Las grietas del sistema económico ante una crisis

IMAGE: CC0

Con cada vez más países del mundo sometidos a políticas de confinamiento para evitar la transmisión del coronavirus, crecen cada vez más las preocupaciones con respecto a la gestión de la crisis económica que resulta de un frenazo tan importante de la productividad. Sobre todo, preocupan los impactos de esta recesión sobre sectores de la economía incapaces de soportar un parón de ingresos de varias semanas en su actividad: negocios pequeños que van desde bares y restaurantes, hasta peluquerías y establecimientos de todo tipo. O, simplemente, las economías domésticas de muchas familias.

Los gobiernos intentan desesperadamente dictar medidas de contención: aplazar los pagos a la administración, prohibir los despidos, promover expedientes de regulación temporal de empleo, moratorias en las hipotecas… pero la evidencia es clara: estamos intentando tapar las cada vez más numerosas grietas de un modelo económico insostenible aplicando políticas de subsidios temporales, el equivalente de intentar parar una hemorragia con tiritas.

Una crisis económica mundial provocada por un fenómeno tan intrínsecamente global como una pandemia es el momento perfecto para plantearse un análisis detallado de nuestro modelo económico. Un modelo que, tras décadas de fuerte crecimiento e incrementos constantes de la productividad, ha dado sin embargo lugar a una fortísima desigualdad, que mantiene a grandes segmentos sociodemográficos de la población en una situación de intensa vulnerabilidad. Las epidemias revelan la verdadera esencia de las sociedades a las que golpean. El esquema ha sido despiadadamente claro: a medida que hemos hecho nuestro tejido productivo cada vez más eficiente, cuanto más hemos aprendido a apalancarnos en la tecnología para generar más riqueza, más desigual ha sido el reparto de la misma. En algunos países, ese desequilibrio ya ha provocado estallidos de inestabilidad social, y la tendencia es a que esas crisis se repliquen en cada vez más entornos.

En los estados con políticas más sociales, estas se han centrado en tratar de prevenir los problemas cuando estos tienen lugar: tratar de compensar con un subsidio de desempleo a la persona que lo pierde, aplazar sus cotizaciones sociales, ofrecerle préstamos con tipos de interés bajos, etc. Sin embargo, los subsidios son una solución incompleta y defectuosa, y que, sobre todo, evidencia sus carencias cuando tratamos de dimensionarla en caso de crisis económica global.

Una sociedad cada vez más desigual es una sociedad enferma e insostenible. Mientras yo me confino en una casa grande con jardín, sigo percibiendo mi sueldo íntegro y, además, puedo seguir dando mis clases o manteniendo tres o cuatro reuniones al día con cierta normalidad mientras hago la compra por internet, hay un porcentaje muy significativo de la población que se encuentra encerrada en apartamentos pequeños o compartidos, posiblemente con niños, que deja de cobrar de un día para otro porque no puede ir a trabajar, que no tiene ahorros, que no tiene ordenador en casa y que no tiene ni idea de qué diablos va a vivir el mes que viene.

¿Tiene sentido que fenómenos globales o locales como una pandemia o un desastre natural, por otro lado cada vez más frecuentes debido a la creciente desestabilización del clima provocada por la irresponsabilidad humana, tengan el efecto inmediato de sumir en la incertidumbre económica a un porcentaje significativo de la población? ¿Tiene sentido seguir intentando paliar con paquetes de medidas coyunturales y subsidios una situación que cada vez es más estructural?

La respuesta es clara: necesitamos replantearnos nuestro esquema económico para que, en una sociedad capaz de generar cada vez más riqueza, no surja la paradoja de tener cada vez más personas en riesgo de caer por debajo del umbral de la pobreza. Y la única manera razonable de hacerlo es reestructurar los sistemas basados en subsidios para hacerlos evolucionar hacia sistemas no condicionados, hacia esquemas que proporcionen a todas las personas un nivel de ingresos suficiente como para asegurar que no se sitúen por debajo de ese nivel. Tenemos que ser capaces de generar un modelo social que considere la renta básica incondicional como un derecho inalienable, como una red de seguridad que impida que, incluso en casos como un desastre natural o una crisis económica global, cunda en amplios segmentos de la población la incertidumbre sobre su futuro y viabilidad económica.

Un sistema que consiga que veamos como algo natural que todos los meses, independientemente de que lo necesitemos o no, recibamos un ingreso del estado suficiente para mantenernos por encima del nivel de la pobreza, sabiendo que en la mayor parte de los casos, al menos en los países desarrollados, la gran mayoría de la población devolverá esa renta básica – y algo más – en su pago de impuestos. La única manera de organizar una sociedad cada vez más productiva y más capaz de generar riqueza gracias a la tecnología es creando los sistemas para que nadie en ella caiga por debajo del nivel de la pobreza, pase lo que pase, sea un desastre natural o una pandemia. De repente, en los Estados Unidos se plantean la posibilidad de enviar mil dólares a cada ciudadano para evitar la crisis económica derivada del coronavirus: si habitualmente justificábamos la necesidad de enviar dinero a las personas en el largo plazo debido a avances tecnológicos que iban dejando sin trabajo a más y más personas, ahora necesitamos justificarlo también en el corto plazo, debido a la incertidumbre económica que genera una circunstancia como una pandemia.

No caigamos en trampas populistas: una renta básica incondicional es eso: renta, básica e incondicional. Si coyunturalmente enviamos dinero a los necesitados, eso no es una renta (porque no es periódica y permanente, sino temporal), no es básica (porque no permite situarse sobre el nivel de la pobreza de manera sistemática), no es incondicional (porque tienes que cumplir determinadas condiciones para recibirla), y muy posiblemente tenga otras motivaciones, como tratar de sesgar el voto hacia un candidato determinado. Se ha hecho previamente en muchos países, y ha redundado sistemáticamente en más pobreza para todos. Una renta básica incondicional funciona porque toda la sociedad lo ve como una parte del contrato social, independientemente de que muchos terminen devolviendo esa renta en forma de impuestos porque, sencillamente, no la necesitaban. Todos la reciben sin condiciones, todos pueden plantearse recurrir a ella en cualquier momento si cambian sus condiciones, y para todos actúa como red de seguridad que impide que, ante cualquier circunstancia, puedan caer bajo del nivel de la pobreza.

Los subsidios, los paquetes de medidas, las medidas populistas y otras tiritas no sirven, ni a corto ni a medio plazo. Lo que nos salvará como sociedad será el replanteamiento de nuestro sistema económico global en torno a la renta básica incondicional.


This article was also published in English on Forbes, «Cash handouts to ease coronavirus’s economic impact won’t work: the only long-term way to protect the vulnerable is unconditional basic income«


20 comentarios

  • #001
    Benjamin - 18 marzo 2020 - 12:41

    Bueno, la RBU creo que no se lo van a plantear los gobiernos a corto plazo. Ahora buscarán cabezas de turco, evitar responsabilidades y hablar mucho de tener más UCIs.

    Dicho eso, tienes toda la razón: las desigualdades se van a acentuar muchísimo. En España tenemos además la paradoja de un problema de vivienda que millones de casas vacías por todo el territorio y una electricidad que se encuentra entre las más caras del continente en términos absolutos y relativos.

    Sinceramente vemos que el sector primario (minería, agricultura, etc.) apenas se ha visto afectado, es un valor seguro. Espero que más gente vea que el campo sigue siendo un fuente segura de ingresos.

    El otro sector bastante tranquilo es el tuyo y el mío: IT. Soy responsable de IT en mi empresa y desde hace años tenemos metodologías implementadas con VPN abiertas (no cortamos nada), Office365 y portátiles para todos para trabajar en remoto.

    Los sectores afectados son el secundario (industria cuya supply chain se ha ido al guano y autónomos que no pueden salir) y el terciario presencial (restauración, turismo, pymes…)

    Lo que espero de España es una reflexión profunda sobre el modelo presencial de las cosas, reforzar los servicios online, herramientas como Slack/Teams para coordinar tareas y equipos.
    También deberíamos ver como asegurar nuestras supply-chains y diversificar o invertir en vecinos más cercanos como Marruecos o Argelia o Teruel en vez de traer desde la otra punta del mundo esas piezas de plástico.

    Lo otro que espero es que esto no de alas a los populismos extremos, sean del color que sean.

    Responder
  • #002
    Gorki - 18 marzo 2020 - 13:12

    Siempre he sido firmemente partidario de las RBU, por considerar que es la unica subvención que no encierra en el gueto de la pobreza a quien lo recibe, pero nunca he sido capaz de saber de donde podría saldrí el dinero para pagarla.

    Estando como esta condenado a muerte el actual sistema de pensiones, someterlo a mas presion en este momento, no parece lo mas adecuado.

    Responder
    • Juan T. - 18 marzo 2020 - 13:49

      Cuando hay una necesidad imperiosa se saca el dinero de donde está, impuesto a las grandes corporaciones, a los robots cuando se generalice la automatizacion, y a las malas, bajarte la pension si tienes la maxima para pagar las minimas de subsistencia.

      Si , ya se que no es justo para el que ha cotizado , pero es que es mejor pagar a alguien 500 euros que ademas puede prestar un servicio social, que no pagar 2000 euros por tenerle en la carcel, improductivo.

      Responder
  • #004
    Víctor - 18 marzo 2020 - 13:15

    Sobre la renta básica universal, ¿tienes estimaciones de cómo sería en España? Cantidad percibida, impacto en impuestos y esas cosas. Gracias!!

    Responder
  • #006
    Juan T. - 18 marzo 2020 - 13:37

    La RBU va a funcionar , no por que no tenga problemas de aplicación, que los tiene como se ha demostrado en varias iniciativas que ha habido a modo experimental, si no por que no hay alternativa.

    Ahora las crisis se amontonan, cuando no hemos salido de la recesión anterior, o hemos salido con un empobrecimiento general de las clases medias, tenemos esto, y las que vengan, en un entorno encima de deuda insostenible de los estados, sin hablar del cambio climático, o del inminente paro tecnológico.

    Pero lo que mas me convence es que los milmillonarios , que son los que mas la van a sufragar, y se les supone bien informados..¡estan de acuerdo¡¡

    Y es que , es mejor que pierdan la mitad de lo que tienen, que todo , si hay una revolución a la antigua.

    Ahora bien, entiendo que habrá que poner claros controles de su uso, como que se utilice realmente para recursos básicos de subsistencia, y no para comprar las ultimas Nike , y luego robar para comer…o prestar algún tipo de servicio social en sectores deficitarios o para servicios comunitarios para los que no hay presupuesto de la administración.

    Responder
    • Gorki - 18 marzo 2020 - 15:44

      Ahora bien, entiendo que habrá que poner claros controles de su uso, como que se utilice realmente para recursos básicos de subsistencia, y no para comprar las ultimas Nike , y luego robar para comer…o prestar algún tipo de servicio social en sectores deficitarios o para servicios comunitarios para los que no hay presupuesto de la administración.

      Tal como lo entiendo. La RBU es absolutamente incondicional. Como si te la quieres gastar en vinos.

      Ahora eso si no pidas a la administracion que te subvenciones absolutamente nada mas, ni la luz, ni la sanidad, ni la enseñanza, ni …

      Se te asegura un mínimo para subsistir y si lo gastas en unas NIke, allá tu.

      Responder
  • #008
    Xaquín - 18 marzo 2020 - 20:29

    Va de copiar y pegar frases del dueño del patio : «una sociedad cada vez mas desigual es una sociedad enferma e insostenible»… y luego ya me repito, volviendo a decir que ese tipo de voces se oían perfectamente en el Imperio Romano, avisando a sus emperadores, pero estes como «se chovera»…

    Del resto ya paso, porque se centra en la dichosa RUB como medida estrella… como mucho me quedo con ese consejo de autor(idad) : que no se use para comprar una zapatilla XXXX… pero ahí ya nos damos otra vez de bruces con un concepto llamado educación. Así que…

    De nada vale una RUB (ni leyes de ningún tipo), sin la educación necesaria para organizar «las causas y los efectos» del modo más científico posible. Y desde luego (para algunos) una buena educación no cohabita con mercados libres ni peroratas teóricas liberarles de tres al cuarto, esas que podían valer (?), como mucho, para sociedades postindustriales de baja tecnología.

    Lo mismo que la propiedad privada, manejable, aunque discutible, en un planeta «por descubrir», ya no tiene sitio en un planeta insostenible.

    Desde hace tiempo un virus consumista recorre el ecosistema terrestre, y es de tal categoría, que está dejando al «fantasma marxista» en auténtica ropa interior.

    Responder
  • #009
    Nacho Blanco - 19 marzo 2020 - 00:11

    Sí no me equivoco, hay países en los que funciona la renta básica universal. Creo que en Arabia hay alguno para sus locales y Siria la tenía también. ¿Sabéis si funciona bien?

    Responder
  • #010
    TM - 19 marzo 2020 - 09:10

    Hola,
    Enrique, ¿podrías indicar la fuente que utilizas para dar el dato de que el mundo es cada vez más desigual?
    Diría que en las últimas décadas han salido muchos millones de personas de la pobreza extrema, sobre todo en países en desarrollo (e.g. China).
    Gracias

    Responder
    • TM - 19 marzo 2020 - 09:23

      Ya que no está calculado el Indice de Gini global, podemos usar estos datos de la Worl Inequality Database. Si lo tomamos como fuente fiable, indica que el 50% más pobre accede a 2 puntos % más de la riqueza total que en el año 80. Pasa de 7,9% de l riqueza total al 9,7%. No digo que sea la situación sea ideal, pero tampoco podemos decir que el mundo se hace cada vez más desigual.
      Con este tipo de mensajes es con los que se ha llegado a una crisis social en Chile, mientras los indicadores arrojaban datos de mejora en términos de renta per capita e indice de Gini.
      Gracias

      Responder
      • Enrique Dans - 19 marzo 2020 - 11:36

        ¿Para qué pongo yo enlaces en las entradas? Lo que digo está refrendado por los correspondientes artículos, lo único que tienes que hacer es pinchar en ellos y leerlos…

        Responder
        • TM - 19 marzo 2020 - 14:07

          Tu enlace habla de periodos muy concreto y de «cuantos multimillonario poseen la misma riqueza que el 50% mas pobre» (un dato que parece más seleccionado para apoyar un argunmento que para dar una vision real). Me imagino que estaras de acuerdo en que el indice que te he dado en mi comentario es mas representativo de la evolucion de la desigualdad en el mundo. No me has dicho que opinas de ese dato!
          Es cierto que siempre nos podemos agarrar al dato que nos interesa. Pero, de verdad, crees que el mundo es mas desigual desde el revolucion digital y la expansion de la globalizacion? Repito, teniendo en cuenta los millones y millones de asiaticos que han salido de la extrema pobreza?

          Responder
  • #014
    Lucas - 19 marzo 2020 - 10:03

    Vivimos infinitamente mejor que la gente hace 100 años. Es increible la cantidad de gente que ha salido de la pobreza.
    La RBU es tirar el dinero. Si la gente no tiene incentivos se dedicarán a vivir la vida. Más que renta, yo garantizaría alimentos mínimos, electrícidad mínima, sanidad mínima. Pero resulta que eso, en España, en cierta medida, ya existe! Hay una gran red asistencial que provee de alimentos y casa a gente con necesidades extremas.
    Habrá que perfeccionarlo, pero en España nadie se muere de hambre.

    Responder
    • Enrique - 19 marzo 2020 - 11:35

      En España hace por lo menos 50 años que no hay pobres, así de simple.

      El problema es que nos empeñamos en utilizar índices inventados en lugar de datos mucho más sencillos y probatorios: en toda casa que haya un «SmartPhone» o una «SmartTV» no hay pobreza.

      Responder
      • Garepubaro - 19 marzo 2020 - 13:36

        Por haber no es nada raro, al contrario, ver a rumanos mendigos ni a los que vienen en patera con su movil, su portatil que todos lo traen y avisan por Facebook a sus familias en Africa «que llegaron bien» … el problema es la gente que NO SE ENTERA, ni se quiere enterar que el Sustento Basico lo han convertido los mercaderes y liberales a su interes, en cosa para ricos y magnates … efectivamente para una familia casa hipoteca o alquiler, trasporte, agua y luz, vestimenta y comida, sanidad y educacion, miles de euros al mes que se tienen que esforzar por traer los dos cabezas de familia con suerte, asi que no se forman ya muchas familias con hijos en España, no llega … eso si para el movil y la playstation si llega ya que es el cebo baratito

        Responder
    • Enrique Dans - 19 marzo 2020 - 11:40

      Uno: no es malo vivir la vida. Desaprende, por favor. Si las máquinas producen lo que necesitamos, ¿qué pasa? ¿Hay que trabajar por decreto, para que no nos mires mal? ¿Tirar el dinero? ¿Eres de los que opinan que hay que inventarse trabajos, aunque sean inútiles, para que las personas no estén ociosas y no las mires mal? ¿Asegurar que la gente no vive por debajo del nivel de la pobreza es «tirar el dinero»?

      Dos: que en España nadie se muera de hambre no quiere decir que haya un reparto absurdo e insostenible de la riqueza. Hace mucho que «morirse de hambre» dejó de ser un indicador válido, salvo para los que tienen mucho y pretenden que los pobres no se quejen «porque antes se morían de hambre y ahora no».

      Tres: ¿por qué, ante una miríada de estudios que afirman claramente que la desigualdad ha crecido, te consideras autorizado a llegar y, sin más pruebas que tus propios sesgos, afirmar que algo es «tirar el dinero» o que las conclusiones de todos esos estudios son falsas? ¿No te has planteado que a lo mejor sería interesante ser algo más prudente e informarse mejor antes de exponer una opinión radical?

      Responder
    • CRIVOTE - 19 marzo 2020 - 20:21

      En España, a 100 metros de mi casa en el centro de Málaga, hay gente esperando todas las noches a las 10pm a que tiren la comida caducada del super de barrio para recogerla del contenedor de basura. Si es cierto que no hablamos de supervivencia física, es injustificable que con los niveles de abundacia que manejan las sociedades avanzadas (incluso en mitad de una crisis como la de ahora) esta sea la distribución óptima de los recursos.

      Responder
  • #019
    Asier - 19 marzo 2020 - 13:31

    Incluso la RBU es un parche: no veo de qué manera acaba con la desigualdad o evita problemas como una inflación desbocada a medio plazo.

    El propio sistema monetario necesita una reforma. Atentos a cómo sale el bitcoin de ésta.

    Responder
  • #020
    Jon - 20 marzo 2020 - 21:16

    Yo estoy muy de acuerdo con la propuesta. Creo que si algo bueno va a tener esto es que espero que nos haga reflexionar es que las fronteras no sirven para nada, o colaboramos entre todos o nos hundimos si no es con esta con la siguiente o con el cambio climático. Tenemos que buscar formas de poder vivir todos bien, la tarta da para todos. Además creo que valoráremos la sanidad pública y otra serie de ayudas que ayuden a la recuperación, sin ellas nos hundiremos todos., creo que el problema no es pagar más o menos impuestos sino que se usen bien. Finalmente a nivel profesional se ha puesto en valor todo nuestro trabajo de los tres últimos años para permitir el telé trabajo y espero que pasemos del presentismo a trabajar por objetivos. Yo llevo semana y media trabajando desde casa y creo que con buenos resultados, lo único malo es que el Office 365 cada mañana tarda más en conectar y que mis 600 Mb cada día son menos, pero de momento ambas cosas salvables, ayuda que trabajo en un ambiente en que en casa o en la oficina mi herramienta es Teams, con reuniones con Brasil. Mexico, USA, UK y España

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG