El crecimiento de Substack y el peligro para la prensa

Substack se lanzó al mercado en el año 2017, con la idea de proporcionar un servicio para la monetización de newsletters enviadas a través de correo electrónico. Básicamente, una plataforma muy del estilo de Medium en la que localizar a personas que escriben sobre los temas que te interesan, y poder formalizar una suscripción a sus publicaciones por un mínimo de $5 al mes o $30 al año, que los autores reciben en su integridad menos el 10% de comisión que retiene la compañía.

En el primer año de su lanzamiento, la propuesta de Substack logró convencer a unos veinticinco mil usuarios, que comenzaron a utilizarla para pagar por sus suscripciones a contenidos. Pero a partir de ahí, el crecimiento ha sido muy interesante, hasta llegar al más de medio millón de usuarios actuales, lo que ha provocado que bastantes autores, en muchos casos conocidos, hayan abandonado los medios en los que publicaban para comenzar a escribir por su cuenta en Substack y terminar, en muchos casos, ganando más dinero del que ganaban anteriormente. Aún no hablamos de un número de suscriptores comparable al de algunos grandes medios tradicionales, pero sí de un crecimiento fuerte y, sobre todo, de una dinámica preocupante: cuando ves a articulistas habituales en Slate, en Vox, en el New York Times o en BuzzFeed abandonar esos medios, con todo su arsenal de agenda y contactos, empezar a escribir en Substack y, además, seguir publicando buen contenido siendo ahora sus propios editores, lo normal es que surja cierta preocupación: ¿que les va a quedar a los medios tradicionales si ahora empiezan a perder a sus mejores columnistas?

Cuando comenzó la popularización de internet a finales de los ’90, los medios tradicionales perdieron progresivamente una gran parte de los presupuestos de publicidad que los anunciantes dedicaban al papel, y buena parte de ese presupuesto, en lugar de mantenerse en sus mismas cabeceras pero en sus versiones online, se fue a otras páginas. Además, perdieron los ingresos por los anuncios clasificados a manos de una buena cantidad de servicios online, desde eBay o Craigslists, hasta otros como Idealista, Wallapop, Vinted, y muchos otros, lo que supuso también otro fuerte varapalo económico. Ahora, podrían encontrarse con la pérdida de otro bastión importante a la hora de atraer lectores: los columnistas.

Ese es precisamente el terreno en el que Substack se mueve perfectamente: el de la persona apasionada por un tema, que lo conoce muy bien, y que escribe sobre él no tanto cubriendo noticias, sino escribiendo sobre lo que le apetece, con una mezcla entre opinión, experiencia y reportaje. No hablamos del periodista típico que escribe varias crónicas al día, del que un día te cubre un evento de un tema y al siguiente otro, ni del que te hace una crónica de sucesos, ni mucho menos del que escribe a partir de notas de agencia, sino de otro perfil muy distinto, y para muchos lectores, de un valor diferencial de los medios que leen. Y lo que Substack está haciendo no es solamente identificar muy bien ese perfil de escritor, sino incluso ofrecerles acuerdos económicos y anticipos para que se vayan con ellos y atraigan a suscriptores. En muchos sentidos, el creador de contenidos capaz de mantener una audiencia razonablemente fiel siente su talento mejor retribuido y un mayor compromiso de sus lectores en un sitio como Substack incluso mejor que en un medio tradicional. Y aunque redes como Twitter o Facebook han intentado atraer a columnistas con servicios similares a Substack de newsletters de pago, por el momento aún parecen estar lejos de lograrlo.

En ese sentido, lo que Substack ofrece es una libertad creativa prácticamente total – un nivel de moderación casi inexistente – y la posibilidad de que, si convences a un pequeño porcentaje de tus lectores habituales a que se suscriban a tu newsletter, puedas llegar a ganar cantidades bastante respetables. Esa propuesta, que efectivamente empieza a atraer a cada vez más figuras relevantes y con seguimiento de los medios tradicionales, amenaza la capacidad de esos medios para mantener una oferta de contenidos atractiva y generadora de fidelidad, y podría dejarles con la parte posiblemente menos diferenciada, además de representar un pago de una suscripción adicional.

¿Están los medios perdiendo a sus mejores columnistas y articulistas de opinión a manos de servicios de suscripción como Medium o Substack? ¿Pasaremos a buscar a nuestros columnistas favoritos directamente por su nombre en servicios de este tipo en lugar de buscarlos en las páginas de un medio tradicional? ¿Qué les va a quedar a los medios tradicionales si pierden también eso?


This article is also available in English in my Medium page, «Why Substack’s growth represents yet another danger for online print media«


17 comentarios

  • #001
    Victor - 29 abril 2021 - 20:36

    No lo conocía pero suena interesante. Gracias

    Responder
  • #002
    Javier - 29 abril 2021 - 21:22

    Puedo imaginar a cada uno de los periodistas de cada medio que linkeaste en esta publicación, teniendo conversaciones informales (offline) con sus colegas de los mismos medios (o de otros), hablando de este tema, y a los responsables editores de esos mismos medios, empezando a sudar frío imaginando el futuro… otro tsunami más para otra industria más, y van…

    Responder
  • #003
    Javier - 29 abril 2021 - 22:07

    Espero que no te estés planteando dejar del blog y pasarte a Substack… ;-)

    Responder
    • Enrique Dans - 29 abril 2021 - 22:18

      No, me va bien con Medium. Es también por suscripción, pero los enlaces que difundo a la entrada en inglés al pie de cada artículo y en redes sociales son de acceso libre. Y además, Ev Williams es mi ídolo…

      Responder
  • #005
    Xaquín - 29 abril 2021 - 22:32

    El aún llamado medio de comunicación de masas, que cada vez es menos de comunicación y cada vez menos «de masas» tiene un futuro muy oscuro.

    Desde que se cogió la manía de editar las cartas al director, permitir reportajes más o menos «penosos» (por lo incierto de las fuentes) y manipular demasiado al os columnistas habituales, se metieron en un túnel de difícil salida.

    Lo que cuentas de Substack, como otras alternativas (incluso las de audioconferencias), no deja de ser una variante del blog.

    A diferencia de la prensa normal, se pueden montar hilos de debate que puedan amenizar y profundizarlo.

    Claro que luego está la realidad cotidiana del mundo de «Forocoches» y demás parafernalia metementodo y superficial.

    Pero eso no depende de la metodología del sistema de blogs, solo es un mero efecto de la mediocridad en la que está metida esta versión actual del homo sapiens. Demasiado ego para tan poca experiencia de vida real. Mucho viajero a Itaca sin haber pasado antes por Troya.

    Y eso lógicamente vale tanto para autores del blog, como para sus comentaristas.

    Porque no hay más cera que la que arde, y no hay otro sistema de educación , aunque sea simple enseñanza, que uno donde el docente y el discente estén en plano de igualdad, para decir lo que coño se les ocurra, pero no para pensar que uno y otros tienen el mismo grado de responsabilidad y de conocimiento, en el acto educativo. Y eso, por mucho que el alumnado se considere todopoderoso y omnisciente, porque domina el «videojuego» como si fuera el mismo posible creador de la materia.

    Y no precisamente por galones de mando, ganados en alguna extraña e innecesaria guerra, tal como ellos «creen». Simplemente por algo que se llama ADN.

    Responder
  • #006
    Gorki - 29 abril 2021 - 23:34

    Como ya he debido contar tropecientas veces el trasplante de una actividad física a digital pasa inevitablemente por tres fases:

    1º Generar un sucedaneo,.2º Potenciar el sucedaneo con tecnología y 3º Crear un producto netgrafico, es decie, que no es copia de algo real, porque en el medio físico no podriamos hacer lo que hacemos en la red….

    Los periodicos no son una excepción y han pasado de forma generalizada la primera fase,, hacer una copia del periódico en papel a PDF,

    Aun recuerdo cuando El Pais nos mandaban una copia en PDF de su periodico en papel. Yo creo que ya todos los periódicos de forma generalizada han pasado esa fase,

    Hoy están en la segunda y han potenciado el sucedáneo con tecnología, mucha multimedia, fotografias, infografías, videos de noticias, comentaristas que escriben blogs, … incluso algo como lo que hoy trae El Pais, un mapa con un pixelado con el color de la media de las rentas de los que viven en el pixel,

    Todo esto está muy bien, pero a mi juicio, aun es un poco rupestre, porque aun no difiere conceptuamente de lo que era el periodico primitivo, un producto que desde un punto reparte café informativo igual para todos.

    Yo considero que es un periodico netgráfico, es un un producto periodistico que sólo se puede soportar en la red, y que tal como lo concibo yo, (y agradecerá mas aportes), es de la siguiente forma;

    !º- Un periódico personalizado, ¿Por qué mi periódico va a ser igual que el de Krigan si yo vivo en Madrid y él en Valencia, si yo soy un jubilado y él todavia es un currante, si a mi no me gusta el futbol, pero a él si, (supongo), si el vive al lado de la playa y yo a 350 Km. … …

    Lo lógico es que mi periódico fuera muy distinto al suyo, porque nuestro interes por estar informado no coinciden. Si el periódico nos conoce, o nos deberia conocer, como nos conoce Google, ¿ porque no personaliza la información como personaliza, la publicidad?.

    2º.- Todos sabemos que la eleccion de un periódico se hace en gran parte por sesgo ideológico, ¿No seria razonable que el periódico hiciera el papel de ágora y que atrajera a un mismo punto todos los lectores que tendrán mucho en común a comentar sobre las noticias que han leido entre si?.

    3º – Una de las joyas de un periódico es la hemeroteca, pero las herramientas que da para bucear entre ella son penosas, ¿No seria lógico, que si por ejemplo se habla hoy de la sentencia de Juana Rivas, no me de una jerramienta sencilla para poder buscar lo mucho que el periódico tiene sobre el tema y lo relatic vp al tema, La ideología de los jueces que la han juzgado, La opinión de las sentencuiias discrepantes, ….?

    La hemeroteca es un joya pero nno saben hacer de ella ningún provechio, ni tan siquiera la tiene digitalizada sólo esta fotografiada, una razón por la cual la busqueda en ella es un calvario.

    4ª Admitir palabras clave, Por ejemplo yo soy de Rueda,, por tanto noticias que no son de interés para nadie los son mara mi, Por ejemplo las noticias relacionados con las Denominaciones de Origen, ¿No seria lógico que avisara al periódico que cualquier tema relacinado con las denominaciones de origen me mande un WhatsApp con el link?

    De igual modo si ve que yo me he preocupado especialmente asuntos como el huerto familiar, ¿Cuando hay algo de cierto interés referido a ese tema, aparte de realzarlo en «MI periodico», me mande por WhatsApp (salvo que mande lo contrario) , con un aviso de una de estas noticia que para MI es de especial relevancia?.

    5ª Por úitimo partiendo de la base que el periódico deberia hoy conocer con detalle a sus lectores, sería tan complejo montar una especie de Google News, que busque por la red las noticias que aparecen en otro medios referentes a los temas que me intereesan y que un artículo obligado, pero automático, de MI periódico, sea presenterme los links a los temas que me interesan que han aparecido en donde sea, Blogs, Video blogs, publicaciones emprsariales ,…,

    Quizá si existira un diario hecho a mi medida, le daría menos miedo que yo les abandomad ra para ir a buscar las noticias en otro lado.
    ,

    Responder
    • Ectoplasma de Lua - 30 abril 2021 - 08:18

      Vamos…. alguien que reconoce que antes muerto que pagar… quiere un periodico «a la carta»… XDDD

      Bromas a parte, tu idea es buena. Quizas asi, SI conseguirian esos suscriptores que ahora no tienen.

      Claro que para que eso fuera efectivo, tendrias que vender tu vida, para que supieran «tus intereses»…

      Responder
    • Krigan - 30 abril 2021 - 11:01

      La idea del periódico personalizado me parece buena, pero no, no me gusta el fútbol, y no voy nunca a la playa :-D

      Responder
      • Gorki - 30 abril 2021 - 13:42

        Pes eso lo deberia comocer «El País». Para que mandarte el estado del mar, que te importa a ti si hay o no resaca en el Saler, o si continuan o no las obras del Nuevo Mestalla.

        Responder
    • Mauricio - 30 abril 2021 - 14:04

      Tu comentario es muy interesante, Gorki. Debo decir, sin embargo, que lo del diario personalizado es una gran idea en la medida de agrupar intereses (a mí me llaman la atención, por ejemplo, las noticias sobre astronomía o vehículos, pero no sobre viticultura o fútbol), pero siempre me ha parecido problemático que la gente no acceda al panorama completo en los grandes temas de la política, la sociedad y la economía.

      Lo ideal en una sociedad democrática es que se discutan diferentes puntos de vista, pero si lo único que la gente ve son solamente las noticias que se ajustan a su ideología, la probabilidad de que caiga en el sectarismo y la intolerancia es mucho mayor. Esto es algo que ya se percibe en buena medida en las redes sociales.

      Responder
      • Gorki - 30 abril 2021 - 17:25

        El riesgo de crear cámaras de eco, es evidente Ese es el riesgo de cualquier ägora, de las griegas. a las tertulias del siglo XIX, pero es lo que entretien a las personas,

        Para personas afines. los personajes retratados por Solana en la tertulia del «Pombo».

        Yo no tengo todas las soluciones, lo único que digo, es que si la prensa quiere subsistir en el mundo digital o hacen algo nuevo y diferente o seguiran obteniendo los resultados que están obteniendio, mqalo s y cada dia mas casposos. Hay alguno de nosotros que al abrir el ordenador diga, Voy a vrer lo que dice ·»El Pais», o al reves, lees algo en algun sitio que te apunta a «El Pais», ¿No les interesaría tener un agregador personalizado que te diera una seleccion de los temas que te pueden interesar?

        ¿Que han conseguido El pais y la Vanguardia tratando de envontrar suscriptores? ¿No conseguirían mejores resultados utilizando la tecnología para hacer periodicos a la medida de sus lectores que con este modelo único igual para todos?

        Si el siglo XX se ha caracterizado por pt roducir miles deproductos iguales en serie. El siglo XXI se caracterizara por producir miles de productos diferentes en serie

        Veo mi Twitter y en nada se parece al Twitter de mi primo, Veo mi Facebook y en nada se parece al Facebook de mi primo. Mi WhatsApp es diferente del de mi primo

        Incluso las respuesta de Google son diferentes para mi, que para mi primo. Idealista, Amazon, La casa del libro,… tratan de una forma u ootra, hacerme una lista de informaciones que suponen que quiero ver YO..

        Pero veo «El Pais», «El mundo», o «El Español» y lo que veo es exactamente igual que lo que ve mi primo.

        ¿Quien tiene la razón?

        Responder
    • Francisco José - 30 abril 2021 - 20:38

      La Nueva España, en Asturias, tiene diferentes versiones según el lugar en el que vivas (Cuencas, Oviedo, Gijón …). No es exactamente lo que indicas en tu comentario y no llega al nivel de personalización que mencionas, pero se le parece en algo.

      Responder
  • #013
    Mauricio - 30 abril 2021 - 01:28

    Enrique, ¿ves factible que se dé algo similar en el mundo hispanohablante? Hace no mucho conocí la página The Profile, alojada en Substack y escrita por Polina Marinova Pompliano, antigua escritora y editora en Fortune, y me pareció que realmente aportaba con material digno de leerse. Recomiendo, por ejemplo, el artículo titulado I quit my job at the start of the pandemic to launch a company. Here’s what I’ve learned in the first 90 days.

    El acceso completo a The Profile cuesta, sin embargo, 10 dólares por mes o 50 dólares al año y es en ese punto en el que uno se pregunta si esto tiene sentido o si no sería mucho más razonable pagarle, por ejemplo, al New York Times los 50 céntimos por semana que ofrece como oferta para el primer año a los lectores que accedemos desde Europa.

    No hay que olvidar que en España, hace ya algunos años, Jordi Pérez Colomé intentó que los lectores le pagaran por la labor periodística que el plasmaba en su página Obamaworld, pero, por lo visto, no logró ingresos comparables a los que se puede obtener en un medio consolidado y finalmente abandonó el proyecto.

    Responder
  • #014
    EMA - 30 abril 2021 - 09:53

    Ninguna pena con respecto a los medios de comunicación. Salvo muy contadas excepciones, sus artículos dan mucha pena, están mal escritos, carecen de atractivo, son un sofrito de agencia y/o hechos por malos becarios y, y de esto apenas se habla, ponen el foco en cosas que son más de llamar la atención más que de entrar en lo importante de un tema, o de elegir el que no incide en la realidad de un problema.

    “Es que a la gente le gusta Rociito, lo dicen las audiencias “… ya… tu sigue tratando al personal como estúpido y verás como vas desapareciendo, así, a lo tonto.

    Cosas del regate corto y del estilo twitter.

    Allá ellos pero me alegraré cuando vayan cayendo uno a uno y la información de calidad pivote hacia medios como el que explicas en este artículo.

    Responder
  • #015
    Heimat - 30 abril 2021 - 11:57

    Creo que podriamos dividir al periodismo en CNR+: comentarios, noticias, reportajes e investigación…
    Es decir:

    a) COMENTARIOS: Periodismo de opinión. Para este, podría venir bien, y yo catalogaría a Enrique en este tipo. Y no veo que pueda aportar esos medios a un blog o a un diario. ¿Pasta?
    b) NOTICIAS Y REPORTAJES: Periodismo de Noticias. En definitva lo que hacen las teles, radio y periódicos. Agencias, reporteros, y contarnos lo que pasa
    c) QUINTO PODER: Periodismo de Investigación. No conozco a nadie que escriba en estos medios digitales que lo realice.

    ¿Aporta algo un formato digital como Substack? Pues algo, aunque no sea sustancial. Voy a preferir leer los diarios de toda la vida si están en abierto, o algún blog como éste si sigue en abierto, y si permiten comentarios.

    Pero para el periodismo de investigación que nos filtre Operaciones Galaxia, Papeles de Pánama o de Barcenas, no hay substack que valga, ni blog de opinadores. Eso creo que es indiscutible.

    Y felicidades a Gorki por su comentario, No estoy 100% de acuerdo con todos los puntos, los periódicos en PDF me encantan… y deben ser iguales para todos. El filtro de la información tiene muchas trampas, y fomenta el sesgo de confirmación

    Responder
    • Gorki - 30 abril 2021 - 17:29

      los periódicos en PDF me encantan…

      Ves como todos somos diferentes. ¿Por que nos sirven a todos el mismo rancho, cuando podrían perfectamente darnos a comer a la carta?.

      Responder
  • #017
    Pedro - 30 abril 2021 - 12:16

    Mi columnista favorito hace 20 años que va por libre…

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG