El Blog de Enrique Dans

TheWeblogProject

Escrito a las 9:04 pm
1

Imagen Nuevo proyecto de Marco Montemagno, un italiano que me cae esplendorosamente bien y que participa mucho en la difusión de las nuevas tecnologías en su país, con su blog, artículos en prensa, y programas en televisión como éste. Conocí a Marco a partir de su P2P Manifesto, que enlacé en cuanto lo vi. Él me escribió al ver mi trackback, y desde entonces nos hemos cruzado algunos e-mails para informarnos de proyectos.

TheWeblogProject es un proyecto de realización de una película utilizando muchos de los elementos de esta neogalaxia Internet que estamos configurando entre todos día a día. La idea consiste en seleccionar bloggers conocidos a través de una encuesta, hacerles entrevistas, y añadir contenidos o fragmentos de contenido que otros bloggers envíen contribuyendo al proyecto. Se trata de dar una panorámica completa del mundo blogosférico, y como véis, tiene elementos de Creative Commons (todo lo que se haga será CC-BY, y la película se distribuirá en redes P2P sujeta a esta licencia), folknonomías, open source (remezclable, etc.) y financiada vía donaciones. Básicamente, la idea es (traduzco)

  1. Recoger donaciones de bloggers y esponsorizaciones
  2. Entrevistas a los veinte bloggers elegidos mediante del.icio.us y wiki
  3. Recogida de videoclips de todos los bloggers que quieran participar
  4. Edición y producción del primer master oficial
  5. Distribución grstuita a través de las principales redes P2P y el Internet Archive, mediante una licencia CC-BY
  6. Open-sourcing de todo el material contribuído al proyecto y no editado para todos los bloggers que hayan contribuido al soporte económico del proyecto mediante microdonaciones, bloggers que podrán remezclar contenidos, crear reediciones personales de la película, y distribuirlas para que todo el mundo las vea.

Hoy lo ha comentado SmartMobs. Me parece un proyecto divertidísimo, que conjunta elementos muy interesantes, y con capacidad para hacerse oír, que es lo que cuenta: contribuír a la difusión del conocimiento de este tipo de temas de manera imaginativa y creativa. El hecho de que se utilice la licencia CC-BY hace que los que contribuyan tengan una “remuneración en especie” vía sano ego-boosting que puede hacer que la cosa alcance una gran circulación. Me gusta la forma de trabajar de Marco: ya ha demostrado saber manejar y hacerse atractivo a los medios tradicionales a la hora de hacer llegar su mensaje, y en esta ocasión el proyecto me parece que puede funcionar francamente bien. Conviene estar atento, apuesto a que oiremos hablar de esto bastante más.

Ética blogosférica: Y vamos con el tercer asalto

Escrito a las 1:31 pm
11

En el tercer asalto al tema de la ética blogosférica (ver el primero y el segundo) quiero hablar de modelos de negocio y cosas afines. El tema surge, por supuesto, a partir del detalle de Nokia de regalarme un 7710 para que lo pruebe, y de las preocupaciones de algunos (gracias, Willy, por motivar el tema :-) con respecto a como afecta eso a la independencia de un blogger.

Veamos la secuencia: Nokia me llama y me invita a formar parte de su programa de prueba de este teléfono. Yo respondo que encantado, pero que siempre que pueda mantener una open blogging policy, es decir, que pueda escribir y dar los detalles acerca de lo que yo quiera relacionado con el teléfono, independientemente de que mi juicio al respecto sea bueno o malo. Básicamente, quiero poder criticar o ensalzar lo que me dé la gana. La persona que tenía al teléfono no podía tomar esa decisión, de manera que me dijo que lo preguntaría y me volvería a llamar. Me llamó al cabo de más o menos una hora, para decirme que por supuesto, que encantados, y que de eso se trataba, de que pudiese dar mi opinión imparcial. Así que les dije que sí, que de mil amores.

Obviamente, a nadie que me conozca se le escapa que me habría fastidiado mucho decir que no a un teléfono último modelo… así que la pregunta es, ¿lo habría hecho? Pues como buen gallego que soy, depende. Si me niegan la mencionada blogging policy y me dicen que me dan el teléfono con la condición de que no puedo escribir sobre ello, supongo que habría aceptado el teléfono igual, lo habría evaluado, les habría erspondido a sus encuestas, y no habría escrito sobre ese modelo de teléfono. Sin embargo, si me hubiesen dicho que sólo puedo escribir si ellos lo supervisan previamente o alguna política de ese estilo, sí habría dicho que no, que no me lo enviasen, o simplemente no habría escrito sobre ello.

Ayer leí esto en Kottke sobre un blog que sólo acepta publicidad de productos que ha probado y que por tanto puede recomendar realmente porque le han parecido buenos. Me llamó la atención, francamente, que lo tuviesen tan bien estructurado. Y no me parece mala política, francamente. ¿Quién mejor que un cliente actual satisfecho para explicar a otros clientes potenciales por qué está satisfecho? El tema se podría llevar perfectamente al terreno del CRM, e instrumentarlo con las tradicionales métricas de referrals que se han manejado toda la vida. Me ha parecido un giro al tema muy interesante. Pero por supuesto, los que me leéis habitualmente sabéis que llevo un cierto tiempo “explorando” este tema de la ética blogosférica y los full disclosures no sólo con los dos “asaltos” que he vinculado más arriba, sino con otras cosas como la Agenda de Virginia, el GPS de Telefónica, etc. En este tema, como en muchos otros, me siento realmente intentando desarrollar conceptualmente algo acerca de lo que voy aprendiendo más y más a medida que camino, a medida que vivo nuevas experiencias en la blogosfera. Por tanto, como con todos los temas “en desarrollo”, cualquier aportación al tema resulta enormemente bienvenida.

En el Foro de movilidad y banda ancha

Escrito a las 1:22 am
1

Muy entretenido el Foro de Ericsson y Actualidad Económica sobre “la movilidad: valor clave para el uso generalizado de la banda ancha”. Ciento y pico personas, un salón agradablemente lleno, y mucha vidilla desde el primer momento. Empecé con una ponencia “inocente” en la que, en lugar de restringirme a 3G, tocaba todos los temas que para mí podían tener relación con movilidad y banda ancha, presentándolos primero todos juntos en una “sopa primordial” (en el fondo uno sigue siendo biólogo) y agrupándolos después de manera laxa en categorías como “dispositivos”, “software”, “tecnologías” y “operadoras”. Finalmente, a modo de conclusiones, hablaba de la falta de orientación a cliente de unas operadoras que, salvo excepciones, están siendo incapaces, por variadas razones, de orientarse al cliente, y se empeñan en simplemente lanzar productos en lugar de cubrir necesidades. Esperaba que fuese polémica y generase el suficiente efecto amplificador como para tener una mañana con buena participación, y la verdad es que en ese sentido estuvo muy bien.

Cosas que me gustaron: la actitud de la audiencia, con muy buenas preguntas, muy buena dinámica, y aportes de notable calidad. Las ponencias presentadas, en las que había material de verdadero valor añadido. Encontrarme con gente a la que conocía de escribir comentarios en esta página, pero a los que no ponía cara. Ver por allí a David Lacasa, que tuvo mucho que ver en su momento en que yo empezase esta página (y que por cierto, está hoy de cumpleaños, ¡felicidades, David!). Reencontrarme con un ex-alumno del año 2000, Jose María Cuéllar, que trabaja en Telefónica Móviles, y ver que además de hacer una buena ponencia, hace moblogging del evento con Flickr (decididamente me gusta ver ese tipo de cosas en personas que trabajan en según qué compañías). Y unas cuantas cosas más…

Aquí tenéis la presentación en .ppt (2.43 Mb.). Y aquí (actualización 31/03/2005) la cobertura de la noticia en Actualidad Económica.

¿Un pájaro? ¿Un avión? ¿Un telefono?

Escrito a las 11:58 pm
8

ImagenImagen Por gentileza de Nokia, tengo desde hoy esta cosa de aspecto híbrido entre teléfono, PDA y Gameboy que, entre otras muchas cosas, sirve para comunicarse. Empezaré a jugar con él rápidamente. Me lo han regalado con expresa open blogging policy, es decir, puedo decir de él lo que buenamente quiera según sean mis impresiones al probarlo. Me ha coincidido que llegase en el típico día de locos, me encontré la caja por la mañana en el despacho, y no lo he podido ni encender hasta las ocho de la tarde, con lo cual no he hecho más que ponerle la tarjeta, cargar la batería y explorar un poquito. Por ahora puedo decir que tiene buen aspecto. En breve, si todo va bien, empezaré a utilizarlo para hacer mis primeras pruebas de moblogging.

Seguimos jugando, seguimos experimentando…

Leyendo blogs en el avión

Escrito a las 6:55 pm
1

Es una tontería, pero no lo había hecho nunca y me ha hecho gracia… Ayer, después de postear desde el aeropuerto, me quedó un rato para leer noticias en Bloglines. En vez de hacer la habitual lectura secuencial, hice simplemente un repaso de titulares, y los que me parecieron interesantes los fui abriendo en ventanas independientes del navegador, hasta dejar abiertas como unas quince. Noticias del BW (que venía “jugosito”, luego cuento), varios blogs, etc. Después, te subes al avión, en cuanto apagan la luz enciendes el ordenador, y ya tienes entretenimiento para todo el viaje… Es profundamente obvio, pero no se me había ocurrido esa posibilidad de descargar información cuando tienes conexión para leer sin conexión más tarde mientras escuchas musiquita en ese rato perdido que es a veces el viaje en avión…

Factores a valorar en una página

Escrito a las 10:25 am
9

Aeropuerto de Barajas. Leyendo noticias en Bloglines, me he puesto a pensar qué cosas son importantes para mí en una página. Si por ejemplo, tuviese que ordenar mis suscripciones en orden de preferencia o de valor que me aportan – cosa que, por supuesto, no voy a hacer, al menos en público – ¿por qué criterio lo haría?

La cuestión no resulta sencilla. Hay páginas (hablo de páginas a las que estoy suscrito, no sólamente blogs) de todo tipo. Las hay “intensas”, “agotadoras”, que publican sin parar. Las hay esporádicas y ocasionales. Estoy seguro de que la frecuencia de actualización es para mí un criterio importante en el valor que otorgo a una página, pero desde luego, no es un criterio definitivo, necesita ser moderado. Uno de los factores que seguramente intervengan es la temática. Tengo claro, por ejemplo, que me gusta leer las noticias de actualidad generales. Pero ningún blog de noticias hasta ahora está dentro de la lista de los que considero importantes para mí. Los leo puntualmente, pero si tengo poco tiempo, son de los primeros que se caen. ¿La razón? Si no los leo, me enteraré igual de las noticias por otros medios, llámese telediario, radio o conversación durante el café. Por tanto, me inclino más por aquellas páginas que me dan insights en los temas que me interesan, que todos sabéis cuales son. Pondría arriba páginas de tecnología, de Internet, de prospectiva tecnológica… incluso es posible que, en un supremo ejercicio de aparente egolatría, pusiese arriba las páginas que se parecen a la mía, dado que la mía es un fiel reflejo de mis intereses. Curioso… me toca volver a Bloglines y ver qué páginas me salen como recomendadas…

Pero hay más métricas posibles. La cantidad de posts puede ser importante, pero seguramente más lo es el valor que me generan. Seguramente, eso se pueda medir con la frecuencia con la que las páginas que leo pasan a ese lugar, mi clipblog, mi donde recojo lo que me llama la atención en la lectura diaria de noticias. Hay páginas con índices de efectividad impresionantes. Cosa que publican, cosa que cae invariablemente ahí, señal de que me ha resultado interesante, me ha inspirado, me ha provocado mentalmente, o que la guardo para una reflexión posterior, tal vez para escribir sobre ella. Esta me parece una métrica interesante. Tengo claro que hay páginas que, a partir de una determinada frecuencia de actualización mínima o “umbral”, cada vez que escriben, me dan una “joyita” que me interesa un montón. Mis candidatos estarían bastante claros, o al menos lo están en mi cabeza. Y seguramente, lo que me gusta y valoro en las páginas de otros, sería lo que me gustaría tener en la mía.

Me voy a Mondariz, a dar clase. Voy y vuelvo en el día, así que tendré tiempo para darle unas vueltas a esta idea de la importancia de las cosas, la relevancia y el valor añadido que puede tener un blog. Y me da que son cosas que pueden tener que ver con lo que hablábamos ayer. Y por cierto, muchísimas gracias a todos por vuestras aportaciones… las hay buenas, muy buenas, y absolutamente inspiradoras :-)

Siempre hay un videoaficionado cerca

Escrito a las 12:12 am
5

Es un pensamiento que me asalta últimamente cada vez que veo las noticias. Pase lo que pase, sea un tsunami, una explosión, desperfectos en un coche o una escena de guerrilla urbana en un país remoto, SIEMPRE hay un videoaficionado o alguien cerca con una cámara de fotos. Alguien con el equipo adecuado y el valor como para detenerse a capturar una imagen o una película, a veces de muy baja calidad, pero que normalmente permiten apreciar con suficiente claridad lo ocurrido. Obviamente, el fenómeno se ha agudizado con la proliferación, abaratamiento y miniaturización de cámaras de fotografía y video digitales, y con su progresiva incorporación a dispositivos de marcada ubicuidad como el teléfono.

Traigo el tema a colación porque así es, aproximadamente, como me imagino el futuro de la blogosfera. Me explico: las herramientas de blogging vienen a ser, a estos efectos, como las cámaras digitales. Al abaratar los costes de producción, distribución y localización de contenidos, se hace posible que prácticamente cualquiera, situado en el lado correcto de un digital divide que cada día se hace más pequeño, pueda convertirse en ese “videoaficionado” que invariablemente siempre está ahí. A medida que se populariza el fenómeno blog, cada vez más personas recurren a herramientas cada vez más sencillas para producir diálogos y relaciones en una colmena cada vez más compleja (nunca me pareció tan buena la analogía de Camilo José Cela en ese libro, uno de mis favoritos, como ahora aplicado a la blogosfera). Esas personas, además, son capaces de hacer circular sus contenidos por todo el mundo en escasas fracciones de segundo y, además, sus contenidos pueden ser encontrados por cualquier otro provisto de una herramienta tan sencilla y ubicua como un motor de búsqueda.

¿El resultado? No importa si estás en política, en periodismo, en cine o en deportes. En Internet, siempre habrá un videoaficionado cerca. Siempre habrá algún blog, alguna página, algún foro, por pequeños que sean, para recoger la verdad. Una multitud inmensa de personas, pero todos capaces de hablar, de participar en diálogos y decisiones, de organizarse para protestar, de hacerse oír por encima del ruido cuando el mensaje lo merezca. Para mí, una sociedad más sana.

Un GPS “convergente”

Escrito a las 8:40 am
9

Imagen A raíz de la reunión de Actualidad Económica para revisar y discutir modelos de GPS (ver artículo en AE n. 59, 3 de Marzo de 2005, si lo encuentro en pdf lo colgaré) tuve la oportunidad de juguetear un poco con la propuesta de GPS de Movistar, conocida como Ruta. El servicio, hasta donde yo sé, no ha sido lanzado todavía (al menos no encuentro información al respecto en la página de Movistar, la fecha prevista era Marzo). Al ver la nota de prensa ya me había llamado la atención. El receptor GPS lo tenéis en la foto ahí arriba, es algo más pequeño que un teléfono móvil estándar, compacto y sólido, y de manejo absolutamente simple como el mecanismo de un cubo. Se conecta al móvil mediante Bluetooth de manera inmediata, y hay que bajarse un programa cliente de en torno a 1 Mb. que habilita nuestro teléfono para funcionar como interfaz de la aplicación, tanto visual como de sonido. Se me pasó escribir sobre ello, pero la verdad es que me pareció sumamente interesante. Sin duda, era lo más novedoso de lo que teníamos encima de la mesa, tanto que decidimos darle una “categoría especial”. ¿Qué le veo de interesante? A mi entender, varios temas, relacionados entre sí:

  1. No es un producto. Hasta ahora, cuando comprábamos un GPS, adquiríamos “un cacharrito”, pagábamos por él, y teníamos derecho a utilizarlo. Como mucho, el componente de servicio alcanzaba a las actualizaciones posteriores de los mapas. Aquí existe un producto, hay que comprar un cacharrito de alrededor de 100 euros, pero el componente de servicio es mucho mayor, y cuesta 10 euros al mes.
  2. Los mapas no residen en el teléfono, sino que están en el otro lado de la aplicación, en el servidor. Al teléfono se envían las instrucciones y los mapas correspondientes de manera dinámica vía GPRS, con el tráfico de datos incluido en los diez euros de cuota. Lo interesante, claro, es el componente dinámico: en vez de depender de que el mapa que tienes en tu terminal esté actualizado, tienes la seguridad de que si hay un cambio, éste se realiza en el servidor de Movistar, y tú recibes las instrucciones actualizadas al momento, en lugar de en lotes periódicos como hasta ahora.
  3. Este componente dinámico permite la inclusión de servicios novedosos, como la provisión de la información actualizada del tráfico, lo primero que se le viene a la cabeza a cualquier usuario de GPS convencional. Se plantean introducirlo en breve, acompañado de otras cosas como la situación de radares, un servicio que avise de la superación del límite de velocidad de la vía (que pesadilla, ¿no?), etc.
  4. Es “convergente”: al principio, un GPS “vivía” en un cacharro independiente, tenía “personalidad propia”. Después, empezó un camino de convergencia con las PDAs, a las que se conectaba un receptor GPS por cable o Bluetooth, o incluso se unía a la carcasa en forma de pestaña desplegable. Pero el siguiente paso ha sido irse a un dispositivo mucho más ubicuo que la PDA: el móvil. No cualquier móvil, tiene que tener Bluetooth, sistema operativo Symbian, cierta capacidad,etc., pero dada la velocidad de avance del mercado de terminales, la ubicuidad está garantizada en breve.

Me ha parecido francamente novedoso e interesante. Sólo lo he probado a nivel de conectarlo con mi móvil vía Bluetooth, y bajarme la aplicación, ni siquiera he “navegado” con él (estábamos bajo techo). Pero tiene buena pinta.

Full disclosure: Ni que decir tiene que Telefónica no me paga nada, ni me regala nada, ni me pide que escriba nada, ni siquiera se han dirigido a mí. Simplemente tuve la oportunidad de verlo y me llamó la atención. Y no lo he probado en funcionamiento, sólo en una habitación cerrada y sin acceso a señal de satélite.

Quo vadis, blog?

Escrito a las 12:22 am
28

Imagen Después de dos años y pico manteniendo esta página, creo que va siendo hora de plantearse lo que quiere ser de mayor. Las métricas tradicionales atribuyen al tiempo en Internet un factor multiplicador de siete, es decir, un año en Internet son siete en la vida offline, de manera que esta página está en plena edad del pavo y planteándose precisamente ese tipo de temas, qué quiere ser de mayor. Así es que vamos allá, pensaré en alto, y quien quiera que me eche una mano:

¿Que quiero para esta página? Hay varias posibilidades:

  • Más visitas: no. Creo que está bien como está. Cuando aumentan las visitas por alguna cita en un sitio de mucho tráfico, aumenta también el porcentaje de trolls anónimos en los comentarios, y no me gusta, es molesto para mí pero también me parece que lo será para otros lectores habituales. Con las visitas que tengo estoy encantado. Esto no es un periódico, es una página de un profesor que habla de la tecnología y sus efectos, ¿por qué iba a tener más de dos mil visitas? De hecho, ya me parecen una verdadera pasada…
  • Más comentarios: sí, encantado, sobre todo de cierto tipo. Más comentarios suponen más vidilla, más input, más información, y más puntos de vista. Es lo que más me enriquece del blog, y lo que más agradezco. Mi mejor métrica diaria no son las visitas, son los comentarios.Pero no me parece un fin en sí mismo, más bien una consecuencia.
  • Más trackbacks: sí, decididamente. Casi como los comentarios, los trackbacks son conversaciones, son opiniones al respecto de lo que publico, son “galaxia” de gente interesante alrededor de los temas que nos gustan a vosotros y a mí. Me da igual que sean en mi herramienta de trackback o enterarme de ellos por las watchlists de Technorati, me gustan igual.
  • Más dinero (directamente): no, o al menos no mediante las fuentes tradicionales. Como académico, no me veo entrando en dinámicas de publicidad. Lo he pensado, y algún aspecto me interesa (si pusiese publicidad contextual una temporada aprendería muchísimo, y dado que es algo que explico en clase, me vendría muy bien), pero no me animo, no me acabo de ver en esa tesitura. La esponsorización la veo menos todavía, porque resulta muy dificil mantener la independencia. Y un académico, si tiene algo, es su credibilidad… suponiendo que la tenga, creo que es algo con lo que no debo jugar. Y si hago como Kottke y pido pasta a mis lectores, me da que no va a funcionar :-)
  • Más dinero (indirectamente): es decir, conferencias, clases, etc. Sí, bienvenido sea. Pero como los comentarios, creo que no es fin, sino consecuencia.
  • Más experiencias: sí, encantado. En breve empezaré a jugar con más cositas. Quiero probar a tener un moblog y postear fotos y entradas desde el móvil (novedades en este sentido prontito), y más cosas que se me irán ocurriendo sobre la marcha.
  • Más enemigos: alguno habré cosechado, sin duda, con cosas que he dicho a veces. No, decididamente no quiero enemigos, no los busco, y quien se haya tomado cosas a mal de veras que lo siento, porque esto es un ejercicio de opinión, no un intento de hacer daño a nada ni a nadie. Pero lo siento, no puedo dejar de analizar las cosaslibremente por miedo a molestar.
  • Más presión y obligaciones: no, gracias. Ya tengo bastante presión y obligaciones en mi vida. Suelo publicar entre dos y tres entradas por día. Pero si un día no publico, no pasa nada. Procuraré avisar para que sepáis que sigo vivo, y ya está.

En resumen, que lo que más me interesa sigue siendo todo lo que tiene que ver con el desarrollo de comunidad. No sé exactamente como mejorarlo, pero me interesa. Quiero fomentar el carácter de comunidad del blog, el aporte de valor para sus miembros, el desarrollo de foros de reflexión, de ideas, de posturas… No estoy descontento con lo que tengo hasta ahora. El fenómeno blog me ha dado mucho más foro y diálogo del que nunca llegué a imaginar, me encanta. Pero quiero MÁS. Quiero que esto evolucione. Necesito ya el blog 2.0. ¿Cómo? ¿Qué falta? ¿Qué sobra? Por lo pronto, acepto ideas y sugerencias. Más adelante, ya veremos.

LinkedIn de pago

Escrito a las 12:02 am
3

Imagen Parece que después de un par de avisos, LinkedIn se ha decidido a hacer algunos de sus servicios de pago, como comentan en este artículo de News.com. Se trata de dotar de un modelo de negocio plausible a uno de los temas de mayor crecimiento y fuente de comentarios en Internet, pero al que, como en el chiste del gallego y la sirena, no se le acababa de ver “el porqué ni el por donde”. LinkedIn tiene ya dos millones de clientes, de perfil profesional más alto que el de la mayoría de las otras redes sociales, y genera mucho movimiento, al menos en mi bandeja de entrada. Así que la empresa ha decidido empezar a cobrar $95 a las empresas que usen la red para publicar anuncios de trabajo, como vemos aquí:

Imagen

Imagen ¿Funcionará? No lo tengo claro. Me consta que hay movimiento de puestos de trabajo en LinkedIn, pero no vía empresas publicando puestos, sino de particular a particular. Hay también algún uso corporativo “encubierto”, head-hunters operando como particulares, como una amiga que me decía hace poco que no ponía que lo era porque cuando eres head-hunter es “como si tuvieses la caja de los donettes, te salen amigos por todas partes”. Gente que no pone una oferta de trabajo abierta, porque precisamente lo que quiere es lo contrario, evitar la entrada de curricula y, en su lugar, escoger ellos entre los miembros de su red (de los que tienen una muy amplia información) o acceder a miembros de fuera de su red aprovechando la facilidad que brindan los mecanismos de la red. Uso corporativo, al menos yo, he visto poco. Pero no sé, puede que se me esté escapando algo…

En cualquier caso, es un primer intento de monetización de una red social, seguro que habrá unos cuantos actores atentos para ver como les va.

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens