Eficiencia, transformación digital y función pública

IMAGE: Pixelrobot - 123RF

Un informe de Reform, un think tank británico generalmente calificado como conservador, evalúa en unos 250,000 los puestos de trabajo en la función pública que podrían ser sustituidos por la automatización y la robotización a lo largo de los próximos quince años. Anteriormente, otro informe de Oxford University y Deloitte estimaba esa cifra en unos 850,000 en ese mismo plazo. El número total de empleados públicos en el Reino Unido en el año 2016 era de 5.4 millones.

La idea de reducción del empleo en la función pública no resulta en absoluto inesperada o extraña. Después de todo, la reducción del papel del Estado como tal ha sido tradicionalmente uno de los ejes fundamentales de una de las grandes ideologías históricas, y es habitual que esa misma función pública sea vista por muchos como una fuente de burocracia e ineficiencia, que todo ciudadano en general vería con buenos ojos optimizar dado que su financiación proviene directamente de sus impuestos.

Una parte sustancial del trabajo desarrollado por el funcionariado público es de tipo administrativo y tiende a tener un elevado componente repetitivo. Recientemente, el gigante de la gran distribución norteamericana, Walmart, llevó a cabo una reducción de personal centrada precisamente en los puestos administrativos y de back-office, incidiendo en tareas que se consideraban fáciles de automatizar, agrupar y sustituir. La idea de “mover papeles”, que en algunos casos está desapareciendo dentro del funcionariado a medida que se llevan a cabo procesos de transformación digital en la Administración, no oculta que tras la ineficiencia directa vinculada con el uso del soporte físico, existen una buena cantidad de flujos de información y procedimientos que se convierten en gran medida en redundantes cuando ese papel desaparece. El pasado sábado, por ejemplo, obtuve a través de la web de mi Ayuntamiento un comprobante de pago del impuesto municipal de circulación que hace pocos años me habría obligado a esperar al lunes y a acercarme a una ventanilla en el Ayuntamiento, un típico trámite burocrático que solía implicar un rato de trabajo de un funcionario público y que ahora el ciudadano lleva a cabo directamente.

El desarrollo de chatbots basados en inteligencia artificial, de hecho, se cita como uno de los grandes elementos que podrían redundar en una fuerte reducción de personal en la función pública dedicado a la interacción con el ciudadano. Y ese elemento, el de la interacción con el ciudadano, es solo una parte de los habitualmente citados en los procesos de transformación digital. Faltaría contemplar todos los elementos de flujos de información y procesos, en los que indudablemente también se podría llevar a cabo una importante ganancia de eficiencia que se cifraría en su correspondiente reducción de personal necesario, y asimismo, las oportunidades de reconvertir el modelo de negocio, que en la función pública se reinterpreta como la posibilidad de convertir muchos de los elementos en plataformas al servicio del ciudadano. La idea de plataforma, por otro lado, sintoniza muy bien con las tendencias relacionadas con el open data, con el uso de los datos del ciudadano para, con las debidas garantías de privacidad y confidencialidad, plantear productos y servicios más eficientes al ciudadano desde la iniciativa privada.

¿Podría ser la función pública uno de los sectores más afectados por la sustitución tecnológica? Hablamos de puestos habitualmente sujetos a una fuerte sindicalización y con garantías de estabilidad laboral importantes, que serían objeto de una presión por la eficiencia cuya necesidad seguramente pocos podrían o querrían discutir. ¿Está esta más que posible reconversión tecnológica de la función pública en la agenda de nuestros políticos?

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Efficiency, digital transformation and the civil service

 

40 comentarios

  • #001
    Angel - 6 Febrero 2017 - 15:17

    Eficiencia y function publica en la misma frase?????
    No way….. :P

  • #002
    Javier Cuchí - 6 Febrero 2017 - 16:04

    «¿Podría ser la función pública uno de los sectores más afectados por la sustitución tecnológica?». Respuesta: sí. Con algunos matices posibles pero, en conjunto, sin duda.

    «Hablamos de puestos habitualmente sujetos a una fuerte sindicalización y con garantías de estabilidad laboral importantes, que serían objeto de una presión por la eficiencia cuya necesidad seguramente pocos podrían o querrían discutir» Respuesta: es que ya está ocurriendo. Lo que pasa es que al funcionario se le está sustituyendo por el asesor dedificado, porque lo que está ocurriendo en realidad, y no por la tecnología sino por la corrupción política y por el clientelismo de los partidos, es que los funcionarios públicos somos un colectivo a extinguir. Sindicalmente habrá poca cosa que decir -aunque ahora los sindicatos protesten (con la boca pequeña) porque no se convocan oposiciones y no se cubren vacantes- porque al no echarse a nadie a la calle, al no haber despidos ni eres, simplemente no habrá reacción al no ponerse en peligro la estabilidad laboral.

    «¿Está esta más que posible reconversión tecnológica de la función pública en la agenda de nuestros políticos?» Respuesta: naturalmente que no. Nuestros políticos son unos ignorantes tecnológicos de aquí te espero. Están terminando con la clase funcionarial, pero no por la digitalización de la Administración sino para su mexicanización, es decir, volver al galdosiano concepto del funcionario cesante según el partido que esté en el poder.

    Sólo un ejemplo: la Ley 31/2015, de procedimiento común de las Administraciones Públicas está en vigor desde el 31 de octubre pasado; y entrará plenamente en vigor el próximo 2018. Y a los funcionarios se nos está formando con charlas de tres o cuatro horas. No sobre la Ley, que ésa nos la tenermos que aprender por nuestra cuenta, como es de obligación y vergüenza profesional (y hay quien no la tiene) sino de su implementación material.

    Les importa un rábano la reconversión tecnológica de la función pública.

  • #003
    Alqvimista - 6 Febrero 2017 - 16:45

    ¿Está esta más que posible reconversión tecnológica de la función pública en la agenda de nuestros políticos?
    Estaba leyendo esto muy interesado pero ha sido llegar a la gran pregunta y la carcajada ha sido inevitable…

    Tú vete a Andalucía, por ejemplo, y quítales la posibilidad de contratar funcionarios para ‘apañar’ el desempleo y verás las risas que se echan.

    No Enrique, no, ya te puedo asegurar que eso aquí no lo verán ni tus nietos.

  • #004
    Gorki - 6 Febrero 2017 - 17:41

    ¿Conoces de un sólo pais que en epoca de paz y teniendo el mismo régimen politico hay reducido el número de funcionarios?. Y no creo que la robotización vaya a eliminar mas tareas que la mecanización informática. Pues bien todos los ministerios están informatizados, ¿conoces algún pais que haya echado funcionarios?.

    ¿Que hicieron con los que rellenaban los recibos de la Contribución territorial, las multas de la circulación, los taquígrafos, los mecanógrafos, los administrativos contables. los aduaneros, con los consumeros, los del censo,… ?. Pues ni idea, pero a su casa no los mandaron ni los jubilaron , Hoy hay muchisimos mas funcinarios que había y ni te cuento la de asesores y contratados..

    • Garepubaro - 6 Febrero 2017 - 20:53

      Pues asi pocos funcionarios y poco gasto del estado sera el Chad, Angola y todos paises asi, ahorra muchisimo dinero … y nada mas que se ve desierto por todos lados, no se ve la gente millones y mas millones de funcionarios jubilados etc en coche todo el dia de aqui para alla yendo a los super a comprar a los bares… sino como desierto todo ahorra muchisimo en gastos de estado eso si

  • #006
    Esceptico - 6 Febrero 2017 - 18:28

    No se va a despedir a nadie por automatización. Lo que si va a pasar es que poco a poco se automatizan las cosas, y por ley de vida la gente se jubila, y los puestos se amortizan.

    La automatización genera a su vez contratos leoninos que se dan a las mismas empresas , que forman sus equipos con puestos eventuales, y asesores del partido que licita para colocar a los allegados. Estas mismas empresas se reunen en patronales tecnológicas como Adigital, que premian a sus amigos, y a los que no denuncian como se trabaja en el sector. ¿A que le suena quien es el Premio Adigital a la Comunicación y Divulgación 2016?

    Pues eso muchas felicidades por el premio y este artículo que tanto menosprecia al trabajo de las personas y al autor que tanto aboga por una ficticia renta mínima.renta mínima.

    • Enrique Dans - 6 Febrero 2017 - 20:24

      Y por supuesto, no se te ha ocurrido pensar que a lo mejor el premio me lo han dado por comunicar y divulgar tecnología durante diecisiete años ininterrumpidamente y con cierto nivel, ¿no? Como me han dado un premio, “tiene que ser” porque soy “amigo de nosequién”, “allegado”, o no se qué otras cosas que en absoluto tienen mérito. Mira, piensa lo que te dé la gana. Yo ya me he cansado de ese tipo de tonterías y me da mucha fatiga contestarte.

      • Esceptico - 6 Febrero 2017 - 20:59

        Creo que no ha entendido mi post. En ningún momento le digo que Vd. sea amigo de nadie, ni que haya cambiado de forma de comunicar durante 16 años.

        A ver:

        El sector técnico en España creo que lo debe conocer, a pesar de ser Vd biólogo, como Anita, y luego hiciera las Americasen su doctorado, master or whatever.

        Pero luego Vd. aterriza en el terruño, Y se encuentra un país donde el paro estaba en el 7% y había un crecimiento y vaya que país no iba a ser Botswana.

        Ya algunas empresas se dedicaban ya a hacer de las suyas, los famosos arturos, coritel, etc, … y poco a poco esos modos se fueron expansionando cada vez más llegando a empresas que tradicionalmente tenían otra forma de tratar a sus empleados, ¿Vd conoció esa realidad? pues al poco proliferaron webs incendiarias (nunca me han gustado) como trabajobasura. Y una situación que Vd parece desconocer o se hace el sordo, o el ciego se implantó en el sector.

        Y la patronal que tiene esos modos, le premia. Pues si me deja le seguiré felicitando por ello. Simplemente hacerle notar, que a un comunicador como Vd. que su Leifmotiv es otro, parece que el factor humano y como está el sector tecnológico le importa más bien poco,

        Sin embargo pone una pica en Flandes porque a un individuo le han hecho presidente en ese país que Vd conoce. Y en el actual artículo muestra lo eficaz que se puede ser en una administración pública prescindiendo de sus empleados por Chatbots, Automatizaciones, etc…
        que creo que a nadie le parece mal, si la medida fuera tomada sin contratos amañados, bueno, para que seguir si a Vd le da igual, y simplemente le estoy cansando.
        Pues en esa línea editorial no le extrañe que le sigan felicitando que duerma bien , y tan ricamente.

    • Gorki - 6 Febrero 2017 - 20:59

      ley de vida la gente se jubila, y los puestos se amortizan.
      Mas quisiéramos. Pongo un ejemplo, El Banco de España tiene muchas menos atribuciones ahora que cuando existía la peseta, ¿Por que han tenido que duplicar el tamaño del edificio, si ahora por lógica los funcionarios son menos?.

      Otro ejemplo. Gran parte de las materias, de educación se han delegado a las autonomías, hay ministerios que se han quedado casi sin competencias, por ejemplo Sanidad, Agricultura, Educacion etc. ¿Podrías decirme un ministerio que haya reducido el número de funcionarios?
      Un tercer ejemplo, entre el Delegado del Gobierno, y los Gobiernos autonómicos que las han vaciado de contenido, las nadie sabe que es lo que tienen que hacer actualmente las Diputaciones Provinciales. ¿Por que siguen funcionando? .
      Para que tenemos embajadas en todos los países de la Comunidad Europea, si nos vemos todos con ellos todos los días en Bruselas.

      • Sergi - 7 Febrero 2017 - 00:36

        Como emigrante desde hace 10 años fuera de mi país puedo responderte a lo de las embajadas (y consulados): su prinicipal función es la de hacer de “ventanilla” para los residentes en el estranjero (renovación de pasaporte, libros de familia cuando uno tiene hijos, etc.)… La menor de sus funciones (en porcentaje de horas de trabajo) son las labores diplomáticas.

        • Gorki - 7 Febrero 2017 - 11:19

          Confundes labores de embajadas y consulados, que tienen misiones diferente, Un embajador es un puesto digital y un cónsul es un funcionario. Unos negocian de estado a estado y otros de ciudadano a ciudadano.
          De todas formas, la labor de los consulados dentro de la Comunidad europea debe haber descendido, pues los españoles que viven ahí sólo en raras circustancias necesitan. pasaporte, no se si necesitan inscribir nacimientos, los niños se inscriben donde nacen y deberían ser automático el comunicarlo al país comunitario que corresponda, necesitan mediar en permisos de residencia, traspaso de divisas y cosas parecidas, Supongo que algo les queda, pero mucho menos que en la USA de Trump, pero dudo que hayan reducido funcionarios.

          • Sergi - 7 Febrero 2017 - 22:31

            Jajaja… “debería ser automático…”.

            Disculpa que me ría, se nota que no te ha tocado hacer ninguno de esos trámites. Pese a certificados digitales y demás hay cosas que sin firmas físicas y PRESENCIALMENTE no se pueden hacer.

            Eso, y otras estupideces: la última vez que vine de México a España, pasé por una comisaría para ver si podía renovar mi pasaporte, pues en la comisaría de Barcelona son unos 20 minutos (más por las filas que por el trámite) y en cambio en México debo tomar un vuelo en avión a la otra punta del país (!!!!!) y pagar una noche de hotel, porqué ningún vuelo llega a tiempo en el reducido horario de atención matutina (lol…). ¿Y sabes qué me ocurrió en la comisaría de Barcelona? Pues me dijeron QUE NO PODÍA renovarlo porqué faltaban 14 meses para su expiración y no es posible renovarlo antes de los 12 meses (¿?¿?¿?) BAJO NINGUNA circunstancia.

            En fin, de eso hace ya 5 años y llevo 4 años “atrapado” en México sin pasaporte. Tan solo exponiendo mi caso y solicitando un SALVOCONDUCTO (lol again…) podré salir del país con único destino España, en donde obviamente renovaría mi pasaporte.

            En fin, amigo, éste es solo un ejemplo de los problemas burocráticos a los que estamos sometidos los residentes en el extranjero. Supongo que ya has oído hablar de otros inconvenientes como por ejemplo a la hora de votar desde el extranjero.

            Lo más chistoso es que cuando me fui de España me aseguré de llevarme uno de los primeros DNI electrónicos (esos con chip y certificado digital) preveyendo dificultades como las relatadas. Y lo molesto del asunto es que no sirve para casi nada, no al menos para renovar tu pasaporte…

            Queda muchísimooooo para que la burocracia se modernice al mismo nivel (al menos) que la empresa privada. Aunque yo creo que debería marcar tendencia y ejemplo en lugar de ir con retraso… pero en fin, como dijeron más arriba, hay mucho inepto jugando a ser político o cargo de confianza de político o asesor de político. Y cuando no es el caso, es decir, cuando están preparados para el cargo hay otros que por interés o por ineptitud no les dejan adoptar cambios estructurales notables. Es una carrera de caracoles :(

          • Sergi - 7 Febrero 2017 - 22:36

            Hablando de emigrantes… una de las cosas que más me molesta de estos asuntos es que a día de hoy tienen más facilidad de movimiento las mercancías (naranjas, electrónica, etc…) que las personas… por más tratados y pactos internacionales de libre comercio, de “hispanidad” y bla bla bla… solo se suelen beneficiar el gran capital industrial y comercial… los demás seguimos igual de jod***** y limitados. Pero claro, nosotros no regalamos nunca cestas de navidad a los políticos.

            Qué triste… las minorías siguen siendo los grandes abandonados y pisoteados de las democracias modernas. Y no me venga nadie con eso de que el “estado tiene manos de gigante” y que por eso no puede atender con finura situaciones delicadas o particulares. Simplemente es falta de voluntad política. De democracia al fin y al cabo.

  • #014
    Pepe Perez - 6 Febrero 2017 - 19:01

    Ya está siendo así, al menos en la parte que conozco.

    La media de edad en algunos lugares está mucho más cerca de los cincuenta que de los cuarenta y subiendo vertiginosamente. Hace muchos años que no se reponen las bajas que se producen.

    Afirmo esto sin entrar en asuntos espinosos sobre si es lo adecuado o no reponer efectivos o realizar nuevas incorporaciones.

    • Gorki - 7 Febrero 2017 - 11:29

      He encontrado un gráfico de funcionarios desde 1976 hasta la fecha, época que recoge la generalización de la ofimática y la informática en despachos y oficinas en este país,
      https://javiersevillano.es/Imagenes/empleados-publicos-numero.jpg

      ¿Puede ver alguna relación entre aumento de mecanización y descenso dfe funcionarios? – Solo bajan con la caida de Zapatero cuando estábamos hasta los zancajos en plena crisis, y nuevamente toma el ramo ascendente. El numero de funcionarios está en función de la capacidad económica de las arcas públicas y no sobre lo que se tenga que hacer.

  • #016
    menestro - 6 Febrero 2017 - 19:02

    A mí me fascina cierta cultura del trabajo, propia de la función pública y otras empresas grandes, en países como el nuestro. Podríamos definirla como la homeostasis laboral.

    Cuando alguien permanece 20 años en el mismo puesto de trabajo, sin ascender, sin cambiar a una categoría laboral de diferente rango en la escala jerárquica, sin asumir ningún tipo de riesgo, ni efectuar ninguna translación laboral que no sea el peldaño siguiente, es que evidentemente, su mayor cualidad y talento es agarrarse a esa posición, como una zarigueya.

    Ese es el propósito de su empleo y objetivo prioritario.

    Me encantaría saber que cabida puede tener el mejor desempeño de un sistema automatizado, puesto que ese tipo de empleos están tasados y son casi un patrimonio personal.

    Un terruño, vamos.

    Creo, que la mayor revolución e innovación ‘tecnológica’ del funcionariado será, cuando no se pueda permanecer en el mismo puesto más que un numero determinado de años, antes de ser transferido. No ningún sistema automatizado destinado a preservar el empleo de un funcionario.

    Me ha traído a la memoria, la situación esperpéntica de la candidatura a directivo del banco mundial de un político defenestrado por evasión de impuestos.


    Disclaimer.

    (Sí, yo he dejado un puesto después de tres años en una empresa grande – se enfadaron -, y también he rechazado un puesto de funcionario con enchufe. Creo que es algo disfuncional y empobrecedor, aún siendo comprensible la búsqueda de esa estabilidad en un mercado laboral dañado, y que no se me ofenda nadie.)

  • #017
    CRISTINA - 6 Febrero 2017 - 19:06

    Pienso que en la administración pública, el principal problema es la congestión del trabajo, pese a que haya exceso de funcionarios. Lo cual es paradójico. Siguiendo la lógica de desarrollo, las tareas repetitivas que ayuden a descongestionar, podría ser una puerta inicial por la que plantearse la descongestión. O la especialización de oficinas que realizan trámites puntuales en el mismo día, pero el núcleo central es la agilidad de trámites, no la sustitución de personal, porque aunque sea consciente de que es un consecuencia lógica, quizás se puedan reasignar funciones más útiles en el apoyo de la digitalización y otras funciones necesarias para mejorar el servicio, tales como facilidad de trámites desde el extranjero, u otras unidades de servicio donde las mejoras se requieran.

  • #018
    Carlos Quintero - 6 Febrero 2017 - 20:09

    Yo ayer domingo me dediqué a renovar el certificado de la FNMT, para lo cual la nueva norma obliga a personarse si ya renovaste online la vez anterior, pero lo puedes hacer en remoto si tienes el DNI electrónico con sus certificados internos sin caducar, que no era mi caso (caducan con más frecuencia que el propio DNI). Así que me personé en el puesto del DNI electrónico de la comisaría, al que se puede acceder un domingo, previa llamada para asegurarme de que funcionaba porque hace unos años estaba rota. El proceso de renovación de certificado con mi DNI fue bien, pero el de mi mujer se colgó en mitad del proceso. Tuve que desenchufar la máquina de la pared para reiniciarla, cosa que tardó más de 10 minutos. Pude ver que era Windows XP, en un procesador muy lento. Finalmente lo conseguí y volví casa con los DNIs electrónicos funcionando. La renovación del certificado FNMT me llevó instalar el software PKCS y certificados raíces, etc. en dos ordenadores con Firefox, un Windows y un Mac, porque Chrome no lo soportan e Internet Explorer es un campo de minas para esta tarea. Al final, después de varios intentos, errores nada amigables e interfaces confusas, lo conseguí. Con esto he ahorrado un tiempo de un funcionario para acreditarme físicamente y más tiempo en las gestiones que haga online en los próximos años. Pero lo que pienso siempre: esto no está al alcance del ciudadano medio, que desistirá mucho antes e irá a hacer la cola para la gestión o a pedir que le manden las cosas por correo postal. La transformación digital empezará a funcionar cuando los directores, ministros y presidentes, ignorantes tecnológicos todos ellos, sepan hacer estas tareas por ellos mismos sin ayuda, y cuando los que desarrollan las soluciones tecnológicas las hagan a prueba de torpes.

    • Enrique Dans - 6 Febrero 2017 - 20:21

      ¿¿¿Y lo conseguiste??? Carlos, además de un friki del calibre 45, eres un héroe!!! ;-)

      • Carlos Quintero - 6 Febrero 2017 - 20:43

        Sí lo conseguí, y tardé menos horas de las que pensaba, ja ja, es que aparte de tener mucha determinación soy muy masoquista ;-). Ya en serio, me da pena que las cosas sean así de lamentables, a pesar del esfuerzo que se ha hecho desde la administración con el DNI electrónico y el certificado FNMT. Pero aquí falla la usabilidad de la tecnología. Mi padre, ya con setenta y tantos años, ha renunciado al DNI electrónico y al certificado FNMT (que le renovaba yo cada X años) por los problemas con los navegadores, las configuraciones, el Java, etc., y ha pedido que las multas, notificaciones, etc. se las envíen de nuevo por correo postal, y no le culpo. ¿Cómo se llama la vuelta hacia atrás de la transformación digital?

        • Enrique Dans - 6 Febrero 2017 - 20:45

          Jajaja, ¿”vuelta a lo analógico”?

        • Isangi - 7 Febrero 2017 - 09:58

          Yo tengo 35, informático y doy soporte informatico a ratos a la pyme de mi madre.

          Cada vez que me pide/pregunta sobre certificados digitales oficiales la mando a la empresa que les da soporte informatico,…

          Así que, como sabes, no, no es solo un problema para la 3a edad…

      • Percebe - 7 Febrero 2017 - 00:40

        Aquí otro supuesto ‘héroe’. Cada vez paso que por el via crucis de la renovación del certificado FNMT, todas las palabras de Carlos corren también por mi cabeza, hasta lo comento con mis allegados, pero siempre es igual, pasan los años y el problema sigue ahí.

        Haciendo un símil con el mundo del ladrillo, es curioso ver como, poco a poco, las barreras arquitecturales físicas se van intentando resolver con el paso del tiempo ( rampas y demás … ). En cambio, la inmensa e infranqueable barrera arquitectural que supone el actual sistema de gestión de certificados digitales en España, sigue impertérrita al paso del tiempo, impidiendo el acceso a miles (millones?) de ciudadanos año tras año. Eso sí, siempre pueden rascarse el bolsillo y hacer lo de siempre para cortocircuitar las complejidades del burócrata: ir a una Gestoria.

        Me pregunto si es por pura incompetencia, o bien si se hace a propósito por vete a saber qué oscuro motivo.

    • menestro - 6 Febrero 2017 - 20:57

      Sabéis, el problema del DNIe no es tecnológico.

      ¿Podéis decirme el nombre y los apellidos de la persona responsable de que funcione y su implementación efectiva?

      ¿Y los del responsable político directo?

      Ahí tenéis las palabras mágicas, que convertirán al DNIe en una herramienta funcional.

      Que no sea una cosa de ‘frikis’, sino de funcionarios por encima del nivel 28 y que su sueldo y promoción profesional dependan de ello.

      Mira que sencillo.

      • Gorki - 6 Febrero 2017 - 21:03

        Lo que pasa es que son males endémicos, ¿Por qué el DNI es un castigo y el carnet de conducir funciona como un reloj?. – Tan funcionarios dirigidos por enchufados son los unos como los otros.

      • menestro - 6 Febrero 2017 - 21:17

        Te doy una pista Gorki, el anterior responsable del DNIe 2.0 se dedicaba a comentar a las 7 de la mañana, los saltos de Falete en ‘mira quien salta’ en su cuenta de Twitter.

        Un profesional con don de gentes, que se dice.

        Endemico no tiene ninguna responsabilidad sobre ese asunto. :-)

    • Krigan - 6 Febrero 2017 - 22:17

      Lo de los certificados digitales en las administraciones públicas es un puto caos. Para empezar, vivimos en los reinos de taifas. Debería haber uno solo para toda España, tanto si son administraciones estatales, autonómicas o locales. Pero no. El de la FNMT, que es el más extendido, vale para algunas autonomías y ayuntamientos, pero no para otros.

      El caos, por supuesto, genera esperpentos dignos de los hermanos Marx, como que se pueda usar el sistema Cl@ve Permanente (un sistema de nombre de usuario y contraseña, que se pueden obtener con el certificado de la FNMT) en el ayuntamiento de Valencia, pese a que este mismo ayuntamiento no admite el certificado de la FNMT.

      Por cierto, ¿tiene algún sentido que te obliguen a cambiar la contraseña del sistema Cl@ve Permanente cada cierto tiempo si lo único que necesitas para cambiarla es saber la contraseña anterior?

      Luego está lo del soporte de NFC en la nueva versión del DNIe. Queda muy guay como anuncio, para presumir de ser muy moderno… hasta que alguien trata de usarlo, y resulta que no se puede. Se olvidaron de hacer la app. Así que no queda otra que seguir usando el lector (si lo tienes) y el PC (porque a efectos prácticos el lector tampoco se puede usar con un móvil o tablet aunque su puerto USB soporte OTG).

      Eso sí, para pagar impuestos (declaración IRPF) no necesitas ningún certificado digital, ni el sistema Cl@ve, ni identificación presencial la primera vez, ni nada de nada. Eso sí se puede hacer de forma enteramente telemática, sin hard especial, y además es sencillo. Basta con un navegador web. Para eso sí están en el siglo 21.

      • JB - 7 Febrero 2017 - 10:49

        “¿tiene algún sentido que te obliguen a cambiar la contraseña del sistema Cl@ve Permanente cada cierto tiempo si lo único que necesitas para cambiarla es saber la contraseña anterior?”

        Pues sí: si algún otro la está usando sin tu permiso pasará que o bien al cambiarla tú, dejara de poder usarla él; o que al cambiarla él, te darás cuenta tú que te la han robado (cambiado).

        • Krigan - 7 Febrero 2017 - 23:37

          Si lo que se desea es detectar si otra persona está usando tu contraseña, hay otros sistemas que son *mucho* mejores que este, que para empezar no detecta nada.

          Tan pronto como un intruso consiga la contraseña, va a poder usarla todas las veces que quiera sin ser detectado hasta el siguiente cambio de contraseña. Cuando llegue el momento de cambiarla, si el intruso es el que realiza el cambio, el usuario simplemente no podrá acceder, sin saber por qué, dado que puede ser por múltiples causas. Que haya sido por un intruso es solo una de las posibilidades.

          Y si es el usuario el que hace el cambio, entonces el intruso no podrá seguir accediendo (a no ser que consiga de nuevo la contraseña), pero el usuario nunca llegará a saber que un intruso estuvo usando su contraseña.

          Si te fijas, Google y las otras punto-com no obligan nunca a cambiar la contraseña, pese a que ofrecen tanta seguridad como el que más. Mi banco (el Santander) tampoco obliga a cambiar la contraseña, y los bancos son también muy escrupulosos con la seguridad. Pero con la burrocracia hemos topado, y el sistema Cl@ve Permanente no hace honor a su nombre.

          Me echo a temblar tan solo de pensar en la posibilidad de que todos imitasen el ejemplo de la burrocracia (que no solo se da en las administraciones, sino también en algunas empresas grandes). Se supone que no hay que tener apuntadas en un papel las contraseñas, y también se supone que has de usar una contraseña diferente para cada sitio. Si ya tiene su complejidad el andar recordando una veintena de contraseñas, imagina si además se obligase al pobre usuario a cambiarlas cada varios meses. Y sin repetir ninguna de las anteriores.

          Ya he dicho que hay otros sistemas *mucho* mejores. Por ejemplo, se le puede indicar al usuario el día y hora en que accedió por última vez. El usuario sabrá que hay un intruso si ve que alguien accedió en cierto momento en el que él no lo hizo. Mi Ubuntu Server doméstico utiliza este sistema, y además me indica la IP desde la que se hizo el último acceso por ssh.

          Otro ejemplo (este usado por Google, que también usaba antes el ejemplo anterior). Cada aparato de los que utiliza el usuario puede tener asociada una clave privada. Si alguien utiliza para acceder (con la contraseña) un aparato diferente de los usados hasta entonces, el usuario será notificado de ello (por ejemplo, por email). Lógicamente, el usuario sabe si acaba de utilizar ese nuevo aparato.

  • #030
    Miguel A. Ruano - 6 Febrero 2017 - 22:36

    Creo que voy a embarrar un poco con el comentario, ya que el tema del mismo lo toco muy de lado, así que en tu mano está si lo consideras conveniente.

    El otro día leí a Ignacio Urquizo que el PSOE necesitaba “más talento del que dispone“. No sé si es por anormalidad en este país, pero se agradece esa sinceridad desde un partido político. Y en ellos, los políticos, está el poder de cambio.

    Estuve de becario en la Junta de CyL en el servicio de Programas Europeos. Casi todas actividades se contrataban a empresas externas. Siempre me preguntaba porqué no las hacíamos nosotros. Un día se lo pregunté directamente a mi jefe y me contestó que “porque [él] no quiere. Sería un problema si algo sale mal. Así la culpa se la descarga a [la empresa X]”. Ese “él” era el Director General, el puesto político que está por debajo de los Consejeros regionales.

    La admin es un dinosaurio, tienen muchos problemas, etcétera, etcétera; pero sinceramente creo que la culpa es del político. Son los primeros que no asumen el liderazgo que se le ha encomendado y sólo si ellos dicen “adelante”, las cosas van a cambiar.

    Dicho esto, creo que también hay que señalar al sector privado nacional. Seguro que recuerdas la charla de Carlos Domingo en Sociedad Red. Estoy convencido que en Telefónica han cambiado muchos las cosas desde entonces, pero por desgracia, el inmovilismo es muy patrio y asusta ver cómo funcionan muchas empresas, independientemente del nombre que tengan. No hay más que leer dos días seguidos la prensa económica para ver a un empresario alabar las bondades de la competencia y el liberalismo económico y al día siguiente, y sin ningún rubor, criticar competencia desleal de alguna empresa o sector nuevo exigiendo, por supuesto, regulación en el sector y ayudas públicas. Tal cual.

    El problema es generalizado y por desgracia, ni siquiera generacional. Quizás, igual que en trabajo social fue necesario crear la figura del “educador social” sea necesario crear una figura del “educador del cambio” o algo parecido. Tenedlo en cuenta en vuestras clases Enrique.

    Como dice Innerarity en “La democracia del conocimiento”, los cambios tecnológicos se producen tan rápidos que el modelo de Estado nacido en el S. XIX se ha convertido en un problema creciente. La grave cuestión de este asunto es que ese modelo de Estado es el que trajo las democracias a la mayoría de países occidentales. La velocidad de los cambios está haciendo que cada vez las instituciones democráticas tengan menos poder. Basta con poner como ejemplo como cada vez se ningunea más el papel del Parlamento Europeo a favor de las Comisiones de Ministros -por no enumerar otros muchos ejemplos patrios-, así como el cada vez más ausente papel explicativo de la actividad política por nuestros propios gobernantes.

    Y lo consentimos.
    Y no vemos que las cosas no son como ayer.
    Así que votamos a un Trump.

    Tiene mucha razón Ignacio Urquizo. Hace falta nuevo talento en la política. Y es urgente.

    PD. Se puede configurar Edge para la firma digital. Os puedo pasar una guía ;-)

    • José María - 7 Febrero 2017 - 14:42

      Tienes razón en lo de la falta de liderazgo en la Administración. Somos muchos los funcionarios de todos los niveles los que esperamos que nos pongan realmente a trabajar, no a mover papeles. Tenemos, por norma general, los medios a nuestro alcance, la formación, pero el sistema es un desastre. Y hay tantos servicios que podríamos prestar…

    • Catalina Espino - 7 Febrero 2017 - 16:15

      De acuerdo con todo lo que dices. La política actual gobierna para el mundo de siglo XX cuando estamos en XXI.¿Lo de externalizar servicios? El beneficio siempres para el intermediario y el político de turno, nunca para el ciudadano ni para el funcionario. La administración pública española sufre la gangrena de estar lideradas por políticos que muchas veces ni están cualificados ni implicados. Están de pasos con cargos intermedios que son funcionarios de carrera (independientes) o puesto creados ad hoc por el político de turno que más tiempo ha pasado por el puesto que se garantiza su vuelta o el de su partido con nombramientos que hacen inviable la gestión del que le sigue. Un bucle muy destructivo.En la actualidad es interesante ver cómo algo se mueve en las administraciones públicas porque el personal comienza a estar cansado de estos vaivenes en los que se va la vida, y porque la función publica no está tan mal visto como en el pasado dado al estado en que se encuentra mercado laboral actual. Al funcionario siempre le queda el principio del interés general, el bienestar común; en una empresa privada todo esto es más relativo.
      En el tema de la firma electrónica, en un reino de Taifas, solo se “hace caja” como intermediario y su solución es más ideológica que práctica. Sobre la automatización de la función pública, aparte de los que dicen que todo depende del estado de las arcas públicas, creo que aciertan, está el hecho que no se puede ir contracorriente: la revolución tecnológica ha llegado para quedarse y condicionar nuestra vida hasta el final de los días.Nos guste o no.

  • #033
    Soraya Anaya - 7 Febrero 2017 - 02:03

    No sabe como hace falta esto en México, no sólo por eficiencia sino porque también ayudaría en temas de corrupción, un cordial saludo.

  • #034
    Garepubaro - 7 Febrero 2017 - 03:48

    ” …número total de empleados públicos en el Reino Unido en el año 2016 era de 5.4 millones…” y no va a disminuir al contrario lo que se va a ver es que se doblará esa cifra, se triplicará mas adelante aun, porque es ya en la forma que llega la “renta básica por las malas” osea cada vez mas gente que cobra por no hacer nada pero le obligan a hacer como que trabaja, pero es el futuro, de hecho ya asi hace mucho tiempo que hay muchisima gente e ira aumentando su número sin remedio

  • #035
    Anónimo XXL - 7 Febrero 2017 - 09:32

    Este tema me toca hasta los tuétanos porque soy funcionario y mi especialización principal es la función pública. Celebro que el post se base en un estudio y que no caiga en los lugares comunes sobre el servicio público, a los que se acude por pereza mental y prejuicio (que si poco productivos, que si somos un exceso, que si estamos enchufados…). También me congratula que se aborde sin problemas la automatización aplicada a mi sector.

    Ahora bien, creo que conviene matizar, por lo menos aquí en España, que la tecnificación del empleo es más alta en el sector público que en el privado (hay más puestos que desempeñan tareas complejas en comparación). De ahí que, cuando aparecen los datos sobre salario por tipo de empleo, el salario medio del empleado público es más alto (ojo! no por privilegios, es que la estructura del empleo es distinta!). Los datos los proporciona el INE, un resumen de los últimos en la noticia de ABC (http://www.abc.es/economia/abci-salario-medio-sector-publico-29456-euros-frente-21450-privado-201610281648_noticia.html)

    Este perfil más tecnificado también va a traer consecuencias en cuanto a la sustitución del trabajo por la automatización. Del total de 5,4 millones de empleos públicos en Reino Unido, se dice que son potencialmente automatizables entre 250.000 y 800.000 según cada uno de los estudios que se traen a colación. Lo que hay que hacer es comparar las prospectivas generales de automatización que provienen de estudios globales (y que comprenden todos los sectores) con la específica potencialidad de sustitución en el sector público. Hay ya muchos estudios del primer tipo, la mayoría disponibles con un simple click. Me da que las tasas de sustitución que puede haber son similares o algo menores en el sector público. Otra cosa es que el empleo público vaya a la baja por otras causas, pero la automatización no diferirá sustancialmete del resto de sectores. Hay que tener en cuenta que en España se ha congelado virtualmente el acceso a los empleos públicos permanentes y por ello las bolsas de interinaje se han disparado. Igualmente, la edad media de los empleados del sector público es muy alta (más de 50 años, y si se descuentan los interinos, pues incluso más). Hay, pues, un camino marcado de reducción de empleos que pasa por la no sustitución de las jubilaciones. Por ahí podría penetrar, en parte, la automatización. No creo que los sindicatos puedan para esta tendencia a medio y largo plazo (coincido en que el empleo público está altamente sindicalizado, lo que ahora no valoro ni como positivo ni como negativo).

    Por cierto, si calculan los empleos públicos por cada 1.000 habitantes, UK tiene más (5,4 millones por 64 millones de habitantes) que España (3 millones por 47 millones de habitantes). Es un dato que acostumbra a sorprender a mucha gente. El dato: http://cincodias.com/cincodias/2016/02/17/economia/1455736432_319514.html

    • menestro - 7 Febrero 2017 - 13:30

      Con todo el respeto del mundo, y desde la seguridad de tu anonimato. ¿Tienes algún familiar trabajando de Interino?

      Se sincero. :-)

      • Anónimo XXL - 7 Febrero 2017 - 13:53

        No tengo ningún problema: yo (ya llevo varios años, sí sí, que se alargue es una anomalía, a corregir por completo). Para aclarar, con proceso selectivo contra unas 100 personas, en una administración local de las grandes (donde no conocía a nadie). Pero se me escapa el motivo de tu pregunta o la reflexión implícita, que desde la seguridad de tu anonimato te agradecería que compartieras ;)

        • menestro - 7 Febrero 2017 - 15:20

          Ninguno en especial; te he visto muy implicado en ese aspecto de la función pública y me imaginaba que era por un motivo personal. Y como ves, no me he alejado mucho. :-)

          Los puestos interinos son la nueva puerta para las personas que quieren acceder al funcionariado de carrera (y un coladero, porque no mencionarlo) ;-)

          Gracias por tu sinceridad, nos iría mejor si se hablase sin temor de estos temas.

  • #039
    Anónimo XXL - 7 Febrero 2017 - 09:36

    Por cierto, recomiendo el siguiente paper, una prospectiva de la Administración Pública en 2050:
    http://www.gigapp.org/index.php/mis-publicaciones-gigapp/publication/show/2050

  • #040
    marcelo - 7 Febrero 2017 - 11:19

    como supongo que esta “automatizacióin y robotización” la realizarían empresas privadas cuyo objetivo primordial es la maximización de beneficios, en realidad lo que se propone es la privatización de la función pública con la excusa de su pobre productividad. Y las personas que controlasen esta robotización, serían funcionarios o empleados privados? Cuales serían las prioridades de estas personas, el servicio al ciudadano o a su empresa?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados