La amenaza no son las máquinas

IMAGE: Christos Georghiou - 123RFMuy buena crónica en Wired sobre la conferencia recientemente celebrada en Asilomar sobre el futuro del trabajo y los efectos de tecnologías como la inteligencia artificial y la robótica, con un titular que para mí representa claramente el aspecto más importante de la cuestión: The AI threat isn’t Skynet: It’s the end of the middle class.

Efectivamente, mientras el imaginario popular se obsesiona con la singularidad y con máquinas que supuestamente adquieren consciencia y se rebelan contra el hombre, una idea que no alcanza a distinguir entre inteligencia y conciencia y que pertenece aún claramente al ámbito de la ciencia-ficción, el verdadero peligro para la civilización y la sociedad humana proviene de la evolución de la propia sociedad humana desde una óptica social, y concretamente de la progresiva erosión de las clases medias.

Un problema real, tangible y posiblemente inmediato, cuyas consecuencias estamos ya comenzando a ver en la política de un país tan poco sospechoso de revolucionario como los Estados Unidos, frente a otro problema aún hipotético y teórico para el que seguramente faltan aún varias generaciones tecnológicas. El auge de los populismos no es más que la búsqueda inútil de sentido recurriendo a los esquemas del pasado, la idea de que se puede volver a generar la riqueza perdida volviendo a hacer lo mismo que hacíamos antes, y encarnando al enemigo imaginario en figuras como la inmigración o la tecnología.

Cada vez más factores indican que la erosión de puestos de trabajo debido a los progresos de la inteligencia artificial y la robótica está evolucionando más rápido de lo que se esperaba: cada vez son más y de más tipos los puestos amenazados por procesos de sustitución, y la esperanza de reconquistar esos puestos es absolutamente absurda. Ya no hablamos de trabajos manuales o repetitivos, sino de prácticamente cualquier actividad humana. Cuando la tecnología convierte en obsoleta una actividad como conducir, trabajar en una fábrica o ser operador en bolsa, la posibilidad de una vuelta atrás se convierte en absurda: si una compañía decidiese no adoptar esa tecnología para intentar preservar así los puestos de trabajo, otras lo harían en otros sitios, y condenarían a esa compañía a no ser competitiva. Esa deriva hace que las políticas reactivas centradas en la no adopción se conviertan en el peor enemigo de sí mismas: si una fabrica china sustituye al 90% de sus trabajadores con robots y consigue gracias a eso elevar su producción un 250% y reducir los defectos en un 80%, la idea de competir con ella manteniéndose al margen de esa tecnología se convierte en algo que desafía a cualquier tipo de sentido común.

Mantener a personas trabajando en trabajos que una máquina es capaz de hacer mejor y más rápido es completamente absurdo, y desafía las leyes del sistema económico que hemos generado. La evolución de la tecnología se ha convertido en el mayor factor de deflación económica que hemos conocido a lo largo de toda la historia: mientras los bancos centrales intentan inyectar dinero en la economía para mantener su dinamismo, la tecnología nos da mejores productos cada vez que convierte en obsoletos y sin valor los productos que habíamos adquirido anteriormente, y que a su vez, se deprecian completamente en plazos cada vez más cortos. El smartphone que llevamos en el bolsillo ha hecho que una gran mayoría de la sociedad haya dejado de adquirir cámaras de fotos y de vídeo, agendas, relojes, ordenadores, aparatos de GPS, reproductores de música e infinidad de cosas más que antes costaban en conjunto varios miles de euros, pero un par de años después de su adquisición, el valor de ese mismo smartphone se ha depreciado hasta el límite. Una tendencia deflacionaria absolutamente imparable, generada por el avance tecnológico, que no puede ser detenida, y cuyos efectos nadie tiene experiencia gestionando.

Los efectos de esa deflación han sido, hasta el momento, una polarización de la sociedad y una concentración cada vez mayor de la riqueza en menos manos. La clase media va viendo como sus puestos de trabajo van siendo sustituidos por máquinas y privados de su sentido en cada vez más industrias y ocupaciones, y la amenaza de perder el trabajo se convierte en una preocupación cada vez más seria. Como bien dice Andrew McAfee, codirector de la MIT Initiative on the Digital Economy,

“If current trends continue, people are going to rise up well before the machines do”

(Si la tendencia actual continúa, las personas se levantaran bastante antes de que las máquinas lo hagan)

La causa de la revolución podrá ser originalmente tecnológica, pero la revolución en sí misma va a ser puramente económica: personas incapaces de encontrar su sitio en una sociedad sujeta a una deflación cada vez más acelerada y en la que los trabajos van siendo progresivamente ocupados por máquinas, dando lugar a una redefinición de la idea de trabajo culturalmente imposible de aceptar para muchos. Sí, es posible que los cambios también generen otros tipos de trabajo, pero por el momento, ese proceso no parece estar dándose a la velocidad adecuada, y no parece demasiado viable para las personas concretas que pierden sus trabajos. El minero que ya no es necesario en una mina ahora operada por robots autónomos en modo 24×7 no parece demasiado fácil que pueda reconvertirse en desarrollador de software. El cambio no mira hacia atrás, no parece preocuparse por aquellos cuyos puestos son convertidos en obsoletos, y solo propone soluciones parciales basadas en subsidios insuficientes, mientras la discusión sobre la necesidad, la viabilidad o los efectos de una renta básica universal o incondicional sigue generando una fuerte polarización en los economistas y limitada a pequeños experimentos puntuales.

No, la amenaza actual para la civilización humana no son las máquinas. Son las personas.

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Machines are not the threat

 

57 comentarios

  • #001
    Nostram - 11 febrero 2017 - 10:57

    Vengo observando que desde que se inició la revolución industrial y sobre todo la del transporte que se fue volviendo cada vez más rápido y global. El dinero se ha ido concentrando junto con sus propietarios en menos lugares. Quiero decir, que hace 200 años, el rico vivía junto a sus propiedades, en el pueblo y la riqueza que llegaba a sus manos, volvía a salir en la misma zona que se producía, con la llegada del tren mucha gente se fue a las capitales y dejó los pueblos, más tarde se fueron a Madrid o Barcelona, donde construyeron en el SXIX mansiones , palacios y todos recibían su dinero allí y allí lo gastaban, más tarde la concentración fue cruzando fronteras, ahora Londres, NY, Hong Kong, son sumideros absorción de todo el capital.
    Cualquier actividad económica que hoy desarrollamos, el flujo del beneficio atraviesa fronteras y se concentra en lugares “seguros”.
    No importa cuantos billetes pueda crear un banco, ni cuanta actividad productiva generen las economías, el beneficio fluye y desaparece, para dar origen a casos como el de Apple, con el mayor flujo de caja de la historia, acumulado o amontonado, o el caso del dinero de los narcos, guardado en almacenes, carente de sentido y hasta de utilidad.
    En el fondo, parece que la sociedad imprime billetes desde los bancos centrales, para que entren en una corriente que al final los lleva a un depósito donde quedan inservibles.
    Quizá la solución sería, hacer que el dinero tuviera caducidad, o bien que de manera efectiva, aceptemos el reparto de una cantidad mensual a todo el mundo, para que desde nuestras manos, acabe en los sumideros y desaparezca.
    Pero el sentido aquel de la tienda de barrio, que con el beneficio el tendero construía una vivienda y lo gastaba en el barrio ha muerto y con él la distribución de la riqueza.

    Responder
    • Luis Hernández - 11 febrero 2017 - 13:58

      Lo de la caducidad del dinero me ha gustado :). Solucionaría un montón de problemas.

      Responder
      • Fernando - 15 febrero 2017 - 15:10

        Existen o existieron experiencias de monedas locales en Centroeuropa que se “oxidaban”,que perdian valor con el tiempo,creo que una de ella era Wara en Alemania.

        Responder
    • marco corona - 12 febrero 2017 - 17:40

      Como dicen “hecha la ley hecha la trampa”, la idea es buena, pero creo que se iría mas tiempo en la implementación que el tiempo que tomaría a los dueños dar la vuelta de otra manera.

      Como todo la solución consistirá de diversos mecanismos que se refuercen unos a otros.

      Responder
  • #005
    Javier Sáenz - 11 febrero 2017 - 11:13

    Y cómo podemos preparar a nuestros hijos?

    Responder
    • Eugenio Criado - 11 febrero 2017 - 12:04

      La mejor forma, primero es formandonos nostros, estar mas atentos de como va el mercado de trabajo, y en lugar de tener un vision pesimista , buscar cuales son las nuevas salidas laborables. por otro lado, y mas importante conocer un poco mas a tus hijos, compartir mas cosas, quizás así, hablando con el, viendo lo que le gusta, se le pueda aconsejar mejor… y un truco…. usar una puerta trasera. o permitir influencias externas, debemos ser conscientes, que la mayoría de las veces como hijo nos hemos opuesto a lo que nuestros padres querían que hiciéramos pero que por otro lado va un amigo, un conocido, incluso un total desconocido con el que te encuentras en el metro te ha dado la inspiración necesaria para enfocarse en una buena dirección. y que resulta que era la misma en la que estaban insistiendo tus padres pero que por naturaleza rebelde de hijo desoíamos.

      Responder
    • Carlos - 12 febrero 2017 - 20:10

      Creo que la mejor forma es no preparándolos. Proporcionarles un entorno de aceptación incondicional y mucha libertad. La misma pregunta de cómo preparar a nuestros hijos denota la raíz del problema: presentarles a los niños la idea de que sus padres o sus profesores tienen la verdad absoluta sobre cómo funciona el mundo.

      Responder
  • #008
    Gorki - 11 febrero 2017 - 11:37

    En mi opinión confundimos un problema local en el tiempo y el espacio, la situación española, con la realidad global. Creo que es cierto que la enorme clase media española, que abarca desde un conductor de camión, o un albañil cualificado, a un cirujano plástico, o un piloto civil, ha perdido capacidad económica, pero por otro lado, el mundo ha mejorado como media, copio una declaración del profesor de Harvard Steven Pinker.

    “La gente a lo largo y ancho del mundo es más rica, goza de mayor salud, es más libre, tiene mayor educación, es más pacífica y goza de mayor igualdad que nunca antes”, señala Pinker a EL PAÍS. “Todas las estadísticas señalan que mejoramos. En general, la humanidad se encuentra mejor que nunca”.
    y esta opinión viene avalada por estadísticas mundiales que indican que cláramente se ha avanzado en los asuntos más críticos de la humanidad, como son, esperanza de vida, mortalidad infantil, pobreza extrama, analfabetismo. igualdad de género,… http://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/29/actualidad/1483020328_085937.html

    Si alguien creía que la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos chinos, que son un tercio de la población mundial, se iba a hacer sin detrimento de la calidad de vida de los países avanzados, estaba claramente en un error.

    No soy tan generoso como para no reconocer que me duele mi pérdida de calidad de vida, pero por un lado, creo que es inevitable, y por otro también pienso, que se reduce con ello una injusticia manifiesta que aleja la posibilidad de guerras.

    Responder
    • Goomer - 11 febrero 2017 - 12:35

      Estoy de acuerdo con la primera parte de tu comentario, en general es el mejor momento de la historia de la humanidad como la estadísticas globales muestran año tras año, y no podemos dejar que las circunstancias en nuestro país nos impidan ver el bosque global.

      Evidentemente los cambios que vienen son muy particulares, pero no se puede decir a la vez que las clases medias se empobrecen en un escenario de deflación tecnológica que realmente aún es muy matizable. En los teléfonos que cita Enrique cada vez se ve más mejora incremental, y en PCs por ejemplo ya estamos en ese punto. De todas formas, si todo vale cada vez más barato, nuestro dinero vale más, y o somos más ricos, o necesitamos menos dinero para vivir igual.

      Como he comentado otras veces, quejarse de perder nuestros trabajos en general poco motivadores es como si con los tractores la gente se quejaba de dejar de romperse la espalda en el campo.

      Que las máquinas trabajen por nosotros es una bendición y no un castigo. Evidentemente habrá que preocuparse de la transición, pero es una mejora para toda la humanidad. Siempre lo ha sido.

      Responder
    • José Luis - 11 febrero 2017 - 18:16

      Es cierto que según las estadísticas ahora se vive mejor que hace 100 años, por ejemplo. Pero hay que tener en cuenta que el modelo socioeconómico está cambiando, para todos, chinos incluidos:

      https://www.xataka.com/robotica-e-ia/en-esta-fabrica-china-han-sustituido-al-90-del-personal-con-robots-y-la-produccion-ha-crecido-un-250

      Por lo tanto será necesario replantear dicho modelo para que la gente no se quede fuera del sistema.

      Responder
      • Gorki - 11 febrero 2017 - 20:55

        Pero hay que tener en cuenta que el modelo socioeconómico está cambiando,

        Creo que más correcto sera decir que CONTINUA cambiando
        Creo que el primer cambio se dio con la aparición de la máquina de vapor, que dio lugar a los movimientos Ludistas.
        En España que no cogió bien el tren del cambio de la máquina de vapor excepto en el Pais Vasco y Cataluña, el gran cambio fue la incipiente industrializacion de los años 50, que atrajo con sus mejores sueldos a una ingente población campesina que se situó inicialmente en un cinturón de chabolismo de las grandes ciudades, mientras que precipitó la mecanización acelerada del campo, que empezó con la generalización del tractor y culminó con la entrada de las cosechadoras a partir de los 60 para finalizar con el “Mar de Plástico” de Almería. ,

        Una parte de la gente excedente del campo, se colocó en el sector turistico absolutamente nuevo en este pais, que ha terminando situandose como el principal motor de nuestra economía generando millones de puesto de trabajo.
        Evolución que continua con nuevas tecnologías como BlablaCar y AirBnb, que comienzan a transformar al antes anhelado turista , en una plaga
        Vino posteriormente la generalización de la informática, que redujo de una forma brutal los administrativos en las empresas, que fueron en gran parte reciclados a gestiones de venta, marketing y publicidad y salvo crisis económicas puntales, no creo paro. La última crisis de paro ha venido de la mano de la por la Burbuja Inmobiliaria, que nada tiene que ver con la informatización de las empresas y menos con la robotización, la construcción se paró, no es que la hagan robots.
        Vino también la globalización , cientos de industrias cerraron aquí y se fueron camino de los países del Tercer Mundo , de China a Marruecos, pasando antes por Japón y Tawan y después por India, Indonesia, Brasil y Mexico y a pesar de todo, los parados los sigue produciendo la construcción que no remonta.

        De hecho se están creando puestos de trabajo cuando según los Ludistas, ya deberia estar empezando el paro en todo el mundo, no solo en España, sino en América, Alemania y China, Pero eso no se cumple.

        ,

        Responder
  • #012
    Angel - 11 febrero 2017 - 11:54

    Las personas/politicos diria yo….

    Responder
  • #013
    marcelo - 11 febrero 2017 - 12:16

    La solución al entuerto podría ser la realidad virtual, la creación de maravillosos mundos digitales en los que puedas ser y hacer lo que quieras y cumplir tus sueños más locos para que las masas olviden sus miserables existencias sin futuro alguno y no les dé por pasar por las armas a las élites. Ya estamos viendo los primeros pasos del asunto con las redes sociales, hay mucha gente que prácticamente vive en internet en una burbuja de tontería de likes y follows y tweets, es barato y agradable, siempre tienes un montón de amigos para hacer el ganso y no hay que pensar demasiado… perfecto para la inmensa mayoría de la humanidad.

    Y no habrá que saber ni inglés porque habrá traductores automáticos simultáneos.

    Responder
    • Eugenio Criado - 11 febrero 2017 - 17:23

      Marcelo, imaginate, vivir en celdas, digamos de 3*5 metros, con una cama, un aseo basico y un equipo de realidad virtual, no hace falta que lo decoremos con nada. pues nada mas entrar en casa nos ponemos el equipo de R.V. y ya estamos sobre la marcha en un chalet de 1000m2 con vistas al mar o la montaña….
      La cuestión es que pasar de aqui, a las vainas de Matrix donde se cultivaban humanos… puede haber poco. no se, en cierta forma…. se me ponen los pelos como escarpias con solo pensar en este escenario.

      Responder
      • Goomer - 11 febrero 2017 - 18:30

        Claro, ¿porque cultivar humanos sirve para…?

        Si queremos pensar sobre este futuro que nos viene, veamos todas sus partes. Por una tenemos empresas reemplazando trabajadores por máquinas para obtener una ventaja competitiva en principio, para no quedarse atrás luego. Y por otra parte personas que pierden su puesto de trabajo y es un problema social. Pero, ¿qué se queda fuera de ese análisis?

        Cuando en una empresa producen máquinas, los costes disminuyen, y por lo tanto el precio de los productos y servicios. Como dice Enrique, gracias a la tecnología se produce una deflación, es decir, todo vale más barato. Es decir, tenemos productos y servicios cada vez más baratos, cada vez que menos personas trabajan en ellos. Si lo pensamos como una asíntota, cuando no haya trabajadores el precio tenderá a cero, por lo que el drama de no tener trabajo será una bendición pues tendremos nuestro tiempo libre, para realidades virtuales o físicas. Por supuesto como alguna vez hemos hablado por aquí la transición puede ser un problema, pero si es muy lenta dará tiempo a adaptarse, y si es muy rápida llegará muy pronto.

        Yo soy optimista, podemos llegar a ver una sociedad como la de los filósofos griegos en que no tenían que trabajar para permitirse pensar, pero sin tener esclavos que sostuvieran la sociedad, sino máquinas. ¿No puede ser apasionante? :)

        Responder
        • Eugenio Criado - 12 febrero 2017 - 13:25

          Bueno, me refería a las vainas, como lugares donde vivir mientras la mente estaba conectada a una falsa realidad. o como la película de Bruce Willis, “Los sustitutos” en los que su cuerpo estaba cómodamente recostado en un butacón conectado y androides de aspecto humano hacían lo que tenían que hacer realmente en persona.
          La cuestión es que necesitamos un cambio de mentalidad, durante mas de 100 años se nos ha “Programado” para producir, y ahora muchos nos encontramos en un “¿Y Ahora que?”, bueno en mi caso, lo tengo claro pues estoy de acuerdo contigo en lo de volver a una época como la de los filósofos griegos donde tenían tiempo para pensar, estudiar, desarrollarse personalmente mientras que los esclavos, en nuestro caso las maquinas, harían el trabajo. la cuestión es que queramos o no, mucha gente se va a quedar en el camino, y no porque no haya forma de avanzar sino porque ellos mismos se auto-limitaran, serán incapaces de salir de su programación, estas personas serán las que mas sufrirán en esta transición. ¿Como las ayudamos?

          Responder
        • Roger - 12 febrero 2017 - 20:48

          Los recursos son finitos.
          Las maquinas pueden trabajar gratis, pero los materiales que se usan para fabricarlas, o para hacer los productos que fabrican, también tienden a descender (algunos tb a cero).
          El crecimiento infinito en un planeta finito no existe.

          Responder
          • Enrique Dans - 12 febrero 2017 - 21:43

            Te recomiendo esta lectura

          • Krigan - 12 febrero 2017 - 23:49

            No necesitamos para nada el crecimiento infinito. Basta con que podamos vivir con holgura todos los seres humanos que hay ahora en el planeta, y un poco de planificación familiar para que la población no crezca.

            Tenemos a nuestra disposición energía solar sobrada. Buena parte de las materias primas son muy abundantes, y los elementos que no sean tan abundantes se pueden reciclar.

            Digo elementos porque su transmutación es casi lo único que no podemos hacer en lo que se refiere a transformar unos materiales en otros.

            Hay materiales que son una auténtica maravilla de versatilidad. Un ejemplo:

            https://es.wikipedia.org/wiki/Policloruro_de_vinilo

            Para tener PVC tan solo necesitas cloro, carbono, e hidrógeno, 3 elementos muy abundantes en la superficie terrestre. Y encima el PVC es reciclable.

        • Jesús - 13 febrero 2017 - 16:43

          Supongamos que el 90% de las industrias están robotizadas. Que el 90% de los almacenas esté automatizado. Que el 90% de las tiendas y distribuidoras esté informatizado y robotizado. Si nadie recibe renta o salario, simplemente porque ha perdido su puesto de trabajo ¿Quién comprará todos esos productos…? ¿Los robots?
          Llegaríamos a un sin sentido, a una paradoja. Todo el planeta robotizado, toda la industria, pero nadie tiene dinero para comprar nada.
          Evidentemente esto es inaceptable, pero ¿hasta qué punto…?

          Responder
  • #021
    Uno que pasaba por aqui. - 11 febrero 2017 - 12:31

    Excelente artículo y necesaria la reflexión que debemos hacer.

    Sin entrar en precisiones, tendremos que considerar que los robots no pueden comprar ni pagar los bienes y servicios que producen otros robots. Por tanto un sistema económico puramente automatizado colapsaría.

    Por mucha deflación que se genere y por mucho que se aumente la productividad, alguna manera habrá que implementar para que los seres humanos tengan acceso a la (creciente) riqueza que se generará.

    Habrá que repartir el (poco) trabajo que haya que, naturalmente, será de altísima cualificación. Habrá que establecer algún tipo de renta básica. No sé si incondicional o más bien ligada a algún tipo de contraprestación no laboral; tal vez social, participativa, científica, artística, deportiva…

    Como idea absolutamente revolucionaria, tal vez podría trasladarse todo el sistema de recaudación de impuestos sobre los robots; no tendría sentido (como ahora) fiscalizar las rentas del trabajo cuando casi toda la capacidad productiva habría sido transferida a las máquinas.

    Coincido con usted en que ésto o se hace por las buenas o nos lo harán por las malas. En el peor de los casos, y más nos vale evitarlo, nos podría llevar a una revolución. Pero de las de sangre y fuego.

    Responder
  • #022
    Krigan - 11 febrero 2017 - 12:57

    No es solo la clase media, en Goldman Sachs tenían 600 operadores de bolsa y ahora tienen 2. Han sustituido a trabajadores que ganaban medio millón al año y ahora van a sustituir a los que ganan 700.000:

    https://www.technologyreview.com/s/603431/as-goldman-embraces-automation-even-the-masters-of-the-universe-are-threatened/

    Han sido sustituidos por 200 informáticos. Es decir, hasta que los informáticos sean también sustituidos por máquinas, como ya ha hecho Facebook, que ya en el 2013 consiguió tener un administrador por cada 26.000 servidores, y ahora vete a saber en cuántos estará, aparte de que un servidor de ahora es 4 veces más potente que uno del 2013.

    A partir de ahí, la decisión es nuestra. Somos nosotros, los votantes, los que decidimos si queremos tener un futuro con una economía de la abundancia, o uno en el que la mayoría de la gente vive en la miseria, mientras unos pocos siguen acumulando billetitos jugando al Monopoly.

    Responder
    • Goomer - 11 febrero 2017 - 18:20

      Comprendo que de miedo el cambio, pero siempre a por una economía de la abundancia, una en que las máquinas trabajen por nosotros :)

      Responder
      • Krigan - 12 febrero 2017 - 04:11

        No, si yo no le tengo miedo al cambio. Cuanto antes mejor. Pero la mentalidad de la gente también ha de cambiar. Para ir a una sociedad en la que sean las máquinas las que trabajen primero es necesario tener una sociedad en la que los individuos comprendan que no es necesario trabajar para tener un sustento.

        El trabajo remunerado como algo opcional, el trabajo útil a la sociedad como algo no necesariamente remunerado. Son conceptos que a mucha gente le suenan a chino. O peor aún, le suenan a utopía irrealizable.

        Entretanto, infinidad de músicos, escritores, y demás, o bien abandonan su arte por un trabajo que les pague las facturas, o bien se dedican a crear en el insuficiente tiempo libre que les deja ese trabajo. Ya sabes, no son rentables. Para ser rentable no basta conque mil lectores al año quieran leer tu libro, y sin embargo es evidente que ese libro le aporta un cierto valor a la sociedad si mil personas al año quieren leerlo.

        Otro tanto cabe decir del software, por supuesto. Solo eres rentable como programador si tu soft lo van a usar millones de personas (o si las licencias son caras). En un mundo cada vez más regido por los ordenadores, ¡la mayor parte de las personas que saben programar y disfrutan haciéndolo no son rentables!

        No todo es el deflactor tecnológico que permite enviar mensajes gratis, cuando antes tenías que pagar al cartero. Liberar el tiempo de la gente también genera abundancia de otras cosas.

        Responder
  • #025
    Luis Hernandez - 11 febrero 2017 - 13:46

    Para mi lo que está claro son dos cosas:

    -La tecnología genera cada vez más riqueza.
    -Los puestos de trabajo pueden inventarse porque no es necesario que generen riqueza.

    Con esto quiero decir que no es un problema más que de redistribución de la riqueza, que tiende a acumularse en unas pocas manos, y de generación de “trabajos” que serán más bien ocupaciones destinadas a dar un sentido de realización personal a las personas: acompañamiento de personas mayores, cuentacuentos, dinamizadores sociales, artistas… y en general servicios orientados a la socialización, apoyo personal y cultural.
    Desde luego no concibo que nos quedemos todos sentados viendo la tele mientras las máquinas trabajan para nosotros, ni que unos pocos detenten toda esa riqueza mientras otros se mueren de hambre.

    Responder
    • Eugenio Criado - 11 febrero 2017 - 17:33

      Estoy de acuerdo contigo. En cuanto a los puestos de trabajo a inventarse, centrándome mas en lo que a realización personal se refiere, ya existen, lo único que por nuestra situación actual no tenemos tiempo para ello, para acudir a estos profesionales salvo cuando estamos al limite, cuando ya lo que necesitamos es resolver y no prevenir el problema en el que nos encontramos.

      Responder
  • #027
    Alicia Peña - 11 febrero 2017 - 14:50

    Enrique, totalmente de acuerdo con el artículo. Por si te interesa (no publiques el comentario si lo consideras SPAM) échale un ojo a los vídeos de Oliver Nabani sobre el tema, compartís ideas muy parecidas (con un enfoque un tanto distinto) https://youtu.be/bfNTwTQSRzk

    Responder
  • #029
    Miguel A. Ruano - 11 febrero 2017 - 15:24

    Hay graves barreras entre el ámbito tecnológico y el resto de la sociedad. Esta barrera está provocando por un lado un enfoque tecnodeterminista y por debajo de él, una capa de población que está empezando a vivir cambios y no sabe porqué.

    Si la tecnología no se la da una trascendencia social -no sólo por sus efectos, sino por comprensión, educación y acceso. Y esto a su vez enlazarlo y contextualizarlo con las diferentes capas sociales de riqueza, acceso a la educación , ámbito geográfico, tasas de envejecimiento, etc.-las tensiones sociales que se van a crear son enormes.

    No existe esa permeabilidad. Y donde se ha producido, mayormente se ha quedado en lo más superficial: en el mejor de los casos, fomentar la creación de empresas tecnológicas o la implantación de medidas de “modernización”. Se ayuda a dar herramientas, pero no a que sus consecuencias tengan trascendencia y sobre todo comprensión social más allá de sus resultados. Esto está provocando una desincronización social de los cambios, sin que exista un liderazgo que permita integrarlos en la diferentes realidades y niveles económicos, educativos, culturales o territoriales.

    Responder
  • #030
    Matías Buonfrate - 11 febrero 2017 - 15:26

    ¿De verdad la amenaza para la civilización humana son las personas? No entendí. ¿A qué personas te refieres como amenaza? ¿La clase media reaccionaria? ¿Los capitalistas que ya no necesitan comprar fuerza de trabajo? ¿Aquellos que resisten la renta universal?
    ¿Hay civilización sin humanos?
    De verdad no comprendí. Sería agradable si pudieras extenderlo un poco. Gracias.

    Responder
    • Eugenio Criado - 11 febrero 2017 - 17:51

      Matias, me viene a la cabeza la frase que seguro tu también conocerás: ” El Hombre es lobo para el hombre” de Thomas Hobbes, inicialmente no recordaba el autor y busque , y resulta que aunque fue Hobbes quien lo hizo popular, tiene un origen muy anterior , del comediógrafo latino Plauto y la frase original decia: “Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro” y me sorprendio gratamente las palabras finales: “cuando desconoce quién es el otro mientras, primero, no hagamos nada por conocernos a nosotros mismos, no nos sera posible conocer al otro y mientras esto sea así, el peligro esta ahí” En la educación se están cargando toda la enseñanza humanista por lo que se va haciendo mas difícil ese conocimiento de uno mismo.

      Responder
      • Matías - 12 febrero 2017 - 15:44

        Gracias por el comentario. No conocía el antecedence de la cita de Hobbes. Saludos!

        Responder
  • #033
    José Luis - 11 febrero 2017 - 18:52

    Es muy probable que la automatización destruya más puestos de trabajo de los que la tecnología crea, y dado que los subsidios condicionados son ineficaces tiene mucho sentido una Renta Básica Universal e Incondicional.

    Ya en Europa se lo están tomando en serio, como imagino que sabréis (países nórdicos, Eurocámara…), así que no me extiendo con eso. Luego está el tema de cómo se puede financiar la RBUI. Parece que respecto a esto, la tecnología también tiene algo que decir.

    Con un nuevo sistema fiscal, podrían llevarse a cabo otras muchas medidas, como la renta básica: http://www.elboletin.com/nacional/145218/poner-fin-dinero-metalico-bancos-podemos.html

    Tecnología Blockchain para combatir la evasión fiscal: http://www.publico.es/economia/falciani-propone-implantar-sistema-pago.html

    Responder
  • #034
    Gorki - 11 febrero 2017 - 18:58

    Curiosamente la gente piensa que los trabajos de bajo nivel intelectual será los que desaparezacn con la robotizacion mientras que los trabajos de alto nivel serñá mas dificilsustituirlos.
    La experiencia que yo tengo es la contraria,

    Trabajé en Corning la empresa más importante del mundo en el sector del vidrio. El vidrio es un producto muy penoso tr¡de trabajar, se trabaja a alt temperadura, con una insoportable radiación luminica, motivo port el cual los trabajos estaban muy bien pagados. Un soplador de vidrio ganaba un muy buen sueldo.

    En Corning habíaa fabricas de mas de 200m de largo con varias lineas de trabajo en el que las piezas iban desde los hornos de vidrio a las piezas acabadas pasando por una sucesión de máquinas, sopladoras, prensadoras, tensionadoras, dobladoras, etc, sin que un solo humano intervinieran, Sólo circulaban en esa inmensa fgábrica tecnicos de control de calidad que extraian alguna pieza de las que cadenas para hacer el control dde calidad.

    Salvo al final de la cadena donde unas persona, obrero sin ninguna cualificación, embalaban las piezas en cajas de cartón, Cuando yo pregunté como era que seguían con esos obreros, el jefe de la fábrica me dijo, resulta mas barato hacer ese trabajo con hombres que con robots.

    Puede que eso siga pasando en el futuro.

    Responder
  • #035
    Xaquín - 11 febrero 2017 - 19:31

    El texto al 100%. Me queda la imagen para comentar.

    Un puño humano que toma dinero (o poder) o amenaza (con poder) sintetiza perfectamente al responsable.

    Por ahora es ficción científica que las máquinas se clonen y adquieran algún tipo de conciencia… pero nada de ficción tiene que el ser humano no es educado (en general) para fomentar un buen equilibrio entre los genes de competividad y solidaridad (vivimos en una sociedad megacompleja, pocos islotes sociales quedan)… y en cambio somos especialistas en “echar las culpas a otro” (característica no genética!).

    Responder
  • #036
    Antonio Gregorio Montes - 11 febrero 2017 - 20:33

    Independientemente de que esté de acuerdo con la línea general del artículo, volviendo al comienzo del mismo, sobre la consciencia, aún aceptando el planteamiento sobre este punto, cuánto dura una ‘generación tecnológica’ hoy en día? Y los plazos siguen acortándose…

    Responder
  • #037
    CRISTINA - 11 febrero 2017 - 20:35

    En los últimos años he comprendido un nuevo sistema economico, que sospecho se reencuentra con el capitalismo tradicional. La organización económica de las comunidades. Eso implica tener mas conocimiento transferido para mejorar y no tanta tecnologia sustitutiva, porque iría en contra de la mismísima base conceptual. Entendí que los incas innovaban cuando partían rocas con hielos en las grietas. Y que ese conocimiento daría lugar a nuevas innovaciones adaptadas al nivel de desarrollo social de cada época y país. también aprendí que aprender a aplicar el conocimiento no es dejar hecho un procedimiento escrito sin adaptarse a las circunstancias locales. Y que la tecnologia al servicio del hombre implica: Ayudarle a mejorar sus procesos, porque una mejora adaptada conlleva a otra mejora, al márgen de que la IA pueda hacerlo mejor. hay robots que extienden las habilidades al humano, mejor precisión? Unida al conocimiento aplicado y a la experiencia de una tarea. Asi lo veo…;-)

    Responder
    • Garepubaro - 11 febrero 2017 - 21:42

      La tecnologia cada dia es mas compleja, y fabricarla es accesible tan solo a unos pocos, por ejemplo lo que hay tras las miles de marcas de boligrafo : buscar;”China ya produce puntas de boligrafo”

      http://www.economiadigital.es/es/notices/2017/01/china-boligrafos-88380.php

      Pero esto es un logro anecdotico pues la situacion en cuanto a informatica, electrónica, microchips, pantallas, al ser muchisimo mas complejas de fabricar CADA DIA aun hay mas miles de marcas pero un par de fabricantes reales en todo el globo y la complejidad y distancia tecnologica crece cada dia …

      Hombre hace triste gracia cuando la respuesta es regalar portatiles a los niños para que los utilicen en la escuela, eso es todavia mas ridiculo que regalar dvd de cine, con la esperanza de que surja un Hollywood en España …

      La situacion de los que no son estos pocos frabricantes de tecnologia, es realmente eso; desesperada y la brecha y complejidad aun aumentara, si, veremos como ya no el uno por ciento de la poblacion tiene mas que el resto, sino hablaremos del 0.1 por ciento. Asi va evolucionando la cosa

      Responder
      • CRISTINA - 11 febrero 2017 - 23:23

        Si, pero en una perspectiva global y comparativa. El acceso a los servicios tecnológicos es lo que debería importar. Por ejemplo, la tecnologi 3/4D impresoras.. Una sociedad de tercera revolución industrial debe acomodarse…una sociedad que adapta las nuevas posibilidades como nuevas..no ha de cambiar su mentalidad..solo ha de aprovecharse de sus posibilidades de desarrollo…El problema sera que el acceso a los servicios tecnológicos sean imposibles..pero la escalibilidad de los servicios..eso era lo que hacia universal y accesible a los resultados…es el avance del mercado…

        Responder
      • Gorki - 12 febrero 2017 - 10:08

        La tecnologia cada dia es mas compleja
        ¿Estas seguro, o simplemente es que tu te has quedado en el siglo XX?

        Responder
        • Garepubaro - 12 febrero 2017 - 12:08

          Y mas, no suele ser para casi todas las cosas mas de lo mismo, sino CAMBIO DE PARADIGMA, por ejemplo primero no habia kioskos, despues conoci a gente que tenia kioskos y vivian me dicen de vender prensa y pilas para las radios en cantidad … luego prensa se vendia menos porque el papel ya se acaba y las pilas que vendian eran recargables, asi que menos pilas vendidas … luego ya prensa y revista nada, y los aparatos venian con la bateria recargable ya incorporada, asi que se acabaron las pilas tambien, y ya ni hay kiosko porque no hace falta. Un ejemplo de nada que mas, no es mas de lo mismo, sino distinto, y hay puntos de inflexion continuos donde ya lo anterior no sirve pero generalmente la gente se empeña en seguir con el modelo anterior hasta la ruina, ahora se esta en un punto de inflexion y ya lo anterior todo lo del siglo XX que saliera medio bien, no va a funcionar ya

          Responder
  • #042
    Juan Navidad - 12 febrero 2017 - 00:04

    Creo que la gente está, estamos bastante aletargados. Escucho demasiadas frases singulares como: “las máquinas van a trabajar para nosotros”. Es de una ingenuidad increíble. Los poderosos, los que escriben y dictan el guión de lo que está pasando y NOS está pasando no creo que quieran compartir los beneficios de las ventajas de la robotización y tecnificación con nosotros. Porque, ojo, el peligro no está solo en los robots, esas máquinas que trabajan más y mejor que las personas, sino la ingente cantidad de tareas que antes hacía un humano y ahora no hará un robot sino los propios clientes. Ya no necesitamos ir a una oficina a hacernos un seguro, lo hacemos por internet en minutos. Cada vez va a haber menos gente tras esos miles de procesos tecnificados: gasolineras, tiendas, bancos, incluso bares y restaurantes. La lista será muy larga.

    Y estamos aletargados porque nos han individualizado tanto que creemos que los empleos que se destruyan no serán los nuestros. Somos tan ingenuos y engreídos que nos creemos que estamos tan sobrecualificados que sobreviviremos a estos procesos. Por eso hay alrededor de dos millones de jóvenes españoles que se han tenido que ir de España. Algunos dirán que por exceso de formación.

    Incluso la necesaria Renta Básica no la está concibiendo bien la gente: no es un objetivo, sino una herramienta, de cambio revolucionario, para que la gente abandone las ciudades y se vaya a desarrollar y crear otro tipo de dinámicas sociales, económicas y culturales en las zonas rurales.

    Hay muchos pasos que podemos dar los de abajo, pero haremos mal si solo observamos, aceptamos agachando la cabeza lo que diseñen los poderosos. Si lo hacemos, si aceptamos lo que venga, lo vamos a pasar muy muy mal…

    Responder
    • Gorki - 12 febrero 2017 - 10:06

      Por eso hay alrededor de dos millones de jóvenes españoles que se han tenido que ir de España

      Muchos me parecen, ¿Alguna estadística para confirmarlo?

      Lo que si ha habido son cuatro millones de emigrantes extranjeros en España. ¿Quien nos ha quitado los puestos de trabajo. El robot o el ecuatoriano que trabaja de camaro en un bar.? http://www.ine.es/prensa/np980.pdf

      Responder
      • Juan Navidad - 12 febrero 2017 - 13:04

        Dos millones y podrían ser más. Las estadísticas no son fiables, porque muchos no figuran como emigrados, sino que siguen empadronados en España como si vivieran en su país, para no perder su derecho a la sanidad. Además de tenerse que ir, lo que ha sucedido es que les han quitado derechos (el mencionado derecho a la salud del sistema de España y el voto rogado, también llamado voto robado, solo un 10-15% tiene derecho al voto y puede ejercerlo).

        En cuanto a España, se ha formado a mucha gente, pero no se ha considerado la importancia de diversificar la formación entre empleos cualificados y no cualificados. Así, quienes se especializan lo hacen demasiado y quienes no, los ni-nis, se encontrarán con 65 años con meses cotizados y ya no estarán sus papis para sacarles las castañas del fuego.

        Que vengan a España emigrantes no es malo, siempre que los sueldos que se paguen no sean abusivos. España es un país tan absurdo que puede haber gente trabajando por 2 euros la hora. Eso se debe a que tenemos un salario mínimo mensual (que no respeta nadie) y falta un salario mínimo horario. En Estados Unidos habrá explotadores, pero el salario mínimo horario no es habitual que nadie pague menos de lo que debe porque se la juega.

        Responder
        • Gorki - 15 febrero 2017 - 01:51

          No es eso lo que dice el INE pero aceptemos tu cifra no basada en ningun dato, el INE dice que hay 4.000.000 de inmigrantes, también debe ser malo el dato, pues hay aparte los llamados “sin papeles” que deben ser un pico, pero demos por bueno que “sólo” son 4000000. Si no hubieran venido, los puestos de esos inmigrates , (el doble de emigrates), estarían disponibles para los que se han ido,

          ¿Quien echó a los jóvenes, los emigrates, o los robots?

          Responder
  • #046
    Pau Hortal - 12 febrero 2017 - 08:58

    Una perspectiva genial y tremendamente impactante. Creo que el “mensaje” se puede resumir con la última frase. “No, la amenaza actual para la civilización humana no son las máquinas. Son las personas”. Un abrazo. Pau.

    Responder
  • #047
    Alfonso - 12 febrero 2017 - 09:00

    Totalmente de acuerdo en que la clase media es lo que sostiene una civilización y que el exceso de desigualdad es lo que provoca los populismos, las luchas y los conflictos internos.

    Esto es exactamente lo que está sucediendo en España:
    https://www.google.es/search?q=evolucion+desigualdad+españa&client=tablet-android-samsung&prmd=inv&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjRzaSXiYrSAhWjLMAKHWuOAdAQ_AUIBygB&biw=1024&bih=768#imgrc=90OVD-KiqYEobM:

    Pero no lo que está sucediendo en el mundo:
    http://2.bp.blogspot.com/-6Fcnl__DGro/VfBSLHWY5iI/AAAAAAAAC1I/EzkmEvgZsBI/s1600/Diapositiva1.JPG

    Respecto a si la tecnología facilita el aumento de la desigualdad el gráfico mundial desbarata completamente este argumento.

    Lo que hace crecer la desigualdad son gobiernos corruptos en manos de poderes económicos cada vez más fuertes porque son globales. Y también desregulación financiera que sólo fomenta la especulación, no el trabajo ni la creación de valor.

    Dejemos de hablar de robots cuando el problema es otro…

    Responder
    • Krigan - 12 febrero 2017 - 12:41

      Muy bueno tu segundo enlace, describe muy bien lo que ha sido la evolución histórica. Ahora bien, no se está diciendo que la tecnología no aumente la riqueza per cápita (por el contrario, la aumenta hasta el punto que nos permite hablar de una economía de la abundancia que antes no era posible), ni que la diferencia entre países desarrollados y subdesarrollados no se esté suavizando.

      Lo que se está diciendo es que tenemos un problema si para que una persona tenga ingresos es necesario que esa persona trabaje, cuando la tecnología cada vez sustituye más trabajo. El balance neto, ¿es de creación o destrucción de empleo?

      Si es lo segundo, vamos a necesitar una RBU, tanto aquí en España como en USA o en China, donde ya ha empezado la robotización de las fábricas.

      Responder
      • Alfonso - 13 febrero 2017 - 08:48

        Según los datos de la OIT está claro que a nivel mundial no hay ninguna relación entre avance tecnológico y paro:

        http://datos.bancomundial.org/indicador/SL.UEM.TOTL.ZS

        Esto de que las máquinas nos van a dejar sin trabajo es tan antiguo como los telares de Londres….

        Responder
        • Krigan - 13 febrero 2017 - 11:26

          Lo de los telares lo decían luditas, que se oponían a que las máquinas sustituyesen a los humanos. Lo de ahora lo decimos personas que estamos totalmente a favor del progreso tecnológico, solo que advertimos que el sistema económico, con su ligazón entre trabajo y sustento, debe cambiar para adaptarse a la nueva realidad.

          Las cifras del paro han dejado de ser un buen indicador, por la proliferación de trabajos de muy pocas horas, que han creado una nueva clase de personas que tienen trabajo pero no ganan lo suficiente para vivir.

          De Eurostat:

          “La proporción de la población laboral de la EU-28 de entre 15 y 64 años que declara que su empleo principal es a tiempo parcial aumentó gradualmente: del 16,7 % en 2004 al 19,6 % en 2014. El mayor porcentaje de trabajadores a tiempo parcial en 2014 se registró, con diferencia, en los Países Bajos (49,6 %), seguido de Austria, Alemania, el Reino Unido, Dinamarca, Suecia, Bélgica e Irlanda, donde el trabajo a tiempo parcial afectó a cerca de una cuarta parte de las personas con empleo. En cambio, el empleo a tiempo parcial fue relativamente poco frecuente en Bulgaria (2,5 % de las personas con empleo), así como en Eslovaquia, Croacia, la República Checa y Hungría (entre el 5,1 % y el 5,5 %) — véase la tabla 4.”

          http://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php/Employment_statistics/es

          Nótese que afecta más a los países más desarrollados, incluida Alemania.

          Responder
  • #051
    Jose Antonio - 12 febrero 2017 - 11:02

    Efectivamente, el problema somos las personas, lo que me lleva a la reflexión de que si son necesarias menos personas es cuestión de tiempo que el ajuste se vaya produciendo y en unas generaciones nos habremos adecuado a las nuevas necesidades poblacionales, auguro un futuro con menos personas. Para mi la incógnita es cómo se producirá esa transición, si paulatina y con poco sufrimiento o brusca y con dolor…..

    Responder
  • #052
    Marc - 13 febrero 2017 - 09:34

    Se trató de una revolución cuando ya resultó ser más útil la inteligencia que la fuerza física, y llegaremos a ser conscientes sobre otra característica, que no será ni fuera física ni inteligencia, y ese será el inicio de otra gran revolución que mejorará nuestras vidas, o las de nuestros sucesores, y ninguna máquina podrá tener ni simular esa característica.

    Responder
  • #053
    batch4j - 13 febrero 2017 - 16:21

    El problema no son las personas sino el acceso a la sociedad del bienestar, sanidad, vacaciones, transporte, cultura, energia, agua.
    Si cada vez hay mas familias con rentas de 400 euros y cada vez se produce menos en España, ya sean barcos, programas, robos o videojuegos, de donde se van a sacar los impuestos para esa Sociedad del Bienestar y cuando nos queramos dar cuenta y tengamos que pagar patentes por utilizar cualquier cosa fabricada en China o India con patente Alemana, USA, Japon o china, como vamos a reclamar esos impuestos a robot que no estan aqui.
    Cuando los pobres, no la clase media, se vean afixiados saldran a la calle y volveremos a una Sociedad Belica.

    Responder
  • #054
    Mesosoma - 13 febrero 2017 - 20:48

    Mis dos centavos:

    A) En el mundo actual el sistema ya produce suficientes bienes y recursos que exceden por mucho la capacidad de una persona, el ya obsoleto fetiche del “trabajo duro” pertenece a eras anteriores ya casi olvidados; dado que el sistema ya produce más que tú en toda la jornada laboral la gente se cansará y exigirá rentas básicas.
    Los ludistas olvidan que todos los países del mundo envejecen ó pierden población más rápido que la natalidad repone, nuestra sociedad se mantiene en pie gracias a las máquinas que reemplaza quienes nunca nacieron o envejecidos; sólo hay que ver cuales son los puestos de empleo más solicitados: programadores, ingenieros eléctricos, analista de sistemas, Big Data.
    Esto deriva que los empresarios y dueños del capital reemplazarán los políticos tradicionales para mejor reparto de recursos y aprobación de la RBU

    B)Las máquinas reemplazan a los humanos de los puestos productivos debido a las mentalidad empresarial “bajar costos”, los desplazados se lanzará a puestos tradicionales como cartero, repartidor, policía, es decir todavía existirá trabajo y pero este será mal pagado y sobre-calificado ; el resto se verá forzado a vivir en la indigencia.

    Los políticos permanecerán ajenos a todo estos sólo actuará en el caso que la seguridad social e impuestos disminuyan de forma alarmante para cuando se aprueban impuestos para los robots (en caso de “personas electrónicas” http://pysnnoticias.com/la-ue-quiere-que-los-robots-sean-personas-electronicas-y-pagar-impuestos/), para entonces será demasiado tarde.

    Mientras tanto los dueños del capital vivirán como dioses en otro planeta mientras los terrícolas se joden, como la película Elysium

    Responder
  • #055
    Krigan - 13 febrero 2017 - 21:11

    La agricultura, la minería, la industria, el transporte y la distribución, toda clase de servicios… empieza a ser posible construir toda una economía con una intervención humana mínima.

    Antes tenía todo el sentido del mundo que la estructura económica se basase en la idea de personas haciendo el trabajo, porque no había otra opción. Esclavismo, feudalismo, capitalismo, marxismo… todos basados en la misma idea: que el trabajo es esa cosa que hace la mayor parte de la población.

    Ni idea de cómo se llamará el siguiente “-ismo”. Igual se le sigue llamando capitalismo, pero ya no estará basado en la idea de que unos ponen el capital y otros el trabajo.

    Conviene además recordar que el riesgo de que la transición no se haga de forma adecuada no es solo para los trabajadores, sino también para cualquier empresa (y sus propietarios) cuyo mercado no sea el de los artículos de lujo para ricachones. Ninguna empresa puede sobrevivir sin clientes.

    Responder
  • #056
    José Miguel Guimerá Padrón - 14 febrero 2017 - 03:05

    Veo como un problema político el tema de la tecnología, y en un país cuyos líderes solo miran como evitar que sus ciudadanos no reciban lo que por la misma constitución le corresponde, por supuesto que traerá populismos justificados plenamente.
    Si los gobiernos solo protegen la,economía de un solo sector de la población pues por puro efecto lógico, alguien tendrá que compensarlo. En España mantener bancos y eléctricas les cuesta a su población su ya precario estado de bienestar.
    De nada,vale buscarse la forma de generar electricidad por ejemplo mirando la energía fotovoltaica cuando viene el gobierno y te aplica un impuesto al sol.
    Sin embargo, la reducción del personal de las eléctricas por la tecnología no se ve reflejado Excel coste de la misma.
    Nos vienen con la mentira de que si el combustible es más caro, etc. Lo cierto es que cuando baja el combustible la energía no lo hace sino todo lo contrario.
    La introducción de contadores inteligentes supone el despido de cientos de miles de empleados que a su eran subcontratados.
    Donde esta reflejada esa reducción del coste
    Simplemente es un bulo, y todos sabemos que es lo que pasa luego. El montón de mentiras que se inventa el gobierno y su tozudez de no darse cuenta que está aniquilando a la clase media a pasos agigantados no tardará en pasarle factura.
    Ya se la ha pasado pero insiste en mirar hacia otro lado. Existe un enemigo imaginario en esa gente que proviene de su propia ideología y que los lleva a menospreciar a los ciudadanos. No es aceptable que la respuesta a una protesta ciudana, sea que si nos estamos elecciones.montemos un partido y ganemos las elecciones. El mensaje que deja esa actitud es que tratemos entonces de alcanzar el poder y hacer luego lo que nos de la gana. Ejemplo desde la supuesta izquierda comunista y de la derecha fascista las hemos estafó viendo en los últimos años y casualmente desde América las dos. Venezuela y nada menos que Estados Unidos. De lo que si se puede estar seguro es que mientras la población sienta que está recibiendo algo de su gobierno, el mismo seguirá ganando elecciones y el problema viene cuando se tiene a un 80% en estado de pobreza extrema como fue el caso venezolano. Mantenerse en el.poder fue muy sencillo y a bajo coste solo había que sacarlos de la pobreza extrema y convertirlos solo en pobres. Es decir, que si no comían sino cada tres días era cuestión de darles de comer cada dos. Una mejora evidente directa y efectiva. Decirle a alguien en esos extremos que piense por quien va a votar, es un chiste. Solo pensará de que ahora solo debe esperar dos días para comer. La alternativa a la tecnología es la educación, y países pequeños como Dinamarca, Finlandia, etc., les va muy bien teniendo un estado del bienestar invisible por cualquier ciudadano del sur de Europa, les va muy mal en fútbol pero se ve claramente que con los pies no piensan.

    Responder
  • #057
    Dubitador - 19 febrero 2017 - 16:46

    Es muy interesante comprobar como el nuevo liberalismo, o lo que se vino a denominar nueva economia, puede tener una cara amable y otra brutal… pero vienen a decir lo mismo.

    El amabe Enrique Dans viene a decir lo mismo que el brutal Steve Bannon, asesor privilegiado de Donald Trum y editor de un pamfleto digital ultraderechista, equiparable al de Federico Losantos, autor tambien de un documental donde se explica la crisis financiera en clave de crisis de valores, una crisis achacable a los hippìes de los años 60 del pasado siglo XX, que encarnó a partir de los años 70 tanto en los yuppies de Wall Street como en los presuntamente mas serios presidentes de la banca mundial.

    Bannon afirma que:

    “La crisis económica actual no es un fracaso del capitalismo, sino un fracaso de la cultura”.
    http://www.eldiario.es/theguardian/Steve-Bannon-espiritu-rebelde-EEUU_0_613488943.html

    Que sintoniza bastante con la aqui expresada por Enrique Dans:

    ” No, la amenaza actual para la civilización humana no son las máquinas. Son las personas. ”

    En ambos casos el constructo, la maquina, el sistema, no es el que falla, es el imperfecto y estupido espiritu humano. Justo lo que predica la utopia liberal, pues ésta no falla, es que sus obtusos enemigos no le dejan acertar.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG