Geopolítica, tecnología y emergencia climática

IMAGE: Amazon fires 2019 - NASA (CC0)

Las consecuencias de la última reunión del G7 en Biarritz no están siendo tanto las inmediatas que se desprendieron de sus reuniones, como la especulación sobre sus futuros efectos. La reunión coincidió con los devastadores incendios en el territorio de un país no presente en la reunión, Brasil, a todas luces provocados por la política de un presidente populista e impresentable como Jair Bolsonaro, y dieron lugar a una fuerte reacción por parte no solo del presidente francés Emmanuel Macron, calificada por el primero como de «colonialismo«, sino a un movimiento global que amenaza con excluir al país latinoamericano de acuerdos globales de comercio, lo que supondría una durísima condena a su economía.

La reacción a esa amenaza fue prácticamente inmediata: el patético y altisonante Bolsonaro plegó velas, envió a su ejército a combatir los incendios, y se quedó rápidamente calladito. Y es que, más allá de la reunión del G7, lo que se está discutiendo a nivel mundial es algo tan crucial como que el principio de la soberanía nacional se supedite a determinadas acciones, para impedir que pueda ser utilizado para provocar efectos que recaen ya no sobre el país correspondiente, sino sobre la totalidad del mundo. ¿Quieres quemar la Amazonia para producir más ganado y productos agrícolas? Piénsatelo dos veces, porque la presión de la comunidad internacional llevará a que no tengas a quién vendérselos. ¿Quieres retirarte de los acuerdos internacionales para saltarte los límites de emisiones? Ten cuidado, porque podría ocurrirte algo similar, y en un mundo intrínsecamente global, ningún país resiste mucho por sí solo.

La lucha contra la cada vez más acuciante emergencia climática se está convirtiendo en el principio de un orden internacional que comienza a insinuar un cambio lógico en las prioridades, en busca de un intento de salvar los muebles del planeta. Algo que se apoya, en primer lugar, en la tecnología: nuevas redes de satélite públicas y privadas capaces de recoger información de manera precisa y prácticamente inmediata de cualquier punto en cualquier lugar del mundo, redes de sensores cada vez más baratos y omnipresentes que general datos permanentemente analizados por algoritmos, e información que llega a todas partes en un instante, compartida por redes que se mueven a través de conexiones 5G y redes sociales aún peligrosamente instrumentalizadas, pero que rompen el monopolio que algunos pretendían tener sobre la información en sus países.

En un futuro cada vez más cercano, la posibilidad de cada país para legislar sobre temas que puedan tener una trascendencia sobre todo el mundo, particularmente sobre cuestiones que impacten a la emergencia climática, podría verse severamente limitada, no tanto por un impedimento directo, sino por la amenaza de una exclusión de los acuerdos de comercio internacional. Algo que tiene todo el sentido del mundo, y que se convierte en uno de los elementos fundamentales de cara a enfrentarse con un problema global que únicamente puede ser atacado con un enfoque global.

Si quieres mantenerte en un escepticismo que ya solo respaldan la ignorancia y la estupidez, tú mismo. Pero estarás cada vez más aislado, y el aislamiento, en un mundo globalizado, lleva cada vez a menos sitios.


This post is also available in English on my Medium page, «How the threat of trade embargoes on recalcitrant leaders could help save the planet«


14 comentarios

  • #001
    Xaquín - 1 septiembre 2019 - 18:59

    La no comprensión del fenómeno migratorio (obligado) está relacionada con la incomprensión del fenómeno globalizador terrestre.

    Mucha gente vive aún «en el Imperio Romano» y cree que hay mucho mundo por descubrir. La interacción dentro del ecosistema terrestre está llegando a niveles de saturación tal, que para lo bueno y lo malo hasta sobra hablar de neocolonización. A lo que ayuda el disparo tecnológico que vivimos/sufrimos.

    Ciertos cretinos redomados fomentan otra guerra fría. Que de fría ya no puede tener ni el nombre, sobre todo por el deasrrollo tecnológico que hace infinitésima la diastancia entre las capitales del poder absoluto.

    Cuando un lemming con extremidades humanas, diseña desde su Casa Blanca una preguerra bien caliente en ambientes cósmicos, resulta imbécil seguir viendo la política terrestre como en los imperios precolombinos.

    La globalización del señor Ortega es un tipo egocéntrico de globalización. La generalización de un sector de la humanidad completamente desarraigada de sus raices, es el resultado de que seguimos gobenados por legiones de pequeños escorpiones sin cerebro.

    Responder
  • #002
    Gorki - 1 septiembre 2019 - 20:15

    Sin intentar defender a Bolsonaro algo que es absolutamente imposible, hay que intentar comprender el punto de vista de quienes viven en Brasil.

    Ocurrieron incendios devastadores en California, (2018), Grecia ,(2018 y 2007), Arizona, (2013 y 2011), Australia (2009), siendo todos ellos porporcionalmente mucho mas grandes que el de Brasil y al menos uno, el de Austalia, afectó mas superficie, y nadie llamó la atención a sus dirigentes, considerando que los incendios, (provocados o no), son cosas que pasan contra la voluntad general.

    Pero ocurre en Brasil, (y según parece empezó en Bolivia, para ganar terreno a la selva para cultivar coca) y los dirigentes del Primer Mundo, se consideran con el derecho de llamar la atención al un dirigente del Tercer Mundo por lo ocurrido.

    ¿Como nos sentaría a nosotros si a causa del pavoroso incendio de Canarias, posiblemente provocado y en proporción, mucho mas desastroso que el de b Brasil, la Sra. Merkel nos amenazara con permitir el turismo,

    Responder
    • Matt - 1 septiembre 2019 - 21:09

      El asunto es que ningun partido español ha prometido en campaña eliminar multas y protección ambiental, como si hizo Bolsonaro en la suya.

      Responder
      • Gorki - 1 septiembre 2019 - 22:22

        En efecto, asi es, pero también lo es que quemar la selva es una, (mala), practica tradicional de los nativos, imprescindible para poder cultivar la tierra, si no se eliminan los restos de otra forma, (que la hay), igual que lo es (mal practica), en España quemar zarzas de los prados, que también es la causa real de múltiples fuegos en este pais, algo quie se jha paliado porque a menos en el cereal han aparecido máquinas empacadoras de paja, que han trasformado un estorbo, la paja en un bien con valor comercial , La paca de paja..

        Si se ofreciera a los nativos, (y a los ganaderos españoles), eliminar la
        «leña» que les molesta, haciéndola astillas y trasformarla en materia prima para las papeleras, cosa posible y razonablemente barata, se eliminaría la causa principal de los incendios en Brasil (y en España)

        Que esta practica está muy arraigada, lo demuestra que el año en que se ha quemado mas selva no es este, es el 2016 y entonces no mandaba Bolsonaro.

        Responder
        • Enrique Dans - 2 septiembre 2019 - 11:17

          Según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), se han desatado en la selva tropical en lo que va del año más de 70,000 incendios forestales, la mayor cantidad en al menos cinco años, y un incremento de más del 80% sobre el mismo período del año pasado. El pasado lunes, el humo de los incendios, junto con las nubes y un poderoso frente frío, oscureció la ciudad de São Paulo, a unos 2.700 kilómetros de distancia.

          Son muchos los que leen noticias falsas que dicen «esto es lo normal», «es lo que pasa todos los años» o «no es más que otros años» y deciden creérselo sin verificar nada en absoluto. Y es lo que creía Bolsonaro que iba a pasar este año.

          Responder
          • gorki - 2 septiembre 2019 - 14:11

            Según mis datos, este año se han perdido 7536 Km de selva lo que es mas que en los años anteriores hasta el 2012 en que se produjo el mínimo histórico. con 4571 km y desde entonces han ido subiendo de forma sostenida en los siguientes años, La subida de este año esta en linea con la subida delos anteriores años desde 2012.

            El incendio de este año es muchísimo menor que las perdidas que se registraban anteriormente. Por ejemplo en el 2004 se registraron 27772 km . es decir mas del 300% de este año.

            Por otra parte, también ha habido fuegos espectaculares en Africa, mayores que en Amazonía,. pues este es un año seco en el trópico

      • dssdds - 2 septiembre 2019 - 06:48

        Evo Morales decretó ley que permitió incendios un mes antes del desastre ecológico

        los incendios comienzan en ……..
        y la culpa es de……

        que vas a creer a lo que te dicen o lo que ven a tu ojos

        Responder
        • Gorki - 2 septiembre 2019 - 14:14

          https://cnnespanol.cnn.com/video/evo-morales-visita-incendios-en-la-chiquitania-bolivia-pkg-gloria-carrasco/

          Responder
  • #009
    Queimacasas - 1 septiembre 2019 - 23:48

    Pues creo que Bolsonaro acaba de levantar la prohibición de quemar para prácticas agrícolas fuera del Amazonas

    Responder
    • Gorki - 2 septiembre 2019 - 00:01

      Si creo que la ha levantado para quemar fuera de la zona de la Amazonia porque o queman o no siembran.
      Viene explicado (en portugués) en esta dirección

      https://sustentabilidade.estadao.com.br/noticias/geral,queimadas-na-amazonia-quase-triplicam-em-agosto-em-relacao-a-2018-e-superam-media-historica,70002992166

      Responder
  • #011
    Enrique - 2 septiembre 2019 - 10:07

    Después de «incendios a todas luces provocados por la política de un presidente populista e impresentable como Bolsonaro» dejo de leer la entrada de hoy y me cuestiono si estarás igual de informado en otro tipo de temas.

    Responder
    • Goomer - 2 septiembre 2019 - 11:40

      Una pena, la verdad, tras tantos años siguiendo este blog…

      Responder
      • Iluso - 2 septiembre 2019 - 12:03

        Hay gente que mira a su alrededor y se pregunta qué está fallando. Y hay gente que no.

        Gente que se limita a permanecer en su burbuja y a buscar confirmación a sus planteamientos, y gente que sale de ella en busca de ideas y datos que desafíen lo que piensa y amplíen su capacidad de entender.

        Parece que Enrique está saliendo de su burbuja liberal como tantos otros, incluido yo, una vez el liberalismo se muestra cada vez más como una teoría que solo funciona sobre el papel pero sobre el terreno resulta devastadora para el futuro del planeta y del ser humano. Recuerdo aquellos tiempos en que Enrique decía algo así como que estaba de acuerdo en que las empresas hicieran todo lo que pudieran para exprimir la ley y evitar impuestos usando terceros países o paraísos fiscales. Que era responsabilidad de los gobiernos evitarlo.
        Ahora empieza a exigirles valores y ética a las empresas, empieza a pedirles que dejen de devorar el planeta y abandonen esa fijación absoluta por el crecimiento económico y la rentabilidad, que solo nos conduce al colapso.

        El siguiente paso podría ser reconocer que el problema es que los gobiernos democráticos no tienen ninguna capacidad de influir en la marcha de la economía y de la sociedad, y que antes de pedirles a las empresas que sean éticas (y dejen de fomentar gobiernos nacionalistas o populistas), deberíamos decidir democráticamente qué mundo queremos y obligarles a participar en su diseño bajo las condiciones que impongamos desde la ciudadanía.

        Responder
  • #014
    Iluso - 2 septiembre 2019 - 11:49

    Aporto un documental impresionante que estrenó hace poco Netflix sobre la democracia en Brasil, todo el proceso de impeachment y el ascenso de Bolsonaro.

    Es un documental internacional de enorme presupuesto, con un acceso sin precedentes a los protagonistas durante varios años, y realmente apabullante. Se estrenó en Sundance este año.
    En él se perciben y entienden muy bien las dinámicas de poder en Brasil, además del origen del respaldo que tiene Bolsonaro, los sectores que lo apoyan y a cambio de qué y la estrategia que siguieron para primero dar un golpe de estado moderno, luego romper la sociedad y finalmente aupar a Bolsonaro al poder con la ayuda de decenas de diputados imputados por corrupción.

    Para los neoliberales habituales de por aquí, el documental es mucho menos dogmático de lo que soy yo en este mensaje.

    Se llama «La democracia en peligro» y es muy grande. https://www.filmaffinity.com/es/film208180.html

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG