Reimaginando el turismo

IMAGE: OpenClipart (CC0)

Si algo está dejando claro la pandemia, sobre todo a partir de su segunda ola, es que algunas industrias van a cambiar de manera dramática, y que ese cambio se va a extender mucho mas allá del tiempo que oficialmente pueda durar esa pandemia.

Sin duda, una de esas industrias va a ser el turismo. La pandemia ya ha marcado muchísimos cambios derivados de restricciones, confinamientos y situaciones epidemiológicas en los destinos, pero lo que viene, incluso si la pandemia terminase, no va a ser mucho más sencillo. Nadie sabe exactamente cómo va a cambiar, pero sin duda, va a hacerlo, no solo por la pandemia, sino también por la creciente necesidad de descarbonización del transporte. Cuando países como Alemania reducen el precio de sus ferrocarriles con el fin de estimular su uso frente a opciones más contaminantes como el automóvil o el avión, y aerolíneas como Easyjet planifican fuertes reducciones en sus flotas, es que las señales son más que claras: el turismo podrá sobrevivir a la pandemia, pero solo si cambia de manera radical.

Estamos ante una oportunidad histórica de revertir una evolución de la industria que todos, desde el mas sesudo analista hasta el viajero más humilde, sabían que era completamente insostenible. Las compañías prevén cambios a largo plazo que incluyen repensar completamente la dañina industria de los cruceros o la del transporte aéreo, que durante la pandemia ha llegado, en el colmo de la irresponsabilidad ecológica, a operar vuelos completamente vacíos y a volar a pasajeros en vuelos meramente escénicos.

Otros actores como Airbnb, que vieron su trayectoria de doce años desmoronarse en tan solo unos meses, replantean su actividad mientras se plantean salir a bolsa y ven cómo los propietarios de pisos en el centro de las ciudades se refugian de nuevo en contratos de alquiler estables y algunas ciudades, como Amsterdam, directamente prohiben su actividad en determinados distritos céntricos.

¿Volverá el turismo? Sin duda, pero volverá de otra manera. Más responsable, más respetuoso, sin sobredimensionamientos monstruosos, y con planteamientos centrados en la sostenibilidad. Quienes no lo entiendan así, quienes crean que el único problema es un virus, no llegarán siquiera a salir de esta crisis.


This article was also published in English on Forbes, «It’s time to rethink the tourism industry«


28 comentarios

  • #001
    Gorki - 7 noviembre 2020 - 18:48

    ¿Volverá el turismo? Sin duda, pero volverá de otra manera. Más responsable, más respetuoso, sin sobredimensionamientos monstruosos, y con planteamientos centrados en la sostenibilidad.

    Cambia la bola donde miras el futuro, esa que usas no enseña un futuro, es solo un espejo que refleja tus deseos.

    Responder
    • Raul GK - 8 noviembre 2020 - 02:18

      Demasiadas palabras simplemente para decir: «Más caro».

      Responder
    • Carlos - 8 noviembre 2020 - 15:33

      Toda la razón, parece más un deseo. Eso no quiere decir que no vaya a ver algunos cambios, pero ese párrafo parece más wishful thinking.

      Respecto a Airbnb, trabajo para un competidor que ofrece todo tipo de segmentos, desde apartamentos a hoteles, y los vacation rentals han sido nuestro objetivo prioritario desde que empezó la pandemia, ofrecen más distanciamiento social y son ideales para largas estancias, otro segmento en auge.

      Lo anterior no quita que mientras el turismo esté tocado, la mayoría de apartamentos dejen temporalmente el negocio turístico. Pero a largo plazo hay incluso mas factores que lo fortalecerán. Por ejemplo, el teletrabajo, va a reducir el uso de la vivienda en las ciudades, aumentando la rentabilidad comparada de la explotación turística.

      Lo que si estoy de acuerdo con Edans es que el transporte va a cambiar y va a tener cierto efecto en el turismo, pero no me atrevo a cuantificarlo. Además, el turismo ecológico lleva años en auge y es de esperar que así siga. Cada vez más podréis encontrar etiquetas eco-sostenibles con su correspondiente certificado, e incluso filtros de búsqueda, en las plataformas de reserva online.

      Responder
  • #004
    Xaquín - 7 noviembre 2020 - 19:27

    Todo este tiempo se denunció mucho la inflación económica, pero resulta (ya desde el «masón» Club de Roma) que también existe la inflación turística, la inflación inmobiliaria, la inflación de malos políticos, la inflación de traficantes varios…

    O sea, demasiada inflación para un ecosistema altamente enfermo. Ahora por ejemplo, estamos sufriendo los efectos de la inflación hostelera. Cuando hay que cuidar la salud y las plazas hospitalarias, se nos viene el alud de «salvar la hostelería inflacionista».

    No tan diferente, por cierto, de la inflación bancaria, salvo que aquí las familias dependientes están más cerca. O parece, que lo de los bancos siempre arrastra mucha pobreza familiar, más o menso oculta

    Responder
    • Fer - 8 noviembre 2020 - 07:24

      La inflación de granjas porcinas en la España vacía, se te ha olvidado. A ver si algún día trata el tema Enrique. Olores, nitratos, consumo creciente de agua potable, contaminación atmosférica, uso generalizado de antibióticos, reservorio de futuras pandemias, maltrato animal, sfalta de control por parte de los organismos competentes sobre el destino de los purines, división y enemistades en centenares de pueblos, afectación al turismo, malestar social e impotencia, no se crean puestos de trabajo un situ. Y muchos etcéteras.

      Responder
      • Gorki - 8 noviembre 2020 - 11:08

        ¡Enhorabuena! entender a XAQUÍN demuestra un alto CI.

        Yo llevo varios días intentando entender lo que dijo el 6 noviembre y que transcribo aquí por si hay quien sea capaz de traducirlo al castellano vulgar.

        «Una buena aclaración. Hay gente que se empeña en decir, que no hay que ser el Imperio Romano, para sacar muchas y profundas lecciones positivas de su colosal descalabro. Y se supone que también se pueden sacar de su excelente y azaroso ascenso.

        Cada uno que busque el espejo allí donde esté más a gusto, pero… que piense en su futuro (dentro de un ecosistema determinado), a ser posible.»

        Responder
  • #007
    javier - 7 noviembre 2020 - 20:55

    Tomen nota todos ustedes, a partir de ahora solo podrá viajar gente pudiente como el Sr. Dans y otros de su nivel, los demás retrocederemos a los años 50 del siglo pasado; naceremos y moriremos en el pueblo sin haber conocido otra cosa

    Responder
  • #008
    Daniel Terán - 7 noviembre 2020 - 21:35

    Yo no sé si el virus es el único problema del turismo pero lo que sí sabemos es que actualmente es EL problema. No creo que la principal preocupación de los afectados sea reimaginarse ahora mismo.

    Y con ese peso del 15% del PIB que tenemos, nos va a matar en el corto plazo.

    Responder
  • #009
    Juan T. - 7 noviembre 2020 - 22:25

    Siento no participar hoy en el debate Enrique, si me permites la exccepción.

    Bye bye Trump.

    Adios al odio, la mentira, la manipulación,el oportunismo, la indecencia, la arrogancia..

    Adios a tus mentores Steve Bannon, Roger Stone, Roy Cohn y demás demonios con forma humana.

    Adios a tus 70 millones de votantes supremacistas, racistas, negacionistas, conspiranoicos, ignorantes, resentidos, egoistas.

    Adios a la divisíon, confrontación, odio….como estrategia política.

    Quédate al final de tu vida con tu insulto preferido..LOOSER, y vete a mamarla a tu campo de golf y a expiar tu negro karma durante las próximas vidas.

    Uffff, agusto me quedé…me voy a dar una ducha.

    Responder
    • Juan T. - 7 noviembre 2020 - 22:30

      Quise decir LOSER…loosers es como nos hemos quedado los demás sin ti.

      Responder
    • Carlos - 8 noviembre 2020 - 16:13

      El uso de las redes sociales para promocionar el turismo es algo que ya lleva creciendo desde hace años. Los influencers pueden colaborar con agencias de viajes online para atraer clientes y compartir la comisión.

      Imagino que lo mismo pueden hacer las agencias de turismo gubernamentales para promocionar el turismo local.

      Responder
  • #012
    Websites california - 8 noviembre 2020 - 00:52

    Gracias por el aporte, pienso que una buena manera de reactivar la economía en el sector turismo es por medio de Tiktok incentivando a los usuarios de la plataforma a descubrir nuevos lugares y haciendo publicidad orgánica, es una buena forma de reinventar la propmoción de las agencias y destinos turísticos en una red de crecimiento exponencial.

    Responder
  • #013
    Javier Figueroa - 8 noviembre 2020 - 01:00

    …y vete a mamarla a tu campo de golf y a expiar tu negro karma durante las próximas vidas….

    Concretamente ¿en qué sentido lo estás diciendo?

    XDDDD

    Responder
  • #014
    Mauricio - 8 noviembre 2020 - 01:28

    Enrique, como dice Gorki más arriba, creo que algo falla en tu bola de cristal. Cuando la pandemia se termine, lo más probable es que, quienes puedan permitírselo, querrán volver a disfrutar de una buenas vacaciones en alguno de sus destinos preferidos. La industria turística está tan golpeada que tratará de atraer al mayor número de turistas posible en cuanto se dé la oportunidad. Es claro que hay aerolíneas que desaparecerán, así como también compañías de cruceros, hoteles, restaurantes, etc., pero lo más probable es que simplemente otras empresas o negocios similares ocupen su puesto.

    Todo esto no niega el hecho de que lo deseable sería que esta industria se volviera más sostenible. Pero la economía global está tan golpeada que veo difícil que esto suceda, aunque es claro que sería una buena oportunidad para que esto se dé. Este cambio, sin embargo, requiere visión y dinero y ambas cosas escasean últimamente.

    Es claro que en Alemania se ha tratado de incentivar el viaje en tren y que en ciertos trayectos resulta no solo ecológico sino también rápido y cómodo (puedes incluso trabajar, gracias al wifi), pero las actuales ofertas (a diferencia de las de antes de la pandemia) están vinculadas a la caída de la demanda en los trenes de larga distancia.

    Responder
  • #015
    Matt - 8 noviembre 2020 - 01:35

    Yo lo dudo mucho.

    Si la pandemia acaba algun día (que yo hasta empiezo a dudarlo) en cuanto acabe, la gente que pueda volverá a seguir viajando igual que antes. Y los países volveran a fomentarlo (especialmente el nuestro, cuya economía depende en gran parte del turismo)

    Que cojones, aunque no desaparezca la epidemia … en cuanto caigan las restricciones, aunque la pandemia esté vivita y coleando, la gente que pueda, volverá a ello.

    Responder
  • #016
    Juan T. - 8 noviembre 2020 - 12:09

    La cosa no estriba en declararse ingenuamente a favor del cambio climático, si no en aceptar las consecuencias que comportan esa decisión, y una de ellas es pagar la huella de carbono que tiene cada producto, y está claro que el producto turístico no es de los mas bajos en huella de carbono precisamente, así que el que viaje que pague.

    Pero dicho esto , los gobiernos tienen que subvencionar las alternativas ecologicas, que en el caso del turismo sería promover el producto nacional , los transportes menos contaminantes, etc.

    Pero es que eso tiene que hacerse extensible a todos los sectores, por ejemplo subvencionar la comida sana y gravar aquellos alimentos que , no solo son malos para la salud personal, si no que sobrecargan posteriormente los costes sanitarios con lo que es una decisión personal.

    Pues bien , libertad si, pero que cada uno se la pague con sus decisiones.

    En el tabaco y el alcohol ya se ha conseguido.
    Si fumas , ya vas a pagar el coste de tu peor salud , que cargas a la sociedad ,con tus impuestos del 80 % por cajetilla, y seis o siete años menos de vida y de pensión.

    Y lo de que van a viajar solo los ricos, pues sucede que nos habíamos malacostumbrado al efecto Ryanair de viajar por veinte euros y eso no cubre ni lo que contaminas por viajar, pero en ese caso aunque pagues cuarenta, estamos a años luz de lo que se pagaba cuando las compañías pagaban a sus pilotos 200.000 euros al año.

    Responder
    • Gorki - 8 noviembre 2020 - 12:54

      Pero es que eso tiene que hacerse extensible a todos los sectores, por ejemplo subvencionar la comida sana y gravar aquellos alimentos que , no solo son malos para la salud personal, si no que sobrecargan posteriormente los costes sanitarios con lo que es una decisión personal.

      Lo que realmente hunde a la Seguridad Social, es que vivas 100 años, Según tu teoría, el gobierno deberia subencionar el tabaquismo y la bebida y poner voluntario pasar una ITV,. cargada de impuestos que disuadiera de pasarla

      Cuanto mas baje la vida media, mas ahorro para la S.S.

      Responder
      • sin censura - 8 noviembre 2020 - 16:59

        SS = Einsatz Gruppe?

        Responder
  • #019
    de rocha - 8 noviembre 2020 - 13:32

    Es evidente que después de la pandemia vamos a tener que cambiar nuestros comportamientos y nuestras costumbres. En uno de los sectores donde ya se está observando esta tendencia es en el turismo.
    Al final de la primera ola que coincidió con el inicio del verano se produjo un aluvión de reservas demandando el turismo rural en el norte de España. Esta tendencia se observó en muchos otros lugares del mundo.
    Aquí en Asturias, (donde, por cierto, nació el turismo rural en España, concretamente en la localidad de Taramundi), todas las casas rurales tuvieron ocupación del cien por cien y se vieron obligadas a rechazar muchas reservas por falta de capacidad.
    Es muy curioso como nos comportamos los humanos. Después de estar muy avisados del riesgo que podría suponer para la humanidad una pandemia por muchos científicos, e incluso por personas por todos conocidos, como fue el caso de Bill Gates, no hicimos nada. Los poderes públicos estaban en otras cosas. O no estaban.
    Parece ser que ahora nos damos cuenta que debemos cuidar el medio ambiente, que hay otras maneras de hacer turismo además de hacinarnos en algunas playas poniendo las toallas unas encima de otras.
    Pero este era un riesgo que estabamos corriendo desde hace mucho tiempo. Sabíamos que la reducción de la biodiversidad aumenta de manera importante el riesgo de zoonosis, al reducirse las barreras naturales. Sin ir más lejos, tú mismo Enrique, en tu último libro advertías de los riesgos que para el planeta tiene la pérdida continuada de especies animales. Es evidente que para tener naturaleza y poder disfrutar de ella, primero debemos conservarla y cuidarla.
    Pues bien, ahora que al menos somos conscientes que le hemos hecho un daño a la naturaleza, esperemos que no irreversible, todos nos volcamos en ella, como si, en el fondo, tuviéramos mala conciencia sobre nuestros actos.
    Pero debemos hacer una reflexión adicional. Para que exista turismo rural deben existir pueblos. Y para que existan pueblos deben existir agricultores y ganaderos que trabajen en ellos. No es posible turismo rural sin actividad económica y social en los pueblos. ¿Y, como están los pueblos actualmente en España? Pues están desapareciendo de manera alarmante. ¿Y, qué han hecho los poderes públicos para revertir esta situación que se viene produciendo en España desde los años sesenta del siglo pasado? Pues nada. De hecho la «cultura oficial» por aquel entonces, y muchos años después, que se nos transmitía a los que nacimos en los pueblos era que debíamos abandonarlos, que no había futuro para nosotros allí…Si, ahora se habla de la España vaciada, y del pacto verde europeo…
    Ahora bien, no todos los países europeos han esperado a que los pueblos desaparezcan. Por poner solo dos ejemplos, En Francia y en Suiza se destinan muchos recursos para las zonas rurales desde hace décadas, se educa a la gente en el respeto a la naturaleza, los agricultores y ganaderos tienen una consideración social, porque son muy conscientes desde hace muchos años de los beneficios que aportan los pueblos al resto de la sociedad.
    En 1971 el entonces presidente de la república Georges Pompidou en Saint-Flour, una pequeña localidad del sureste de Francia, decía: «Francia no puede convertirse en una infinidad de pequeñas aglomeraciones urbanas dispersas por un desierto incluso verde y cuidado. Salvar la naturaleza, que será mañana la primera necesidad del hombre, es salvar la naturaleza habitada y cultivada. Una naturaleza abandonada por el campesino, aunque esté bien cuidada, se convierte en una naturaleza artificial y yo diría incluso fúnebre. Cualquier otra fórmula, por otra parte, sería no sólo deplorable, sino ruinosa. Incluso desde una perspectiva económica, es a mi juicio más rentable tener tierras habitadas y cuidadas por hombres, aunque haya que ayudarlos, que tener grandes reservas nacionales cuidadas, conservadas y protegidas fatídicamente por un grupo de funcionarios»
    !Podíamos haber copiado algunas cosas de estos dos países, no están tan lejos!
    Saludos

    Responder
  • #020
    sin censura - 8 noviembre 2020 - 16:56

    A TOMAR POR CULO TRUMP !!!

    Ahora podremos sanear el debate del cambio climático y arrometer contra las «locas» en el sentido homosexual del término, que abogan ir contra el diésel, contra el turismo popular de masas… etc etc

    Ah no perdón. Que para hacer turismo no hay que ir a Benidorm, ni a Laredo si eres Euskaldun, pues eso que haber si se acaba de ya de una puta vez con los meapilas luteranos, con los seguidores del KKK, con los gilipollitas de VOX para poder defender alguna cosa que ellos defienden pero desde el «apoliticismo berreante».

    Y hablando de política:

    «alguien ha leido al Coronel Martinez Inglés y sus teorías sobre lo que pasó con JC y el desdichado accidente/homicidio/homicidio in/voluntario sobre la persona de su hermano? ¿Alguien puede escanearnos el informe abierto sobre el entonces infante (18 años ya tenía pelillos) ?

    VIVA ESPAÑA !!!
    GORA ESPAÑA ASKATUSUNA !!!

    PS: Krigan(anumérico), prepárate…

    «VIVA EL BIEN, VIVA EL SOCIALISMO»
    (anti bruja avería)

    PS2: No se puede escribir posts en domingo JB+

    Ahora pasada la resaca : Enhorabuena Enrique y los pro-clima. PERO !!! Se acabo mi tregua pro clima

    Responder
  • #021
    Gustavo Woltmann - 8 noviembre 2020 - 20:24

    Este paradigma favorece mucho la implementación de energías renovables o alternativas para favorecer un cambio sustancial para las industrias referentes.
    -Gustavo Woltmann.

    Responder
  • #022
    pedrosr - 8 noviembre 2020 - 21:53

    ¡Qué gran oportunidad!
    Pero no partirá de nosotros, USUARIOS, pobres y egoístas mortales (al acecho ya, del retorno de la normalización pre-covid y la caza de chollos). Tampoco de un SECTOR EMPRESARIAL en manos de corporaciones, «atrapado» en un modelo basado en la máxima ocupación de sus instalaciones (plazas de avión, camas hoteleras, rotación de alquileres…).
    Son los pasos a nivel local y nacional de los DESTINOS, donde la administración determine el camino que elige para ese nuevo paradigma de turismo en el que España aun tiene mucho que decir. Ese el liderazgo que debería estar ya saliendo del horno… y al que ha de sumarse el compromiso de los usuarios y enganchar al carro también a un dinámico sector empresarial.

    Porque la reducción del tabaquismo o la sustitución de combustibles fósiles, tampoco ha partido ni de los consumidores ni de la industria de la automoción.

    Responder
  • #023
    LEON - 9 noviembre 2020 - 00:57

    La descarbonización del transporte es un asunto de voluntades, aunque voluntades no hay muchas.

    Los barcos están evolucionando al uso de gas, por ahora natural, como paso previo al uso del Hidrógeno, extraído de forma renovable a partir de agua y electricidad, que al consumirse solo va a producir agua de nuevo.

    En el transporte aéreo 3/4 de lo mismo, al motor de un reactor le da igual el combustible que le pongas, mientras pueda arder, si lo alimentas con Hidrógeno, el único subproducto vuelve a ser agua. Ya en Europa existen prototipos de aviones que funcionan con esa tecnología

    No, el turismo no se va a hundir por culpa de la contaminación que producen los combustibles.

    En cuanto a Trump, no está tan claro que su derrota beneficie al resto del mundo, a EEUU parece que si, pero no olvidemos que lo bueno para America no es necesariamente bueno para el resto del mundo, mas bien al contrario.

    Responder
  • #024
    Miquel - 9 noviembre 2020 - 22:37

    Las leyes de la termodinámica tarde o temprano se impondrán. Y lo que es imposible de sostener, será insostenible. Algunos sueñan con aviones de hidrógeno, olvidan o desconocen la baja rentabilidad de los procesos para su generación, los problemas para su contención y transporte a largas distancias, y muchos otros. Además, de verdad es necesaria toda esta hipermovilidad que hemos vivido en las últimas décadas? La respuesta es no, hemos podido vivir así gracias a la salvaje renta energética que nos proporcionan los combustibles fósiles. El disfrute de esta renta genera unas externalidades inasumibles, incluso aunque estén equivocados los que defienden que dicha renta se va a reducir por razones geológicas, no va a ser razonable, sensato ni posible seguir asumiendo esas externalidades. Por lo que toca cambiar de paradigmas y asumir que no es necesaria esta hipermovilidad, ni siquiera lo es para mantener una vida plena.

    Responder
  • #025
    cerrajero en San Luis Potosi - 10 noviembre 2020 - 17:24

    Con la nueva modalidad a todos los negocios ha afectado, por lo que una de las mejores prácticas hoy en día es la migración a las redes sociales.

    Responder
  • #026
    Dedo-en-la-llaga - 10 noviembre 2020 - 18:03

    «¿Volverá el turismo? Sin duda, pero volverá de otra manera. Más…». Humm, me temo que volverá todavía mucho peor. No inicialmente, a lo mejor, pero luego, en trompa, arrasándolo todo, como antes pero aumentado. Ni más ni menos. Las cosas serán así, y así se las habremos, hoy, contado.

    Responder
  • #027
    christian-paginas web peru - 13 noviembre 2020 - 02:14

    gracias por la información,en lo personal el turismo cambio dramáticamente y la mejor estrategia para reactivarlo es promoviendo lugares que llamen la atención por redes sociales.

    Responder
  • #028
    Alejandro-paginas web Mérida - 13 noviembre 2020 - 22:46

    Este es un tema que no es tan fácil de predecir ya que todavía no tenemos una fecha especifica donde esto mejorara

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG