Y llegó el día…

Uber self-driving cars in PittsburghFinalmente, llegó el día en que comenzamos a ver vehículos autónomos en una ciudad de verdad, transportando viajeros de verdad. Uber presentó esta mañana sus primero cuatro vehículos Ford Fusion en Pittsburgh que recogen y transportan pasajeros reales, por el momento escogidos entre los más fieles y satisfechos con el servicio: la compañía dispone de hasta quince vehículos, y está dispuesta a desplegar hasta unos cien.

Los vehículos llevan un piloto preparado para tomar los mandos en caso de situaciones excepcionales o de posibles emergencias, y un copiloto con un ordenador portátil que va tomando nota sobre las incidencias de la conducción. La compañía paso toda la mañana presentando el servicio a periodistas y permitiéndoles ponerse al volante de sus vehículos, lo que ha hecho que haya una gran cantidad de material disponible para hacerse una idea de la experiencia (Mashable, NYTTechCrunchThe Verge, Wired o Quartz, además del oficial de la propia Uber).

Entre las experiencias, de todo: por supuesto, no hablamos aun de completa autonomía, pero sí de una mayoría del tiempo en modo autónomo. Algunos detallan los momentos en los que el vehículo necesitó recurrir al conductor humano, pero en general, todos parecen estar plenamente de acuerdo en el hito que el proyecto supone de cara al futuro del vehículo autónomo, y en la importancia que tiene que una compañía se decida a lanzar una prueba en tráfico real, en una ciudad de verdad, y con pasajeros reales. Además del impacto publicitario directo obtenido del hecho de ser los primeros – las pruebas con el vehículo de Google no han sido abiertas al público en general – la marca pretende beneficiarse de los datos y las percepciones obtenidas de los propios viajeros, muy diferentes a las de sus ingenieros. En un vehículo autónomo, tras un error en un vehículo, el algoritmo es corregido, y ese error no se vuelve a producir en ningún otro vehículo, algo completamente imposible en el caso de la conducción humana. De ahí la verdadera importancia de esos despliegues, lo que hace que sean mucho más que meros anuncios publicitarios.

El Ford Fusion adaptado por Uber es una primera experiencia, a la que seguirá la colaboración con Volvo para la incorporación de más vehículos. En la parte superior del vehículo aparece el LiDAR giratorio, así como sensores delante, detrás y laterales para detectar objetos muy próximos. Además, veinte cámaras recogen información sobre los alrededores: vehículos que frenan, peatones que cruzan, semáforos, señales, etc., y dos antenas en el techo y sobre la parte posterior para obtener datos GPS y conectividad inalámbrica. Los vehículos mostrados esta mañana poseen una tablet en el asiento posterior con una serie de preguntas frecuentes, que permite entender lo que son los sensores, te informa cuando el vehículo está conduciendo autónomamente y cuando no, la velocidad y la ruta. Los dos tercios inferiores de la pantalla muestran el vehículo y sus alrededores tal y como los percibe el LiDAR situado en el techo, para dar una idea al viajero de qué es lo que el vehículo ve, intentando que la experiencia sea completamente transparente. Además, puedes utilizar la tableta para hacerte un selfie y compartirlo, un brillante elemento de marketing. Todo está pensado para que los pasajeros no solo se sientan tranquilos y se acostumbren a la idea de ir en un vehículo conducido autónomamente, sino para que además, lo cuenten y compartan su experiencia.

La marca que ha firmado el acuerdo con Uber para proveerla de vehículos, Volvo, tampoco está escogida por casualidad. Además de contar con una reputación de seguridad obtenida a lo largo de mucho tiempo, está adoptando una estrategia similar en cuanto a la comunicación: hace pocos días comenzó el proyecto Drive Me en Gothenburg, en el que entregarán vehículos SUV XC90 a familias con el fin de que los utilicen y alimenten de datos, con la misma idea detrás: que los usuarios ven las cosas de manera diferente a como las ven los ingenieros.

De nuevo, la idea es conseguir que las personas se vayan familiarizando con la idea de que un vehículo conduzca solo, en un contexto en el que las marcas de automoción parecen estar reaccionando frente a los desafíos planteados por compañías tecnológicas de fuera de la industria. Volvo pretende comercializar sus vehículos autónomos al público en 2021, el mismo año en que han sido anunciados por Ford. Por su parte, GM presentó el mes pasado el Chevrolet Bolt EV, completamente eléctrico, con mayor autonomía y un precio similar al Tesla Model 3, pretendiendo generar confianza en torno a su experiencia de décadas en términos de fabricación y a la solidez de sus planes frente a los habituales retrasos en los proyectos de Elon Musk, que vería así conseguido su sueño de imaginar un mercado realmente competitivo en ese ámbito que hiciese de la conducción eléctrica una realidad a corto plazo.

No, el modelo no está completamente claro: algunos siguen preguntándose quién llevará a cabo las multibillonarias inversiones para poseer las flotas de vehículos necesarias para cubrir las necesidades de transporte de todos los ciudadanos, cómo las mantendrán o cómo competirán para ofrecer precios baratos, o de quién será la responsabilidad si hay un accidente, o qué pasará con los conductores. Los problemas no se resuelven de la noche a la mañana, pero tampoco nos quedamos quietos sin hacer nada esperando a que se resuelvan solos. En una ciudad en los Estados Unidos, ya puedes llamar a un Uber y que te lleve de un sitio a otro conduciendo autónomamente la mayor parte del tiempo y generando datos sin cesar para alimentar a los algoritmos que aprenden constantemente a mejorar la conducción.

Sorpresa, se podía hacer. Todos esos que, por la razones que sea, se niegan a aceptar que la tecnología pueda hacer algo más que anuncios a futuro, ya pueden acercarse por allí y darse una vuelta. Y lo que hay… es solo es el principio.

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “The great day arrives…

 

52 comentarios

  • #001
    Oscar - 14 septiembre 2016 - 15:57

    Sorprende el hecho de que la tecnologia sea capaz de conducir coches pero sin embargo muchos trenes que van por vias dependan de un conductor que tenga que regular la velocidad a mano. Ironias de la vida.

    • marko - 14 septiembre 2016 - 19:08

      Se soluciona con un gobernador de velocidad, supongo.

    • Mesosoma - 15 septiembre 2016 - 01:45

      Porque el ámbito ferroviario esta estrictamente regulado en todo el mundo y eso impide cualquier innovación.

      Esto no sucede en el caso automovilistico dónde puedes desplegar innovacion (coches autonomos, electricos, transporte tipo Uber) sin permiso de nadie.

    • Ignacio - 15 septiembre 2016 - 09:47

      Los coches conducen solos pero yo todavia me tengo que planchar las camisas a mano… eso si que es una ironia.

      • J. Luis - 15 septiembre 2016 - 13:17

        Eso más bien es ironing ;-)

    • Romero - 15 septiembre 2016 - 12:02

      Ya existen trenes sin conductor en trayectos cortos (metro de Londres, Tokyo, aeropuertos), lo que hace más sorprendente que no se aplique a gran escala.

    • Marc - 22 septiembre 2016 - 22:45

      En el metro de Barcelona ya hace años que hay líneas que funcionan sin conductor.

  • #008
    Enrique - 14 septiembre 2016 - 16:44

    Ellos, los coches, ya estan aquí. La legislación, ni esta ni parece que estara

    • Enrique Dans - 14 septiembre 2016 - 17:00

      Está mucho más de lo que crees. Muchos países o estados han adaptado su legislación para permitir las pruebas de vehículos autónomos, y la propia Pittsburgh ha desarrollado legislación propia para ganarse el derecho a ser el sitio donde se hagan estas pruebas de Uber. Finlandia está en el mismo caso, de ahí que los autobuses urbanos sin conductor se hayan desplegado en Helsinki. Alemania suavizó muchísimo la legislación con respecto a las pruebas para evitar que su industria perdiese competitividad. Eso de que “la legislación no viene” es un mito más utilizado habitualmente por los que solo quieren ver obstáculos (aunque es superado por uno aún más arraigado, el de las “cuestiones morales”… ya sabes… “¡oh, dios mío, tu vehículo podría matarte si con ello salva a tres niños que cruzan la calle!” :-)

      • Sergio - 14 septiembre 2016 - 22:52

        No se si habrá escuchado señor enrique lo que ha dicho un legislador de seguridad vial en Estados Unidos “la conducción autónoma 100 por 100 nunca existirá con lo cual no se puede prescindir el conductor,ja ja ja
        Se te fastidio la animadversión q tienes contra los taxistas

        • Enrique Dans - 14 septiembre 2016 - 23:48

          Sergio, déjame que te cuente, aunque no me vayas a creer: no tengo ningún tipo de animadversión hacia los taxistas. Uso muchísimo el taxi en Madrid desde hace muchísimos años, y con un nivel de satisfacción razonable. Simplemente, uso mi coche para ir de mi garaje de casa a mi garaje en María de Molina, y me muevo en taxi (o ahora en Uber) para todo lo demás. Dicho esto, te cuento:

          – En 1949, el New York Times publicó: “El problema de la TV es que la gente tiene que sentarse y quedarse pegada a la pantalla… la familia media americana no tiene tiempo para eso”

          – En 1946, Darryl Zanuck, Director de 20th Century Fox, dijo “La televisión no podrá con ningún mercado después de los primeros seis meses. La gente se aburrirá enseguida de mirar todas las noches la misma caja de madera”

          – En 1977, Ken Olson, fundador, CEO y Presidente de Digital Equipment Corporation, dijo que “No existe ninguna razón por la cual una persona podría querer tener un ordenador en su casa”

          – En 1927, H. M. Warner, de la Warner Bros., se preguntaba “¿Quién demonios quiere oír hablar a los actores?”

          – En 1895, Lord Kelvin, Presidente de la Royal Society, dijo “Las máquinas para volar más pesadas que el aire son imposibles”

          Si quieres, tengo muchas más. Y son tan absurdas como esa frase que afirmas que ha dicho “un legislador de seguridad vial en Estados Unidos”, que me apuesto algo a que no eres capaz de conseguir un enlace que demuestre que lo ha dicho, que si lo consigues será porque lo has interpretado mal, y si efectivamente lo hubiese dicho, tendría la misma fiabilidad y sería tan absurdo como todas las demás frases que te he enseñado. La misma. De verdad. Ya que no me crees en lo de que no tengo animadversión a los taxistas, créeme al menos en esto otro, ¿vale?

          • David TL - 15 septiembre 2016 - 10:32

            Vaya zasca de manual! :-D

      • Andi - 15 septiembre 2016 - 14:52

        Cuando la robótica domine el mundo y los humanos no tengamos que hacer nada, ni nada para comer , nos dedicaremos a destruirnos aun más y a comernos unos a otros literalmente.
        Es una brillante idea

  • #014
    Rodrigo Gonzalez Lascano - 14 septiembre 2016 - 18:12

    Estimado Enrique, escuchando atentamente la presentación de tu artículo, me dejó perplejo el tomar conciencia de la magnitud de los cambios que están por venir, sobre todo cuando mencionaste el hecho de que cada situación en la que se enfrenta un vehículo sirve para mejorar el algoritmo y así, empoderar al universo de vehículos autónomos de manera instantánea. Esto me obliga a formular el soguiente escenario:

    Miles de bots capturando infinidad de datos por segundo, enviados luego a una inteligencia central (a velocidades cercanas a la de la luz), la cuál (ésta última) se reconstruye (segundo a segundo) a partir de dichos datos, logrando como resultado algo que en los humanos nos llevaría años (en el mejor de los casos), y que resulta en la construcción de nuevos conocimientos.

    En este contexto, cada experiencia de un bot serviría entonces para empoderar a los demás bots, a través de una matriz de inteligencia central donde todo se procesa y se reconstruye continuamente.

    Por lo dicho, cada bot es una pieza individual que responde a un comportamiento predefinido, y a su vez alimenta a una inteligencia colectiva, (común a otros bots) con datos del entorno, lo cual ayuda a que dicha inteligencia se enriquezca y potencie, resultando en una mejora en las capacidades del conjunto de bots (incluso de aquellos que tienen otros comportamientos, objetivos, o están en otros subsistemas), a velocidades astronómicas, y de manera exponencial!

    A su vez, potenciar un algoritmo produciría mejoras en el ecosistema de algoritmos (en el caso de estar interconectados), o donde exista un flujo de información entre ellos.

    En definitiva, para no volar demasiado, el futuro es cada vez más incierto. :P

  • #015
    Jose Antonio Garcia - 14 septiembre 2016 - 18:19

    ¿Cuantas acciones mantiene Google en Uber?

    Si como dices los ingenieros pioneros se están yendo de Google, una hipótesis puede ser que desde el principio tenían dos líneas en paralelo de desarrollo, ¿una pierde y otra gana? no sería la primera empresa que juega a eso.

  • #016
    marko - 14 septiembre 2016 - 19:10

    Profesor Dans: Motivador saber que se avanza en tantas direcciones de manera solida, menos contaminación, mas seguridad, rompiendo paradigmas y enfrentando a los necios en turno, mandándolos al olvido de su edad media mental. el futuro es ahora.

  • #017
    Miguel A. Gómez - 14 septiembre 2016 - 20:24

    El crecimiento de Uber es increible, pasar de ser una especie de “bla bla car” a ser pioneros en la industria de los coches autonomos, impresionante.

    Un saludo,
    Miguel A. Gómez

  • #018
    Gorki - 14 septiembre 2016 - 21:33

    Pues a ver que pasa, y a ver cuando se atreven a prescindir del conductor.

  • #019
    Juan Carlos - 14 septiembre 2016 - 21:38

    Lamentablemente tarde o temprano seremos reemplazados por maquinas sñiff.. sñifff..

    • Ignacio - 15 septiembre 2016 - 09:52

      Para ser mas exactos yo diria: Seremos complementados por maquinas. Pero como ya lo llevamos siendo desde hace mucho tiempo.

  • #021
    Pedro - 14 septiembre 2016 - 22:07

    Y, digo y: si actualmente un viajecito en taxi en Huesca capital viene a salir por 5 euros, cuando el taxi sea sin conductor y totalmente autónomo saldrá por 3 euros o menos…
    Me parece buena idea, vaya. Cada día que pasa falta menos para que sea así.

    • Javi - 15 septiembre 2016 - 21:12

      Y por ahorrarse usted 2 Euros, miles de personas sin trabajo, sin cotizar, pero luego nos gusta tener las carreteras asfaltadas, colegios, parques etc

      • Pedro - 16 septiembre 2016 - 22:57

        miles de personas sin trabajar
        Bueno, lo mismo pasó cuando se empezaron a utilizar colchones de materiales sintéticos en lugar de lana, y toda esa gente se tuvo que buscar la vida…
        Teniendo en cuenta que la mayoría de accidentes son por causa humana, estaría muy bien que los humanos no interviniesen en absoluto a la hora de conducir: el número de accidentes y víctimas tendería a cero.
        ¿Esto no le resulta interesante a Usted?

  • #024
    Oscar Puerto - 14 septiembre 2016 - 22:36

    A ver esto es como si te dicen que va a existir un robot en la recepción del hotel para atender al cliente y siempre hay un humano por si le pasa algo al robot. Esto no es un coche autónomo ya que hay un conductor y un ingeniero. Y por las pruebas comentadas por periodistas el sistema cada dos por tres se reciclaba y pedía asistencia.
    Según Google que tiene la mayor experiencia en conducción autónoma L4 todavía falta muchísimo para que podamos pedir un Uber autónomo. Ni siquiera se han hecho pruebas en condiciones de nieve por ejemplo.

    • Pepe Perez - 14 septiembre 2016 - 23:01

      Entre el primer vuelo de los hermanos Wright y el primer vuelo comercial transcurrieron diez años.

      Esto va mucho más deprisa.

      • Gorki - 15 septiembre 2016 - 12:27

        El primer vehículo que llego a la Luna fue de la URSS (el Luna2) y ocurrio en 1959, el primer v uelo tripulado ocurrio 10 años despues 1969 (apollo 11) y el último . en 1972 (Apollo 17), tres años después.
        Todos creíamos que una base lunar era inminente, sin embargo ningún vehículo espacial aterrizó en la luna ni con viajeros ni sin tripulación hasta el 2013, casi cuarenta años después, y el vehículo que llego no era ni de la URRS que por entonces ya no existia, ni de USA, era chino. (Chang’e 3).

        ¿Por que tomas el ejemplo de la aviación y no el de la astronaútica, o el de los zeppelines, o más próximo el de los coches eléctricos que existen desde hace 100 años?. No siempre la ciencia avanza en línea recta, también se dan paradas e incluso (aparentes) retrocesos.

        • Asier - 15 septiembre 2016 - 12:39

          La respuesta es el coste y la restabilidad, la aventura espacial costó una parte importante del PIB a cada país, sin un retorno mucho mayor que el prestigio, sencillamente no es rentable montar bases lunares.

          Ahora compáralo con la aviación comercial o con lo que puede suponer el transporte autónomo por carretera.

        • Pepe Perez - 15 septiembre 2016 - 17:15

          En parte tienes razón.

          Hay cusas que triunfan y otras se quedan en la nada. Siempre terminan en éxito las que resultan útiles, prácticas y económicamente viables El resto no. Primero nos vendieron la realidad virtual, después la realidad aumentada, incluso el hogar inteligente conectado más reciente, pero de momento nada de nada en concreto. Quizá no hayan encontrado la fórmula para hacerlo atractivo y deseable o no han visto la posibilidad de rentabilizarlo. Al regreso a la luna creo que le ha sucedido algo así. Pero la tecnología y la posibilidad está claro que existen, ha faltado el interés. Sin embargo han preferido montar una estación espacial a pocos kilómetros de La Tierra. A pesar de la falta de interés por la luna, no se puede negar el magnífico progreso de la industria aeroespacial. Es como cuando eliges un destino de vacaciones y una vez allí no te entusiasma tanto como pensabas. Al año siguiente podrías regresar, pero prefieres ir a otra parte.

          La creación de los coches autónomos surgió de la mente de cuatro locos de la tecnología y de una industria nueva que nada tenía que ver con la automóvilistica. Los fabricantes de coches no creyeron en ello, estaban muy cómodos con lo que tenían y no necesitaban esforzarse en innovar. Ni siquiera les dio por sustituir el retrovisor por una cámara que eliminara los ángulos muertos y aumentara la seguridad. Cuatro perras y media hora pensando un poco. Cuando Google mostró no hace tanto el video del ciego que se subía al coche, iba a la tintorería y hacía un par de recados más, a todos nos hizo gracia y poco más. Pero ahora resulta que la industria del automóvil ha visto que la idea de los locos es posible y que si termina triunfando el que se quede fuera se va directamente a la quiebra. Hasta la industria auxiliar del automóvil les había tomado la delantera. Ahora andan todos locos gastando burradas de dinero en el asunto y tratando de recuperar el tiempo perdido. Porque le están viendo las orejas al lobo que les puede dejar sin pastel.

          Con todo estos veo lejos el día en que me asome a la puerta de mi casa en pijama y zapatillas, a las doce de la noche y me esté esperando un coche de Uber con las puertas abiertas, entre, me tumbe en el asiento trasero y le diga: Venga campeón, llevame al pueblo más remoto de Teruel y cuando llegues me despiertas. Seguramente no lo llegue a ver. Pero mapear una ciudad al detalle, remover algunos impedimentos y que una flota de taxis autónomos haga su función, lo veo bastante probable y generalizado en no mucho tiempo. Tardará más o menos pero todo irá llegando.

  • #029
    Luis Val - 14 septiembre 2016 - 23:16

    El futuro, es presente, la tecnología está muy por encima de los necios, que miran para otro lado. Uber, está teniendo problemas en Madrid con su modalidad “UberX”, no consiguen coches, porque las licencias VTC, las controlan los Lobbys y las mafias del sector. Un gran país, con gobernantes que protegen lo que ya es obsoleto. Hasta cuando?

    • Jose Antonio Garcia - 15 septiembre 2016 - 00:33

      A título informativo para quien igonora como funcionan en España las licencias VTC.
      Están administrada por las CCAA. No por la mafia, ni por el lobby de ninguna empresa.

      Por ejemplo la de Madrid

      http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_Tramite_FA&cid=1109168967756&definicion=Autorizacion%20Licencia%20Permiso%20Carne&pagename=ComunidadMadrid/Estructura&tipoServicio=CM_Tramite_FA

      De todos modos, Nada tiene que ver

      1. Con el vehículo autónomo, hoy x hoy inexistente.
      2. Con un sistema mafioso. Es una regulación. Que se puede cambiar si hay una mayoría en Parlamento y así se votara por los ciudadanos.

      La licencia está pensada para que haya conductores profesionales y cuando se dé el caso, entiendo que algo parecido sería para vehiculoa autónomos regulados, seguramente haya que actualizar la legislación. Ya que es algo que entiendo que en su momento no podía preveer el legislador.

      Nada obstaculiza a que haya tal tipo de casos, y según ustedes opinan va a ser en un futuro próximo, puesto que aún no hay modelos homologados para circular sin conductor, el problema no es de negacionismo, necedad o incredulidad, sino que simplemente que no es posible legislar sobre una hipótesis o modelo de laboratorio. Sobre algo que puede existir pero no existe. Tan poco es una necesidad apremiante, puesto que el servicio que darían está saturado.

      La respuesta del hasta cuando, la desconozco. Pero yo también estoy esperando poder ir a un Concesionario a ver si puedo comprar unos cuantos vehículos autónomos y poder hacerme con una flota para que trabajen para mi. Mientras poder estar en el Caribe viendo crecer mi cuenta corriente. Y eso hoy x hoy no lo puedo hacer. A ver si espabilan estos fabricantes que me quiero retirar ya!. El primer paso entiendo que es que exista el vehículo autónomo de verdad.

    • Rodrigo - 15 septiembre 2016 - 00:45

      Hablando a las apuradas, hasta que gente como vos se involucre en la gestión del gobierno, tome un rol de contralor y participe activamente en algún espacio político o agrupación civil en el cual se sienta representado. La participación ciudadana es un derecho, y debiera ser también un deber.

  • #032
    Krigan - 15 septiembre 2016 - 00:45

    Sin duda hoy es un gran día para la autoconducción, el día en el que los robotaxis han empezado a operar en USA. Es así de sencillo. Pides un coche con tu móvil, llega, te recoge, y te lleva adonde quieres ir. Punto final.

    Está en pruebas, a veces el conductor de seguridad tiene que tomar el mando, pero ahí tienes a los robotaxis de Uber en acción. El que no se lo crea, que vea los vídeos.

    Por supuesto, no faltó quien hace solo unos días dijo que esto de los robotaxis de Uber no era nada más que humo y más humo. Basaba su afirmación en que Uber había dicho que empezaría las pruebas en Pittsburg en agosto, y cuando lo dijo ya estábamos en septiembre. Pues bien, hoy día 14 de septiembre las pruebas ya han comenzado.

    ¡Qué rápidamente se queda obsoleto el negacionismo!

  • #033
    Oscar Puerto Carrillo - 15 septiembre 2016 - 08:51

    Esta claro que la conducción autónoma se va a imponer. Eso está claro. El taxista como tal (como yo) dejaremos de existir. Veo que hay mucho regocijo por que desaparezcamos, pero cuando la noticia sea, miles de empleados de Mercadona son despedidos gracias a la automatización, veremos el cariz de los comentarios y veremos a ver si alguien aboga por detener el progreso. Seguro que alguien lo hace. Y como bien sabe el señor Edans esa noticia ya se ha producido en Estados Unidos en la cadena Walmart.
    Para cuando eso pase, los taxistas ya nos habremos reciclado, o como dicen por aquí, habremos pilotado hacia otros sectores.
    Los oficinistas están preparadados?

    • Gorki - 15 septiembre 2016 - 12:32

      ¿Cuantos bancarios han sustituido las computadoras?, ¿Cuanto ha disminuido el numero de carteros? ¿Cuantas telefonistas eliminaron las centrales automáticas? ¿Cuantos picapedreros ha eliminado la máquina de asfaltar las calles? – ¿Paso algo? ¿ Se paralizó el mundo? ¿Llegó la revolución?

      • Agustín - 15 septiembre 2016 - 13:45

        Exactamente..cuánta más tecnologìa más paro

        • Gorki - 15 septiembre 2016 - 15:27

          ¡Falso!, demuestralo. El paro se ha producido fundamentalmente por la paralizxación de la construcción que es de los sectores menos tecnológicos.

      • Garepubaro - 15 septiembre 2016 - 14:27

        Para eso esta los gobiernos, para ir poniendo parches continuamente, prejubilar a los taxistas, a los periodistas y a los otros, controlar las colas inmensas de titulados universitarios que intentan trabajar en pizzerias …. para que los Koletas o los Trumps de los cabreados no aumenten y aumenten, hasta que fallan, entonces …

      • Jose Antonio Garcia - 15 septiembre 2016 - 15:38

        Los números confirman la idea de Gorki,

        EPA 1er.Trim. 2001 ocupados 15866 miles, población 40000 miles
        EPA 4º Trim. 2015 ocupados 18048 miles, población 46500 miles
        Aumento de población no es debido a aumento de la Natalidad.

        Diferencia de Paro:
        2001 del 10,94%, 2015 al 20,90%

        Todos podemos estar de acuerdo que en estos últimos 15 años que es donde más se ha avanzado la Tecnología, y a la vez se han creado netamente más de 2 millones de ocupados.

        ¿Podemos estar de acuerdo que hay otros factores que influyen en el Paro además de la Tecnología?

        • Gorki - 15 septiembre 2016 - 17:08

          En efecto el problema es que últimamente henos recibido 4.000.000 de emigrantes, algo que nos ha ido muy bien, (ojo, nuestros problemas, no los ha provocado la emigración, sino que al revés, han contribuido al desarrollo de España, ocupado puestos que los españoles no queríamos),

          El motor de la economía hasta el 2008 ha sido la construcción, un sector que absorbe mucha mano de obra de baja cualificación. Caando ese motor ha fallado, esa mano de obra no han podido pasarse a otros sectores como la hostelería, porque personas nacionales con mayor cualificación, han copado los puestos. La tecnología no solo no ha producido paro, si de algo hay que acusarla, es que en España no ha creado suficientes puestos cualificados, si hubieramos tenido potentes empresas tecnológicas como las tienen en otros países, como Corea del Sur o Taiwan, (que tiene un nivel de desarrollo similar al español), podríamos haber evitado que nuestros licenciados se colocaran de camareros o tuvieran que emigrar a otros paises..

          • Jose Antonio garcia - 15 septiembre 2016 - 17:40

            Totalmente de acuerdo. La famosa burbuja y no crear empleo de calidad en industria, tecnología, etc. Solo empleo en precario, y necesidad de MO barata provocó el aumento de población activa. También se observa una disminución de esa población en los datos desde aprox. 2010 para buscarse la vida en otro lado.

            https://es.wikipedia.org/wiki/Demograf%C3%ADa_de_Espa%C3%B1a

            Mi análisis es que igual de mala sería la tecnología para Noruega p.ej. y a ellos no les ha pasado factura…. hay muchos más factores… que el mero cambio tecnológico. Que igual influye algo, pero no le echemos los perros, es precisamente donde deberiamos invertir, en I+D
            Corto y Cierro. ;-)

        • Krigan - 15 septiembre 2016 - 22:20

          Hombre, tendrás que mirar el grado de ocupación en proporción a la población, ¿no? Si tienes más población, vas a necesitar más obreros textiles, incluso si un obrero textil de hoy día te hace el trabajo que antes de la Revolución Industrial te hacían mil tejedores.

          Sí que estoy de acuerdo en que hay múltiples factores que influyen en el paro, pero tus cifras no demuestran nada, salvo que ahora (en medio de una crisis económica) hay mucho paro, y que en el 2001 (sin crisis) había un elevado paro estructural (casi un 11%).

      • Oscar Puerto - 15 septiembre 2016 - 16:18

        Como ha comentado el señor Edans, vivimos un antes y después. Hay varios teóricos que propugnan que lo que sucedió en otras épocas, es decir que los nuevos empleos sustituyen a los eliminados, puede que esta vez no sea así debido al rápido avance de las tecnologías y la automatización. No todo el mundo podrá ponerse a trabajar haciendo Apps, ya que con que cinco personas hagan una app darán servicio a otras diez mil. Y que harán esas diez mil? No todo es tan sencillo.
        Siempre la innovación ha significado un gran salto adelante con una gran dosis de dolor para muchas personas que no puede seguir ese salta. El problema es que esta vez la cantidad de personas dejadas atrás puede ser muy elevada. Y ya sabemos lo que significa para una sociedad una gran cantidad de personas desempleadas.

    • Paco - 15 septiembre 2016 - 12:34

      Propongo eliminar toda la maquinaría agrícola, miles de personas podrían volver al campo.

      El transporte de mercancias y personas debe volver a las carretas, bajaremos el nivel de contaminación y recuperaremos puestos de trabajo.

      Y que en lugar de imprentas se usen escribas.

      • Oscar - 15 septiembre 2016 - 19:20

        No has usado el ejemplo de los que traían el hielo de la montaña y fueron sustituidos por neveras. Vamos avanzando.
        Estamos en cambio de paradigma bestial. El que acarrea hielo se puede ir a la fábrica de neveras y a lo mejor encuentra trabajo. Quizás no todos los que acarrean hielo encontrarán trabajo pero un porcentaje si.
        Estamos hablando de la desaparición de sectores enteros de trabajadores.
        Sí pensáis que sólo los trabajadores manuales pueden ser sustitutos estáis en un error. Hay robots que redactan noticias. Cuantos periodistas en una redacción pueden ser sustitutos por un bot?

  • #045
    Mauricio - 15 septiembre 2016 - 17:56

    A quienes están más entusiasmados con la idea del automóvil autónomo, seguro que les encantará el video titulado Audi – The Comeback.

    • Enrique Dans - 15 septiembre 2016 - 18:02

      Muy bueno. Pero no te preocupes, siempre se podrá conducir. En un circuito, eso sí, donde no causemos problemas… ;-)

      • Mauricio - 15 septiembre 2016 - 21:54

        Ja, ja, ja. Has dado en el clavo. A quienes nos encanta conducir, lo que menos nos gusta de la idea de desarrollar automóviles totalmente autónomos es justamente el hecho de que la conducción manual pueda llegar a ser imposible o, peor aún, que solo se nos permita tomar el control cuando al jurídicamente irresponsable ordenador del vehículo se le ocurra dárnoslo apenas pocos segundos antes de un accidente inevitable.

        • Krigan - 15 septiembre 2016 - 22:23

          El segundo problema se resuelve usando un coche sin volante. Así no podrán echarte la culpa a ti ;-P

  • #049
    Enrique Dans - 18 septiembre 2016 - 15:32

    Por favor, si os interesa este tema, leed esto: “The third transportation revolution: Lyft’s vision for the next ten years and beyond“. Es largo, unos veinte minutos de lectura, pero vale la pena cada minuto…

    • Krigan - 18 septiembre 2016 - 19:50

      Coño, ha dicho que ya tienen robotaxis en pruebas en San Francisco y Phoenix. Hace meses ya habían anunciado que las iban a hacer en menos de un año (desde el anuncio), pero nunca dijeron hasta ahora que ya las habían empezado.

      Más info:

      http://www.theverge.com/2016/9/18/12944506/lyft-self-driving-car-prediction-2021-john-zimmer

  • #051
    Ave - 21 septiembre 2016 - 13:04

    Viva la creación de empleo y los autónomos que gracias a ellos tenemos educación , sanidad, justicia y demás servicios públicos , viva la economía sumergida que es lo que hacen este tipo de empresas de transporte donde apenas pagan impuestos en nuestros países , nótese la ironía con la que los pasajeros se juegan la vida en estos vehículos caso Tesla, innovación si, pero por favor , hagan coches sin ruedas ( qué floten) para minimizar su mantenimiento, hagan coches eléctricos de 2000 km de autonomía o que se recarguen solos, pero no destruyan trabajo que es la base de la economia

    • David - 21 septiembre 2016 - 17:09

      La base de la economía va a dejar de ser el trabajo y cuanto antes lo asumamos mejor. No tiene sentido basar las decisiones en crear o mantener puestos de trabajo sino en eficiencia y seguridad y, en ese sentido, cuantos más puestos de trabajo se destruyan mejor. Los humanos somos lentos, torpes y emotivos, elementos no deseables en ciertas actividades como el conducir. Naturalmente habrá que ir buscando paralelamente el sistema por el que se se va a mantener un gran porcentaje de la población sin “trabajo”. La riqueza va seguir ahí e incluso crecerá, se trata de encontrar un nuevo modo de distribuirla. La renta básica puede ser una respuesta.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados