¿Puede un blogger cambiar una gran compañía?

Imagen¿Puede un blogger crítico resultar influyente en la gestión de una compañía? Desde el pasado día 18, sabemos que es así, y que esta influencia, además, puede llegar a ser francamente notable.

Cuenta Robert Scoble como en una gran reunión plenaria en Microsoft (townhall meeting) les han comunicado importantes cambios en la gestión de Recursos Humanos de Microsoft, que afectan a temas como compensación, transparencia, mecanismos de revisión de objetivos, atenciones a los empleados, y aprobación de un programa, MyMicrosoft, destinado a convertir la empresa en un lugar más agradable para trabajar. Y que, curiosamente, la gran mayoría de la inspiración necesaria para dichos cambios venía, precisamente, de comentarios del blogger anónimo e interno más crítico con la empresa: Mini-Microsoft.

De Mini-Microsoft hablamos por primera vez en Septiembre del año pasado, a cuenta de un reportaje en Business Week, A Rendezvous With Microsoft’s Deep Throat en el que le entrevistaban con todo tipo de medidas de seguridad para proteger así su anonimato. El anónimo blogger lleva desde Julio 2004 hablando en términos durísimos desde dentro de la compañía con el principio de que “a veces tienes que destruir algo para poder arreglarlo”, ha conseguido mantener su identidad completamente a salvo, es enormemente seguido dentro y fuera de la compañía, cuenta con muchísimos comentarios en sus entradas y, por lo que se ve, es ahora además escuchado a nivel de alta dirección. Como comenta Scoble,

“Oh, and thanks Mini! These changes are due in no small part to you. Even if you don’t get official props in the press releases. Can one person change a huge company? Mini did. And we don’t even know his name.”

Hablan también del tema extensamente y con diversos puntos de vista otros bloggers de Microsoft, como Adam Barr, Dare Obasanjo, Bubba Murarka y Joshua Allen.

¿Resulta razonable tomar el punto de vista de un crítico interno para proponer cambios en la gestión de la compañía? Desde mi punto de vista, si este crítico adopta una actitud constructiva y que demuestra un criterio razonable, utilizarlo como punto de partida de inspiración para una reflexión puede ser perfectamente recomendable. Sobre todo en una compañía como Microsoft, que ha adoptado el blogging con una política basada en el “no hay política”, y que obviamente se plantea utilizar sus blogs como una verdadera fuente de reflexión corporativa. Aunque sean anónimos y críticos. ¿Puede desencadenar algo así en un procedimiento cuasi-asambleario, en el que más empleados decidan “echarse al monte” a protestar por todo aquello que consideren lícito protestar, o incluso personas externas a la compaía intenten influír en su gestión? Lo dudo. Mini-Microsoft es un caso muy especial, una persona que resulta evidente, por la información que maneja, que pertenece a la compañía y la conoce bien, y que adopta, como comentábamos antes, una actitud marcadamente constructiva, aunque sea enmarcada dentro de una notable acidez y sinceridad. La compañía, después de todo, no está desencadenando un procedimiento asambleario, sino manteniendo el control y limitándose, si se quiere, a “aceptar sugerencias”, aunque a veces se conviertan en influencias notables. En el fondo, pura conversación, y una verdadera vocación por escuchar a sus empleados.

Un caso de estudio verdaderamente interesante. Lo utilizaré.

10 comentarios

  • #001
    Viviendadigna - 22 mayo 2006 - 20:04

    ¡¡Ayúda a la juventud Enrique!! ¡¡Comenta algo sobre el silencio de los medios que no de Internet sobre las manifestaciones por una vivienda digna!!

    Por favor, tú eres influyente :) Do it!!

  • #002
    Viviendadigna - 22 mayo 2006 - 20:11

    Creo que tiene mucho que ver con lo que tu defiendes, Internet está posibilitando algo que de otra manera sería imposible. Antena3 no menciona ABSOLUTAMENTE NADA sobre las manifestaciones, así como la gran mayoría de medios.

    Sin embargo, bien se cuidaron de hablar de los macrobotellones…

  • #003
    Candidatura - 22 mayo 2006 - 20:46

    Me parece una buena idea. Una reflexión sobre la influencia de los blogs a nivel mediático. Éstos, dan relevancia a noticias que algunos medios afines al gobierno tratan de silenciar.

    Por otro lado, me parece fantástico que el personal de las compañías ofrezcan su punto de vista.
    Aunque, a ser posible, pienso que los trapos sucios se deben lavar en casa.

  • #004
    ártabro - 22 mayo 2006 - 22:05

    Querido Enrique: ¿Qué crítica se puede hacer sin acidez?, incluso el jabón contiene sosa caústica.

  • #005
    Gorki - 22 mayo 2006 - 22:46

    Puede que le hagan caso en alguna sugerencia, pero si le localizan, dura menos en la compañía, que un profesor de lengua española en un colegio de Cataluña.

    Hablando de la vivienda, cuando yo me casé, la Caja de Ahorros te daba para pagar la vivienda 6 años y con mucho esfuerzo, pero la podíamos pagar. Cierto es que entonces no tenian jardines, piscina ni garaje, pero ahora mis hijos necesitan 30 años para comprar una casa similar. ¿No tiene razón para quejarse los jóvenes?.

    Otra cosa. Hoy un joven comienza a tener un sueldo digno a los 28/30 años y nos prejubilan a los 52/56 Quiere decir que si la cosa no cambia, cuando les den la patada en el trabajo aún estaran pagando las letras del piso. ¿Es lógico?.

    Antes comenzabas a trabajar a los 22/24 años y te jubilabas a los 65/70. Del trabajo sacabas para el piso y la parcela. ¿Para qué les da hoy?.

    Siendo la construcción, (casa) y el turismo (parcela) el primer motor del consumo de España, ¿De qué viviremos si se para la construccion porque no pueden comprar pisos?.

    Cuentan con todo mi apoyo para su protesta. :-(

  • #006
    Javier García - 22 mayo 2006 - 23:07

    Pena no haber tenido el blog a mano en las dos ocasiones de mi vida en que necesitaba gritar desde dentro.

    La primera fue en la mili (1986) donde no entendía todo aquello que me rodeaba y seguramente en caso de guerra, el primer disparo iba directo al sargento primero quien era mi verdadero enemigo.

    Segundo donde trabajaba (1995) pq se podía mejorar muchas cosas pero si te expresabas estabas condenado a sufrir los cambios en solitario.

    Afortunadamente no hubo guerra y me fui de esa empresa.

  • #007
    mg ; ) - 23 mayo 2006 - 09:40

    Es bill gates

  • #008
    Carlos del Val - 23 mayo 2006 - 10:29

    Post interesante, después de estar penando si finalemnte me lanzo a crear mi blog, estoy buscando temática, y una de ellas era el estilo de Mini, hablar sobre la futura compañía a la cuál perteneceré en breve, pero el miedo que tengo es no tener la suficiente información como para aportanr comentarios… ya lo veremos cuando me decida ya te avisaré!!! a ver si consigo ser otro Mini-Microsoft!!! jejeje

    Un saludo Enrique

  • #009
    Alberto - 23 mayo 2006 - 16:06

    Enrique, para las reflexiones cuando analices el caso:
    – ¿qué habría pasado si Mini-Microsoft no hubiera sido anónimo?
    – ¿por qué hay que “tirarse al monte” -como dices- para comentar lo que está mal? ¿Es que la empresa no cuenta con cauces formales para escuchar realmente la voz de los empleados?
    – ¿La empresa ha escuchado las críticas o es que se ha visto sobrepasada por las dimensiones que ha alcanzado el fenómeno y no ha tenido otra opción?

    En su día me costó mucho tomar la decisión de perder el anonimato en mi blog. Ahora me encuentro con muchos posts en borrador que no me atrevo a publicar.

    Es triste tener que recurrir a una máscara para poder hablar con buena fe y ánimo constructivo sobre lo que ocupa la mayor parte de nuestro tiempo. Pero más triste debe ser ver que se te escucha como anónimo las palabras que no se habrían escuchado si las huberas dicho con nombre y apellidos.

  • #010
    Sergio Montoro Ten - 26 mayo 2006 - 07:07

    Hacer un blog anónimo que ponga el dedo en la llaga no es tan difícil. Prácticamente todas las grandes empresas son enormemente ineficientes. Tanto, que existe un gigantesco mercado de consultoría exclusivamente dedicado a parchearlas.
    Lo complicado es tener la capacidad de cabildear y persuadir a través del conducto reglamentario para cambiar las cosas.
    Y luego está ese vicio que tienen algunos presidentes de tres al cuarto, de hacer más caso de los rumores que de lo que les dice su staff. Y no es que los rumores estén mal, para nada, porque el staff suele tener su agenda oculta. Es que los rumores rara vez están basados en echos verificables. Y sin una fijación previa de los echos, cualquier medida corretciva es un gigante con pies de barro.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados