La nueva banca, desde un punto de vista práctico

N26, Revolut, TransferWiseEl banco alemán N26 alcanza el millón de clientes en diecisiete países europeos en menos de tres años. TransferWise, fundada en Estonia y radicada en el Reino Unido, alcanza los mil millones en depósitos en sus cuentas multimoneda. El banco digital alternativo Revolut, fundado por Nikolai Storonski y Vlad Yatsenko y situado en Level39, la incubadora fintech situada en el Canary Wharf londinense, levanta 250 millones de dólares a una valoración de 1,700 milllones a tan solo 33 meses de su lanzamiento. Sin duda, algo está pasando en el panorama de la banca, y las consecuencias sobrepasan ya al usuario de tipo insider y alcanzan un nivel de popularización cada vez más elevado. 

Los elementos comunes son claros: crecimiento rápido tanto en gama de productos como en volumen de usuarios, publicidad tradicional escasa o inexistente, y operaciones centralizadas en una app, desde la que el usuario tiene todos los elementos de visibilidad y control que pueda necesitar en cada momento. Para el resto, se usan las infraestructuras de los bancos tradicionales. Puedes comenzar especializándote únicamente en un producto como las transferencias, pero rápidamente, puedes estar ofreciendo seguros, tarjetas efímeras para transacciones puntuales, o una tarjeta que te genera un cashback del 1% de lo que gastes, y te lo deposita en criptomonedas.

Personalmente, comencé a probar Revolut tras utilizarlo como caso de examen en la última edición del International MBA. ¿La experiencia? En cuanto comienzas a probar un servicio de este tipo, tu relación con el banco de toda la vida cambia completamente, y se convierte en una mera cuestión de conveniencia: cada vez que necesitas dinero, un botón en tu aplicación recarga tu cuenta con la cantidad necesaria desde la cuenta que quieras, utilizando una simple tarjeta de débito. A partir de ahí, ves el saldo y la información completa de cada transacción que vayas haciendo con la tarjeta en tu app, y distribuyes tu dinero entre las monedas que necesites en función de los países que vayas a visitar: los cambios de moneda se llevan a cabo de manera inmediata y sin comisiones, al tipo interbancario del día. Cuando necesitas dinero en metálico, te vas a un cajero, cualquier cajero, y sacas sin comisiones hasta un límite establecido. El resultado es una sensación de control sobre los gastos muy superior cuando viajas, y sobre todo, una idea recurrente: ¿por qué los bancos de toda la vida no funcionan así? Porque la realidad es que este tipo de servicios no son nada especial o impresionante… son, simplemente, el resultado de repensar la actividad bancaria para adaptarla a los tiempos que vivimos y a la tecnología que llevamos en el bolsillo.

En muy poco tiempo, y sin utilizar ningún tipo de publicidad convencional, Revolut ha entrado en mercados como España, y se ha hecho con una cuota de mercado significativa entre colectivos que mueven dinero internacionalmente, como los estudiantes en el extranjero. Simplemente, boca-oreja, foros para responder puntualmente a dudas y preguntas, y adaptación a las necesidades y a los modos de uso preferentes de un colectivo al que los bancos tradicionales sangraban habitualmente con sus comisiones cada vez que utilizaban sus tarjetas fuera del país. Simplemente, cuestión de lógica.

 

 

 

This article was also published in English at Forbes, “Are you ready to give fintech a try?” 

 

19 comentarios

  • #001
    Krigan - 28 abril 2018 - 16:08

    Salvo cuando manejamos dinero en metálico, que cada vez es menos, el dinero son bits y por tanto es algo que se puede manejar por web o app de la misma manera que cualquier otro producto o servicio digitalizado.

    Hasta el momento las grandes punto-com no se han querido meter de lleno en el tema, posiblemente porque quieren evitar las fuertes regulaciones que caracterizan al sector bancario. De ahí el auge de las fintech, que han surgido para llenar el hueco.

    Los bancos tradicionales se han visto obligados a reaccionar, y han abierto sus propios bancos online (ImaginBank, Openbank), su propio sistema de pagos entre particulares (Bizum), e incluso están empezando a soportar (¡por fin!) las transferencias inmediatas. Eso sí, en varios de los bancos te cobran comisión por ellas.

    Los bancos deben ir más allá de sus vías de ingresos tradicionales (intereses, que son ya crónicamente bajos, y comisiones, que el usuario no quiere pagar y que no tienen fundamento en costes). Ese es su principal problema, que siguen anclados en los ingresos del pasado, y mientras sigan así van a ser pasto de las fintech, y no digamos ya de las grandes punto-com el día en que estas quieran meterse en serio.

    • Goomer - 28 abril 2018 - 18:19

      Yo veo una dificultad. Todos más o menos confiamos lo suficiente en un banco o caja tradicional para tener nuestro dinero, ¿pero en una app “desconocida” que tampoco sabes si pueden hackear fácilmente? ¿O a empresas tipo Facebook? Igual compañías que aún tienen una imagen relativamente positiva como Google, o Amazon podrían, pero no lo veo fácil tampoco, aunque obviamente mejorar lo que técnicamente ofrece un banco pueda parecer tan tan fácil.

      • ivan - 28 abril 2018 - 19:04

        Goomer, no lo veo como sólo apps, son entidades financieras que cumplen con las exigencias legales. Sólo que optan por operar a través de este canal.

      • Krigan - 28 abril 2018 - 21:48

        Habría que distinguir entre tener los ahorros, que mucha gente ni los tiene, y que pueden estar metidos en sitios muy diversos (deuda pública, por ejemplo) y el dinero que se gasta mes a mes, e incluso solo una parte de él, que puede estar metido en una tarjeta prepago que recargas cada cierto tiempo.

        Obviamente, cuanto menor es la cantidad más fácil es aceptar el riesgo de confiar en una empresa nueva y todavía poco conocida. Además, cuanto más tiempo lleves usando una empresa, más vas a confiar en ella. Puedes empezar usando una fintech para ahorrarte unas determinadas comisiones (pagos internacionales, por ejemplo) y acabar usándola para más cosas.

        Por esto es por lo que dije que los bancos se deberían buscar otras formas de ingresos que no sean las comisiones. Donde más sangren con las comisiones, mayor será el interés de los usuarios en evitárselas recurriendo a las fintech.

        Lo cierto es que las grandes redes de sucursales de los bancos ya no son una ventaja competitiva, la gente ya no las usa, ahora son una losa de costes. Por eso están cerrando sucursales a toda máquina, toda la banca va camino de convertirse en banca online.

        Mientras sigamos usando dinero en metálico, seguirán teniendo cierto valor las redes de cajeros (que no tienen por qué estar asociados a una sucursal), pero hasta eso está siendo cuestionado por aquellos servicios que admiten retirada de efectivo en tiendas asociadas.

        Entretanto, aunque tímidamente y a paso de tortuga, las grandes punto-com cada vez se meten más en el tema bancario. Amazon ha sacado en México una tarjeta prepago con la cual no solo puedes hacer pagos online, sino también pagar en tienda física, y sacar dinero del cajero.

  • #005
    Asier - 28 abril 2018 - 21:14

    La banca tradicional se ha dormido en los laureles y esta ‘nueva’ banca (es la de siempre pero vestida de app amigable) habrá que ver cómo compite o se adapta al advenimiento de las criptomonedas. Porque en un mundo totalmente globalizado, lo que más sentido tiene es una divisa mundial descentralizada y que cualquiera pueda utilizar sin ser excluido o tener que pedir permiso, es decir, una criptomoneda como el bitcoin.

    La nueva banca para mí es que tú controles tu dinero y no dependas de intermediarios, que puedas hacer pagos con privacidad y elijas la divisa o sistema monetario que te interesa sin que te venga impuesto.

  • #006
    Gorki - 28 abril 2018 - 21:34

    Los bancos tradicionales están enfrentándose muy mal a los bancos On-Line. Es evidente que un banco On-Line tiene unos costes por transacción mucho menores, necesita muchos menos empleados y menos oficinas, por tanto, a igualdad de margen de beneficios, un banco On-Line puede cobrarte menos comisiones y darte más interés por tus depósitos.

    El banco tradicional, haga lo que haga, será mas caro que el On-Line, pero a cambio te da un servicio de proximidad y personal, que no te puede dar el banco On-line, Por poner un ejemplo. Cualquier bar necesita a diario, un banco que le provea de cambio para los pagos y de un lugar donde guardar la recaudación en metálico. Los particulares, también precisamos de vez en cuando un banco tradicional, para poder pagar nuestros impuestos, para obtener metálico por encima de el límite de la tarjeta o incluso para hacer operaciones financieras no habituales, como hacer depósitos a plazo fijo, comprar/venta de acciones, o pedir préstamos, Pese a lo que se diga, es más sencillo hacer estas operaciones hablando con un empleado, que a través de una App.

    Las sucursales y el personal son a la vez la fuerza y la debilidad del banco tradicional, de lo capilar que sea su red bancaria, depende por un lado la proximidad con el cliente y por otro lado sus gastos de explotación. En esta encrucijada puede intentar decidirse por lo uno o por lo otro. Lo que yo creo que es un error, es el término medio, reducir sucursales pero no pasar a ser banco On line, porque se queda con lo peor de los dos sistemas.

    Lo que están haciendo los bancos, en especial Bankia y Santander, de reducir sucursales y eliminar en muchas el cajero físico y la caja en metálico. me parece un error. Por dos veces me ha pasado en Bankia, que no he podido sacar dinero de mi cuenta, porque no tenían un cajero físico. Si o me dan ese servicio ¿Que es lo que les diferencia de ING, que todo lo hace por cajeros automáticos, pero cobra menos comisiones y da mas Interés.

    • Krigan - 28 abril 2018 - 22:19

      Respecto a los pequeños negocios, pueden estar teniendo más necesidad de sucursales que los particulares, pero como tú mismo indicas es sobre todo una necesidad que viene dada por el metálico, un cajero automático no te va a dar monedas ni te va a permitir ingresarlas. Es sintomático que hayas mencionado específicamente los bares, reducto del metálico, en otros pequeños negocios el pago con tarjeta está más extendido.

      Es inevitable, el banco tradicional se está transformando en banco online. Como dices, quedarse a medias sería un error, y tampoco es esa su intención que yo haya podido ver. Pero es que incluso los cajeros automáticos suponen un coste, aunque sea mucho menor que el de un cajero humano.

      Prepárate para que en unos pocos años los bancos empiecen a cantar las ventajas de un mundo sin metálico, lo maravilloso que es pagar con tarjeta una Coca-Cola en un bar.

      Por último, en este proceso de eliminación de sucursales, ¿llegaremos a ver en España las sucursales multi-banco?

      • Krigan - 28 abril 2018 - 23:05

        Al hilo de la extensión del pago con tarjeta para pequeños importes, es conveniente mencionar la evolución en las condiciones de los TPVs. Lo tradicional era cobrarle al comercio un porcentaje por transacción, con un importe mínimo o fijo que hacía que el comercio no quisiera aceptar pagos pequeños con tarjeta.

        Ahora ese importe mínimo o fijo es cada vez menos frecuente, y además está habiendo un auge de lo que en el sector se llaman “tarifas planas”, según las cuales el comercio paga una pequeña cantidad fija mensual, según facturación, y no se le cobra ningún porcentaje por transacción.

        Esto no solo hace que al comercio le dé lo mismo que hasta un paquete de chicles se lo paguen con tarjeta, sino que rompe además la idea de que aceptar tarjeta para todo supone que el banco se va a quedar con un porcentaje de todos los ingresos de tu negocio.

        Si ya el 60% de tu facturación se paga con tarjeta, te da lo mismo si el 40% restante también acaba siendo por tarjeta, mientras ese 40% adicional no supere el límite de la tarifa plana.

      • Gorki - 28 abril 2018 - 23:15

        No hay negocio abierto al público que no tenga necesidad de cambio, ni de guardar la recaudación, por mucho que se utilicen tarjetas de crédito, no hay un solo negocio que no admita pagos en metálico.

        De todas las formas, los empleados bancarios hacen muchas mas labores que transacciones en metálico, en un banco, hay un solo cajero y como mínimo 3 o 4 empleados dedicados a otras cosas diferentes a pagos y cobros. y si vas a un sucursal verás que todos están ocupados todo el tiempo. Precisamente el más desahogado es el cajero por la existencia del cajero automático.

        Precisamente esta es la ventaja competitiva del banco tradicional. Los servicios que dan esos empleados no se puede cubrir con una app. Pero para eso, precisan la proximidad al cliente, Deben estudiar si le interesa seguir o no como banco tradicional. Pueden abrir un banco Online. pero si siguen como banco tradicional, a mi juicio es un error cerrar sucursales o reducir empleados, pues la cercanía con un profesional y hablar cara a cara es lo que va buscando el cliente del banco tradicional.

        Si reducen el factor humano, empujan al clienta al banco online, lo cual es adecuado si eso es lo que intentan, pero que no lo es, si pretenden seguir siendo banco tradicional.-

        • Krigan - 28 abril 2018 - 23:37

          Depende de hasta qué punto esté extendido el pago con tarjeta en un determinado negocio, y de su facturación. Si la cantidad de billetes y monedas no es muy elevada, lo mismo se los puede llevar a casa el dueño al acabar la jornada, y volver a llevarlos al día siguiente.

          Además, no es lo mismo tener que pasar por la sucursal todos los días que tan solo tener que hacerlo una vez a la semana. Que la sucursal esté más alejada (porque cada vez hay menos sucursales) es menos oneroso en el segundo caso.

          En cualquier caso, es un hecho que están cerrando sucursales, y eso que las fusiones y absorciones causadas por la crisis bancaria ya habían originado previamente el cierre de un montón de ellas. La sucursal es cara, y están eliminando todas las que pueden.

          Hasta donde soy capaz de ver, los bancos son totalmente conscientes de que su futuro es la banca online (concepto que incluye la banca telefónica) y van precisamente a eso.

        • Manuel - 29 abril 2018 - 01:53

          Gorki, el norte de Europa está lleno de locales abiertos al público (de todo tipo) en los que sólo aceptan pagos con tarjeta.

  • #012
    Victor - 28 abril 2018 - 23:16

    Otro fan fiel de Revolut y enfatizo igualmente en la sensación de control del dinero. No solo ahorras, si no que la aplicación funciona de un modo muy bueno que te da seguridad. Punto extra al control sobre la tarjeta si la pierdes, no solo la puedes congelar al momento si no que te la envían donde quieras si no la encuentras y rápido.

    En la vida real eso se traduce en que dejas la tarjeta de tu banco tradicional en casa porque funciona mal, aplicación cutre en comparación y un gran problema si la pierdes (miedo a comisiones aparte). Y te llevas tu tarjeta Revolut a la vida real. Cuando te hace falta pones más dinero en un par de clics y listo. Ya luego, si vives en el extranjero y sueles manejar varias divisas de vez en cuando o sueles hacer transferencias bancarias tienes una relación casi de amor con el servicio.

  • #013
    José Enrique - 29 abril 2018 - 00:39

    Me pregunto… ¿cuál es su modelo de negocio? ¿dónde ganan dinero? ¿qué venden?

    Revolut es un monedero… y opera ¿sin comisiones? Pues muy bien: mientras vas ganando clientes vas levantando inversiones… ¡Perfecto!

    Pero… ¿y después?

    • Krigan - 29 abril 2018 - 02:18

      Esa misma pregunta la hicieron muchos en su día de Google, de Facebook…

      Por lo demás, en el caso concreto de Revolut este actúa a menudo como cambista. A los tipos interbancarios, y todo lo que quieras, pero con cualquier cambista el precio de compra de dólares (o la divisa que sea) no es el mismo que el precio de venta. Así es como ganan dinero los cambistas.

      Otra cosa es que Revolut sea el mejor cambista para los particulares porque es el único que les aplica los ventajosos tipos interbancarios. Además de eso, también cobra por servicios premium.

      • José Enrique - 29 abril 2018 - 19:58

        Y nos la seguimos haciendo… XD

        en ese caso podría dar con ese modelo de negocio si fuese Revolut quien imprimiera los dólares… no? Supongo que su caso será de comprarlos a otros operadores.

        Otra cosa será cuando tenga clientes de dólares suficientes…

        • Krigan - 29 abril 2018 - 21:51

          Tiene clientes de dólares que los convierten a euros, y clientes de euros que los convierten a dólares. Creo que el beneficio está claro.

          Otra cosa es que se le acabe el chollo a los bancos, que a los particulares les aplican tipos mucho más desventajosos (y encima a veces les cargan una comisión aparte).

          Esto es típico de las fintech. En muchas ocasiones hacen lo mismo que ya hacían los bancos, pero a un coste mucho menor para el cliente.

          ¿Vamos comprendiendo por qué insisto tanto en que los bancos deben deshacerse de las sucursales cuanto antes? La sucursal es cara, el coste de una transacción electrónica es ridículamente bajo (y sigue cayendo).

          En esencia, cuando le pagas abultadas comisiones a un banco lo que estás haciendo es pagar por las caras sucursales, unas sucursales que probablemente ya no usas.

          ¿Alguien quiere seguir pagando por ellas? Muy bien, que siga haciéndolo. Pero a mí una sucursal no me sirve de nada, me apaño muy bien con mi móvil. De ahí el auge de la banca online y las fintech.

          Otro coste que la tecnología ha vuelto innecesario son los cajeros. Yo solo los uso ya para sacar unas decenas de euros al mes, y tampoco estoy dispuesto a pagar por usarlos. Si te fijas, algunas tarifas de bancos online y fintech siguen la regla de que los cajeros son gratis si los usas poco.

  • #017
    Marcelo - 29 abril 2018 - 11:20

    Otra razón más para no comprar acciones bancarias… A mi lo que me parece de una increíble estupidez es que la banca tradicional colabore y preste sus redes a este tipo de empresas, están ayudando a levantarse a un monstruo que se los puede llevar por delante en pocos años. Es lo mismo que las telecos, alquilan sus infraestructuras a operadores virtuales que después les revientan el mercado. A la competencia ni agua, no es tan difícil de entender.

    • Enrique Dans - 29 abril 2018 - 11:44

      Se te olvida un “detalle” importante: PSD II, que entró en vigor el pasado 13 de enero, y que OBLIGA a los bancos a compartir la información de sus clientes con terceras partes interesadas siempre que lo hagan a petición del cliente. Bajo PSD II, un banco no puede negarse a que una fintech solicite el saldo del cliente, recargue su tarjeta cuando le venga bien, o haga básicamente lo que le dé la gana en ese sentido. Tan sencillo como que no puede negarse, así, por ley.

  • #019
    Victor M. - 2 mayo 2018 - 02:01

    Para mí, lo realmente importante sobre la digitalización bancaria es la digitalización total del dinero. Cuando ocurra, cuando desaparezca el dinero en metálico, habremos perdido el control de nuestras vidas. Es el sueño húmedo de quienes mandan.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados