La telemedicina, el futuro y el cambio de hábitos

IMAGE: Needpix (CC0)

Las plataformas de telemedicina siguen captando interesantes volúmenes de inversión debido a la aceleración que ha supuesto la pandemia de COVID-19: en China, la plataforma Miaoshou Doctor, que brinda servicios en un modelo de «cuidado de la salud + medicamentos + seguro» a través de un hospital online, una app, una página de compra y distribución de medicamentos y un seguro médico, ha captado 84 millones de dólares en una serie D de financiación, en una valoración que excede los mil millones de dólares.

En Rusia, BestDoctor, una plataforma de seguro médico privado que ofrece asistencia médica y consultas 24×7, recomendaciones sobre atención preventiva y soporte online de sus médicos, y que está experimentado un fuerte crecimiento durante la pandemia, acaba también de levantar una ronda de 4.5 millones de dólares.

Y en los Estados Unidos, Gyant, una plataforma de salud que trabaja con veinticuatro hospitales y seguros médicos para mejorar la comunicación y el compromiso entre médicos y paciente mediante el uso de inteligencia artificial, ha cerrado también una ronda de $ 13.6 millones.

La combinación de información de los pacientes, algoritmia avanzada y plataformas de interacción remota para la comunicación con médicos está convirtiéndose en una de las grandes oportunidades del momento. En general, la interacción entre pacientes y médicos dista mucho de estar a la altura de lo que debería o podría ser en prácticamente ningún país, y la pandemia no ha hecho más que evidenciarlo.

Quienes han tratado de proporcionar un mejor servicio a sus usuarios apostando por la telemedicina durante un momento de incertidumbre y preocupación como el que vivimos, han acertado claramente, y en general, lo han hecho a la manera «tradicional»: plataformas de consulta remota con personas detrás. Añadir algoritmia para optimizar su funcionamiento tiene el problema de que, por el momento, pocos pacientes se sientes cómodos recibiendo consejo médico de una máquina, pero es algo que, en el contexto de la actividad, se vislumbra cada vez de una forma más clara como el verdadero futuro, que lejos de sustituir a los facultativos, les permite centrarse en tareas de verdadero valor añadido en la relación con el paciente.

Si añadimos actividades como la gestión de la información médica y de las pruebas diagnósticas, y la reacción frente a posibles emergencias, hablamos de un ámbito de servicios sumamente importante, con una percepción crítica, en el que prácticamente todo está por hacer, y al que la reciente crisis ha otorgado una importancia aún mayor. En no mucho tiempo, dado el dinamismo del ecosistema, mucho de lo que considerábamos normal en la prestación de servicios de salud dejará de serlo, y dará paso a un entorno y a unos hábitos completamente diferentes. ¿Alguien se ve acudiendo a una app como primer paso ante un síntoma o un trastorno determinado, y gestionando la interacción a partir de ahí? Pues podéis ir pensando en ello.


This article was also published in English on Forbes, «Telemedicine, the future and changing habits«


23 comentarios

  • #001
    Xaquín - 21 julio 2020 - 19:56

    Lo primero que necesito de mi médico es que me «atienda» (lo que lleva consigo «que sepa lo que hace»), lo que implica una comunicación abierta, afectiva (humanamente) y de confianza mutua. De hecho pocos médicos reales me sirven.

    Así que paso de algoritmos, aunque sean la última generación. Por ahora me fio más de un homo sapiens medianamente evolucionado. La salud tiene como mínimo un 50% de interacción positiva con el cuidador que te atiende. Y repito atender-atender y recibir la atención médica normal no tiene nada que ver, incluso en la llamada medicina privada.

    Responder
  • #002
    Juan T. - 21 julio 2020 - 20:25

    De momento ya sería factible hacer una preseleccion online de los pacientes que piden cita para medico de cabecera y urgencias.

    Hay citas presenciales que se pueden evitar por la facilidad de diagnostico online, siempre que no haya dudas sobre el diagnóstico, lo que puede descargar la saturacíon en medicina general, o desviar pacientes al medico de cabecera que habrían ido a urgencias, lo que descargaría tambien a urgencias, además de que todas esas visitas innecesarias no correrían el riesgo que supone últimamente las visitas a hospitales o ambulatorios.

    En otro sentido , hay citas prescindibles, por ejemplo , en mi caso, no fui citado para recoger los resultados de un analisis de sangre, por restricciones por el tema del virus.
    Se me facilito una clave para ver el informe online.

    Obvio que se necesitaría un facultativo para interpretarlos y decirme las medidas a tomar..nada que no se pueda hacer online.

    Por otra parte, el nicho que surge por la aplicación de la telemedicina hará que se puedan ofertar primas de seguros mucho más baratas, y con distintas coberturas.

    Eso permitiria en paises como USA y su nefasto y elitista sistema sanitario, ofertar un mínimo de asistencia universal para los que no pueden permitirse pagar un seguro, o hacerlo asequible para los que no podían pagar tanto.

    Y todas las resistencias que había en USA con el Obamacare, incluso por la gente que mas lo necesitaría, como los pobres protrump a quien la Fox convence de lo bueno que es darse un tiro en el pie, se han evaporado.

    Viene una imparable apuesta por lo público, por más estado en los asuntos mas basicos como salud y educación. La pandemia ha desenmascarado definitivamente las tesis neoliberales sobre estos temas, y eso no tiene vuelta atrás.

    Pobre Jimenez Losantos, sus ladridos ya no convencerán a nadie.

    Responder
    • Enrique - 22 julio 2020 - 10:05

      No sé si has leído la entrada, habla de que el futuro de la medicina lo está liderando el sector privado.
      Y el de la educación lo mismo, ya nos ha contado Enrique como ha afrontado el IE el Covid, si quieres lo comparamos con las universidades públicas, que se han limitado a mandar más trabajos por el Moodle.

      Al final el «más estado» es lo de siempre, cepillarme la clase media para que tenga que depender del ineficiente y mediocre estado.

      Responder
      • Juan T. - 22 julio 2020 - 12:58

        Lo que se ha cepillado la clase media han sido los recortes y la austeridad que han tenido que asumir para salvar los bancos que como tu , quieren estado mínimo cuando tienen ganancias, y ayudas de papá estado cuando son perdidas, pagadas por aquellos que no reciben nada cuando ganan.

        Lo que se llama privatización de ganancias y socialización de perdidas.

        Para eso si quieren estado.

        Pues lo siento por ti, Enrique, no pinta nada bien para los que piensan como tu….afortunadamente.

        Responder
        • Gorki - 22 julio 2020 - 15:01

          Repito por enésima vez, que lo que se salvaron, no fueron los bancos, que salvo en un caso asumieron sus pérdidas, sino las Cajas de Ahorros, en manos de partidos y sindicatos que regalaron créditos de muy dudoso cobro a sus amiguetes.

          Responder
          • Enrique - 22 julio 2020 - 17:28

            Gorki, que no te empeñes, una mentira repetida mil veces se vuelve verdad. Así funcionan.

            ¿A que ya ha sido derogada la Ley Mordaza? En la tele llevan 2 años sin decir nada. Será que si entonces.

          • Gorki - 23 julio 2020 - 00:07

            «En el contexto de la crisis financiera en el 2008 el Banco de España realizó diferentes actuaciones en parte sufragadas por el Fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB), entre ellas la intervención de cinco cajas de ahorros que previamente habían sido avaladas por un crédito de 100 mil millones de euros.3​4​

            Caja Castilla-La Mancha (28/03/2009)
            Cajasur (22/05/2010)
            Caja de Ahorros del Mediterráneo (22/07/2011)
            Banco de Valencia5​ (21/11/2011)
            Caja Madrid (ahora Bankia)6​
            El 30 de septiembre de 2011 el Banco de España nacionalizó otras tres cajas de ahorro por valor de 4751 millones de euros,7​ sufragado por el Fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB):

            Caixa Catalunya (30/09/2011)
            Novacaixagalicia (30/09/2011)
            Unnim (30/09/2011)

            https://es.wikipedia.org/wiki/Rescate_bancario_espa%C3%B1ol

    • sin censura - 22 julio 2020 - 11:18

      Juan T.
      Buen comentario. Y también el de Xaquin. Detrás de la supuestas «mejoras» está lo de siempre reducción de costes empresariales y empeoramiento de la calidad de la atención del enfermo. Si una consulta puede atender 20 pacientes, con la «digitalización» se filtrarán a los pacientes etiquetándolos como pesados, hipocondriacos o incluso «pobres» para que las atienda la maquinita, y quitarlos de el medio.

      Spoiler: Cayetanos no seguir leyendo.

      Como dice el comentario de Enrique, a la vanguardia está la privada. A la vanguardia de sacarte las perras. ¿También es liderar atender en una CCAA a enfermos en la privada y rechazarlos en la pública? ¿En que quedamos había alarma y los recursos eran globales o era lo de siempre? ¿Qué hubiera pasado si en el Hospital de la Zarzuela, en Quirón o en la Moraleja hubieran hecho Triaje por edad? ¿Se hubieran levantado los cayetanos con soflamas de apoyo incendiarias?

      De lo importante no se habla. Se habla de una app con colorines.

      Responder
  • #009
    Gorki - 21 julio 2020 - 23:31

    Yo a un médico le pido, lo primero que me tranquilice, lo segundo , si es posible, que me cure,

    Dudo que un algoritmo me solucione lo primero.

    Responder
  • #010
    JM - 22 julio 2020 - 00:40

    El 50% del tratamiento es la atención personal.

    Lo que sí se puede hacer es evitar citas innecesarias y aprovechar mejor el tiempo del médico (y del paciente).

    Pero que una empresa privada monitorice mis datos biometricos es lo último que haría. Está fuera de toda duda que incluso con el RGPD la protección de datos es un cachondeo sobre todo para empresas multinacionales.

    Responder
  • #011
    Marcos - 22 julio 2020 - 04:23

    A ver…, voy a Google y pongo… “ ranking de enfermedad occidente” y me habla de las enfermedades que causan más muertes y el resto de resultados parecen similares, es decir defunciones por X enfermedad..

    Lo cual me dice varias cosas.

    1)Parece que seguimos sin tener en cuenta en serio la depresión, el estrés y demás problemas psicológicos y emocionales como enfermedades.

    Patéticamente e indignante. Que en un país se hablen de víctimas morrales de muchos tipos, pero nunca se hable del suicidio porque “hace efecto llamada” es de un paternalismo y no querer ver un problema SERIO que sinceramente indigna en lo más profundo.

    2)Algoritmos. Asistencia a distancia. Menos saturación de los servicios, lo cual esto último puede venir bien ¿eh?

    Pero sí ya de por sí, en lo relativo a enfermedades mentales cualquier paciente no tiene porque encajar con cualquier profesional (psicólogo, terapeuta, psiquiatra, etc…) ya que las ramas, estilos, maneras de trabajar y transmitir son diversos y variados y la confianza mutua es absolutamente indispensable para la curación (no se trata de me duele aquí, por lo tanto tienes esto…)

    El poder imaginar consultas a través de pantallas se me antoja de un snobismo tal que me parece paté tico. Frente a la “Salud para todos” pasamos al “Salud estilo comida rápida”.

    Sé, lo sé muy bien que se realizan consultas ha día de hoy telefónicas o incluso ya por videoconferencia. Pero en fin… será que soy demasiado valor a lo que pueda resultar de un especialista viendo, observando y analizando a la persona en situ, más allá de lo que te cuente a viva voz por una pantalla; que se tenga un contacto real entre el paciente y la persona que le ayudará a sanar.

    Sí, supongo que sí… . No sé de qué me preocupo si en un estado de bienestar cada vez mayor, la gente nunca decidiría bajarse de la noria en marca ¿verdad?

    ¿O no?

    La tecnología no llega a todo.

    Responder
  • #012
    Pedro Torres Asdrúba - 22 julio 2020 - 10:51

    Y yo que venía a hablar de GPT-3 tras entrar en Menéame y ver el artículo de El Confidencial

    Dentro de unas décadas llamaremos «mádre» al móvil porque nos recordará que nos lavemos los dientes, que no nos peleemos con los compañeros de trabajo, que ahorremos menos, cambiemos de trabajo, de pareja, o de voto.

    Y lejos de orwelliano, haremos caso a «madre» porque hemos constatado que nos va mejor.

    En el futuro, ¡¿la política estará en el código?!

    Me preocupa que la IA nos vea por lo que somos: un compendio de mentiras piadosas mientras soportamos la agonía existencial de ser conscientes de nuestra mortalidad, y cree las suyas propias.

    Responder
    • Pedro Torres Asdrúbal - 22 julio 2020 - 11:48

      +1 Se copia a quien lo hace «bien», a quien logra progreso material.

      Los grandes líderes no mandan, les siguen.

      ¿Hasta que punto Trump ha comprado las tesis de China? ¿Quien bloqueo apps y empresas primero?

      China empieza a tener el aura de superpotencia líder, como Tesla, que aunque todavía tiene mucha promesas por cumplir, ya es la más valorada por el mercado.

      Responder
    • sin censura - 22 julio 2020 - 12:56

      Es un atropello a las libertades que un presunto, por ejemplo terrorista, asesino, violador o yihadista no pueda ir al fútbol tranquilo, sin ir disfrazado de talibana con el burka… o de drag-queen. O a los toros!

      Responder
    • Juan T. - 22 julio 2020 - 13:04

      «No sé si has leído la entrada, habla de que el futuro de la medicina lo está liderando el sector privado.»

      Responder
      • Pedro Torres Asdrúbal - 22 julio 2020 - 13:31

        La medicina la lidera España, en trasplantes.

        Visto el éxito yanki con un virus de mierda, prefiero la medicina de Vietnam o la de China.

        Responder
        • sin censura - 22 julio 2020 - 16:43

          En 2020 el liderazgo es tener apps con colorines

          En 1992. Cuba no podía abrir pabellón en la expo porque no podían permitirselo. Entonces España sufragó los gastos del pabellón cubano, ya que una nación hermana como Cuba tenía que estar. Acababa de estar Fraga tomando queimada con Fidel, y todo el mundo entendió que era un gasto mínimo.

          Pues entrabas en el pabellón, y aparte de fotos del Che, podías ver cosas curiosas: Ordenadores corriendo programas hechos por ellos para temas científicos, y algo así como un bidón de 50l. de plástico transparente que representaba no sé que vacunas que ellos mismos hacían, etc etc. Es decir se gastaban lo poco que tenían para Investigar y desarrollar lo poco que podían hacer. Eso era liderazgo y patria. Independientemente de su ideología que no defiendo. Es muy fácil con medios hacer apps de colorines, es muy fácil hacer hospitales hipotecando a las siguientes generaciones con modelos OPEX que al final te salen la Aguirre Sanidad por la tapa de los sesos. Etc, etc

          https://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/visita-oficial-del-presidente-xunta-manuel-fraga-cuba/931438/

          Responder
          • Gorki - 23 julio 2020 - 00:13

            Cba hoy es compara alimentos y productos esenciales en Dolares o no los puedes adquirir,

            ¿Quien tiene Dólares? Aquellos que los reciben de familiares exilados, y los altos cargos del Gobierno y sus familias.

            https://www.dw.com/es/el-d%C3%B3lar-define-el-men%C3%BA-de-los-cubanos/a-54258330

      • sin censura - 22 julio 2020 - 16:45

        Lógico para sacar pasta. Solo nos falta el modelo Uber en la Sanidad.

        Manda huevos !!

        Responder
        • Enrique - 22 julio 2020 - 19:15

          Pues si hace que mejore la sanidad, lo que Uber ha mejorado el sector del taxi, bienvenido.

          Responder
  • #022
    Od. Luis Marcano - 29 julio 2020 - 00:20

    La actual pandimia aceleró que los profesionales adoptasemos la Telemedicina en nuestras consultas.

    Para asistis a nuestros pacientes actuales, y para orientar a los nuevos

    Aunque claro, hay muchos casos que requieren nuestra presencia en el consultorio, y allí estaremos con las medidas de bioseguridad adecuadas.

    Saludos desde Caracas

    Responder
  • #023
    gari - 4 agosto 2020 - 13:38

    Quizas antes de pensar en telemedicinas, APPs…… seria necesario tener en cuenta la situación de la primera línea de la sanidad en este país: LA ATENCION PRIMARIA.
    Preguntarle a vuestro medico de cabecera cuanto tiempo tiene tiempo para ir al baño en toda su jornada laboral, preguntarle cuantas horas mete fuera de su horario laboral, cuanto cobra por ello, cuanto estres sufre, cuanto de valorado se siente…………
    Ya, pero con unos cuantos aplausos, todo arreglao

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG