Spotify y la expansión de la plataforma

IMAGE: Tomasi - Pixabay (CC0)

Interesante artículo en Fast Company, «More than Joe Rogan: Inside Spotify’s audio revolution«, sobre el importante liderazgo que Spotify ha logrado en el entorno de los podcasts, un fenómeno que lleva en fase de adopción creciente desde aproximadamente 2005, pero que aún no ha llegado a convertirse en esa «next big thing» que muchos llevan tiempo esperando.

En 2005, tres jóvenes veteranos de la industria de Silicon Valley, Ev Williams, Jack Dorsey y Biz Stone, crearon Odeo para intentar capitalizar el que entonces se preveía fulgurante crecimiento de los podcasts. La llegada de Apple con iTunes y la aparición, casi casual, de un producto creado para coordinar a las personas que trabajaban en Odeo les distrajo de esa idea y llevó a la compañía a pivotar para convertirse en Twitter y abandonar completamente el mundo del audio, que Ev Williams ha retomado ahora con la adquisición de Knowable desde Medium.

Mientras, en Europa, una compañía logró navegar el complejísimo mundo de los derechos musicales incorporando a varias discográficas a su accionariado, y consiguió que una gran mayoría de la sociedad abandonase un hábito tan arraigado como el de las descargas irregulares, para acostumbrarse a un modelo freemium en el que o bien escuchaban anuncios entre las canciones, o bien pagaban una cuota para tener acceso a toda la música. La Spotify que Daniel Ek y Martin Lorentzon fundaron en 2006 es ahora un gigante tecnológico, uno de los pocos de los que el continente europeo puede sentirse realmente orgulloso, y lleva tiempo tratando de expandir su dominio en la música a otros ámbitos del audio mediante una estrategia de fuerte crecimiento, acuerdos de contenido y adquisiciones. Ahora mismo podrías encontrar 3.2 millones de podcasts en la plataforma, que han generado un crecimiento anual de los ingresos publicitarios de un 75%. La facturación total derivada de publicidad en Spotify alcanza ya los mil millones de dólares, y ello teniendo en cuenta que, en el fondo, está diseñada como un modelo disuasorio, un «publicidad como tortura» que pretende estimular a los usuarios más habituales para que se pasen al modelo premium y comiencen a pagar sus cuotas de uso.

En el competitivo mercado norteamericano, Spotify ha logrado ya convertirse en la primera plataforma en podcasting, con un 24% de usuarios que acuden a ella para escuchar a sus autores favoritos, frente a un 21% de Apple y un 18% de YouTube. Una ventaja importante teniendo en cuenta los fortísimos oponentes a los que se enfrenta, y que subraya la importancia de contar con un buen modelo de plataforma ya suficientemente ensayado y que sigue trabajando para conseguir que sus autores, como recientemente ha ocurrido en la música, se encuentren razonablemente cómodos, aunque el modelo de ingresos no funcione del mismo modo para todos.

De una u otra manera, el crecimiento sigue: la adquisición de plataformas como Anchor o Gimlet en 2019, junto con otras como Betty Labs o Findaway más recientemente o la creación de Green Room para emisiones de audio en vivo están logrando convertir a Spotify en el modelo por defecto al que recurrimos en busca ya no de música, sino de audio de cualquier tipo. Si lo unimos con el cada vez más interesante empuje que están planteando en vídeo o con el replanteamiento del modelo de publicidad, estamos hablando de una de las pocas compañías europeas que destacan en el ámbito de la tecnología, y con un panorama muy interesante ante sí.


This article is also available in English on my Medium page, «How Spotify has quietly expanded its content platform«

6 comentarios

  • #001
    Javier M - 22 noviembre 2021 - 16:47

    No recuerdo ni los años que llevo pagando por Spotify, y feliz de hacerlo cada mes.

    En Netflix y HBO estuve… para acabar volviendo al torrent, no por precio, si no por su reducido catálogo.

    Y en podcast, estaba utilizando Ivoox, pero la desinstalé el mes pasado, cuando me di cuenta que llevaba 2 meses sin abrirla por mi mudanza a Spotify. Bravo por ellos, demuestran que no necesitas estar en Sillicon Valley para triunfar.

    Responder
  • #002
    Chipiron - 23 noviembre 2021 - 08:51

    Para empezar, un «disclaimer»: yo utilizo Apple Music, por aquello de la integración en el ecosistema Apple (que algunos llaman monopolio, pero eso es otra historia).

    Buen artículo, bajo mi opinión, pero que como académico noto a faltar los famosos podcasts de Apple más antiguos que la propia fundación de Spotify. De hecho, me refiero sobre todo a los itunesU, es decir, podcasts de diferentes temáticas académicas puestas on-line gratuitamente por las más prestigiosas universidades, especialmente americanas.

    Lo que Apple no supo hacer es como monetizar o sacar rédito a esa mina de oro que fue creciendo libremente con el tiempo. Había auténticas joyas de podcasts de Standford, Berkeley, etc todas ellas gratuitas. Podríamos decir que fueron el embrión tanto de los Podcasts en general como de los MOOC hasta cierto punto.

    Lo que ha hecho muy bien Spotify y nunca supo hacer Apple es llevarlo a un nivel superior y saber sacar provecho de ello. En otras palabras, convertirlo en un boyante negocio.

    Muy bien por Spotify! Prácticamente el único y mayor gigante tecnológico que ha dado Europa, aunque no sea dentro de la EU…

    Responder
    • John Smith - 23 noviembre 2021 - 10:08

      Perdona, Chipirón, pero creo que estás equivocado.
      Suecia está dentro de la Unión Europea desde el 1 de enero de 1995. Otra cosa es que no pertenezca a la unión monetaria de algunos paises de la UE y su moneda no sea el euro.

      Responder
  • #004
    Pedro Miguel - 23 noviembre 2021 - 09:43

    Yo soy más de la vieja escuela. O comprando u otros métodos, pero… ¿acaso no tiene mejor catálogo Deezer? Además, muchos sabemos que por el tema de derechos no todos los artistas distribuyen en las mismas plataformas o canales, y a mí no me gusta limitarme en ese sentido.

    Responder
  • #005
    Roberto - 23 noviembre 2021 - 11:48

    Hola,

    buen artículo. Yo utilizo Amazon Music para música, que entra con Prime e iVoox para podcast (modelo freemium).

    Si escuchara música asiduamente, probablemente entraría en el ecosistema Apple, tal y como dice Chipirón. Sin embargo, hace tiempo que escucho el potencial de Spotify con los podcast y cómo la plataforma lleva años apostando por él.

    ¿Tanta diferencia hay respecto a lo que puedes encontrar en Apple Music u otras plataformas como iVoox? Hablo desde el completo desconocimiento.

    Para ser sinceros, fui uno de los que creyó, cuando anunciaron Apple Music, que Spotify iba a sufrir mucho con su modelo de negocio tendiendo en frente a un competidor como Apple. Sin embargo, es obvio que estaba equivocado, pues Spotify no solo crece en usuarios y suscriptores premium, sino que además está haciendo adquisiciones muy interesantes.

    Lo que sí que es un poco triste, es que en Europa no tengamos más «Spotifies».

    Gracias por el artículo como siempre, profesor Dans.

    Responder
  • #006
    Dorado Comandante - 23 noviembre 2021 - 19:17

    Con Spotify (al igual que pasa com Amazon), desde vuestro lado de consumidor, ambas propuestas las veis como una «maravilla» (que no lo son tampoco, pero bueno, cuando os acostumbran a una cosa y perdéis el control de lo que poseeis, acabáis olvidando muy pronto las otras opciones…).

    Y luego estamos los del otro lado, los que estamos dentro como vendedores, creadores o productores. Y en ese lado, donde ves la realidad, la cosa es más bien todo lo contrario. Una jaula de oro, opresiva, machacona, intransigente, que te exprime hasta la última gota, con reglas abusivas, y que beneficia y fomenta a unos (a los grandes, por supuesto) y deja de lado a otros. Un sistema en el que si no estás o no entras en su juego, eres irrelevante y estás muerto o desaparecido para el consumidor. Y como ya no hay otras alternativas, eres un cadaver.

    Sí, son dorados negocios de éxito, pero por dentro apestan a podredumbre. Pero es lo que la gente quiere, hasta que un día se ve todo lo que han destruido y ya es demasiado tarde.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG