La responsabilidad sobre los delitos en la red

IMAGE: Adam448 - Pixabay

Amazon anuncia acciones legales contra los administradores de más de diez mil grupos de Facebook en todo el mundo dedicados a coordinar opiniones falsas y manipuladas sobre productos, alguno de ellos con más de 43,000 miembros.

El negocio de las fake reviews en Amazon es, desde hace mucho tiempo, una forma de estafa que muchas compañías deciden pagar para ser capaces de situar sus productos en una plataforma que puede, en muchos casos, significar un porcentaje muy interesante de sus ventas.

Durante años, Amazon, no solo ha hecho muy poco para evitar la corrupción espontánea de su sistema de valoraciones – a pesar de afirmar en su nota de prensa que tiene «más de 12,000 empleados en todo el mundo dedicados a proteger sus tiendas contra el fraude y el abuso, incluidas las reseñas falsas», sino que incluso ha permitido a los vendedores eliminar opiniones negativas genuinas mientras permitía abiertamente opiniones claramente laudatorias de personas que ni siquiera habían adquirido el producto.

Pero todo tiene un límite, y ante la perspectiva de que el sistema de reseñas se convierta cada vez más en completamente inútil y sin sentido, la compañía ha decidido tomar acción ante, al menos, las evidencias más claras de las llamadas «acciones coordinadas no genuinas» orquestadas para alterar el sistema, procediendo judicialmente contra los administradores de los grupos.

Que una gran compañía como Facebook obtenga el nombre del administrador de un grupo de Facebook y proceda judicialmente contra él no es para tomárselo a broma: defenderse suele exigir, además de quebraderos de cabeza y preocupaciones, algunos gastos significativos, además de la evidencia de tener enfrente a alguien con un acceso ilimitado a los recursos judiciales y que puede perfectamente estar dispuesto a buscar casos ejemplificantes y apelar hasta el infinito y más allá.

Alguien que orquesta en Facebook un grupo para conseguir que una serie de usuarios se apunten a escribir opiniones falsas sobre productos a cambio de dinero es, simplemente y sin paliativos, un sinvergüenza con todas sus letras, un comportamiento flagrantemente delictivo y que merece cualquier tipo de acción judicial, como posiblemente la merezcan ya no solo los administradores, sino todos aquellos que participan en este tipo de esquemas. Dedicarte a recibir dinero de compañías a cambio de mentir en Amazon sobre la calidad de sus productos es participar en un esquema de corrupción que claramente merece castigo, como lo merecen muchos otros tipos de acciones fraudulentas en la web que tradicionalmente, se han beneficiado de la dificultad de llevar a cabo procedimientos judiciales en este ámbito.

Durante muchos años, la inexperiencia del sistema judicial a la hora de tratar con delitos en la red ha sido un incentivo para que internet se convirtiese en un sistema en el que prácticamente valía todo, porque en la mayor parte de los casos, los delincuentes se beneficiaban de estar en otros países o de identidades falsas que dificultaban en gran medida su persecución. Ahora, Amazon ha decidido perseguir a los grupos en los países en los que operan, lo que permitirá poner a algunos de esos delincuentes que posiblemente se creen «empresarios de internet» a buen recaudo. Muy posiblemente, algunos de esos sinvergüenzas trasladarán sus actividades a otro tipo de redes, a otros foros o a la dark web y mantendrán sus actividades, pero al menos, tendrán una fricción mayor para ello.

En la práctica, pensar que los delitos en internet se benefician de mayor impunidad es una falacia: todo lo que hacemos en la web queda eventualmente recogido en algún fichero log de algún servidor, y si bien los procedimientos necesarios para perseguirlo son diferentes, no son ni mucho menos imposibles, y todo depende de la voluntad que tengamos para hacerlo. Llevamos demasiados años siendo excesivamente permisivos con la delincuencia en la red y considerándola como «parte del coste de hacer negocios». Eso no debería ser así. A ver si el ejemplo de Amazon cunde y empezamos a perseguir cada vez más y a normalizar la acción judicial contra los delitos en internet.


This article is also available in English on my Medium page, «Finally, it seems Amazon is prepared to tackle fake reviews»

16 comentarios

  • #001
    Dedo-en-la-llaga - 19 julio 2022 - 14:34

    O sea, en vez de hacer lo que hubiesen tenido que hacer, van y en su día eliminaron la posibilidad (al menos por muuuuuuchos usuarios muy apreciada), de responder a cada uno de las «reviews» de cada producto.

    En la época en la que eso se podía hacer, los usuarios que sí habían comprado el producto y lo tenían, denunciaban muchos de los fraudes de aquellas supuestas y «objetivas» «reviews». Amén de que se establecían diálogos entre usuarios que ayudaban realmente con el producto. Ahora ya no puedes hacer nada de todo eso…

    Lo de siempre que vengo diciendo hace años: cuando empiezo te amo como cliente, cuando tengo muchos clientes, te odio. ¿Que no? Pues me acabo de enterar de que en las reuniones de una enoooooorme empresa de alimentación -cadena de supermercados- en sus reuniones de los cursos de atención al cliente para sus empleados, se refieren a los clientes como «los monstruitos», así, literalmente.

    Hala, saludos, y a abrigarse, que hace un frío que pela.

    Responder
    • Hobster - 19 julio 2022 - 19:07

      Muy cierto lo de los comentarios a los reviews, ya no me acordaba de eso. Amazon hizo la misma extinción participativa cuando compró iMDB. Con cada película o personaje existía un foro en el que debatir aspectos de la película, pedir recomendaciones, saber qué fue de tal o cual actor etc. Amazon dejó hacer por un tiempo y luego se cargó de un plumazo el historial y la posibilidad de participar. Parece como que les moleste que haya esa interacción entre usuarios que les despista de hacer más clicks o comprar más cosas. Mal.

      Con respecto a la cadena de supermercados no nos dejes con el intríngulis. ¿Cuál es?. Espero que no sea Mercadona que en los libros internos de formación catalogaba al cliente como “el jefe”, poniéndolo en el centro de las operativas (no estoy relacionado con Mercadona en nada).

      Responder
  • #005
    Xaquín - 19 julio 2022 - 15:49

    Siempre existió una especie de internet profunda y la historia de las mafias está plagada de ellas. El problema siempre fue que los eslabones de la justicia estaba chupando bote en sus diversos niveles de interacción corruptiva.

    Así que la virtualidad de internet, siendo mucha, no podrá superar nunca la virtualidad de la camorra italiana, por ejemplo. Básicamente porque los bits quedan en alguna parte, y un ser humano desaparecido, hace imposible que exista un determinado crimen.

    Lo que falta, como en el caso de las mafias (veamos la España política actual), son las ganas de cambiar las cosas (realmente).

    Responder
  • #006
    Ángel "el bueno" - 19 julio 2022 - 16:15

    Voluntad para perseguir los delitos en la red…??? Ninguna.

    Y para perseguir los delitos fuera de la red, la justa y necesaria….

    Déjame que te cuente este caso porque es muy llamativo y tiene bastante que ver con la web e Internet.

    Verás hace como algo más de un año un amigo y yo nos dimos cuenta que los jueces de la Audiencia Provincial de Zamora habían prevaricado, así sin presuntamente. Hecho que este mismo que te habla puso en conocimiento de la fiscalía Europea resolviendo esta que había indicios de delito y que lo derivaba a la fiscalía general del estado para que lo investigase. ¿Sabes que hizo la FGE…??? Lo archivó con el argumento más pobre que he visto en mi vida, sencillamente dijo que esos hechos ya los había denunciado en el lugar donde corresponde que es el TSJCyL y que no habían visto indicios y por tanto lo archivaban nuevamente.
    Claramente les hemos pillado ¿pero a cuantos señores con toga has visto decir: «lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir»???
    El caso es que no me canso de tuitearlo explicándolo día sí y día también desde mi cuenta @angelsanabria01 contando no solo la verdad de los hechos sino aportando las resoluciones de la fiscalía Europea y aportando los datos de los números de sentencias, nombre y apellidos de los togados, donde los tuercebotas con toga metieron la pata hasta el fondo….
    Nadie me ha denunciado, oyes!!! ¿Será porque indiscutiblemente tengo razón, y porque si me denuncian tendrán que demostrar que estoy difamando y mintiendo….??? Cosa que jamás hago, creo que conocerás mi máxima: a la que es guapa se lo digo y a la que no también.

    Para concluir. Se podría decir que yo podría estar incurriendo en varios delitos de difamación y y falsedad al publicar esos tweets sobre los hechos ya juzgados sobre papel, pero nadie lo hace… Luego es bastante posible que al igual que en aquella ocasión que hablaba con un amigo sobre Airbnb, tenga razón, y sea en este caso los de La toga a los que no la tienen. En todo caso si fuera su vecino no les prestaría ni sal.
    Todo esto sucede en la bonita provincia de Zamora en la que parece que Dios castiga sin piedra y sin palo…

    Responder
    • Javier Cuchí - 20 julio 2022 - 09:47

      Sin por mi parte prejuzgar para nada que tengas o no tengas razón en todo eso que cuentas:

      1. El hecho de que no te hayan denunciado (aun), no te da automáticamente la razón. Que los afectados por tus acusaciones no te denuncien, puede deberse a muchas causas: que, efectivamente, tengas razón, que aun no teniéndola prefieran no remover el tema, que consideren intrascendentes tus tuiteos… Hay muchas causas por las que un presunto ofendido puede decidir no denunciar y esa falta de denuncia no da automáticamente la razón al presunto ofensor.

      2. Que no te hayan denunciado (aun) no quiere decir que no lo vayan a hacer en un momento u otro. Cada cual tiene su tempo y su propio sentido de la oportunidad y de la conveniencia.

      En fin: si tienes razón, te deseo lo mejor; y si no la tienes, te deseo un garrotazo de capitán general, porque tus acusaciones son sumamente graves.

      Responder
  • #008
    Antonio Gregorio Montes - 19 julio 2022 - 20:10

    Aunque me apunto al fondo de la idea, creo que el artículo pasa por alto algo que has comentado otras muchas veces, Enrique. Básicamente, la definición de delito dejada en manos de empresas con recursos ilimitados. Lo que comienza como algo que todos o la gran mayoría podemos apoyar, si no se toman medidas extra pasa a ser un abuso de posición dominante sin paliativos, que permite a las instituciones o empresas con mucho poder usarlo para conseguir sus objetivos, independientemente de cuales sean o de su legitimidad inicial -luego se legitima, que para eso está el poder-.

    Responder
  • #009
    Gorki - 19 julio 2022 - 20:21

    Si yo abriera un restaurante, lo primero que haría es hablar con cinco amigos de confianza, para que sin exagerar, hablaran de la calidad de la cocina y el servicio del restaurante. Lo mismo haría si tuviera un piso de AirBnb, una novela en La Casa del Libro, o un producto en Amazon.

    Como yo me considero una persona con una moral media, ni santo, ni pecador, no pretenderás que me crea las reseñas que hagan señores que no conozco,

    O son chantajistas, o son amiguetes en su mayoría, salvo los contados casos, de gente que le echan una sopera por encima, le engañan absolutamente, o simplemente, le apetece poner críticas a todo lo que hace y compra, de los que tampoco me fio, por rarillos.
    .

    Responder
  • #010
    Juan T. - 19 julio 2022 - 20:35

    Primero, mirar solo aquellos productos con un numero suficiente de opiniones y con una media de puntuación alta.

    Segundo, mirar las puntuaciones mas altas y mas bajas (descartando opiniones que no tienen que ver con la calidad del producto ,como que ha llegado tarde o roto), para buscar patrones comunes.

    Tercero: Confirmar la información fuera de Amazon con opiniones de expertos, revistas, etc.

    Cuarta: No molestarse con nada de eso. si vas a comprar un sacapuntas.

    Responder
  • #011
    Gorki - 19 julio 2022 - 23:30

    Una curiosidad, ¿alguna vez has hecho un comentario de este tipo en Amazon o en alguna de las páginas típicas de comentarios, como Tripsdvisor.?

    Yo alguna vez he tenido la intención de hacer comentarios, (casi siempre elogiosos), en los restaurantes como agradecimiento a un buen trato, pero luego al llegar a casa. se me ha olvidado hacerlo

    Responder
  • #012
    Gabriel - 20 julio 2022 - 07:23

    ¿No sería más fácil echar de Amazon a las empresas que recurren a estos servicios? Tras la pertinente investigación interna

    Responder
  • #013
    Chipiron - 20 julio 2022 - 09:25

    Hace un par de años, tenia unos inquilinos ucranianos (tres chicos y una chica), que se dedicaban a viajar por el mundo estando unos meses en apartamentos con internet desde los que teletrabajaban.

    Segun me decian, su trabajo estaba relacionado con «anuncios en facebook» pero que no era algo demasiado legal (si, llegué a tener confianza en ellos, no parecía mala gente y eran jovenes). Me dijeron con rotundidad que no eran negocios de estafas (si no les hubiese echado), pero que era un trabajo un poco «alegal».

    Ahora entiendo lo que hacían…

    Responder
  • #014
    Alberto - 20 julio 2022 - 09:43

    Amazon se puso seria con las fake reviews cuando montó su propio sistema de fake reviews llamado ‘voces vine’.
    Una cosa es que haya grupos que mientan y otra no llevar su parte.

    Responder
  • #015
    FER - 20 julio 2022 - 10:06

    El olor a podredumbre es impresionante.

    Me parece muy bien que Amazon haga eso, pero la responsable de mostrar información fraudulenta a los usuarios es la propia Amazon, en un evidente conflicto de intereses. Es el descrédito total de su sistema lo que les obliga a aparentar que hacen algo. Me gustaria saber si Amazon hubiese actuado con la misma desidia ante grupos que se hubiesen dedicado a denigrar de manera sistemática productos de su plataforma.

    También podríamos hablar de la infinidad de webs supuestamente «especialistas» en alguna categoría de producto que, casualmente, te acaban recomendando, y enlazando, al correspodiente producto de Amazon.

    En definitiva, como en el periodismo, si quieres información veraz, mejor huir de las fuentes oficiales y contrastar fuentes

    Responder
    • Chipiron - 20 julio 2022 - 10:54

      Veo difícil solucionar el problema. Como tu bien dices, hay un conflicto de intereses.

      Yo solo miro las opiniones negativas y, sobretodo, fotos y videos del producto como llega o «unboxin». En general ya se que producto quiero comprar y que calidad me puedo esperar.

      A banda de esta estafa (la de las opiniones) y de que Amazon es una de las grandes beneficiadas por la política de vender datos de Facebook, la parte buena de Amazon es que si no te gusta el producto tienes un mes para devolverlo sin explicación alguna.

      El problema es que Amazon es un monopolio y aprieta demasiado a los fabricantes y terceros vendedores.

      Deberian haber 3-5 empresas como Amazon.

      Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG