“Campeones de la transformación digital”, un libro de Lorenzo Ramírez

Campeones de la transformación digitalLorenzo Ramírez, periodista económico, ha publicado un libro con Profit Editorial titulado “Campeones de la transformación digital: 10 líderes españoles“, en el que ha dedicado capítulos a Carlos Torres (BBVA), Arnaldo Muñoz (Airbnb), Vicente Pascual (Cabify), Iñaki Ereño (Sanitas), Carlos Barrabés (Barrabés.biz), Jesús y Fernando Encinar (Idealista), Pilar López (Microsoft), Carina Szpilka (Adigital), Beatriz González (Seaya Ventures), y a mí, con un prólogo de Javier Rodríguez Zapatero

Por supuesto, encantado de estar en tan buena compañía. Mi aparición en esta enumeración tiene que ver con la voluntad del autor de abrir el abanico para incluir, junto a tan importante listado de directivos, a alguien que tiene fundamentalmente un papel de académico y divulgador sobre la transformación digital: veo mi papel, tanto dentro como fuera de mi compañía, más como un intento de inspirar y de marcar líneas a seguir, más que de ejecutar o dirigir como tal. En cualquier caso, agradezco mucho a Lorenzo mi inclusión en su obra, que supone todo un honor, así como la investigación que llevó a cabo para documentar el capítulo, la selección de frases, y la entrevista larga que mantuvimos el pasado mes de julio, que me resultó además una conversación la mar de agradable. 

Aquí, la reseña de la presentación del libro que hizo Europa Press, y que ha aparecido en numerosos medios. Como ya he hecho en otras ocasiones con mis participaciones editoriales, he pedido a Lorenzo y a Profit Editorial que me permitiesen divulgar el texto completo del segundo capítulo del libro, que habla de mí, a modo de anticipo de la obra, que está ya disponible en Amazon para reserva.

 

15 comentarios

  • #001
    Gorki - 31 octubre 2018 - 12:54

    Cuando hace muchos años visite la Cátedra de Fray Luis de León en Salamanca, descubrí con horror que los métodos de enseñanza no habían cambiado en 500 años, aquella aula seguía los mismos esquemas que las aulas en que yo había estudiado en la Universidad de Madrid.

    Un señor de mucho prestigio, que se supone que sabe mucho, habla en un estrado a unos alumnos, con la esperanza que al menos un 80% de su ciencia se transmita a su alumnado. La diferencia, es que el aula de Fray Luis de León debe tener unas 80 plaza, y mis aulas tenia cerca de 500., con lo que al catedrático, la mayoría de los alumnos, le veíamos mal y le oímos peor.

    Como consecuencia muchos, unos dos tercios del alumnado eludíamos asistíamos a sus clases y simplemente oíamos las clases de ayudantes de cátedra que no poseían los conocimientos del catedrático y estudíabamos sus libros de texto. Con lo que lo que en teoría clases presenciales, en la realidad se transformaban en enseñanza a distancia.

    Y no era eso lo peor, es que en un mundo en plena evolución, las enseñanzas de un maestro que claramente había sobre pasado los 50 años, eran en gran medida, o inútiles, o obsoletas. Por ejemplo yo tuve que estudiar, geometría descriptiva, de poca o nula utilidad, pero nadie me enseña AutoCad que ya era lo que se utilizaba en todos los estudios de ingeniería y arquitectura.

    Es pues en la enseñanza, donde con mas facilidad se pueden introducir grandes cambios y además es urgente hacerlo, para hacer frenter a la masificación de la enseñanza. Eso es algo que IE ha realizado poco a poco , sin prisa pero sin pausa, de las clases presenciales iniciales, pasaron a curso que se hacían entre España y la China, y luego a clases digitalmente presenciales a través de aulas tecnológicas como la WOW.

    El gran éxito que tienes Enrique, es que no tratar de traspasar el 80% de los muchos conocimientos que tienes de Tecnología a tus alumnos, sino has aplicado esos conocimientos, para hacer de tu aula un laboratorio de ensayo continuo de tecnología aplicada a la enseñanza y de ahí tus alumnos deducen, que modelos parecidos de aplicación de nuevas tecnologías, se pueden aplicar a las empresas donde ellos están trabajando, se dediquen a lo que se dediquen. No pasas conocimientos, sino la formación precisa, para que ellos puedan desarrollar sus propias inquietudes de cambio de su entorno.

    Responder
  • #002
    Carlos Quintero - 31 octubre 2018 - 16:33

    No acabo de entender por qué un libro que se llama “Campeones de la transformación digital” no se puede comprar o reservar en formato digital, ni en Amazon ni en la editorial. Solo está en formato tapa blanda.

    Lo cual es una pena, porque el capítulo enlazado me ha encantado (aunque me resultaba todo muy conocido) y quería conocer a los otros 9 líderes. Pierde la editorial, pierden los entrevistados y pierdo yo.

    Responder
    • Daniel Terán - 31 octubre 2018 - 22:40

      Eso es lo que llaman zasca, ¿no? :S

      Responder
  • #004
    xaquin - 31 octubre 2018 - 16:43

    Se supone que del profesor como expendedor de conocimientos se pasó al profesor como intermediario en su distribución, organizando la mejor y más eficiente forma de que el alumnado encuentre lo que no sabía que buscaba hasta que se le ayudó a encontrarlo. En fin, lo de siempre.

    Si no se ve medieval la enseñanza actual (mayoritaria) poco se puede vislumbrar sobre el importante papel humano en la intermediación del conocimiento. Esperemos que los algoritmos ayudantes puedan pasar a ser directores del proceso educativo, para no ralentizar más el proceso evolutivo de la humanidad.

    En meternos palos en las ruedas, somos auténticos maestros.

    Responder
  • #005
    Marc - 31 octubre 2018 - 16:49

    “Campeones de la transformación digital”? Me interesa, pero no hay versión digital.
    Vaya, pues ya me olvido.

    Responder
    • Garepubaro - 31 octubre 2018 - 22:41

      pssss ¿ y que ? … no es el primer ni sera el último calvo que anuncia crecepelo y se forra vendiendo el champú

      Responder
  • #007
    Jose Miguel - 1 noviembre 2018 - 08:56

    Hay que admitir que sacar un libro titulado “Campeones de la transformación Digital”, donde se ensalza dicha transformación y se valora la aportación de los referidos en sus capítulos, que sólo está disponible en papel, supone que su autor y editores son gente de la que precisamente se critica en el capítulo de Enrique. Es cuando menos una contradicción, un insulto a la inteligencia y pura hipocresía.

    Haced lo que digo, no lo que hago.

    Responder
    • Jose Miguel - 1 noviembre 2018 - 12:57

      Un detalle que me había pasado desapercibido. La editorial se llama PROFIT. Eso lo explica todo. LOL

      Responder
  • #009
    Juan Rodriguez - 1 noviembre 2018 - 11:32

    Siento disentir, con los comentaristas, no considero a ED un experto tecnologo, pero si puede considerar que es experto en ideologia de la tecnologia. Ni la clase magistral garantiza cuando se supera un cierto numero de alumnos por clase, que se aprenda algo, lo mismo ocurre con la clase a distancia de 500 alumnos…. La realidad es que en los ultimos 100000 años el metodo de aprendizaje cambío en lo ultimos 1000 años permitiendo como nunca la expansion del conocimiento. Hoy la tecnologia permite acceso a esos libros o conocimientos instantaneamente (si la brecha digital te lo permite) pero el que tiene que aprender es el mismo hominido que vivia en Altamira, no hay cambios en su mente, si en su entorno. Sin embargo ahora un chaval puede distraerse con los medios digitales, y perder el tiempo en rrss, youtube, salvo que haya la discipilna interna necesaria

    Responder
    • Enrique Dans - 1 noviembre 2018 - 12:09

      Yo tampoco me considero un experto tecnólogo. De hecho, me considero un experto en muy pocas cosas, concretamente en tres: en dar clase y presentar en público, en escribir en una página propia, y en vivir con mi mujer. Son tres cosas en las que he superado muy ampliamente las diez mil horas que decía Malcolm Gladwell, y que en general, además, disfruto mucho haciendo. Y eso no quita que cometa errores a menudo…

      Responder
    • Gorki - 1 noviembre 2018 - 12:50

      Hay una diferencia, IE esta considerada por los expertos entre las 10 mejores Escuelas de Negocios del Mundo, mientras que sólo diez de las universidades españolas más destacadas están entre las mejores 500 del mundo.

      Deduzco de eso que los métodos de enseñanza de IE superan con mucho a los métodos de enseñanza de la Universidad Española, que no ha hecho mas que perder prestigio a medida que se han abierto más y más universidades.

      El como se conceden en esta país los títulos de master y doctorado no es mas que la consecuencia lógica de la degradación de una enseñanza que sigue utilizando los mismos medios que se utilizaban en el siglo XV para dar clase a reducidas minorías, y que en el siglo XXI se tratan de aplicar para pretender enseñar a una muy amplia capa de la población.

      Responder
      • Daniel Terán - 1 noviembre 2018 - 22:54

        El ranking de Escuelas de Negocios no lo eligen unos expertos exactamente. Existen una serie de criterios que puntúan de cierta manera, al igual que en el de las Universidades.

        Responder
  • #013
    Jose Miguel - 1 noviembre 2018 - 15:47

    Yo también he buscado en Google si Javier Rodriguez Zapatero es hermano del que escribió el epílogo del disco de Supertramp`¿Crisis? ¿Qué crisis?

    Responder
    • Enrique Dans - 1 noviembre 2018 - 15:50

      ¿Javier? No, pobre, absolutamente nada que ver. Mera coincidencia casual de apellido, no son ni del mismo sitio, ni de la misma familia, ni tienen conexión de ningún tipo, y además, uno es un crack, y el otro seguramente el tipo más mediocre que veremos nunca, la prueba de que de verdad “cualquiera”, en toda la extensión de la palabra, puede llegar a ser presidente de un gobierno.

      Responder
      • Jose Miguel - 1 noviembre 2018 - 15:59

        Pues ya ves. Una de las grandezas de la Democracia. : )

        Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG