Biden comienza a redefinir el capitalismo

IMAGE: E. Dans (CC BY)

La orden ejecutiva firmada por Joe Biden el pasado 9 de julio, titulada «Executive Order on Promoting Competition in the American Economy«, es la mayor iniciativa tomada hasta el momento de cara a la muy necesaria redefinición del capitalismo de Milton Friedman y de la Escuela de Chicago. Supone la evidencia de que los movimientos de su administración nombrando a académicos y estudiosos de la legislación antimonopolio como Tim Wu, Lina Khan y otros, no era en absoluto un brindis al sol, sino parte de un interés real por deshacer el desastre que supusieron las tesis de Robert Bork y el neoliberalismo de la Escuela de Chicago, a los que Joe Biden se refirió específicamente en su discurso.

El discurso de presentación de la orden ejecutiva estuvo estructurado de forma muy parecida al de Franklin D. Roosevelt de 1938, poniendo el énfasis en la importancia de las pequeñas empresas y de los derechos de trabajadores y consumidores. Biden habló de la necesidad de enfrentarse a las Big Tech, las Big Pharma y las Big Ag, e incluso citó textualmente a Roosevelt para referirse a una declaración de derechos económicos, con el objetivo de garantizar el «derecho de todo empresario, grande y pequeño, a comerciar en un atmósfera libre de competencia desleal y dominio de monopolios en el país o en el extranjero».

Pero mucho más importante fue la crítica explícita de Biden a la Escuela de Chicago:

“Hace cuarenta años, elegimos el camino equivocado, en mi opinión, siguiendo la filosofía errónea de personas como Robert Bork, y dejamos de hacer cumplir las leyes que servían para promover la competencia. Ahora llevamos 40 años en el experimento de permitir que corporaciones gigantes acumulen cada vez más poder. ¿Y qué hemos sacado de él? Menos crecimiento, inversión debilitada, menos pequeñas empresas. Demasiados estadounidenses que se sienten abandonados. Demasiadas personas que son más pobres que sus padres. Creo que el experimento falló.

¿Qué han provocado varias décadas de capitalismo salvaje y no regulado? Simplemente, unos Estados Unidos menos competitivos, dominados por enormes conglomerados empresariales que actúan al margen de todo, que no pagan impuestos y que influencian de manera desmesurada a políticos de todo signo. La orden ejecutiva firmada el pasado viernes no se refiere únicamente a las big tech, sino a todas las compañías capaces, por su tamaño y poder, de distorsionar la competencia y los mercados, desde las grandes farmacéuticas a las grandes compañías de agricultura, las empresas de transporte aéreo, marítimo o por ferrocarril, los proveedores de acceso a internet, o hasta la banca.

Una iniciativa ambiciosa e importantísima con el potencial de marcar un antes y un después en la economía norteamericana: el presidente ordena a toda la administración perseguir todo aquello que sugiera abusos de poder y condiciones de distorsión del mercado, desde volver a instaurar la neutralidad de la red, cuya eliminación no solo supuso menor inversión en infraestructuras y precios más elevados, hasta el control riguroso de las cláusulas de no competencia que impedían la libertad de movimiento de muchos trabajadores o la reinstauración del derecho a arreglar nuestros propios dispositivos. La tesis fundamental de Biden es clara: «sin competencia, el capitalismo es explotación». Por tanto, es fundamental controlar todos aquellos factores que impidan una competencia adecuada, todo aquello que posibilite que un gigante empresarial pueda abusar de su poder como llevan décadas haciendo. El gobierno federal hará de la reducción de las prácticas comerciales desleales y monopolísticas una prioridad absoluta de ahora en adelante. Los expertos en defensa de la competencia coinciden en que envía una señal clara a las grandes empresas: los tiempos están cambiando.

Acabar con las nocivas tesis de la escuela de Chicago era fundamental para redefinir la economía norteamericana y terminar con décadas de abusos, en un país que ha estado demasiado tiempo dominado por grandes y omnímodas corporaciones empresariales. La orden ejecutiva firmada el pasado viernes es un buen principio para poner fin a todo eso y volver a un clima empresarial que premie la iniciativa, y a mercados que la posibiliten de verdad, sin distorsiones competitivas. Ahora, lógicamente, hay que ponerla en práctica: desde nombrar a un nuevo consejero en la FCC para poder reinstaurar la neutralidad de la red, hasta luchar contra resistencias creadas durante décadas, dentro y fuera de la administración.

Por otro lado, las iniciativas de Joe Biden coinciden no solo con una Unión Europea que lleva años en esa misma cruzada de intentar poner bajo control a las grandes corporaciones, sino también con propuestas similares en el que es, sin duda, el país más capitalista del mundo, China, que están ya generando problemas importantes a sus grandes compañías. Movimientos como los de China o los de los Estados Unidos, aunque obviamente diferentes en sus antecedentes naturaleza, convierten sin embargo la redefinición del capitalismo en una tendencia a nivel mundial, y en una clara prueba de que si queremos de verdad enfrentarnos a los problemas del mundo actual, nunca podremos hacerlo pretendiendo utilizar para ello el mismo sistema que los provocó.


This article is also available in English on my Medium page, «Biden begins to redefine capitalism«


26 comentarios

  • #001
    javier rigaud - 12 julio 2021 - 17:22

    Bufff, pues que tenga cuidado, porque esas corporaciones acumulan tanto poder que quitar de enmedio a alguien que les incomode les cuesta muy poco.

    Sólo hay que mirar la historia.

    Responder
  • #002
    Alnair - 12 julio 2021 - 17:33

    La escuela de Chicago estaría encantada en una economía con mas competencia y menores actores con poder de manipular el mercado.

    Y muchos gigantes crecen al ampara de la sobreregulación del estado (p.ej. farmacéuticas).

    Las intenciones están muy bien, pero hay que ver los resultados.

    Responder
  • #003
    Krigan - 12 julio 2021 - 20:35

    Reguladores que no regulan y desregulaciones en la propia ley, esa ha sido la tónica general de las últimas décadas, y el resultado ha sido un marcado descenso de las rentas del trabajo en el total de la economía, un gran aumento de la desigualdad, que las grandes empresas y las grandes fortunas no paguen apenas impuestos, y un cuestionamiento de la democracia porque da lo mismo a quién se elija, el verdadero gobierno está en los consejos de administración de las grandes corporaciones.

    Eso sí, cuando los peces gordos la cagan bien cagada, como pasó en la crisis financiera del 2008, resulta que somos los demás los que tenemos que cubrirles sus monstruosas pérdidas con nuestro dinero. Robin Hood al revés.

    Es hora de asumir la realidad: no existe la mano invisible del mercado, los mercados no se autorregulan. Y por supuesto, es hora de obrar en consecuencia.

    Responder
  • #004
    Francisco Javier - 12 julio 2021 - 20:58

    Pocos árticulos con más disparates ha escrito usted. Se lo ha dicho muy bien Alnair: ya quisieran los de Chicago más competencia Donde hay un político, hay mangancia, trampas y distorsión del mercado

    Responder
  • #005
    Xaquín - 12 julio 2021 - 21:24

    No voy a entrar en discusión, pero el amigo Joe sigue brindando al sol, cuando osa afirmar que habiendo competencia el capitalismo ya no es un sistema explotador de la mano y de la mente «de obra». Lo que algunos llaman la fuerza del trabajo, aunque sea en modo ejecutivo , de eses con toma de decisiones solo parciales, porque los que mandan y son los amos reales, no ejecutan, simplemente mandan. O por lo menos sus ejecuciones, suelen ser algo «bélicas» de más.

    Porque la ideología del subvencionismo no solo funciona con la Administración Pública, ya que la mayoría del accionarado sufre el mismo tipo de adicción capitalista : producir lo menos posible, para hacerse rápidamente ricos.Y de la forma menos eficiente, o como ahora se lleva tanto, lo menos sostenible posible.

    Aunque el resultado sea vivir en una puta caravana andante. Y el problema del hambre mundial, por ejemplo, se la siga trayendo al pairo.

    Por lo tanto, se necesita una redefinición del concepto de competencia, para saber a que coño se refiere el Biden, con su anuncio tan rooseveltiano. ¡Entonces, ya tendremos un contexto!

    Responder
  • #006
    Jordito - 12 julio 2021 - 23:10

    …y después viene la cruda realidad

    Responder
  • #007
    Juan T. - 12 julio 2021 - 23:18

    Solo USA puede demostrar al mundo que hay una alternativa a las autocracias como China que pretenden demostrar que la falta de libertad las hace mas eficientes e igualitarias.

    Y es el camino que está tomando Biden con apoyo de Europa

    Trump cumplió bien con su papel de llevarles al abismo para que reaccionaran como lo están haciendo.

    Responder
  • #008
    Gorki - 12 julio 2021 - 23:38

    La diferencia es que Roosevelt, regando millones consiguió sacar a USA de la Gran Depresion del año 29, y poner el país en marcha de nuevo.

    El problema es que Biden, está regando los millones ANTES de que llegue la depresión, lo que con seguridad va a crear una inflación galopante, que se sume a la inevitable depresión que llegará despues, pues el pueblo americano, no es capaz de consumir su propia produccion, y hoy y mas aun con un dolar con inflación, sus productos se colocan mal en el extrajero, donde los productos similares asiáticos, tiene un valor un 30% menor.

    ¿Quién garantizar el «derecho de todo empresario, grande y pequeño, a comerciar en un atmósfera libre de competencia desleal y dominio de monopolios en el país o en el extranjero».? ¿ Cree que un empresario americano de zapatillas (con sueldos americanos), va a poder competir con un empresario chino de zapatillas en un terreno neutral, como Brasil?

    Responder
  • #009
    A.H. - 12 julio 2021 - 23:49

    Si Occidente llevó el capitalismo al resto del mundo, ¿el Señor de Sipán era comunista?.
    Intentar redefinir el capitalismo, espero que no sea tan fiasco como el Man of The Year de la revista TIME de 2006.
    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/0/0f/Time_youcover01.jpg/220px-Time_youcover01.jpg

    Responder
  • #010
    KOLDO SARRIA - 13 julio 2021 - 00:36

    Me temo que este es uno de esos asuntos en los que la tentación de confundir los deseos con la realidad es demasiado fuerte como para resistirse.

    En temas tan técnicos, de tanto alcance y con tantas derivadas a considerar, prefiero optar por acudir a fuentes que considero solventes.

    Si atendemos al análisis de Niño Becerra, lo que toca ahora en el nuevo modelo económico que nos viene es el aumento de la PRODUCTIVIDAD, y eso solo se consigue con CONCENTRACIÓN DE CAPITALES, no con su distribución. Por tanto, jarro de agua fría.

    La actividad tenderá a concentrarse en compañías y zonas, y menos personas serán necesarias para generar esa actividad gracias a la tecnología. Las empresas multinacionales ganarán mucha relevancia tanto a nivel económico como a nivel político. Mientras, las más pequeñas, estarán destinadas a desaparecer o ser absorbidas por las grandes corporaciones.

    Estas, por mucho que nos pese, sobrevivirán a la restructuración en el mercado respecto a la competencia (que Biden ha inaugurado con su movimiento). Es decir, que existirán pocas empresas, principalmente oligopólicas, que obtendrán la mayoría de la cuota de mercado.

    Parece que vamos hacia una eliminación radical de la tendencia actual a tener un mercado de máxima competencia para proteger al consumidor.

    Vienen años tristes. Mejor agarrarse que vienen curvas.

    Responder
  • #011
    Javier Lux - 13 julio 2021 - 08:17

    Tengo claro que si no fuera por la regulación de los poderes públicos, hoy las sociedades capitalistas abusarían.

    El capitalismo debe de evolucionar, introduciendo nuevos parámetros en la ecuación, como la ecología o el bienestar social. El socialismo también ha evolucionado, como los nacionalismos.

    Desgraciadamente seguimos teniendo capitalismos, socialismos o nacionalismos parecidos a los del siglo XIX. Pero al final, tarde o temprano cambiarán o morirán.

    Responder
  • #012
    Osvaldo - 13 julio 2021 - 09:45

    Creo que está mal enfocado el punto de capitalismo
    Desde siempre estados unidos a luchado por postulados de Jhon locke,la libertad y creatividad están antes que el estado,no así la contraparte, Rousseau el estado lo es todo y se debe estar bajo su tutelaje siempre,esa libertad que no solo es expresión también tutelaje de actos y actividades consecuentes para lograr un desarrollo en políticas a largo plazo
    Hoy el partido demócrata no es mas que el reflejo de Rousseau acompañado por lo que vemos en el mundo entero,cantos de sirena,lo que hoy propone Biden se vivió en Inglaterra cuando era una nación más que no crecía mucho hasta la llegada de Tacher al poder colocando nuevas políticas en lo económico si bien fueron efectivas faltó la parte de políticas en lo social ese ajuste que es lo que se espera

    Responder
  • #014
    Juan T. - 13 julio 2021 - 10:46

    Todos los reparos que poneis están muy bien.

    Ahora imaginad la alternativa de Trump.
    Ahora si lo veis claro ¿ no ?.

    Responder
    • LUA - 13 julio 2021 - 11:02

      Quizás el problema, es que desde la Segunda Guerra, todos los países ven a USA como el “delantero centro rompedor” y nos perdemos en lo políticamente correcto… e ignoran que quizás, seriamos una buena cantera para esa “liga económica” (yo que no me gusta el futbol, haciendo símiles, lo que hay que leer) XDDD

      Gobierne quien gobierne en USA, el resto andará siempre jodido, porque siempre vamos a su sombra, y ellos a lo suyo.

      Trump? Biden? Es como darte a elegir entre un psicópata y un autista… yo me quedaría con el segundo, pero preferiría una tercera opción, y no “impuesta” por USA, sino de nuestra propia cantera…

      Lo puedo decir más claro: mucha Unión Europea y pocas nueces…

      Responder
    • Gorki - 13 julio 2021 - 13:16

      El que Trump fuera un castigo, no hace a Biden mas inteligente, Es un anciano maniobrero de la política, que dudo mucho que con su edad esté capacitado para hacer frente a la compleja política de los Estados Unidos. Putin y Jinping le daran sopas con onda.

      Responder
  • #018
    Enrique - 13 julio 2021 - 12:35

    Off-topic: Aquí un buen vídeo para conocer los entresijos de los coches eléctricos, el «ecologismo» de las marcas que ni tienen piezas de repuesto, las averías cuando se suponen que son menos complejos, etc.

    También te cuentan como Tesla se posicionó gracias a las cargas rápidas gratuitas que freían las baterías y que tuvieron que cambiar por miles, con el consiguiente coste ecológico (4.500Kg de CO2 para una de 75 kWh). Por aquello que hablaba Enrique hace un tiempo del coste oculto de lo gratuito o low-cost.

    https://www.youtube.com/watch?v=xCCHlWnirCI

    Responder
    • Enrique Dans - 13 julio 2021 - 13:07

      Es el vídeo más lleno de mierda y de mentiras que verás en mucho tiempo, hecho por un «visionario» que hace algunos años me llevaba la contraria diciendo que Tesla se iba a hundir. Menudo crack, como para confiar en él…

      Responder
      • Juan Escalante - 13 julio 2021 - 15:47

        El video tiene 8384 a favor, y 115 en contra. Controlado por «youtube» no como otros lados que tienen el contador apañado, o directamente no salen ciertos comentarios

        Me parece que hay más verdad en ese video que en mucha gente que habla de oidas, o leidas.

        Responder
        • Enrique Dans - 13 julio 2021 - 16:18

          Pues te parece mal. Es un tipo que no sabe de lo que habla, hablando con mecánicos a los que el fenómeno eléctrico no les interesa nada porque los deja sin trabajo. Todo muy neutral, sí. ¿Para qué vas a hacer caso de alguien que no solo estudia el tema, sino que además lo hace de modo práctico y tiene un vehículo eléctrico desde hace años, qué tontería? Mejor hacer caso al impresentable ese…

          Responder
        • Krigan - 13 julio 2021 - 17:18

          Ya sabes lo que dicen: Coma mierda, 10.000 millones de moscas no pueden estar equivocadas. Así que el argumento de los votos lo veo débil.

          Responder
          • Juan Escalante - 13 julio 2021 - 19:08

            Krigan, Enrique Dans

            La democracia se basa en que la gente vota sobre alguna cuestión. Y vuestro voto tiene el mismo valor que el de la mosca que es alérgica al gluten…. y prefiere mierda de vegano yanki.

            En este blog no puedo saber si cualquier opinión en contra de Enrique Dans sale. El control lo tiene él.

            Luego tiene más valor el score de youtube que vuestras 2 opiniones promierda avalada por el marketing pagado.

            Voto positivo al mecánico y a Enrique el comentarista

            ¿De forma práctica? Veo por un lado la Wov Room, y donde da sus clases el mecánico.

            ¿Adivina cual me da mejor aspecto?. Pues si la humilde. Eso si respeto que haya gente que pague cerca de 50K por el brilli brilli

            Cuando alguien «descalifica» a la persona en vez de al argumento porque está equivocado, en un video lleno, si lleno de argumentos, repito de argumentos sobre el tema, repito sobre el tema, si sobre el tema, con datos sacados de la experiencia, y no del powerpoint del marketing. ¿A quien crees que va a creer la gente?

            Sin embargo al que decalifica, no hace falta que se le vote, sus palabras hablan sobre él.
            No hace falta más referencia.

            Cada comentario os retratais

          • Krigan - 13 julio 2021 - 22:35

            Juan Escalante:

            Yo solo he dicho que el argumento de los votos me parecía débil, y me lo sigue pareciendo. Este segundo añadido tuyo de la democracia es todavía más débil, la realidad no cambia porque muchos voten en su contra.

            Y claro, tan solo por decir esto ya quedo retratado, ¿no? Debe ser que no soy nada democrático.

        • LUA - 13 julio 2021 - 20:04

          Pues sin ánimo de crear polémica porque nada voy a ganar con ello…

          Hace cinco días que soy poseedor de un hibrido, y solo puedo decir bondades del vendedor, que muy amable, me dijo: “no te voy a dejar firmar la compra hasta que no tengas claro lo que te llevas” y su discurso, fue exactamente el mismo que el del tipo del video. Sincero. (yo llegue al concesionario con las ideas muy claras, “firmo, euro sobre euro a tocateja y me llevo el coche”, soy así). El hubiera preferido (por su comisión) que me llevara el eléctrico.

          Pero si los argumentos son:

          A)
          – un tío que se dedica a reparar vehículos eléctricos que esta dando todo tipo de explicaciones de pros y contras (no le he escuchado echar pestes de los mismos, sino realismo), que además, instruye a mas gente (para nada es el “típico mecánico que se va a quedar sin trabajo”)
          – un video presentado por el poseedor (si no estoy equivocado) de un Taycan eléctrico.

          B)
          – El que no tenga un vehículo eléctrico es un IMBECIL
          – Como mola salir en un semáforo y dejar a todos con la boca abierta… (argumentos todos leídos y repetidos en estas líneas)

          Me quedo con los argumentos “A”, que además, como ya os comente en una ocasión, coinciden con los mismos, que mi primo, mecánico de vehículos eléctricos del ayuntamiento, que tuvo que cursar un año de especialización, me ha dado en más de una ocasión (ya os hable de las ecualizaciones o balanceados de baterías)

          Sigo pensando que el futuro es ELECTRICO. Pero el futuro, no es mañana. Todas las cosas, todas las tecnologías, tienen pros y contras, y lo que no se puede hacer, es caer en el infantilismo de “mi juguete es mejor que el tuyo”… y todo lo que digan los demás, es mierda… “porque lo digo yo”.

          (y no os lo toméis a mal, que no lo digo por polemizar, insisto…)

          Por cierto, que muy contento con el hibrido… :P

          Responder
    • XAQUIN FANBOY - 13 julio 2021 - 18:41

      Un tío que se dedica a reparar coches eléctricos echando pestes sobre los mismos. Todo correcto. Gente jodiendose su propio negocio. En serio esta puesta en escena te da argumentos en contra de los VE? Huele a mierda desde aquí, en Albacete.

      Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG