La evolución de la carne cultivada

IMAGE: World Economic Forum (CC BY)

Las perspectivas que están teniendo lugar en torno a la carne cultivada o carne artificial me parecen cada día más interesantes: la semana pasada, y pendientes aún de localización exacta, se aprobaron en los Estados Unidos los planes para la construcción de la mayor factoría del mundo de producción de carne cultivada en biorreactores por parte de Good Meat, más del doble que la construida el pasado año en Israel por Future Meat, y basta con hacer unas cuantas búsquedas o seguir un poco el tema para encontrarnos fácilmente con inversiones, lanzamiento de productos y noticias similares que prueban el buen momento de la tecnología.

¿Dónde está el verdadero interés por la carne cultivada? Además del obvio beneficio medioambiental y de la búsqueda de un consumo más ético en el que se reduzca el nivel de sufrimiento de los animales que proveen la carne, la idea principal es que el cultivo de células en biorreactores sigue una dinámica exponencial: el proceso de división celular posibilita un rendimiento de este tipo, es razonablemente fácil de llevar a cabo con unas normas de higiene muy accesibles, y por tanto, los beneficios para las compañías que logren poner en el mercado su producto y solventar el rechazo de los consumidores podrían obtener beneficios muy importantes. En un proceso exponencial, los costes se diluyen cada vez más entre un mayor número de unidades, lo que posibilita que pasemos de los primeros prototipos de hamburguesa, con costes imposibles de plantear para un consumidor ordinario, a bandejas de nuggets de pollo o hamburguesas con un coste competitivo frente a sus alternativas tradicionales.

Tras la aprobación de los primeros productos basados en carne artificial para un consumo masivo en el año 2020 en Singapur, las noticias se han ido sucediendo con notable rapidez, y todo indica que esta revolución en la alimentación, en la que consumiríamos carne que nunca ha pertenecido a ningún animal que caminase, respirase o sufriese, está cada vez más preparada para dar el salto a los lineales del supermercado. Por otro lado, dada la industrialización de muchos procesos de obtención de carne por métodos tradicionales, es importante entender que hablamos de un producto esencialmente más sano, al que no hay que añadir antibióticos para evitar enfermedades zoonóticas, aditivos extraños en los piensos para reducir su coste u otros factores que terminan convirtiendo la carne obtenida por procesos supuestamente «naturales» en un producto cada vez menos auténtico y genuino.

Procesos exponenciales es precisamente lo que cualquier inversor adora ver en un plan de negocio, y por el momento, lo que se plantea son formatos relativamente desestructurados de la carne, sin pasar aún a la impresión tridimensional y a la construcción de tejidos musculares complejos, aún en fase relativamente experimental. Por el momento, por tanto, nos acercamos más a la carne picada, a la hamburguesa o al nugget que al chuletón. Pero como todo, es cuestión de tiempo, y entre este tipo de alternativas y sus homólogas pero no comparables, los productos sustitutivos basados en proteínas vegetales y similares, están logrando capturar un interés de los consumidores cada vez mayor, alentado por la idea de perseguir ese beneficio medioambiental y de consumo ético.

La mayor parte del mercado, probablemente, sigue mirando la idea como un mero sustitutivo y una infamia comparada con la carne tradicional. Pero en esa adopción hay múltiples dinámicas, desde de mentalización y concienciación, hasta generacionales o culturales. Veremos cuanto tardamos en convertir la carne cultivada en una parte habitual de nuestra dieta.


This article is also available in English on my Medium page, «Are the slaughterhouse’s days numbered?»

23 comentarios

  • #001
    NOSTRAM - 21 junio 2022 - 17:22

    Desde que supe de la posibilidad de cultivar carnes. Estoy firmemente convencido que el futuro de la alimentación de la humanidad pasa por esa vía, de ninguna otra forma es razonable pensar que podrán tener acceso a la carne miles de millones de personas. Mi gran duda no está en si es ética o sana esta forma de alimentación, mi duda es si pasará como con los peces de piscifactoría o los tomates de invernadero, que no saben a nada, ni es placentero su consumo. Al final tendremos chuletones a 1 euro, ideales para pobres.
    Lejos de hacer las cosas lo bastante bien como para que no se añoren sabores y productos inalcanzables.

    Responder
  • #002
    ana - 21 junio 2022 - 17:25

    dejando a parte los gustos personales… sus proteinas tendran un perfil biologico de mierda y sus aditivos un potencial cancerigeno altisimo

    salvemos el mundo, enfermandonos a nosotros

    la cadena trofica seguira existiendo a pesar del tontismo actual

    Responder
    • Gorki - 21 junio 2022 - 18:53

      ¿Por que eres tan pesimista? ¿En que te basas?.

      Siendo de un pueblo con denominación de origen, te informa que el vino, es un cuidado cultivo de bacterias, en jugo de uva y los hay de un paladar exquisito y si sabes controlar la ingestión de alcohol, tiene hasta efectos positivos para la salud

      ¿Por que los ganaderos de «cultivo celular», van a hacer algo asqueroso, de mal paladar e insano?. No veo la razón.

      Responder
      • Dani - 22 junio 2022 - 11:36

        Creo que no dice que vaya a estar malo sino que va a ser muy insano. Siguiendo tu ejemplo del vino, sería como si una empresa fabricara vino a partir de agua y sustancias químicas añadidas en un laboratorio.

        En general, desde hace unos años, se viene siguiendo el camino inverso: descubriendo que la alimentación, cuanto más natural y menos procesada y artificial, más sana y menos cancerígena es. De ahí que el movimiento ‘real food’ haya ganado tanta fuerza.

        Responder
    • Tomas - 22 junio 2022 - 15:53

      Típico comentario del que habla por hablar.

      Responder
  • #006
    Dedo-en-la-llaga - 21 junio 2022 - 17:30

    La infamia seguramente sería para un león; pero es que para un león ya es una infamia preparar la carne. Todo lo que comemos (sobre todo actualmente), está más que pre-elaborado y pre-preparado. El concepto «cocinar» no es ni más ni menos que eso, aunque muchas veces la mejor elaboración no sea si no el medio en el se obtiene ese posterior alimento. (Que se lo digan si no, al pulpo de la ría, por poner un pequeño ejemplo).

    A mí, si me dan un cacho de lo que sea que esté delicioso, y que me alimente sin perjudicarme más de lo que haría cualquier otro alimento, se le llame carne, verdura, o pescado, me da igual que me da lo mismo, me lo comería sin abrir los ojos. Y si con eso evito criar animales para ejecutarlos tal y como se hace hoy actualmente (siguiendo punto a punto el concepto industrial del horno crematorio nazi), mejor que mejor…

    Saludos.

    PD: Yo prefiero no saber qué llevan dentro los pirulos gordos que dan vueltas en los Kebab…, y me los como tan ricamente…

    Responder
  • #007
    JM - 21 junio 2022 - 17:53

    Eni opinión es otro producto procesado más como lo fueron en su día los «palitos de pescado», el tofu, las salchichas y otros muchos más.

    Tendrá aceptación si está aceptablemente bueno y resulta más o menos economico.

    Responder
    • JM - 21 junio 2022 - 18:02

      Se me olvidaba añadir que lo que es claramente insostenible como alimento popular es la carne «bio».

      Si sólo se pudiese comer carne «bio» volveríamos a estar como nuestros abuelos, cuando las clases medias comían carne los fines de semana y las clases menos acomodadas en fiestas con un poco de suerte..

      Quizás es casualidad que la mayoria de los promotores de lo «bio» suelen estar entre las clases altas. O quizás no sea casualidad…

      Responder
  • #009
    Konamiman - 21 junio 2022 - 18:00

    Pues sinceramente, si de lo que se trata es de reducir el consumo de carne «real» por cuestiones medioambientales y éticas, estoy mucho más dispuesto a probar con la carne «artificial» que con la mucho más natural -y a ratos de moda- alternativa de comer insectos. Y como dicen más arriba: si el sabor y el precio son razonables, por mí fetén.

    Responder
  • #010
    Asamoraga - 21 junio 2022 - 18:33

    Señor Dans, ¿existen empresas de este sector cotizando en Bolsa? Sería interesante poder invertir en ellas ahora, que están en fase inicial. No me cabe duda de que éste es el futuro de la alimentación. Un saludo.

    Responder
  • #011
    Gorki - 21 junio 2022 - 19:07

    Claro esta habrá que probarlo para ver si merece repetir un «filete cultivado» o no, pero yo soy optimista, quizá no en la primera versión, pero si para en la quinta o sexta se habrá conseguido una buena calidad.

    Mas arriba a hablaban del surimi, Creo que angulas autenticas comí cuando era pequeño una vez, y las encontré muy grasientas y picantes, por el guiso que las dieron. Pero a «angulas de Aguinaga» tomo con cierta frecuencia, y aunque evidentemente, están años luz de las anteriores, tiene tres grandes virtudes: son sanas, las puedo pagar, y la tomo sin tener la mala conciencia de estar exterminando las anguilas.

    Yo espero que en un futuro, (ojalá sea próximo), todos, (ricos y pobres, occidentales y africanos), comamos habitualmente «filete cultivado» y que el comer carne de rés se siga haciendo en las grandes ocasiones como algo excepcional, como hoy habitualmente, (los occidentales), tomamos pollo de granja, y solo excepcionalmente venado.

    Responder
  • #012
    Lua - 21 junio 2022 - 19:56

    Cuando no me quede mas remedio, tendre que comermela…

    …mientras, va a ser que no. :P

    Responder
    • Tavos - 22 junio 2022 - 13:51

      Creo que el ser humano ha perdido el norte hace ya mucho tiempo………….hemos dejado de comer de forma natural y todo por unos intereses puramente comerciales…………si realmente fuéramos a comer lo que verdaderamente necesitamos en muchos sentidos, pero sobre todo por salud, no tendríamos ningún problema climático por esta razón………..y otra cosa, comer vegetales cultivados, también promueve el cambio climático y si no que se lo digan a los insectos, sobre todo las abejas………..menos comida procesada y más comida natural por favor……….ya esto de la carne cultivada me parece absurdo, pero alguien sabe los efectos secundarios de estos alimentos a corto y largo plazo??????? Lo mismo pasó con la comida precocinada, a día de hoy y después varios años sabemos que es perjudicial………..como digo siempre cada cual haga lo que crea o cada loco con su tema.

      Responder
  • #014
    Gorki - 21 junio 2022 - 23:43

    Ya existen las «hamburguesas veganas», que supongo que se hacen con mezcla de vegetales, algunos muy exóticos mas colorantes y edulcorantes de origen vegetal.

    Yo no las tomo porque puesto a comer verduras, prefiero platos vegetales basados el verduras tradicionales, como por ejemplo la ensalada campera, sin huevo, que esas pseudo haburguesas veganas.

    Pero que preferiría comer, una «hanburguesa vegama» o un «filete de un tejido animal», reproducido y engordado en un biorreactor.

    Habría que ver los dos platos para comparar, pero en mi opinión, muy probablemente preferiría comer el producto del biorreactor. Y eso que las «hamburguesas veganas» existen desde hace años y yo por naturaleza no soy «early adopter».

    Responder
  • #015
    Carlos Quintero - 22 junio 2022 - 00:15

    Por si a alguien le sirve mi experiencia, ya he comentado varias veces que llevo varios años (al menos 5) sin comer carne ni aves en absoluto, aunque no he dado el paso ni al vegetarianismo ni al veganismo. A mí antes la carne me gustaba como al que más (chuletones, costillares, pollo asado, etc. etc.) pero lo hice de un día para otro, sin reducción gradual. En mi caso fue para evitar el sufrimiento animal, y eso que no tuve necesidad de ver los documentales de Netflix sobre explotación animal que te convierten en vegano en una hora…

    Desde entonces, y para mi sorpresa, no he echado en falta comer carne. En estos años he probado solo dos veces por curiosidad hamburguesas de «carne artificial», la segunda recientemente, y no me gustó nada, así que no creo que haya una tercera vez. En cambio, las hamburguesas y otras comidas veganas que como de vez en cuando sí me gustan bastante. Respecto a las analíticas (proteínas, vitaminas, etc.), no pasa absolutamente nada por dejar de comer carne, de hecho, según me informé, el único nutriente que no pueden obtener los veganos (los vegetarianos sí) de lo que comen es la vitamina B12, que toman en suplementos.

    Responder
  • #016
    Guillermo - 22 junio 2022 - 08:12

    Habrá dos tipos de alimentación, la natural como ahora para bolsillos pudientes y la «cultivada» para la plebe.
    En el fondo no tiene porque ser mala esta carne, sobre todo si la comparamos con ciertos snacks o bebidas a las que estamos acostumbrados.
    ¿se reducirán las granjas y el sufrimiento animal? Dependerá de en que países se adopte, si se hace en Europa únicamente para que se incremente en otros países como China, no tendrá impacto alguno.
    Pero viendo lo que pasa últimamente me da la sensación de que lo que hoy se dice que es bueno para el planeta, mañana lo cambio porque resulta que no es bueno para el bolsillo

    Responder
  • #017
    Ignacio - 22 junio 2022 - 09:57

    Con toda la prudencia, porque no sé mucho de este tema, pero si hablamos de un producto igual a la carne animal desde un punto de vista de laboratorio pero fabricada, yo la consumiría, a priori ¿Por que no? Me parece un avance importante…

    Sin embargo, las carnes hechas con proteína vegetal, por lo que he podido ver en análisis independientes son realmente pésimas para la salud humana y muy caras…

    Responder
  • #018
    FER - 22 junio 2022 - 12:56

    La comida de los pobres, estoy de acuerdo.

    «Era una bóveda de cemento armado. La Gallina (un hemisferio gomoso de unos cinco metros de diámetro y de color castaño grisáceo) la ocupaba casi por entero. De la carne palpitante salían unas cuantas docenas de caños. La Gallina era, indudablemente, un ser vivo». Mercaderes del espacio, de F.Pohl y C.M.Kornbluth, publicada en 1953

    Responder
  • #020
    f3r - 22 junio 2022 - 13:06

    Asimov ya hablaba de biorreactores, pero de material del reino funghi, para alimentar a las generaciones humanas que habían poblado la galaxia. Las setas son la verdadera carne del vegano (piensen en níscalos, p.ej. casi mejor que cualquier trozo de carne de cualquier animal), y cuando sepamos cómo dominar ese proceso, será la rebomba.

    Responder
  • #021
    Miguelito - 22 junio 2022 - 14:04

    El pienso compuesto es malo incluso para los animales de granja y para las mascotas, si Bil Gates se quiere empeñar en vendernos su producto y comprar a todos los medios para que nos convenzan de que es una maravilla ,me parece muy bien pero conmigo que no cuente. Y los veganos no se qué coño hacen buscando sucedáneos con aspecto y sabor a carne, trastornaos…

    Responder
  • #022
    Xaquín - 22 junio 2022 - 15:41

    Aquí topamos con problemas muy parecidos a los que rodean al mito de la privacidad. Todo depende de la esfera que formamos los seres humanos en el ecosistema terrestre.

    La naturaleza nos dotó de un ADN que nos hace ser previsores con el futuro (los cambios). De ahí esa capacidad de adaptación, que tan mal lleva un montón de gente. Y por eso nos adaptamos mejor al mugido y a la carne de vaca, convertidos en hamburguesa, que a la misma proporción de nutrientes en forma de célula «cultivada» en laboratorio… como si las vacas estuvieran formadas por leyes parlamentarias.

    Y tienen toda la razón, la naturaleza es sabia (lo intenta) y no tiene el vicio de buscar el dinero que da el poder… aunque se presuma de buscar sabiduría y «hacer el bien».

    Pero si los mediocres homo sapiens deciden trabajar en serio, y parecerse algo más a la madre naturaleza, ¿por qué hay que seguir produciendo/consumiendo vacas?

    Desde cuándo la naturaleza (a través de nuestro ADN) decidió ponernos barreras, para reducir la evolución del ecosistema terrestre a las mutaciones «naturales»? Encantada estará de que le disminuyamos su carga de trabajo , en la selección de mutaciones beneficiosas. Lo único, que seguro no tiene nada claro, es que pueda dejarnos a nosotros, parte de esa carga.

    La cosas se tienen que merecer. Para estar subvencionados ,ya tenemos a Papá Estado (además de los papás biológicos).

    Responder
  • #023
    Veroníca Costa - 23 junio 2022 - 18:37

    A mi me parece otro producto procesado más como los palitos de cangrejo o otros productos que habitualmente comemos y están asentados en nuestra alimentación cotidiana. Lo que realmente me preocupa es si con este tipo de alimentación están guiandonos a este modo de alimentación, de ninguna otra manera es razonable pensar que podrán tener acceso a la carne millones de personas que ahora mismo no tienen. Y eso es lo que más miedo me da.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG