El Blog de Enrique Dans

Redes sociales, niños y cuentos de viejas

Escrito a las 8:10 am
40

schoolgirlUn informe del Berkman Center for Internet and Society de Harvard University, Enhancing child safety and online technologies viene a demostrar lo que muchos teníamos perfectamente claro desde hace tiempo: que las alarmas sobre la pretendida inseguridad de los niños en las redes sociales y las imágenes de turbios pervertidos refugiados en ellas para actuar como predadores sexuales no son más que historias de imaginaciones calenturientas y tristes cuentos de viejas. Que en realidad, y tras una investigación exhaustiva, no existe un problema significativo: las redes sociales no son un nido de pervertidos amenazantes, son una parte fundamental de la vida social de los niños hoy en día, y lo único que tiene sentido aquí es, como siempre, el proporcionar educación, educación y más educación a los niños para que aprendan a comportarse en ellas, pautas de conducta y recursos para que puedan sentirse cómodos comunicando a sus padres cualquier duda, situación o sensación inusual que les pueda surgir.

Las redes sociales son como el resto de la sociedad: en general, están formadas por personas normales que han ido ahí a desarrollar las actividades para las que éstas fueron diseñadas. Hay pervertidos y predadores sexuales en un número similar al que existe fuera de la red, y lo único que hay que enseñar a los niños es a reconocer amenazas que, en realidad, se van a encontrar con una muy escasa probabilidad, y que solo difieren de las que se pueden encontrar fuera de la red en el tipo de soporte empleado, no en su frecuencia. No es imposible, es algo que desgraciadamente puede pasar: los predadores sexuales existen y pueden estar en Internet. Pero con igual probabilidad pueden estar fuera de Internet. ¿Hay que tener precaución? Sí, por supuesto. Pero la razonable, sin paranoias.

El sentido común triunfa: en las redes sociales puede haber fenómenos de acoso, de bullying o de acceso a contenidos explícitos, pero no es para nada un problema generalizado ni ocurre de manera más virulenta que como ocurre fuera de la red. Como padres o educadores, tenemos la responsabilidad de educar a los niños para que aprendan a vivir, relacionarse y desarrollarse en un entorno que va a formar parte de sus vidas, pero sin obsesionarlos con amenazas invisibles ni con historias que les hagan pensar que hay un predador sexual escondido detrás de cada nick. Entender con quién deben y no deben relacionarse, qué datos pueden o no deben suministrar, qué tipo de cosas pueden ponerse por escrito, los límites de la educación, la netiqueta, la difamación, el acoso, la protección de la imagen… lo normal, el entender lo que está bien y lo que está mal, la educación de toda la vida, adaptada a un nuevo entorno. Pero no, Internet no es una cueva de acosadores, ni hacen falta leyes o protecciones especiales más allá del sentido común y de las que rigen fuera de la red. No es un sitio intrínsecamente peligroso del que debamos mantener alejados a nuestros hijos. Precaución sí, como la tienes en la calle. Educación, toda la posible. Pero por favor, dejémonos de cuentos de viejas, de demonización de las herramientas, de políticos paranoicos y de telediarios calenturientos.

9 trackbacks

001
meneame.net
15.01.2009 a las 11:11 Permalink

Redes sociales, niños y cuentos de viejas…

Un informe del Berkman Center for Internet and Society de Harvard University, “Enhancing child safety and online technologies“ viene a demostrar lo que muchos teníamos perfectamente claro desde hace tiempo: que las alarmas sobre la pretendida inse…

[...] Click aquí para acceder al artículo [...]

[...] mejor que yo, lo que pienso y por eso os ahorro mis argumentos y os recomiendo la lectura de su último post.  A mí me parece muy sensato lo que expone, muy centrado y muy alejado de visiones extremas. Y en [...]

[...] Una reseña de este trabajo se puede leer en Wired (Bullies Worse than Predators On Social Networks) y un comentario del mismo en el blog de Enrique Dans (Redes sociales, niños y cuentos de viejas). [...]

[...] “Redes sociales, niños y cuentos de viejas”, de Enrique Dans, acerca del informe Enhancing Child Safety and Online Technologies, habla sobre las redes sociales y de como éstas son parte fundamental de la vida social de los niños hoy en día, porque estas redes “son como el resto de la sociedad”. [...]

[...] Existen otras derivadas filosóficas que quizás sería necesario analizar, pero entraríamos en veredas sin final. Hoy, por ejemplo, una compañera me comentaba el síndrome de Gran Hermano que está empezando a sentir respecto a Facebook. Puede tener su razón en sentir estos miedos, pero a veces creo que, los no nativos digitales, tenemos demasiadas precauciones que no tenemos en otros campos al relacionarnos con los electrónico. Como dijo Enrique Dans recientemente al tratar otro de los mitos alrededor de las redes sociales, creemos en demasiados cuentos de viejas. [...]

[...] Redes sociales, niños y cuentos de viejas. Enrique Dans [...]

[...] peligros: uf! hay tantos y nos son tan recordados cada día , sinceramente, prefiero los peligros de internet a los de la vida real. Rescato un viejo conocido mío: informe del Defensor del Pueblo Andaluz. Muy didáctico. Seguimos [...]

[...] Redes sociales, niños y cuentos de viejas [...]

31 comentarios

001
JaCordero
15.01.2009 a las 09:25 Permalink

Vale, deacuerdo: el peligro es el mismo dentro y fuera de las redes sociales, pero veo una diferencia importante y es que en la red, los malos pueden ‘cundir’ mucho más que en el mundo real, y pueden ser más ‘anónimos’.

002
kiki
15.01.2009 a las 09:52 Permalink

Para mi niños + ordenador = volante + alcohol
Los niños con ordenador tienen más peligro que un mono con una cuchilla de afeitar.

003
Celebes
15.01.2009 a las 10:11 Permalink

Con la necesaria supervisión deberíamos permitir a nuestros hijos utilizar las nuevas redes de comunicación. Estoy de acuerdo.

Privarles de ellas (internet, móvil) en su momento puede ocasionarles una cierta exclusión respecto a su grupo de amigos.

Es mi opinión.

004
Gonzalo Martín
15.01.2009 a las 10:15 Permalink

Hay estudios en la literatura sobre Caperucita Roja que podrían encajar bien en todo esto. El lobo representaría a un violador y sería una forma de reflejar determinados peligros. Algún día habrá que describir y supongo que reirse de toda esa concepción de internet como bosque oscuro en el que el lobo te puede asaltar, robándote la cartera o robándote a tus hijos. Fuera del bosque, el bien y el mal siguen conviviendo… como dentro del bosque.

005
Alberto
15.01.2009 a las 10:32 Permalink

Hago de abogado del diablo y no, no hay el mismo numero de depredadores sexuales, ni existen los mismos peligros que en nuestra vida “fisica”. Por mucho que nos guste y la defendamos, la red es un vehiculo perfecto para cometer segun que fechorias, el “anonimato”, la suplantacion, el desconocimiento (de la vicitima y del delicuente), hace que se use mas para cometer segun que delitos.

Algunos de estos delitos son nuevos y otros lamentablemente igual de antiguos que el hombre pero aprovechan la nueva plataforma para cometerlos.

Hay que educar a los hijos y tambien a los padres, pero educar bien y eso es lo dificil. Un ejemplo, nunca la juventud ha tenido la educacion sexual que hay ahora pero luego la aplican mal, y los consultorios llenos de niñas a por la pildora del dia despues.

Nosotros somos padres y publicamos un blog, pero existe una generacion (los padres de los adolescentes de hoy) que no tienen ni idea de este mundo, solo oyen lo malo, y sus hijos sufriran este analfabetismo de sus padres, asi es imposible educar.

La siguiente generacion tendra mas suerte y los nuevos padres otros retos dentro de unas decadas :), seguramente los nuevos problemas tendran que ver con realidad virtual.

Un saludo.

006
José María Moncasi de Alvear
15.01.2009 a las 10:39 Permalink

Suscribo 100% lo que aquí escribes, Enrique. A veces los padres nos dejamos llevar por mundos imaginarios en esto de las redes sociales, ora por lo que leemos en los medios u ora por saber de compañeros / as de clase de nuestros hijos que prácticamente exhiben sus encantos (literalmente hablando) en Tuenti o resto de redes.

Sí que estoy de acuerdo que la clave es la educación, formación y estar pendiente de ellos. El problema se presenta en el traje del tiempo. Me explico. En mi caso, al ausentarme de casa a lo largo de la semana, y no acompañarles en su día a día, lo intento suplir el fin de semana. ¿Cuándo formo o educo a mis hijos en esto de las redes sociales sin cuándo llega el fin de semana lo que más apetece en el mundo es hacer deporte juntos o estar en familia?

Dicho esto, sí que nuestra tarea como educadores es trasladar nuestras experiencias o contacto con las redes sociales al colegio (que les forman como personas) y en casa.

Por cierto, Enrique. Tengo una duda. ¿Estuviste el otro día en el almuerzo con Rajoy? Hoy la prensa dice que entre los que acompañaron al político se encontraba un profesor del IE. En fin, me acordé de tí.

Un abrazo,

007
J
15.01.2009 a las 11:15 Permalink

#5

Alberto,

Estoy de acuerdo contigo, aunque pienso que sobre todo es un problema de educación y circunstancialmente también de salto generacional.

La mayoría de padres de los adolescentes actuales, aplicando al conjunto de la sociedad y no al conjunto de padres relacionados con TI que tienen hijos adolescentes, ven esto de las redes sociales como el bosque de caperucita, que decía otro.

Yo soy padre de adolescente de concepción tardía -rondo los 45-, y llevo relacionado con el mundo de las redes sociales desde los 16-17 si puede aplicarse ese témino a lo que se hacía en su momento, entre otras cosas, con las BBS.

En mi caso, aleccionar a mi hijo sobre cómo comportarse en Tuenti, en Messenger, cómo debe utilizar el móvil, etc. ha sido tan natural como instruirle sobre cual debe ser su comportamiento en el Mundo Real. Probablemente en el siguiente salto generacional esa instrucción se extienda al conjunto de los que hoy son adolescentes tecnológicos, aunque no sé si llegará a extenderse al conjunto total de la sociedad…

Y es que los programas de casquería que emiten algunos canales de TV (los generalistas que afortunadamente están abocados a la extinción) hacen muuuucho daño, sobre todo, a los que los ven.

Saludos a todos.

008
Menestro
15.01.2009 a las 11:24 Permalink

El estudio que mencionas alude a que la mayoría de los abusos cometidos en Internet provienen de en gran medida de otros menores, de diferente segmento de edad. Lo que no dice es que las redes sociales no tienen riesgos, si no al contrario, que estos no se limitan a casos esporádicos de adultos acosando a menores, de los que salen en el periódico, si que no que son mucho más frecuentes entre menores en su propio ámbito. En el colegio lo llaman “Bullying” o abuso y hostigamiento “entre pares”, aquí le vamos a tener que poner de denominación “opinión desinteresada one leaf 2.0″

¿Por curiosidad, cuantos mensajes SMS de pago puede generar un red como Tuenti?

009
iBlog
15.01.2009 a las 11:28 Permalink

Una buena educación (muy difícil) y avanzar poco a poco con los niños es parte del aprendisaje, pero en la red como en la vida siempre habrá lobos esperando.

010
Felipe Alfaro Solana
15.01.2009 a las 11:40 Permalink

Una razón, en paralelo con tu razonamiento, por la que los “controles parentales” en algunos sistemas operativos me parecen una solución mediocre es porque creo que lo mejor es educar, no prohibir.

011
Vesania.-
15.01.2009 a las 11:47 Permalink

Siempre me hace “gracia” esa psicosis con la red.
El mundo “real” (si es que se puede considerar irreal a la red, que a estas alturas forma parte de nuestro mundo real y absoluto) es mucho más peligroso, si nos ponemos.
Un desconocido en la calle, o un vecino, o incluso un familiar, puede esconder una verdadera amenaza para un niño, un adolescente e incluso un adulto… tenemos desgraciadamente los periódicos llenos de ejemplos…

¿Hay que censurar la red?, pues en la misma medida que censuramos a todos estos sujetos antes de que cometan un crimen… es decir NO.

Eso no quita para que alertemos con tranquilidad de los peligros, en igual, o si me permiten, en menos medida incluso, que lo hacemos ante el “resto del mundo”…

Las alertas nuestras y la comunicación ayudarán a discernir si nuestro hijo/a está en peligro…. dentro y sobretodo fuera de la red…

De todas formas… que malo es el desconocimiento… lo desconocido es mucho más peligroso…
¿Saben que la ciudad “real” de Madrid es la segunda más peligrosa del mundo???
¡¡¡saquen a sus hijos de allí, ya por favor!!!!
;-))

012
Shark
15.01.2009 a las 12:18 Permalink

Hoy aparece un artículo sobre esto en Technology Review http://www.technologyreview.com/web/21963/?a=f

No creo que las redes sociales sean un nido de indeseables, más bien al contrario. Sin embargo sí que creo que pueden hacerse normas específicas similares a las que existen para televisión, publicidad y otros medios de acceso masivo. Aunque la condición deseable de esteas normas, el sentido común, no sea precisamente común en el hábito de los legisladores. Por eso estoy con la mayoría de los comentarios y con el post que la mejor prevención es una buena educación y supervisión de los padres.

A modo de ejemplo: Conozco a una madre que tiene cuenta en tuenti y llegó a un acuerdo con sus hijos adolescentes mediante el cual ellos pueden salir y entrar con más libertad con la gente que también agrega a su madre. Es difícil entrar en la comunidad de amigos de tus hijos, o enterarte realmente de qué hacen, pero las redes sociales lo hacen más fácil (y divertido). Resultado: la mayoría de los amigos de sus hijos consideran muy guay que su madre tenga tuenti. Y es asunto de la madre la actitud que toma ante determinadas fotos o mensajes que pueden leerse.

013
Harpo Habla
15.01.2009 a las 12:31 Permalink

Anoche mismo estuve viendo una tertulia en VeoTV sobre “el exceso de sexo en internet”. Una señora abogaba porque deberían de poner algún límite y se quejaba de que “había abierto una peli infantil y le había salido porno”. Cuando uno de los tertulianos le recriminara el que no hubiera comprobado el archivo antes, la ella contestaba que ¡cómo iba a comprobar todo! Evidentemente, es mejor censurar todo a que algunos padres se molesten en cuidar de sus propios hijos.
Lo malo es que esto es el modo de pensar más habitual de la gente que no sabe moverse por la red: ante la ignorancia, censura. Es la misma historia que metafóricamente explicaba la película Frankenstein:

- Los video-juegos son malos porque tienen violencia: No, los video-juegos llevan una calificación moral para que los padres sepan si sus hijos pueden jugar.
- En el emule meten porno por pelis infantiles: Existe una cosa llamada “previsualizar”, se pueden ver los *.part antes de descargarlos, se pueden revisar los nombres de las distintas fuentes para ver si coinciden con lo que hemos pinchado, hay sitios de enlaces bastante fiables… y aun así, el padre deber revisar lo que descarga.
- Internet está lleno de sexo y violencia: Hay herramientas para evitar todo eso.

Igual que no se me ocurriría dejar un arma al alcance de mis hijos, ni dejarles las llaves del coche, ni dejar medicinas o veneno al alcance de bebés, tampoco se me ocurre dejarles sin ciertas precauciones en internet a según qué edades. Tengo un par de sobrinas que han crecido con internet, las dos han madurado sin ningún tipo de problemas con la red, sabiendo lo qué querían y donde buscarlo y sabiendo qué tipo de cosas debían de evitar. Espero educar a mis hijos igual, la pena es que algunos padres no puedan ser educados, porque a veces les hace más falta que a los propios chavales.

014
Kal
15.01.2009 a las 12:47 Permalink

Quien decía esas cosas era el que hubiera dicho hace 500 años que ahbia dragones mas alla del mundo concido, ningunohabra estado procrastinando por internet mas de 2 o 3 horas en varios meses, hablan de lo que no saben, d elo desconocido, de lo que les da miedo, nos llaman hackers pederastas y terroristas, como bien nos hubieran podido llamar brujos siglos atras.
Yo de lso incultos no me preocuparía, me preocuparía de que los incultos tomaran el poder (y al hilo quiero decir que el cambio de director en Público es un paso atrtas, cambiar a un director que puso a GTA en portada, solo puede ser un paso atras, no por ser gta, si no por que encontrar a alguien que conozca y comprenda internet por alguien que supera la cincuentena solo puede ser un paso atras)

015
Gorki
15.01.2009 a las 13:30 Permalink

Etoy de acuerdo, es igual de probable que un hij@ tenga un mal encuentro con un pedófilo, en el metro que en internet y nadie prohibe utilizar el Metro a sus hijos, Lo que si hacemos es aleccionarlos.
Hay mucha leyenda sobre la Red

016
Jorge Díaz Bes
15.01.2009 a las 13:45 Permalink

Discrepo ligeramente contigo Enrique, pues es cierto que el tipo de gente que frecuenta las redes sociales es el mismo que la gente que nos encontramos día a día, sin embargo las redes sociales e Internet en general proporcionan una alta dosis de anonimato, el cual hace que las personas cambien radicalmente su comportamiento.

Por ejemplo todos hemos vivido la situación de encontrarnos esperando en la cola de un atasco en una salida de la autopista y llegar un listo y colarse delante nuestra, mientras que cuando estamos esperando en la cola del supermercado muy poca gente se atreverá a colarse.
Creo que Internet puede modificar el comportamiento de una manera similar y aunque el número de pedófilos en la vida real y en Internet sea similar, estos pedófilos siempre se mostraran más activos en Internet, de igual manera que los listos son más activos en la carretera.

017
Marivi
15.01.2009 a las 13:46 Permalink

Hola Enrique me ha permitido el lujo de hacer una réplica de tu articulo en un blog que hemos creado para padres, sobretodo para madres. Tu abordas en él dos de mis grandes pasiones mi hijo y las redes sociales.
Te dejo el enlance http://dosnanos.wordpress.com/

018
Uwe
15.01.2009 a las 14:48 Permalink

Me he atropellado justo hoy con una experiencia de un padre blogger (muy a favor de uso abierto de Internet ) (http://educationaltechnology.ca/couros/1203) que ha vivido en su propia carne el tema. Ya sabemos que el vehiculo en si no es malo, sino su uso. En cuanto a la solución (Educación) me preocupa el tema del “generational gap”, quiere decir que los padres primero tienen que entender las nuevas técnicas culturales antes de educar. Alguién conoce alguna iniciativa que educa a los padres en uso de IT referente a sus hijos?

019
jose luis portela
15.01.2009 a las 18:06 Permalink

Es facil

Esto ya es viejo. Siempre que alguien quiere cargarse algo lo que hace es meter miedo (Resistencia al cambio). Hay mil ejemplos: saltador de altura Fosbury (Paten jordan entrenador diciendo que se partiria el cuello), antenas de moviles que producen cancer, y como no el famoso FALSO cambio climatico (este año por cierto se ha reducido la temperatura media del planeta, a ver que se les ocurre ahora decir).

un abrazo

020
Jon
15.01.2009 a las 18:24 Permalink

No estoy de acuerdo en todo. El medio si hace variar las circunstancias, en la red es complicado reconocer a un depredador sexual, es sencillo disfrazarse y el mismo corre menor riesgo de ser descubierto. Del mismo modo, la presa está más confiada y desinhibida.

En lo que si estoy de acuerdo es en la educación, es responsabilidad de los padres informar a los hijos… El problema es que como es mas fácil prohibir que educar, los niños son ignorantes y rebeldes, peligrosa combinación.

021
Carlos Arias
15.01.2009 a las 23:11 Permalink

En Panda pensamos completamente igual, lo más importante es ofrecer una educación de calidad a los menores, para que puedan hacer un uso responsable de internet. Y esta labor no es sólo de los padres, los profesores tienen lamisma obligación de hacer ver a los menores las precauciones que deben tomar a la hora de conectarse a la Red. Por eso hemos puesto en marcha, junto con el Inteco, una campaña de educación para menores en el uso de Internet, que podéis echar un vistazo en http://www.menorenlared.es

022
Gisela Peralta
16.01.2009 a las 00:19 Permalink

Una consulta, esto no puede variar de acuerdo a qué tan maduro puede ser el mercado en cuanto a conocimientos de usuarios? en el informe se menciona EEUU o también hacen referencia a otros países?? Por ejemplo, pienso que en el caso de Perú el uso de Internet recién se ha expandido en los últimos años y por ende, el conocimiento de redes sociales en diversos segmentos socioeconómicos y de generaciones no es igual (Niños de segmentos medio bajo que sepan más que sus propios padres y que pueden ser fuente más fácil de engaños).
Estoy de acuerdo que tanto en Internet como fuera de la matriz puede existir pervertidos. No obstante, si creo que podría existir un mayor riesgo si estos “pervertidos” además son usuarios expertos. Puede ser un cuento de viejas, hay muchos casos de bandas exclusivamente dedicadas a este tipo de engaños o que de alguna forma logran algún beneficio del mismo (incluso robos) y esto se da sobre todo por el desconocimiento de los padres en cuanto a educación y a la prevención del mismo.

023
Ana
16.01.2009 a las 01:21 Permalink

Claro, es cuestión de informar a nuestros hijos sin llegar a paranoia. El internet y sus redes sociales son tal cual como la sociedad pero virtual.

Buen articulo!

024
PPPerez
16.01.2009 a las 05:06 Permalink

Varias cuestiones:

1.- No es tan fiero el león como lo pintan. Existe mucha leyenda sobre el lado oscuro de la red.
2.- Hay fuertes intereses en controlar la red y los miedos son buenos caldos de cultivo para alcanzar ese fin.
3.- El anonimato en la red no existe … como mucho, se podría decir que hay camuflaje, no anonimato real.
4.- En la red, el acoso solo puede producirse en una primera fase ya que, para completar el ciclo, es necesaria la presencia física y esa no se da en este medio … eso ya se compensa, respecto al mundo real, con la mayor posibilidad de camuflaje que ofrece la red.

Por lo tanto me parece que no hay especiales diferencias o, al menos, no hay un grado de peligro mayor. Para moverse en ambos mundos, lo más importante es una adecuada educación.
Quizás el mayor problema está en que los padres poseen menos información veraz y menos experiencia en el mundo de la red y eso les impide orientar adecuadamente a sus hijos. En muchos casos, convierten su propia ignorancia en miedos absurdos.

025
luarca
16.01.2009 a las 09:52 Permalink

Como todas las cosas de este tipo (violencia, atraco, paliza, exclusion, etc), hasta que no nos toca a nosotros, le restamos importancia.

Ya veremos que opinais el dia que le toque a uno de vuestros hijos. Recordad que no hay un manual para ser padres, y por mas empeño que pongamos, nunca seremos “perfectos”.

No soy partidario del control absoluto en la red, como no lo soy de negar la entrada de la tecnologia en la vida de mis hijos. Pero si ejerzo un cierto control sobre sus actividades en la red (y ellos estan de acuerdo), porque por mas que los aleccione a ellos, el “malo” siempre va un paso por delante.

026
Menestro
16.01.2009 a las 10:01 Permalink

¿Sabes lo qué les falta a los padres españoles? INGLÉS

Este, es el mismo articulo, pero en “The Wall Street Journal”. Es una síntesis de los puntos más llamativos de un estudio de 278 paginas en idioma extranjero. Podéis Usar el sistema traductor de Google , pero os dejare el párrafo final traducido, para que podáis comparar puntos de vista con Mr Dans, que seguro que también esta interesado en el Artículo.

http://online.wsj.com/article/SB123187498732078111.html

TITULAR
‘No existe una solución sencilla para proteger a los niños en Internet.’

SUBTITULAR
‘Un estudio encuentra riesgos similares en Internet a los de la vida real’

(…)

Mr Blumenthal opina, que estas medidas ** son solo un paso en la dirección correcta.

“Nosotros observamos desde nuestro trabajo policial en las trincheras, que los jóvenes siguen siendo captados y atraídos hacia situaciones muy peligrosas, que en ocasiones tienen su desenlace en ataques criminales, como resultado de los contactos realizados en los sitios Web de Redes Sociales”, declaro

(** Refiriéndose a los consejos del Capítulo 7 donde se hacen recomendaciones a los padres como; no dejar navegar sin asistencia de un adulto, o supervisar la red de contactos de los menores.)

Otra perla del articulo de “The Wall Street”;

“El informe de 278 paginas a supuesto un fuerte impacto (boon) para las compañías de Internet, quienes han argumentado durante mucho tiempo que la responsabilidad de las medidas de seguridad tecnológicas por su parte no son la única solución aplicable a los riesgos que afrontan los niños en Internet. Es una decepción para aquellos que defienden los actuales sistemas de seguridad, como preguntar la edad y las herramientas de filtrado comerciales.”

¿Y ahora qué?

027
Menestro
16.01.2009 a las 10:07 Permalink

Errata:

Boon = “bendición” . El ateismo tiene estas cosas :)

- Las propias empresas admiten que sus medidas no son suficientes.-

028
Vicente de Pablo
16.01.2009 a las 14:43 Permalink

Totalmente de acuerdo con el post, de hecho la semana pasada escribí uno hasta con el título parecido: http://www.vicentedepablo.com/Tecnofobia-ninos-y-viejas-tonterias/. El “cualquier tiempo pasado fue mejor” siempre es bien aceptado por la audiencia de los tertulianos de turno porque la gente acepta mejor que los problemas de sus hijos los cause otro, sea una red social o una consola. Si no a lo mejor tendrían que ocuparse de ellos…

029
Juan Carlos
20.01.2009 a las 09:55 Permalink

Supongo que todos los que están de acuerdo con el artículo, no tendrán reparo en dejar jugar a sus hijos de 6 años SOLOS en un parque a las 8 de la tarde.
Estadísticamente, las probabilidades de que se crucen con un pederesta son muy bajas, aproximadamente las mismas que si estuviesen navegando por redes sociales.
Habría que distinguir qué entendemos por “niños”: ¿estamos hablando de niños de 4 años o de adolescentes de 17?

030
Jon
24.02.2009 a las 19:27 Permalink

Te he referenciado en nuestro blog, todavía estamos aprendiendo como mejorar el rendimiento del blog :-) http://vialogostic.blogspot.com/2009/02/estas-dos-ultimas-han-sido-unas-semanas.html

031
Fernando
05.11.2011 a las 11:56 Permalink

jajaja excelente articulo Enrique, te soy sincero, yo mismo me quedé durante muchos años con una idea revotando en la cabeza, yo entraba en un colegio católico y un dia la auspició un cura suizo y el habló sobre la tecnologia, tocando las diferencias que hay en su uso entre Paraguay y Suiza y lo que el recomendaba era NO darles acceso a tecnologia a los niños de aquí, ya que los padres no crecieron gradualmente con ella (es decir, desde hace años, por la situación económica) entonces no saben manejarla, por ende siempre creí inconcientemente que los niños debian mantenerse un poooco alejados de ella, pero con este articulo creo que eliminé totalmente ese pensamiento ;)

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens