Impuestos improvisados y políticas oportunistas

Amazon y Google repercutirán el impuesto tecnológico a autónomos y empresas - VozPópuliMarcos Sierra, de VozPópuli, me llamó para hablar sobre el llamado “impuesto a las tecnológicas” y la posibilidad de que ese impuesto sea repercutido en los servicios que pagan las empresas españolas, y ayer publicó una noticia sobre el tema bajo el título “Amazon y Google repercutirán el impuesto tecnológico a autónomos y empresas” (pdf).

Desconozco completamente si, como afirma Marcos en virtud de su investigación periodística, existen ya planes en las compañías tecnológicas para repercutir el nuevo impuesto sobre los precios de sus servicios en España, pero la hipótesis no resulta en absoluto descabellada. Lo he comentado en infinidad de ocasiones: el problema de la tributación de las compañías tecnológicas no puede atajarse con impuestos improvisados, y menos aún pretendiendo aprovechar el tema para intentar cuadrar de mala manera unos presupuestos imposibles. Las compañías tecnológicas pagan sus impuestos allá donde generan el valor, lo cual, en la mayor parte de los casos, es allá donde establecen la gran mayoría de su investigación y, sobre todo, de su desarrollo. Conseguir que esas estructuras paguen impuestos allá donde llevan a cabo sus actividades comerciales es algo que corresponde a un profundo replanteamiento de las estructuras tributarias para adaptarlas al mundo post-internet, algo que nunca puede plantearse desde la óptica de un simple país y de un gobernante que solo busca rascar dinero de donde pueda. Ese tipo de políticas oportunistas no llevan más que al empobrecimiento y a que termine pagando otro que simplemente pasaba por allí.

Si de verdad se quiere hacer algo serio y razonable con los impuestos de las tecnológicas – que cumplen estrictamente las leyes, no lo olvidemos – se tiene que plantear desde una óptica europea consensuada, desde una perspectiva ambiciosa y que no ignore la realidad de estas compañías. Por otro lado, las prácticas de ingeniería fiscal no son en absoluto privativas de las compoañías tecnológicas, lo que convierte el supuesto impuesto tecnológico en una arbitrariedad absurda e injustificable, en un auténtico elemento de inseguridad jurídica. Si la Unión Europea no acompaña con el proceso de reflexión adecuado y medidas consensuadas con todos sus miembros, el gobierno español no pinta nada en este asunto, y menos aún utilizándolo para arañar unos millones de euros más de donde sea e intentar equilibrar así unos presupuestos tan absurdamente desequilibrados como los propios políticos que los proponen.

 

16 comentarios

  • #001
    Gorki - 15 noviembre 2018 - 12:37

    Vaya por delante que estoy a favor de la “Ingeniería fiscal” hecha por empresas y particulares, si se hace dentro del marco que permiten las leyes, pues la competencia entre los diferentes organismos de poder, (Estados, Autonomías y Ayuntamientos), ´por “atraer” rentas, es lo único que puede frenar la desmesurada voracidad impositiva de estos organismos.

    La segunda cosa, es que varía quien ingresa los impuestos en la ventanilla de Hacienda, el IRPF lo llevas tu personalmente y el IVA lo llevan las empresas, pero el “pagano” de los mismo siempre es el mismo, el público, pues las empresas incluyen los impuestos, como cualquier otro concepto del coste , como puede ser la mano de obra, o la energía) en el coste final, y en función de ello fijan los costes de los productos/servicios.

    Es evidente que cualquier impuesto lo van a intentar repercutir en el PVP., Sin embargo no confundamos, valor y coste . El PVP no se fija tanto en relación con el coste, con tal que el PVP cubra el coste, como cuanto está dispuesto a pagar el público por un determinado producto/servicio.

    Dudo que ocurra, pero es posible que las empresas digitales no puedan repercutir el impuesto a los precios finales, porque estos ya estén en el máximo que los clientes están dispuestos a pagar

    Responder
    • Pedro Torres Asdrubal - 15 noviembre 2018 - 14:11

      Ingeniería fiscal = “los ricos no pagan impuestos”.

      En un mercado competitivo el precio equivale al coste marginal y si aumentan los costes aumentan los precios. En un mercado monopolístico el precio ya es el máximo, como bien apuntas.

      No es cuestion de “empresas digitales”, sino de mercados mas o menos competitivos.

      Responder
      • Gorki - 15 noviembre 2018 - 18:23

        Por ejemplo mucha gente se empadrona en m Madrid porque se pagan menos impuestos de sucesiones.
        Claro algo tienes que tener para dejar en herencia para que te compense, pero tener una vivienda no lo considero de ricos.
        Ese es un ejemplo de ingeniería fiscal y de competir por atraer capitales

        Responder
        • Krigan - 15 noviembre 2018 - 18:53

          Si alguien se empadrona en Madrid, ¿Madrid ha atraído capitales?

          Responder
          • Gorki - 15 noviembre 2018 - 19:19

            Por supuesto que Madrid ha atraído capitales ser un importante centro industrial y comercial no se hace sin atraer capitales, ” la Inversión Extranjera Directa (IED), que supone para Madrid unas 334.000 personas empleadas”
            https://diario.madrid.es/blog/notas-de-prensa/los-indicadores-economicos-y-sociales-consolidan-el-dinamismo-y-liderazgo-de-madrid/

            Pero en este caso concreto lo que atrae son residentes y con ello son pagos del impuesto en Madrid.

          • Krigan - 15 noviembre 2018 - 19:41

            Gorki:

            Madrid mantiene más bajo el impuesto de sucesiones, con lo cual 3 millones de madrileños pagan menos de ese impuesto. A cambio, unos cuantos (¿10.000?) se han empadronado en Madrid para pagar menos de impuesto de sucesiones.

            No soy un gran defensor del impuesto de sucesiones, pero yo diría que en lo que a recaudar se refiere Madrid ha salido perdiendo.

            ¿Quieres saber por qué todos los paraísos fiscales son países pequeñitos y de poca población? Pues porque un país con mucha población y riqueza propia sale perdiendo si se pone a jugar al dumping fiscal.

          • Gorki - 15 noviembre 2018 - 20:49

            Mantengo que el deber de los políticos, es dedicar al menos tanto celo a encontrar motivos de nuevos impuestos, como a evitar despilfarros innecesarios. Madrid no es de las comunidades que más debe y menos aun si lo consideramos en función de sus habitantes y su PIB,. por tanto precisa menos presión impositiva que otras comunidades mas derrochonas.

            Con ello consigue dos cosas buenas, la primera y principal que los habitantes de Madrid tengan algo menos de presión impositiva, y lo segundo, frenar el voraz apetito del resto de comunidades,.

            Este es solo un ejemplo, no se si ahora con el Brexit ha cambiado la cosa, pero antes muchos emprendedores se daban de alta en Inglaterra porque aquí a quien empieza le acogotan a impuesto, cosa que no pasaba allí, Igual pasa con radicar empresas en Irlanda. Todas son acciones legales que ayudan a frenar las ansias de impuestos de nuestras queridas instituciones, y si consideramos que la competencia es buena para frenar las ansias de beneficios de las empresas, también deberemos considerar beneficiosas esta competencia entre estados, comunidades y ayuntamientos. Si no fuera así y funcionan en régimen de monopolio ¿Que freno tienen unos y otros?.

      • Gorki - 15 noviembre 2018 - 19:07

        Respecto de los precios, la cosa es bastante complicada, pues lo que el usuario mide es el “valor ” que para él tiene el objeto/servicio que adquiere.

        Por ejemplo, el mercado de lo smartphones parece muy competitivo, ,pero en él Apple marca unos margenes que para el resto son estratosféricos y sin embargo, la gente los adquiere, porque consideran, (no me preguntes por qué) , que esos teléfonos lo valen.

        En otros casos puede haber una diferenciación que haga que sin ser real monopolío, un producto se venda en un mercado monopolista, Yo no sigo el fútbol, pero tengo entendido que solo lo da, (o lo daba), un canál, Ese canal compite con otros canales de pago, sin embargo para muchos espectadores, dar el fútbol marca una diferencia tal, que de hecho, quien lo tiene, puede marcar cuotas superiores a los demás.

        Responder
    • Paco - 15 noviembre 2018 - 16:34

      Respecto a tu último párrafo opino que se trata de empresas con servicios “exclusivos” y sin competencia real efectiva, por lo que los clientes están en cierta medida atados y a expensas de variaciones en los precios.
      ¿Qué subida de precios de AWS o de GApps haría que una empresa se plantee migrar los servicios hacia otras plataformas? ¿Saldrá rentable la migración (Me refiero a empresas con gran infraestructura, no a 1 máquina virtual de respaldo o 4 cuentas de correo)?¿Existen plataformas con el mismo nivel de servicio más baratas que justifiquen una migración? ¿Es igual de simple que dar de baja HBO y contratar Netflix?

      Responder
  • #010
    Marcelo - 15 noviembre 2018 - 14:49

    A Amazon y Apple sería fácil cazarlos con leyes valientes y eficaces que tapen todos esos infames agujeros que tiene el sistema: impuesto directo por paquete entregado o iphone vendido calculado por Hacienda, ignorando completamente los inventos contables que hagan estas empresas en Irlanda y demás paisitos piratas como Luxemburgo u Holanda. Al PVP se le resta el coste de producción y de ahí se calculan los impuestos a pagar, y si la compañias se niegan a colaborar se las obliga o se las expulsa. En Irlanda que paguen los impuestos exclusivamente de los iphones vendidos en Irlanda, a ver si sus gobernantes serían tan fiscalmente generosos y benévolos.

    A Google y Facebook sería más difícil pillarlos porque su actividad no es física y más escurridiza.

    Responder
    • Krigan - 15 noviembre 2018 - 17:34

      Volvemos a caer en la misma trampa de siempre. Las ingeniosidades fiscales son igualmente legales para las GAFA y para todas las demás grandes empresas. Si se hace un cambio fiscal para que solo las GAFA paguen impuestos, se tienen 2 efectos:

      – Se deja de recaudar la mayor parte del dinero (la mayor parte de la pasta está en las que no son GAFA).

      – Se está desincentivando fiscalmente a las tecnológicas. Genial para el desarrollo tecnológico.

      Así que por favor, no seamos tan ingenuos. El Banco Santander, Repsol, El Corte Inglés, y Zara te agradecen tu colaboración.

      Responder
      • Marcelo - 15 noviembre 2018 - 17:52

        Bueno, es que eso obviamente no sería solo para el pérfido Silicon Valley, las fantasías contables estarían vetadas a todos. Si no, vaya cachondeo.

        Responder
  • #014
    Krigan - 15 noviembre 2018 - 18:12

    Respecto a la frase “Conseguir que esas estructuras paguen impuestos allá donde llevan a cabo sus actividades comerciales es algo que corresponde a un profundo replanteamiento de las estructuras tributarias para adaptarlas al mundo post-internet”

    Que yo sepa tanto el sandwich holandés como el doble irlandés son anteriores a las GAFA (con la posible excepción de Apple, que nació en !a era pre-internet). Las sicav en España ciertamente sí son anteriores. Vamos, que no me parece que sea un tema del mundo post-internet. Como se indica en el artículo, las ingeniosidades fiscales son cosa de todas.

    Responder
  • #015
    xaquin - 15 noviembre 2018 - 18:25

    Resulta curioso esto de sustantivos y adjetivos. Yo siempre odié la Gramática (por los profes que sufrí). Pero me gusta mucho entenderla y ver como hay un fuerte rechazo a usar adjetivos, cuando toca al “ideario” personal.

    Ya pasó con la democracia. Se nos demonizaba a los que usabamos el adjetivo formal (o irregular, imperfecta…). La democtracia era sacrosanta y solo los fachas del Este de Europa se permitían adjetivarla con “popular” (el colmo de la hipocresía!).

    Y ahora lo noto con la palabra fraude. Por lo visto “fraude ilegal” no existe, porque si es legal ya no es fraude. Curioso. Pienso que la fantasia tributaria tiene mucho de fantasía, para que lo haga legal, pero no hai fantasía bastante para evitar que hacerle fraude a la sociedad deje de ser un fraude.

    Lo dicho, como si la democracia española fuera una democracia real. Ateniense puede, pero la asignatura de Montesquieu (por ejemplo) no la pasa ni con chuletas.

    Responder
  • #016
    Victor - 15 noviembre 2018 - 22:35

    Pfff yo es que a Marcos Sierra lo tengo cruzado. Demasiados artículos poco rigurosos. Sigo llegando a veces a sus artículos gracias a sus llamativos titulares pero al ver que lo escribe el escapo.

    El es mi recordatorio básico para ser escéptico cuando leo cualquier periódico de un tema que desconozco.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG