Usando Twitter – a finales de 2015

IMAGE: LabLayers - DeviantArtAprovechando un estudio académico publicado en Comunicar por Gabriel ArrabalMiguel de Aguilera titulado “Comunicar en 140 caracteres: cómo usan Twitter los comunicadores en España” (pdf) al que llegué a través de mis alertas y que me incluye dentro de su análisis, me pareció que podría ser interesante plantear una pequeña lista de puntos de lo que me parece que deben ser los planteamientos de uso de Twitter en el momento actual, considerando los cambios que tanto la herramienta como el panorama de la web social han experimentado a lo largo del tiempo.

Mis apreciaciones son simplemente resultado de mi análisis personal, no contrastadas con la compañía, y basadas únicamente en mi experiencia de uso, y las planteo simplemente como posible fuente de inspiración o reflexión.

¿Cómo concebir el uso de una herramienta que ha cambiado su orientación y ha visto modificado su contexto de una manera drástica a lo largo de casi una década de historia? La respuesta no parece sencilla, como tampoco lo parece dar una respuesta que sirva para los diferentes tipos de usuarios que posee. Sin duda, no era lo mismo usar Twitter en 2007 o en 2008 que hacerlo a finales de 2015, cuando la herramienta ha evolucionado notablemente, ni es lo mismo la idea de Twitter que puede poseer un usuario adolescente frente a la que tiene un adulto, un profesional, una empresa o un personaje famoso. ¿Qué uso debemos dar a las actualizaciones de 140 caracteres y al resto de las herramientas que ofrece esta red? ¿Existe un único tipo de uso recomendable? Aquí va mi lista de puntos sobre los que reflexionar:

  • ¿Para qué quieres Twitter? ¿Qué pretendes? Si solo quieres hablar con tus amigos, usa una herramienta de mensajería. Twitter es para crear y desarrollar un perfil público, asociado o no a tu persona. Puede ser anónimo, seudónimo o del tipo que quieras, Twitter no desaconseja ese uso ni obliga a una vinculación con un nombre real, como hace Facebook… pero por anónimo que seas, no hagas tonterías ni lo utilices para cosas de las que podrías arrepentirte.
  • Si eres una empresa o una celebridad, estar en Twitter se convierte en prácticamente una necesidad. Si no estás en esos casos, usar Twitter es completamente voluntario, y dependerá de lo que quieras hacer con tu imagen pública, si es que te planteas hacer algo, o de si quieres mantenerte informado de lo que pasa en el mundo o en temas específicos manteniendo la posibilidad de opinar sobre ello. No hay ningún medio en el mundo en el que, siguiendo a las personas adecuadas, te informe mejor ni más rápidamente.
  • Twitter es una herramienta pública. La inmensa mayoría de los perfiles publican en abierto, de manera que si vas a publicar en cerrado, lo normal será que tengas unas motivaciones para el uso de la herramienta diferentes a las de la mayoría. No hay nada malo en usar Twitter para que te lean solo tus amigos y nadie más que tus amigos, pero ni es lo normal hoy en día, ni te aplicarán la mayoría de los puntos en esta lista. Tampoco hay nada malo en usar Twitter solo para leer y recibir actualizaciones que te interesan, simplemente tendrás que tener en cuenta que lo único interesante que tu cuenta de Twitter dirá de ti es a quiénes decides seguir. La esencia de Twitter en 2015 es ser una red pública en la que tus actualizaciones son vistas en principio por tus seguidores, pero pueden llegar a ser vistas por muchas personas más. Si no estás preparado para que algo que has dicho pueda ser visto, por la razón que sea, por muchas personas, no lo escribas.
  • Manejar varias cuentas de Twitter es una situación próxima a la esquizofrenia. No, no necesitas una cuenta para temas personales y otra para temas corporativos, porque todos tenemos una vertiente personal y otra corporativa, y no hay nada malo en ello. Otra cosa es qué parte de esas vertientes quieres compartir en público: eso ya es una decisión personal.
  • Twitter no es ni bueno ni malo, ni aburrido ni entretenido. Las cuentas que siguen lo son. Si no estás extrayendo valor a Twitter, es que no sigues las cuentas adecuadas. Replantéatelo.
  • Si usas Twitter para ser un imbécil, seguramente seas un imbécil. Y en ese caso, usar Twitter es demostrar a todo el mundo que lo eres. Lo que equivale a ser aún más imbécil. 
  • Tu abuela tenía razón: una de las cosas más importantes en público es el saber estar. Si no sabes estar, Twitter puede ser una horrible manera de demostrarlo, que seguramente no hará ningún favor a tu imagen pública. Si no sabes estar, hazte un favor y háznoslo a los demás: no uses Twitter.
  • La finalidad de Twitter no es “tener muchos seguidores”. El éxito no está necesariamente representado por el número de seguidores. Si te sigue mucha gente, será o bien porque tu cuenta es la continuación en la red de tus actividades fuera de ella, o porque lo que dices les aporta suficiente valor como para seguirte. Puedes plantearte tu aporte de valor de muchas maneras distintas, o simplemente usarlo para cosas que te aporten valor a ti (como recolectar noticias y comentarios interesantes).
  • Twitter es una conversación. En una conversación, los que dicen tonterías son calificados de tontos. Los que insultan, utilizan la ironía de manera hiriente o siempre están enfadados pueden llegar a resultar muy desagradables. No hay nada malo en usar Twitter para protestar por algo o para expresar una queja, pero si únicamente lo usas así, te calificarás y definirás de una manera que posiblemente no te guste. Si tu uso de Twitter te coloca en alguna de esas categorías, puede llegar a ser una etiqueta incómoda que te cueste quitarte.
  • Twitter es bidireccionalidad. Si solo vas a usarlo para escribir, pero no para interactuar, estarás obteniendo de Twitter un valor limitado. Los mensajes directos (DM) son una herramienta más de comunicación: hay interacciones que, si no tienen trascendencia más que para el que la plantea, es mejor contestar por DM y no públicamente. Si puedes gestionarlos, tus DM estarán mejor en abierto. Si eres una empresa, Twitter no solo sirve para servicio al cliente, sino que puede que casi te obligue a ello. No contestar a nadie es una evidente descortesía – pero hay cosas que no precisan o no merecen contestación.
  • Twitter es compartir. Puedes compartir partes de ti mismo que no muestras por otros canales, puedes compartir lo que lees, puedes compartir lo que piensas, puedes compartir lo que pasa cerca de ti, puedes compartir lo que opinas de cosas que comparten otros… la cosa es compartir. Lo que compartes determina el valor que otros pueden obtener cuando te siguen.
  • Si eres una compañía, procura que tu Twitter tenga cara y ojos, que se sepa con quién se está hablando. Si pides a una agencia que lo gestione, lo más probable es que lo haga mal, e incluso si lo hiciese bien, será acartonado, impersonal y sobre todo, falso. No he visto ningún buen ejemplo de cuentas corporativas de Twitter llevadas por una agencia, y sí infinidad de ellos malos o muy malos. Si eres una celebridad y no vas a gestionar tú mismo tu cuenta de Twitter, sé abierto y claro con ello, y no pierdas completamente el componente personal. Las personas no escalan y puede ser imposible, según tu nivel de asimetría, que contestes tú mismo a todo… pero no dejes de escribir tú mismo, al menos de vez en cuando.
  • Usar Twitter para crear contenido está bien, pero el contenido se entierra muy rápidamente. Repetir constantemente lo que ya dijiste es una pesadez, como tener a alguien en una conversación que constantemente repite las mismas frases. No creas a quienes te dicen que tienes que repetir todo tres veces para que te lea más gente, es enormemente cansino. Para muchos, Twitter es la versión moderna del RSS: si vas a crear contenido de manera consistente, ponlo en otro sitio y usa Twitter para informar cuando lo actualizas.
  • Twitter es un mundo mucho más plano que otros sitios. Si dices algo interesante, esa persona aparentemente inalcanzable puede contestarte, retuitearte o marcarlo como favorito. No hay nada malo en usar Twitter para sentirte más cerca de personas a las que sigues, simplemente entiende que no todo el mundo puede contestar a todo y a todas horas. No seas pesado. Del mismo modo, entiende que detrás de esa cuenta de Twitter hay una persona: no digas a esas personas cosas que no les dirías si las tuvieras delante (y si lo haces, vuelve a leer el punto referido a ser un imbécil).
  • Revisa lo que publicas, reléelo varias veces, asegúrate de que está bien escrito. Si es tu imagen pública, no quieres quedar como un descuidado o como un torpe. Todos podemos tener un typo o una falta… pero es mejor no tenerlas. Y no tuitees borracho. Repetimos: no tuitees borracho
  • Integra Twitter en otros aspectos de tu vida. Si Twitter es una herramienta aislada y no relacionada con otras cosas que haces en tu vida, no conseguirás nada con su uso, y lo más probable será que acabes abandonándola.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Using Twitter in late 2015

 

11 comentarios

  • #001
    Gorki - 20 Noviembre 2015 - 20:32

    Comulgo al menos con un 87% de lo que dices sobre Twitter. Para mi el resumen de Twitter es uno de tus puntos:

    . “Twitter no es ni bueno ni malo, ni aburrido ni entretenido. Las cuentas que siguen lo son. Si no estás extrayendo valor a Twitter, es que no sigues las cuentas adecuadas. Replantéatelo.

    Añadiría.

    Salvo que seas una personalidad pública, (en cuyo caso, su uso de Twitter es muy diferente al de una persona, más o menos anónima), preocúpate muchos más, de la lista de seguidos, que de la lista de los seguidores. Los que sigues, te tienen que aportar con sus Twitts algo que te interesa con bastante frecuencia, o no merece que los sigas, los que te siguen, ellos sabrán por qué lo hacen, pero no te hagas ilusiones, en una gran cantidad, son coleccionistas de seguidos, que en realidad no te leen nunca.

  • #002
    Gorki - 20 Noviembre 2015 - 20:40

    Off-topic. (pero relacionado con redes sociales)

    ¿Alguien conoce si de verdad funciona beBee (una red social por afinidades)?
    http://fatimamartinez.es/2015/11/18/bebee-una-red-social-segmentada-que-se-esta-poniendo-de-moda/

    • César Alonso Tema - 3 Diciembre 2015 - 16:22

      Hola! Yo me inscribí a principios de año y la verdad es que sí tiene una que otra ventaja, depende de cómo hagas uso de tu perfil. Yo, por ejemplo, he podido conocer gente muy interesante de acuerdo a lo que me gusta o busco, y no necesariamente han estado en México (de donde soy). Yo creo que esta red social en un par de años va a ser un alto referente, ahora al ser nueva tiene sus cosas que mejorar, pero desde mi experiencia ha sido muy útil.

    • Alejandra - 5 Diciembre 2015 - 13:23

      Hola. Yo la conocí leyendo este blog http://blogs.lasprovincias.es/buscando-empleo/2015/12/02/bebee-la-nueva-red-social-que-va-mas-alla-de-linkedin/ y parece interesante, algo diferente no una red social más. De momento yo sigo a grupos de mascotas y marketing. En breve tendré una opinión más detallada.

    • Enrique Dans - 5 Diciembre 2015 - 13:40

      No sé si funciona o no, pero son tan profundamente spammers, que creo que prefiero que no funcione. Me paso el día borrando sus comentarios en otras cosas que no tienen nada que ver, me parece un estilo de marketing profundamente impresentable…

  • #006
    menestro - 21 Noviembre 2015 - 07:35

    Actualmente, twitter ya no es el lugar donde “debes estar”. Hay alternativas que ofrecen la misma capacidad de interactuar en una red social desde el móvil. Son más flexibles en su uso, no presentan la masificación, ni rigidez de roles, y crean nuevos ámbitos de comunicación que no están limitados a retuits, tuits, y favs. Es un sistema de microblogging que ya está acusando de forma clara sus limitaciones.

    Yo lo uso para alimentar agregadores sociales, como Nuzel, que curan de forma automática el contenido y le dotan de mayor dimensión como plataforma.

    Twitter sigue contando con el aliciente de la inmediatez “instantánea” de sus orígenes, aunque es anterior a la nueva generación de dispositivos móviles y eso se acaba por notar.

    Pero supongo, que también influye el que no cubre mis necesidades y que soy consciente de es una herramienta que está a la espera de un relevo.

  • #007
    Luis Hernández - 21 Noviembre 2015 - 13:45

    Dejo aquí algunas observaciones y reflexiones propias que quizá aporten algo:

    Twitter es un modo excelente para contactar con el servicio de Atención al Cliente de muchas empresas. Conscientes de lo público de la conversación, suelen ser mucho más accesibles y dialogantes por esta vía que utilizando el típico número 902 de atención al cliente.

    La utilización inteligente de hastags permite entrar en conversaciones temáticas y acceder a contenidos específicos con mucha facilidad, así como llegar a personas interesadas en un tema en concreto.

    Los twits geolocalizados también pueden ser interesantes para pulsar la opinión de un entorno determinado o detectar necesidades locales.

    Acceder al perfil en Twitter de una persona determinada puede darte mucha más información sobre ella que cualquier otro de sus perfiles sociales, como por ejemplo LinkedIn. Esto es muy interesante para contactos en el ámbito de los negocios.

    Merece la pena dedicar tiempo al diseño del perfil. En muchas ocasiones servirá como tarjeta de visita y nunca sabes cuando será la próxima vez, ni ante quien.

    Al contrario que en otras redes sociales, no hay un filtro que posicione unos contenidos frente a otros ante tus ojos, por lo que tienes mayor seguridad de no perderte nada. Si bien tiene la contrapartida de ser un contenido mucho más escueto y efímero.

    Al contrario que en Facebook o en LinkedIn, puedes seguir a quien quieras sin necesidad de ser aceptado y tener acceso a todo su contenido, si este es público.

  • #008
    Gonzalo Martín - 21 Noviembre 2015 - 22:59

    Enrique: yo creo que twitter se ha vuelto una herramienta poco interesante, llena de ruido, y sostenida en su relevancia por el periodismo. No es lo que era. Los viejos usuarios mantenemos cierta ilusion por usarla, pero creo que es más el hábito que su utilidad. Para las marcas y empresas, se queda en poco más que en un espacio para dar a conocer información, responder a quien le busca y… la conversación es probablemente algo sobrevalorado ya. Los formatos publicitarios no tienen, tampoco, unos resultados emocionantes. Algo tienen que hacer.

  • #009
    Enrique Gracia - 23 Noviembre 2015 - 00:15

    Hola Enrique.

    Yo añadiría:

    “Twitter son 140 caracteres. Si lo que tienes que decir ocupa mucho mas, o no lo has condensado bien o necesitas otra medio para publicarlo (Facebook, blog, Instagram…) y luego (si quieres) enlázalo desde un twit”.

    Personalmente descarto automáticamente la lectura de textos largos entregados en siete u ocho twits.

    Saludos.

  • #010
    juan carlos sanchez - 24 Noviembre 2015 - 21:04

    Excelente aportacion de contenido de valor que he compartido en mi plataforma EMPRENDER CON EXITO COMO NETWORKER https://plus.google.com/u/0/communities/111631889916621149432
    Seria un honor que formaras parte y enriquecerla con tus grandes conocimientos,un fuerte abrazo y exitos!!

  • #011
    Alberto - 27 Noviembre 2015 - 13:07

    Muy interesante lecura, cada red social se puede usar de varias formas, y hay que ver si encajamos en alguna de sus formas de uso.
    actualapp.com

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados