El futuro de los contenidos audiovisuales

IMAGE: Jan Vašek - Pixabay (CC0)

Apple negocia con la NFL los derechos de las retransmisiones de los partidos de los domingos (el paquete conocido como Sunday Ticket), hasta ahora en manos de DirecTV, y refuerza la idea de los vientos de cambio que parecen estar llegando al mundo de las retransmisiones deportivas, que pronto podrían empezar a caer en manos de competidores no tradicionales y distintos de los canales de televisión de toda la vida.

Twitter inició el movimiento hace ya tiempo: en 2016, obtuvo los derechos para los partidos de la NFL de los jueves, comenzó la transmisión, y fue capaz de obtener algo más de dos millones de espectadores en su primer partido. Pero la tendencia parece cada vez menos anecdótica: Amazon entró en la puja por los derechos de emisión de la Ligue 1 de fútbol francesa, y ha conseguido finalmente hacerse con ellos, en lo que supone un precedente muy interesante, al tiempo que Kosmos, la compañía de Gerard Piqué, adquirió los derechos para España de la Copa América 2021, y los retransmitió en abierto en el canal de Twitch del popular streamer español Ibai Llanos.

Estamos, sin duda, ante un cambio: cada vez más, las empresas del ámbito digital ven en las retransmisiones deportivas una forma de generar un tirón de audiencias vinculado al tiempo real que puede resultar no solo rentable de cara a su explotación, sino sobre todo, en términos de imagen, para que una parte cada vez más significativa del mercado los sitúe en el lugar que les corresponde en el panorama audiovisual. En algunos casos, hablamos además de compañías con mucha mayor disponibilidad de fondos y capacidad de negociación de los canales de televisión tradicionales, y capaces de poner e juego muchos más recursos tecnológicos que permitan una evolución de la forma de ver los deportes.

En España, la patética desatención con la que Mediaset trató las emisiones online de los partidos de la Eurocopa, en las que tres anuncios emitidos obligatoriamente al principio condenaban al espectador a ver el partido entero con un minuto de retraso y a enterarse de los goles cuando el resto del país los gritaba, deja claro que las empresas audiovisuales de toda la vida están aún muy lejos de entender cómo funciona internet, y hasta qué punto no es simplemente una especie de «pantalla sucedánea» para cuando no estás delante de una televisión.

Cada vez son más las personas que, cuando llega el momento del prime time cada día, se sientan delante de su televisor y toman su mando a distancia… para seguidamente, presionar el botón de Netflix o de algún otro servicio de streaming y ponerse a ver una serie o una película al margen de los canales de televisión tradicionales. Seguramente son los mismos que si por casualidad se encuentran una película que les apetece ver en uno de esos canales tradicionales, deciden no intentarlo siquiera ante la perspectiva de una tortura de cortes publicitarios de varios minutos cada uno cada poco tiempo que les interrumpe el disfrute de la película. A medida que te acostumbras a ver más series y contenidos en servicios como Netflix, menos tolerancia pasas a tener ante los cortes publicitarios de la televisión tradicional.

Son cada vez más frentes que la televisión tradicional está viendo en sus mapas estratégicos, suponiendo que sean capaces de verlos o que simplemente tengan mapas estratégicos. En el futuro, buena parte del ocio seguirá estando vinculado a una pantalla de televisión, pero tengo serias dudas de que los que estén detrás de los contenidos emitidos sigan siendo los mismos de siempre…


This article is also available in English on my Medium page, «Do traditional television stations really understand the digital world they’re now competing in?«


20 comentarios

  • #001
    Juntaletras - 10 julio 2021 - 12:49

    Kosmos es de Gerard Piqué, no de Josep.

    Responder
  • #003
    JM - 10 julio 2021 - 15:45

    A menudo cuando en casa vemos que se va a emitir una película o serie en la televisión que nos parece interesante procedemos a comprobar si está en alguna de las suscripciones a canales de streaming que tenemos y si no la encontramos nos ponemos a bajarla por emule o torrent.

    Ver toda la cantidad de anuncios que se emiten es desquiciante.

    Y si hay algo que odio especialmente, hasta el punto de quitar el sonido o apagar directamente el televisor es que aumenten el volumen de los anuncios.

    Responder
    • Tzinm - 12 julio 2021 - 23:27

      Así es, supongo que cada vez somos más los que si nos gusta algún contenido que se está emitiendo en la televisión tradicional, comprobamos si está disponible en alguna plataforma (aquí servicios como JustWatch vienen fenomenal) y procedemos a verlo desde ahí.

      Las principales ventajas son evidentes, evitamos la publicidad y podemos disfrutar el contenido cuando queramos (salvo excepciones).

      En ocasiones solo dispongo de 15 minutos para sentarme delante del televisor, y en vez de poner un canal de forma aleatoria para tener algo de fondo, aprovecho a ver alguno de los vídeos de YouTube que guardo en “Ver más tarde”.

      Cómo ha cambiado en tan poco tiempo la forma de consumir “televisión.

      Responder
  • #005
    Xaquín - 10 julio 2021 - 15:46

    El papel que juegan las televisiones con los contenidos visuales que usan, viene a ser como el que jugaban muchos profes, cuando se empezaban a usar las diapositivas. Simplemente se limitaban a intercalar imágenes, en un discurso tan aburrido como inexpresivo. Que venía a ser el que hacían antes de usar las diapositivas. Y el que acompañaba a unas láminas más o menos ilustrativas.

    A fin de cuentas, nada que no encaje perfectamente en el perfil del profesorado adicto al libro de texto.Aún suponiendo que no se cobrara comisión adjunta.

    Con el agravante televisivo de que ahora tienes que consumir publicidad sí o sí.

    Responder
  • #006
    Gorki - 10 julio 2021 - 15:46

    En mi opinión, hoy hay dos tipos de televisión que nada tienen que ver entre si.

    La retransmision de Contenidos en Directo, que se caracteriza por servir contenidos con fecha de caducidad, El partido que en directo es de máximo interés y valor hoy, es un contenido sin valor un dia después.

    La retransmision de contenidos intemporales, que tanto valen hoy. como dentro de seis meses, La película «Casablanca» se valora hoy, tantro como se valorára dentro de sies meses.

    Su exihibición, (y motetización), son dos negocios diferentes, que nada tienen que ver , aunque eventualmente, los efectúe la misma compañía.

    Responder
  • #007
    Matt - 10 julio 2021 - 17:22

    Pues venga. Mas fragmentación y tener que tener mil plataformas para ver lo que siempre has tenido en un unico sitio.

    Responder
    • Javier Lux - 11 julio 2021 - 11:01

      Es que quizás la única plataforma principal debería de ser el streaming(*) gratis o vendido por unidad. Obviamente habría streaming de pago y gratis. Y todo contenido de pago debería de poderse comprar individualmente, no obligando a comprar ese contenido específico junto a un pack con basura.

      El streaming hoy es como si mi carnicero me dijera que no me puede vender una chuleta porque solo entrega chuletas si le compro un pack anual de 40 EUR/mes con una chuleta, dos salchichas, un pollo, 10 albóndigas y 2 tiras de callos cada mes

      (*) satlélite para los aislados que no tengan cable o fibra.

      Responder
  • #009
    Gorki - 10 julio 2021 - 18:21

    No se si he contado que en mi casa no se pone la tele. Yo no soy aficionado al futbol, de modo que, lo que a mi juicio, es lo mejor de la tele, las retransmisiones en directo , quedan muy devaluadas en mi caso, El resto de lo contenidos suelen ser de una calidad claramente inferior, pero aun encuentras algo que te apetece,

    Pero está el otro invento del diablo, el telemando, Solia tener el telemando en mi mano y cuando cortaban para los anuncios, cambiaba espasmódicamente de canal, buscando otra cosa que ver, Me paraba aquí, veía un minuto y cambiaba a ver si habia mas suerte en otro lado, retrocedia para ver si se habian acabado los anuncios,… en fin, hacía lo que todos.

    Todo fue soportable hasta que mis hijos crecieron y comenzaron a disputarme el telemando, Ver la tele manejada por otro, es un castigo de tercer grado, cuando te interesas por algo, te lo cambian el canal y cuando no te interesa, lo mantiene,

    Yo no podia abroncar a mis hijos, por hacer exactamente lo mismo que haria yo si tuviera el telemando, Así, que me acostrumbre a irme a mi cuarte y ver lo que fuera por Internet.

    MIs hijos se fueron de casa pero, para entonces, la tele habia perdido todo su encanto y nadie la pone.

    Responder
  • #010
    Enrique Martinez - 10 julio 2021 - 18:27

    Dice #6 que más fragmentación… bueno sinceramente es que ahora la demanda de los contenidos pertenece al usuario, que es quien decide que ver, donde verlo y a que hora verlo. O si quiere volver a verlo una o mil veces. Hace unos años, algunos se descargaban las películas y las siguen guardando en discos duros que muchas veces fallan. Hoy, y no se trata de fragmentación, elegimos las plataformas que queremos para ver lo que queremos. En mi caso, hace ya muchos años quien escribe este blog me enseño a usar twitter y es allí donde leo que pasa en el mundo. Hace ya mucho tiempo que no veo los telediarios, y sin embargo se en tiempo real que pasa en este mundo. Con los contenidos que menciona Enrique ha pasado lo mismo: en casa mis hijos tienen HBO, Netflix y Amazon Prime para consumo de contenidos, series sin anuncios, y con mayor control que el que proporcionaba a la TV tradicional. Y en otros muchos casos YouTube.

    Responder
  • #011
    Javier Lux - 11 julio 2021 - 07:08

    Cuento los días para quitarnos de encima a los penosos multimedia hispanos: Mediaset y A3media, junto sus satelitos cope-conferencia episcopal, intereconomía…etc. Estos ofrecen mayoritariamente o telebasura, o publicidad o propaganda política, y eso es el contenido más desagradable del mundo.

    Yo personalmente soy fan de youtube y de bittorrent, kodi y dailymotion. Y como me gustan los eventos deportivos muy selectivos, y jamás el futbol, pues verlos con un poco de diferido no me supone ningún problema.

    Llama la atención que los derechos audiovisuales sean por país, incluso DENTRO de la UE. Si una cadena de TV los compra, sólo los puede emitir en un determinado país. Eso sería totalmente ilegal en la UE, donde cualquier ciudadano puede denunciar una empresa que restrinja la comercialización de un bien o un derecho a ciudadanos de la UE con residencia distinta a la de la empresa tenedora de los derechos o bien.

    Se nota que los políticos con poder TEMEN a los grandes multimedia. Sólo así se justifica que permitan semejante oligopolio territorial. Y la solución de acabar con este es simplemente legal, además de poner fecha de caducidad de la Televisión Digital Terrestre, para pasar toda la TV a satélite y/o streaming por internet, que en pocos años alcanzaría la misma o mejor cobertura.

    Responder
  • #012
    Guillermo - 11 julio 2021 - 08:42

    Ayer lo hablamos varios amigos. Si les preguntas a nuestros hijos a que hora ponen su programa favorito, te miran como si les hubieras hecho la pregunta en chino. Todos te dirán que cuando ellos quieren.
    Los jóvenes lo tienen asumido y los que ya no lo somos, cada vez utilizamos más el consumo de contenidos a demanda.
    Personalmente no suelo ver deporte por lo que aquellos contenidos que tienen sentido disfrutarlos en directo como puede ser un partido de futbol en mi casa no entran.
    Películas, documentales, etc. los elegimos en casa para ver cuando queremos y si en algún momento están poniendo algo de interés, púes se graba para verlo cuando queramos.
    Otro problema a debatir es si los contenidos moldean una sociedad ¿Hay vida fuera de los eventos deportivos? ¿o estamos condenados a programas aburridos sin sentido y en los que hemos buscado refugio, no por su interés real sino por la falta de alternativas y la necesidad de desconexión del día a día?.
    Demasiada corta una vida, para pasarla frente a una pantalla.

    Responder
  • #013
    Javier - 11 julio 2021 - 10:42

    A mí lo que me resulta incomprensible es cómo se sostiene el fútbol en pay-per-view en España, hace años Vodafone tomó una decisión insólita que fue no ofrecer el fútbol, ni Liga ni Champions, algo que en principio puede parecer un suicidio para una operadora pero no lo fue, sencillamente hicieron sus números y llegaron a la conclusión de que la millonada que pagaba por los derechos no la recuperaban con las subscripciones de los clientes. Frente a eso, en esta Eurocopa que hoy finaliza los partidos de España emitidos en abierto tuvieron un share cercano al 75% con audiencias de entre 8 y 9 millones, una auténtica burrada en la era de la TDT y la fragmentación de la audiencia, cualquiera que quiera amunciarse lo que desea es llegar al máximo número de televidentes y en ese sentido el fútbol en abierto es imbatible. Sinceramente no sé cómo se sostiene el fútbol de pago.

    Responder
  • #014
    Enrique - 11 julio 2021 - 11:52

    Estoy de acuerdo en el papel cada vez menos relevante de la televisión tradicional. Pero en el caso del deporte a mí me interesa en abierto, si es de pago ni lo más mínimo. Aunque lo pueda piratear de forma extremadamente sencilla, pero no me da la gana.

    Ahora me he aficionado al pádel porque lo dan por YouTube, rápido, fácil, imagen en FullHD y gratuito.
    He visto toda la Eurocopa y ni un solo partido el resto del año, ni la final de la Champions. Y, por supuesto, en unos días me voy a meter un atracón de JJOO.

    Si Apple compra los derechos de los JJOO de 2024 no los veré, será por contenidos…. Por arriba decían que si sólo había fútbol, si cuento las horas pendientes que tengo entre iVoox y mi disco duro, creo que no me va a dar tiempo a consumirlo todo.

    Responder
    • LUA - 11 julio 2021 - 12:27

      Como aficionado a la F1, fue un putadon cuando termino la emision abierta….

      Ahora intento no saber quien ha ganado, y los Lunes, lo veo en alternativo XDD

      Responder
  • #016
    LUA - 11 julio 2021 - 12:25

    Si me entero por la prensa, de algun programa interesante (documental o investigacion) puedo poner la TV (normalmente, en sus apartados «a la carta», es decir, diferido)

    Alguna que otra vez (raro, muy raro), que me permito el lujo de 20min de siesta, la 2 es mi modulador de sueño (saber y ganar)

    Para todo lo demás, Torrent.

    No exagero si digo que no consumo TV en mas de 15 años…

    Responder
    • chipiron - 12 julio 2021 - 12:53

      Yo voy en tu misma dirección.

      Pero con la edad, cada vez me rebajo menos a buscar con el emule o torrent de turno el contenido y estoy subscrito a un par de plataformas.

      El futuro es de las plataformas, no de las televisiones tradicionales, que quedan relegadas al publico mayor que son neofitos, a duras penas, en competencias digitales.

      Responder
  • #018
    Diego Fiorentin - 12 julio 2021 - 03:26

    Es muy interesante la movida de liberty media con la formula 1.

    F1TV es excelente,
    Streaming en vivo de todos los eventos deportivos, y puedes mirarlo en diferido
    Puedes ver los onboards de cada piloto y los tiempos en pista. Esto último es muy importante en un deporte tan estratégico como la F1.
    Esto me permite ser mi propio director de la televisión y elegir que batalla en pista ver.

    Tengo un video donde explicó cómo armó mi setup en 3 monitores para ver la carrera.

    Esto cambia completamente la experiencia de ver una carrera de fórmula 1.

    Responder
    • Chipiron - 12 julio 2021 - 23:56

      Cómo consigues ver la F1TV desde España? Con VPN en Holanda es suficiente?

      Responder
  • #020
    chipiron - 12 julio 2021 - 12:55

    Por otro lado, la publicidad se debe reinventar también. La parte de privacidad que pierdo, si sólo fuese para que la publicidad fuese de mi interés no lo vería con malos ojos. Al menos sería publicidad que me interesa.

    Pero creo que la opción con más futuro es el «product placement», que de forma indirecta te dice (como ejemplo tonto) que el eficiente de la oficina usa un mac y el malo de turno un pc de marca anónima…

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG