Google y la progresiva monopolización del tráfico en la web

IMAGE: Google click-zero searches

Sin duda, la web ha evolucionado mucho a lo largo del tiempo. En este momento, si abres tu navegador, lo más posible es que ya aparezcas directamente en Google, bien porque aparece como tu página de inicio, o bien porque es el buscador predeterminado, lo que hace que cualquier cosa que teclees en la barra de direcciones se procese a través del buscador.

Para una gran cantidad de usuarios, si al abrir el navegador no aparece el logo de Google, es que «no funciona internet». Pero más allá de esa evidente posición de dominio sobre el inicio de la navegación, Google lleva ya algún tiempo avanzando más en esa dirección, para poseer ya no el inicio de la navegación, sino también su destino.

En realidad, la compañía no hace más que materializar la estrategia delineada en esta entrada de septiembre de 2018, definida como zero-click o clickless: una cantidad cada vez mayor de los términos que introduces en el buscador generan un resultado dentro del propio buscador, en la parte superior de la lista de resultados, lo que hace desaparecer la necesidad de hacer clic para acceder a otro sitio. En la imagen, una pequeña prueba hecha hace un momento: da lo mismo que busque información sobre la bolsa, sobre la cotización del bitcoin, sobre cómo quedó mi equipo, sobre lo que ponen en el cine, sobre dónde comer marisco cerca, sobre cómo volar a Madrid, sobre el tiempo o sobre el tráfico, por citar tan solo algunos ejemplos, Google me devuelve la respuesta directamente en su propia página de resultados, prominentemente situada arriba de todo, para que no tenga que ir a buscarla a ningún otro sitio.

Actualmente, según un estudio reciente de SparkToro, menos de la mitad de las búsquedas en Google terminan en un clic fuera de Google. La compañía que en 2004 afirmaba que «trataban de que el usuario abandonase su página en dirección al sitio adecuado lo antes posible», hoy se dedica a monopolizar la mayor cantidad del tiempo del usuario que le sea posible. Si puede proporcionarte la respuesta a lo que quieres saber de manera inmediata, sea agregando la información de un tercero o mediante un servicio propio, lo hace.

En dispositivos móviles, en los que se genera actualmente la mayor parte del tráfico de búsqueda, las búsquedas orgánicas han disminuido aproximadamente un 20%, y en su lugar han sido reemplazadas por búsquedas esponsorizadas o por consultas que presentan fragmentos de información, eliminando la necesidad de que el usuario haga clic en los enlaces presentados en la página.

Sin salir de la página de Google puedes hacer cada vez más cosas, además de, obviamente, hacer búsquedas: sean cálculos avanzados, conversiones, saber tu dirección IP, buscar trabajo, encontrar una receta, ver definiciones en Wikipedia… una cantidad cada vez mayor de la información que los usuarios buscan habitualmente aparece consolidada dentro de la página de Google, convertida ya prácticamente en una interfaz universal, en la que ya no veremos siquiera la URL de dónde estamos.

El resultado de controlar un buscador que en muchos países supera el 90% de cuota de mercado con el navegador utilizado por más del 65% de los usuarios resulta una impresionante receta para el éxito. La misión de la compañía, «organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible y útil», elevada a la máxima expresión. Si algo no se puede negar es que la compañía ha sido fiel a su misión, la está llevando hasta sus máximas consecuencias, y sus usuarios, además, la perciben mayoritariamente como algo positivo, que les proporciona las respuestas que buscan de manera más rápida y directa. El 94% de las búsquedas tienen lugar en una página propiedad de Google, sea el propio buscador, Google Imágenes, YouTube, Google Maps o alguna otra, y más de la mitad de ellas terminan ahí, sin generar tráfico a ningún otro sitio.

Nadie, nunca, pensó que una sola compañía llegaría a tener un dominio tan extraordinariamente apabullante de toda la web.


This post is also available in English on my Medium page, «How worried should we be about Google’s monopoly over web traffic?«


16 comentarios

  • #001
    Bymiki - 26 agosto 2019 - 13:40

    Muy objetivo el artículo. Se echa en falta una valoración u opinión sobre lo que esto puede suponer.

    A priori las consecuencias a largo plazo parecen malas. Si Google resta tráfico al resto de webs, estas tenderán a desaparecer y con ellas la fuente de alimento de la propia Google. Sin duda un argumento algo simplista, pero no por ello incorrecto.

    Responder
    • Gorki - 26 agosto 2019 - 14:27

      Cierto, Yo tenia un blog en el que escribía casi todos los días. Llegue a tener unos 3000 visitantes diarios, Google hizo un cambio en el buscador, y bajé a 1000.

      Deje de escribir. Supongo como yo que le ha pasado a miles de bloggers y páginas web, ¿si no te visitan, para que diablos vas a añadir y añadir contenido?.

      Sin embargo, es tan cómodo que busques un dato, por ejemplo el teléfono de un hotel, y te aparezca al principio de Google que ¿para qué vas a ir a la web del hotel?

      Responder
  • #003
    Gorki - 26 agosto 2019 - 14:32

    El problema es que el monopolio de hecho que tiene Google lo ha conquistado por méritos propios.

    Yo he intentado prescindir de Google, he utilizado otros buscadores alternativos, y al final he terminado volviendo a Google porque no hay color entre Google y otros.

    Mi pregunta es: ¿seria legal hacer un buscador que cuando haces una consulta, se la traspasa a Google y, entre las treinta primeras respuestas de Google, selecciona aquellas que no son patrocinadas por Google, o sea que en realidad sean las son mas relevantes?

    Responder
  • #004
    xaquín - 26 agosto 2019 - 15:50

    Cuando vas de visita a una ciudad, puedes pensar en un guía más o menos oficial y un guía más o menos aficionado.

    En una sociedad realmente democrática la competencia (no amañada) dirá lo que es mejor para ti o tu empresa. Los colegios profesionales, como las patentes, hacen más daño que benefico para el progreso en las actividades de intercambio (cuartos, bienes, servicios…). Y la profesionalidad del ofertante debía ser la única premisa válida a la hora de contractuar. Siendo esta afirmación totalmente necesaria a la hora de pensar en el ofertante de una detereminada fuerza de trabajo. También los trabajadores por cuenta ajena necesitan ser «profesionales».

    Salvo ciertas insufiencias claras, ¿como anda la profesionalidad de Google?

    Responder
  • #005
    Alvaro Montes - 26 agosto 2019 - 16:00

    A mi no me parece mal que google pueda darte directamente cierta información escueta del tipo: ip que usas, hora, tiempo en Benidorm., etc siempre que no cape el resto de opciones. Pero si me parece mal que no te deje navegar anónimamente, es decir prueba a buscar desde TOR o un proxy que no les gusta, entonces como no te pueden agregar directamente no responden…

    El problema es el engagment que van buscando estas páginas de GAFA y el algoritmo perverso que utilizan para ir un poco más allá y que estés más tiempo conectado a sus páginas. El motor no es agnóstico y aunque te dicen que es por relevancia, nunca sabrás si esa relevancia es simplemente económica o profesional.

    Alguno podrá pensar que ese monopolio se basa en la calidad de sus búsquedas, lo cual es de una candidez extrema, ningún monopolio se basa en sus méritos sino en un algoritmo perverso para el que busca y que se basa en maximizar y optimizar su sesgo en beneficio propio. Como dije en otro post, el juego del monopoly solo tiene un final, si ese juego no se regula entonces el final es conocido. Evidentemente hay grados de visibilidad de la torpeza del algoritmo usado, mientras que en FB es grotesco y se nota a la legua, hay implementaciones más finas y que es más dificil de detectar para el ciudadano medio, pero ahí están las autoridades para su control ¿o es que las multas les caen porque si?

    Responder
    • Michel Henric-Coll - 27 agosto 2019 - 10:48

      Cierto, Álvaro.
      Hasta hace poco, cuando me decía la gente que Google es un buscador, contestaba que en realidad, Google es una agencia de publicidad que utiliza un buscador como medio, como otros usan la prensa o la tele.
      El buscado NO está diseñado para ayudar al usuario a encontrar lo que busca, sino en reportar el máximo dinero a la agencia.
      De hecho, un algoritmo basado en comunicarme los sitios más visitados no me sirve mucho, puesto que tiende a informarme de lo que ya conozco.

      Ahora, voy a tener que revisar mi definición: Google es una empresa de ??? que utiliza la publicidad como fuente de ingreso y un buscador como medio.

      Responder
  • #007
    Pedro Torres Asdrubal - 26 agosto 2019 - 16:50

    Desde los inicios, estar en la segunda página de los resultados de búsqueda era no existir.

    Me preocupa lo limitada que se ha vuelto mi experiencia, reducida a una docena de webs.

    Responder
    • Gorki - 26 agosto 2019 - 17:23

      Coincido, sólo me salva Twitter, que si me apunta a sitios interesantes

      Responder
    • Michel Henric-Coll - 27 agosto 2019 - 10:49

      Pues sí, Pedro. Tal como lo acabo de mencionar a älvaro: «…un algoritmo basado en comunicarme los sitios más visitados no me sirve mucho, puesto que tiende a informarme de lo que ya conozco»

      Responder
  • #010
    JORGE GOMEZ - 26 agosto 2019 - 17:23

    Es increhible lo indispensable que se ha vuelto el posicionamiento, la carrera por estar en la primera posición, pero es así y el que lo logra tiene el poder.

    Responder
    • Gorki - 26 agosto 2019 - 21:18

      Siempre fue así pero antes era una lucha limpia, se posicionaba el primero quien conseguia mas popularidad, (Google nunca supo medir calidad).

      El problema es que se posicionaquien mas paga. Eso es el error que acabó con Yahoo pero hoy falta un buscador que pueda competir con Google,.

      Por eso opino que la soliucion es inventar un filtro que tome las respuestas de google y las ordene quitando la prima de posicionamiento que da Google pagando.

      Responder
  • #012
    Edgar Ch. - 26 agosto 2019 - 20:35

    Yo soy de esos antipáticos a los que les molesta la cada vez más clara integración de Google a todo.

    Si busco información del pokémon de moda en las incursiones, por ejemplo, mi fuente de datos favorita sale en segundo, tercero o incluso en quinto lugar de los resultados, nunca en primero. A veces tengo que agregar palabras clave a mis búsquedas, como «wikipedia» «english», no por esnobismo, sino porque prefiero evitar ciertos sesgos que se que los fans cometen en la edición en español.

    Finalmente si, es más fácil y rápido utilizar el motor de búsqueda de Google, pero siempre y cuando me haga la búsqueda en los dominios que yo quiero: reddit, imgur, wikipedia, enriquedans, etc.

    Y a pesar de todo, quiero mantener viva la creencia de que más allá de lo que Google me sugiere seleccionar (y comer y pensar y creer), todavía tengo el suficiente (¿libre?) albedrío como para tomar mis propias elecciones entre los resultados ofrecidos.

    Responder
  • #013
    Gerardo - 26 agosto 2019 - 22:36

    Yo tenia una pagina de mapas hace unos años la cual llego a 500K visitantes por mes, en cuanto toco esa cifra google inmediatamente me castigo y destruyo la pagina, dejandola pocos meses despues en 15K visitantes por mes. Llegar a 500K nos tomo años y la destruyeron en meses. Es increible que adsense te castiga por usar contenido de otras web cuando el buscador de google lo hace sistematicamente para no enviar visitas a otras webs que no sean las suyas. LOS MONOPOLIOS DESTRUYEN todo lo que no es de ellos.
    Si alguien busca una alternativa a google. www.https://duckduckgo.com es igual de bueno y NO guarda tus busquedas

    Responder
  • #014
    Alberto - 26 agosto 2019 - 22:45

    Está claro que Google sigue jugando la partida conforme a su estrategia, pero también es cierto que ésto puede jugar en su contra, por al antipatía que genera para quienes tratamos de afinar un poco más los resultados, o huir de las web mass-media.

    Si lo que nos devuelve son resultados de paginas basadas en nuestro historial de búsqueda o patrocinadas, esto atomiza las busquedas de manera que hace subir aún más a los que están arriba y al revés, así que para mí pierde interés hacer búsquedas tratando de obtener contenido ‘relevante’. No es un troleo, pero creo que igual cambio de buscador… :-p Lo que comentais más arriba acerca de los blogs es cierto, ha dado un bajón importante, creo que pocos se plantean empezar un blog desde cero y rentabilizarlo, esa etapa ya pasó; una de las reglas de internet era que cualquiera podía competir en posiciones con los grandes si ofrecía contenido de calidad.

    Google tiene que pensar que estas estrategias no funcionan para todo el mundo, o no son del agrado de todos, y creo que debería volver a buscar su naturaleza de buscador semántico para no perder su esencia.

    Responder
  • #015
    Enrique - 27 agosto 2019 - 11:24

    ¿Y qué es Google News, sino otra pata más de esa estrategia de » zero-click»?
    Primero nos quejamos porque los que generan el contenido y pierden la visita por Google News se revelan, y ahora porque Google le está quitando le tráfico a los que generan el contenido.
    Aclárense señores.

    Responder
  • #016
    Alvaro Montes - 27 agosto 2019 - 11:35

    Siempre he pensado que la búsqueda por internet se puede hacer de 2 maneras, mediante algoritmos, más o menos agnósticos, ahora sabemos que no lo son tanto, o mediante la fórmula que me recuerda a las enciclopedias clásicas por temas, como era en su momento la página dmoz, que tristemente cerró, y que cuando querías ir a un tema que te interesaba podías acceder a los enlaces que las personas y no los algoritmos consideraban más relevantes. Dado que estos directorios web tienen que estar hechos por personas, lo mejor es utilizar métodos en donde una comunidad aporta su granito de arena, como en wikipedia.

    Acabo de descubrir «Curlie» que parece el heredero de dmoz, aunque me parece que está aún verde, siempre es bueno tener opciones:

    https://acorn.curliecrew.org/es

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG