El Blog de Enrique Dans

A la calle por blogger…

Escrito a las 1:29 am
5

Imagen Hierve la sangre en la blogosfera con las noticias de empleados que han sido despedidos o represaliados de alguna manera por mantener un blog. El caso del empleado de Google, el de la Reina del Cielo y muchos más, como los que recopila Manuel Almeida en este post. La cosa ha llegado al punto de montar una “carta internacional de derechos del blogger” y un sitio para defender a los “caídos en combate”, que proporciona incluso una lista de empresas “blogofóbicas”. Y el caso es que este tema, recurrente desde hace cierto tiempo, tiene todo el aspecto de evolución ascendente asociada al crecimiento de la propia blogosfera, con lo cual nos vamos a hartar de oír casos de ese pelaje procedentes de las empresas y situaciones más variadas…

El caso es que a mí siempre me ha ayudado mucho para formarme una opinión el sentido común que supone imaginarse las nuevas situaciones surgidas en la red puestas en un contexto clásico y conocido: el del mundo offline. Y en este caso de los bloggers despedidos, las cosas funcionan más o menos como sigue: ¿os imagináis tener un compañero de trabajo que se dedica a hablar constantemente mal de la empresa en lugares donde puede ser oído? O peor, ¿a publicarlo en prensa? ¿Una persona que genere mal ambiente, que dé mala imagen a la compañía, que critique de forma pública y notoria sus prácticas, que resulte incómodo para sus compañeros o que revele secretos industriales? A ese tipo de empleados, en el mundo tradicional, se les despide, y normalmente tiene además bastantes posibilidades de ser considerado un despido procedente. Entonces, ¿qué cambia cuando nos trasladamos al mundo online, y el empleado, en lugar de tener una boca muy grande, tiene una herramienta llamada blog? Obviamente, su poder de influencia puede multiplicarse, pero lo que la empresa le castiga no es el hecho de tener un blog, sino el de utilizarlo para las cosas que hemos comentado anteriormente.

Por supuesto, muchos casos serán absurdos y patentemente injustos, o revelarán un desconocimiento supino del tema o un pánico reverencial a lo desconocido. Pero en otros, el despido habrá venido por un conjunto de malas actitudes de los trabajadores, de revelación de secretos, de falta de rendimiento, de generación de mal ambiente y de factores afines de todo tipo. El blog seguramente sea en muchos casos lo de menos. Se trata de que si alguien en mi organización se dedica a criticarla en público, ridiculizarla, no proponer soluciones, mantener una actitud negativa y a sacar de quicio a todo el mundo, me parecerá muy bien que lo echen a la calle, sea blogger o no lo sea. Y son cosas que creo que son así independientemente del soporte que utilicen.

Se podría discutir, por supuesto, si echar a alguien por blogger es o no inteligente. Seguramente no lo sea. Posiblemente, la “reeducación” y el “adoctrinamiento” sean más productivos, puesto que el efecto de poner en la calle a alguien, al ser amplificado por la blogosfera, puede resultar enormemente negativo. El “plan Google de reeducación en tres días“, por ejemplo, parece una práctica bastante recomendable. Pero el que políticamente pueda no ser interesante despedir a alguien con la capacidad de amplificación que implica un blog no me parece que deba ser interpretado como que alguien, por tener un blog, deba tener “licencia para matar” o ser algún tipo de “especie protegida”. No somos una especie en peligro (todo lo contrario, cada vez somos más abundantes), y debemos regirnos por los mismos códigos de sentido común dentro y fuera de la blogosfera. Un empleado irresponsable puede serlo con o sin blog, y en determinadas ocasiones puede ser perfectamente lógico ponerlo de patitas en la calle.

Revisaros los casos listados en “The Bloggers’ Rights” y ya me contaréis. Sinceramente, creo que algunas cosas no son cuestión de free speech, sino de puro sentido común.

Talleres Becars recurre a la vía judicial

Escrito a las 9:09 pm
6

La página no oficial de Talleres Becars, aquella que un cliente maltratado mantenía, que se convirtió en recolectora de anécdotas e historias de multitud de clientes insatisfechos, y en auténtica bandera del poder de los clientes, se ha visto obligada a cerrar ante las amenazas de la empresa de proceder contra la persona por la vía judicial. La página aún está disponible en el caché de Google (y si no la conocíais, vale la pena leerla antes de que la quiten… la historia es de verdad escalofriante, y la cantidad de testimonios de otros clientes da mucho que pensar) .

De este tema hablé por primera vez allá por Abril del año pasado, y desde entonces he citado la página en un montón de cursos y conferencias como demostrativa de la fuerza de Internet, de como da voz a las personas, y del cambio del balance de poder entre las empresas y sus clientes. Ahora, ante la perspectiva de una demanda que podría ganar, pero que muy posiblemente le daría la lata hasta extremos indecibles, el cliente insatisfecho que mantenía la página ha decidido retirarla. En un mensaje a aquellos que le enlazamos a lo largo del año que mantuvo su protesta, comenta

“La pagina ha sido visitada por miles de internautas, ha sido colocada en cientos de foros y enlazada en varias paginas personales (…) Solo me resta daros las gracias a todos/todas los que me habeis apoyado y espero que hayais sacado la misma conclusion que yo: ¿A que taller no hay que ir a arreglar el coche?”

Está claro, las reglas han cambiado. Ahora, el cliente al que tratas mal o engañas, te puede montar un cirio del que se enteran en toda España. Y si además lo amenazas por la vía judicial, es peor, porque entonces va, lo cuenta y hace todavía más ruido.

Día movidito

Escrito a las 4:35 pm
0

Mañana martes, día 1 de Febrero, será uno de esos días moviditos en el Instituto de Empresa. A las 13:30, visita de Niklas Zennström, fundador de KaZaA y Skype, acompañado por Philip Vanhoutte, Managing Director de Plantronics, para hablar de tecnologías disruptivas, modelos de negocio interesantes, impacto de la tecnología en sectores consolidados de la actividad económica y estrategias de difusión y comercialización para productos emergentes (y, por supuesto, de lo que quieran los invitados, porque será una sesión informal, de esas de “no se guarde sus preguntas para el final, según le vengan, practique ese deporte tan genuinamente IE del shoot from the hip“…)

Y después, a las 18:00, Mesa Redonda sobre Blogs y Empresa, con presencia de Loïc Le Meur, Julio Alonso, Víctor Ruiz, Alberto Knapp, Octavio Rojas, Juan Varela y yo mismo. En el wiki del evento figuran bastantes confirmados, y yo espero francamente una sesión de mucho interés, también de estilo informal, abierto y poco estructurado como la blogosfera misma :-) Después de las 20:00, hora a la que se supone que termina la mesa redonda, nos iremos a cenar de tapeo a La Giralda (Maldonado, 4, a un tiro de piedra del aula de Serrano 105) .

Como veis, el día promete…

Los weblogs, en El Pais

Escrito a las 8:11 am
7

Ayer domingo, en El País, apareció esta columna mía sobre weblogs en la sección “Qué es…”, pensada para ilustrar a personas que aún no estén demasiado en contacto con este tipo de temas. El gráfico situado en el medio, que pretende ilustrar el crecimiento imparable del tema, refleja datos de Technorati desde el 2003, y lo tengo disponible como fuente en formato .xls para quien lo pueda necesitar. Según David Sifry, las discontinuidades puntuales se deben a momentos en que se incorpora la posibilidad de contabilizar alguna nueva herramienta en Technorati y temas afines, y no son especialmente representativas. La tendencia, lógicamente, sí lo es.

En el mismo ejemplar del periódico, en la sección de Sociedad, aparece un muy buen artículo de Patricia Fernández de Lis titulado “Hablar no cuesta nada” dedicado, como no, a la voz sobre IP. En la foto central, Juan Andrés, alumno de ese MBA-S1 en el que nos lo estamos pasando fenomenal, y que ha estado fantástico con eso de “llámame al ordenador”… toda una frase. Aparece también citada Paz, compañera mía en el Instituto, y como no, unas cuantas previsiones de analistas y personas del sector que opinan poco menos que “bah, esto no es importante”, muy bien contrapesadas por Patricia dentro del tono general del artículo.

Gadgets en Actualidad Económica

Escrito a las 7:46 am
1

La semana pasada salió el primer número con la imagen nueva de Actualidad Económica, en el que aparece una sección, “Somos tekis” (488 Kb.), en la que participamos, además de más gente, Julio Alonso y yo (y estuvo la mar de divertida, la verdad). Se analizan unos cuantos gadgets, desde teléfonos hasta reproductores de DVD portátiles o de MP3, pasando por manos libres, auriculares, cámaras de vídeo digitales y de fotos… de todo un poco. Lo habíamos comentado previamente sin dar detalles en este post.

Columna de Expansion del viernes

Escrito a las 11:11 pm
4

La columna del pasado viernes en Expansión trataba a cerca de la esfera personal de la tecnología, y de cómo últimamente progresa más que la corporativa. Esto genera el curioso fenómeno de que haya personas que tiendan a presionar a sus empresas para que incorporen tecnologías más avanzadas, mientras que otros permanecen en la prehistoria tecnológica y a duras penas llegan a usar las funciones básicas de los gadgets que las empresas ponen en sus manos. Si fuéseis una empresa, ¿en cuál de los dos grupos preferiríais desarrollar procesos de selección? ¿Tecnófilos o luditas?

Mucho frio en Sevilla

Escrito a las 7:31 pm
16

Heladito en Sevilla, donde me he venido a dar una conferencia… Últimamente tengo mala suerte con los hoteles. En el que estoy, hay un enchufe de red en la habitación, pero no se usa, está muerto. Hay una WiFi de Telefonica, pero también imposible (ahora contaré porqué). Y abajo, en recepción, un quiosco en el que te plantean la siguiente estructura tarifaria: tres euros por los primeros cinco minutos, y treinta céntimos ¡¡¡por minuto!!! Me ha dejado completamente impresionado, la verdad…

Con respecto a la WiFi de telefónica: ¿Alguien ha conseguido utilizarla? No me refiero a encontrársela gratuita en una sala VIP ni a comprar una tarjetita rasca-rasca, sino a comprar online la posibilidad de utilizarla, aquí. Le di todas las vueltas posibles al menú, del derecho, del revés, dispuesto a comprar lo que hiciera falta, un acceso por una hora, por veinticuatro, por un mes… me daba igual, y estaba dispuesto a pagar casi lo que fuera (menos lo del quiosco… antes muerto que pardillo) Y el caso es que llevo dando clase de cosas relacionadas con Internet durante doce años, y debo confesar que fui completamente incapaz de comprar mi acceso. Ni asociándolo a mi factura de teléfono, ni pagando con tarjeta de crédito… nada. Imposible. Necesitaba una conexión como fuera para poder postear las preguntas en una clase online, y no fui capaz. Me quedé con la sensación de: uno, o soy completamente torpérrimo y no lo sabía; o dos, Telefonica es la empresa menos orientada al cliente que he visto nunca. Que alguien intente comprar un producto y se pase más de media hora intentándolo sin conseguirlo me parece una muy buena prueba de ello. Que mal, que mal…

Las paginas amarillas de Amazon

Escrito a las 3:34 pm
3

Verdaderamente impresionante el desarrollo de páginas amarillas que ha hecho Amazon para integrar en A9. Para valorarlo bien, hay que hacer una búsqueda de un sitio que uno conozca, y por ahora las ciudades cubiertas son sólo diez, pero es una verdadera pasada. Me fui a probarlo, metí mi antigua dirección de Los Angeles, busqué supermarket, y al cabo de un momento estaba no sólo comprobando que los supermercados que yo conocía seguían ahí, sino que además estaba viendo una foto de cada uno de ellos, y pudiendo pasearme por toda la calle, en una especie de melancólico paseo por mi antiguo barrio…

Vale la pena leer cómo lo hicieron y ver el vídeo. Montaron en una serie de vehículos un GPS y varias cámaras y, en un proceso completamente automatizado (excepto, como bien dicen, la parte de la conducción :-) se pasearon por todas las calles de las diez ciudades que han cubierto por el momento asociando las fotos digitales a las coordenadas recibidas del GPS. El trabajo recuerda a cosas que hemos visto antes sin necesidad de ir muy lejos, como el callejero fotográfico de QDQ, pero con la potencia la integración en un motor de búsqueda como A9 y la capacidad de Amazon de integrar las búsquedas de una persona con otros datos de su historial con el sitio.

Una persona normal pasa en torno al 90% de su tiempo en una misma zona, definida como el barrio donde vive o trabaja. Está claro que en esto de los contenidos locales se va librar una battal fortísima, algo que ya contábamos en clase allá por el año 1995. Google y Yahoo! ya han enseñado sus cartas, y son jugadas fuertes en las que anuncian movimientos importantes. Aquí tenemos la baza de otro jugador importante, Amazon. La partida promete ser entretenida.

El fin del miedo, en Libertad Digital

Escrito a las 1:26 pm
2

Mi columna semanal en Libertad Digital trata esta vez sobre “El fin del miedo“, y está escrita con mucha intención. Con mucha intención de que el lector se dé efectivamente cuenta de que aquí está ocurriendo algo, y que es algo tangible, real, con muchas más garantías que la burbuja previa. Que ya nos hemos dado cuenta de que el mundo online Internet no es ni más inseguro ni más lleno de ladrones que el mundo offline (salvo excepciones y bolsas de fraude, que las hay, pero… también hay barrios donde no se puede entrar sin saber si vas a salir vivo, ¿no?). Que el desarrollo de Internet no se mide por cuanto se compra, sino por cuanto se usa, cuanto acceso a información relevante y rica proporciona. Si además quieres comprar, perfecto, pero en España siempre se comprará online menos que en Suecia, porque allí, entre otras cosas, “el grajo vuela bajo y hace un frío del… “

Un artículo pretendidamente anti-apocalíptico, excepto para aquellos que insistan en quedarse fuera del tema y, como digo en el cierre, “consolidarse como casta inferior”.

Pricenoia Mobile

Escrito a las 4:38 pm
1

Esto de Pricenoia se está poniendo muy divertido. La aplicación que permite comparar precios entre las distintas plataformas de Amazon de manera instantánea, y que lleg’o a ser comentada en importantes blogs internacionales como CoolTools o Rebecca’s Pocket va creciendo y ganando cada vez más en interés: ahora acaban de sacar una versión para plataformas móviles, que habrá que probar rápidamente.

En mi caso, confieso no ser especialmente target de Pricenoia: mis compras en Amazon responden muy poco al precio, y mucho más a mi interés en mantener mi perfil bien actualizado para que las recomendaciones me resulten útiles. En el momento en que Amazon empezó su andadura, yo era uno de los perfiles que lógicamente más libros consumen: un Ph.D. student. Me lancé a comprar como un cosaco (al cabo de poco tiempo tenía mi mesa llena de merchandising de todo tipo, vasos, mugs, mouse pads, marcalibros… parecía un hombre-anuncio), y ese “furor adquisitivo” hizo que me diera muy rápidamente cuenta del enorme valor que las recomendaciones de Amazon podían tener para un académico, que puede mantenerse informado de los libros que van apareciendo publicados y fiarse de Amazon como si fuera ese librero que te conoce desde que eras pequeñito. En la actualidad, el índice de conversión que las Amazon Recommendations tienen conmigo es muy alto, y cada vez que alguien me regala un libro o lo leo porque ha llegado a mis manos de alguna otra manera, me voy al sitio que Amazon tiene para que “confesemos nuestras infidelidades” y digamos que ya lo hemos leído, con lo que Amazon lo incorpora en nuestro perfil. Sin embargo, y a pesar de mi Amazon-manía y de mi nula sensibilidad al precio de los libros por ese motivo, me instalaré Pricenoia Mobile porque me resulta un ejemplo interesantísimo de integración de tecnologías, y, además, la típica cosa para “lucir” en clases y conferencias de todo tipo. La verdad es que esta gente de Galenicom lo están haciendo francamente bien.

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens