Vehículos autónomos y nuevos modelos de comercio

IMAGE: Nuro Cada vez resulta más evidente que el impacto de la conducción autónoma, más allá de en cuestiones como el modelo de transporte o la transición del automóvil desde producto a servicio, va a estar en el desarrollo de nuevos modelos comerciales asociados con un nuevo concepto de distribución.

El vehículo en la ilustración es un Nuro, una creación de dos ingenieros salidos de Google que plantea una solución para la entrega en la logística de última milla, y que no es en absoluto el único competidor en ese espacio: AmazonUdelv, Ford, Starship, Robomart, Boxbot, Eliport, ZF o JD.com entre otros presentan prototipos en fases más o menos avanzadas de desarrollo y con distintas características, en una carrera incesante de inversiones y alianzas. De hecho, un informe de McKinsey afirma que en torno al 85% de los envíos de última milla en el año 2025 se producirán mediante vehículos autónomos, lo que daría a ese tipo de vehículos una presencia prácticamente ubicua en nuestras calles.

Pero más allá del reparto, que no deja de ser automatizar de una manera directa mediante un vehículo autónomo y un compartimento accesible mediante un código una tarea que previamente se llevaba a cabo con un conductor y repartidor humano, existen otras posibilidades con un planteamiento más innovador, que se alinean con un futuro en el que el retail tradicional tiende a ser cada vez menos eficiente y a buscar nuevas fórmulas. Las tendencias en los Estados Unidos, donde cada año se producen más cierres de tiendas, apuntan a una presencia cada vez mayor de fórmulas mixtas con una presencia online fuerte, pero que utilizan mecanismos como las pop-up stores para ofrecer una experiencia de producto tangible.

Posibilidades como llevar la oferta de showrooming a este tipo de vehículos y posibilitar que los usuarios, en la puerta de sus casas, puedan tocar, ver o experimentar productos directamente antes de tomar la decisión de adquirirlos pueden convertirse en alternativas interesantes para muchas marcas en las que este tipo de experiencias juegan un papel importante a la hora de despejar incertidumbres. En otros casos, como el envío de productos preparados como las pizzas, el propio vehículo puede cocinar o mantener calientes los productos durante el proceso de envío, lo que permite al usuario hacerse con un producto realmente recién cocinado, al hilo de algunas escenas que hemos podido ver en series futuristas como Black Mirror. Pero sin llevar el tema al ámbito de la ciencia-ficción, para cualquiera que haya vivido en un pueblo como es mi caso, la cuestión no deja de tener su gracia, porque evoca directamente el comercio de una gran cantidad de bienes que no tenían una tienda como tal en las inmediaciones, pero cuya tienda era realmente su furgoneta: además del pan, que venía todos los días, podías encontrarte, según el día, con el pescado, la fruta u otros productos poniendo la tienda prácticamente en la puerta de tu casa. ¿Podría trasladarse este modelo a un escenario de vehículos autónomos en los que el usuario puede ver el producto, y adquirir directamente aquello que le interesa? Pensar en un futuro de la distribución centrado no tanto en el retail clásico en tienda, sino en vehículos de este tipo que se desplazan al domicilio del cliente podría dar una clave muy interesante con respecto al futuro de las tecnologías de conducción autónoma más allá de las aplicaciones habitualmente concebidas para ellas, y un ecosistema de desarrollo con muchos actores potencialmente interesados.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Could autonomous vehicles usher in new ways to buy stuff?” 

 

17 comentarios

  • #001
    Javier Cuchí - 3 diciembre 2018 - 17:36

    Bueno, sí, está claro que ese es el futuro, caben pocas dudas al respecto, pero ¿un 85% de la última milla en 2025? ¿dentro de seis años? Lo dudo. Sí, es cierto, y lo hemos visto muchas veces -la experiencia ya viene siendo larga-, cómo algo surge como de la nada y en un año o dos está en boca y bolsillo de todos. Pero, en este tema de la movilidad, hace ya algunos años que vengo oyendo y leyendo cosas y, sí, las previsiones se van cumpliendo milimétricamente, pero no así los plazos unidos a éstas. Todo va como se esperaba, es cierto, pero mucho más lento de lo que se decía. Un primer ejemplo que se me viene a la cabeza: la implantación del libro digital. Bien, se va extendiendo tal como estaba previsto pero, según se decía hace no mucho años, a estas alturas el libro hecho con árboles muertos habría de ser algo ya residual, propio de cuatro nostálgicos -con cierto poder adquisitivo: la economía de escala también funciona en el sentido inverso- y de coleccionistas. Y no: el libro clásico aún se lleva, y de largo, la parte del león de ese sector, con las ventas de libros electrónicos creciendo pero muy, muy, muy despacio.

    Me temo que en materia de movilidad urbana -sobre todo en el ámbito de esta sociedad española tecnológicamente tan cutre y retrógrada- hay que decir aquello del Tenorio: ¡Qué largo me lo fiáis!

    Responder
  • #002
    Gorki - 3 diciembre 2018 - 18:17

    Reconozco que soy raro, porque lo que más me incomodad de la venta on-linbe es que me obliguen a estar en casa para recibir el pedido. Por suerte que vivo en casa de las antiguas, con portero, con lo que la portería se ha transformado de hecho. en un punto de recogida de mercancía. Quise instalar un armario que daba correos, y para ello hice las gestiones pertinentes, pero la inoperancia de esa ¿empresa?, hizo imposible el conseguirlo.

    Así que algo mas imperfecto que el buzón de paquetes, es dejarlo en la portería, Lo que no veo claro es como la cosa funcionaria con furgonetas de reparto sin conductor, porque en mi casa el portero hace mucho mas que cuidar la portería, riega las plantas, limpia las escaleras, se preocupa de las calderas,… todo ello hace que muy habitualmente no este en su teórico puesto de trabajo

    Un repartidor físico le busca y le encuentra sin muchas dificultades y si no le espera, pero yo no sé como un vehículo de reparto va a poder hacer eso, y que va a hacer, ¿Sabe identificar a un portero? ¿Esperar hasta que alguien caiga en cuenta que quiere descargar? y ¿Donde espera? ¿Delante del portal en segunda fila o aparcado correctamente a doscientos metros de distancia?

    Vuelvo a repetir que los robots hacen bien, quizá mejor que un hombre, una sola cosa, pero que cualquier hombre hace medianamente bien, miles de cosas diferentes, sacar los paquetes del almacén, formar los envíos, cargar el vehículo, seleccionar la ruta, conducir, buscar donde aparcar, (incluso en prohibido pero sin molestar), negociar con el guardia se es necesario, si está lejos cargar una carretilla con los paquetes , subir escaleras, utilizar un ascensor, preguntar a un vecino, o en su lugar buscar un portero u otra alternativa, ,recoger la conformidad del cliente, … y cuando llegue al almacén enchufar el vehículo y preparar el siguiente reparto.

    Yo creo que en el futuro los robots, serán eficacísimas herramientas que aumentarán la productividad de las personas , pero dudo mucho que nunca las sustituyan , aunque claro, si 10 personas hacen lo que antes hacían 25, 15 se quedan sin trabajo.

    Responder
    • Fede! - 3 diciembre 2018 - 20:41

      No sé, no me lo veo tan dificil de solucionar. Yo haría vehículos más pequeños, del tamaño de una heladerita de playa, con ruedas. Llega y te avisa. Si no estás, te espera. Cuando llegás, introducís el código para abrirlo, sacás el paquete y se va a su base. Y todos contentos. Le ponemos un GPS para poder rastrearlo -por aquello de que si alguien se lo quiere llevar- y no hay más problemas.

      Responder
      • Gorki - 4 diciembre 2018 - 01:10

        NYa hace meses que empezaron las pruebas de reparto con droners que te lo dejaban a la puerta de casa y nunca más se supo de aquello . Señal que el problema consiste en algo mas que llevar la mercancía del punto A al B

        Hace dos años eran algo inminente
        https://www.enriquedans.com/2016/12/promesas-y-realidades-los-drones-de-amazon.html

        Responder
    • Iván - 4 diciembre 2018 - 03:20

      Similar a lo del portero, me recuerda el negocio familiar (cafetería) de mis padres en Asturias, lugar que siempre ha sido una especie de centro logístico, un lugar que recibe los paquetes de mis familiares y de algunos clientes. Imagino que ese modelo va a tener que ir evolucionando a medida que el comercio electrónico se hace masivo. Una evolución natural creo que es una buena infraestructura de puntos click and collect. He visto algunos en España, recuerdo uno en plaza España de Barcelona. Creo que las ciudades pueden optar a modelos similares en algunos barrios o calles, con un centro de recogida 24 h donde se recogen los paquetes. Creo que simplemente hay que planificarlo y habilitarlo, para poder recoger los paquetes de forma sencilla al recibir un código. Incluso algunos negocios pueden optar por modelos híbridos y crear acuerdos con empresas de ecommerce. En mi parada de metro en Singapur han instalado recientemente un gran armario click and collect, y he visto varios por la ciudad durante las pasadas semanas.

      Responder
      • Gorki - 4 diciembre 2018 - 12:15

        Por supuesto ese es el modelo. Yo creo que si todos tenemos un buzón para recibir la correspondencia deberíamos tener un buzón donde recibir paquetes.

        Pero vuelvo a lo de antes, Un vehículo de conducción autónoma, ¿sabrá descubrir donde está el buzón y poner dentro el paquete?. Mi opinión es que lo único que sabrá hacer es conducir. (lo cual no es poco)

        Responder
        • Rodrigo - 4 diciembre 2018 - 14:47

          Muy fácil Gorki. Un emisor de radiofrecuencia en el buzón o similar y ya lo detecta

          Responder
          • Gorki - 4 diciembre 2018 - 17:45

            Vale lo detecta, pero no puede parar delante del buzón sino a 20 metros ¿Como mete el vehículo el paquete en el armario cierra y marca la clave? ¿Sale un robotillo de dentro del coche autónomo a hacerlo?

        • Javier Lux - 4 diciembre 2018 - 16:03

          Quizás el modelo que resuelva esa última pulgada, es decir desde el robot de la ultima milla para hasta el buzon, pueda “uberizarse” con algún jubilado del barrio o un recadista que no tiene dinero para una furgoneta.

          Es decir, última pulgada uberizidada, desde donde para el robot para hacer la entrega hasta el buzón del destinatario del paquete.

          Responder
          • Gorki - 4 diciembre 2018 - 17:47

            Pues si es una solución, pero no hemos eliminado la mano de obra, mejor tener un chofer uberizado y ahorrar todo tipo de gastos

  • #011
    Marcelo - 3 diciembre 2018 - 18:43

    Aunque sea técnicamente viable, no creo que triunfe demasiado. Un humano mal pagado montado en un transporte ágil todavía es más rápido, flexible, barato y rentable que estas caras, lentas y limitadas máquinas. El transporte de mercancías suele ser algo más que ir del punto A al punto B, siempre hay imprevistos y situaciones mil que el humano te soluciona como puede… me gustaría ver a un repartidor autónomo de estos qué hace cuando no encuentre sitio habilitado para parar.

    Lo de montar la paradita en medio de la calle, igual funciona en determinadas culturas que viven en la calle, pero personalmente lo encuentro una cutrez que espero no ver nunca cerca.

    Responder
  • #012
    DANN ELIO - 3 diciembre 2018 - 22:30

    Las nuevas tecnologías para la Movilidad Urbana Inteligente están generando un peculiar escenario invernadero en el lenguaje diario que utilizamos para referirnos a todas esas máquinas con ruedas que siempre nos acompañan en todo tipo de actividades. Vamos.. lo que se podría describir como un “cultivo intensivo” de neologismos.

    Ah..y ¿qué me decís de las “electrolineras”? Yo estoy echando ya de menos ese palabro en el Diccionario. Es que, como bien apuntan los colectivos feministas, todo aquello que no se nombra..no existe. Por eso hay que ponerse las pilas para llamar a las cosas por su nombre. Sin filtros.

    Sin ir más lejos, el Diccionario de la Real Academia Española ( Drae xa los amigos :-), ya está tardando, en mi modesta opinión, en incorporar a sus entradas el famoso neologismo tecnológico denominado “Robotaxi”.

    Al paso que vamos..y leídas las noticias sobre los vehículos de mercancías como el Nuro Car y similares.. creo que no sería ya mala idea si empezamos a pensar en el término “ROBOSHOP” ;-)

    Creo que a nuestro querido Drae se le están acumulando las tareitas pendientes de actualización terminológica. Ellos sabrán lo que hacen…y también lo que no hacen.
    Nosotros, como sociedad cambiante que somos, creo que vamos a seguir poniéndole nuevos nombres a la infinidad de neo-cosas que vamos a ir creando de ahora en adelante a una velocidad exponencial.

    PS. Lo del RoboShop se me ha ocurrido ahora que estoy retocando unas fotos borrosas con un famoso programita de Adobe. A veces la inspiración le viene a uno del lugar más inesperado…

    Responder
    • Daniel Terán - 4 diciembre 2018 - 12:33

      Entonces Roboshop se trata de retocar las fotos de robots para que parezcan más delgados y más guapos?

      Responder
      • DANN ELIO - 4 diciembre 2018 - 22:12

        :-) Pues si robo-taxi es un exitazo como vocablo para hacer referencia al “Coche Autónomo de Alquiler Sin Conductor”… Muy largo esto como se puede apreciar para cada vez que hagamos referencia al asunto…Mejor utilizamos “robotaxi” en cualquier foro o blog y todo el mundo sabe a lo que haces referencia.

        Si robotaxi se asimila y se comprende tan estupendamente bien..el palabro “robo-shop” también simplificaría mucho la definición: En lugar de tener que escribir “Coche Autónomo de Reparto y Tienda” ¡Qué peñazo de frase !! Mejor escribir roboshop…además queda plásticamente mucho mejor al oído de cualquier hispanohablante..

        Lo de Robo-Tienda es que “rasca” mucho al escucharlo…no da la sensación comercial de que te vayan a hacer grandes descuentos en Robo tienda…
        El inglés, como siempre, hace parecer las cosas mucho más internacionales y más fashion de lo que son. Sobre todo si hace referencia a recursos tecnológicos :-) ;-) Roboshop, por favor…

        P.D. : ( humor ) : Tú y yo sabemos que el Roboshop es el mejor programa de Edición Fotográfica que existe en el planeta..Y además vigila por tu seguridad:

        https://static.iris.net.co/soho/upload/images/2017/7/19/49075_1.jpg

        Responder
  • #015
    Víctor M. - 4 diciembre 2018 - 12:51

    Tal y como lo describes no me parece un nuevo modelo de comercio, porque, como has dicho, en muchos pueblos es habitual la “tienda-furgoneta”. Tan solo cambia la automatización.

    Responder
  • #016
    Juan Antonio Ruperez - 4 diciembre 2018 - 15:39

    Esto tiene el mismo recorrido que los drones. Es decir un par de artículos en el blog, y luego nunca más se supo. Como dijo mi maestro:

    Lo mejor contra el escepticismo son los hechos</blockquote

    Responder
  • #017
    Mezo - 4 diciembre 2018 - 21:57

    disculpa Enrique pero aquí se olvida una importante cuestión: la ultima milla en transporte de mercancías es el mayor empleador de la humanidad, así que esos proyectos de transporte autónomos están en una paradoja del mismo modo que ya tenemos millones de ex-taxistas viviendo en la calles ¿como entregar productos cuando tus potenciales compradores están desempleados por obra del propio transportista?

    Solo en caso que inventemos una renta básica exclusivamente para comprar pizzas del Nuro sumados a otras rentas básicas para alimentación, educación y vivienda

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG