Noruega, un pais interesante

ImagenVeo vía Smart Mobs como el Gobierno de Noruega ha tomado la resolución de abandonar el uso de software propietario y transferir todas sus funcionalidades a desarrollos realizados mediante software de código abierto. En una frase que me evoca poderosísimamente la comparecencia en el Senado de mi amigo Carlos Sanchez Almeida, en la que estuve presente, el Ministro Morten Andreas Meyer ha dicho algo tan categórico como ésto:

“Proprietary formats will no longer be acceptable in communication between citizens and government”

En paralelo, cada ciudadano tendrá su propia página personal alojada en los servidores gubernamentales, para facilitar el desarrollo de sus relaciones con el Estado. Las autoridades de defensa de la competencia de Noruega están además investigando un incidente en el que, presuntamente, Microsoft intentó desarrollar un acuerdo con las escuelas del país que suponía un bloqueo a la posible entrada de otros competidores.

Más información, en VNUNet.com.

3 comentarios

  • #001
    Daniel Rodríguez - 29 junio 2005 - 11:09

    Coñe, pues igual ese tribunal de defensa de la competencia podría investigar la competencia desleal del gobierno con los proveedores de espacio web (por ejemplo).

  • #002
    bolo - 29 junio 2005 - 11:20

    Como usuario de sofware libre desde hace ya unos años creo que es una gran noticia, todos tenemos derecho al conocimiento

    Un saludo

  • #003
    Enrique Dans - 29 junio 2005 - 15:47

    Daniel, yo no creo que sea competencia desleal. Me parece que tiene más relación con la concepción del conjunto de derechos de un ciudadano, y con la propuesta de valor para la Sociedad en su conjunto del poder asegurar un acceso universal a los mismos. Si el Estado quiere plantear la interacción con el ciudadano a través de páginas personales, a mí, que me considero liberal y estoy siempre a favor de la iniciativa privada, me parece perfecto. Corresponderá a los proveedores de espacio web empezar a ofrecer cosas diferenciales con respecto a lo que ofrezca el Estado. El Estado ofrece sanidad para asegurar la universalidad de la prestación del servicio, y no por ello arruina a los prestadores privados de servicios sanitarios, ¿no? Simplemente, éstos intentan ofrecer algo diferencial. Me parece un ejemplo homologable.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados