¿Conduces como en un videojuego?

driveEsa parece ser la conclusión (o tal vez «salto conceptual») derivada, según Wired, de un estudio desarrollado por psicólogos alemanes de próxima aparición en el Journal of Experimental Psychology, para el que estudiaron una muestra de 198 hombre y 92 mujeres de edades comprendidas entre los 16 y los 45 años mientras jugaban a varios videojuegos que implicaban conducción en una PlayStation. En la mayoría de los juegos, los concursantes tenían que, para ganar la carrera, realizar violaciones flagrantes de las reglas de tráfico tales como colisionar con otros automóviles, echar a otros de la calzada, atropellar peatones o invadir partes no permitidas de calzada o aceras.

De manera no demasiado sorprendente, se pudo comprobar que los jugadores de este tipo de juegos manifestaban más pensamientos y sentimientos vinculados con la asunción de riesgos que aquellos que jugaban a un juego considerado «neutral», y la presencia de ese tipo de pensamientos aparecía de manera más frecuente en hombres que en mujeres. A partir de ahí, y sin haber comprobado en la vida real como conducían los sujetos tras su experiencia con los videojuegos, los psicólogos alemanes afirman que la presencia de este tipo de pensamientos afectan al coportamiento al volante, y pretenden establecer un vínculo causal entre ambos hechos. No he podido encontrar el estudio y me extraña enormemente que se pretenda establecer un vínculo causal – la causalidad es uno de los vínculos más complejos y evasivos de establecer en las ciencias sociales – pero la cuestión me parece suficientemente interesante como para escribir sobre ella, porque yo juraría que a mí lo que me pasa es precisamente lo contrario: que si tras un maratón de BurnOut 3 me bajo al garaje y cojo el coche para ir a algún lado, mi situación es de un mayor nivel de alerta y reflejos más vivos que si viniese de, pongamos por caso, darme un baño o ver la televisión. No me he encontrado a mí mismo haciendo o pensando hacer ningún tipo de barbaridad al volante por haber estado antes haciendo el salvaje en la consola, y sí me da la impresión, incluso, de que conducir en videojuegos puede ayudarme a desarrollar una actitud de mayor atención. Pero en fin, también he tenido épocas de jugar mucho FPS (First-Person Shooters), y por el momento aún no me ha dado por echarme un AK-47 al hombro y liarme a matar gente… no sé, va a ser que no tengo sangre en las venas…

ACTUALIZACIÓN: En Slashdot les ha llamado la atención la misma noticia que a mí, y lo acaban de sacar. Y como siempre en Slashdot, hay comentarios completamente geniales al respecto. Uno que me ha encantado, porque precisamente lo comentaba yo más arriba y por la evocación a una de mis profesoras de Anderson School, dice: «Say it with me: Correlation does not imply causation.»

25 comentarios

  • #001
    Ramon - 19 marzo 2007 - 09:11

    Es la historia de siempre: buscar a alguien a quien culpar por el comportamiento imbécil de una gran parte de la sociedad. No sé de quién será la culpa, si del género humano en sí mísmo o de los respectivos gobiernos, más preocupados en prohibir y castigar que en educar correctamente a sus ciudadanos, pero el hecho es que una buena parte de nuestra sociedad se comporta más como animales -que, a fin de cuentas, es lo que somos- que como seres civilizados.
    P.D. Me encantan los videojuegos. He arrasado mundos enteros y, extrañamente, sigo siendo un buen chaval -de 32 años, por eso :D. Me uno a tu club de los ‘sin sangre’. Un saludo.

  • #002
    Enrique Dans - 19 marzo 2007 - 09:35

    Me ha encantado eso de «he arrasado mundos enteros…» Me ha sonado exactamente igual que aquello de «he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannh?€user…» ;-)

  • #003
    Jorge Carabias - 19 marzo 2007 - 09:37

    Sacaré mi lado jugón. Yo juego de vez en cuando al F1. Este juego es muy realista en cuanto a conducción se refiere: sobrevirajes, subvirajes, control de frenada, cómo tomar las curvas, etc.
    La verdad es que después de un sesión, si cojo el coche, si que noto que pongo en práctica lo que he hecho en el juego para controlarlo mejor, trazar mejor las curvas y salir mejor de ellas, mayor atención a lo que pasa alrededor, etc. (pero sin coger las velocidades del juego ;-))
    Supongo que en este caso el resultado no es salir a atropellar gente sino adquirir nuevas facultades. Fernando Alonso ya ha dicho alguna vez que jugar mucho a la PlayStation le ha ayudado a mejorar como piloto y aprenderse los circuitos.

  • #004
    Enrique Dans - 19 marzo 2007 - 09:41

    ¡Es verdad, no me acordaba de lo de Alonso! Sí, recuerdo cuando lo comentó. Está claro que ayer no había practicado la salida suficientes veces… es que desde que se casó, juega menos con la Play :-)

  • #005
    X - 19 marzo 2007 - 09:58

    No sé, yo la verdad conozco un caso, de una persona que era adicta a esta clase de videojuegos, y cuando se compró su Golf, parecía que seguía dentro del juego, creo depende de lacapacidad de cada uno de separar ambas cosas, yo cuando era más joven jugaba mucho al tetris y a Lara Croft, y no iba por ahí intentando cuadrar nada ni dando brincos, mi aprendiendo a dar triples saltos mortales.

  • #006
    Pablo - 19 marzo 2007 - 10:14

    Ramón lo ha explicado de maravilla. En efecto, es la eterna manía de buscar demonios para ocultar las verdaderas razones de las cosas. Ahora resulta que después de décadas matando marcianos, «arrasando mundos» (como muy bien dices ;)) y derrapando por los circuitos, la culpa de las actitudes desquiciadas de una parte de la sociedad es de los videojuegos. Me recuerda a gente como la asociación de padres PMRC americana, que intenta censurar la música rock porque dicen que pervierte a sus hijos. Y asi siguen todos, dando palos de ciego y fastidiando a quienes sólo quieren pasar un buen rato.

  • #007
    Francisco Javier Cantais - 19 marzo 2007 - 11:32

    aún no me ha dado por echarme un AK-47 al hombro y liarme a matar gente

    No es por falta de ganas, es que está jodido pillar buenas armas de asalto si no tienes los contactos adecuados. Que si no, más de un día venía yo a la oficina con la Uzzi debajo del periódico, como Michael Douglas en «Un día de Furia».

    Y si no fuese por miedo a abollar el coche habría hecho por lo menos 10 takedowns esta mañana de camino al curro.

    Venga, en serio, ¿esta gente se autodenomina científicos?

    Si yo soy una persona propensa a sumir riesgos, preferiré los juegos en los que se simule la asunción de riesgos. Si tengo una mente de estratega, me gustarán los juegos de estrategia… ¿hace falta seguir? Y lo mismo que digo para videojuegos lo digo para cualquier otro tipo de ocio. Entonces, ¿qué es lo que han demostrado? ¿Que a la gente le gusta realizar actividades acordes a su personalidad? ¡Enhorabuena!

  • #008
    Enrique Dans - 19 marzo 2007 - 11:48

    Suscribo plenamente, Francisco Javier, tanto lo de la Uzi como lo de los takedowns, sobre todo a ese cabr** que se mete delante de ti cuando llevas diez minutos esperando para entrar en el BUS/VAO…

    Lo de los juegos que van con la personalidad de cada uno ya no lo tengo tan claro. Creo que a veces lo que pasa es que uno se apunta a los juegos que parecen estar justo en contra de su personalidad, casi con ánimo de equilibrar. Me explico: yo soy de un pacífico que asusta, no mato ni a una mosca (bueno, moscas sí), y por eso me relaja muchísimo meterme en un First Person Shooter y vaciar cargadores encima de los que se cruzan en mi camino, y cuanto más bestia sea el juego y más real sea el ruido del impacto de las balas sobre la carne humana, mejor, más como una seda me quedo después… dudo que ello se deba, en plan freudiano total, a que tenga una personalidad reprimida y en realidad sí sea una persona violenta encubierta tras una capa de educación, pero en fin, nunca se sabe… (¡¡¡Y SI ALGUIEN LO SABE, QUE ME LO DIGA A LA CARA, QUE LE ARRANCO LA CABEZAAAAA!!! :-)

  • #009
    j.Martín - 19 marzo 2007 - 12:07

    La cuestión es ¿por que se busca a toda costa ridiculizar y maldecir un sector industrial que mueve tanto dinero al año como la industria musical y la del cine?

    Por cierto Enrique, esa foto es de Need for Speed ¿verdad?

  • #010
    Gorki - 19 marzo 2007 - 12:13

    Sin ser ni camorrista, ni violento, nunca me he dejado avasallar y a lo largo de mi ya extensa vida, he terminado tres veces en comisarías y cuartelillos dando explicaciones de mi actuación en peleas mas o menos tabernarias.

    Desconozco si soy de una agresividad fuera de la media, o solamente he tenida mala suerte, lo cierto es que nunca que me han amenazado he reuido la pelea. Por contra, no solo no me atraen, me parecen aburridos los juegos de peleas kung-fu en el ordenador.

    Creo que nuestra conducta en el mundo digital y el real, no tiene muchos puntos de contacto.

  • #011
    vieho - 19 marzo 2007 - 12:17

    Estos son las tipicas noticias que luego salen en el Telediario a la hora de comer. Digno de estudio es también este ataque sistemático a los videojuegos e Internet por parte de las televisiones a las que cada vez hacen menos caso la gente que prefiere leer las noticias en Internet y jugar a la Play en lugar de ver ‘A Tu Lado’

  • #012
    Rob Perry - 19 marzo 2007 - 12:54

    Yo personalmente siempre he pensado que los videojuegos no son una mala influencia para la vida real, es más, cumplen su rol de liberación y hacer las «cosas que en la vida no puedes hacer» sin ninguna cortapisa. La guerra esa es más mediática que otra cosa porque por uno que rebanó a su familia con una katana, quieren que paguen todos los que únicamente queremos robar bancos que en la vida real no podemos(y si pudiera no te lo iba a decir ;)…

    Ahora si dejo una experiencia mía como reflexión. Hace años que no juego a videojuegos mucho tiempo, el último fue el San Andreas y la
    verdad que después de una época de exámenes digamos poco «fructífera», aunque sí al GTA, salí de mi casa, iba por una calle de doble sentido y cuando el pedorro de delante se paró a soltar a alguien.. estuve a pique de meterme en el carril contrario y tirarme un rato por la línea de en medio al estilo GTA… je je Fue un simple acto reflejo que corregí rápidamente, creo que ni se me movió el coche.. pero…ahí
    queda.

    Doctor, ¿estoy enfermo? ;)

  • #013
    Enrique Dans - 19 marzo 2007 - 12:56

    Sí, es del «Need for Speed»… ese coche es una pasada… :-)

  • #014
    McMardigan - 19 marzo 2007 - 13:48

    Enrique, de un escoces a otro, creo que detras de tu imagen civilizada y academica se esconde un ser perverso y violento. Hala!! Ya esta dicho :)

  • #015
    Rogelio Carballo - 19 marzo 2007 - 13:51

    Un enganchado a Oblivion, elfo oscuro mago de nivel 27…. experto en destrucción, conjuto, alquimia, espada y armadura ligera… jefe de los magos y campeón supremo de la arena de Cyrodill…. por ahora sobrevivo sin cojer la katana y liarme a machetazos cada vez que me encuentro con un funcionario inepto…. no sé cuánto durará…. a lo mejor cuando acabe en Oblivion… a saber

  • #016
    Enrique Dans - 19 marzo 2007 - 13:58

    McMardigan, resulta que desde hace muy poquito me he enterado que mi pasado escocés no era cierto… los últimos descubrimientos en el ámbito de la genealogía familiar apuntan a que los Dans vienen nada menos que… ¡¡de Dinamarca!!!! ¡¡Soy danés!!! Ya ves, ya decía yo que esta melena mía tan rubia tenía que venir de algún lado… :-)

  • #017
    fesja - 19 marzo 2007 - 14:16

    Pues hace tiempo hable de esto con una amiga y llegamos a la conclusión que aunque no son peligrosos de por sí; lo que si consiguen los videojuegos es que estés acostumbrado a un cierto tipo de situaciones. Pongo un ejemplo:

    Si juegas normalemente a shooters y por casualidades de la vida te encuentras con una pistola apuntando a alguien (para defender tu vida o lo que sea) es más probable que dispares que si nunca has jugado a shooters.

    Lo mismo con juegos de coches. Por supuesto depende de la persona, de si es capaz de distinguir la realidad de lo virtual. No es ningún estudio científico pero sólo son percepciones nuestras.

  • #018
    Jesús Muñoz - 19 marzo 2007 - 16:02

    Pues no sé… yo juego al WoW un rato y luego conduzco muy civilizadamente mi epic mount por la calle. Aunque el otro día tuve que «sheep» a un guardia que se me ponía chulo… ;-))

  • #019
    X - 19 marzo 2007 - 16:58

    n?º 8…asustas al miedo!! pareces el (Doctor Jekyll y Mister Hyde)

  • #020
    lentejo - 19 marzo 2007 - 17:27

    pues yo he pasado cientos de horas jugando en Lan Local con amiguetes al Carmageddon y mira que nos hemos reido; el problema es que las televisiones (en especial Telecinco) buscan noticias sensacionalistas, y sólo por jugar a juegos de éstos, enseguida «catalogan» según sus criterios.

    Psicopatas habían antes del carmageddon y del GTA… creo, ¿no?

  • #021
    McMardigan - 19 marzo 2007 - 17:34

    Lo que te depara la vida a veces. Presume uno de conocidos con ascendente escoces y ya ves. En fin, todo será cambiar el grito de William Wallace («Freedom») por «Something is rotten in the state of Denmark. world wide web»
    Saludos

  • #022
    hombrelobo - 19 marzo 2007 - 19:23

    Yo voy mucho más tranquilo desde que juego a NFS.

  • #023
    Makoto - 19 marzo 2007 - 20:19

    Lo mío es la gestión de recursos y la estrategia. Los juegos esos interminables que duran días y días. Y es que soy una persona muy tranquila. Aunque una buena dosis de sangre y violencia de vez en cuando relaja, sobre todo cuando has tenido un día chungo.

    Está bien, porque según todos esos estudios tan sesudos igual me tengo que dedicar a dirigir algo y liarme a tiros cuando las cosas no vayan bien.

    ¿Seré una psicópata en potencia?

  • #024
    Jaime Cuesta - 20 marzo 2007 - 23:25

    Estoy de acuerdo en que los juegos traen más beneficios que problemas, que forjan los reflejos y ayudan en el aprendizaje, eso sí, tras unas horas de Carmageddon (mediados los 90), donde atropellar a todos los peatones hacía multiplicar la puntuación, salir a conducir y parar en un semáforo hacía subir la adrenalina…

  • #025
    Andrés - 22 marzo 2007 - 00:44

    hmmm… no sé, yo creo que también tiene que ver con la edad. La influencia de los videojuegos (en especial de los videojuegos del siglo XXI, que son más complejos, interactivos, visualmente reales y atractivos que con los que yo crecí) será más fuerte de acuerdo a tu edad. Tú dices que no cargarías un arma para salir a matar luego de estar jugando un FPS; pero creo que es por la madurez que has alcanzado con los años. Yo veo muchos jóvenes de 15 a 18 años y hasta de más edad que terminan bastante influenciados por los productos que consumen (videojuegos, música, cine). Creo que eso es algo que hay que tener en cuenta y que no citaste en la referencia que haces al estudio de los psicólogos alemanes (no sé si ellos habrán especificado en qué edades se manifestó más el comportamiento riesgoso luego de haber jugado)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados