El Blog de Enrique Dans

Microsoft te ofrece el mundo

Escrito a las 12:15 am
1

Vía WSJ veo que Microsoft busca completar su buscador ofreciendo cosas que otros ya tienen, tales como la integración con mapas y fotos aéreas. Ha llegado a un acuerdo en exclusiva con una pequeña empresa de fotografía aérea, Pictometry, que toma fotos mediante pequeños aviones. Las fotos se toman a una distancia lo suficientemente próxima como para que puedan verse los carteles en las fachadas de los edificios, lo que facilita la orientación y la localización de sitios. La noticia del acuerdo está disponible en la web de Pictometry.

Con esta integración, Microsoft ofrecerá a partir de este verano un servicio llamado MSN Virtual Earth, en el que superpondrá estas fotografías “a vista de águila” con imágenes de satélite y mapas. Para el otoño esperan tener cubiertas quince ciudades norteamericanas.

Un segundo artículo en WSJ titula ya “Sky-high search wars“, y plantea los términos de la competencia en este tipo de búsquedas entre Google y Microsoft, es decir, la combinación de Google Maps y Google Earth (nuevo nombre de Keyhole) frente a MSN Virtual Earth. En este tema, me falta introducir en el análisis a dos competidores: Yahoo!, los primeros mapas que consulté (y que se hicieron indispensables para mí) en mi época californiana, que recientemente comenzaron a incluir información sobre las condiciones del tráfico en tiempo real; y Amazon con sus páginas amarillas fotográficas, anunciadas el pasado Enero.

Mientras Google tiene sus Google Maps ya disponibles y ha anunciado una nueva versión de Google Earth en pocas semanas, MSN da como fecha probable de lanzamiento de su servicio algún momento del verano. En precio, Google ofrece gratis los mapas y cobra $30 al año por las fotos de satélite, mientras que las fotos aéreas de MSN serían, en principio, gratuitas. Mientras en Google uno puede hacer una aproximación rápida desde el mapamundi hasta un barrio en concreto, y ver las características y accidentes geográficos del terreno, las calles y las terrazas de los edificios, en MSN lo que se plantea es mostrar, tras una búsqueda de “lavanderías” en una zona determinada, una foto “a vista de pájaro” de cada una de ellas. Y en el futuro, según comentan, se completará con reviews y opiniones de consumidores. Toda una interesante integración de información.

Que buena cosa es esto de la competencia…

Gráficos en formato PNG

Escrito a las 2:29 pm
8

Hace unos días leí una entrada de Minid sobre el formato gráfico PNG y, aparte de aprender un montón, vi que algunas de las razones que daba para utilizarlo eran perfectamente lógicas. Así que desde hace unos días, los gráficos con los que de vez en cuando “sazono” algún que otro post, aparecen en formato PNG (Portable Network Graphics). Diego menciona algún problema relacionado con la visualización de capas de transparencia en MSIE, que por ahora no he notado (no he usado transparencias o no eran gráficos nativos en PNG). Si se me escapa algo y alguien lo nota, que avise, por favor.

Tor: una red anónima

Escrito a las 10:13 am
4

ImagenEn los tiempos que corren, en cualquier foro puede aparecer un inepto pidiendo el establecimiento de un carné de conducir para circular por Internet. Y peor, tales ineptos están muchas veces rodeados de políticos a los que, por desconocimiento, la idea “hasta les puede sonar bien” cuando se remezcla malintencionadamente con peligros como la amenaza terrorista, la pornografía infantil y no se cuantos fantasmas más. Por eso me ha resultado muy interesante esta reseña en Slashdot sobre Tor (ver en Wikipedia), un desarrollo muy avanzado de sistema anónimo de comunicación a través de Internet desarrollado por la Electronic Frontier Foundation (EFF).

Tor es una red que funciona mediante onion routing, una encriptación de la información de redireccionamiento de los paquetes a través de múltiples capas, como una cebolla, que se encargan de “pseudonimizar” (y, por tanto, a través de diversas capas, “anonimizar”) el origen de la petición o la descarga de información. Y Tor sólo es un ejemplo, interesante sobre todo por quién está detrás… la cantidad de herramientas disponibles para anonimizar la Web es enorme, incluyendo cosas tales como el P2P anónimo.

Podemos ser anónimos si queremos. Podemos conectarnos anónimamente a donde queramos y encriptar lo que queramos, la tecnología lo permite. Si un patético personaje dice que tenemos que sacarnos un carné para navegar por Internet… que lea, que se informe, que aprenda, y que vea que muchas cosas ya no dependen de lo que él y los suyos pretendan hacer. Que las cartas están en nuestra mano, y las manejamos como queremos. ¿De verdad quieres llevarnos allí? Atácanos, y nos defenderemos.

Autoblogger

Escrito a las 7:26 pm
12

Impresionantemente útil este programa, Autoblogger (vía Joi Ito y Seth Godin). Me compré la licencia hace seis meses, y lleva desde entonces posteando en el blog por mí… Esto de escribir en el blog se había vuelto muy cansado…

Autoblogger examina tu forma de escribir a partir de un mínimo de quince entradas de más de doscientas cincuenta palabras, y se adapta perfectamente a tu estilo narrativo. Suplementado con AutoPhoto, el programa escoge fotos de agencias de noticias y de Google Images para crear falsas entradas que den la impresión de que estás de viaje por algún sitio (¿o es que alguien se había creído todo eso de mis idas y venidas por lugares insospechados?). Si además incluyes en tu licencia Autobanter, podrás contestar comentarios mediante mensajes que se asemejen a tu estilo y mantengan la integridad conceptual de la conversación. Y para completar la sensación de “estoy online a todas horas”, AutoChat, capaz de integrarse con AIM, MSN, ICQ, Yahoo! Messenger o Trillian y de mantener hasta dieciseis conversaciones simultáneas con amigos o desconocidos.

Impresionante. Ahora sólo me falta conseguir un Autoprofessor para que dé mis clases, y ya me voy de vacaciones a algún sitio soleado ;-)

Joi Ito y la negatividad

Escrito a las 4:04 pm
16

Profundamente sincero y merecedor de una buena reflexión este post de Joi Ito, “Becoming boring“, acerca de la actitud de algunos en la interacción blogosférica. El problema de Joi, como el de muchos otros, es algo que yo defino como “negatividad”, ese reflejo de agresividad que algunos decididamente deberían mirarse con un psiquiatra o bien decidir irse a una maldita isla desierta y dejar al resto de la humanidad disfrutar sin tener que soportar su presencia. Lo que Joi viene a afirmar es que, por un lado, está un poco hasta las orejas de la cuadrilla de gilipollas que cada vez que pone un post sobre sus viajes (I’m off to…) , le salen con comentarios del tipo “que pasa, ¿que ya estás vacilando de los viajecitos que te haces?”, o que cuando escribe lo que él llama un “half-baked post“, una serie de afirmaciones en busca de opiniones para terminar de “cocinarlas”, le salen diciendo eso de “infórmate bien”, “no escribas si no sabes de lo que hablas” y lindezas similares. Y, por otro lado, que si tratase de contentar a toda esa serie de críticos maleducados y extemporáneos, su blog se volvería aburrido, sin especulación, sin provocación y sin información sobre todo aquello que pudiese de alguna manera levantar la agresividad de esa cuadrilla de “censores”, normalmente además amparados en el más impune anonimato.

Soy un defensor del anonimato, y lo he demostrado, por ejemplo, en mi última columna de Expansión. Pero el caso es que el post de Joi me ha llevado a pensar sobre muchas cosas que ocurren habitualmente aquí. Cosas que voy a escribir, independientemente de lo que por culpa de haberlo hecho sé que voy a tener que aguantar después:

Bien está que haya críticos. Es todo un privilegio que así sea, si no a ver para qué íbamos a estar escribiendo aquí. Si no hubiese críticos, esto no valdría la pena. Para mí, mi blog es como el salón de mi casa: en él invito a gente a que venga a hablar de cosas, pongo unas copas, y propongo temas. Si quieres discutir sobre otro tema, puedes proponerlo, puedes irte a otro blog o montar el tuyo. Pero el salón es mío, las copas son mías, y las normas las pongo yo. Sería absurdo echar de mi casa a todo aquel que tuviese opiniones diferentes a las mías, eso convertiría un blog en una especie de “monumento a la vanidad” absurdo, poco enriquecedor, y que, en mi caso, no cumpliría su función: la de alimentar mi proceso productivo, generarme ideas, reflexiones y temas que posteriormente suelo intentar, con mayor o menor fortuna, destilar en artículos, clases y conferencias. Gracias a mi blog, mi material se enriquece muchísimo, se dota de actualidad y viveza… los que seguís esto habéis tenido ya infinidad de muestras de cómo ésto ocurre constantemente. Y estoy enormemente agradecido por ello a los que habitualmente comentan o me envían mensajes, porque realmente es una oportunidad de la que antes los académicos no podíamos disfrutar ni en nuestros mejores sueños.

Pero con la crítica constructiva vienen “los otros”. Son esos que, como en la película, “están muertos pero no lo saben”. No sé si muertos, pero sí podridos. Los que creen que en lugar de tener un blog porque me gusta enriquecerme intelectualmente e intentar contribuir al enriquecimiento de otros, lo tengo por nosequé estúpidas razones que sólo existen en su retorcida cabeza, del tipo “hacerme famoso”, “formar parte de una élite”, “hacerme el listillo”, “presumir de gadgets”, “hacer gala de mi glamouroso estilo de vida” o no se cuantas estupideces más. Y cada vez que tienen oportunidad, haciendo gala de una negatividad y agresividad muy superior a la que algunos muestran frente al volante, entran y dejan caer sus comentarios del tipo “vas de guay”, “eres un fantasma”, “no tienes ni idea”, “infórmate antes de escribir” o mil lindezas por el estilo, normalmente además expresadas con una educación que viene a demostrar hasta que punto su madre debería haberles lavado la boca con jabón cuando debió hacerlo.

Ser hipercrítico es facilísimo. Confundir la libertad de pensamiento, opinión y crítica con la mala educación también lo es. Escribir de manera que hagas el mayor daño posible a alguien que, lejos de tener algún tipo de “agenda oculta”, sólo pretendía compartir foro y experiencias también resulta dolorosamente sencillo. No hace falta ningún arte para hacerlo. Lo que es dificil es contribuir a una discusión haciendo aportaciones sustanciales, valiosas, entrando en la dinámica, contribuyendo de manera sincera, o expresando con educación cuando no estás de acuerdo o algo no te gusta. Eso es lo complicado, y a pesar de ello, es algo que muchas personas que comentan en muchos blogs hacen todos los días fenomenalmente bien. Caminan por el mundo enriqueciendo discusiones, aportando vínculos, información, puntos de vista y opiniones a veces contrapuestas. Desarrollan una relación con las páginas que visitan (con su autor o autores o con otros que comentan en ella) que hace que, aunque no se conozcan físicamente, si un día se encuentran, lo que les apetezca realmente sea tomarse unas cervezas y echar unas risas juntos. Otros no, otros sólo consiguen despertar asquerosas sensaciones del tipo “si un día me lo encuentro, le partiré la cara”, sensaciones que sólo con el adecuado nivel de civismo y educación consigues aparcar.

Un blog no es como un periódico o una revista. En infinidad de ocasiones, antes de enviar un artículo, columna o contribución a un periódico o revista, pido a alguien de mucha confianza que lo lea, que opine, que lo censure si es preciso. Es algo que saben algunos de mis amigos, personas con las que me une una relación de confianza mútua, y, por supuesto, mi mujer, a la que torturo mucho más de lo que la pobre seguramente se merece con ese tipo de cosas. Pero el blog no es así. En el blog soy yo, escribo lo que quiero, y no pienso ponerme a revisarlo con nadie. Tendré que aguantar que alguno venga y suelte por el teclado los improperios que le vengan en gana, y seguiré haciendo una interpretación más que amplia de la libertad de expresión e intentando de verdad no borrarlos más que cuando sean de verdad maleducados o dolorosos.

En el caso de Joi, su reflexión muestra hasta qué punto ha llegado a plantearse el volverse aburrido y evitar críticas y posts “poco elaborados” frente al tener la libertad de escribir lo que buenamente le apetezca. Los comentarios al post (lleva setenta y tres en este momento) abogan mayoritariamente porque continúe como siempre, escribiendo sobre lo que buenamente quiera, y, simplemente, siendo él mismo. En mi caso, sin pretender por supuesto compararme con el incomparable Joi, me temo que no tengo alternativa. Para bien o para mal, sólo sé ser de una manera. Soy profundamente primario, no salgo del UBU, del “you be you“. Ni en clase, ni en conferencias, ni mucho menos aquí. Si alguien quiere creer que me dedico a conspirar contra algo, a intentar erigirme en élite de nosequécosa o otras estupideces afines que nunca se han pasado por mi cabeza, que crea lo que buenamente quiera, no soy yo quien para decirle si debe hacerse la raya a la derecha o a la izquierda. Simplemente, le agradeceré que si después de leer algo, post o comentario, en esta página se encuentra con que no es capaz de sujetar su negatividad, su mala educación o sus retorcidos razonamientos causales, se vaya, por favor, a comentarlos a otro sitio. Que se haga una página, si es que no la tiene ya, y suelte en ella toda la bilis que presuntamente lleva dentro. Pero que deje de sembrar porquería allá por donde va.

Creo que Joi seguirá escribiendo como escribe, siendo de la única manera que seguramente sabe ser. Y yo también. Lo hacía cuando escribía para treinta personas, y lo voy a seguir haciendo aunque escriba para dos mil y pico. Y además creo que será mejor.

Nueva version de eConozco

Escrito a las 3:40 pm
3

Imagen

Ayer viernes me mandó mi amigo Albert un mensaje para comentarme que habían subido la última versión de eConozco. Hoy he tenido tiempo de entrar a echar un vistazo, y me ha parecido muy, muy buena, con un montón de cosas nuevas muy trabajadas. Verdaderamente una versión nueva y hecha desde la experiencia de la anterior, que no fue poca. Además, me he encontrado con este post en Entropía, el blog de Horaci Cuevas (otro de los creadores de eConozco) que describe muy bien y de forma muy exhaustiva las novedades que se han incluido.

Mi columna de Expansión

Escrito a las 11:49 am
8

En la columna de ayer (pdf) intenté, no sé con cuanta fortuna, contestar a cierto personaje capaz de decir en un foro público que “al igual que se requiere una licencia para poder conducir, se necesite una identificación especial para navegar por la red”.

El artículo, por razones de espacio, fue levemente recortado. El texto original que envié es el siguiente:

Aquí vale todo

Hoy he decidido hacerme rico. Desde la ventana de mi despacho veo la calle María de Molina, una céntrica avenida madrileña con un elevado nivel de tráfico. He pensado que en lo sucesivo, todo aquel que pase por María de Molina deberá, en primer lugar, identificarse. Estoy harto de ver pasar gente que me distrae, y que encima lo hacen desde el más impune anonimato. De hecho, algunos pasan hablando en voz alta o haciendo sonar la bocina de sus coches, cosa que me desconcentra un montón. Por tanto, mi siguiente actuación será bajarme a la calle, y tras la pertinente identificación de los transeúntes, exigirles el pago de un canon por uso de la calle, para compensar las pérdidas de concentración que su actividad me ocasiona. ¿Por qué razón iba mi labor investigadora y docente a contar con una protección menor que la frívola actividad de un cantante? Además, dispondré que automovilistas paguen más que peatones, mujeres más que hombres, y rubias más que morenas (dicen que distraen más).

Obviamente, la situación detallada en el párrafo anterior carece de toda lógica, atenta contra cualquier tipo de sentido común, es patentemente absurda y simplemente ridícula. Primero, porque la calle no es mía. Y segundo, porque los transeúntes no pueden considerarse responsables de manera indiscriminada de un presunto perjuicio en mi estado de concentración, aunque se pudiese demostrar palmariamente dicho perjuicio. Y sin embargo, ayer, en una conferencia pública, una persona abogó por el establecimiento de un “carné de conducir para navegar por Internet” con el fin de erradicar el anonimato. Y ese mismo día, presentó un escrito firmado por ciento catorce organizaciones defendiendo la remuneración por copia privada como “una cuestión de justicia”. También tendría bemoles que unas organizaciones que viven de la remuneración por copia privada no firmasen el escrito. Perdónenme, pero tomar en consideración un escrito que hace gala de tamaña “objetividad” es algo que no se le ocurre ni al que asó la manteca. Contra sus ciento catorce firmas, tengo yo varias decenas de millones que opinan justamente lo contrario. Hasta el Senado me da la razón.

Y yo observo maravillado y aprendo, claro. Ante sus ojos, es facilísimo. Primero obligamos a los internautas a identificarse. Después pedimos a sus proveedores de acceso a Internet la lista de qué ha hecho cada uno, y según por dónde hayan navegado y qué se hayan descargado, que nos paguen religiosamente. Es necesario compensar a los cantantes por esas pérdidas (que, por cierto, no han ocurrido… el sector ganó el pasado año mucho más que el anterior).

Estamos en un momento efervescente en cuanto a desarrollo tecnológico. La tecnología y la imaginación humana dan voz a las personas, crean foros de información y discusión, proporcionan medios de difusión cultural de eficiencia nunca antes imaginada, posibilitan formas de interacción de enorme riqueza, desarrollan oportunidades de negocio de inusitada diversidad… y todo lo que propone este señor es que no innovemos y sigamos pasando por caja. Por su caja.

Aquí vale todo. Si alguien pide que todos circulemos con las manos en la nuca y el carné en la boca, aquí no pasa nada. Si pide que le paguen por usar CD, DVD, silbar una tonada o cantar en la ducha, también, ¿por qué no? Incluso puede pedir que paguemos “por si acaso” cantamos en la ducha, aunque en realidad no lo hayamos hecho. Aquí no se escandaliza nadie. Pidamos, pidamos, que la ocasión la pinta Calvo. Aquí vale todo.

Google Personalized

Escrito a las 10:49 am
7

Está ya la web llena (Dirson, Blogpocket, Libertad Digital, Slashdot…) de opiniones e informaciones sobre Google Personalized, aunque a mí no me había dado tiempo de probarlo. Ahora ya lo he hecho, y me ha parecido la pasada más absoluta. Concepto para nada nuevo, y dudo mucho realmente que llegue a utilizarlo, pero una pasada. Impresionante el uso de esa revolución llamada AJAX a la hora de modificar sobre la marcha y de manera rápida la apariencia y disposición de una página web. Impresionante la sensación de entrar en Google desde tu ordenador y ver de repente tus últimos correos de Gmail, algo que te pone nervioso y te da la impresión por un momento de que todo el mundo los puede ver.

Por el momento, tras darse de alta, se pueden añadir doce cositas, un elenco de posibilidades todavía reducido: tus últimos correos de Gmail (entre uno y nueve), cotizaciones bursátiles de diversas fuentes, los titulares del NYT, BBC, Google News, Wired y Slashdot, el tiempo y la cartelera de tu zona, la cajita de itinerarios de Google Maps, y la frase o palabra del día. Una vez añadido lo que quieres, lo puedes barajar por la pantalla de una forma sencillísima y completamente visual, y conformar tu portada de Google, que aparecerá siempre que vayas a hacer búsquedas desde un ordenador en el que te hayas identificado (y desde los tuyos lo normal será que le digas eso de “Remember me“).

El tema, claro, está en la interpretación. Convertir el sobrio buscador en una feria de contenidos costó casi la vida a empresas como Altavista y afines en su momento. Bien es verdad que la personalización era nula y la banda ancha anecdótica, era algo que decididamente no tenía nada que ver con ésto, con MyYahoo! o con MyMSN, tal vez los modelos seguidos para Google Personalized. El propio MyYahoo! tardó una barbaridad en despegar, y ha tenido históricamente un surrender index, índice de abandonos, importante, aunque ha ganado mucho tirón últimamente y se espera que más pujanza aún con Yahoo!360º. En la actualidad, veintiseis millones de personas entran cada día en MyYahoo!, y diez millones lo hacen a MyMSN.

¿Triunfará el portal individual? Puede ser, pero yo por el momento no me veo en él. Mi impresión es que la especialización en herramientas como los lectores de feeds va mucho más allá que la mera agregación de contenidos para ver de un vistazo que proponen este tipo de herramientas. Bloglines me parece una herramienta de trabajo indispensable para leer noticias, Google o Yahoo! son buscadores indispensables (según para qué cosas voy a uno o a otro)… ¿quiero mezclarlos? Mi primera inclinación es no. Otra posibilidad es que la función búsqueda vaya desapareciendo, sustituída por herramientas directamente imbricadas en el navegador, como las toolbars o el propio Firefox, de modo que la razón fundamental por la que muchas personas entran en Google o en Yahoo! cambie totalmente (fenómeno que afecta mucho más a Google, por supuesto, que a Yahoo! o MyMSN, modelos ya “de toda la vida” en ésto). Pero mucho me temo que no soy para nada representativo como usuario, y que para entender y enjuiciar esta tendencia no puedo, decididamente, fiarme de mi percepción. No he sido capaz de hacerme a Yahoo! 360º, por ejemplo, me ha dado “claustrofobia”, y no me atrae demasiado tener muchas prestaciones en Google. Prefiero varias ventanas abiertas con herramientas individuales, un poco la opción best-of-breed frente a la all-in-one. Pero repito, para lanzarme a hacer una previsión sobre el éxito de este tipo de cosas, necesitaría un poco de investigación al respecto, paneles de usuarios, etc. Y en cualquier caso, me parece un movimiento verdaderamente interesante.

Noqueada en el supermercado

Escrito a las 10:17 am
4

Comprarse unas braguitas con vibrador incorporado (PassionPants, de Ann Summers), £25.00. Ponértelas cuando te bajas a comprar al supermercado y que te suba el “tono vital” hasta tal punto que te desmayes, te caigas, te golpees la cabeza contra una estantería y te tengan que llevar al hospital, donde descubren el gadget todavía en funcionamiento… no tiene precio.

A esto se le llama incrementar tu popularidad en el vencindario… (vía The Register)

Adquisiciones

Escrito a las 9:21 am
3

ImagenLoquo, una página de Barcelona creada por Ubaldo Huerta y dedicada a los clasificados de todo tipo, ha sido adquirida por Kijiji, la rama de nuevos negocios de eBay creada como startup por empleados de la compañía. Kijiji, que significa “aldea” en swahili, aglutina ya unos noventa sitios en Austria, Canadá, China, Francia, Alemania, Italia, Japón, Suiza y Taiwan, y ahora añade Loquo en Barcelona y, en la misma tacada, Gumtree en el Reino Unido. Además, eBay posee también un 25% de Craigslist, un sencillísimo (e interesantísimo) sitio de clasificados gratuitos de enorme influencia en algunas ciudades norteamericanas, y antes había comprado, entre otras, Markplaats, en Holanda (comentado aquí en su momento)… El mapa empieza a hacerse muy complicado. No creo que a estas alturas nadie dudase que eBay es un auténtico imperio.

La noticia vía Alzado y ZDNet.

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens