La imperiosa necesidad de adelantar el fin de los combustibles fósiles

IMAGE: drpepperscott230 - Pixabay (CC0)

El pasado abril, coincidiendo con el Día de la Tierra, ciento un premios Nobel publicaron una carta en la que urgían la cooperación internacional para abandonar la extracción de combustibles fósiles, indudablemente el mayor contribuyente (80%) de la emergencia climática, y a hacerlo de manera decidida e inmediata, sin recurrir a estrategias de mitigación, a impuestos crecientes o a sistemas de mercado basados en créditos negociables, sino directamente con prohibiciones.

Más de cien premios Nobel, incluyendo disciplinas como la Física, la Química, la Medicina o la Economía, entre otras, no son precisamente una panda de ignorantes, ni ponen su firma en una carta como esa por capricho. Estamos hablando de algo drástico, de una prohibición de la fuente de energía más importante de los últimos siglos, pero también de algo imperiosamente necesario. Puedes ignorar lo que dicen algunos y tildarlos de alarmistas o de exagerados, pero ignorar la advertencia de más de cien premios Nobel pensando que sabes más que todos ellos es tener tus prioridades muy equivocadas. O ser muy estúpido. O muy sinvergüenza.

En efecto, en ocasiones anteriores, cuando se descubría que el uso de un compuesto determinado era nocivo, como ocurrió en su momento con la adición de antidetonantes basados en plomo a la gasolina o con los compuestos clorofluorocarbonados, esos compuestos eran prohibidos, sin pasar por situaciones intermedias, por moratorias o por sistemas de compensación basados en el mercado. Sabemos desde hace décadas que el uso de combustibles fósiles es enormemente dañino para la salud, y sin embargo, seguimos planteando una lenta y gradual retirada a lo largo de muchas décadas, en lugar de una prohibición.

¿Qué lleva a que el mundo no sea capaz de abandonar su adicción a los combustibles fósiles? Sabemos que la tecnología que ha movido el mundo durante mucho tiempo es la responsable directa de nuestros problemas y que abandonarla rápidamente es imperiosamente necesario, pero sin embargo, seguimos subsidiándola con enormes cantidades de dinero todos los años: los países industrializados siguen dedicando mucho más dinero a los combustibles fósiles que a las energías renovables, algunos bancos siguen financiando proyectos relacionados con esa industria, y a pesar de algunas promesas electorales, no parece que esos subsidios vayan a terminar pronto.

Dejar el abandono de los combustibles fósiles en manos del mercado es garantía de un desastre asegurado: son necesarias medidas duras, no amables disuasiones, si se quiere evitar el desastre. Ni elevación gradual de los impuestos, ni créditos negociables, ni precios al carbono: prohibición. Empezar por la prohibición de la publicidad de productos basados en combustibles fósiles, seguir por la prohibición de su venta, fijar umbrales de polución realistas para los automóviles que prácticamente ninguno pueda cumplir y llevar a cabo la retirada masiva de vehículos contaminantes en las inspecciones técnicas obligatorias de vehículos, seguir por el desarrollo masivo de las energías renovables y por la electrificación obligatoria de todas las actividades humanas. No hay excusa. No hacerlo es comprometer el futuro de la civilización humana. ¿Impopular? Un planeta en el que resulte imposible vivir es más impopular todavía.

El umbral para alcanzar el reto de los 1.5º de elevación de las series climáticas está a cinco años, no a veinte ni a treinta. Con pandemia o sin ella, estamos ya en el tiempo de descuento. Las estrategias que algunos países están vendiendo como grandes logros son auténtica basura, compromisos absurdos a larguísimo plazo que a nadie deberían importarle. Básicamente, mentiras basadas en la corrupción de una industria que además de a ensuciar nuestro planeta, aprendió también a ensuciar nuestra política.

El mundo podría perfectamente sostenerse utilizando tan solo energías renovables. La dependencia de los combustibles fósiles es una gran mentira, alimentada por enormes subsidios y por lobbies que promueven la resistencia al cambio tecnológico con predicciones catastróficas. Lo único catastrófico es estar presenciando la destrucción de un planeta, precisamente ese en el que vivimos, y seguir planteando remedios inútiles a treinta años, algo que revela un auténtico problema psicológico.

La salida de una pandemia representa el momento ideal para plantear una recuperación verde, una reconstrucción que no ponga en peligro nuestra supervivencia. Y en esa recuperación, debemos empezar por la prohibición de seguir extrayendo combustibles fósiles, simplemente porque ese es el origen del problema y la única manera de solucionarlo. Es, simplemente, un cambio tecnológico: el más importante que hemos vivido como humanidad, pero también el más necesario. Dejemos de engañarnos absurdamente.


This article was also published in English on Forbes, «It’s time to stop lying to ourselves about fossil fuels«


29 comentarios

  • #001
    SEOcretario - 7 junio 2021 - 19:18

    Es vital que se haga ya mismo y además que se haga una ley de Retrofit como la francesa que permita a los más desfavorecidos convertir su vehículo de combustión en eléctrico, aparte de ser más barato es lo más ecológico después de fomentar el uso de la bicicleta y los VMP y por supuesto el transporte público (cuando lo hay y funciona razonablemente bien).
    Añado hay que luchar contra el Greenwashing del GLP y GNC así como con los experimentos con el Hidrógeno ¿verde? que pagamos con el dinero de todos, ese dineral invertido en una red de carga rápida pública sería mucho más eficiente y descarbonizaría la movilidad y la economía mucho más rápido y mejor.

    Responder
  • #002
    Fran - 7 junio 2021 - 19:50

    https://www.theverge.com/2021/6/7/22522736/carbon-dioxide-co2-record-climate-change

    Rolled eyes..

    Responder
    • pedro - 8 junio 2021 - 16:00

      De niño estudié que el 0,3% del aire es CO2.

      Hoy ya vamos por 0,42%

      SHIT.

      Responder
  • #004
    Enric Pérez - 7 junio 2021 - 23:10

    Uno de los grandes problemas para ese abandono es que la generación de energías renovables (fabricación, materiales, logística, etc.) depende de los combustibles fósiles. Sin ellos, a día de hoy, no habría energías renovables. Y no lo digo yo. Le recomiendo visitar y leer en profundidad el blog https://crashoil.blogspot.com. Està escrito por Antonio Turiel. No es un premio Nobel, es cierto. Pero si es un físico español, perteneciente al CSIC, reconocido internacionalmente y que, por más señas, habló recientemente en el Senado español, para decirles a sus señorías senadores que como no se tomen medidas urgentes ya el problema que se nos viene encima será mucho más que complicado.
    Si lee y profundiza en el blog, verá cómo se demuestra científicamente que no hay soluciones mágicas y que la reducción drástica que propone para los combustibles fósiles acabaría de raiz con la economía mundial actual y que las energías renovables no podrían sostener ni de lejos el crecimiento económico y el nivel al que estamos acostumbrados en la sociedad occidental. Antes de deshacerse de los combustibles fósiles tendremos que deshacernos de la mentalidad explotadora del ser humano y de su creencia que todo es posible si le metemos el chorro de dinero que haga falta.

    Responder
  • #005
    Mauricio - 8 junio 2021 - 02:02

    Este es un tema, Enrique, en el que te doy casi totalmente la razón: El cambio climático es real, hay que reducir la cantidad de gases de efecto invernadero y, efectivamente, sería una buena idea aprovechar la disminución del uso de diversos medios de transporte que ha ocurrido durante la pandemia para acelerar la transición hacia las energías renovables.

    Sin embargo, como ya lo he expresado anteriormente, debo en este caso remar hacia mi lado y rechazar cualquier medida drástica que no tome en cuenta el hecho de que no todos los países petroleros son ricos, sino que algunos sencillamente sobreviven gracias a la explotación petrolífera (o de gas) y cualquier cambio repentino en esta área simplemente los hundiría en la ruina o los mantendría aún más años en la enorme crisis que ha creado la pandemia.

    Y aunque podría hablar sobre el impacto de tal medida en países hispanohablantes como Venezuela, Colombia, México, Argentina, Bolivia (gas natural) o en otros como Brasil, Guyana y Trinidad y Tobago, destacaría el caso de Ecuador que ni es una dictadura, ni tampoco está nadando en petrodólares y que, además, no produce demasiado petróleo, ha contribuido muy poco al calentamiento global y la mayor parte de la energía que produce es hidroeléctrica, pero que tiene el problema de que alrededor del 40% de todas sus exportaciones son petroleras, por lo que un cambio drástico e inmediato en esta área tendría un impacto enorme en su ya muy deprimida economía.

    La rápida prohibición de los combustibles fósiles es evidentemente necesaria, pues los niveles de C02 siguen creciendo a pesar de la pandemia, pero esta prohibición no debe darse a costa de la vida de las personas de aquellos países en vías de desarrollo que dependen de manera importante de los ingresos petroleros. En estos casos, sería necesario pensar en mecanismos adecuados de transición, adaptados a las realidades de cada región del mundo, pues la vida no es igual en Noruega, Qatar, Kazajistán, Nigeria o Ecuador, aunque todos ellos sean países petroleros.

    No hay que olvidar, además, que el paso hacia el vehículo eléctrico es todavía lento, incluso en Europa, y que los países en vías de desarrollo tienen un retraso en este campo de como mínimo 10 años con respecto a los países del norte. Además, el transporte de mercancías y de pasajeros en el sur global se lo hace en camiones y buses a diésel, pues las redes ferroviarias o no existen o en los pocos sitios que las hay son deficientes y no están electrificadas.

    Por otro lado, si bien la contaminación atmosférica es un tema crítico, me sorprende que parezca importar poco toda la enorme cantidad de vehículos en buen estado que se desecharían para dar paso a los eléctricos. Sé que a muchos un auto de 10 años de antigüedad ya les parece viejo, pero en otros países los vehículos duran entre 20 y 30 años. Sería conveniente que la transición hacia la movilidad eléctrica esté acompañada de procesos reales de reciclaje de la chatarra automotriz o, mejor aún, de ideas creativas como la adaptación de motores eléctricos a vehículos que originalmente eran a gasolina, algo que podría interesar a muchos si los precios se ubicaran en niveles razonables.

    Responder
    • Sin censura - 8 junio 2021 - 11:56

      Mauricio

      Si leemos lo que dicen los Nobel en su manifiesto no parece que sea el «despotismo pseudo ilustrado» y está en línea con tu comentario. Asi podemos leer que hay que parar la extracción pero en ningún momento como «un elefante en una cacharrería»

      * «Poner fin a la nueva expansión de la producción…» que significa lo que dice no aumentar esa producción
      * «Eliminar gradualmente la producción actual…» que significa lo que dice «de forma gradual» que es equivalente a de forma lenta y escalonada
      * «Invertir en un plan de transformación…», que significa lo obvio realizar un plan que «pausible» técnica y económicamente. Pero eso está claro que hay que hacerlo para todos los países del mundo

      No deja ser curioso que el manifiesto diga eso de 101 Premios Nobel incluyendo al Dalai Lama… dice mucho del manifiesto, que repitiendo lo expuesto no es un mensaje talibán!!! y podemos concordar con él, ya que el mensaje es el normal, tenemos un problema y hay que solucionarlo, pero como interpreto que dice el manifiesto CON CABEZA y NO A CABEZAZOS,

      Por ejemplo puede darse la paradoja que ciertos países hayan alcanzado un cierto nivel de desarrollo y son paladines de que su contribución al CO2 ahora sea menor, y otros que estén subiendo a costa de ser la fábrica del mundo como China, pero que seguimos comprando sus prodcutos.

      En definitiva no digo que los que lean tu comentario o el mio tengan que estar de acuerdo, o no. Lo que si digo que si lo están no los podremos de tachar de idiotas. E incluso como somos gentes con cierto nivel educativo, esto lo aprendiamos en la EGB, tampoco insultaremos a los que no lo estén.

      Como es obvio que algunas cosas son urgentes y otras importantes. Aunque sean solamente acciones «ejemplarizantes» como poner Autobuses Electricos cuando haya que renovar flota (no antes)

      De poco me sirve las posturas maximalistas, si leemos que se va a quemar keroseno a mansalva mandando de «Turismo Espacial» a Musk o Bezos.. Esa es la hipocresía fundamental que no se critique la gilipollez de los que deberían dar ejemplo.

      Responder
    • JM - 8 junio 2021 - 12:54

      No sé hasta qué punto beneficia el petróleo a un país. ¿Has oído hablar del «mal holandés» (https://es.m.wikipedia.org/wiki/Mal_holand%C3%A9s)?

      En muchos casos el dinero del petróleo beneficia únicamente a una élite en detrimento del resto de la población, así que no veo que sea negativo necesariamente la reducción de esos ingresos.

      Responder
      • pedro - 8 junio 2021 - 15:57

        Adam Smith, The Wealth of Nations.

        Los británicos encontraron petroleo en el mar del Norte y la revalorización de su moneda acabó con su industria.

        O estas a setas o a Rolex.

        P.D. Maldición de los recursos, wikipedia.

        Responder
      • Mauricio - 8 junio 2021 - 23:02

        JM y Pedro, deben tomar en cuenta que el tema de los inconvenientes que puede traer la presencia de abundantes recursos, especialmente minerales, ya lo hemos discutido bastante en América Latina, al igual que lo han hecho en España sobre la dependencia con respecto al turismo.

        Las soluciones, sin embargo, como ustedes podrán entender, no son tan simples como decir dedíquense a otra cosa, porque la idea de diversificar la economía ya está en marcha en varios países latinoamericanos desde hace varios años y se trata de un cambio que no es de ninguna manera sencillo.

        Incluso, contrariamente a lo que muchos pensarían, los gravísimos problemas socioeconómicos actuales de Venezuela no son una consecuencia directa de su riqueza petrolera y, si bien en dicho país una parte sustancial del ingreso petrolero antes de la llegada de Chávez se fue en corrupción y gastos superfluos y había mucha gente en la pobreza, no es menos cierto que Venezuela tenía una prosperidad que no poseían sus vecinos, incluso la mucha más industrializada Colombia. (Tampoco pretendo culpar a Chávez de lo que actualmente sucede en Venezuela, pero sí en buena parte a Maduro, aunque este es un tema bastante largo que no voy a tratar en este momento).

        Asi que cuando digo que ante una rápida prohibición de los combustibles fósiles habría que pensar en un proceso de transición adecuado para las economías poco desarrolladas dependientes del petróleo, no espero que la respuesta sea simplemente dedíquense a otra cosa. Que sería bueno poder dedicarse a otra cosa lo sabe cualquier camarero que atiende a los turistas en un restaurante de Palma de Mallorca. El desafío es diseñar una transición exitosa y para ello se necesita un análisis que tome en cuenta el proceso vivido por cada país, su situación actual y sus potencialidades para el futuro.

        Es muy fácil, por ejemplo, hablar de la economía de los PIGS con una mezcla de prejucio y arrogancia, y muy complicado enfrentar de manera seria y sistemática los problemas de los países del sur de Europa y encontrar soluciones óptimas para cada uno de ellos. Una vision similar es aplicable a cualquier otro país, en particular los que están en vías de desarrollo, cuyos problemas, como siempre suele ser, son multicausales y las soluciones, por lo tanto, deben actuar desde diversos frentes.

        Responder
  • #010
    Chipiron - 8 junio 2021 - 13:34

    La necesidad urgente de congelar la industria pretrolera es evidente.

    El problema es pensar que alternativas tenemos a dia de hoy. Obviamente los parques solares y eólicos se tienen que multiplicar, como mínimo, en un orden o más de magnitud (10x…30x).

    Pero el problema más acuciante es la naturaleza intermiente de estas fuentes y, por tanto, los mecanismos de almacenamiento energético. Y quizás sea lo «mas verde» (valga la redundancia) de la transición.

    Desde la EU se está apostando muy fuerte por el «hidrogeno verde» (por electrólisis) como forma de almacenamiento energético. Desconozco cual es el estado de la técnica y si esta «ready for prime time».

    Otra opción, que requeriría, de una vez por todas, estandarizar el conector de carga/descarga del coche eléctrico, es la famosa smartgrid, en la que la bateria de los coches serviria tambien como almacenamiento temporal para recibir energia cuando sobra y apoyar a la red cuando falte, aunque eso exige un estándard comun con su electrónica, comunicaciones y software open source y estandarizado totalmente.

    Resumiendo: el cambio es realmente urgente. Las alternativas más cercanas que veo son el hidrogeno verde y la smart grid junto a una multiplicación enorme en las plantas de energia renovable.

    En segunda fila, si se apuesta fuerte, las centrales nucleares basadas en Torio (aunque aún tienen problemas técnicos por resolver) podrian ser la pieza final que permita cortar totalmente de la maldita adicción al combustible fósil.

    Responder
    • pedro - 8 junio 2021 - 15:54

      CLEAN COAL!!!!

      Lo único que aporta el hidrógeno es que es lo más parecido a los combustibles actuales. Tiene un 35% de perdida para licuarlo y solo tendría sentido si tenemos un exceso de renovables, pero Pedrito justo nos pone la energía más cara de día que de noche…

      Responder
      • Chipiron - 8 junio 2021 - 17:38

        Cierto. Para mi solo tiene sentido «el hidrógeno verde» como modo de almacenar energia.

        Otras opciones, como debes saber, es bombear agua arriba en presas cuando sobra energia..

        La idea es que para que las renovables triunfen hay que conseguir métodos, lo más eficientes y simples posibles, de almacenar grandes cantidades de energia cuando la producción sea superior a la demanda.

        Responder
        • pedro - 9 junio 2021 - 11:11

          Pedrito tiene la opción de poner fotovoltáica y abaratar la luz de día, pero opta por mearse encima de los de siempre mientras nos convence de que llueve.

          Por lo menos no pretende poner un impuesto al sol.

          Más vale malo conocido…

          Responder
  • #014
    Luis Bárcenas - 8 junio 2021 - 13:57

    ¿101 Premios Nobel? Como dijo Einstein, bastaría solo con uno…
    No vamos a negar que es necesario y urgente reducir el consumo de combustibles fósiles hasta llegar a cero. Otra cosa es que siempre paguen (paguemos) los mismos.
    Difícil va a ser convencernos de que migremos al coche eléctrico mientras sea más caro que el convencional. Y al precio de la factura eléctrica me remito. Como más difícil será si se empeñan en poner cada vez más trabas (ideológicas) al automóvil que parece el culpable de todos los males del mundo mundial.
    ¿Para qué voy a invertir en un eléctrico si el Ministro Ábalos pretende constreñirme a ir en bicicleta tanto si me gusta como si no? Claro que ni España ni la UE son auténticas democracias sino partitocracias en las que el ciudadano ni pincha ni corta. Así, convencer no van a convencer ¿Imponer a la fuerza? Es posible, pero no les saldrá gratis.

    Responder
    • pedro - 8 junio 2021 - 15:45

      ¿Trabas «ideológicas al automóvil»?

      Otro Quijote que ve gigantes donde hay molinos.

      El problema es que la mayoría se entretiene escupiendo mierda al contrario.

      ¿Te has quedado a gusto? Me alegro.

      Responder
      • Luis Bárcenas - 9 junio 2021 - 07:55

        ¿Se puede opinar que hay una ideología contraria al automóvil o debería ingresar en prisión por atreverme a ir en contra de la dictadura de lo políticamente correcto? Gracias.

        Responder
        • pedro - 10 junio 2021 - 12:43

          ¿El PSOE tiene una ideología contraria al automovil?¿Prisión? ¿No sabe construir un argumento sin caer en sensacionalismo barato?

          Vuelva a sus grupos de FB y WA donde suelta esas gilipolleces y le aplauden. ¡Qué bonito es hacerse pajas con la mano de otro!

          Responder
          • Luis Bárcenas - 10 junio 2021 - 13:47

            Por respeto al foro y no siendo de recibo que me escude en el anonimato para expresarme abiertamente, me limitaré a definirle a usted como un totalitario de libro que ni tiene estilo literario suficiente como para expresarse con elegancia. Gente como usted sobra. Adios.

  • #019
    PEDRO - 8 junio 2021 - 15:41

    ¿Es que nadie va a hacer de Pepito Grillo?

    El problema de la política es la mala salud del bipartidismo.

    El problema de la ciudadanía es que hace 15 años que no suben sueldos.

    Por ahora es China la que está creando más trabajos y recaudando más impuestos con la transición energética.

    Responder
    • Chipiron - 8 junio 2021 - 16:01

      Ohhhh tu estimada china y su gobierno tan democrático….

      Responder
      • pedro - 8 junio 2021 - 16:54

        Es infantil escupir a quien gana dinero.

        Te empeñas en hacer juicios de valor cuando mi único crimen es constatar que económicamente van como un tiro.

        ¿Te jode que les vaya bien haciéndolo mal? Y a mi, pero no por ello niego la realidad.

        Cambiate el nick por avestruz, que te pega mas.

        JE JE JE xD

        Responder
        • Chipiron - 8 junio 2021 - 17:41

          Cuando solo esperas la oportunidad para destacar las «virtudes» de dictaduras como la Cubana o la China, quizás debes plantearte tu neutralidad.

          Yo criticaré lo que convenga (y más) cualquier dictadura, de derecha o izquierdas.

          Por cierto, el «éxito» chino lo han conseguido al abrazar el capitalismo combinado con una ferrea dictadura.

          La gente se moria de hambre por millones cuando eran planes quinquenales de filosofia comunista…

          Respecto a mi nombre, estoy bien con el que tengo, gracias :-)

          Responder
          • pedro - 9 junio 2021 - 11:12

            Dejate de gilipolleces, que te estoy hablando de DINERO.

            ITS THE ECONOMY! STUPID!

          • Chipiron - 9 junio 2021 - 13:27

            En primer lugar, evita insultarme, aunque sea en inglés.Ya hemos visto a lo que lleva. Si no te ha gustado lo que he dicho, te aguantas, tú ya me dijiste que me trolearias todo lo posible. Prueba tu medicina!

            En segundo lugar, que sepas de qué me alegro mucho de que a parte (no te engañes), sólo parte de la población China disfrute de un bienestar económico. Ojalá fuesen todos!

            Y en tercer lugar, esa expansión se vio antes en Japón y en Corea del Sur, en ambos casos sin dictaduras que se pasan los derechos humanos por el forro.

            Me hablas de dinero? Pues si, en un país dictatorial, sin sindicatos, protestas laborales y, por ahora, estabilidad política con la complicidad del mundo occidental, no es difícil que una masa de 1300 millones de personas prosperen económica mente, cosa, te lo creas o no, de la que me alegro enormemente por ellos, pues la población las pasó canutas con las hambrunas de los años 50 y 60. Mi mayor solidaridad con la población China!

            En la parte económica, repito, me alegro muchísimo por una población que ha sufrido muchísimo.

            En la parte del gobierno, y no porque sea comunista (yo diría que ya no lo es), sólo deseo su caída como cualquier otro régimen totalitario del mundo.

          • pedro - 10 junio 2021 - 12:46

            No es un insulto Chipirón, es un meme, se lo soltó Clinton al tontito de Bush Jr.

            Si ganas más que yo eres «mejor».

  • #026
    Xaquín - 8 junio 2021 - 16:29

    «¿Impopular? Un planeta en el que resulte imposible vivir es más impopular todavía.» (EDans).

    Toda la razón del mundo (en teoría), pero, cuando la ideología favorece que la masa de la población viva en la miseria (caso actual del planeta), de poco vale hablar de popularidad o impopularidad. El que vive en la miseria no tiene referencias válidas, para hacer comparaciones eficientes, aparte de alguna imagen TV típica de Bahamas o Hawai.

    Para él, lo único realmente válido es salir de ella «sea como sea». Y para eso va a tener variedad de ofertas típicamente mercenarias. Porque la energía «fósil», que mejor mueve a la sociedad tal como la conocemos, es la adicción al poder y el desprecio por la conciencia de ser realmente libre.

    Responder
    • pedro - 8 junio 2021 - 17:01

      Miserable es pensar que los que no piensan como tu es por que lo son…

      Aristocracy 1010

      Un poquito de empatía, de ponerse en los zapatos de los demás y entender su decisiones, aunque no las respetemos.

      Hay que entender a nuestros enemigos mejor que a nuestros amigos…

      Responder
  • #028
    Miquel - 9 junio 2021 - 02:35

    Ya es tarde. Parece que el momento donde pudimos revertir el cambio climático ocurrió en algún momento de la década de los 70. Sólo podemos ya intentar no agravar la situación aun más, reducir a cero las emisiones lo antes posible y hacer un esfuerzo ingente para capturar todo el carbono posible, utilizando todas las técnicas a nuestro alcance. Quizá así tengamos una oportunidad. Sólo quizá.
    Todo ello implicaría una reducción drástica de los niveles de vida de la población. Es dudoso que podamos realizar a tiempo todo el despliegue renovable y es probable que para hacerlo necesitásemos en una primera fase mantener o incluso incrementar nuestras emisiones, algo que no podemos hacer. Sólo nos queda decrecer, aplicar políticas de economía de guerra a escala global y de forma coordinada. ¿Tenemos las estructuras de gobernanza necesarias para hacerlo? No lo creo. El futuro es desalentador.

    Responder
    • Miquel - 9 junio 2021 - 02:44

      Me dejé una referencia: https://ustednoselocree.com/2021/03/23/peor-de-lo-esperado-tipping-point-superados-y-gaia-en-peligro-5-un-viaje-por-la-cadena-de-colapsos/

      Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG