El Blog de Enrique Dans

El precio de explorar el lado oscuro

Escrito a las 8:54 am
4

Google acaba de recibir un poco de su propia medicina. La polémica de Autolink está siendo dura, y puede definirse, básicamente, con una sola frase: “La mujer del César no sólo tiene que ser decente, sino parecerlo”.

En efecto. Una cosa es que mi postura haya sido favorable a Autolink como tal, y otra que el tema sea bonito o me guste. Estoy a favor porque es enormemente raro que yo esté en contra de la tecnología. De cualquier tecnología. Mi postura siempre es de apoyo a cualquier desarrollo, porque supone progreso, y ya después tendremos tiempo de parar las consecuencias malas que pueda tener. Por principio, no me opongo a ningún desarrollo tecnológico, aunque pueda oponerme a sus usos, como ocurrió en el reciente caso del RFID.

Tan larga introducción viene a que he visto, vía Boing Boing, un hack de Mark Pilgrim llamado Butler (mayordomo), que reescribe las páginas de Google y las dota de numerosas funcionalidades, con las que “me parece” que Google no se va a sentir especialmente confortable. Para instalarse la aplicación hay que tener Firefox instalado con la extensión Greasemonkey (que permite usar DHTML y CCS en el lado del cliente para modificar el aspecto de las páginas web que carga el navegador). Pero ¿qué hace Butler, y por qué supone para Google un poco de su propia medicina?

Con Autolink, Google se decidió a invadir el resbaloso terreno de la modificación de páginas Web sin permiso de sus autores. Puede no ser malo, es posible que sea un uso legítimo, pero a algunos – a muchos – es obvio que les pareció mal. Que lo vieron demasiado parecido a las smart tags de Microsoft. Un intento de “dominar el mundo”, de esparcir su influencia más allá de lo recomendable. Así que Mark Pilgrim le ha devuelto la moneda donde más le duele: el usuario de Butler, por ejemplo, no verá publicidad en la página de Google. El programa elimina la mayoría de las adwords, y arregla la visualización de las fuentes en las páginas del buscador. Siempre que buscas algo, Butler añade vínculos a otros sitios. Por ejemplo, ¿qué tal un vínculo “Prueba tu búsqueda en…”? O, si el resultado son noticias, ¿por qué no añadir vínculos a otros sitios de noticias? O de cine. O del tiempo. O, si buscas en Froogle, vínculos a otros sitios donde comprar el producto. O a otros sitios de imágenes. O de libros si buscas en Google Print (donde además elimina de paso las restricciones a la copia de imágenes). Lo que quieras. You name it… . Como comenta breve e irónicamente John Battelle,

“It is still in geek stage (…) but man, it sure sounds like fun”

Obviamente, a Google no le va a hacer mucha gracia el conjunto de prestaciones de Butler. Atenta directamente contra su modelo de negocio, pero claro, poca justificación puedes tener para oponerte después de haber desarrollado Autolink, que se supone sirve exactamente para lo mismo: añadir información a palabras clave de la página web que se está viendo, información que el desarrollador de la página nunca puso ahí. Google no ha utilizado Autolink para prácticamente nada más que para probarlo. No creo que haya ganado mucho dinero con ello, ni que haya intentado nada perverso. Pero era una herramienta peligrosa y, en consecuencia, el mercado ni siquiera le ha dado tiempo de ello. Mark Pilgrim ha tomado la herramienta peligrosa de Google, le ha dado la vuelta, y le ha disparado con ella.

No creo que exista peor pesadilla para Google que imaginarse a un montón de gente navegando por páginas web en las que las adwords, a pesar de estar ahí, pagadas por los anunciantes correspondientes, no son visualizadas por el usuario. Pero es lo mismo que Google hizo previamente con los pop-ups, aunque todos se lo agradeciésemos enormemente. Y es consecuencia de la codicia, de haber jugado con cosas con las que, posiblemente, no debería haber jugado. Repito, Autolink no me parece mal como tecnología. Que la mujer del César se compre una pistola no quiere decir necesariamente que vaya a utilizarla. Pero tampoco pega mucho con su imagen angelical.

La blogosfera crece… y crece… y crece…

Escrito a las 4:57 pm
2

Y no para, como el conejito de Duracell. David Sifry, fundador de Technorati, nos ofrece una nueva edición de su “estado de la blogosfera“, en la que aparecen datos impresionantes:

  • Ya somos más de 7.8 millones de blogs, y el número se dobla aproximadamente cada cinco meses. Este crecimiento se ha mantenido en las últimas cuatro ocasiones, lo que implica que en los últimos veinte meses, la blogosfera ha incrementado su tamaño más de dieciseis veces.
  • Debido a la aparición y popularización de nuevas herramientas, vemos un crecimiento enorma del número de autores, y del número de blogs creados por día, que ya asciende a 30,000-40,000 (el pasado Octubre eran sobre 15,000)

La parte fea hace referencia al crecimiento de blogs creados de forma automatizada como granjas de links (link farms) para elevar el Google score de otros sitios. Este problema y el del ping spam, que prácticamente no existían antes del pasado Enero, son los que traen a mal traer al responsable de Technorati, que afirma que hoy en día están siendo capaces de detectar y eliminar del índice en torno a un 90% del spam, aunque solicita colaboración cuando sea detectado. Joi Ito, en la cena del sábado, nos comentó varias veces este mismo tema con bastante preocupación mientras hablábamos del futuro de los motores de búsqueda, del propio Technorati, y de la posibilidad de Google u otro motor de búsqueda, hoy demasiado lentos para la blogosfera, acabasen incorporando algún tipo de herramienta de ping de ese estilo (algo así como que el robot pasa cuando pasa, pero que si le haces ping al actualizar, pasa antes).

Algo que duplica su tamaño cada cinco meses… La verdad es que no está nada mal la que estamos liando…

Artículo sobre blogs en Cinco Días

Escrito a las 2:16 pm
0

El pasado viernes, Marimar Jiménez sacó en Cinco Días este interesante artículo sobre blogs, en el que aparte de mencionar los últimos temas de actualidad (el blogger acreditado en la Casa Blanca, el caso Apple, etc.) da una panorámica amplia sobre la blogosfera española y cita unas cuantas declaraciones mías. Mencionados directamente, aparecen, aparte de esta página, Barrapunto, eCuaderno, MiniD, Microsiervos, Blogpocket, Escolar, Tintachina, Dirson y Weblogs, S.L.

WiMAX, el hermano mayor del WiFi

Escrito a las 12:33 pm
4

Ayer domingo salió una columna mía sobre WiMAX en El País, “WiMAX: el hermano mayor del WiFi“, en la que resumo y abro para una audiencia teóricamente menos técnológica muchos temas ya previamente comentados en esta página. Arriba tenéis el artículo en pdf, el texto en versión “para web” es el siguiente:


Qué es:
WiMAX

ImagenUn número sustancialmente elevado de personas conocen ya y tienen cierta familiaridad con las llamadas redes inalámbricas. El WiFi, apócope de Wireless Fidelity, responde a un protocolo o conjunto de normas conocido como 802.11, gracias al que podemos encender el portátil o la agenda electrónica en aeropuertos, cafeterías o el salón de casa, y disfrutar automáticamente de una conexión rápida, gratuita o de pago en función de quien nos la proporcione. Las redes inalámbricas están ya bastante introducidas en las vidas de muchas personas, de hecho, algunas ofertas comerciales de ADSL incluyen la posibilidad de usarlas para proporcionar acceso desde cualquier punto de la casa, algo que hace que en muchos lugares se disfrute de una conexión gracias a la red WiFi de algún vecino al que, tomando las precauciones adecuadas, no tiene porqué causarle ningún perjuicio que utilicemos sus “recursos ociosos” cuando “pasamos por allí”.

WiMAX viene a ser el “hermano mayor”, un “WiFi con esteroides”. Basado en otro protocolo, el 802.16, una red WiMAX viene a ser la interpretación de los protocolos de acceso inalámbrico, pero a escala metropolitana. Si con un punto de acceso WiFi podemos “iluminar”, o proporcionar acceso, a un radio de unos quinientos metros en espacio abierto con una velocidad típica de entre 11 y 54 Mb/s, WiMAX está pensado para iluminar radios de cincuenta kilómetros con velocidades de 70Mb/s. De metros cuadrados en WiFi, a kilómetros cuadrados en WiMAX. Lo que en WiFi es un equipo de bajo coste propiedad de una persona, en WiMAX es un punto de acceso en un lugar elevado, y propiedad de una compañía. Si WiFi es comparable a una LAN, o red de área local, WiMAX es una MAN, red de área metropolitana, suficiente para proporcionar un acceso razonable a toda una ciudad o a zonas de la misma. El desarrollo de WiMAX no es algo que sustituya a WiFi o compita con ello, sino algo complementario: una red WiMAX se utiliza para proporcionar acceso inalámbrico a una zona amplia en la que se despliegan redes WiFi, solucionando así la dificultad del acceso al último tramo hasta el domicilio del usuario. WiMAX cuenta, además, con el empuje de compañías como Intel, cuyos procesadores Centrino incorporarán WiMax en el 2006. Esto supone un importantísimo despliegue de dispositivos con acceso a este protocolo: en España, sin ir más lejos, se venden cada año más de un millón de portátiles.

En el momento tecnológico actual, WiMAX supone la forma más eficiente de llevar acceso a toda la extensión de un país. En el caso de Estados Unidos, ese presupuesto se cifra en tres mil millones de dólares incluyéndolo todo (equipos, torres, suelo, mano de obra y costes de instalación), para conseguir dar acceso al 90% de la población con servicios sobre la banda de 3.5GHz., con licencia de emisión, y 5GHz., libre. Mientras, en España, la existencia de un lobby de compañías que ven peligrar sus inversiones en 3G, y la actuación restrictiva de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, amenaza con originar uno de los entornos más restrictivos y de más lento desarrollo al respecto.

Las posibilidades de proporcionar banda ancha mediante tecnologías como WiMAX han llamado la atención de numerosos emprendedores e instituciones. La tecnología WiMAX puede ser un arma poderosísima para que un país consiga popularizar el acceso a las redes de información. Algunas ciudades o países han visto la oportunidad de reducir la llamada “brecha digital”, de dar acceso a todo su territorio de manera sencilla y con un coste de despliegue reducido. En muchas economías desarrolladas, este acceso es proporcionado principalmente por el sector privado en condiciones de competencia eficaz, y cuenta con el apoyo de las instituciones únicamente ante fracasos del mercado, o en regiones donde su explotación no resulta económicamente viable.

Familiarícese con esta tecnología, hágase a su nombre. En el aire del futuro habrá oxígeno, nitrógeno, argón… y WiMAX.

Internet y los niños

Escrito a las 10:05 am
21

La semana pasada fue un poco de locos, y entre otras cosas se me pasó comentar este fantástico post de Pepe Cervera en El Retiario sobre Internet y la educación de los niños, “La culpa es de los padres“. Me pareció soberbio, y es además un tema sobre el que suelo hablar y comentar un montón. A ello ayuda el combinar los temas sobre los que escribo con el hecho de que suelo ejercer mucho de “padre baboso” que presume de las habilidades de mi niña, que es, entre otras cosas, mi beta tester favorita (por cierto, acaba de volver a sorprenderme… en menos de tres minutos después de haber puesto el Nokia 7710 en sus manos, ya se había grabado un video a sí misma… vivir para ver).

El caso es que muchas personas suelen preguntarme dudas del tipo “¿qué software de control parental instalo para mis niños?”, y la columna de Pepe me recordó hace cierto tiempo, cuando un amigo me lo preguntó por e-mail y le respondí en versión “largo y tendido”. La cosa puede tener su polémica, de manera que me parece interesante sacarlo aquí. La pregunta era, básicamente, algo así:

Recientemente, mis primos pequeños se han hecho con sus propias direcciones de Hotmail para hablar por messenger e intercambiarse correos con sus compañeros de clase. Sus padres están encantados de que sus hijos se manejen con naturalidad en la red pero tambié están preocupados pues, si todos recibimos basura “sexualmente explícita” en nuestro buzón, sus hijos no van a ser menos. Como en teoría soy el geek de la familia, mis tíos me han preguntado por algún programa que filtre correos pornográficos o potencialmente peligrosos para unos niños, y que además restrinja el acceso a webs de contenidos similares. Como sé que tú también tienes al menos una hija “on-line” he pensado que ya tendrías solucionado este tema y que nos podrías aconsejar alguna aplicación.

Como veis, completamente relevante con respecto al artículo de Pepe. Mi contestación, levemente editada para hacerla anónima y darle un poco de contexto, fue la siguiente:

Te cuento, y me extiendo porque el tema me parece importante: es un tema en el que mantengo una visión tal vez un tanto “ácrata”, pero que me va muy bien. Yo creo simplemente que el mejor filtro de contenidos es… ninguno. Mi niña tiene diez años, y lleva navegando por Internet desde los seis. Al principio, la única medida de precaución fue no explicarle que existían los buscadores. Simplemente, Internet era para ella un conjunto de vínculos a páginas que su madre o yo encontrábamos y seleccionábamos para ella. Eso me sirvió para que se familiarizase con el navegador, el proceso de navegación y la filosofía de Internet. Posteriormente, cuando ella empezó a pedirme Google (porque lo oía en clase, me veía a mí, lo veía en las noticias, etc.), pasé a dejarle hacer búsquedas sólo si estábamos su madre o yo delante. Cuando se puso muy pesada con que lo quería utilizar ella solita, le dije que vale, pero que tuviera mucho cuidado… a esas alturas, la tarea de educar los criterios de la niña ya la considerábamos relativamente completa para su edad, sabíamos que si se encontraba según que cosas, simplemente cerraría la ventana o nos llamaría (ya tenía nueve años, y siempre hemos sido enormemente abiertos con ella). Única precaución, decirle a Google que utilizase su filtrado en modo estricto. No es gran cosa, es puramente contextual, pero algo es algo. Aún así, debo confesar para mi vergüenza y escarnio que pasé en torno a un mes monitorizando la history y la cache de su sesión por si acaso, y no encontré nada malo.

Otras cosas: mi hija tiene un blog desde hace tiempo, que mantiene ella solita. Sin embargo, como hay mucha gente mala por ahí afuera, he tomado algunas precauciones: una, aunque me harto de citar que lo tiene (me viene bien en “eso a lo que me dedico”), no doy la dirección más que a la familia y amigos directos. Dos, al inicio del código he puesto un robots.txt con un “disallow” para todos los motores. Y tres, configuro el sistema de comentarios para que cada comentario que le hagan genere un mensaje a mi dirección, lo cual, como yo paso muchas más horas online que ella, me permitiría “censurarlos” si lo estimase necesario (hasta ahora no lo ha sido).

En la cuenta de Hotmail, lo único que tienes que hacer es activar el filtro de protección máximo, que sólo permite que le envíen correo aquellos remitentes que estén en su libreta de direcciones. Y que cada vez que un niño le quiera enviar mail, que le diga primero su dirección y tus primos lo den de alta.

El que esto te sirva o no depende del esquema de educación que tus tíos estén empleando con sus hijos. Los niños a los que, por ejemplo, no se les ha explicado “de donde vienen los niños”, pero ya lo han oído en el colegio y lo miran el tema con cierta malicia, lo primero que harán será meterse en Google y buscar “teta” y “culo”. Es inevitable. No me ha pasado, pero incluso en ese caso creo que es mejor seguir manteniendo el carácter abierto. Poner u filtro sólo le añadirá el “atractivo de lo prohibido”, no sé si me explico. Por supuesto no quiero decir con esto que haya unos sistemas educativos mejores que otros, ni que el mío sea mejor que otros, porque depende de mil cosas y no siempre el mismo sistema aplicado a diferentes niños funciona igual, simplemente te cuento que en el caso de mi niña (por ahora) va de vicio…

Este es el criterio que mantengo habitualmente, el que suelo dar a quien me pregunta, y del que estoy francamente convencido. ¿Arriesgado? Puede ser. Pero pretende apostar por la creación de valores de forma inductiva y por el aprendizaje de un medio en el que, si les damos una visión de que “todo es de color de rosa”, en cuanto salgan a él y se lo fumen “sin filtro” les van a dar hasta en el carnet de identidad. Lo cual viene a ser, básicamente, la tesis de Pepe Cervera en su magistral artículo.

Clientes al poder, en Libertad Digital

Escrito a las 11:12 pm
4

Mi columna de la semana pasada en Libertad Digital, “Clientes al poder“, sobre la que no hice referencia porque la semana fue un poco ajetreada, iba sobre la conexión de dos de mis recientes intereses de investigación: los blogs y el CRM. Los blogs como posibilidad de que una empresa sepa lo que sus clientes dicen acerca de ella, entre en conversaciones con ellos, entienda e interprete sus reacciones, se comunique con ellos de forma directa y transparente… El uso corporativo de los blogs; si los blogs han dado voz a las personas, ahora las empresas tendrán que aprender a escuchar y a hablar.

Cena con Joi Ito en Madrid

Escrito a las 9:43 pm
6

Imagen Muy interesante y muy divertida la cena con Joi Ito y mucha más gente sumamente maja en La Giralda, en Madrid. Joi es una persona super próxima, de esas que en cuanto pasas un rato con él es como si le conocieras de toda la vida, muy, muy agradable. Además, estaba David Smith, que nos hizo allí mismo una im-pre-sio-nan-te demostración de Croquet, una red P2P con representación conceptual en 3D de los “mundos” creados por cada usuario, en forma de escenario virtualizado en el que aparecen espejos o figuras que representan los ordenadores conectados, y que se actualizan en tiempo real. Y además, open source… de verdad, vale la pena echarle un vistazo, los allí presentes nos mirábamos con cara de estar echando un auténtico vistazo al futuro por una ventanita…

Mucho gadget variado, mucha conversación interesante y muchas risas. Acabamos tomándonos unas Guinness a las dos de la mañana, y eso que yo no era yo, sino mi triste figura recién descendida de un avión procedente de un curso agotador de día y medio en Mallorca en el que era el único profesor…

Desde el aeropuerto

Escrito a las 3:21 pm
9

Aún no he descubierto como insertar una foto, Blogger se arrastra miserablemente y varias cosas no funcionan, pero esta historia del moblogging parece divertida…
;-)

Groovy Microsoft…

Escrito a las 7:15 am
2

Es sin duda una noticia interesante (Baquía, Barrapunto, y este análisis bueno en Business Week). Ray Ozzie fundó Groove Networks en 1997. La historia anterior da mucho de sí: Ray es uno de los mitos de la programación, el alma de Lotus Notes. Su compañía, Lotus, fue una de esas incontables víctimas de Microsoft en la carrera de Office hacia el monopolio total de las aplicaciones de software. Para mí, Lotus 1,2,3 fue uno de esos programas a los que extraje muchísimo partido, que sabía manejar con los ojos vendados, con el que me sentía literalmente capaz de “hacer magia”. Sin embargo, desapareción como un auténtico azucarillo en agua caliente cuando Excel comenzó su andadura, en una estrategia brillantísima de bundling por parte de Microsoft. El porqué la estrategia de “todo en un lote” de Microsoft funcionó tan aplastantemente bien, cuando la misma estrategia intentada por Lotus en su Symphony nunca fue cacaz de triunfar es uno de los temas que dan muchísimo de sí en clases de estrategia. Pero, siguiendo con la historia, lo que vino después fue que una Lotus ya mucho más pequeña, con un Lotus 1,2,3 ya poco relevante, fue adquirida por IBM, debido fundamentalmente a la presencia de una línea de productos que IBM juzgaba relevante: Lotus Notes. La compra conllevaba la permanencia de Ozzie en la compañía durante dos años, pasados los cuales Ray salió de IBM, y fundó Groove Networks. En 2001, una Groove con un producto muy interesante pero con poco “movimiento económico” recibió una inversión de $51 millones de Microsoft, y prosiguió su desarrollo. Finalmente, Microsoft ha termnado por comprar la compañía, y por integrar a Ray Ozzie en su equipo de desarrollo, reportando directamente a Bill Gates.

¿Qué ofrece Groove a Microsoft? Algo interesantísimo: la posibilidad de incorporar de verdad prestaciones de trabajo colaborativo sobre plataformas P2P a la suite ofimática de productividad personal más difundida en el mundo, con cuotas de merrcado superiores al 95%. Unos Word, Excel, Access o PowerPoint capaces de manejar versiones remotas con integridad, de soportar trabajo colaborativo, de entender la filosofia de los espacios de trabajo común es un sueño muy interesante. Las incursiones de Microsoft en ese terreno no han sido ni mucho menos definitivas, a pesar de que el trabajo en grupo forma parte de las obsesiones de la compañía desde el Windows 3.11 for Groups. Ahora incorpora una herramienta, Groove, que es digna de ser probada. En el Instituto la hemos utilizado varias veces como soporte de trabajo de grupos de estudiantes, y para algún proyecto de investigación, y resulta francamente interesante.

Ver a Ray Ozzie en Microsoft, la empresa que devoró Lotus, es todo un ejercicio de pragmatismo. Pero no suena mal para ninguno de los dos implicados. Y normalmente, Microsoft se ha caracterizado por movimientos de asimilación bastante rápidos. Veremos que tal resulta su digestión esta vez.

Aprendiendo a escribir a cada paso

Escrito a las 7:19 am
3

Escribir mensajes a mano en una pantalla resulta tan cómodo con respecto al teclado de tres caracteres por tecla, que ahora me paso fácilmente de los ciento sesenta caracteres permitidos, y el mensaje tiene que fragmentarse en el envío. Pero lo primero que me ha llamado la atención del uso del Nokia 7710 es el uso de un sistema operativo nuevo, Symbian, que tiene su propio sistema de reconocimiento de caracteres, no exactamente igual que el que utilizaba hasta el momento. Pensándolo, mi historia con el reconocimiento de caracteres comenzó con la Palm III, mediante Graffiti. Era un sistema curioso, porque aunque uno tenía que aprenderse como determinados caracteres no eran iguales que cuando se escribían en un papel, la costumbre se desarrollaba realmente rápido, y no suponía problema ninguno empezar a escribir textos relativamente largos. De ahí pasé al Micrsoft Handwriting Recognition, más natural que el Graffiti, sin problema de ningún tipo. Un día estaba tomando notas en la Palm, al día siguiente lo esta haciendo en la HP Jornada con muy pocos errores. Así, he ido pasando de la HP Jornada a un modelo de Airis, y finalmente al iPaq y al Tablet, sin cambiar de sistema de reconocimiento de caracteres. Nunca he utilizado el teclado virtual. Ahora llego al Symbian de Nokia, me encuentro con un sistema muy parecido, pero no idéntico – las letras “f”, “k”, “x”, “t” y seguramente alguna más cambian – y ya estoy escribiendo, sin prácticamente solución de continuidad y sin demasiados errores.

Ayer tuve que escribir bastantes SMS, y no me presentó ningún tipo de problema a pesar del cambio de sistema. Me llama la atención que seamos capaces de “disciplinarnos” tan rápidamente, habría pensado intuitivamente que el coste de entrada sería mayor. Se tarda un montón de tiempo en aprender y perfeccionar el proceso de escritura cuando somos pequeños, pero en un momentito ya estamos preparados para escribir de maneras levemente diferentes y sin demasiados problemas. Llamativamente fácil, la verdad.

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens