El Blog de Enrique Dans

Mi monitor transparente

Escrito a las 4:15 pm
4

Transparent monitor La verdad es que me encantan estas chorraditas por lo que tienen de uso de una plataforma para la interacción social, la creación de memes y todo ese tipo de cosas, me parecen experimentos sociales divertidos. Si el meme anterior en Flickr fue “What’s in your bag?“, ahora es “transparent“, y consiste básicamente en tomar una fotografía poniendo la cámara delante de tu monitor, quitar el monitor y poner la foto como fondo de pantalla. El resultado es un efecto de “monitor transparente” que, en mi caso, es de puro aficionadillo, pero si echáis un vistazo en Flickr veréis auténticas obras de arte. Pero mi monitor es muy grande y pesado, y no era cosa de estar moviéndolo para tomar la foto… si me animo, luego lo intento con el portátil.

¿Qué hacemos con los correos?

Escrito a las 9:58 am
28

emailFrancamente, no lo sé. Por lo que veo, la gente puede clasificarse en función de pautas de comportamiento muy diferentes, que me imagino que tendrán que ver con formas de ver la vida, de desarrollar su trabajo, o con las conjunciones astrales del día en que nacieron, no lo sé. El caso es que, en función del uso que hacemos del correo electrónico, podemos ser de varios tipos:

  • El “auditor“: Todo aquello que le envían debe ser guardado y clasificado con mimo… nunca se sabe cuando va a venir Peláez a decirle que él le pidió nosequé con fecha nosecuantos, o cuando se caerá el servidor corporativo y habrá que reconstruir la memoria colectiva a partir tan sólo de sus archivos, convirtiéndole así en héroe nacional… Su bandeja de entrada aparece limpia y ordenada, tan sólo permanecen en ella los correos sin procesar, que requieren acción por su parte o esperan contestación. Como un ordenadísimo Ministerio. Todo lo demás, pasa a ser cuidadosamente clasificado en carpetas. Periódicamente, como sabe que los archivos .pst del Outlook tienden a inestabilizarse cuando superan un tamaño determinado, los archiva cuidadosamente, los pasa a un CD, y vuelve a empezar sólo con los últimos tres meses… En realidad, jamás ha tenido la necesidad de consultar uno de esos correos que se almacenan en los CDROMs de su estantería, pero todas las tardes, al quitarse los manguitos, se siente fenomenal sabiendo que están ahí…
  • El del “Síndrome de Diógenes“: como esos durísimos casos que aparecen de vez en cuando en las noticias… “hallado muerto en su domicilio un anciano entre toneladas de basura”. Lo guarda todo, pero todo, todo, todo. Desde el primer correo que le envió su novia, ahora madre de sus hijos, hasta los mensajes basura que le persiguen todos los días ofreciéndole alargamientos descomunales de determinadas partes de su anatomía. Algún problema en su cerebro le impide discernir lo que es verdaderamente importante de lo que no lo es, pero quien sabe, a lo mejor algún día puede ser útil para algo… Su bandeja de entrada almacena miles de correos, sin clasificar, pero sabe o cree que están allí, al menos los que ha recibido desde la última vez que se cayó el ordenador o se cambió de trabajo…
  • La “memoria selectiva“: se trata de una variante atenuada del síndrome de Diógenes o del auditor. Probablemente empezó igual, pero en algún momento, su ordenador explotó y le dejó amnésico, sin memoria histórica. Vagó desorientado durante algunos días, pidió a todos sus conocidos que le reenviasen sus correos, y al comprobar la futilidad de su intento de reconstrucción memorística, empezó a hacerse selectivo. Ahora guarda sólo las cosas que son importantes, pero no tiene ni idea de que ocurrirá si algún día su archivo vuelve a explotar. Vagará otra vez desorientado durante algunos días, y poco más.
  • El “sentimental“: guarda sólo lo que tiene “de verdad importancia”, el correo con su evaluación del desempeño, el e-mail de una ex-novia que le encontró en Google, la carta de aceptación de su artículo, el correo de despedida a toda la organización de aquel tío tan majo que trabajaba en el despacho de al lado… nunca los ha vuelto a consultar, pero ahí los tiene, en una carpetita que cuelga de su bandeja de entrada, como fotos amarillas en un álbum…
  • La “entropía total“: no sabe lo que tiene, ni donde lo tiene. De vez en cuando agrupa su enorme bandeja de entrada, en la que se acumulan spam, newsletters de todo tipo, correos de amigos y temas profesionales de todo tipo, y realiza operaciones que pueden calificarse en algún lugar entre la “pira purificadora” y la “limpieza étnica”. Tienen diferentes cuentas que se forwardean correo entre sí, e intuye que en algún lugar siempre puede encontrarse aquel correo, pero la última vez que lo intentó pasó tanto tiempo intentando encontrarlo, que se le olvidó lo que estaba buscando…
  • El “vivalavirgen“: ¿Para qué vamos a guardar nada, si la vida es un sinvivir? Total, las cosas se clasifican entre las que no son importantes, y por tanto hicimos bien en borrar, y las que sí lo son, y por tanto ya nos volverán a enviar… De vez en cuando nos abroncan por eso de “¿qué pasó con aquel correo pidiéndote nosequé que te envié el día tantos del tantos… “, pero total, siempre se le puede echar la culpa a la tecnología… En su bandeja de entrada, sólo unos pocos mensajes recientes. Después nada. Nada anterior a quince días. Nada en los elementos enviados. Vive en el éter, pero vive bien, despreocupado, feliz… Se ríe con el chiste que le envían, tal vez lo reenvía a algunos amigos, pero después nada, ni copia de lo que recibió, ni de lo que envió. De vez en cuando alguien le retira el saludo, pero él nunca llega a enterarse ni entiende porqué será que ese tío que le suena tanto le mira tan mal…

¿Dónde os véis? Yo creo que oscilo entre entrópico, Diógenes y auditor, pero depende… en el ordenador del despacho me comporto distinto de como lo hago en el de casa, y muy distinto de lo que hago en el portátil. Además, la cosa cambia con las diferentes oleadas tecnológicas… no es lo mismo el Outlook que explotaba cada vez que el .pst se aproximaba a dos gigas, que la monolítica solidez del Thunderbird, o la sensación de ilimitado de Gmail… Lo que sé es que efectivamente, jamás he vuelto a desemplovar ninguno de los archivos con aquel correo que me envió el primer journal que aceptó un artículo mío, o con el que me envío vete tú a saber quien… nada. La utilidad práctica de haberlos guardado se reduce a la tranquilidad de saber que si me ocurre como a Harrison Ford en aquella película y pierdo completamente la memoria, podría, si quisiera, reconstruir gran parte de los últimos años de mi vida… o al menos una extraña visión parcial de los mismos… sin tener en cuenta cuando reventó aquel archivo o cuando me cambié de ordenador, o… No sé, creo que cada día tenderé más al “vivalavirgen” hasta llegar a la entropía total…

¿Qué hacemos con los correos?

Articulo sobre WiMAX en La Opinion

Escrito a las 10:13 am
2

Igor Galo me cita en este artículo sobre WiMAX en La Opinión, periódico en español editado en Los Angeles para el sur de California. Alguna frase interesante:

“… Enrique Dans, del Instituto de Empresa de Madrid y experto en la materia, sostiene que WiMAX no significará el “gratis total”, aunque sí un mayor grado de competencia que redundará en precios más competitivos, un desarrollo mayor de la economía digital y un mayor número de opciones para los usuarios de todo tipo.

Es decir, WiMAX puede representar una entrada adicional de competencia en un sector que la necesita de verdad. En la actualidad, por ejemplo, la falta de una competencia fuerte ha llevado a que los operadores de telefonía móvil ofrezcan servicios de conectividad de datos a precios que únicamente pueden ser pagados por determinados grupos de clientes, como los usuarios corporativos, mientras que otros que podrían beneficiarse de un acceso en movilidad o en plataformas, como el teléfono, sensiblemente más baratas que una PC, permanecen al otro lado de la “división digital”.

Lo cual, basado en mis experiencias recientes de conexión a través de GPRS, toma todavía más sentido. Ayer quise conectarme otra vez, y no fue ni caro, ni barato. Simplemente no fue. No hubo manera, a pesar de estar en medio de una ciudad. Cuando conoces y vives todos los días la disponibilidad y la calidad de servicio de una red WiFi, encontrarte de repente con que no puedes conectarte a través de tu teléfono resulta desesperante, como una regresión. El acceso a Internet a través de GPRS no sólo es caro, sino que además tiene una mala calidad de servicio. Claros y evidentes signos de cuando un sector necesita imperiosamente la entrada de nuevos competidores. Bueno, el sector tal vez no. Pero sus clientes sí.

P.S.: Me comenta Igor que el artículo acaba de salir también en el Reforma, uno de los periódicos importantes de México.

Un pequeño paso para Yahoo!, un gran paso para la Humanidad

Escrito a las 9:07 am
4

Lo he visto ya en varios sitios (Barrapunto, Boing Boing, Dirson, Joi Ito, Lessig o Slashdot, o el propio blog de Yahoo! Search, donde interviene el propio Lawrence Lessig) y me ha parecido una noticia fantástica: Yahoo! habilita su buscador para la localización de contenidos con licencias Creative Commons. En la página http://search.yahoo.com/cc, nos encontramos una caja de búsqueda de Yahoo! que realiza búsquedas en contenidos con licencia CC expresa, y añade dos posibilidades: la de restringir la búsqueda a contenidos que puedan ser utilizados para otros usos comerciales, y la de buscar únicamente contenidos que podamos modificar, adaptar o reutilizar. Es muy interesante como han conseguido, en escasamente tres opciones, recoger conceptualmente los “sabores” de CC que puedan tener mayor demanda de búsqueda y utilidad práctica.

Lo importante de este lanzamiento no es el propio producto como tal, sino lo que viene a partir de ahora. En primera derivada, Yahoo! Search CC sirve, obviamente, para dar a Yahoo! un fantástico posicionamiento y share of mind entre los internautas que conocen y aprecian las bondades y la lógica del copyleft. En segunda instancia, sirve para dinamizar la competencia: me apuesto a que Google incorporará CC a su buscador en menos de un mes, o no será el Google que yo conocía (las cosas han cambiado mucho desde que están “tan ocupados siendo multimillonarios”). Y en tercera, y más importante, sirve para dar a conocer las licencias CC entre el gran público, para que la gente se entere de que cuando buscan algo para usarlo en un trabajo, una foto para ilustrar un ejemplo, un diagrama, un fondo musical… lo que sea, pueden utilizar este tipo de búsqueda para asegurarse de que el uso que pretenden dar a ese contenido de otros, es acorde con lo que el autor permite.

Como decía el fantástico video de Creative Commons, “Sé Creativo“, que utilizo en prácticamente todos mis cursos, hasta ahora, alguien que quería utilizar contenido de otros se encontraba con tres opciones: o intentar pedir todos los permisos necesarios al propietario de la obra (lo cual resultaba casi siempre completamente inoperante), o usarla sin permisos de ningún tipo y atenerse a las posibles consecuencias legales, o bien, ante las dudas, no usarla. Ahora, cuando utilicemos un motor de búsqueda con el fin de localizar algo que pretendamos usar, y no simplemente consultar, recurriremos a Yahoo!, el buscador que nos permite introducir esta opción en nuestra busqueda. Para Yahoo!, la complicación técnica derivada de hacer que su buscador sea capaz de leer e interpretar algo tan cuidadosamente bien desarrollado como las licencias Creative Commons es escasa, algo que una empresa con la capacidad técnica de Yahoo!, asesorada además por las mentes pensantes de Creative Commons, puede hacer con facilidad. Pero un acto técnicamente sencillo como éste convierte a un buscador en la herramienta de elección para una gran variedad de tareas, y ayuda, además, a difundir la necesidad de revisión y mejora de una legislación, la de copyright, que ante las herramientas de acceso a la información que ahora tenemos, se había quedado absolutamente desactualizada y tendía peligrosamente a criminalizar cualquier actividad de acceso a la información. Es, sin duda, un gran paso en la dirección adecuada.Y un gustazo cuando una empresa como Yahoo! lo sabe ver así de bien.

El coche del inspector Gadget

Escrito a las 7:10 pm
10

El viaje en coche de Madrid a Coruña ha tenido su gracia. No, no por los atascos monumentales de salida de Madrid – que los ha habido -, sino por la acumulación de gadgets variados compitiendo por un único suministro de corriente: la toma del encendedor.

Por un lado, el GPS. No es que haga falta GPS para tomar la autovía en Madrid y llegar a Coruña, pero queríamos hacer varias paradas por el camino, y resulta cómodo no tener que andar mirando mapas o preguntando. Por otro lado, el DVD portátil que se lleva la niña en el asiento de atrás. Añádele la necesidad de cargar un móvil, y ya tienes un conflicto de intereses familiar que ríete tú de las negociaciones del Tratado de Tordesillas… si encima llegamos a fumar alguno de la familia y necesitásemos utilizar la toma de corriente del mechero para lo que realmente es, la cosa habría sido ya de auténtica risa.

¿Alguien ha visto adaptadores de enchufes múltiples para el mechero del coche? ¿Vendrá la próxima generación de coches con tomas de corriente estratégicamente distribuidas por el vehículo? O simplemente irán integrando los diferentes gadgets en el equipamiento, promero como extras, y después de serie, como lleva ocurriendo toda la vida? El GPS, el DVD o el móvil ya forman parte del equipamiento extra en automóviles de gama media o alta, pero las necesidades de recarga o conexión de gadgets de todo tipo parecen ir más rápido… ¿Un coche lleno de enchufes? ¿Una CAN (Car Area Network)? Todo se andará…

El camino abierto, columna en Libertad Digital

Escrito a las 6:24 pm
3

Mi columna de esta semana en Libertad Digital se titula “El camino abierto“, e incide en porqué una opción como Firefox no solamente es mejor que MSIE – cosa en la que sería repetitivo y vano incidir – sino que, lo que es más importante, lo seguirá siendo. ¿Por qué? Por las virtudes de una filosofía, la del código abierto, que hace que todo aquel que quiera y pueda hacerlo, pueda añadir al programa sus propias extensiones, nuevas funcionalidades o cambiar su aspecto. Detrás de la filosofía de código abierto se esconde la razón por la cual Firefox es ahora el líder tecnológico al que intenta parecerse la nueva versión de MSIE, o porqué los problemas de seguridad de Firefox se corrigen más rápidamente. Lo mejor de Firefox no es el hecho de que sea un buen navegador… lo mejor es que sea capaz de que la gente entienda porqué lo es.

Telefonia movil y WiFi

Escrito a las 3:38 pm
6

He visto en Xataka, que cita a Digital Chosunibo, un medio coreano, la referencia a este teléfono de Samsung, el SPH-M4300, cuyo principal atractivo es el contar con conectividad WiFi integrada. Me parece que tiene todo el sentido del mundo. Desde que empecé a probar ese tipo de dispositivo llamado smartphone con el ya famoso Nokia 7710, híbrido entre teléfono y PDA, mi principal problema no es de prestaciones del aparato (tema del que ya hablaré), sino filosófico: sigue faltándome una de las cosas que yo más le pido a una PDA, el acceso WiFi, con lo cual mi iPAQ sigue, claro, viajando en el bolsillo interior izquierdo de mi chaqueta. Eso significa una duplicidad de información completamente absurda, de manera que me planteo que seguramente estaría mejor como hasta ahora: con un teléfono “minimalista”, pequeñito y cómodo, suficiente para llamar por teléfono y poco más. Aunque esto es una pura consideración personal, y puede variar mucho en función de preferencias, creo que el peso del smartphone únicamente se justificaría si fuese capaz de sustituir plenamente a la PDA. Y para ello, en mi caso, necesito un dispositivo que me permita conectarme a una red inalámbrica simplemente sacándolo del bolsillo y encendiéndolo, sin la aparatosidad del PC.

Por otro lado, parece lógico pensar que el atractivo del dispositivo de cara a las operadoras descienda si éste, además de ser un teléfono, permite utilizar sistemas basados en WiFi que permiten que el usuario recurra a cosas como Skype para llamar por teléfono siempre que esté en zonas de cobertura WiFi, que resultan además cada vez más ubicuas. Es decir, que si bien no debería representar un grave problema técnico para Nokia incorporar la conectividad WiFi, sí es posible que los hipotéticos acuerdos posteriores con las operadoras dificulten la salida (vía oferta de terminales subvencionados a los usuarios) de un teléfono con esas prestaciones. Pero sobre la existencia o no de problemas de este tipo no tengo datos de ningún tipo.

Lo que sí sé, después de un par de semanas de uso, es que echo de menos la conectividad WiFi en mi teléfono, y que no ha conseguido que deje de llevar mi PDA en el otro bolsillo, cosa que se suponia que era su principal valor. En el fondo, es consistente con lo que vengo diciendo desde hace mucho tiempo: los diferentes tipos de redes coexistirán, y los usuarios o sus dispositivos escogerán en cada momento en función de sus necesidades lo que quieran utilizar. Los dispositivos que más se acerquen a esa multifuncionalidad, serán los que acaben ganando la batalla por la cuota de bolsillo.

De lo mejorcito que he leído últimamente

Escrito a las 6:21 pm
3

Acertado y el el momento adecuado. De mi compañero de tribuna, Guillermo, “Internautas, pederastas y aburridos“. Me había quedado con el mismo sabor de boca después de ver unos cuantos telediarios y pensaba escribir algo parecido, aludiendo además a la suprema ignorancia de quien nos gobierna y metiendo en el ajo al defensor del pueblo (al que ya le ha dado cera de la buena el amigo Daniel) y a Carmen Calvo, que se dedican a hablar (y a lo que es peor, legislar) sobre Internet sin saber si se escribe con o sin H. Pero visto lo visto, simplemente leeré y aplaudiré…

La importancia de las SIPs de Amazon

Escrito a las 1:03 am
3

Sinceramente: es una empresa que nunca pierde la capacidad de sorprenderme. El último hallazgo interesante de los chicos de Jeff Bezos son las llamadas SIPs, o Statistically Improbable Phrases, que desde hace unos días acompañan a cada libro cuando accedéis a su información, entre el título y la imagen de la portada. Las veremos como un conjunto de palabras o frases que, en los casos en que conozcamos el libro, nos sonarán sin duda mucho, relacionadas con su contenido.

¿Qué son las SIPs y qué importancia tienen? El concepto de “frase estadísticamente improbable” viene de la aplicación del filtro colaborativo a los contenidos de la base de datos de “Search inside the book”, que comentamos aquí cuando se anunció, en Octubre de 2003. En aquella fecha, AMazon anunció que disponía de las versiones digitales completas de 120.000 libros con sus treinta y tres millones de páginas, con todas las palabritas convenientemente reconocidas. Esta cifra, que no ha parado de crecer (lo cual es lógico teniendo en cuenta que puede demostrarse que los libros que la incorporan venden en torno a un 10% más), permite a Amazon hacer una cosa la mar de curiosa: una vez dispone de los contenidos completos de un libro, busca en él frases con un número significativamente elevado de apariciones. Después, compara esas frases con la totalidad de la base de datos de “Search inside the book”, de manera que obtiene las frases que resultan ser especialmente características de ese libro, las que realmente lo diferencian del resto de la base de datos, las que probablemente utilizaríamos para definirlo. En palabras de Amazon,

Amazon.com’s Statistically Improbable Phrases, or “SIPs”, show you the interesting, distinctive, or unlikely phrases that occur in the text of books in Search Inside the Book. Our computers scan the text of all books in the Search Inside program. If they find a phrase that occurs a large number of times in a particular book relative to how many times it occurs across all Search Inside books, that phrase is a SIP in that book.

Hasta aquí, muy interesante. Pero compliquémoslo un poco más: ¿qué es lo que realmente se ha sacado Amazon de la manga con las SIPs? Hace unos días comentábamos la importancia de las tags como sistema de clasificación, y cómo las folksonomies se iban a convertir en una de las fuerzas imparables de Internet, por su importancia a la hora de encontrar información, seguir conversaciones, etc. Sin embargo, todo gira en torno a un “eslabón débil”: la arbitrariedad de las tags. En efecto, al ser las tags un metacontenido decidido arbitrariamente por su autor, cabe la posibilidad de que éste, simplemente, sea poco hábil al asignarlas, o esté poco informado, o desconozca que ese tema suele recogerse en una tag determinada… ¿no os asalta muchas veces ese pensamiento cuando asignáis tags a una entrada determinada?

¿Qué son, en el fondo, las SIPs? Simplemente, una manera de pedir a los libros que se asignen tags ellos solitos mediante un método estadístico no arbitrario. ¿Qué ocurriría si intentásemos aplicar algo parecido a la web? Pues que tendríamos páginas que en función de su contenido y de las frases que aparecen en ellas, y de cómo esas frases aparecen de manera relativa en el resto de la base de datos de páginas de la web, se asignarían tags ellas solitas, facilitando así su categorización e indexación, así como el acceso a la información que contienen. A mí, francamente, me suena a reinventar la web semántica, pero esta vez de manera que funcione de verdad.

Por supuesto, el método plantearía problemas, porque el sistema se basa en la repetición de frases en un número elevado de páginas de un libro, no en el contenido de, por ejemplo, un post en un blog. No digo que todo esté conseguido, sólo pretendo especular sobre en qué dirección va esto. Y por su aspecto, es algo que debería tener a todos los documentalistas del mundo haciendo la ola…

Más movimiento: InterActive Corporation (IAC) compra AskJeeves

Escrito a las 2:56 am
7

ImagenLa empresa dirigida por Barry Diller es uno de los conglomerados más importantes de Internet, propietario de cosas que nos suenan tanto como Expedia, Match.com, Ticketmaster, CitySearch, GetSmart, LendingTree, Hotels.com, Hotwire, el canal de televisión Home Shopping Network o la red social ZeroDegrees, entre muchos otros. Se ha considerado durante cierto tiempo una empresa de tipo serial acquirer, que compraba sin parar, disparando a todo lo que se movía y sin cuidar demasiado la integración posterior. Sin embargo, este “General Electric de la Red” (la estrategia de GE, caracterizada sobre todo por la época de Jack Welch y muy estudiada en las escuelas de negocios, consistía en una enorme profusión de compras muy diversificadas, que tenían que alcanzar el primer o segundo puesto en sus mercados respectivos en plazos breves o bien afrontar una nueva venta) ha juntado una cartera de empresas de lo más interesante, algunas de las cuales, muy consolidadas, (Expedia, Home Shopping Network y otras) ganan bastante dinero como para financiar a otras de tipo más emergente.

La llegada al conglomerado de AskJeeves, el quinto motor de búsqueda, recientemente reforzado a su vez con la compra de Bloglines, sitúa a IAC a la altura de competidores como Yahoo!, Google o Microsoft. Imaginémonos las posibilidades de un servicio que, por ejemplo, una a las búsquedas de AskJeeves y Teoma la posibilidad de localización física de CitySearch, la de transacciones de entradas de conciertos y espectáculos con Ticketmaster, la de organización de viajes de Expedia u Hotels.com, etc. Si son capaces de plantear una integración razonablemente buena, habrá que tener un ojo puesto en IAC.

Dos billones de dólares en stock. ¿Quién dijo que las empresas de Internet estaban sobrevaloradas? Esto está que no para (y aún queda alguna más). ¿Vuelven los ’90?

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens