La basura de una persona es el tesoro de otra

IMAGE: Mill

Una compañía fundada entre otros por Matt Rogers, co-fundador y diseñador de Nest y anteriormente en Apple, propone en su nueva compañía que separemos nuestros restos de comida en un cubo especial que los trata, los tritura, los deshidrata y les elimina los olores para dejar simplemente un polvo que mantiene su capacidad nutritiva, y los recoge a domicilio para que sean utilizados como alimento en granjas avícolas.

La aproximación es muy distinta de la habitual, que propone simplemente que separes y deposites los restos orgánicos en un contenedor específico que los lleva a un vertedero, o incluso de la siguiente en sofisticación, que avanza en la idea del compostaje para su uso en cultivos o jardines: la compañía parte de una idea fundamental, que es la de que la comida no es basura, y propone que esa comida sea reutilizada en otro punto de la cadena alimenticia, como nutrición animal.

La compañía se llama Mill, pero lo que realmente me llama la atención de ella no es el desarrollo tecnológico de un cubo capaz de tratar los restos de comida de manera adecuada para que retengan sus nutrientes y no generen olores, sino que proponga que sus usuarios paguen una cuota mensual de $33 que incluyen el cubo, para que esos restos de comida deshidratados y triturados, que tienes que ir depositando en una caja, sean recogidos y llevados primero a la compañía, en donde se elimina todo posible resto de vidrio, metal o plástico y se pasteuriza, y posteriormente a las granjas avícolas en las que serán utilizados como alimento.

El usuario, a cambio del esfuerzo adicional que supone llevar a cabo una separación más minuciosa y mantener una caja en su casa en la que almacena el producto, no recibe nada. Simplemente, la satisfacción de estar contribuyendo a evitar una emisiones de dióxido de carbono que inevitablemente se producirían en los vertederos, la de no contribuir a agravar el problema del exceso de residuos, y la de dar a los restos de su comida un valor que vuelve a la cadena alimenticia.

La compañía ha obtenido cien millones de dólares de inversores como Google Ventures, Breakthrough Energy Ventures, Energy Impact Partners, Lowercarbon y Prelude Ventures, y su fundador afirma que se trata de una inversión de trabajo para los próximos veinte años de su vida, no simplemente un proyecto de cinco años para venderlo a Google como ocurrió en el caso de Nest.

Obviamente, la idea no es para todo el mundo: a pesar de la concienciación social que pueda estar surgiendo a lo largo de los últimos años en torno al problema medioambiental, la idea de pagar sin que te den absolutamente nada a cambio más que una cierta satisfacción por la reducción de tu huella de carbono medioambiental puede que no sea fácil de asimilar por el mercado. Después de todo, ni siquiera te están evitando un problema o una molestia, dado que podrías seguir disponiendo de tu basura como lo has hecho habitualmente, sino incluso generándote una obligación más: la de tratar esos restos de una manera específica, guardarlos hasta llenar con ellos una caja, y contactar con la compañía para planificar su recogida.

Pero por otro lado, es posible que tenga su público en determinados mercados del mismo modo que se ha asentado la idea de inversores que invierten predominantemente en proyectos destinados a reducir la huella de carbono o a obtener impactos medioambientales importantes , y que la compañía pueda lograr establecer una posición de viabilidad en base a esos clientes fieles que entienden la idea de que la comida no debería ser tratada como un residuo, sino como algo con valor que puede y debe ser reutilizado, y no simplemente convertido en basura.

Sin duda, un nivel más en la concienciación social, pero que a un precio de $33 al mes – probablemente justificados considerando los costes de manipulación – no sería extraño que encontrase ciertas barreras de adopción. Veremos cómo les va.


This post is also available in English on my Medium page, «When it comes to recycling, are you prepared to put you money where your mouth is?»

33 comentarios

  • #001
    Gorki - 17 enero 2023 - 17:20

    La aconsejable colaboración de los particulares en la clasificación de la basura, llevan a transformar parte de nuestras viviendas en vertederos privados. Apunto las diferentes materias que guardo y clasifico en mi casa.

    1º .- Papel y cartón
    2º .-Vidrio
    3º – Embalajes
    4º – Basura sin clasificar
    5º – Basura orgánica
    6º – Ropa vieja
    7º – Tubos y bombillas halógenas
    8º – Aceite viejo de freír
    9º – Pequeños electrodomésticos, y cables.
    10º – Enseres y mobiliario

    Algunos como los cinco primeros el ayuntamiento, o empresas autorizadas, proveen en las aceras de depósitos donde echarlos mas o menos cercanos a nuestras casas y ellos periódicamente se los llevan, pero los otros cinco, tengo que ser yo el que los traslade al punto limpio, algo que me resulta mucho mas incómodo.

    Yo me resisto a hacer mas montoncitos de basura clasificada dentro de mi casa, que por suerte, es relativamente amplia. No quiero ni pensar lo que debe ser conservar tanta mierda clasificada, en una apartamento de 40 metros.

    No parece descabellado pedir a nuestras autoridades que, aprovechando la robotización y la AI, monten unas plantas clasificadoras que separen estos diez y si quieren otros diez componentes mas de un solo cubo de basura que los ciudadanos depositemos para que se lleve el camión de la basura. Si no sabemos inventar robots que distingan los higos de las pasas, que no me vengan contando que nos van a quitar los puestos de trabajo, porque una tarea mas sencilla no se me ocurre.

    Responder
    • Ignacio - 17 enero 2023 - 17:29
    • Hobster - 17 enero 2023 - 17:33

      Lo veo y subo: pilas gastadas de todo tipo (AA, AAA, de botón…) y cápsulas de café usadas. Afortunadamente estos dos extras puedo depositarlos cerca de casa, pero son otros dos montoncitos.

      Responder
      • Gorki - 17 enero 2023 - 22:22

        Cierto, el deposito de pilas y baterías lo tengo, el de café no, porque uso cafetera sin capsulas.

        Responder
    • John Smith - 17 enero 2023 - 17:40

      Gorki, y además haces todo eso pagando el mismo impuesto municipal que el que no recicla nada.
      Si nuestras autoridades son incapaces de ver esto, como para pedirles que piensen en innovar.

      Responder
    • Alfredo Hoz - 17 enero 2023 - 18:48

      Efectivamente…

      Caso real (el mio) pisito de 65mts2
      Cubo para el plastico, para el carton y para el vidrio (apilados, que no caben). Y un cuarto cubo para «lo demas».

      Y la propuesta es: PAGA por el quinto cubo… No me meo de risa porque acabo de salir del WC :P

      Lo peor? Meterte en las diferentes webs de ayuntamientos etc, y darte cuenta, de que estas reclicando mal. Que lo que tu crees que va al carton, igual no va ahi, que lo que crees que va a envases, tampoco, que… que te pones a pènsar, y tienes que transformar tu casa entera en una planta de reciclado y tienes que separarlo todo… y no solo no ves un duro, sino que te siguen subiendo la cuota de las basuras año tras año…

      VENGA YA…!!!

      En Octubre estuve remodelando la antigua habitacion que tenia en casa de mis padres… me supuso la broma del reciclaje unos 12 viajes (4/5 bolsas en cada uno) al punto verde (he de coger el coche) porque a los señoritos, hay que llevarles las cosas ya separadas (Cintas VHS? el cartucho por un lado, el papel por otro y la carcasa por otro… y asi con todo)

      El ridiculo descuento que encontrare en mi recibo del agua a cambio (tiene un limite de 14€/año) no me va a compensar, ni los viajes que hice, ni las horas que pase en casa «separando»…

      El ultimo viaje hubieran sido otras tres bolsas llenas… fueron directas al contenedor de la esquina. Que reciclen ellos que para eso cobran.

      Y ahora, la modalidad es pagar por otro cubo… JUASSS… XDDD

      ps.- lo siento. Tengo mucha conciencia de que hay un problema en el que todos debemos involucrarnos, y hago todo lo posible, pero hay limites.

      Responder
      • Alfredo Hoz - 17 enero 2023 - 18:59

        Mientras tanto… en Davos…

        dando ejemplo…

        Responder
        • Chipiron - 18 enero 2023 - 10:02

          La foto es vergonzosa! Igual que en la cimera sobre el clima.

          Lo mínimo que se puede hacer es mantener las formas y la imagen!

          Se educa mucho más con el ejemplo que con las palabras. Y lo de Davos o las «convenciones climáticas» son patéticas en este sentido.

          Responder
  • #009
    JPR - 17 enero 2023 - 18:04

    Todo un Christian Grey, un tocapelotas cum laude que se pone a dar a los brainless ecologistas lecciones de soplapollez. Ha superado todas las expectativas incluyendo a Musk jarto de sustancias

    «… sino que proponga que sus usuarios paguen una cuota mensual de $33 que incluyen el cubo,…»

    Como dice Enrique la propuesta no es para todo el mundo, solo para unos elegidos, será entonces, para aquellos concienciados que les guste que les llamen gilipollas en su cara. De todo tiene que haber… cabe destacar que…la escatologia como alma mater de la innovación chirría, y hacer de la anécdota categoría, metafóricamente hablando, es concentrarse en temas deslizantes por la pata abajo que no aportan esplendor, limpieza, ni fijan nada que merezca la pena recordar. Todo lo contrario. Apesta.

    Responder
    • Asamoraga - 17 enero 2023 - 20:14

      Es una buena idea que se topa con el inconveniente de una mensualidad de 33$ que dudo mucho que tenga una gran aceptación por parte del ciudadano. Estamos sobrecargados de pagamentas, impuestos y gastos que mantienen a la mayoría de población asfixiada, costando en muchos casos llegar a final de mes.
      Y digo yo, ¿no sería más fácil y lógico que nos pagaran por reciclar? Pienso que en todas ciudades debería haber un Punto Verde donde poder llevar el vidrio, el papel/cartón, las pilas, el plástico… y que, a cambio, te dieran un poco de dinero o vales para poder gastar en supermercados o en cualquier otro comercio. Si llevo mis latas de refresco y me dan un vale de 1 euro, pues ya tengo para comprar la barra de pan que necesito ese día. Si esto fuera así, como está la vida, estoy seguro de que nos convertiríamos en superrecicladores por sistema, además de que se ahorraría mucho dinero en cuanto a servicios de limpieza viaria y de recogida de basura por parte de los entes públicos.
      Recuerdo que cuando era niño veía a gente mayor recogiendo latas, botellas y cartones por las calles, por las que les pagaban algo de dinero, una miseria, sí, pero que les servía para subsistir en algunos casos.
      ¿No estarían más limpias la calles? ¿No estarían más vacíos los contenedores de las calles (menos olor)? ¿No se acabaría el chollo/negocio para empresas como Ecoembes y, por el contrario, ganaría más el consumidor y el planeta?
      Todo esto es posible porque ya hay países que lo hacen, pero por una razón llamada Don Dinero aquí en España lo que interesa es que la rueda gire como viene haciéndolo desde hace muchos años, aunque estemos destrozando la tierra que pisamos, contaminando el agua que bebemos y volviendo tóxico el aire que respiramos.
      Un saludo.

      Responder
      • JM - 17 enero 2023 - 20:26

        Muy certero tu comentario acerca de Ecoembes que sirve para que cuatro amigotes se lucren.

        Responder
      • Alfredo Hoz - 17 enero 2023 - 20:39

        Yo recuerdo que de pequeño, ya fuera cerveza, cola o leche, llevaba los envases a cambio de los comprados nuevos. Y si te encontrabas uno por la calle (cosa rara) te lo cambiaban igual por (no recuerdo bien) creo que 4/5pts…

        Ya hay paises en el norte de Europa que han vuelto a esa modalidad, asi como los estrujadores de latas en las puertas del super.

        Pero como bien dice usted, lo de Ecoembes es de traca. No sera por falta de literatura al respecto de ese pufo… basta buscar en Google.

        Responder
        • German - 18 enero 2023 - 12:31

          En Bélgica tenemos eso para los botellines de cerveza, te devuelven 10 céntimos que previamente has pagado en la compra de la cerveza.

          Responder
      • Jpr - 17 enero 2023 - 21:44

        Toda tecnología es a la vez un lastre y una bendición; no una cosa o la otra, sino una cosa y la otra

        Neil Postman

        Responder
      • Carlos - 18 enero 2023 - 13:34

        Totalmente de acuerdo contigo. Reciclar me parece genial, pero que pongas el otro lado de la cara…

        Responder
    • Chipiron - 18 enero 2023 - 10:05

      El enlace al artículo que pones sobre nuestro querido Elon Musk fumando marihuana tengo que reconocer que es muy interesante:

      Pensaba que las pérdidas venían por la imagen del CEO de Tesla fumando marihuana. Pero no, curiosamente, es por el acceso («security clearance») que tiene Musk y su empresa SpaceX en el gobierno federal, más concretamente en el tema militar por el lanzamiento de sus satélites.

      Nunca se me hubiese ocurrido que ese era el problema, teniendo en cuenta, además, que es legal fumar porros en California. Pero no en las leyes federales, y ahí está el tema.

      Responder
  • #017
    Javier - 17 enero 2023 - 18:04

    Entiendo que las granjas avícolas pagarán a Mill por el producto. ¿No será más lógico que parte de ese dinero repercutiera en los donantes de residuos? Un modelo similar al del excedente eléctrico de las placas solares, que (teóricamente) te genera un ingreso.

    Si no, no veo posible mercado más que aquellos Woke de altos ingresos.

    Responder
    • Rodrigo - 17 enero 2023 - 18:26

      Para ganar dinero tendrán que cobrarle a los pardillos que le hacen la clasificación de los residuos y a los pardillos que le compran los residuos.

      Responder
  • #019
    Matt - 17 enero 2023 - 19:07

    Pagar 33 dolares al mes para clasificar tus dessperdicios alimenticios …

    ¿Y esto ha levantado 100 millones en inversiones? Es para despedir (y no de un modo amistoso) a los imbeciles que hayan decidido esa inversión.
    Estoy yo por ir a convencerles de que me den algun milloncejo de dolares por mi proyecto de tocarme los huevos a dos manos. Seguro que les sale más barato y tiene las mismas posibilidades de exito que esta genial idea.

    Responder
  • #020
    Javier - 17 enero 2023 - 19:08

    yo creo que funcionará. Hay tanto apóstoles de la «emergencia» climática que van a realizarle el marketing a la empresa en sus redes sociales, que lo mismo se convierte en el regalo estrella de la izquierda caviar las próximas navidades.

    Felicidades por la ronde de 100MM

    Responder
  • #021
    menestro - 17 enero 2023 - 20:46

    Bueno, por si alguien tenía dudas sobre hasta qué punto son delirantes algunas ideas, aquí tiene un buen ejemplo de «problema que no existe» con una solución que surge de una hipersensibilización moral.

    El procesamiento de residuos de ese tipo, obviamente, consume mucha más energía y recursos que producir de nuevo ese bien. Es el nuevo Juicero.

    ¿Tiene alguna utilidad?

    Sí, cubrir un mercado de necesidades morales, como la religión, y de «Señalización de la virtud» o «Virtue Signaling», que es la nueva cadena de valor del Estatus social.

    «Soy una persona ecoconsciente-vegana y estoy salvando el planeta, luego mis razones y cualidades están a un nivel superior a quien no puede permitirse este lujo. Y debo ser apreciado en consecuencia. «

    Es como comer Magdalenas de Chía a la puerta de la Churrería de San Gines. O vender lencería en la calle Ballesta.

    El hipster-piruletismo ha llegado.

    More real things, more real people. Please.

    Responder
  • #022
    Alfredo Hoz - 17 enero 2023 - 21:51

    Y… cuidado… que la cosa atomica esta, ademas de 33$/mes esta enchufada a la corriente… muy ecologico todo…

    Responder
  • #023
    Victor - 18 enero 2023 - 00:03

    Nota Enrique: el problema principal de lo organcio es el metano, mucho peor que el dióxido de carbono que mencionas ;)

    Cuando entiendes el problema brutal de los desperdicios organicos quieres ayudar. No es que les apetezca joder a nadie. Los sinvergüenzas del plástico es otra historia. Que por algo greenpeace odia ecoembes.

    En mi caso que separo el problema del organico es que huele. Así que toca bajarlo todos los días lo cual es un ….. Yo si tengo una casa en propiedad compraré una de las máquinas que ya existen. Desconozco las ventajas que pueda tener esa nueva. Pero si estas concienciado la máquina tiene sentido. Estar subscrito a una cosa más pues me toca la moral.

    Responder
  • #024
    Javi - 18 enero 2023 - 08:17

    «separes y deposites los restos orgánicos en un contenedor específico que los lleva a un vertedero»

    En ningún caso, la materia orgánica separada, se lleva a vertedero. Sería lo mismo que no separarla y enterrarla directamente, con todos los problemas de emisión de gases que conlleva.

    O bien se lleva a compostaje, o bien a biometanización. Si estás interesado en conocer más sobre tecnología en gestión de materia orgánica, te recomiendo que revises las iniciativas llevadas a cabo en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Yo mismo podría acercarte más información.

    Un saludo,

    Responder
  • #025
    Xaquín - 18 enero 2023 - 10:03

    Sin entrar a debatir el dicho de que la comida actual es más basura que alimento nutritivo, me centro en el titular. Para mi, glorioso.

    Porque vale para todo, incluída la mierda que se echa por el ano o, incluso, por la boca (tanto en forma de gas, como de frases incendiarias… al modo político actual). Algunas «personas», seguro que tiene intercambiados ambos orificios corporales.

    De hecho hay un sinfín de orejas y bocas abiertas, para comerse toda la mierda que tanto prolifera en parlamentos, prensa papel o digital, barras de bar de todo tipo… e incluso en plataformas analógicas tan poderosas y llenas de mierdas varias, como en Davos.

    Mientras unos cacarean en la «pacífica» Suiza (como si la guerra monetaria no fuese la que abastece monetariamente las otras guerras y tráficos diversos), los Goldman y Cía se dedican a demostrar por enésima vez que nos la cogemos con papel de fumar (sobre todos los machos), cuando queremos, mientras matamos con guerras, hambre y trata de seres humanos, en el día a día… ese esforzado día de mercenarios de todo tipo. Que se cagan en la gente honesta del planeta (y en el propio planeta), y luego, como decimos en Galicia, aún tenemos que aplaudir por la inmensa calidad de sus meadas.

    «Gloria in excelsis Deo». Que dicen dicen los «hombres de buena voluntad».

    En fin, ¡que vaya patio!

    Responder
  • #026
    Chipiron - 18 enero 2023 - 10:11

    Curiosa idea la que expone hoy Enrique.

    Desde luego, desde nuestra mentalidad latina, está condenada al fracaso.

    Pero no necesariamente desde la mentalidad americana. Los estadounidenses son muy propensos a donar dinero en fundaciones, ONGs, etc, y podría tener una cierta resonancia con el ala más progresista de la nación.

    Porqué tienen tantas fundaciones, becas, etc de filántropos? Pues, entre otras cosas, porque el gobierno es puramente capitalista con mínimas dosis de consciencia social, lo cual repercute en una baja presión fiscal.

    El americano es muy desconfiado de su propio gobierno y de como trata el dinero recaudado por impuestos. Prefiere donar dinero a la ONG X de su elección y que ya rendirá cuentas hacia él, que dar un montón de dinero al gobierno para que lo redistribuya (más o menos el modelo de España).

    El tiempo dirá si la idea prospera entre esa parte de la población americana «adicta» a financiar fundaciones, ONGs y otras causas nobles, que aunque parezca lo contrario, no son pocas (lo sé pues he vivido dos años allí y se como funcionan).

    Responder
    • JPR - 18 enero 2023 - 15:32

      La ONG que más se acerca a X es «Gilipollas sin fronteras»

      Responder
  • #028
    Enrique - 18 enero 2023 - 10:22
  • #031
    Paco - 18 enero 2023 - 10:46

    ¿Cómo se garantiza la seguridad sanitaria? ¿En serio van a alimentar animales para consumo humano con una mezcla de deshechos de particulares sin control? ¿Se va a analizar cada lote recogido para verificar que esté libre de tóxicos? ¿Lo consideramos un acto de fe en la buena voluntad del usuario y que siga las instrucciones adecuadamente? ¿Han visitado una fábrica de piensos? Una cosa es vivir en un pueblo y tener un corral con un par de cerdos y alimentarlos con tus desperdicios, y otro distinto es una explotación industrial con cumplimiento de normas sanitarias.

    ironic: Por supuesto, esa papelera tendrá integración total con asistentes de voz, y una app superchula para IOS y Android con numerosas funciones para calcular pesos, calorías y nutrientes generados, y con el tiempo hasta permitirá realizar aportaciones para apadrinar animales en las granjas para que se salven del matadero.

    Responder
  • #032
    Paco - 18 enero 2023 - 10:56

    Realmente se trata de una empresa que vende un «generador de ilusión», que hace que a cambio de una cuota, haya muchas personas que sean más felices, dado que les proporciona una forma de participar en una actividad que está alineada con sus convicciones. Y se trata de un proceso físico, con un dispositivo real en el que hay que hacer algo cotidiano, no se trata de pulsar un botón de una app para alimentar a un animalito aportando 1 euro desde la tarjeta bancaria, lo cual resulta más satisfactorio.

    Que el polvo generado se use realmente como pienso o se utilice como compost, es lo de menos, siempre que no se sepa, y se mantenga la magia de cara al usuario.

    Los inversores lo habrán visto como un artículo electrónico de ocio y entretenimiento con cierto mercado entre público de alto nivel adquisitivo y fuertes convicciones, no como un dispositivo medioambiental.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG