aparecen los demonios de paso a producción, errores, vueltas atras, noches sin dormir, marrones del quince. Si alguién no tiene esta imagen es que no ha estado en ningún proyecto de innovación que afecte a un área suficientemente crítica de la compañía. Eso sí, la innovación hecha en áreas no core siempre es preciosa y muy vistosa.

  • #009
    José María - 18 octubre 2007 - 14:20

    Evidentemente un CIO que llegue y diga, para mañana me cambien esta tecnología por aquella y me tengan contentos a los usuarios no es un CIO, es un II, un intrépido inútil, la peor clase de profesional. Los experimentos hay que hacerlos con gaseosa PERO HAY QUE HACERLOS, y no obrar de está forma es aún peor. Que bien en un departamento de sistemas, en uno de I+D+i o en granjas de experimentación con personal de ambos departamentos en cooperación, se realicen pruebas de concepto que faciliten la evolución y que esto se haga de forma incremental y sin pretender que 5 hagan el trabajo de 10, no es una utopía. El CIO TIENE QUE DEFENDER que ésto ha de hacerse pero claro, el CIO tiene que ser un verdadero EJECUTIVO, y no un comelelaorejaalceoydejametranquilo. Además, este tipo de acciones no deben ser eventuales, sino formar parte de la dinámica habitual de trabajo en el contexto de un plan estratégico en condiciones.
    ¿Que cuando la PoC sale bien hay que dar un paso primero a pre-producción y que surgirán millones de problemas? ¡Claro! y se tendrán que resolver y se resolverán. De hecho, si nadie intenta vender plazos/costes irreales (también labor del CIO) eso se hará sin quemar a nadie y, oye, en esas condiciones es bonito y se aprende mucho. ¿Que al pasar de pre-producción a producción y realizar pruebas con un grupo de beta-testers en clientes de confianza surgen problemas? bueno, es parte del trabajo y puede ser llevadero si la empresa está bien alineada y nadie pretende vender motos.

    Yo he visto muchos ejemplos de malas prácticas y poquitos, muy poquitos ejemplos de buenas prácticas y, casi siempre, el problema es que el “supervisor officer” no actuaba ni como supervisor ni como officer ni como mínimo conocedor de la problemática de un departamento de sistemas.

  • #010
    Enrique Dans - 18 octubre 2007 - 14:25

    Es un tema obviamente complejo. Cargar las tintas en la escasa vocación de innovación de los CIOs y de los Departamentos de Sistemas es contar sólo media verdad. Hay que tener en cuenta de donde vienen y, sobre todo, como se les ha evaluado, qué visión tenía la empresa de unas tecnologías que servían básicamente para hacer lo mismo, pero más rápido… Creo que el problema no está tanto en los profesionales – la mayoría de los que me encuentro estarían encantados de poder tener la posibilidad de innovar – sino en la gestión de los mismos, relegándolos a un papel en el que la aportación de valor no es la que debería de ser. Y con el tiempo, siguiendo la teoría del isomorfismo, todo elemento se acaba adaptando a su entorno normativo, y la capacidad y la vocación de innovar desaparecen…

  • #011
    Enrique Castro - 18 octubre 2007 - 14:48

    Tocayo, una vez más chapeau.

  • #012
    Aloe - 18 octubre 2007 - 15:19

    Yo creo que Kiki tiene razón (ahivá lo que he dicho, espero que no me lo tenga en cuenta, porque es una novedad que estemos de acuerdo).

    Además, como todo el mundo sabe, para eso de la innovación inventó Dios los entornos de pruebas, pero el Diablo es el que aprueba los presupuestos. Al menos en España.

  • #013
    kiki - 18 octubre 2007 - 17:53

    12#Gracias Aloe, lo divertido es discrepar :). De todas maneras reconozco y entono mi mea culpa de siempre destacar por mis posiciones más bien excepticas . Como le decía el otro día a un vecino mio no hay nada que más miedo me dé que oir en el tema TIC las palabras “proyecto interesante” o “proyecto con mucha visibilidad”.

  • #014
    Pasaba por aqui.. - 19 octubre 2007 - 11:10

    8# kiki
    Pues pocas, poquitas, empresas conoces. Así a bote pronto te digo unas cuantas empresas donde hay un “director de Innovación”: El Corte Ingles, REPSOL, Banesto, La Caixa, Cajamadrid…..Un momento, espera, de hecho creo que en casi todas las empresas grandes tiene alguien que hace este rol. Qué cosas.
    Por lo demás el articulo parte de una lejanía absoluta con los problemas de un departamento de TIC en donde la innovación no es “escuchar a Internet” (se supone que hay gente en Marketing y demás que hace esas cosas, vamos es su función digo yo) sino generar una estructura muy, muy flexible que permita a la empresa adaptarse a los cambios de negocio, el valor de CIO es elegir las tecnologías adecuadas sin equivocarse y si puede ser un poco antes que los demás y proponer estas como armas a los directores de negocio.
    Lo de la Güebdoscero…eso no es un tema de TIC.

  • #015
    Rodolfo Llanos - 19 octubre 2007 - 18:05

    Enrique:
    No se como será en España, pero en Latinoamérica la persona de sistemas que es innovadora renuncia a su puesto de trabajo y se va de la empresa. Se establece por su cuenta, generalmente se transforma en proveedor de esa misma compañía. Ganas más dinero que como empleado y no tiene que participar de la lucha de poderes.
    Me parece que la innovación no se lleva bien con la burocracia empresarial y muchas veces resulta más fácil vender un producto / servicio nuevo a una gran empresa que “luchar” desde dentro de esa organización para que se implemente.
    Saludos
    Rodolfo Llanos
    www.soloingles.com

  • #016
    kiki - 19 octubre 2007 - 18:19

    Por alusiones a #14, no tengo organigramas de todas las empresas pero me juego algo a que los departamentos de innovación no dependen del departamento de sistemas de información, sino que cuelgan de otro lado.

    Por mí las empresas pueden tener pueden tener hasta capellán castrense, no es la “cajita” sino a quien y a cuantos metes en la cajita. Es como los departamentos de calidad, un buen sitio donde situar a los senior que esperan la jubilación, pues innovación también es un lugar un poco “extraño”, ya que se moverá por proyectos y parece un lugar muy raro para hacer carrera dentro de una empresa.
    A Lo que me refería es que generalmente el departamento de innovación no depende orgánicamente del departamento de sistemas de información, puesto que si nos basamos en el concepto de innovación podemos considerar que puede tocar muuchas áreas de la empresa (comercial, logística, etc), donde el área de sistemas es una más

  • #017
    cualquiera - 20 octubre 2007 - 00:53

    A mi me pasa com a kiki que debemos de toparnos con las empresas “mas raras” porque en un departamento IT esta para lo que está y la innovación es un departamento que depende de otras áreas que son el core de la empresa. Veamos en un típico departamento IT cual es el %de externos (que llevan años pero que no dejan de ser externos) y cual es el %de internos.
    Por lo tanto ya tenemos mitad /mitad en el mejor de los casos. Cuando se cambia la tecnología echo a los externos y me busco a los que ya conocen la nueva tecnología que voy a utilizar.

    Segundo punto si me empresa se dedica hacer tornillos me centro en mi core, lo demás lo externalizo. Y mi departamento IT me da servicio pero nada de innovación porque no es mi core.

    Me imagino la cara que se le podría quedar a cualquier departamento de finanzas cuando se tratan los presupuestos para el siguiente año se le pidiere una partida para innovar. ¿te has tenido que “pelear” alguna vez para justificar ante un departamento financiero dinero para un upgrade? ¿dinero para una máquina? o similares.. … como para pedir dinero para innovación.

  • #018
    José María - 22 octubre 2007 - 10:09

    Coincido con #14 en cuanto a la dirección de un departamento TIC y en cuanto a qeu web 2+x.0 puede ser un apelativo cómodo para reflejar cambios de tendencias, si bien no impone grandes cambios tecnológicos, la verdad, y de hecho, entre técnicos, produce un poco de vergüenza usar el término sin autojustificarnos, al menos ante otros técnicos, y no digo que no tenga su utilidad usar un término que se ha establecido en el vocabulario de muchas parroquias.
    La sangre es vida, estoooo innovar es vida. Innovar es la savia de cualquier departamento tecnológico o, por lo menos, tener experiencia propia real con las innovaciones interesantes a juicio de la dirección de un departamento tecnológico. No olvidemos que la información es poder y por tanto los avances en la gestión de la información son la herramienta para alcanzar ese “poder”. No hacerlo, olvidarlo, o dormirnos en los laureles de una “tecnología madura” (si es que lo entrecomillado no encierra una paradoja) es como ir a una guerra con catapultas siendo consciente de que nuestros competidores pueden usar cañones. Iba a divertirme haciendo comparaciones, pero prefiero remitir al personal la dirección de este vídeo humorísitico que ilustra la incomprensión que innovar puede despertar en muchos sectores más acomodaticios: http://www.flixxy.com/medieval-tech-support.htm

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados