Sobre periódicos y muros de pago

IMAGE: E: Dans

Lucinda Southern, periodista de Digiday con la que he hablado en otras ocasiones sobre la evolución del periodismo en la red, uno de mis temas de tesis, me llamó para hablar sobre el reciente anuncio de El País de implantación de un muro de pago, que se une a un número creciente de diarios españoles en el mismo sentido, y hoy me cita en su noticia titulada «In Spain, publishers warily pivot to subscriptions« (pdf).

Mi opinión sobre el tema es la que ya he expresado en muchas otras ocasiones: los muros de pago o paywalls son una opción enormemente compleja y que no está al alcance de cualquiera. Si una publicación desea implantar de forma exitosa un muro de pago, tiene que partir de una base fundamental: que paguen porque quieren, no porque les obligues. Que paguen porque respetan tu medio, porque opinan que es bueno para la sociedad que tu medio exista, porque tienen una relación positiva y constructiva con él, o porque lo consideren de alguna manera difícil de sustituir.

Si valoran tu medio hasta el punto de estar dispuestos voluntariamente a pagar por él, funcionará. Si pretendes simplemente obligarlos en función de un diseño tecnológico determinado, no funcionará: llevo muchos años en la web, y nunca he encontrado ningún medio con un paywall instalado que no pueda leer gratuitamente, salvo que implante un muro no poroso que únicamente permita leer a aquellos que hacen login (e incluso en ese caso existen posibilidades, aunque obviamente más complejas). Y cuando el muro de pago que se instala no es poroso y no permite entrar a nadie a leer un cierto número de noticias, el problema es otro: la desaparición de los motores de búsqueda y, en último término, la irrelevancia, la peor condena para un medio de comunicación.

¿Funcionarán los muros de pago de la prensa española? Es, como ya he comentado, muy complicado. Si sus editores creen que se trata simplemente de implantar una solución tecnológica, van muy desencaminados. Todas las soluciones tecnológicas para muros de pago porosos permiten que los usuarios, mediante el uso de herramientas simples como la gestión de las cookies y el modo incógnito, accedan a todas las noticias que quieran leer. Si pretendes restringir a diez las noticias a las que permites que un lector acceda sin suscripción, te encontrarás, como ya ocurre en la práctica totalidad de medios en otros países, con que tus lectores borran las cookies que te permiten contabilizar cuántas noticias han leído, con que acceden en modo incógnito cuando quieren leer la noticia número once, o con que pasan a utilizar navegadores diferentes. Es sencillo, fácil de entender y no especialmente engorroso. Quien no quiera pagar, no se verá obligado a hacerlo. Un muro de pago poroso implica, de manera implícita, que las noticias de tu medio serán gratuitas para cualquiera que sepa manejar un navegador en condiciones. Pero al tiempo, echará atrás a quienes no saben manejarlo, e implicará necesariamente un descenso en las métricas que tus anunciantes quieren ver para decidir cuanto pagan por la publicidad.

Otra cosa, que puede funcionar, es que tu medio tenga un gran prestigio, sea muy valorado o pueda acceder a una gran cantidad de suscripciones institucionales, que son fundamentalmente las bazas que El País pretende jugar en este movimiento. Indudablemente, en el momento en que El País anuncia su modelo de suscripción, una cierta cantidad de compañías e instituciones que quieren dar acceso a sus usuarios al medio decidirán pagar, porque no tiene demasiado sentido decir a esos usuarios que la propia institución anima a saltarse el muro de pago. También habrá, sino duda, un cierto número de usuarios individuales que valoren el medio y que decidan pagar. Pero al tiempo, habrá muchos que aunque lo valoren, no deseen pagar, y opten por las múltiples maneras de seguir leyéndolo gratuitamente, sobre todo si estas son, como ocurren en la web actual, sencillas y prácticamente imposibles de detener. Al final, algunos lectores terminarán, al cabo de un tiempo, comprobando que acceden al medio de manera habitual a ese medio y que les compensa pagar por la suscripción en lugar de tener que alterar sus prácticas de navegación habitual, pero ese proceso tiene lugar a lo largo del tiempo, y no de manera especialmente rápida.

No existen clichés en este tema: los españoles no son especialmente menos proclives a gastarse dinero en suscripciones en la red de lo que lo son en otros países. El crecimiento de Netflix en España demuestra que las ofertas de suscripción y pago por contenidos funcionan exactamente igual y con los mismos modelos de difusión que en otros países del entorno. Pero mientras Netflix ofrece un contenido único, exclusivo y muy valorado en el contexto de una experiencia de usuario fantástica, los periódicos, salvo honrosas excepciones, ofrecen un contenido que muchos lectores perciben como una commodity, como algo que pueden obtener en muchos otros sitios. Muchas noticias, de hecho, provienen de agencias y tienen un valor añadido adicional generado por el medio relativamente escaso, o se puede acceder a ellas a través de otro medio.

Además, está la cuestión de la experiencia de usuario: si un usuario paga, exige una experiencia de uso agradable. Sin embargo, la gran mayoría de los medios de comunicación online españoles, con algunas honrosas excepciones entre las que El País no se encuentra, han ofrecido a sus usuarios experiencias espantosas, con banners publicitarios que, en ocasiones, llegaban a ocupar más espacio en pantalla que el propio contenido periodístico, formatos intrusivos de diversos tipos, y aterradoras baterías de cookies de seguimiento que vendían el perfil de sus usuarios a decenas de agencias y compañías de todo tipo. En esas circunstancias, los usuarios que valoran y prefieren el medio pueden llegar a normalizar lo que nunca debió ser normal, pero sin duda, no lo hacen de buena gana, y su propensión a pagar por un producto así claramente disminuye. No he visto mención alguna a que los suscriptores vean menos publicidad, lo que indica que, muy posiblemente, los editores de los medios que están implantando muros de pago pretendan tener «lo mejor de los dos mundos»: lectores que pagan por acceder al medio, pero que siguen dejándose martirizar con cantidades absurdas de publicidad. Si eso es así, no auguro al modelo un gran futuro.

Tampoco veo ofertas especiales para suscriptores, sean basadas en la información – acceso privilegiado a contenidos, fuentes adicionales, etc. – o de otro tipo, como sorteos, ofertas comerciales, etc., aunque es posible que sea aún temprano para ver este tipo de estrategias. De nuevo: la clave es que el suscriptor se sienta especial, privilegiado, parte de un club que lucha por fidelizarle, una actitud que muy pocos diarios en España han sabido desarrollar.

Tanto El País como El Mundo tuvieron ya, en 2002 y 2010, experiencias con el intento de implantación de muros de pago, con un éxito muy escaso. En el caso de El País, de hecho, que activó su muro en 2002 para eliminarlo en 2005 tras haber perdido su posición de liderazgo. En esta ocasión, las cosas son distintas, Google es más amigable y cómplice en estas estrategias, y muchos usuarios están ya razonablemente acostumbrados a pagar por contenidos, pero no olvidemos un axioma fundamental: hay un límite al número de suscripciones por las que un usuario decide pagar, y ese espacio está cada día más concurrido.

Mis mejores deseos para los medios que intenten explorar el modelo de suscripción. Pero si piensan que lo van a tener fácil o que se trata simplemente de instalar una tecnología y ya está, van muy, muy desencaminados.


This post is also available in English on my Medium page, «Paywalls for online publications aren’t necessarily a bad idea, but they are high-risk«


31 comentarios

  • #001
    Gorki - 10 marzo 2020 - 15:28

    Les guste o no una noticia no es ni mucho menos una exclusiva, sino que aparece en muchos medios, y si no igual, tiene muchos sucedaneos en todos lados, (de testigos presenciales a gente que da informacion a cambio de tu visita por cualquier otro motivo).

    Por tanto, para mi, el instalar un nuro de pago en un periódico, es como tratar de instalar muro de pago en la moda. Puede que Louis Vuitton, quiera cobrar como se merece por sus maletas, (y quizá hasta esté justificado por su calidad), pero lo que no puede evitar, es que yo me compre un sucedaneo llamado Luis Butrón en el mercadillo de mi barrio, que me hace el mismo avío en un 95% que el auténtico.

    Puede que El País quiera cobrar como se merece por sus noticias, (y quizá hasta esté justificado por su calidad), pero lo que no puede evitar, es que yo lea un sucedaneo llamado Agencia EFE, o EL Imparcial, en mi Google, que me hace el mismo avío en un 95% que el auténtico.

    Desde luego que conmigo no cuenten. como sabéis mi religión me impide pagar por lo que puedo conseguir, (legalmente), gratis.

    Responder
  • #002
    Jon - 10 marzo 2020 - 15:44

    ¿Puede alguien que no sea del gremio periodístico explicarme el valor añadido de un diario digital de información general? En mi opinión, ninguno, ni siquiera las columnas de opiniòn, las cuales, en un mundo de verborrea fácil como el actual, son en su mayoría de pésima calidad en sus razonamientos.

    Los muros de pago están condenados al fracaso porque estas estructuras antaño industriales compiten con redacciones con 10 ó 20 personas, costes aquilatados y que ofrecen un contenido en ocasiones de mayor calidad.

    Empiecen a pensar en el cierre o en competir a pérdidas, ya que su capacidad de influencia se ha ido por el sumidero.

    Lo que no entiendo es cómo aún en los programas de radio siguen leyendo los titulares de los diarios en papel. Pero vamos a ver: ¿A quién interesa la línea editorial de tal o cual medio? ¿Siguen creyendo los soportes que marcan la agenda política o sicla? ¿Tan importantes creen que seon en una sociedad donde la información es directa, sin intermediarios y en tiempo real?

    Viven del cazo que pasan a las empresas del Ibex.

    Responder
    • Javier - 10 marzo 2020 - 18:12

      En mi país, lamentablemente, los diarios son cómo tu dices:

      – Sin valor añadido
      – Opiniones sesgadisimas
      – Su negocio es explotar «la grieta».
      – Escriben solo para el 50% de la audiencia que confirma sus propios sesgos
      – Se creen que son importantes, y están dejando de serlo.

      A los periódicos de mi país, los comparo con el automovil térmico:

      O se ponen las pilas y se enfocan en lo que es verdaderamente importante, o tendrán la lenta, difusa y anunciada muerte de las viejas industrias.

      Por otro lado, me asombro, me deleito y me quedo boquiabierto cuando leo algunos de los enlaces de este blog:

      – WSJ
      – Bloomberg
      – QZ
      – Fastcompany
      ..etc…

      Artículos extensos, con profundidad, con información, verdadero contenido. Ellos (una vez más) enseñan el camino.

      Responder
    • Julio - 11 marzo 2020 - 17:52

      Que en un programa a las 12 de la noche lean los titulares de los periódicos, le veo algo de sentido, si tienes como tertuliano a un jefe de uno de los periódicos.
      Pero poner en twitter a las 10 de la mañana, te contamos los titulares de la edición impresa de nuestro periódico, ninguno, son titulares de hace casi 12 horas

      Responder
  • #005
    JAVIER VEGA - 10 marzo 2020 - 16:13

    Creo que es una opción personal la de pagar directamente un servicio o dejarnos engañar por un pago por terceros llámese publicidad, llámese propaganda institucional de lo bien que lo hace el mecenas que sostiene al medio. En definitiva siempre se paga porque las personas tienen la costumbre de comer todos los días y las empresas además tienen la gula y el ego desatado de enseñar su cuenta de resultados a sus accionistas. Salvo raras excepciones, los accionistas pretenden cobrar dividendos de sus ahorros. Aunque algunos con síndrome contagiado se sienten felices sin cobrarlo…

    Ese discurso está bien como accionista pero como usuario parecemos del género tonto, resulta que alguien se siente feliz por pagar a Netfix por una serie que le gusta o una biblioteca exigüa ¿De verdad que no es del género tonto pagar por un fondo de 60 [1%de su fondo] películas/series que como mucho te van a gustar y muchas veces cercanos en calidad a series B? Si además la oferta es una porquería se une a que si te gusta el fútbol, contrata 2 ó 3 streamings distintos, los toros, los documentales pro animalistas, etc etc. En definitiva una burbuja montada por cuatro tontos del haba que pagan por la tele. Antes veíamos todo gratis, ahora no ¿Es o no es del género tonto?

    ¿No se les puede aplicar el CC Art. 1269? ¿Está antes la libertad de empresa que la estafa y el dolo?

    Y con las noticias lo mismo, ¿Qué voy a pagar a ELPAIS para su adoctrinamiento?¿o a ELMUNDO por el suyo? ¡Qué me estás contando Mari Carmen!

    Pues eso que Gorki siga leyendo el ARRIBA 2.0 que los demás ya nos buscaremos otros medios gratuitos, pero sin tener que pagar esa penitencia. Total para lo que va a cambiar de opinión que siga con EL IMPARCIAL y sus muestras de incoherencia nominal.

    https://www.genbeta.com/actualidad/estos-datos-muestran-como-netflix-tiene-casi-3000-peliculas-menos-que-en-2010-pero-su-catalogo-de-series-se-ha-triplicado

    Responder
  • #006
    Javier Cuchí - 10 marzo 2020 - 16:21

    Yo sí pagaría, pero como pago ahora por los contenidos que pago: una plataforma de TV por cable con casi un centenar de canales (la mayoría malos, por cierto) pero no creo que pagara por un único canal por bueno que fuera; Spotify, que me sirve la música que yo quiero en mil formatos y de mil formas distintas a cuál más atractivo, pero no pagaría por una sola discográfica; Netflix, pero no pagaría por una sola productora, aunque en el caso de Netflix et alter, quizá habría que matizarlo a causa de una abundancia creciente de materiales exclusivos que el día menos pensado me puede llevar a la baja, no por las exclusivas de Netflix sino por las de los otros a las que no puedo acceder; si entran en un modelo vicioso, adiós, muy buenas.

    Lo habíamos dicho Enrique, y yo, y tantísimos otros, en los duros años de la guerra autoral: pagaremos cuando nos déis lo que queremos; no pagaremos por lo que vosotros nos endiñáis. Y ahí lo tienes.

    Si un día nace una plataforma de prensa que me sirve todos los periódicos -o, cuando menos, todos los periódicos que me gustan- y puedo acceder a ellos sin límites, probablemente pagaré si su cuantía lo vale y es para mí asequible. Pero no voy a pagar por un único periódico. Eso hace veinte años que ya pasó.

    Y lo que en su día dijimos a los de la música y los del cine: cuanto más tardéis en daros cuenta de esto, más perderéis vosotros y no nosotros.

    Otro día que esté en contexto hablamos de los libros y de su DRM.

    Responder
    • Jon - 10 marzo 2020 - 16:39

      Puede ser una salida la que comentas, pero eso se llevaría por delante a unas empresas con directivos de más de 60 años que quieren llegar a la jubilación por más que las compañías no paran de perder dinero.

      Como siempre en este país están más preocupadas por poner trabas a las competidoras (compañías tecnológicas multinacionales) que en evolucionar ellas.

      Sin embargo, y sobre todo analizando los consumos de los más jóvenes, dudo incluso que una plataforma conjunta de acceso a muchas cabeceras de medios tuviera éxito si fuera de pago. A fin de cuentas, la información no es en sí misma un producto de difícil acceso cuando todos llevamos una potente herramienta de transmisión en el bolsillo…

      Otra cosa serían los debates morales, de la calidad de la información, de la independencia… todos ellos plagados de subjetividades originadas por el miedo que tienen a que se les caiga el negocio.

      Responder
    • Lua65 - 10 marzo 2020 - 17:28

      Tocayo, has dado en la llaga… Pagar por un «emisor», que lo ofrezca todo y tu elijas que leer o no (o que ver en pelicula/serie, o que escuchar en musica)

      Mientras, ahi fuera esta la alternativa…

      A mi me mandan un enlace de cualquier medio (sea el Pais, sea A3 o secuaces), y de inmediato me encuentro con dos avisos, el primero que quite el AdBlock, el segundo la subscripcion… el resultado?, dos clicks mas y tengo lo que busco…

      Sobre el tema de cine lo tengo claro, soy un devorador de torrents, y la razon es sencilla, ni me considero un supercinefilo ni un critico rascabolas, pero de lo que descargo, rara vez llego a verlo entero… por bazofia (y lo siento, me pasa casi en exclusiva con el producto nacional) Eso si, de aquello que me gusta de verdad, pasa a mi estanteria en forma DVD.

      Con la prensa, he sido el tipico de leer el diario con el cafe mañanero, dependiendo del tiempo disponible, solo titulares. Desde el salto a lo digital… mas de lo mismo, pero mas facil… (me gusta contrastar noticias entre medios)

      Pero en unos tiempos, en que los medios escriben segun que piensa el que paga… para eso ya tengo a twiter…

      Tema libros no me meto… para mi, ese olorcito a libro nuevo recien impreso, vale lo que pago… no soy capaz de leer un libro en digital….

      Responder
  • #009
    Victor - 10 marzo 2020 - 18:19

    De momento su interfaz de usuario para clientes tiene un montón de problemas de libro.

    Si quieren usuarios de momento van a tener que aprender a eliminar fricción y crear una mejor experiencia de usuario.

    Si mi madre tiene problemas a veces con Netflix, los usuarios potenciales de elpais van a sufrir mucho mucho más

    Responder
  • #010
    Gorki - 10 marzo 2020 - 18:23

    Pagar por un «emisor», que lo ofrezca todo y tu elijas que leer o no (o que ver en película/serie, o que escuchar en música)

    Yo pago por un emisor que ofrece, (casi), todo y se llama Movistar.

    ¿No sería mas razonable, que Movistar, que vive de suministrarte contenidos, y que está en competencia con Orange, Pepephone, etc. llegue a acuerdos con productores de contenidos, para que les dejen su transmisión EN EXCLUSIVA, noticias, futbol, cine, toros, etc… y que de la cuota que cobran, reciban los productores de contenidos lo que acuerden?

    ¿No seria más lógico que yo dijera, «Soy de Movistar» porque me da futbol, o soy de Orange porque me da la mejor información» y que ellos sean los que se encarguen de liquidar a los creadores de contenidos de acuerdo con mis consumos o como quieran.

    Responder
    • Lua65 - 10 marzo 2020 - 19:52

      Te cuento mi «experiencia Movistar»

      Yo, que siempre vivo aqui o alli, hubo un tiempo que volvi a casa de mis padres, y se presento la Azul con una oferta que no podia rechazar: Fibra de 50Mb al mismo precio que estaba pagando el «hasta 20Mb» (que me llegaban apenas 2,5 de la compañia del momento (he pasado por todas) El precio era «para siempre». (Teniendo un NAS, me convenia)

      No paso un año y de los 49 (IVA incluido) ya estaba en los 65, poco despues otro aumento, y otro y otro… mi ultima factura Movistar, era de 110€

      No tenia ni futbol, ni deportes ni nada «exclusivo», es mas, mi cabreo vino porque la excusa de uno de los ultimos aumentos, fue que vinieron (sin pedirlo) a enchufarme un decodificador de TV que solo me ofrecia 1 (uno) canal mas de lo que veia por la TDT. Cierto, me subieron de 50 a 100Mb… no me hacia falta… me hubiera quedado con los 50 pagando lo mismo «para siempre»…

      Si alguien tiene que ofrecer ese «Todo incluido», no espero que lo haga una «unica» operadora, y mucho menos Movistar… Seria mas factible, que lo hicieran unas cuantas, y que su competencia viniera con otros «servicios de valor añadido», que no sean una TV que ya tengo o unas peliculas que por un lado u otro voy a conseguir (y aqui ya hablo de calidad)

      Actualmente, por el mismo precio que pagaba a la Azul, ahora tengo dos fibras en dos domicilios (con dos moviles añadidos y a 300MB) sin TV, porque no hay contenido atrayente ni añadido… y como he explicado antes… primero pruebo y luego compro…

      Responder
      • Gorki - 10 marzo 2020 - 20:16

        Esa es la ventaja de que exista competencia. Elijes lo que mas te interesa en cada caso.

        En efecto, yo parto de la base que existe, (o más bien que deberia existir), competencia y que un argumento competitivo, entre varios posibles, velocidad, Gigas,… , para elegir dentro de una empresa esta u otra tarifa, es elegir el contenido en exclusiva que te ofrecen.

        Lo que no me parece razonable es que cada uno de nosostros vayamos haciendo de limosneros entre todos los fabricantes de contenidos.

        Responder
        • Lua65 - 10 marzo 2020 - 20:24

          No no no… perdona… sabia que llegarias a esto…

          Parto de la base de que cualquiera, al igual que yo, tiene derecho a ganarse la vida… como sea… (menos robando, no nos pongamos eh??)

          Mi referencia es mas sencilla:
          Estoy dispuesto a pagar por contenidos (prensa, peliculas, musica…) con calidad…

          …con calidad….

          Llamame tiquismiquis, pelopocho, o trocomucho, me da igual… pero no pagare, primero por contenidos que no tengan ese nivel de calidad, y en cuestion de prensa, hoy en dia, es como en la cartilla militar: «valor, se le supone»

          Por tanto, sabiendo que la linea editorial de cualquier publicacion (o la mayoria de ellas) va a ser la del que «pone los dineros» (como decia un amigo mio gallego), no gano nada… yo no quiero leer lo que «me gusta», yo quiero imparcialidad…. dime que medio hoy en dia, es imparcial…

          El tema musica, peliculas y libros, como decia Cuchi, es harina de otro post (que espero que eDans lo haga efectivo), pero si hablamos de pagar por informacion que te llega «sesgada», mal vamos….

          No quito el adBlock ni en este blog… (Lo siento Enrique, prefiero pagarte esas cervezas cuando nos veamos) XDDD

          Responder
          • Enrique Dans - 10 marzo 2020 - 21:13

            En este blog lo puedes quitar… hace muchísimos años que eliminé la publicidad!! Todos los días tengo ofertas para ponerla, pero se ha convertido en una cuestión de principios, y por el momento, no me han ofrecido lo suficiente como para renunciar a ellos ;-)

          • Gorki - 10 marzo 2020 - 22:42

            yo no quiero leer lo que «me gusta», yo quiero imparcialidad…. dime que medio hoy en dia, es imparcial…

            Sabes la respuesta , NINGUNO, pero nunca lo han sido. Sin embargo a mi no me importa, porque puedo poner el filtro corrector adecuado si se de que pie cojean.

            Lo malo son aquellos que no sabes de que pie cojean porque hoy cobran por la izquierda y mañana por la derecha, Esos son fundamentalmente, los que fardan de imparciales.

  • #016
    Xaquín - 10 marzo 2020 - 18:52

    Vivimos en una época en la que los muros traen mucha cola, sobre todo con los de tipo virtual.

    Me trago todas las noches tres o cinco portadas de prensa digital. Incluída la que regala su tercio de portada a noticias tan amarillas, que parecen canarias.

    Lo llevo haciendo desde hace tres años, pero me resultará totalmente «casi placentero» eludir tal «responsabilidad». Da igual que se tienda a la derecha, que se tienda a la izquierda, hay un exceso de borrosidad informativa que te cagas. Hasta padezco a veces un periódico digital «republicano», que no traga ni a ERC ni al republicanismo español (será que no le gusta!). ¡Que tiempos, cuando en Italia se hacia muy buen periodismo! De hecho Internet me permite leer en Perú o Argentina. Y la BBC mientras el caracona Boris no lo impida.

    Y para enterarme de lo que caga OK diario o el FLC, etc. me sigue sirviendo perfectamente el facebook del «amigo» Mark.

    Responder
  • #017
    Mauricio - 10 marzo 2020 - 23:59

    En el mundo de habla hispana no resulta nada fácil que un medio consiga que una parte importante de sus lectores paguen una suscripción. El único que hasta ahora parece estar lográndolo es eldiario.es y aun en este caso resulta interesante ver que todavía obtienen más ingresos por publicidad que por cuotas de sus socios/as.

    Su último informe de cuentas merece una detenida lectura, pues muestra sus indiscutibles logros y también los desafíos que tienen por delante.

    Responder
    • Pedro Torres Asdrubal - 11 marzo 2020 - 13:18

      Eldiario.es es el único que cobra por comentar, evitando el abuso.

      La BBC prohibió los comentarios y solo ahora vuelve a permitirlos en contadas noticias.

      Recuerdo un artículo de Enrique respecto a como lidiar con trolls, y no creo que barajará la estrategia de cobrar por comentar.

      Responder
      • Enrique Dans - 11 marzo 2020 - 14:13

        No, te aseguro que jamás se me ha pasado por la imaginación, tranquilo… :-)

        Responder
        • Pedro Torres Asdrubal - 11 marzo 2020 - 14:35

          ¿Sócrates era un troll? ¿Y los cínicos?

          La madre de Schopenhauer a su hijo:
          «Durante los días que tengan lugar mis reuniones puedes quedarte a cenar conmigo, con tal de que te abstengas de tus penosas disputas, que se hacen molestas, así como todas tus quejas sobre este estúpido mundo y la miseria humana, porque todo ello me hace pasar mala noche o tener malos sueños y a mi me gusta dormir bien».

          En el fondo soy un tradicionalista…

          Responder
  • #021
    Enrique - 11 marzo 2020 - 11:00

    Curioso el ser humano.

    Llevamos 6 meses en máxima emergencia climática, basándonos en los peores e improbables escenarios, cuando realmente puede subir la temperatura 1º-1,5º en un siglo.

    Pero el coronavirus, que requiere ventilación mecánica para un 10-15% de los contagiados, y que ni de coña va a ver camas de UCI viendo las tendencias y los países vecinos, se pide tranquilidad. Y no entramos en la tasa de mortalidad del 6% ahora mismo en Italia.

    Curioso, cuanto menos.

    Responder
  • #022
    Alqvimista - 11 marzo 2020 - 12:46

    Perdón sr. Dans, pero ya que hablamos de medios de información y muros de pago, ¿conoce casos como el de Matthew Bennett? Es un periodista -inglés afincado en Málaga-independiente que vive de las donaciones de sus lectores, que no son pocos -los lectores y las donaciones-.
    Que un periodista independiente se haya ganado el respeto de miles de lectores hasta el punto de que le paguen voluntariamente no deja de ser una auténtica proeza, pienso.
    https://twitter.com/matthewbennett

    Responder
    • Enrique Dans - 11 marzo 2020 - 14:12

      Claro, lo conozco, me tomé un café con él hace algunos años, me pareció un crack, y me ha llamado un par de veces para pedirme mi opinión en algunos temas. Me alegro muchísimo de que le vaya bien…

      Responder
  • #024
    Pedro Torres Asdrubal - 11 marzo 2020 - 13:01

    Si es gratis el producto eres tu.

    ¿Qué valor tiene controlar la linea editorial de El País si solo lo leen quienes pagan? Cobrar por noticias es otro negocio.

    En todo caso, como Arabia Saudita o Erdogan en Siria, no les queda otra que reaccionar ante una realidad que ya no es suya.

    Tantas empresas que otrora fuera líderes y hoy luchan por «sobrevivir». ¿Cuantos telediarios le quedan al Corte Inglés?

    Responder
    • Gorki - 11 marzo 2020 - 14:35

      No me importa ser el producto, yo no se sacar ni un euro por mis datos, si los demás saben es que son mas listos que yo. Si a cambio de mis datos medan cosas como :
      Un magnifico buscador GOOGLE
      Unos magnificos mapas GOOGLE MAPS
      Una red social que me acerca a mis amigos y familia FACEBOOK
      Una red social que me informa de primera mano con un montón de especialistas en temas que me interesa TWITTER
      Un canal de cultura y entretinimiento inagotable YOUTUBER
      Un software y un hosting para tener un blog WORD PRESS
      Un lugar que me informa del tiempo en cualquier lugar que me interese EL TIEMPO
      Un lugar donde comprar y vender objetos de segundas mano WALLAPOP
      UN lugar donde gestionar mis inmuebles SEGUNDAMANO

      Etcetera, etcetera.

      Realmente me parece muy poco el divulgar de mi persona lo que quieran. Si tuviera que pagar port todo eso puede que no tuviera dinero para todo.

      Responder
      • Pedro Torres Asdrubal - 11 marzo 2020 - 15:13

        ¡A mi tampoco me importa querido Gorki!

        Lo pongo como ejemplo de que El País no esta logrando «sacar ni un euro por mis datos», que su modelo de negocio no funciona.

        Nunca me ha importado que reciclen mi basura… Pero si fuera famoso hay cosas que no tiraría en ella.

        Responder
  • #027
    David - 11 marzo 2020 - 15:50

    Yo llevo dos años pagando a eldiario.es y lo hago porque quiero sostener este periodismo de calidad pues no hay ningún muro de entrada para leer las noticias en este medio.

    Responder
    • Gorki - 11 marzo 2020 - 19:59

      Pues me parece muy bien. Una actitud ejemplar, pero me temo que no generalizada

      Responder
  • #029
    Manuel - 11 marzo 2020 - 18:08

    Cuando algo es demasiado bueno, bonito y barato, normalmente hay gato encerrado. La información gratis tiene unos costes evidentes para la calidad de nuestra democracia. A corto plazo no pagamos, a largo plazo tenemos un periodismo basado en generar clics que se va degradando y que se lleva con él un contrapeso muy necesario en un sistema democrático.

    La prensa tiene muchos haters, pero créanme, sin ella la cosa estaría mucho peor.

    Lo mismo se puede decir de muchos de los fenómenos que estamos viviendo en Internet. Amazon vende barato a costa de operar desde paraísos fiscales beneficiándose de que otros pagan por las carreteras, sistema sanitario y seguridad que necesita para hacer funcionar su negocio. A su manera retorcida es una empresa subsidiada por los mismos negocios a los que está destruyendo.

    Lo mismo se podría decir de Google y Facebook que se llevan una porción de la tarta publicitaria que no para de crecer y que ahoga a los medios locales utilizando al mismo tiempo sus contenidos para hacer miles de millones. No pasaría nada si compitiesen en igualdad de condiciones, pero ¿lo hacen?

    Propongo una prueba sencilla, trasládenle una queja al Defensor del Lector de El País -yo lo he hecho alguna vez- y verán que les contesta en un plazo breve. En inglés a eso le llaman accountability. Yo le llamaría también cercanía, le llamaría responsabilidad. Ahora prueben a quejarse a Google de algún resultado sesgado de los muchos que tienen. Les derivarán a un foro donde emplean a gente no pagada (a fans) para que le respondan. Ni eso pagan.

    Responder
    • Gorki - 11 marzo 2020 - 19:56

      Cualquiera puede competir con Google, hacer la araña de un buscador y guardar los resultados, está al alcance de cualquier persona medianamente preparada digitalmente.

      Igual digo de Facebook, Twitter o cualquier otra gran empresa. No son monopolios, sinmplemente son hegemónicos, lo hacen mejor que la competencia y barren.

      Redes sociales hay a montones y hacer una no es dificil, hasta Google tuvo Orkut que fue la primera y fracasó. Los buscadores Bimg y DuckDuckGo lo intentan, pero no alcanzan la calidad del buscador de Google, De tiendas online ni hablo, hasta pùedes abrir una gratis. Si cren que el problema son los impuestos que las abran en Irlanda, pero el problema no es ese, es que son peores y mas informales.

      ¿Es culpa mia si Google o Amazon lo hacen mejor que MIcrosoft y el Corte Inglés?.

      Era absurdo utilizar un buscador español como OZU y Olé para «hacer patria», pero si ellos desaparecieron del mercado, no fue por falta de dinero, sino de usuarios. Olé era de Telefónica, como Twenty y pese a tener una economía saneada no supieron sacarla adelante.

      Ya esta bien confundir lo que es un monopolio, basado en ser unico por ley, con lo que es ser hegemónico, porque asi lo han querido los clientes.

      Responder
      • Pedro Torres Asdrubal - 12 marzo 2020 - 12:00

        Los bangs de DuckDuckGo le convierten en «un buscador en buscadores».

        Hace varios años que lo tengo como predeterminado y un tercio de mis búsquedas siguen siendo en Google.

        Es un Win-Win, ganas en funcionalidad sin perder.

        Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG