Columna del viernes en Expansión

Mi columna del viernes pasado en Expansión se titula “Microsoft y el carné por puntos“, y juega con la idea de una Microsoft que, lejos de arrepentirse de sus prácticas anticompetitivas, parece anunciar que persistirá en las mismas mediante algunas de las características de la anticipada estrategia de lanzamiento de Windows Vista. Posíblemente sea así. Pero por el momento, Neelie Kroes, comisaria europea para asuntos de competencia, parece dispuesta a ponérselo difícil.

A continuación, el texto del artículo:

Microsoft y el carné por puntos

Pocas cosas hay más frustrantes que recibir una multa. Se queda uno agarrado al volante, con una sensación que oscila entre el “no tiene razón” y el “seré tonto”, con cara de pocos amigos, y calculando sus puntos y si lleva el dinero suficiente en la cartera para hacer frente a la sanción. En el fondo, sabe perfectamente porqué le multan, y lo único que le frustra es el haberse dado cuenta de golpe, por la vía de los hechos, de que efectivamente estaba incurriendo en una conducta merecedora de sanción.

La Comisión Europea ha resuelto imponer a Microsoft una multa de doscientos ochenta millones de euros, unida al anuncio de una sanción diaria de tres millones de euros si persiste en el incumplimiento de las obligaciones impuestas. La sanción proviene de otra anterior, de casi quinientos millones de euros, impuesta a la compañía en el año 2004, en la que se establecía que la compañía había incurrido en prácticas anticompetitivas contra empresas que intentaban desarrollar funciones multimedia y de networking, y que la obligaban a producir un manual técnico que, de manera clara, explicase a otras empresas los procedimientos para desarrollar programas que pudiesen funcionar de manera plenamente integrada dentro de Windows. Han pasado dos años, el manual no ha sido puesto en manos de la Comisión Europea, y la respuesta de Microsoft ha sido, simplemente, la de “no sé que es lo que me estás pidiendo”. Finalmente, la respuesta de Neelie Kroes, comisaria europea de competencia, ha sido clara y concisa: “no me lo creo, y tu empresa no está por encima de la ley. A pagar.”

La comisaria, además, ha fijado su mirada también en el futuro. Jugando con las palabras, diríamos que ha puesto su vista en Vista. Y es que efectivamente, el largamente anunciado sistema operativo de Microsoft, en función de lo observado hasta el momento en las betas que la compañía ha puesto a disposición del público, parece estar trufado del mismo tipo de prácticas restrictivas y anticompetitivas que han provocado las citadas sanciones. En el fondo, Microsoft es una compañía que tiende a actuar siempre de la misma manera: toma los estándares existentes, los redefine a su antojo, y se apalanca después en la fuerza que le da su aplastante cuota de mercado para crear dependencias o lock-in en sus clientes. La compañía ha hecho eso en infinidad de ocasiones, ha sido sancionada o ha estado en previsión de serlo en muchas de ellas, y se ha librado o por permisividad judicial, o mediante acuerdos extrajudiciales. Dotada de una gruesa billetera, Microsoft colecciona multas y nunca ha mostrado propósito de enmienda en su manera de competir: pagar las sanciones o los acuerdos extrajudiciales siempre le ha salido más a cuenta que modificar su predatoria forma de competir.

Pero con Neelie Kroes y la autoridad europea para asuntos de la competencia, a Microsoft le ha aparecido el carné por puntos. Ahora ya no puedes simplemente pagar las multas y actuar como si hubieses adquirido tu derecho a violar la ley. Europa no es América. Aquí, con cada sanción, te quitan puntos, y te pueden acabar inhabilitando, prohibiendo la circulación. Microsoft tiene que jugar a partir de ahora en Europa con la clara conciencia de que cada uno de sus movimientos es estudiado, analizado y despedazado para intentar ver que sucio truco se esconde en esta ocasión detrás de la jugada. En un momento crucial para la compañía y su futuro, ante el lanzamiento de su familia de productos más esperada, aparece una comisaria que anuncia que tratará a Microsoft conforme a la reputación que le precede: la de jugador tramposo que utiliza cartas marcadas. Que tenga mucho cuidado la empresa: esta mujer va en serio, y tal y como está el carné por puntos, puede acaban dejándolos fuera del salón.

15 comentarios

  • #001
    Luis Souto - 16 julio 2006 - 01:14

    Esperemos a ver qué dice el “juez de lo contencioso administrativo” de las denuncias hechas contra la “temeraria” Microsoft por el antecesor de la “agente” Kroes. La autoridad que tenga ésta y la credibilidad de sus amenazas dependen en buena medida de la sentencia de Luxemburgo. En cuanto al uso de la abultada billetera o los bolsillos profundos es tan efectivo a un lado como a otro del Atlántico, sino que se lo digan a los convenientemente lubricados ex-aliados de la Comisión en el caso. Me parece interesante la consideración que haces sobre si es posible que la aplicación del Derecho de la competencia esté por fin logrando anticiparse en este ámbito, ya que hasta ahora mirar los casos abiertos contra MS era un poco como mirar el cielo estrellado: una imagen del pasado, un bello ejercicio intelectual, pero de poco interés para el consumidor.

  • #002
    Luis Souto - 16 julio 2006 - 01:24

    Desde un punto de vista sustantivo, como hablaba con Gorki al hilo de tu post anterior sobre tu artículo “entre zorros y multas”, es complejo distinguir entre lo legal y lo ilegal cuando el comportamiento cuestionado implica, siquiera en una mínima medida, innovaciones (incluso aquéllas conseguidas a través de la mera adición o bundling, no en vano la definición de lo que es un tying y lo que es un producto complejo varía a lo largo del tiempo en función de la percepción de los consumidores). Por supuesto, el asunto de los estándares de facto en tipping markets plantea complejas ramificaciones.

  • #003
    Candidatura - 16 julio 2006 - 03:40

    Muy irónico este artículo. Pues eso, ¡¡¡qué se preparen!!!

  • #004
    Gorki - 16 julio 2006 - 09:39

    Las compañías tecnologícas, cuando han tenido problemas legales de este tipo, eligen siempre pleitear hasta el fin. La razón, el pleito se alarga unos cuantos años, si gana pues muy bien, si pierden, ceden una tecnología absolutamente obsoleta.

    Hubo uno de IBM sobre las fichas perforadas hacia 1970, IBM exigia que las fichas fueran IBM o retiraba la garantía y los contratos de mantenimiento de ordenadores que valían una millonada. Cuando perdió el juicio, las fichas perforadas habían dejado de usarse en informática.

    Por lo pronto, lo que afecta a Microsoft es algo sobre Windows XP, que está a punto de pasar al retiro.

  • #005
    Paco Martín - 16 julio 2006 - 10:20

    La verdad, no acabo de entenderlo. Esto de microsoft está bien, ¿por qué no se habla tb de las compañías de móviles? Portales como emoción o live! de la misma forma protejen su negocio con sistemas cerrados, tb apalancandose en su volumen para conseguir estándares de facto.

    Dejando a un lado lo idóneo de esta estrategia (pienso q sería mejor para ellos q optasen por sistemas libres con menos margen pero mucho mas volumen) es una situación muy parecida a la que se plantea con microsoft pero, eso sí en una parte de la industria mucho menos desarrollada, más incipiente…

    ¿seguiremos corrigiendo/regulando solo cuando el muerto está encima de la mesa ? Me temo que sí

  • #006
    rafa - 16 julio 2006 - 10:57

    Está claro que la UE debe luchar contra las posiciones dominantes y defender las leyes de la competencia (como hace en todos los sectores), pero creo que también es necesario un impulso popular (usuarios, empresas e instituciones públicas). No debemos olvidar que el discurso sobre códigos libres es “autoseleccionado”; los habituales de la informática sabemos en buena medida lo que hay y cómo funciona, pero siguen siendo muchos los que desconocen las diferencias entre software libre y software propietario y sus implicaciones.

  • #007
    Jorge - 16 julio 2006 - 11:28

    A ver si la señora comisaria también se pone así con la OPA de Gas Natural… ¿a que no?

    En fin… ¿coherencia para todo? Es que es Europa…

  • #008
    Gorki - 16 julio 2006 - 12:00

    #Rafa

    Para la falta de éxito del Software Libre, en especial de Linux, es pera mi un misterio. Dudo que sea porque solo lo conocemos “los entendidos”.

    En el mismo lugare mueve “EL Koala” y “Amo a Laura” han sido un éxito de masas en pocos dias, y los video juegos se conocen en España antes de salir en el mercado en USA. No creo que las instituciones hayan empujado para el triunfo de “Amo a Laura” o de los “Sims” y ya somos un 40% la población con ADSL. Un usuario con ese nivel, sabe de informática algo mas que mandar e-mails, por lo menos meneja de P2P. Podía bajar Ubuntu y montarlo en su PC junto a Windows.

    ¿Por qué no lo hace? – Misterio, tendremos que reconocer que el gran público, no encuentra ningún incentivo para ello.

    ¿Por qué? – Aun mas misterio

  • #009
    pepe - 16 julio 2006 - 16:03

    Lo que tienen que hacer los comisarios europeos no es sancionar a microsoft, sino promover ellos mismos los estandares abiertos que les garantizen la libre competencia.

    En el fondo, cada uno es libre de usar el sistema operativo que prefiera, si no fuera porque las administraciones precisamente, les obligan luego a presentar sus documentos en formatos propietarios.

  • #010
    Dubitador - 16 julio 2006 - 17:12

    Lessig acuño que el codigo es la ley.

    El software puede potenciar o liliputizar tu hardware, o tambien, al potenciarlo te lo secuestra.

    El movimiento de codigo libre, sin cuestionar que es costoso crear codigo, reconoce que la generacion y distribucion de copias ya no es el canal o medio para obtener el deseable y debido redito, dado que ahora implica secuestrar el conocimiento.

    El que una idea pueda ser explotada poco o nada tiene que ver con el merito de la idea, sino con las condiciones de oportunidad.

    Si se logra controlar las condiciones de oportunidad ello equivale a la posibildad de apropiarse de las ideas que aun no han aparecido y/o impedir que fructifiquen las que no te convienen.

  • #011
    gigo - 17 julio 2006 - 08:39

    Y yo me pregunto: ¿por qué Europa no define unos estándares o directrices básicos que han de cumplirse y no permite la entrada al mercado de los programas que no las cumplan?

    Por ejemplo, en el caso del navegador Internet Explorer podría exigirse que cumpla con los estándares recomendados por la W3C y si no, no se puede comercializar en Europa.

  • #012
    Javi - 17 julio 2006 - 08:45

    Por qué no destinar todo ese dinero de Microsoft impuesto como multa a impulsar la competencia en aquellos sectores en los que la empresa de Redmon ha hecho mella? Los grandes beneficiados seriamos, por una vez, los usuarios.

  • #013
    David B - 17 julio 2006 - 10:27

    El problema es que, con la creciente competencia del Software Libre y otras alternativas, Windows y Office seguramente no van a seguir produciendo los enormes dividendos a los que Microsoft y sus accionistas están acostumbrados. Por este motivo la compañía se está apuntando a todas las oportunidades que surgen, como el software de seguridad, el software de búsqueda, el RFID y la voz sobre IP (VoIP). Pero como de costumbre, el gigante del software pretende integrar estas funciones en Windows, justo la práctica que la Comisión Europea condenó en su sentencia de 2004. Por ahora, para mantener su modelo de negocio Microsoft parece estár dispuesta a arriesgarse a multas de la Comisión que ascienden al menos a 2,4 millones de dólares diarios. Después de todo, eso es calderilla en comparación con lo que gana cada día con su dobles monopolio del software.

    Pero el truco está aquí: A largo plazo, Microsoft cuenta con que se aprobarán las patentes de software en Europa y eso será su tabla de salvación. Incluso aunque obliguen a la compañía a publicar los protocolos secretos de sus programas o a eliminar de Windows características clave, una ley Europea de patentes de software podría certificar que el Software Libre no pueda competir en el mercado. Aunque dos intentos anteriores de que se ha aprueben las patentes europeas de software han sido rechazados, el comisario de Mercados y Servicios Intracomunitarios Charlie McCreevy ha resucitado el proyecto este verano:

    http://subsonica.blogsome.com/category/patentes-de-software/

  • #014
    Juan Albiol - 17 julio 2006 - 12:10

    Esperemos que el efecto Microsoft por prácticas abusivas no quede en nada. Ciertamente, nos podemos encontrar, en un futuro no muy lejano, ante un cambio de plataforma. Esperemos que así sea, y se pueden beneficiar Linux o el OS X de apple. Todo un deseo, pero crucemos los dedos.
    Un saludo.

  • #015
    josempelaez - 17 julio 2006 - 16:17

    Me ha parecido muy interesante lo apuntado por Dubitador respecto de la apropiación y las condiciones de oportunidad, que quizá puedan relacionarse en algunos casos con la competitividad, la innovación y el control del canal.

    Por otro lado, puede que las “cascadas de información” o los “comportamientos de manada” tengan algo que ver con los misterios del Linux que anota Gorki. Externalidades de red aparte, hay muchas ocasiones en que los consumidores decidimos simplemente viendo lo que ha hecho el vecino, sin tener ni idea de sus motivos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados