Apple y la transición de producto a servicio: ¿hasta dónde?

IMAGE: Alex - Pexels (CC0)

Tim Cook hace algunos comentarios durante una entrevista que permiten entrever la posibilidad de un servicio de suscripción para sus smartphones, en lo que representaría un paso fundamental en la transición de producto a servicio, una interesante fuente de pagos recurrentes para la compañía, y una nueva manera de entender nuestra relación con el hardware en mercados de electrónica de consumo.

La idea es tan sencilla como lógica: ofrecer a los usuarios disponer de un iPhone a cambio de un pago mensual, dispositivo que es intercambiado por uno nuevo cuando el usuario lo estima oportuno, generalmente cuando un nuevo modelo es lanzado al mercado. Un sistema así, que de hecho ya funciona en un mercado corporativo en el que muchas compañías adquieren, por ejemplo, sus ordenadores mediante modelos de leasing, podría, en caso de convertirse en popular, posibilitar una homogeneidad mucho mayor del parque instalado y, sobre todo, facilitar las labores de reciclado y reutilización de materiales en la cadena de suministro por parte de la compañía, que podría capitalizar esos esfuerzos como parte de su programa de iniciativas amigables con el medio ambiente.

Para el usuario, la posibilidad, unida a algún tipo de seguro que proteja su dispositivo, podría representar una manera de mantener su smartphone permanentemente actualizado, o incluso una cierta prioridad a la hora de hacerse con los nuevos dispositivos en el momento en que son lanzados al mercado. Simplemente un mensaje del tipo «pásate por una tienda Apple para intercambiar tu dispositivo» tras la presentación de un nuevo producto podría representar una propuesta de valor muy interesante, y ser susceptible además de generar una mayor fidelidad a la marca. Si unimos a esta propuesta de servicios el fuerte énfasis en la protección de la privacidad que la compañía ha convertido en bandera, el resultado en términos de preferencia de determinados segmentos de clientes puede ser bastante interesante.

Actualmente, la marca ya dispone de planes que permiten pagar por un dispositivo a lo largo de dos años, o bien intercambiarlo por un modelo nuevo al cabo de un año, siguiendo la demencial dinámica de lanzamiento de una nueva versión del producto cada año. La idea de plantearlo como servicio puro supondría simplemente una continuación de este modelo, con algunos cambios que permitan que la propuesta tenga sentido económico para ambas partes. Como tendencia, la orientación de Apple hacia servicios lleva ya bastante tiempo convirtiéndose en una realidad palpable que la ha llevado ya no solo a comercializar apps, seguros, almacenamiento, servicios de pago o música, sino ya contenidos como juegos, series, películas o programas de televisión. Los últimos resultados de la compañía muestran, una vez más, un pequeño declive de los ingresos que percibe por su producto estrella y base de su cuenta de resultados, el iPhone, y un incremento significativo de la categoría de servicios.

La transición de producto a servicio en cada vez más aspectos de nuestro consumo nos lleva a un modelo en el que cada vez tenemos acceso a más cosas, desde contenidos hasta dispositivos, pero nada, en realidad, es realmente nuestro. No compramos películas, sino que pagamos una cuota de suscripción a un servicio que nos permite acceder a ellas cuando queremos. En muchos sentidos, y sobre todo cuando hablamos de objetos físicos, un modelo así puede ser visto como más eficiente y amenazar con relegar la posesión de las cosas a una visión obsoleta y sin sentido: hace ya mucho tiempo que muchos aplican ya ese modelo a bienes de consumo duradero como automóviles, optando por el leasing en lugar de la adquisición, una idea que podría tener sentido si la planteamos para un dispositivo como el smartphone que, en realidad, pinta muy poco tras la adquisición de uno nuevo, y que suele terminar metido en un cajón.

Cuando hablamos de un objeto del que sabemos que no vamos a prescindir en ningún caso, comprar para reemplazar y seguir pagando una cuota, en lugar de comprar para dejar después el objeto abandonado en un cajón es una propuesta que puede sonar razonable si el análisis de las matemáticas implicadas también lo es. Sin embargo, no son pocos los que se mantienen apegados a la concepción ancestral de la posesión de un objeto, o que pueden ver este tipo de modelos como una forma de evitar que aprovechemos más tiempo dispositivos que, en muchos casos, siguen estando completamente operativos un año después de su adquisición.

¿Pasarán nuestros smartphones a ser algo que en realidad no poseemos como tales, sino que alquilamos temporalmente a una compañía por una cuota mensual hasta que nos los intercambia por el siguiente modelo? Si fuese así, y en una era de tarifas planas de datos, ¿no tendría sentido incluso que fuese la misma compañía la que se encarga de que ese dispositivo que nos alquila viniese ya con conexión, en lo que supondría una reversión total del modelo de hace años en el que eran las empresas de telefonía las que subsidiaban los terminales?

El mundo da muchas vueltas.


This article was also published in English on Forbes, «Just how far is Apple prepared to go in its transformation from product manufacturer to service supplier?«


13 comentarios

  • #001
    Gorki - 2 noviembre 2019 - 17:00

    Es el truco del almendruco. Como tengo mucho metálico y ahora los intereses son de mierda, te vendo los teléfonos en 24 plazos y te cargo un modesto interés de un 15% de préstamos al consumo.

    En dos años no saco absolutamente ningún nuevo modelo, pues no voy a ser tan idiota de que me devuelvan los teléfonos con tan solo haber pagado 12 meses y a los dos años, saco un nuevo modelo, tan solo si y solo si, la competencia, por ejemplo Hawei, ha sacado algo que ha hecho que mi modelo se quedara obsoleto, por ejemplo la doble pantalla o el 5G, o cualquier otra tonterías parecida, porque si puedo aguantar el modelo mas tiempo, sigo cobrando plazos de algo que ya tengo vendido, Ya no es ganar el 15%, es ganar «la berza», porque el capital ya lo he recuperado.

    Por otra parte nada de ser originales, eso era antes con Jobs, basta espiar a Hawei y sacar lo mismo que ellos, pero con un manzana mordida,. ¡Que inventen ellos que decían los españoles!.

    Y mientras tanto los famboys paga que te paga.

    ¿Hay alguien mas listo? – Lo ves Jobs como yo te daba diez vueltas, aunque tu fueras mas mediático, yo soy mas listo.

  • #002
    Adrián Gutiérrez - 2 noviembre 2019 - 19:09

    ¡Muy buen artículo Enrique!

    Sinceramente no se si eso funcionaría, o al menos a mi no me convence… Prefiero tener mi teléfono por el que pago una vez y cuidarlo bien, teniéndolo cuantos más años mejor.
    También es cierto que, actualmente, mucha gente y, allá ellos compran los modelos uno tras otro aunque las diferencias sean mínimas y utilicen un 10% del potencial de estos.

    Pero ya sabéis como es esto, si se hace una buena estrategia de marketing, la gente terminará creyendo que necesita estos servicios y los comprará.

  • #003
    Angel - 2 noviembre 2019 - 20:07

    El mercado está saturado y Apple vende menos iPhone, es lógico que piense en venderlo de otras formas.
    Sospecho que con una suscripción, la gente que no puede acceder a un iPhone por su precio, podría llegar a tenerlo. Bingo, las ventas suben!.
    Ahora, que está forma de venta luego se extrapole a todos los fabricantes como algo ubicuo, no se.

  • #004
    Gorki - 2 noviembre 2019 - 21:00

    Durante años y años, un chisme negro como una cucaracha estuvo clavado en el pasillo de la casa de mis padres y no era de mis padre,s era de la Telefónica, Durante años y años pagaron en el recibo del teléfono por el»alquiler» de un aparato que era propiedad de Telefónica, el teléfono negro del pasillo.

    ¿Volveremos a los «gloriosos» tiempos de Solana, pero de la mano de Tim Cook? – Se hace difícil de creer, pero después de asistir al resurgir del Nazismo en Dresden, se pùede creer posible que ocurra cualquier cosa.

    https://www.elmundo.es/internacional/2019/11/02/5dbdba6221efa0385b8b463d.html

    • Enrique Dans - 2 noviembre 2019 - 23:27

      Es un buen paralelismo. La cosa es que Telefonica te alquilaba sus aparatos en un entorno en el que no había ningún progreso tecnológico – los terminales eran prácticamente idénticos un año y el siguiente – y podía mantener ese sistema, obviamente muy rentable, gracias a que era un monopolio y a que si pretendías conectar un aparato diferente, teóricamente no funcionaba. Cuando se empezó a saber que se podía conectar cualquier cosa y empezamos a tener disponibilidad de terminales baratos, a Telefonica se le acabó aquel chollo, y la gente dejó de pagar por el alquiler de terminales. En el caso de Apple, el tema es muy distinto, porque los usuarios se mueren de ganas de tener la última versión de cada terminal, cuando lo tienen meten en un cajón el anterior o lo malvenden, y por tanto, el incentivo para el modelo es potencialmente mucho más elevado. Yo creo que si hacen bien la matemática, puede funcionar.

  • #006
    Enrique - 3 noviembre 2019 - 08:01

    Cual es la definición de valor en un terminal? Tener el último permanentemente actualizado o tener uno en propiedad hasta el final de vida util?

    Cada persona necesita una solución, y la generalización sólo es buena para Apple. Porque si mete financiación yo creo que ellos son los que fundamentalmente ganan. Las matemáticas son claras para Apple pero no veo una matemáticas claras para los usuarios.

    Apple consigue colocar masivamente las nuevas versiones. Pero qué valor incremental ofrecen las nuevas versiones para los usuarios? La mayoría muy poco. Sin embargo este nuevo servicio nos enganche a una especie de tarjeta de crédito usada permanentemente. Para mi es una señal de que a Apple se les han agotado las invenciones rompedoras y recurren a artilugios financieros para seguir ganando dinero. Además Apple con la pila de cash que tiene lo pone en mejor rentabilidad, invirtiendo en su propio negocio, más que dejando el dinero en bancos o comprando bonos.

    Para quien quiera profundizar recomiendo leer el libro de Rana Foorhar «Makers y Takers». Apple fue con Jobs un «maker», y con Tim Cook es un «taker»

  • #007
    Jose Miguel - 3 noviembre 2019 - 08:06

    Conmigo que no cuenten. Ni Apple ni ningún «as a service». Como dice Gorki es el truco del Almendruco.
    El «as a service» es la estafa del siglo XXI.

  • #008
    David - 3 noviembre 2019 - 10:05

    ¿Y qué pasa con los costes medioambientales? Por mucho que lo envuelvan en verde y reciclen muchas partes del producto, lo cierto es que mantener el iPhone en uso un año más por el mismo propietario será infinitamente más ecológico que sustituirlo por uno nuevo. Incluso si el móvil retirado fuera reacondicionado y puesto de nuevo a la venta, todo el proceso de transporte, revisión y reempaquetado implicaría una importante huella de carbono.

    • Gorki - 3 noviembre 2019 - 11:16

      Lo medioambiental es lo que hago yo y otros muchos, que mantenemos un aparto en servicio hasta que cesa de producir el trabajo que le solicitamos. bien por avería o por quedarse técnicamente obsoleto.

      Yo tengo un teléfono BQ, heredado de una hermana mía que se compró otro más «moderno», coincidiendo que el mio viejo se le agotó la batería. No recuerdo desde cuando le tengo, ni se cuando lo compró mi hermana, pero no me extrañaría que tuviera ya 5 años Ya ni existe la marca, pero sigue funcionando bien y la batería tiene autonomía para mas de un día con el uso moderado que yo doy al teléfono.

      No lo hago por el medio ambiente, sino mas bien por una cierta educación espartan, procedo de una familia de labradores, ahorradores por necesidad y además, por deformación profesional, ya se sabe, «Si funciona , no lo toques».

      A mi una propuesta como la que hace Tim Cook, no me interesa para nada, paso por el leasinga que al final te da la propiedad, pero en lo posible huyo tanto del alquiler como de los plazos.

      Sin embargo, en mi entorno hay un sobrino «famboy», que necesariamente se compra el nuevo modelo de Apple en la primera semana de lanzamiento, es posible que este si sea una presa fácil para este invento.

      En efecto la cultura del usar y tirar, no creo que sea lo mejor para el medio ambiente.

      • JM - 3 noviembre 2019 - 20:06

        Totalmente de acuerdo.

        Tengo un OnePlus One con casi 6 años en el que he instalado LineageOS para tener la última versión de Android.

        Si estoy empezando a plantearme cambiando es porque no encuentro un repuesto con garantías para la batería y se me ha fundido la luz de flash.

        Por lo demás de maravilla para lo que lo uso

      • Carlos - 4 noviembre 2019 - 16:56

        Perdón Gorki pero BQ sigue existiendo y seguirá. Marca de smartphone 100% Española.

  • #012
    José Manuel - 4 noviembre 2019 - 22:51

    Me viene a la cabeza la frase que dijo hace ya tiempo Genis Roca y que creo que es cada vez más actual.
    Todo producto físico sometido a presión digital es susceptible de convertirse en un servicio.

  • #013
    BOOKS MADRID - 11 noviembre 2019 - 18:03

    Supongo que es normal que haya un declive en los ingresos de Apple y todas las compañías que se dedican a la venta de teléfonos. La novedad se ha agotado. Todo es mas de lo mismo, con alguna pequeña mejora técnica para vender más, pero sin que esto suponga un cambio en nuestra forma de vivir tal y como si que sucedió hace 10 años.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados