Trabajo, evolución y sentido común

IMAGE: Lothar Schaack - Deutsches Bundesarchiv (CC BY SA)

Los trabajadores de Inditex consiguen, tras varios años de reivindicaciones, poder salir los viernes a las tres de la tarde, elegir entre dos posibles horarios, de 9 a 18:30, o de 9:30 a 19:00, y tener disponibles más opciones de transporte. Y lo que para los trabajadores de la multinacional gallega supone un hito aparentemente histórico, contrasta con las tendencias cada vez más definidas de flexibilización de las jornadas laborales como forma de incrementar la productividad, los resultados y la satisfacción de las personas.

Compañías como Microsoft, por ejemplo, han ido bastante más allá, y han podido comprobar que dar un día libre adicional completo a sus trabajadores en forma de una semana de cuatro días y un fin de semana ocioso de tres genera una productividad muy superior, mayor satisfacción, y menores costes en electricidad o en papel. Ser más productivo trabajando menos, una consecuencia sin duda muy interesante.

La compañía de Seattle está lejos de ser la única que está alcanzando este tipo de conclusiones. En muchos casos, la reducción de la semana de trabajo para hacerse de cuatro días y manteniendo la misma remuneración se plantea como una consecuencia de la cada vez mayor productividad de los robots, en otros como una necesidad para poder reducir las emisiones de cara a políticas medioambientales, y en otros, simplemente como una medida de reducción del estrés. De una u otra manera, incluso líderes empresariales que abogaban por la famosa filosofía del «996», desde las 9AM hasta las 9PM durante seis días a la semana, como el el chino Jack Ma, especulan ahora con la posibilidad de que, en breve, trabajemos únicamente doce horas semanales. La idea de trabajar menos para trabajar mejor y para, entre otros objetivos, salvar el planeta está tomando cada vez más cuerpo de realidad en más compañías.

A la idea de trabajar menos se une. además, otra tendencia: la de trabajar desde casa. Apoyada cada vez más por tecnologías de conectividad permanente y ancho de banda elevado como 5G, la idea de trabajar en grupos distribuidos, independientemente de la localización de las personas se está convirtiendo en una idea cada vez más probada y ensayada, susceptible de servir para favorecer políticas de atracción y retención de talento, como forma de reducir el impacto en estrés y en descenso de productividad de los desplazamientos de casa al trabajo, y para ayudar a los trabajadores a definir y adaptarse mejor a las jornadas de trabajo. La nueva teoría es que si necesitas ponerte el despertador para definir cuando trabajas, es que hay algo que estás haciendo mal, porque tus ritmos biológicos no están adecuadamente ajustados con los de tu trabajo, y eso disminuye tu productividad potencial. Posibilitar que las personas trabajen total o parcialmente desde sus casas es, indudablemente, otra de las políticas que posibilitará una productividad mayor, mejores niveles de satisfacción, y unos niveles menores de emisiones contaminantes.

Que la relación de las personas con su trabajo va a cambiar en el futuro es algo que duda cada vez menos gente. ¿Por qué diablos mantenemos políticas impuestas durante la revolución industrial, cuando el tipo de trabajos que desempeñábamos eran sensiblemente distintos y dependían, por ejemplo, de la disponibilidad de una máquina determinada o de la necesidad de coordinarse en persona? ¿Qué papel tiene el hacer que tus empleados entren a las nueve de la mañana y salgan a las cinco, o que mantengan su culo pegado al asiento hasta después de que te hayas ido tú? ¿Por qué forzar a alguien a meterse en un atasco y a trabajar en un entorno determinado cuando en muchos casos podría hacerlo cómodamente en zapatillas en su casa? ¿De verdad te parece que eso genera algún tipo de efecto positivo? Cuando la tecnología posibilita el trabajo eficiente desde cualquier sitio, mantener hábitos trasnochados simplemente «porque siempre lo hemos hecho así» no es más que una estupidez sin sentido. Hay alternativas. Y muchas de ellas pueden ser no solo una buena idea, sino una manera de contribuir a mejorar muchas cosas.


This article was also published in English on Forbes, «Why are so many of us still working as though this were the last century?«


13 comentarios

  • #001
    Garepubaro - 6 noviembre 2019 - 09:50

    Si de aqui a nada se va a fabricar todo asi y desaparece todas las fabricas manuales en ropa, calzado, electronica que van quedando, se fabrica por unos centimos de euros se intenta vender por cientos. minuto 3.00 … https://youtu.be/HE5EV9igx_o?t=182 … a Inditex que se basa en 500 mil trabajadores en Banglades, China que se les paga poco, pues le queda poco tambien

    Responder
  • #002
    Gorki - 6 noviembre 2019 - 10:06

    Evidentemente uno de los efectos de la mayor productividad, es la reducción del horario laboral. SI se obtiene la misma producción, ¿para que quedarse en la oficina calentando silla?.

    Esto ha venido pasando desde hace muchos años, Mi padre trabajaba el sábado por la tarde y no sabía lo que era un «puente», Yo ya nunca he trabajado en sábado. Lo lógico es que mis hijos lleguen a no trabajar en viernes, o que se trabajen cinco días, pero media jornada.

    Responder
    • Enrique - 6 noviembre 2019 - 13:42

      No sólo la productividad, conozco muchas empresas medianas que están teniendo problemas de retención de personal porque ni pagan bien ni ofrecen flexibilidad. Si quieres competir al menos haz una de las dos.

      Responder
  • #004
    Javier Abascal - 6 noviembre 2019 - 10:53

    Está claro que existen varias realidades yuxtapuestas en nuestra Sociedad,

    Por un lado tenemos la realidad de Enrique en la que estos hechos no se explicitan:

    a) Jornadas no pagadas más allá de un contrato reducido
    b) Fraude en las firmas de entrada y salida, reflejando lo que la empresa quiere
    c) Explotación de los sectores profesionales con jornadas «de sol a sol»
    d) Trabajadores autónomos con un único empresario (p.ej. riders)
    e) Despido objetivo por enfermedad continuidad. Recordemos el caso del constitucional: 9 días de baja en 2 meses es causa objetiva de despido
    f) Contratos por obra, con merma de derechos
    g) Salida masiva de jovenes fuera de España, para encontrar un trabajo que aquí no existe.

    Lo dicho Enrique que cuando hacemos para irnos a vivir en ese país que nos citas como flexible, lejos de las cifras de desempleo del mío, ese país en el que no hay explotación, ni existe un mundo paralelo al estilo «Matrix» en el que vives en una Torre de Marfil, donde lo feo no se publicita y solo se alaba la belleza y uhhhh! vamos a luchar contra la Emergencia Climática, yupi!

    Como decía Xaquin ayer:

    Este modelo ¿para quién es exitoso?

    Responder
  • #005
    Xaquín - 6 noviembre 2019 - 17:10

    Ligando sentido común con el trabajo bíblico y la evolución, … un apunte.

    No se trabaja la tierra, como se tiene que trabajar manufacturando y, desde luego, tampoco ya con alta tecnología de por medio.

    Pero el conociemiento que dio la manzana de Eva, no ha redundado de igual manera en beneficios para los llamados empresarios, que para las llamadas, por algún sociopijo, fuerzas del trabajo.

    Así que algunos consideramos que falta algo de «sentido común» (otros le llaman justicia) en las relaciones laborales.

    Por eso digo que la evolución del trabajo sigue teniendo demasiado de bíblico. Y también digo que los descendientes de Adán y Eva (versión bíblica) no evolucionaron tampoco en demasía , respeto del llamado sentido común.

    Hay demasiado trabajador que solo espera el momento de sentirse oculto a la mirada divina, para rascarse la barriga, o en el «peor» de los casos, algo más sexual. Ver como los sindicatos se convirtieron en una especie de agencias de servicios, indica claramente que una cosa es reivindicar mejoras en el trabajo y otra diferente es buscar una contibución que mejore esa condiciones de trabajo. Hay mucho trabajador y mucho empresario que coinciden en mantener la productividad empresarial con unas miras tan cortas socialmente hablando (ese, hablando de las mayorías «silenciosas»), que aspectos como la emergencia climática no sean responsabilidad exclusiva de las empresas de lmundo unidas, que en eso también tienen mucha responsabilidad esa «unión» de trabajadores del mundo.Esos tarbajadores que hacen su trabajo bajo mínimos, aduciendo que no va con ellos la falta de productividad social. que la de ellos no es la guerra de las empresas por mejorar la situación de la mayoría de seres humanos. Y de otros que no son seres humanos. Y para más inri practican un consumismo desaforado fuera de las horas de trabajo. Y en eso precisamente no están solos, que también se unen muchos empresarios en tan arriesgada tarea.

    Parece anedóctico, pero ni me olvido de Hunosa, ni me puedo ya olvidar a partir de ahora, del caso de los trabajadores subcontratados de Barreras, en turno de noche y hace poco. No hay como una inspección inesperada para pillar al personal rascándose lo que tenga más a mano, y que no sea el instrumental preciso para realizar su tarea

    Como siempre me pasé, pero solo quería decir que la evolución real del trabajo en empresas, privadas o públicas, no está ni mucho menos en horarios ni en diversas dádivas económicas.

    Responder
    • Paco - 7 noviembre 2019 - 11:03

      Hablas de los trabajadores subcontratados de Barreras, pero no mencionas nada sobre el control que ejerce sobre la productividad y los responsables de turno una empresa de estructura multimillonaria que gestiona contratos multimillonarios. ¿No existe un plan de trabajo?¿No hay un jefe de producción? ¿Nadie revisa los partes de trabajo y que se ejecuten correctamente? Con jefes así, normal que los empleados duerman.

      Otra cosa, también se dan situaciones en las que por falta de material es imposible ejecutar el trabajo: cuántas veces se ven cuadrillas de obreros a pie de carretera haciendo tiempo (alguno pensará que son vagos), porque el camión con el material llega con horas de retraso y no queda otra que esperar.

      Teletrabajo sí, reducción de horas también, pero si no existe una adecuada planificación y control de productividad en la empresa no sirve de nada.

      Responder
  • #007
    Javier Vega - 6 noviembre 2019 - 17:28

    En mi empresa tienen un sistema que aunque llegues antes, aparece como hora de entrada lo que quiere la empresa, y como hora de salida exactamente igual. Esa herramienta está hecha por una multinacional española (muy grande del IBEX35) que consiente el fraude. Pero soy un privilegiado para los sindicatos porque estoy fuera de convenio, y los sindicatos dicen que como hemos firmado eso, no pueden hacer nada, salvo que des un paso al frente y denuncie. Ya sabemos cual es el siguiente paso si lo hago

    Mi novia ha encontrado trabajo en la hostelería, con un contrato a media jornada. Al entrar, despidieron a dos personas que tenían lo mismo pero estaban cansados de hacer más horas. Él hace las horas que le piden… hasta que se canse y entonces finiquito claro

    Mi hermano pequeño estaba de Rider, falso autónomo claro. Durante el año que terminaba los estudios. Cuando terminó aprovecho las prácticas fuera de España, y le ofrecieron un trabajo normal en Europa.

    Creo que la realidad mostrada de Inditex va muy en contra de la que yo conozco. El problema de la productividad,es que si aumenta mucho, entonces no te vas a ir antes, te van a amortizar y punto. Cuando escuchas a tus «mayores» (managers) lo tienen claro literal: «esto no es una ONG, hay que reducir los costes directos»

    Responder
  • #008
    Javier Abascal - 6 noviembre 2019 - 17:43

    Quería añadir al post que envíe esta mañana una frase que oí a Monedero sobre el trabajo, y que creo que no le falta razón

    Decía algo así «en la URSS la gente hacía como que trabaja, mientras el Estado hacía que te pagaba»

    Creo que la frase es lo suficientemente buena, para evidenciar que cuando no hay competencia, respeto entre empleador y empleado, en todos los órdenes, la productiva merma, el vecino te adelanta, y al final el sistema colapsa.

    Responder
  • #010
    Daniel Terán - 6 noviembre 2019 - 20:02

    Yo abogo por la jornada de seis horas, todo del tirón.

    Responder
  • #011
    Ignacio - 7 noviembre 2019 - 09:07

    Buenos días,

    El problema es la productividad de las actividades que se desarrollan en España (construcción y turismo), con el tiempo se irán viendo más diferencias en horarios con economías más productivas.

    Y si la productividad no mejora, lo de menos será el teletrabajo, ya hay economistas que vaticinan caída en la esperanza de vida por no poder pagar los tratamientos más avanzados y esto a pesar de tener unos profesionales médicos y una sanidad que es la envidia del mundo, pero en término de medios están ya al límite.

    Dios dirá como evoluciona todo, pero tiene mala pinta.

    Un saludo.

    Responder
  • #012
    Michel Henric-Coll - 7 noviembre 2019 - 14:12

    «Que la relación de las personas con su trabajo va a cambiar en el futuro es algo que duda cada vez menos gente. »

    Son ya muchas las empresas que han adoptado sistemas no tayloristas, y no solo triunfan, sino que se han convertido en líderes de su sector.

    Para comprenderlo, se puede leer: «Freedom, Inc..» de Isaac Getz, y «Reinventing Organizations,» de Frédéric Laloux.

    «¿Por qué diablos mantenemos políticas impuestas durante la revolución industrial, cuando el tipo de trabajos que desempeñábamos eran sensiblemente distintos».
    Es es una parte pequeña del motivo de cambio de management, más importante aún son los cambios en los niveles de formación, educación y cultura de la gente, así como la evolución de los cambios económicos y sociales. Lo que el trabajador ha conseguido como ciudadano, lo quiere también cuando trabaja.

    Podéis ver un interesante video aquí: https://youtu.be/5zmacJ1Pt28

    Responder
  • #013
    Carolina Eslava - 15 noviembre 2019 - 04:16

    Enrique, siempre interesantes perspectivas.

    Mi preocupación siempre ha sido que, cuando hablamos del trabajo, solemos hablar del trabajo en oficinas. ¿Qué pasa con las fábricas? ¿dónde estarán los modelos para las/los trabajadores que tienen turnos de un trabajo mecánico como poner las manijas en un chasis de automóvil? Aquí lo difícil es que, si ese trabajo se mecaniza o se hace con robots…¿dónde habrá trabajo para las personas con menor preparación o altamente especializadas -en manufactura?

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG